Notas

Viernes, 21 Septiembre 2012 10:44

Tiene CIAD “Investigadores emprendedores”

Investigadores con habilidades para entender el lenguaje de los negocios y capaces de identificar productos de investigación con potencial para ser materializados en un proyecto empresarial, fue el objetivo del curso “Investigadores emprendedores”, que por espacio de cuatro meses se impartió en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

La Lic. Edith Encinas Ramírez,  Directora del Centro de Incubación y Desarrollo Empresarial del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte, explicó que la convocatoria fue lanzada directamente para que investigadores de este Centro participaran, respondiendo 21 científicos al llamado, pero sólo 14 terminaron su capacitación.

 

“La Idea fue que los investigadores conocieran que elementos se deben considerar para saber si un invento o un servicio puede ser algo más rentable y beneficiar al área en la que se desempeñan dentro del CIAD y algunas de las investigaciones que tienen puedan materializarse en algo más que una publicación científica o una patente, algo que pueda ser más explotable comercialmente y que le lleve un beneficio a la comunidad en la que está”, detalló.

 

Durante todas sesiones, la instructora sensibilizó a los investigadores sobre cuales son los giros empresariales, lo que se está haciendo actualmente, elementos clave a considerar, saber definir entre un proyecto y otro, darle el enfoque comercial y todos las opciones que los llevan a tomar la mejor decisión.

 

En la marcha se trabajó en la identificación de algunas investigaciones con posibilidades de convertirse en proyectos empresariales, incluso se elaboró un Plan de Negocios Básico con la idea de que este primer borrador se pase el Programa de Incubación del Tecnológico de Monterrey para terminar de afinarlo y que se traduzca en un negocio real.

 

“Se busca que antes de que termine el año se arranque por lo menos con un proyecto empresarial, un proyecto de investigación originado en los laboratorios científicos de esta institución, si eso se concreta será un gran logro”, dijo.

 

Agregó que este curso brindó a los investigadores las herramientas necesarias para negociar con el sector empresarial y que reconozca con apoyos la importancia de que este trabajo se materialice, concluyó Encinas Ramírez.

 

Miércoles, 19 Septiembre 2012 13:38

Realiza CIAD simulacro de evacuación

Investigadores, académicos, empleados administrativos y estudiantes de posgrado del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), realizaron hoy por la mañana, un simulacro de evacuación organizado por la Brigada de Emergencias de la instutución.

 

El tiempo de evacuación de este ejercicio fue de seis minutos donde el objetivo es fomentar y reforzar la conciencia ciudadana en la cultura de  Protección Civil.

 

Los elementos que integran la Brigada de Emergencias constataron que el desalojo de los edificios se realizó de manera fluida y en orden, hasta el traslado al punto de reunión en la zona conocida como "El Domo".

 

Como dato se hace mención de que al CIAD asisten diariamente un total de 673 personas, entre ellos: investigadores, personal académico y administrativo, estudiantes de posgrado, tesistas, prestadores de servicio, personal externo y elementos de vigilancia.

 

Es importante mencionar que el simulacro fue para conmemorar el 27 aniversario del sismo de 1985 en la Ciudad de México y la reciente declaración del Día Nacional de Protección Civil.

Un grupo de científicos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), realiza investigación básica con plantas de trigo transgénico para medir su resistencia al estrés por falta de agua y analizar otros cambios en su metabolismo.

 

La Dra. Elisa Valenzuela Soto, responsable del proyecto “Estudio de metabolismo del carbono y la fotosíntesis en plantas transgénicas del trigo (Triticum aestivum L.) que acumulan trehalosa”, explicó que se eligió esta planta por ser importante para la región, además de que con frecuencia se están buscando variedades que sean resistentes a la escasez de agua problema que se presenta en todo el estado.

 

“Necesitábamos una planta modelo y entonces escogimos al trigo para transformarlo con los genes de síntesis de trehalosa (disacárido), que por ser una azúcar suponemos que va a influir en cómo las plantas pueden tomar el dióxido de carbono (CO2) del medio ambiente y convertirlo en azúcares (metabolismo de carbono) haciéndolo más resiente al estrés hídrico, pero podría presentar también cambios en la fotosíntesis y es lo que buscamos probar”.

 

La investigadora añadió que se sabe que la trehalosa puede proteger a ciertas plantas, levaduras y a ciertas bacterias contra el estrés hídrico ya sea por salinidad o sequía, permitiéndoles sobrevivir en esas condiciones.

 

El proyecto se basa en analizar cambios en el metabolismo de carbono y en fotosíntesis en la planta de trigo transgénico sin someterlo a ningún tipo de estrés y posteriormente realizar otro análisis bajo condiciones de estrés hídrico para ver su comportamiento.

 

“Si nosotros transformamos las plantas, como lo hemos hecho ya por espacio de dos años, suponemos que va a haber una alta síntesis de trehalosa porque tenemos los genes que se están sobre expresando y con estos análisis queremos saber si las plantas de trigo serán resistentes al estrés hídrico y también ver si se presenta un cambio en el proceso en el que toman el dióxido de carbono (CO2) del medio ambiente para convertirlo en azúcares (metabolismo de carbono), pero para completar el proceso se necesita energía y ésta viene de la fotosíntesis, entonces suponemos que va a haber cambios también ahí y es lo primero que queremos probar, posteriormente ver porque se dan las transformaciones”.

 

En este proyecto participa también la Dra. Marisela Rivera Domínguez y la MC Ciria Guadalupe Figueroa Soto y un grupo de estudiantes por parte del CIAD y el Dr. Oscar Mascorro Gallardo, de la Universidad Autónoma de Chapingo, experto en biotecnología agrícola.

 

Además con este proyecto se busca titular a tres estudiantes de posgrado, uno de Doctorado en Ciencias,   dos de Maestría en Ciencias y dos de licenciatura, así como tres publicaciones indizadas.

 

La Dra. Elisa Valenzuela precisa que el proyecto tendrá una duración de tres años y se han aprobado $ 1, 857,863.00 producto de la Convocatoria de Investigación Científica Básica 2012 del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para su realización.

“Es muy difícil que una relación de pareja de hoy, esté exenta de violencia, las personas ven las prohibiciones y los controles como normales, por eso es importante que desde la infancia se eduque para evitar la violencia de género, es fundamental que desde los hogares se fomente la igualdad entre hombres y mujeres”, dijo la Dra. Lourdes Fernández Rius, Profesora Titular de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba, al ofrecer una conferencia en las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El Dr. Ramón Pacheco Aguilar, Director General, dijo sentirse muy satisfecho de que el trabajo que se ha estado haciendo con colegas de este Centro de Investigación en coordinación con otras instituciones como la Universidad Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), con el apoyo del Instituto Sonorense de la Mujer y el Conacyt, vaya a servir de base para la generación de política pública en beneficio de las familias.

 

“Si queremos ser un país próspero tenemos que trabajar en dar a la población condiciones de vida digna y me da mucho gusto que la gente reunida aquí esté haciendo algo por alcanzar el nivel deseado”, dijo.

 

En el marco de la firma de Cartas Compromiso para la aplicación de los protocolos de actuación y entrega de constancias de las participantes en el DiplomadoAplicación práctica de los Modelos de Prevención, Atención y Sanción de la violencia de género contra las mujeres”, la Dra. Rosario Román Pérez, investigadora del CIAD, instructora y coordinadora académica estatal del proyecto, presentó un informe de resultados del Diplomado que se llevó a cabo durante el mes de junio, destacando el gran interés de varias instituciones participantes por continuar capacitándose.

 

Para terminar la Lic. Dolores Alicia Galindo Delgado, Directora General del Instituto Sonorense de la Mujer, precisó que este trabajo dirigido a la prevención de la violencia de género no es fortuito “es producto del esfuerzo de muchos hombres y mujeres que verdaderamente se interesan acortar las brechas de género para tener un cambio cultural, indispensable para seguir creciendo como sociedad”.

 

La tarea dijo es que lo aprendido en este seminario no se quede archivado, sino que se comprometan a tomar acciones encaminadas a llegar a todo el personal que labora en sus áreas de trabajo con la firme idea de cambiar las políticas públicas, cambiar los procesos e ir encaminados a “hablar de la misma jerarquía y a que todos seamos tratados con equidad”.

Para evitar que el conocimiento tradicional de los campesinos indígenas se pierda, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), trabaja en  proyectos productivos con  estas comunidades para  su conservación en el lugar de origen o in situ y con ello aprovechar la agrobiodiversidad.

 

La Dra. Mayra de la Torre Martínez,  investigadora de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos y responsable de esta iniciativa emprendida por CIAD, con la colaboración de grupos multidisciplinarios expertos en áreas sociales, antropológicas, ingeniería, biológicas, agrónomas, económicas, etc., contempla hacer que la comunidad indígena siga con la práctica de conservar sus tradiciones,   multiplicar su conocimiento  y que a la vez les deje ganancias para su sostenimiento.

 

“Debe ser así porque si no, los hombres y los jóvenes  seguirán emigrando  a trabajar como jornaleros agrícolas o se dedicarán a otras actividades, mientras que las mujeres apoyan con ingresos al hogar ocupándose en labores domésticas”, dijo la investigadora.

 

Este proyecto de investigación denominado “Proyectos productivos en comunidades indígenas para la conservación in situ y aprovechamiento de la agrobiodiversidad, El involucramiento de estudiantes hacia la multidisciplina” contempla la participación de alumnos universitarios que serán guiados por uno o dos académicos que ya hayan trabajado en las  comunidades indígenas.

“Los Jóvenes harán estancias por espacio de un año, para ganarse la confianza de los habitantes y durante ese tiempo verán qué usan  para comer, cómo construyen sus casas y qué se podría explotar en beneficio de la comunidad” enfatizó la doctora.

 

La agrobiodiversidad explicó la investigadora, incluye todos los componentes de la diversidad biológica pertinentes para la producción agrícola, incluida la producción de alimentos, el sustento de los medios de vida y la conservación del hábitat de los ecosistemas agrícolas.

 

“Los sitios en México  en donde está mejor conservada la agrobiodiversidad es en las comunidades  indígenas y México es centro de origen de muchos cultivos como el maíz, frijol, aguacate, entre otras. Esto significa que tenemos  una gran variedad de razas y productos agrícolas  y es muy importante que no se pierdan y este proyecto busca eso” manifestó la investigadora.

 

En este proyecto los estudiantes, con la información obtenida, harán una propuesta a la comunidad que sea factible, después elaborarán el plan de negocios con el que se buscará en distintas agencias el financiamiento para micro empresas a áreas indígenas y será la comunidad la dueña, quienes la manejen y obtengan las ganancias.

 

“La experiencia para los estudiantes será increíble porque ellos tendrán que diseñar una fábrica en lugares en los que hay  poca infraestructura o nada, pero van a aprender mucho de los indígenas y esto los va a marcar para toda su vida en cómo van a trabajar”.

 

En este proyecto además de México, participa Costa Rica, Bolivia y Perú. En México las comunidades que participan son: El Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY),  la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), Universidad Autónoma de Veracruz (UAV) y  SEMARNAT.

 

Los lugares específicos en donde se trabajará son las comunidades: Seri de Punta Chueca y Desemboque en Sonora; La comunidad Maya de la Reserva Kihuic en Yucatán; La comunidad Tarahuamara de Bawinocachi en Chihuahua; La comunidad Huichol  de El Roble en Nayarit y la Comunidad Náhuatl de Los Tuxtlas en Veracruz.

 

El presupuesto asignado es de $86 mil dólares. La comunicación y discusiones serán a través de la Red Bionna (http://www.bionna.org) donde se subirán registros en fotografía y video que servirán para compartir experiencias e intercambiar  actividades de lo que se está haciendo con  otras comunidades de los otros países participantes.

 

“Esto ya se hizo en El Roble, Sinaloa donde en el mes de abril se inauguró una  planta de pinole con maíces criollos que funciona con energía solar y es una cooperativa de mujeres que se llama Meikame (nacimiento del maíz) en idioma wirrárica de los Huicholes. El pinole lo venden a la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas para los Albergues Escolares,  sustituyendo a la maicena para los atoles” citó la investigadora.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), invita a la Jornada Científica “Alimentos Funcionales: Desarrollo de nuevos productos para una alimentación saludable”, que se llevará a cabo el día 27 de septiembre, con el objetivo de dar a conocer las tendencias en el consumo, los efectos benéficos en la salud y sus características.

 

El Dr. Gustavo González Aguilar, investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV), informó que el evento también es para informar a la sociedad en general de la importancia de los alimentos funcionales en la alimentación de la población “y concientizarla del valor que tiene una buena alimentación y el consumo de alimentos funcionales naturales”.

 

En estas jornadas que se pretende dar un panorama general de los avances científicos y desarrollos tecnológicos que se han tenido en los últimos años sobre alimentos funcionales, así como el uso de nuevos ingredientes de origen vegetal y animal para el diseño y desarrollo de nuevos alimentos nutracéuticos y funcionales, dijo.

 

El investigador hizo hincapié en que cada día son más las enfermedades que aquejan a la sociedad, además de que existe una demanda creciente de alimentos que además de nutrir mejoren la salud, razón por la que se hace necesario dar a conocer algunos de los beneficios que tienen los alimentos funcionales para los diferente sectores de la población, con el fin de que junto con otros alimentos y una vida saludable se lleguen a prevenir y/o contrarrestar las diferentes enfermedades crónico-degenerativas.

 

La conferencia inaugural “tendencias de producción y consumo de alimentos funcionales ¿Un nuevo mercado?” la ofrecerá el Dr. Abraham Wall de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), en el Auditorio de este Centro de Investigación a partir de las 9:00 horas.

 

Entre los temas que se abordarán están el estrés oxidativo y envejecimiento, ingredientes funcionales, productos lácteos, prebióticos y probióticos, frutas y hortalizas funcionales, bebidas funcionales, productos cárnicos y legislación.

 

Los investigadores invitados son el Dr. Hugo S. García Galindo del Instituto Tecnológico de Veracruz, Dr. Sergi Serna Saldivar del Instituto Tecnológico de Monterrey, Dr. Luis Arturo Bello del Centro de Productos Bióticos del Instituto Politécnico Nacional, los doctores Emilio Álvarez Parrilla y Laura de la Rosa de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

 

Además por el CIAD además del Dr. Gustavo González Aguilar, impartirán ponencias las doctoras Belinda Vallejo Galland y Evelia Acedo Félix y los doctores José Basilio Heredia y Juan Pedro Camou Arriola, que junto con sus colegas explicarán cómo se diseñan, desarrollas y comercializan los alimentos funcionales, la influencia en la dieta, los beneficios terapéuticos, entre otros.

 

La entrada es completamente libre, sin embargo los participantes tendrán que registrarse antes del 21 de septiembre al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. porque el cupo es limitado.

Estudiantes de la Preparatoria del Tecnológico de Monterrey, visitaron las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), para conocer el trabajo de investigación que se realiza y la tecnología con la que se cuenta en los laboratorios.

 

La maestra Maritza María Moreno Vázquez, que imparte la materia “Tópicos de salud”, mencionó que “la idea de traer a los muchachos al CIAD fue para que conozcan los diferentes temas científicos que aquí se abordan en torno a la alimentación, que hagan preguntas y que eso les siembre un interés por la investigación”.

 

Los 27 alumnos recorrieron las instalaciones de las Coordinaciones de Nutrición, Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal y Tecnología de Alimentos de Origen Animal, específicamente el laboratorio de Ingeniería de alimentos y la Planta piloto de carnes, donde Yesica Martínez y Germán Cumplido los recibieron para compartirles parte de su experiencia en la institución.

Con el objetivo de incorporar el conocimiento científico a los proyectos productivos de la región que se quieren industrializar, este día visitó las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), el Subsecretario de Comercialización de la Secretaría de Economía de Estado de Sonora, Ing. Lorenzo Galván García.

 

El Dr. Ramón Pacheco Aguilar, Director General, reiteró que al Centro de Investigación le interesa estar más integrado con esta dependencia privilegiando la inocuidad de los alimentos “porque si aseguramos que los productos que se ofrecen en Sonora cumplen con todas las normas oficiales, ya la hicimos”, dijo.

 

Por su parte el Dr. Aarón Fernando González Córdova, investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal (CTAOA) y experto en el manejo de productos lácteos, ofreció toda su experiencia en Calidad, Autenticidad y Trazabilidad de los Alimentos y Química y Biotecnología de Productos Lácteos, para apoyar en el impulso de nuevos sectores económicos en la entidad.

 

Al tomar la palabra, el Ing. Lorenzo Galván García, destacó que “Sonora tiene una producción de productos de primera, investigación científica de primera, entonces hay que apoyar a todos los sectores que tengan posibilidades de comercializar lo que están haciendo, pero para ello hay que ubicarlos bien y si el CIAD nos apoya con nuevas propuestas, análisis y capacitación iremos por muy buen camino”, precisó.

 

Agregó que una de las metas para lograr lo propuesto, es trabajar en la denominación de origen de los productos, porque “eso hace la diferencia”.

Apoyar a la población de bajos recursos, específicamente a niños con promedio de excelencia, fue el objetivo de la campaña Por una educación de 10 apoyemos al Campo El Diez” que organizó el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Coordinación Regional Culiacán, a través del Comité de Participación Comunitaria, empresarios y el Órgano Comisariado del Campo el Diez.

 

Al arrancar el período escolar se logró entregar 140 paquetes de útiles escolares en la escuela primaria “Ricardo Flores Magón” localizada a un costado de la carretera a Eldorado en el Campo El Diez.

 

Con esta acción, CIAD Culiacán, refuerza su compromiso de contribuir a elevar el bienestar social, particularmente para los grupos marginados, a través de campañas para abatir estos problemas.

Estudiantes de nuevo ingreso a los posgrados, asistieron a la bienvenida que la Coordinación de Programas Académicos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), organizó para ellos.

 

El Dr. Ramón Pacheco Aguilar, Director General, en su mensaje alentó a los nuevos alumnos a trabajar con ánimo porque a partir de ser aceptados en este Centro de Investigación “cada uno de ustedes se convierte en colaborador y es lo que cada uno de nuestros investigadores espera de ustedes, que sean excelentes”.

 

Por su parte la Dra. Gloria Yepiz Plascencia, Coordinadora de Programas Académicos (CPA), recomendó a los jóvenes de nuevo ingreso leer el Reglamento de los Programas de Posgrado para que conozcan sus derechos y obligaciones como estudiantes del CIAD.

 

Es importante también, que los nuevos alumnos se acerquen a solicitar su correo electrónico “porque ese será el medio de comunicación interna entre ustedes y nosotros, por ahí les haremos llegar cada una de la información importante y que deberán atender con responsabilidad”.

 

Como parte de la reunión de bienvenida, se hizo la presentación formal de los "Lineamientos y medidas generales de Seguridad en CIAD" por parte del personal académico y de la Comisión de Seguridad e Higiene del Centro de Investigación.

 

Es importante resaltar que CIAD sólo acepta a los estudiantes que cumplen con los requisitos, en este ocasión 81 alumnos al Programa de Maestría en Ciencias, 17 al Doctorado en Ciencias y 22 a la Maestría en Desarrollo Regional en todas sus unidades: Hermosillo y Guaymas en Sonora; Cuauhtémoc en Chihuahua; y Culiacán y Mazatlán en Sinaloa.

 

Actualmente hay 342 estudiantes activos: 100 de Doctorado en Ciencias, 203 de la Maestría en Ciencias y 39 alumnos de la Maestría en Desarrollo Regional, muchos de ellos en proceso de titulación.

Mobile Menu