Notas

Por su trabajo en el campo científico, labor de enseñanza, investigación y apoyo al desarrollo de la Industria chihuahuense con sus estudios, fue premiada la Dra. Guadalupe Isela Olivas Orozco, con el reconocimiento “María Esther Orozco Orozco”.

 

La investigadora de la Coordinación Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), en Cuauhtémoc, Chihuahua, recibió la distinción de manos del Gobernador César Duarte Jáquez, quien se hizo acompañar por autoridades legislativas y judiciales para hacer entrega del reconocimiento “Chihuahuense Distinguida 2013”.

 

En su mensaje el gobernador destacó que la trascendencia de este acto, se refleja por la presencia de los tres Poderes del Estado, las instituciones académicas y las organizaciones de la sociedad civil, especialmente aquellas que dirigen sus esfuerzos para hacer valer los derechos de las mujeres.

 

Cabe mencionar que este Premio ha sido entregado por cinco años consecutivos, en el marco del Día Internacional de la Mujer, para rendir un doble homenaje, con el nombre en cada disciplina de mujeres que han tenido una trayectoria de vida que merece ser conmemorada.

 

Igualmente, el Galardón reconoce a las damas que han sobresalido en las letras, ciencias, deporte y el campo asistencial.

Un grupo de 30 estudiantes de la carrera de Ingeniero Biotecnólogo del Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON), visitó las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), para conocer sus instalaciones y el trabajo de investigación que se realiza en los diferentes laboratorios.

 

La MC Olga Tavares Sánchez, quien les imparte la materia de Biología Molecular, en cuatro semestre, comentó los estudiantes tenían la inquietud de conocer un Centro de Investigación y parte de los laboratorios que lo integran.

 

Fue así como surgió la idea de organizar y planear un viaje desde Cd. Obregón, Sonora para permanecer por espacio de cinco horas recorriendo distintas áreas, entre ellas las coordinaciones de Nutrición, Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal y Animal.

Hace unos diez años se detectó una variante en el gen del angiotensinógeno (AGT) fuertemente asociada con historia familiar de hipertensión. ¡Parecía que al fin teníamos la oportunidad de culpar a nuestro destino de esa enfermedad y seguir viviendo en el desorden!

 

Posteriormente, un grupo de científicos del Reino Unido encabezados por la Dra. Norat nos quitó la intención de achacar a nuestros genes, y no a lo que comemos, el problema de la hipertensión, un trastorno que en tiempos modernos va en aumento en diversas poblaciones del mundo. Dichos especialistas evaluaron más de 11,000 personas para ver el efecto de la variante genética del AGT y del consumo de sal en la hipertensión; midieron la cantidad de cloruro de sodio que esas personas desechaban en la orina, ya que ésta es proporcional a la consumida con los alimentos. La Dra. Norat y su equipo demostraron ¡sin lugar a dudas! que no todo está en nuestros genes, sino que la presión alta depende de la cantidad de sal ingerida, independientemente de la proporción de la variante del gen "de predisposición".

 

El 7 de abril es el Día Mundial de la Salud; esa fecha conmemora el aniversario de la creación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1948; cada año se escoge una temática para poner de relieve un problema prioritario para la salud pública mundial. En 2013, la OMS decidió dedicarlo a la hipertensión o alta tensión arterial. Esta plaga de la actualidad es el principal factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y la falla renal; las dos primeras encabezan las causas de mortalidad en adultos a nivel mundial.

 

Por su parte, en México cada seis años se colectan datos en una Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut); la del 2006 fue muy impactante en el caso de la hipertensión, ya que mostró que en sólo seis años su prevalencia había aumentado escandalosamente hasta llegar a 31.6% de la población. Una buena nueva es que entre 2006 y 2012 no cambió la misma, por lo que actualmente 31.5% de la población padece hipertensión arterial, con proporciones más altas en adultos con obesidad (42.3%) o diabetes (65.6%). La mala noticia es que, de acuerdo con la Ensanut 2012, casi la mitad de los individuos con hipertensión no sabe que la padece.

 

Es muy importante que las personas sepan lo más pronto posible si sufren de hipertensión arterial. Con el diagnóstico oportuno se pueden evitar las complicaciones que dependen tanto del aumento en la presión como de su tiempo de evolución. Por ello, es indispensable ampliar la detección de quienes no han sido diagnosticados, principalmente, aquellas en etapas tempranas de la vida. La Ensanut 2012 mostró además de que 47% de las personas con hipertensión desconoce su enfermedad, sólo 39% del total recibía tratamiento.

Precisamente por datos similares a estos de México, el objetivo de la OMS en este Día Mundial de la Salud es alertar a la población y a los servicios de salud para disminuir los infartos y accidentes cerebrovasculares mediante el tratamiento de la hipertensión.

 

La meta de la OMS, al buscar que las personas tomen conciencia de las consecuencias de la hipertensión, es modificar los factores que pueden provocarla o exacerbarla. De esta manera, la parte medular del tratamiento es eliminar las causas que indujeron la hipertensión; la misma, como ha sido demostrado en el estudio citado al inicio del artículo, así como en otros muchos, se ve más afectada por influencias ambientales como lo son el exceso de sal en los alimentos, las calorías ingeridas, especialmente las provenientes de grasas saturadas, así como el tabaquismo y el sedentarismo. Además, las enfermedades crónicas como la obesidad, las dislipidemias y la diabetes contribuyen como factor de riesgo independiente para la aparición y agravamiento de la hipertensión arterial.

 

Todos los factores de riesgo enlistados tienen la característica de ser modificables y, por lo tanto, son el blanco ideal para las prevenciones primaria y secundaria de la hipertensión arterial; sin embargo, como son tan comunes en nuestra población, percibimos tales factores como "normales": ¿a quién le parecería extraño que después de una carne asada con mucha grasa fume un aromático tabaco y duerma una larga siesta? Desde niños observamos tales conductas como habituales en nuestro entorno. Dicha percepción general complica la concientización y, por ende, la educación en salud e introducción de medidas de cambio. Así, no es de extrañar que atribuyamos a los genes todo el problema.

 

Nuestra herencia es rica, es cierto; evolucionamos desde épocas en que los alimentos eran difíciles de conseguir, especialmente en algunas épocas del año y el organismo se adaptó para almacenar energía en forma de grasa corporal. Hoy que disponemos de alimentos muy energéticos y no realizamos gran trabajo físico para conseguirlos, acumulamos grasa sin ton ni son. Así mismo, las diferencias en la frecuencia de la variante del AGT entre poblaciones depende tal vez de la necesidad de preservar la sal, muy escasa naturalmente en algunos lugares del planeta, pero que actualmente no está limitada en ningún lado.

 

Estos genes que parecieran ir en nuestra contra están allí para enviarnos el mensaje de que la salud en general es algo que podemos alcanzar y mantener con un poco de esfuerzo y que, en particular, la tensión arterial se puede preservar en niveles ideales si vivimos apegados a un estilo de vida saludable.

 

Por Ana María Calderón de la Barca y María Esther Mejía León (CIAD)*

Referencias
- Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012. Hipertensión arterial en adultos mexicanos: importancia de mejorar el diagnóstico oportuno y el control.
- Norat T, Bowman R, Luben R, Welch A, Tee Khaw K, Wareham N, Bingham S. Blood pressure and interactions between the angiotensin polymorphism AGT M235T and sodium intake: a cross-sectional population study. Am J Clin Nutr 2008; 88:392–397.

* La Dra. Ana María Calderón de la Barca es investigadora titular "C" y la Med. María Esther Mejía León es estudiante de doctorado, ambas en la Coordinación de Nutrición del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), ubicado en Hermosillo, Sonora.

Un grupo de especialistas en Nutrición Geriátrica del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), comenzó un estudio clínico aleatorio en el que se agregaron 210 gramos de requesón a la dieta de adultos mayores durante tres meses, para colaborar en la solución a sarcopenia o pérdida degenerativa de la masa muscular.

 

En los primeros resultados se mostró que los hombres que consumieron el requesón tuvieron una ganancia muscular de 200 gramos; sin embargo, de acuerdo con el equipo de trabajo, el principal cambio que tuvieron estos sujetos fue la disminución significativa de los niveles de insulina en ayuno, así como una tendencia a disminuir la resistencia a esta hormona, condición que aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes tipo II.

 

Se eligió requesón debido a que este alimento es una importante fuente de proteínas y aminoácidos, además de que es bajo en grasa y reducido en lactosa, así lo mencionó el doctor Heliodoro Alemán Mateo, participante del estudio científico.

 

Asimismo, asoció a la sarcopenia con la vida sedentaria, y conlleva la disminución de la fuerza física, el metabolismo energético y discapacidad. “Esta alteración es muy común al llegar a la tercera edad, de ahí que tenga una prevalencia de 21 por ciento en los adultos en plenitud”.

 

Añadió que los músculos participan en la homeostasis o regulación de la glucosa, por lo que si se pierde masa muscular se reducen los receptores para insulina y hay una elevación en la glucosa sanguínea.

 

El especialista en Nutrición explicó que para el estudio formaron dos grupos de 20 personas cada uno, lo cuales estaban integrados aleatoriamente por hombres y mujeres mayores de 60 años.

 

De acuerdo al diseño del estudio, únicamente se dio requesón a uno de los grupos, el cual consumió 70 gramos del producto lácteo en cada comida; tras revisar los resultados de ambos grupos no detectaron mejoría, por lo que decidieron hacer una comparativa con base en el género de los receptores.

 

El experto de este Centro Público de Investigación del Conacyt indicó que los hombres participantes del estudio se apegaron mejor al tratamiento que las mujeres, además de que secretan más rápido el factor semejante a la insulina, hormona que estimula a otras glándulas.

 

El equipo de trabajo hizo hincapié en que los adultos mayores partícipes de estos estudios no presentaron problemas renales, antes y después del consumo del requesón. Para certificarlo, llevaron a cabo vigilancia médica, pues el incremento en el consumo de proteína suele afectar estos órganos.

 

El doctor Alemán Mateo comentó que a partir de los resultados obtenidos iniciarán un nuevo estudio, sólo con hombres, para buscar nuevamente que el requesón ayude a ganar masa muscular. En esta ocasión, los participantes recibirán 350 gramos del producto lácteo, el cual tendrá una mayor concentración de proteína y menos agua.

 

Cabe señalar que el estudio piloto fue financiado por el Instituto de Nutrición y Salud Kellogg's, mientras que la segunda fase se realizará con el apoyo del Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social SSA/IMSS/ISSSTE-Conacyt. Agencia ID

Investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), realizaron un hallazgo histórico al descubrir una nueva especie de planta “Ageratinaconcordiana”, considerada única en el mundo.

 

El Dr. Albert van der Heiden investigador de la Coordinación Regional de Mazatlán, enfatizó que este hallazgo es parte de la contribución al conocimiento y a la conservación de la selva tropical seca.

Por su parte la Maestra en Ciencias Marcela Ruíz Guerrero explicó que la nueva planta encontrada en la comunidad de La Guásima “es una especia bonita, una planta pequeña de tipo herbáceo con un aroma especial a miel, con flores blancas tirándole a rosa” dijo.

 

Indicó que fue encontrada durante un recorrido que realizan mes por mes en la Guásima y en el Cerro de la Pirámide a una altura de 700 metros sobre el nivel del mar ahí se encontró la nueve especie que es pariente de los girasoles o margaritas.

 

“Tiene flores pequeñas produce azúcar que atrae insectos por eso el aroma a miel. Es una especia bonita, una planta pequeña de tipo herbáceo con un aroma especial a miel, con flores blancas tirándole a rosa” dijo Ruiz Guerrero.

 

Precisó que la “Ageratinaconcordiana” que en latín significa “que es de Concordia”, es una pequeña planta encontrada en marzo de 2010 de tipo herbáceo, cuyas flores son de color azul claro, con olor dulce a miel, y cuya planta es de aproximadamente un metro de estatura.

 

“Hasta el momento no se tienen las investigaciones sobre las bondades y propiedades de la planta, eso lo habrán de investigar en los meses continuos, ahorita lo que podemos decir es que en la Universidad de Texas, el doctor Billie L. Turner fue quien concluyó de qué se trataba; es planta de una nueva especie de la familia asteráceas y la llamó “Ageratinaconcordiana” en honor al municipio de Concordia”, expresó la investigadora del CIAD Mazatlán.

 

Indicó que el hecho de que todavía se pueda encontrar una especie de planta vascular, no solamente aumenta el conocimiento botánico de la selva tropical seca, sino que es muestra, dijo, del desconocimiento que todavía se tiene de ella y la importancia de conservar este tipo de selva.

 

La presentación del descubrimiento se hizo en coordinación con Conaselva, donde además estuvieron presentes autoridades municipales.

Con el objetivo de dar a conocer las tendencias en el consumo de alimentos funcionales, los diferentes efectos benéficos en la salud del consumidor, así como las características que debe reunir para ser considerados como tales, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), llevará a cabo las II Jornadas de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos “Caracterización de Alimentos Funcionales y el desarrollo de nuevos productos para una alimentación saludable”.

 

En coordinación con la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), el evento pretende informar a la sociedad en general la importancia de los alimentos funcionales en la alimentación de la población, así como concientizarlo de la importancia que tiene la buena alimentación y el consumo de los mismos, sobre todo los de origen vegetal.

 

El evento que se llevará a cabo los días 18 y 19 de abril en la Torre Académica de la UAS en Culiacán, Sinaloa, despejará dudas como: ¿Qué beneficios terapéuticos pueden tener? ¿Cómo se diseñan, desarrollan y comercializan? y ¿Cómo influyen en la dieta los alimentos funcionales?

 

Estrés oxidativo y envejecimiento, ingredientes funcionales, productos lácteos, prebióticos y probióticos, frutas y hortalizas funcionales, bebidas funcionales, productos cárnicos, legislación y cereales y leguminosas, son parte de la temática que se abordará.

 

Entre los investigadores que participarán en el programa están el Dr. Hugo S. García Galindo del Instituto Tecnológico de Veracruz, el Dr. Sergio Serna Saldívar, del Instituto Tecnológico de Monterrey, el Dr. Luis Arturo Bello, del Centro de Productos Bióticos del Instituto Politécnico Nacional, el Dr. Gustavo González Aguilar por parte del CIAD y el Dr. Emilio Álvarez Parrilla y la Dra. Laura de la Rosa, ambos de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

 

Para registrarse y poder participar en evento hay que hacerlo a través de www.ciad.edu.mx/registrate o solicitar mayor información con el Dr. Basilio Heredia al email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., la M.C. Libia Limón en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o con el Dr. José Ángel López a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. La cuota de inscripción tiene un costo de $250 pesos hasta el 12 de abril y de $350 después de esa fecha (incluye diploma y memorias).

Con la participación de cuatro investigadores en el Foro “Oportunidad para la quesería artesanal en Sonora: Experiencias nacionales para su aplicación regional sustentable”, concluyeron las actividades del 31 Aniversario del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD).

 

El Maestro en Ciencias Abraham Zacarías Villegas de Gante de la Universidad Autónoma de Chapingo, inició abordando “Los claroscuros de la quesería Mexicana artesanal” en donde destacó que cada queso genuino artesanal es un caso especial y debe ser considerado particularmente.

 

Agregó que más del 90 por ciento de los casos estudiados son elaborados con leche cruda y se requiere abordad su inocuidad y que la genuinidad y tipicidad son pilares de la pequeña quesería tradicional.

 

Enseguida la Dra. Angélica Espinoza Ortega, del Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales de la Universidad Autónoma del Estado de México, se enfocó en “Entre la calidad y lo genérico: El caso del quesillo de Oaxaca” e hizo referencia a estudios que señalan que se ha empezado han vender productos de imitación que son aceptados por el consumidor sin importar su origen.

 

“Las buenas prácticas de higiene y procesamiento como una alternativa sustentable para la quesería artesanal Mexicana”, fue impartido por el Dr. Aarón González Córdova, investigador de la Coordinación de Tecnologías de Alimentos de Origen Animal (CTAOA), del CIAD, en donde dejó claro que no existe una clara y estricta aplicación de las buenas prácticas de higiene y manufactura en la elaboración de los quesos artesanales.

 

Además reiteró que los principales vehículos de contaminación de los quesos artesanales son: Deficiente calidad de la materia prima, la falta de higiene personal de los operarios, la utilización de utensilios sucios y la falta de lugares exclusivamente para la elaboración del queso.

 

Para cerrar la Dra. Mará del Carmen Hernández Moreno, investigadora de la Coordinación de Desarrollo Regional (CDR), del CIAD, se enfocó en “Elementos para la activación de la cadena láctea en los Distritos de Desarrollo Rural 142-Ures y 145-Mazatán. Una propuesta bajo la perspectiva del Sistema Agroalimentario Localizado”, proponiendo estudiar las formas de reciprocidad y cooperación informales, como una acción colectiva estructural.

 

Pero también, mejorar el producto artesanal con calidad higiénica certificada y anclarlo al territorio explotando todas sus ventajas como una acción colectiva funcional.

 

Celebra el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), 30 años de la creación del Programa de Posgrados de donde han egresado cerca de mil Maestros en Ciencias, Doctorados en Ciencias y Maestros en Desarrollo Regional.

 

El Dr. Pablo Wong González, director general precisó que en tres décadas se han graduado recursos humanos de alto nivel de calidad, preparados para ejercer su trabajo, contribuir a la sociedad y apoyar al bienestar socioeconómico de nuestra región “hoy nuestros programas son de excelencia porque se encuentran el en Padrón de Nacional de Posgrados del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), haciendo que el CIAD sea reconocido internacionalmente”, dijo.

 

Por su parte la Dra. Gloria Yépiz Plascencia, coordinadora de Programas Académicos, agradeció a los coordinadores que han estado al frente de esa responsabilidad: Dr. Mauro Valencia Juillerat, Dr. Alberto González, Dra. Rosalba Troncoso, Dr. Juan Pedro Comou Arriola y Dra. Ana María Calderón, por su contribución y arduo trabajo para lograr lo alcanzado.

 

En la ceremonia fue reconocido el Dr. Carlos Enrique Peña Limón, fundador del CIAD y principal impulsor del Programa de Posgrados en 1983, quien emocionado narró cómo surgió la idea de tener un programa de enseñanza, el cual hoy por hoy es de los más destacados a nivel nacional.

 

Al mismo tiempo y en el marco del 31 aniversario, se llevó a cabo la graduación de la trigésima generación de estudiantes de posgrado del CIAD, egresando 13 estudiantes del Doctorado en Ciencias, 56 de la Maestría en Ciencias y 15 de la Maestría en Desarrollo Regional.

EL Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), entregó reconocimientos al personal por 15, 20, 25 y 30 años de servicio, esfuerzo y dedicación, en el marco del 31 aniversario de su fundación.

 

El Dr. Pablo Wong González, director general de la Institución presidió la ceremonia acompañado del director administrativo, C.P. Ricardo Valdez Espinoza y la titular del Departamento de Recursos Humanos, Mtra. Luz María Castro Duarte.

 

Por 15 años de labor en el Centro de Investigación, recibieron su documento 24 personas, mientras que 17 fueron reconocidos por 20 años de estar laborando en CIAD.

 

Cuatro compañeros más fueron felicitados por 25 años y 30 años de servicio, esfuerzo y dedicación, quienes de manos del presídium recibieron su reconocimiento, además de los aplausos de los asistentes.

 

Cabe hacer mención que la planta laboral de CIAD está compuesta por personal administrativo, técnico, académico y de investigación.

 

 

“Aprovechamiento sostenible de Agave angustifolia” es la conferencia con la que se dio inicio al tercer día de actividades del 31 aniversario del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD).

 

El Dr. Martín Esqueda Valle, investigador titular de la Coordinación de Tecnologías de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV), ofreció una charla en la que detalló los años de investigación en el tema y la forma en que se ha estado trabajando en la conformación de un Paquete Tecnológico denominado “Bioafábrica de Agave angustifolia”.

 

Dicho proyecto contempla líneas clonales basadas en bio/ecotipos, cepas autóctonas de Hongos Micorricicos Arbusculares, estrategia holística de trasplante y uso sostenible de las áreas.

 

Al terminar, el CIAD ofreció como obsequio plantas de Agave angustifolia a los asistentes a la conferencia y les dio todas recomendaciones para su cuidado.

 

Posteriormente el Dr. Alí Asaff Torres, investigador titular de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos (CCA), impartió la conferencia “Hacia una producción sustentable y de valor agregado: El caso de la industria del nixtamal, la masa y la tortilla”, en donde expuso un proyecto con miras al integración de una refinería.

 

La intención dijo es proponer la competencia de alimentos, el cuidado de los recursos naturales, impacto en el uso y calidad del agua, balance neto de gases invernadero, impacto sobre la biodiversidad y volumen y precio de productos competitivo.

 

Para terminar se realizó la Mesa Redonda “Oportunidades que ofrece la ciencia y tecnología en camaronicultura”, que hizo un análisis y ofreció alternativas al sector en Fisiología, Biotecnología, Bioseguridad, Buenas prácticas, Bioeconomía, Mejoramiento genético e Infecciones y diagnóstico.

 

Participaron las doctoras Adriana Muhlia Almazán, Teresa Gollas Galván, Cristina Chávez Sánchez y los doctores Rogerio Sotelo Mundo, Francisco Vargas Albores y el MC Leobardo Montoya Rodríguez, todo ellos del CIAD.

 

Mobile Menu