Notas

El desarrollo de tecnologías de control biológico de la antracnosis (hongos en plantas), que ha permitido a los productores cosechar frutos de alta calidad, ha sido posible gracias al trabajo en conjunto por cerca de una década, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Coordinación Regional de Culiacán y el Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

El desarrollo tecnológico, basado en el uso de microorganismos antagonistas del hongo fitopatógeno, ha hecho énfasis en los aspectos más críticos que presentan los sistemas de control biológico con potencial de entrar al mercado: la producción reproducible y en gran escala de los antagonistas, el desarrollo de formulaciones con prolongada vida de anaquel y su prueba extensiva en huertos de mango a niveles semi-comerciales y comerciales.

 

Parte de éstas tecnologías han sido patentadas por la UNAM y el CIAD (PCT/MX 2006/000108, otorgada en México el 19 de Octubre de 2011) y en trámite en tres países más. El biofungicida desarrollado, ha permitido el control de la antracnosis (hongos en plantas) en niveles iguales o superiores a los que se logran usando fungicidas químicos.

 

El uso de este producto ha permitido a los productores cosechar frutos de alta calidad, libres de residuos químicos, aumentando significativamente sus posibilidades de exportación (apertura de mercados en donde se logran precios muy superiores a los del mercado nacional).

 

La UNAM firmó un convenio con el CIAD, en el que se comprometió a llevar a cabo el licenciamiento de las tecnologías y a compartir con el CIAD los beneficios de su comercialización.

 

El lanzamiento para la comercialización y distribución del Fungifree ABMR se llevó a cabo recientemente, en el marco de la Expo-Agroalimentaria Guanajuato por parte de la empresa FMC Agroquímica de México S.A.

 

En el lugar se hizo la presentación formal del producto y de sus relevantes características técnicas por parte de esta empresa, como intervenciones al más alto nivel de las instituciones que participaron en el desarrollo del biofungicida (UNAM y CIAD).

 

Los académicos del IBt-UNAM participantes en este proyecto de innovación tecnológica son el Dr. Enrique Galindo Fentanes, el Dr. Leobardo Serrano Carreón y el M. en C. Martín Patiño Vera. Por parte del CIAD colaboran el Dr. Raúl Allende Molar, el Dr. Raymundo García y el M. en C. Armando Carrillo Fasio.

 

Es importante comentar que actualmente existe, a nivel mundial, una tendencia de los consumidores hacia la compra de alimentos obtenidos bajo esquemas de producción que no involucren (o minimicen) el uso de aditivos obtenidos a través de síntesis química. Sin embargo, a pesar de que es evidente la necesidad de nuevos productos biológicos que permitan enfrentar este reto, pocos casos de éxito han visto la luz a nivel mundial.

 

Un caso relevante en México es el mango. Nuestro país es uno de los principales productores de este fruto a nivel mundial, pero sólo destina el 14 % de su producción nacional para la exportación, sobre todo debido a limitaciones en la calidad de los frutos. En buena medida debido a una alta incidencia de antracnosis, que es la enfermedad más común de este fruto y que se caracteriza por la aparición de manchas negras en la superficie de los mangos, provocadas por el crecimiento de un hongo (Colletotrichum gloeosporioides). Este desarrollo tecnológico permitirá cosechar productos de alta calidad.

Con el propósito de reafirmar el compromiso de la Unesco con la ciencia y siguiendo los objetivos de la conferencia internacional sobre el tema, el sábado pasado se celebró el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo.

 

Este año, el tema es “La ciencia para la sustentabilidad mundial: interconexión, colaboración, transformación”, que pone de relieve la interdependencia de los sistemas económicos, sociales, culturales y políticos.

 

Para el organismo internacional el principal desafío es proteger los procesos naturales de la Tierra, asegurar el bienestar de la civilización, erradicar la pobreza y reducir los conflictos por los recursos naturales, lo que ayudará a sostener la salud del ecosistema y de los seres humanos.

 

El propósito del Día Mundial es Ciencia para la Paz y el Desarrollo es renovar el compromiso, tanto nacional como internacional, en pro de la ciencia para la paz y el desarrollo, y hacer hincapié en la utilización responsable de la ciencia en beneficio de las sociedades y en particular, para la erradicación de la pobreza y en pro de la seguridad humana.

 

El Día Mundial también tiene por objeto lograr una mayor conciencia en el público de la importancia de la ciencia y colmar la brecha existente entre la ciencia y la sociedad.

 

En el 2012 se cumple la décima celebración del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo.

Presentar y mostrar la tecnología de punta que ayude a los investigadores a resolver problemas científicos, ser más productivos y estar a la vanguardia, es el objetivo de los Talleres teóricos-prácticos de Microscopía avanzada que durante dos días se esta realizando en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

Invitada por el Dr. Humberto Astiazarán García, investigador de la Coordinación de Nutrición, la compañía Carl Zeiss exhibió equipos con amplias aplicaciones y que pueden utilizarse en el área de bilógicos y materiales, que permiten ver estructuras muy pequeñas.

 

Como parte de las actividades, se hizo una sesión teórica para mostrar la gran gama de equipos que forman parte de su catálogo, posteriormente se llevó a cabo una sesión demostrativa con cuatro estaciones diferentes y por la tarde se invitó a los investigadores a practicar con sus propias muestras para que puedan evaluar la eficiencia de los aparatos porque es importante que los investigadores, técnicos y estudiantes puedan utilizarlos, manejarlos, tocarlos y que vean como son.

 

Por su parte el Dr. Marco Antonio Ramírez Olvera, asesor científico y responsable de la actividad denominada “Zeiss on your campus”, explicó que la comunidad del CIAD conocerá cuatro equipos entre ellos “un Microscopio compacto invertido, utilizado para ver materiales biológicos, tiene fluorescencia, técnicas de contraste que lo hacen sumamente eficiente, con una óptica en el rango de los 200 nanómetros, además de tener cámara y monitor lo que lo hace práctico de utilizar”.

 

Además se instaló otro equipo que es una combinación entre estereoscopio y microscopio que puede dar mínimos de magnificación de seis a un máximo de hasta 600 aumentos, primer aparato con esas características y que está equipado con accesorios que le permiten hacer cortes ópticos y reconstrucciones tridimensionales de las muestras, señaló el asesor.

 

“Hay otros componentes de investigación grandes, robustos, motorizados también equipados con fluorescencia y con un software potente capaz de tomar fotos y modificarlas para hacer mediciones en cuestión de segundos, que brindará a los investigadores mayor eficiencia en sus resultados”, dijo.

 

Ramírez Olvera comentó que el mejor equipo que se trasladó en esta ocasión al CIAD, es un microscopio confocado compacto y muy eficiente que hace cortes ópticos y reconstrucciones tridimensionales en cuestión de minutos, instalado en un simple escritorio y que no necesita condiciones especiales para que trabaje.

 

Por último aseguró que brindándoles el mantenimiento adecuado a estas herramientas básicas para la investigación, pueden alcanzar una vida útil de hasta 15 años.

Las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), fueron visitadas por un grupo de estudiantes de la Licenciatura en Mercadotecnia de la Universidad de Sonora, con el objetivo de conocer los servicios que se ofrecen al sector empresarial y a la comunidad en general.

 

El profesor de la material Mercadotecnia Internacional, Roberto Montaudon Soto, explicó que la idea es que los jóvenes vean que lo que dice la literatura se lleva a la práctica “y estar en CIAD es un claro ejemplo porque podrán darse cuenta de que aquí se analizan alimentos, se elaboran etiquetas y se crean nuevos productos”.

 

Los alumnos del séptimo semestre conocieron el Laboratorio de Cromatografía donde se analiza la información nutrimental de los alimentos; el Laboratorio de Envases que trabaja en nuevas propuestas para el envasado de alimentos; el Laboratorio de Ingeniería de Alimentos que trabaja con análisis de vida de anaquel y la Planta Piloto de Carnes, donde se elaboran y proponen nuevos productos.

 

Durante el recorrido, los universitarios hicieron varias preguntas y mostraron gran interés por cada una de las áreas visitadas, incluso pensaron en varias ideas para su trabajo final.

 

Con lo aprendido en esta visita, los estudiantes incorporarán elementos vistos en CIAD. Tendrán entonces que proponer una bebida, el mejor envase, su etiqueta, el mercado al que va dirigido y la estrategia de ventas, entre otros puntos importantes.

 

Ya se siente el olor del Cempazúchitl, la flor amarilla con que se adornan los altares para honrar a los muertos, se confunde con el incienso, las velas de aroma, y el agradable olor del azucarado pan de muerto al hacer un recorrido por las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

 

En esta ocasión participaron las coordinaciones de Nutrición, Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (TAOV), Desarrollo Regional y del área administrativa el Departamento de Adquisiciones, quienes además elaboraron calaveras para algunos compañeros.

 

Las imágenes, fotografías e ilustraciones de compañeros, familiares y seres queridos, fueron colocadas en los diferentes altares en memoria de Silvano Guzmán, Mónica Esparza, Ceferino García, Carlos Etchechury, Mariza Pérez, Francisco Vázquez Ortiz, “Don Toño”, la doctora Shoko Doode, Laurita Maytorena, así como madres, padres y hermanos de los colaboradores del CIAD.

 

En los altares decorados con ingenio, destacan las tradicionales calaveras, los coloridos papeles, prendas de vestir, adornos, dulces, frutas, platillos y bebidas preferidas de los difuntos.

 

Cabe resaltar que en la cultura mexicana se ha practicado históricamente el culto a los muertos en la intimidad, pero fue poco después de la revolución en el siglo XX, que la generación de artistas e intelectuales como Diego Rivera y Frida Kalho, la llenó de color y la convirtió en una celebración pública de la cual el personal académico, administrativo y estudiantil de CIAD también forma parte.

 

Según la mitología, en nuestros orígenes en épocas remotas, desde nuestros antiguos pobladores los aztecas, el culto a la muerte era una liberación, y los nobles y valerosos guerreros aspiraban a morir en la piedra de los sacrificios, porque no amaban la vida y consideraban este mundo un lugar de lágrimas y sufrimientos.


El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.

 

El 1 de noviembre se celebra el Día de los Santos Inocentes, en recuerdo de aquellos niños que murieron a manos de Herodes, y el 2 de noviembre se festeja el Día de Todos los Santos, en honor a quienes perecieron en edad adulta.

 

Interesado en una propuesta que plantee oportunidades de desarrollo en la región e involucre a las diferentes comunidades indígenas del municipio de Álamos, Sonora, el presidente municipal Ing. José Benjamín Anaya Rosas, sostuvo una reunión con investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

Durante el primer acercamiento, el alcalde mostró preocupación por temas como: el abandono de los jóvenes Guarijíos de su lengua, tradiciones y costumbres, el uso eficiente de la medicina tradicional e incluso buscar como replicar estos conocimientos, resaltar las habilidades que tienen los pobladores de esa comunidad en la producción de conservas frutales de calidad, como la guayaba, el membrillo y el chiltepín y la tradicional elaboración de cajetas.

 

En esa región dijo, existen admirables fabricantes de muebles rústicos tallados con árboles nativos, además se realizan otras piezas artesanales con palma, latón, vidrio, platería, hierro forjado, instrumentos musicales, cerda tejida o cobijas de lana elaboradas a mano por indígenas Mayos.

 

El munícipe resaltó también el gran atractivo turístico de esa región, en donde se puede disfrutar de ecosistemas únicos en el mundo entre los que citó el Paseo del Chalatón, el Museo Costumbrista, el Arroyo Cuchujaqui, El callejón del beso y otras comunidades ubicadas a las afueras de la ciudad, como Minas Nuevas, La Aduana y Promontorios, sólo por mencionar algunas.

Los investigadores de la Coordinación de Desarrollo Regional del CIAD, doctores Luis Núñez Noriega, Vidal Salazar Solano y Carlos Borbón Morales, destacaron que Álamos tiene muchas potencialidades y para tener claro el rumbo por el que se quiere llevar al municipio, es necesario realizar un diagnóstico con el que se pueda elaborar un programa de desarrollo regional específico, con el que se comprometan autoridades locales, sociedad civil, población indígena y cuerpo científico.

 

Este contacto con el presidente municipal de Álamos, dará oportunidad a que CIAD se constituya en una herramienta científico-tecnológica en el ámbito de competencia para el desarrollo de esa región, cumpliendo con el compromiso institucional de abrir la agenda académica generando esquemas ágiles de apropiación social del conocimiento.

 

El grupo de investigación del Laboratorio de Antioxidantes y Alimentos Funcionales del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), obtuvo el 1er. lugar en la categoría de Poster, en el 5to. Congreso Internacional de Food Science and Food Biotechnology in Developing Countries, llevado a cabo en Puerto Vallarta del 23-26 de Octubre.

 

El trío conformado por el Dr. Gustavo Adolfo González Aguilar, el M.C. José Alberto Villa, ambos del CIAD y el Dr. Elhadi Yahia de la Universidad de Querétaro, fueron reconocidos por el cartel “Identification and Quantification of Phytochemicals from Mexican avocado (Persea Americana cv. Hass) during its ripening”, lo cual es un ejemplo exitoso de colaboración interinstitucional que han logrado un buen avance científico importante en el tema de fitoquímicos en frutos tropicales de importancia en México.

 

Tradicionalmente este Congreso Internacional se realiza cada 2 años con el objetivo de dar a conocer los resultados de investigaciones innovadoras y estimular la discusión entre los diferentes grupos de trabajo de Universidades y Centros de Investigación que participan en el evento, con un enfoque en la Ciencia de Alimentos y Biotecnología.

 

En esta ocasión el Dr. Gustavo Adolfo González Aguilar, investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV) del CIAD, ofreció una conferencia magistral sobre “Activación de los mecanismos de defensa antioxidante de frutos expuestos a diferentes tratamientos postcosecha”, dentro del marco de las actividades del Congreso.

 

Por quinta vez se reunieron expertos que trabajan sobre problemas relacionados con: Tecnologías Emergentes, Alimentos y Bebidas Fermentadas, Procesamiento de Alimentos e Ingeniería,      Alimentos Funcionales,      Evaluación Sensorial,      Seguridad Alimentaria y Microbiología Alimentaria, Nutrición y Nutrigenómica y Tecnología de Postcosecha.

 

Cabe mencionar que estos acercamientos facilitan a los investigadores para fomentar la colaboración y el desarrollo de proyectos internacionales conjuntos, así como la posibilidad de discutir los problemas comunes asociados con la Ciencia de los Alimentos y Biotecnología que deben abordarse, promover el intercambio de información y la interacción personal.

Emocionados llegaron este día niños de sexto año de primaria a conocer parte de las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), y participar en pláticas y prácticas de laboratorio, como parte del programa preparado en el marco de la 19ª Semana Nacional de Ciencia y Tecnología.

 

Alumnos de la Escuela Primaria Independencia, del Ejido la Victoria, fueron recibidos por el Dr. Fernando Ayala, investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV), quien les impartió la charla “Combatiendo a la bacteria”, en la que los menores mostraron interés.

 

También estuvieron en CIAD, estudiantes de la Escuela Primaria Nuevos Horizontes a quienes se les invitó a conocer el proceso para la elaboración de embutidos, mismo que fue dirigido por el técnico Germán Cumplido Barbeitia.

 

Es importante destacar que con este tipo de actividades, CIAD cumple con el objetivo de promover el conocimiento científico y acercarlo a la población escolar de todas las edades para estimular desde pequeños, el interés en la ciencia.

Para acercar el conocimiento a niños y jóvenes, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), ha preparado charlas, demostraciones experimentales y visitas guiadas para Instituciones Educativas, como parte de las actividades de divulgación que se realiza en el marco de 19ª Semana Nacional de Ciencia y Tecnología.

 

Durante el recorrido, los estudiantes podrán tener contacto con los avances e investigaciones recientes y su  relación con la vida cotidiana, como fue el caso de los 50 alumnos del COBACH Villa de Seris que este día conocieron cómo se hace el “Análisis proximal de los alimentos”.

 

La actividad estuvo a cargo de la Química Bióloga María del Carmen Granados Nevárez, que les habló a los jóvenes de la importancia de hacer este tipo de pruebas para conocer y determinar la composición química de los alimentos.

 

Antes de guiarlos a los laboratorios, Granados Nevárez mostró a los jóvenes imágenes para que tuvieran una idea más clara del trabajo que se realiza, provocando en ellos gran interés por hacer preguntas, mismas que fueron despejadas en el momento. Posteriormente se dividieron en grupos para visitar las área de trabajo.

 

El grupo visitó el CIAD por iniciativa del profesor Eloy González Miranda, quien imparte la materia de Química I a los estudiantes del primer semestre de ese Centro Educativo.

 

Cabe mencionar que el objetivo de la Semana de la Ciencia y Tecnología es el de promover el conocimiento público, sensibilizando a la población acerca de su rol fundamental para  el desarrollo nacional. Además, es la oportunidad de poner en contacto a las comunidades científicas y tecnológicas con la población, principalmente con los niños y jóvenes para propiciar la curiosidad  e interés  sobre estos temas, así como estimular el surgimiento de vocaciones orientadas a la ciencia.

Como parte de la celebración de la 19ª Semana Nacional de Ciencia y Tecnología, 177 estudiantes de bachillerato, asistieron al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C. (CIAD) Coordinación Regional Delicias, donde conocieron de cerca los trabajos de investigación en diferentes ramas.

 

El Dr. Esteban Sánchez Chávez, recordó que en años anteriores se ha invitado a niños de prescolar, primaria y secundaria, y hoy se quiso tener la presencia de jóvenes de bachillerato con el tema “La Sociedad y la Economía del Conocimiento”, cuyos principales objetivos son: 1) Promover el conocimiento público de la Ciencia y Tecnología, 2) Sensibilizar a la población acerca de papel fundamental de la Ciencia y la Tecnología para el desarrollos nacional; 3) Poner en contacto a las comunidades científicas y tecnológicas con la población, principalmente niños y jóvenes sobre temas científicos y tecnológicos; 4) Propiciar la curiosidad y el interés de niños y jóvenes sobre temas científicos y tecnológicos; y 5) Finalmente, estimular el surgimiento de vocaciones orientadas a la ciencia.

 

“El 22 de Octubre, se iniciaron las jornadas de conferencias y actividades. Nos sentimos contentos por la oportunidad de hacer que la sociedad y específicamente los estudiantes del nivel medio superior se enteren de primera mano de los trabajos de investigación que se realizan en CIAD”, dijo el coordinador.

 

El primer día 70 jóvenes, alumnos del Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios (CETis 87) visitaron las instalaciones; este miércoles le correspondió al Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA No. 147) de Meoqui con una delegación de 107 estudiantes, y para facilitar la actividad ambas instituciones fueron divididos en grupos a fin de escuchar e interactuar en las cinco conferencias y talleres, respectivamente, a cargo de cada uno de los titulares de área.

 

El tema abordado durante la visita de los estudiantes fue “Importancia de los pigmentos vegetales en la alimentación y salud: extracción y cuantificación”, a cargo del Dr. Esteban Sánchez Chávez.

 

En otra sala, la conferencia “Importancia de los patógenos en las frutas”, estuvo encabezada por la Dra. Graciela Ávila Quezada. También se preparó la charla “Química computacional en caracterización de pigmentos vegetales”, a cargo de la Dra. Diana Barraza Jiménez.

 

Una cuarta conferencia fue “Nanotecnología en la ciencia de los alimentos”, con su titular Dra. Sandra Mónica Alvarado y finalmente, se impartió la conferencia-taller denominada “Determinación de parámetros de calidad de frutas: efecto de la madurez”, expuesta por la Dra. Celia Chávez Mendoza.

 

Mobile Menu