Notas

  *   La investigación tiene como objetivo diseñar una cápsula o matriz elaborada de biomateriales que tenga la capacidad de proteger la insulina y que ésta pueda ser liberada hasta el colon para que, de allí, pase al torrente sanguíneo.

  *   Facilitará la administración a diabéticos; principalmente a niños y adultos mayores. Estará elaborada a base de maíz y trigo.

  *   Este proyecto es apoyado por el Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social SSA / IMSS / ISSSTE-CONACYT.

 

En México la diabetes es un problema de salud pública y para muchas personas la única forma de controlar este padecimiento es a través de una inyección de insulina.

 

En el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, CIAD, la doctora Elizabeth Carvajal Millán realiza un trabajo de investigación para desarrollar una cápsula elaborada a base de maíz y trigo que permita el suministro de insulina por vía oral.

 

La investigación tiene como objetivo diseñar una cápsula o matriz elaborada de biomateriales que tenga la capacidad de proteger la insulina y que ésta pueda ser liberada hasta el colon para que, de allí, pase al torrente sanguíneo. Este proyecto es apoyado por el Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social SSA / IMSS / ISSSTE-CONACYT.

Aunque a nivel mundial existen otros estudios que buscan materiales no sintéticos para la fabricación de matrices transportadoras de insulina, el trabajo de la doctora Carvajal Millán es pionero en proponer este tipo de biomaterial extraído de cereales.

 

Por ser cápsulas acarreadoras que pueden servir como vehículo de transporte de diversos compuestos pueden llegar a tener aplicaciones en otras áreas de la industria farmacéutica, cosmética o alimentaria.

 

Por ejemplo, en ese mismo grupo de investigación del CIAD ha hecho pruebas para encapsular el licopeno, pigmento vegetal que se extrae de algunos frutos como el tomate, y que tiene propiedades como antioxidante. Existen trabajos que relacionan el licopeno como protector contra algunos tipos de cáncer.

 

De igual forma, el equipo de trabajo de la investigadora ha explorado este mismo método con la capsaicina, componente activo de los pimientos picantes que en pequeña cantidad puede ser empleado como analgésico o en productos cosméticos, por su capacidad para hacer desaparecer el dolor.

 

Aunque la línea de investigación ha incluido evaluar el potencial de aplicación de esta cápsula en otras áreas, el principal objetivo es desarrollarla como transportadora de insulina. En muchas ocasiones existe resistencia al control de la diabetes por temor a las inyecciones.

 

“Nuestro método podría permitir el manejo de la enfermedad en etapas muy tempranas y facilitar la aceptación del suministro del medicamento, en especial en los niños que presentan este padecimiento”, asegura Elizabeth Carvajal, quien tiene un doctorado en Ciencia de los Alimentos, otorgado por la École Nationale Supérieure Agronomique de Montpellier, en Francia.

 

La especialista detalló que el proyecto de investigación está enfocado en “desarrollar estructuras diferentes, basadas en arabinoxilanos (polisacáridos que se encuentran en los cereales), así como evaluar su capacidad para atrapar y liberar la insulina de manera controlada”.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), recibió por parte de la Entidad Mexicana de Acreditación, A.C. (ema), el dictamen para mantener la  acreditación  como Organismo de  Certificación de Producto  y  continuar otorgando la marca “México Calidad Suprema”.

 

El Dr. Miguel Ángel Martínez-Téllez, Gerente Técnico del Organismo de Certificación e investigador Titular de CIAD, precisó que los servicios que ofrece el Organismo de Certificación de CIAD para dar mayor competitividad a productos del mar (especialmente al camarón de acuerdo a los requisitos contenidos en el Pliego de Condiciones del Camarón PC-018) y hortofrutícolas  son: auditorías de  diagnóstico para,   granjas y plantas de procesamiento, certificación de procesos y certificación de producto, entre otros.

Explicó que una de las exigencias del mercado nacional e internación es poder diferenciar su producto de los demás y eso puede lograrse si se ofrecen  productos de calidad,  inocuos, sanos y que tengan asegurada la trazabilidad (rastreabilidad del producto desde su origen), y es en eso en lo que se enfoca el Organismo de  Certificación de Producto del CIAD.

 

“En los países desarrollados, los consumidores cada vez quieren saber más de dónde viene lo que están consumiendo y  cómo fue producido. La  certificación ayuda a diferenciar estos productos” dijo.

 

La certificación emitida por este Centro de Investigación considera la colocación del sello “México Calidad Suprema” en el empaque del producto, y esto implica que se asegura que éste ha sido certificado por el Organismo de Certificación de CIAD (OC-CIAD: Sonora Alimentos) y es quien otorgará dicha garantía de los atributos indicados a través del proceso de certificación, evaluando el nivel de cumplimiento del Sistema de Gestión de Calidad e Inocuidad del Productor, explicó.

 

Los productores interesados en recibir una “Certificación de Producto” pueden ponerse en contacto a través de la línea telefónica  (662) 289 24 00 ext. 230 o por el correo electrónico  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., donde serán atendidos por el Dr. Martínez Téllez o el Ing. Ing. Luis Enrique Martínez Islas.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD) y la Universidad de Harvard acordaron iniciar con el intercambio de estudiantes, investigadores y personal académico de forma bilateral.

 

El Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz, coordinador regional de Culiacán, fue recibido por el Dr. Ramón Sánchez Piña, Director of the Sustainability and Environmental Management Program en las instalaciones de la Universidad de Harvard, para exponer las diversas actividades sustantivas que a nivel institucional CIAD realiza, las cuales comprenden la investigación, la vinculación y la formación de recursos humanos.

 

Las actividades darán inicio en CIAD Culiacán con proyectos de investigación específicos, pero el resto de las coordinaciones podrán participar también con propuestas concretas en las que puedan trabajar a la par ambas instituciones, explicó.

 

Haciendo referencia a CIAD Culiacán, destacó que la Universidad de Harvard mostró interés por conocer la interacción que tiene el Centro de Investigación con empresas del sector agroalimentario del Estado de Sinaloa, la Planta Piloto de Alimentos y Procesos Biotecnológicos, certificada también como Oficina de Transferencia de Conocimiento, asociada con la empresa Kegna, dedicada a transferir los resultados de las investigaciones al sector privado y los laboratorios avalados por la entidad mexicana de acreditación (ema).

 

Por su parte el Dr. Sánchez Piña presentó los diferentes esquemas que la Universidad de Harvard ofrece para vincularse con instituciones de investigación lográndose acuerdos para el intercambio de estudiantes, investigadores y personal académico de forma bilateral. Este hecho contribuirá significativamente a la innovación y competitividad de las instituciones de investigación y las empresas vinculadas con CIAD.

 

La Academia Mexicana de Ciencias y el Comité Organizador del Quinto Congreso Internacional de Científicas: “Científicas en una cruzada por la sustentabilidad y el desarrollo” te invita a participar en el 1er. concurso de dibujo “La Ciencia y yo”.   

 

La Dra. Mayra de la Torre Martínez presidenta del Consejo Directivo de la Sección Regional Noroeste de la Academia Mexica de Ciencias (AMC), que integran Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Sonora, precisó que el concurso tiene como objetivo fomentar que la niñez mexicana, a través de la pintura, comunique qué puede hacer la ciencia por México.

 

A los niños que les guste dibujar pueden consultar las bases de la convocatoria en la página de internet www.lacienciayyo.com, pues la invitación a participar estará abierta hasta el 18 de julio del año en curso.

 

La también investigadora de Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), comentó que se recibirán trabajos en formato de fotografía o escaneados por correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y registrar los datos en www.lacienciayyo.com.

 

La Dra. de la Torre Martínez precisó que las pinturas seleccionadas serán expuestas en el Quinto Congreso Internacional de la Organización de Científicas del Mundo en Desarrollo, además aparecerán en los portales de internet del congreso http://owsd2014,morelos.gob.mx y de la Academia Mexicana de Ciencias http://www.amc.mx.

 

La científica sugirió que cada niño puede iniciar su pintura haciéndose la siguientes preguntas ¿Te interesa la ciencia?, ¿Sabías que en todo el mundo hay científicas y científicos y que los resultados de sus investigaciones nos ayudan a vivir mejor?

 

Reiteró que la investigación científica es una profesión importante y divertida, en México hacen falta investigadoras e investigadores científicos.

Un equipo de alta calidad y última generación que permite el análisis morfológico de muestras secas, ligeramente húmedas o bien, con alto contenido de agua, fue adquirido e instalado por el Grupo de Biopolímeros del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD). Este equipo asegura la observación de muestras biológicas, materiales biopoliméricos, microbiológicas, entre otras, en condiciones ambientales.

 

Además, el “Microscopio Electrónico de Barrido Ambiental”  permite el análisis de materiales a escala nanométrica, pues se  pueden lograr magnificaciones entre 7 y 1,000,000x, dependiendo de las características de la muestra y de las condiciones de observación. No se  requiere que la muestra se seque, ni que se recubra con un conductor (habitualmente se emplea Oro). Las muestras se colocan en su estado natural, hidratado y sin necesidad de ningún tipo de recubrimiento. 

 

Con esta tecnología,  a decir del Dr. Waldo Argüelles Monal, Coordinador de regional de CIAD en Guaymas,  se pueden observar materiales conductores o no conductores; es ideal para la observación de materiales húmedos, así como muestras y especímenes biológicos: vegetales, animales, microorganismos y esporas. 

 

En la actualidad los microscopios electrónicos son una herramienta indispensable para el desarrollo de la nanotecnología y se obtiene información de la superficie de la muestra con muy alta resolución aplicable en muchos campos como: Investigación de materiales, Ciencias de la vida, Semiconductores, Control de calidad, Industria petrolera y Minería, entre otros. 

 

El equipo, modelo EVO LS 10, fabricado por Carl Zeiss, una de las empresas líderes a nivel mundial, trabaja en condiciones de vapor de agua donde se emplea un portamuestra con control de temperatura entre -30 y 45°C, de manera que se puede controlar el valor exacto de la humedad ambiental que se requiere para los experimentos. El instrumento cuenta con un detector de electrones retrodispersos y tres detectores de electrones secundarios. 

 

Por último comentó que actualmente en el país existen sólo tres microscopios de este tipo y el que está en CIAD – Guaymas es el único en el Noroeste. Para  solicitudes de análisis e información sobre los procedimientos y costos relacionados con este servicio deben dirigirse al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o al teléfono (622) 225 2827 o 225 2829, donde el Grupo de Biopolímeros de CIAD lo atenderá.

 

Valiosos documentos sobre el avance y desarrollo de la investigación en Ciencia y Tecnología de Alimentos, Nutrición y Desarrollo Regional entre otros, están al alcance de la comunidad en el Centro de Información del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD).

 

Gerardo Reyna Cañez, responsable de la biblioteca expuso que este lugar es un recinto en donde los contenidos no sólo provienen de libros, sino también de otras publicaciones impresas y actualmente electrónicas: revistas, diarios, periódicos, boletines, mapas, documentos históricos, tesis y obras (colecciones o bases de datos), agregó que al hablar de bibliotecas, existen diversas categorías, sin embargo, en el CIAD se cuenta con un importante acervo en el espacio denominado Biblioteca especializada “Dr. Inocencio Higuera Ciapara”, fundada en 1982.

 

El Centro de información del CIAD cuenta con material en áreas específicas que documenta el avance y desarrollo de la investigación en Ciencia y Tecnología de Alimentos, Nutrición Humana y Animal, Microbiología, Acuacultura, Agricultura, Manejo ambiental, Toxicología, Desarrollo Social, Salud Pública, Sistema Alimentario, Turismo y Políticas Económicas entre otras. Sus usuarios son personas con necesidades de información en dichos temas y su material (acervo bibliográfico) está constituido por 9,110 títulos de libros (12,960 ejemplares) y 63,757 volúmenes de 664 revistas. “Y algo muy importante, no solo es para sus maestros y alumnos, cualquier ciudadano interesado puede consultar en la sala esta información.

 

Adicionalmente a través de alianzas como el Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica (Conricyt) y el Consejo Asesor de Recursos de Información (CARI), con otros centros de investigación, universidades e instituciones del país, la biblioteca tiene acceso a 36 bases de datos propias y 45 suscritas por dichas alianzas. Estas colecciones representan 21,000 títulos y 2.14 millones de tesis y patentes a texto completo de importantes editoriales científicas como: Annual Reviews, Bio- One, Derwent, ProQuest Dissertation & Theses, ISI Proceedings, JSTOR, Knovel & ASM, Oxford, Sciences & Engineering, Taylor & Francis, Wiley-Blackwell, Elsevier, Sage Premier, Emerald y Cambridge entre otras.

 

En conjunto el acceso es a más de 3.5 millones de artículos, 36 millones de registros y 23 millones de referencias/año en 230 disciplinas. Lo más novedoso en la biblioteca, es que a partir de enero de 2013 cuentan con una suscripción a 3,900 libros electrónicos (e-books) de la editorial Springer.

 

Por su parte la Q.B. Norma A. García Sánchez, tituar del área de Planeación y Apoyo Académico, precisó que la biblioteca del CIAD no solo representa información en libros, sino constituye todo un Centro de Información, que actualmente es apoyado con los recursos electrónicos (computadoras, buscadores digitales y dispositivos portátiles), que permiten ampliar mucho más la fuente de información científica.

 

Además este Centro de información presta servicio de consulta en sala durante los días hábiles de lunes a viernes 8:00 a 18:00 horas. Al personal académico (investigadores y estudiantes de posgrados) ofrece los servicios de: · Búsquedas bibliográficas; Servicio automatizado de recuperación de información en bases de datos (usando el metabuscador Scopus); Préstamos interbibliotecarios; Asesoría en la ubicación de otros sitios de interés; Intercambio de información por medio de formatos impresos o electrónicos; e Intercambio de publicaciones (canje).

 

 

Con el objetivo de enriquecer el Programa Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico Forestal 2014-2025, como un Instrumento base para que permita la toma de decisiones en el manejo forestal sustentable, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), fue sede de la reunión sostenida entre el sector forestal e investigadores de diferentes Centros.

 

La Dra. Cristina Taddei Bringas, Coordinadora de Investigación del CIAD, destacó que el Centro seguirá siendo aliado estratégico de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), como lo ha sido en otros proyectos, y en esta ocasión se ha convocado a que el cuerpo de investigadores participe en esta retroalimentación con una visión crítica y constructiva.

 

Por su parte el Ing. Manuel de Jesús Bustamante, gerente estatal de Conafor en Sonora, reconoció el trabajo que se ha venido haciendo con investigadores del CIAD, la Universidad de Sonora y el Centro de Investigaciones Biológicas y del Noroeste (CIBNOR), para modificar y/o adecuar las regiones y las actividades que en materia forestal se han venido practicando “estamos aquí porque queremos que los investigadores presentes propongan cosas para mejorar el ecosistema”, dijo.

 

El Biólogo Carlos Eduardo Gudiño Larios, analista ejecutivo de transferencia de tecnología de las oficinas centrales de Conafor, dirigió la reunión en la que se analizó el primer borrador del Programa Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico Forestal 2014-2025 para que los presentes “participen haciendo las modificaciones necesarias para mejorarlo”.

 

El coordinador de vinculación de CIAD, Dr. Juan Pedro Camou Arriola precisó que sacar adelante este Programa Nacional “es un reto muy grande, pero estoy seguro que los investigadores presentes están aquí interesados en hacer nuevas propuestas que beneficien al sector forestal”, finalizó.

Recibe el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), a un grupo de empresarios que actualmente cursan el Programa D1 HMO (2013-2014) del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), interesados en conocer las instalaciones y ser testigos del trabajo de vinculación que se realiza con el sector productivo.

 

El Dr. Pablo Wong González, director general, expresó que las puertas de la institución están abiertas para la sociedad en general “no solo para visitas, sino para que se cristalicen proyectos y colaboraciones con las que podamos aportar y contribuir al conocimiento, queremos establecer ese vínculo de transferencia y tecnología a empresarios y organizaciones”, dijo.

 

Reiteró que el CIAD tiene un gran interés por interactuar con jóvenes empresarios entusiastas, sobre todo interesados en las principales actividades de investigación científica que se realizan en el Centro de Investigación.

 

Es importante resaltar que el IPADE realiza programas de estudio dirigidos a todos los empresarios que buscan la diversidad en sus negocios y desean lograr su nivel de desarrollo acorde a la inquieta competencia actual.

 

Como parte de la visita, los doctores Belinda Vallejo Galland y Aarón González Córdova, ambos investigadores de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal (CTAOA), guiaron al grupo al recorrido que se ofreció por los principales laboratorios de investigación que desarrollan actividades de vinculación con el sector productor y procesador de alimentos en México.

 

En el Laboratorio de Residuos Tóxicos, fueron recibidos por la M.C. María del Carmen Bermúdez Almada, en el Laboratorio de Microbiología de Alimentos por la Q.B. Alejandra Zamora, en el Laboratorio de Productos Lácteos por el Dr. Aarón González Córdova y en el Laboratorio de Envases por la Dra. Herlinda Soto.

 

Cabe mencionar que en la reunión estuvo también presente el Dr. Juan Pedro Camou Arriola, Coordinador de Vinculación del CIAD.

 Un estudio realizado por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), reveló la prevalencia de un microoganismo en agua domiciliaria y de pozos que pone en riesgo a la población de Cananea, Sonora de contraer un problema infeccioso caracterizado por una gastroenteritis severa.

El Dr. Luis Quihui Cota, investigador de la Coordinación de Nutrición, investigó acerca de Cryptosporidium parvum un protozoario intestinal que puede transmitirse a través del agua de consumo humano y la que a su vez es susceptible de contaminación a través de basureros, aguas residuales, fosas sépticas, infiltraciones por lluvias, tubería en mal estado, y descarga directa de excretas de animales. Entre los síntomas asociados a criptosporidiosis destacan la diarrea severa, dolor abdominal, vómito, fiebre, y mal absorción. Sin embargo el curso de la enfermedad es más severo en personas inmunocomprometidas, porque la diarrea y otros síntomas pueden prolongarse con desenlaces fatales.

 

Recordó que la infección que provoca es un determinante para no permitir el consumo del líquido en la zona, ya que el agua de consumo humano deber ser inodora, incolora, insípida, sin presencia de microorganismos o contaminantes que representen un serio riesgo a la salud de una población o comunidad entera.

 

Expuso que en el año de 2009, México reportaba una tasa de infecciones intestinales de 46.75 por cada 1000 habitantes, mientras que en el noroeste de México, particularmente en Sonora se reportaba una tasa del 50.7 por cada 1000 habitantes, “existen varios factores de riesgo para las infecciones intestinales como son las malas prácticas higiénicas relacionadas con hábitos y costumbres en la preparación de los alimentos, factores socioeconómicos relacionados con bajos ingresos de las familias y falta de servicios básicos”, mencionó.

 

A lo anterior se añaden, la falta de servicios básicos en los domicilios, bajo nivel educativo y estado de nutrición, que son indicadores que predominan particularmente en las zonas rurales y periurbanas predisponiendo a un mayor riesgo de adquirir infecciones intestinales. Sin embargo, uno de los mayores riesgos es el relacionado con el consumo de agua contaminada con excrementos humanos o animales (OMS, 2004). Por lo tanto, la experiencia ha demostrado que los peligros microbiológicos transmitidos por agua continúan siendo la principal preocupación tanto en países desarrollados como de los países en desarrollo.

 

Un reporte previo que la comunidad sonorense de Cananea, mostraba en el año 2002 una tasa de infecciones intestinales de 48.5 por cada 1000 habitantes, pero en el año 2008 su tasa incrementó a 77.9 por cada 1000 habitantes, una de las tasas más altas en el estado de Sonora, según lo estableció el Sistema Estatal de Salud en 2010.

 

Advirtió que el incremento de infecciones intestinales podría explicarse debido a que el actual sistema de distribución de agua potable en Cananea ya es obsoleto, dado que data de más de 50 años, lo que puede derivar en fugas y la infiltración de otros fluidos a las tuberías de distribución, como son: hidrocarburos, aceites, grasas y aguas residuales, entre otros, lo que puede contaminar el agua que se distribuye a los usuarios del servicio, condiciones que aumentan el riesgo de transmisión de enfermedad gastrointestinal en la población y por lo tanto como grupo de investigación se decidió investigar si el agua cruda de los pozos que suministran el vital líquido a la ciudad y el agua tratada en el sistema de distribución pueden ser responsables de las altas tasas de enfermedades gastrointestinales que actualmente se presentan en la población cananense.

 

Para haceres estudio, abundó el Dr. Quihui Cota se colectaron muestras de diez litros de agua de cada uno de los doce pozos que abastecen de agua a la población y de los 10,667 domicilios activos, se muestrearon aleatoriamente 105, colectando 20 litros de líquido por cada uno. Es importante destacar que las muestras de agua fueron procesadas y analizadas revelando una prevalencia de C. parvum de 14.2% en muestras de agua de los pozos y de 9.5% en las muestras de agua domiciliarias, “no se realizó una estimación en números absolutos del total de la población afectada, pero si podemos decir que el 90% de la población de la ciudad de Cananea se encuentra en riesgo de adquirir criptosporidiosis debido a que esa es la proporción que consume agua directamente de la llave”.

 

Para subsanar el problema dijo, se ha hablado con las autoridades correspondientes de que la eliminación de la presencia de C. parvum en agua de consumo de Cananea, no solo dependerá de la efectividad de los procesos de tratamiento, desinfección o filtración, que puedan llegarse a aplicar en respuesta a los resultados de este estudio, sino también de la protección de las fuentes de abastecimiento de agua en las inmediaciones de las aguas superficiales o pozos en el área.

 

Finalmente mencionó que se sugiere realizar estudios futuros complementarios que conduzcan a conocer las fuentes de procedencia de C. parvum encontradas en este estudio, así como promover la difusión de estos resultados a todo los niveles gubernamentales, para mostrar la necesidad de desarrollar e implementar métodos más efectivos de potabilización del agua doméstica, que incluyan la separación física de ooquistes de C. parvum. Además el presente estudio sugiere que además del monitoreo de bacterias en agua potable como lo dicta la legislación mexicana, también debería considerarse el análisis de C. parvum para conocer la magnitud del problema en la ciudad de Cananea y tomar las medidas necesarias para corregirlo.

* Investigadores del CIAD participaron en el desarrollo de Fungifree, un biofungicida para el control de enfermedades en ciertos cultivos de frutas y verduras.

* El equipo de investigadores y empresarios a cargo del desarrollo recibieron el premio ADIAT 2014.

 

México D.F., 29 de abril de 2014.- Investigadores del Centro de Investigación en Alimentos y Desarrollo (CIAD) unidad Culiacán (Centro Público de Investigación del Conacyt) participaron en el desarrollo del primer fungicida mexicano para el control de antracnosis y cenicilla polvorienta, dos epidemias que afectan cultivos de ciertas frutas y verduras.

 

Desde 1992 de manera ininterrumpida la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico, A.C. (ADIAT), entrega el premio a la Innovación Tecnológica para estimular el esfuerzo de investigación y gestión tecnológica de las organizaciones.

Fungifree es un producto biológico que no deja residuos tóxicos sobre la superficie del fruto y no tiene efectos negativos en la salud ni en el medio ambiente. El uso de este biofungicida ha permitido a los productores cosechar frutos de alta calidad, libres de residuos químicos, lo que aumenta significativamente sus posibilidades de exportación.

 

Este producto es resultado de más de una década de investigación y desarrollo llevada a cabo en el Instituto de Biotecnología (UNAM) y en el CIAD-Culiacán, instituciones que patentaron la tecnología para la producción y uso del biofungicida para el control de la antracnosis del mango. 

 

Para la comercialización de esta tecnología fue crucial la participación de la empresa Agro&Biotecnia (spin-off del Instituto de Biotecnología) quien licenció dicha tecnología, obtuvo los registros del producto y escaló la tecnología a nivel industrial para su producción a nivel comercial. 

 

Los registros del producto se han extendido para el control de la antracnosis en aguacate, papaya, cítricos (naranja, toronja y limón) y de cenicilla en solanáceas (berenjena, chile, jitomate, tomate) y en cucurbitáceas (calabaza, calabacita, melón, pepino, sandía). Las próximas metas son la certificación OMRI y exportar el producto. 

 

Fungifree AB® fue declarado como uno de los tres avances más importantes de la biotecnología en el año 2012 por el Programa de Innovación para Productividad y Competitividad (PIPC) del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

 

El premio ADIAT 2014 otorgó a los ganadores de la categoría PyME $100,000.00 (cien mil pesos 00/100 M.N.) trofeo, diploma a nombre de la empresa, institución o centro público de investigación y un reconocimiento individual a cada miembro del grupo investigador.

El segundo y tercer lugar de la misma categoría fueron para Kurago Biotek Holdings SAPI de C.V. por el desarrollo de un alimento con propiedades anti inflamatorias, inmunomoduladoras y anti tumorales ante células cancerígenas y GRESMEX S.A. de C.V.

 

fabricante de productos químicos para el cuidado personal que formula diversos productos antibacteriales. 

 

El premio se otorga también en la categoría Empresa Grande donde el Instituto Mexicano del Petróleo obtuvo el primer lugar con el proyecto Sistema de instrumentación electrónica y software para la tecnología de inspección electromagnética de ductos (TIEMS). 

 

Mientras que las empresas PAKTEC DE MÉXICO S.A. DE C.V fabricante de páneles fotovoltáicos de bajo costo y rápida instalación con materiales reciclados y Vidrio Artesanal Xa Quixe, S. de R.L. Mi. Art., desarrollador de tecnología y energías renovables para procesos artesanales, recibieron mención honorífica.

Mobile Menu