Notas

En un hecho relevante, tras signar el convenio de colaboración académica, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Coordinación Regional Culiacán, recibió a cinco estudiantes de la carrera de Microbiología de la Pontificia Universidad Javeriana para realizar prácticas profesionales durante un periodo de cinco meses durante los cuales realizarán actividades de investigación básica y aplicada.

 

La estudiante Amalia Fernanda León Gallo, se integró al laboratorio de Fitopatología para participar en el proyecto “Selección in vitro de microorganismos antagonistas a Fusarium spp. y Macrophomina phaseolina causantes de pudriciones de tallo en maíz” bajo la dirección del Dr. Raúl Allende Molar.

 

Nury Gineth Infante González y Leydi Johana Niño Jiménez, se unieron al grupo de Agricultura Protegida para desarrollar actividades bajo la supervisión del M.C. Manuel A. Báez Sañudo dentro del proyecto “Establecimiento del cultivo de tomate (Solanum lycopersicum, L.) en invernadero y aplicación de plaguicidas comerciales para la evaluación posterior de niveles de residualidad en el fruto”.

 

Por su parte, Rubén Darío Cárdenas Duarte y Diana Marcela Paredes Céspedes desarrollarán sus prácticas en el laboratorio de Inocuidad Alimentaria dirigidos por el Dr. Cristóbal Cháidez Quiroz y asociados al proyecto “Caracterización biológica, morfológica y genética de bacteriófagos como agentes de biocontrol de Salmonella y E. coli O157:H7 en frutas y hortalizas”.

 

Entre las actividades relevantes que desarrollarán los estudiantes como parte de su formación serán la conducción de experimentos de laboratorio y de campo, toma y análisis de datos. Entre las habilidades que desarrollarán son técnicas de cultivo de hortalizas en ambientes protegidos, microbiología convencional, técnicas moleculares de identificación de microorganismos y análisis de datos, entre otros.

 

Este hecho en el programa de iniciación científica del CIAD Coordinación Culiacán, es una muestra significativa del impacto internacional de las investigaciones que se realizan.

Muchas personas desearían encontrar una solución inmediata o una sustancia mágica para prevenir las enfermedades. Sabemos que eso no es posible; sin embargo, actualmente se están estudiando varios compuestos que han sido propuestos como posibles candidatos para prevenir algunas enfermedades crónicas; entre estos compuestos están los fitoestrógenos.

 

Los fitoestrógenos se encuentran principalmente en las plantas y pueden definirse como cualquier sustancia que provoca respuestas biológicas en los vertebrados y que puede imitar las acciones de los estrógenos del organismo; es decir, tienen una estructura muy similar a las hormonas femeninas. Así, se les ha relacionado con posibles efectos benéficos en la salud de los seres humanos, aunque hace falta llevar a cabo más estudios que lo confirmen.

 

Los fitoestrógenos están presentes en los alimentos como mezclas, entre los cuales están las llamadas isoflavonas que se encuentran principalmente en la soya y son las más estudiadas. Entre los alimentos fuentes de fitoestrógenos se encuentran la soya ya mencionada, los vinos, las nueces, el frijol, las lentejas, la alfalfa, linaza, moringa, los cereales integrales, así como algunas frutas y verduras como los arándanos (Figura 3), así como las frambuesas, moras, uvas, el apio, las espinacas y la cebolla.

 

Las isoflavonas y otros fitoestrógenos se encuentran disponibles también como suplementos en cantidades superiores a las encontradas en los alimentos a base de soya. Sin embargo, no existe información suficiente para recomendar un determinado consumo de fitoestrógenos, por lo que debe considerarse el uso de los suplementos y no consumirlos en exceso.

 

Muchos estudios han evaluado la relación del consumo de fitoestrógenos con algunas enfermedades en humanos, entre las que se encuentra el cáncer mamario. El interés inicial de los efectos benéficos de los fitoestrógenos, en especial de las isoflavonas, se orientó a su actividad estrogénica debido a que tienen funciones muy similares a los estrógenos presentes en el organismo, sólo que son 50 veces menos activas que éstos. De hecho, y debido a esta función, los fitoestrógenos están considerados en la prevención de diferentes tipos de cáncer dependientes de hormonas como los de mama, próstata y endometrio.

 

Los estudios que han explorado la relación entre el consumo de fitoestrógenos, como las isoflavonas y los lignanos, y el riesgo de cáncer de mama, se han llevado a cabo en mujeres asiáticas, donde se ha observado que estos compuestos parecen tener un efecto protector contra ese cáncer. Sin embargo, también en otros estudios en poblaciones occidentales no se ha podido comprobar el efecto benéfico que se les atribuye. De ahí que este es un tema que todavía se encuentra en investigación.

 

Existe un único estudio sobre este tema en mujeres mexicanas, el cual evaluó la relación entre el consumo de alimentos como la cebolla, lechuga, manzana, espinaca y el té, entre otros que contienen fitoestrógenos, y el riesgo de cáncer de mama. Se encontró que el consumo de más de una rebanada de cebolla por día tiene un efecto protector contra el riesgo de la enfermedad. También se mostró un efecto similar de un consumo de más de media taza de espinacas y más de una hoja de lechuga por día en mujeres que todavía no presentaban la menopausia.

 

El resveratrol, que es un fitoestrógeno que se encuentra principalmente en el vino tinto, se ha estado estudiando últimamente y pudiera tener un efecto quimiopreventivo en el desarrollo de cáncer en la piel de ratones y en la prevención de cáncer de colon en animales, aunque su acción en otros tipos de cáncer necesita ser investigada con más detalle antes de hacer recomendaciones a nivel clínico.

 

Podemos concluir que el tema de los fitoestrógenos es interesante, pero todavía no existe evidencia suficiente ni concluyente del potencial preventivo y terapéutico de estos compuestos. La divulgación de las propiedades de los fitoestrógenos ha aumentado el interés, sobre todo entre las mujeres, que buscan consumir productos, complementos o alimentos con alto contenido en fitoestrógenos. Sin embargo, es necesario puntualizar que no se conoce la cantidad mínima requerida para lograr efectos benéficos en la salud y que el consumo excesivo de fitoestrógenos también puede resultar contraproducente. Se requieren más investigaciones para determinar la seguridad en el consumo de estos compuestos.

 

Finalmente, hay que puntualizar que ningún alimento o nutriente por sí sólo es el milagro nutricional, y que la clave para tener una alimentación saludable consiste en la combinación adecuada de alimentos y nutrientes en la alimentación diaria.

Por Graciela Caire Juvera* (CIAD)

Para ampliar su información:
Octavio L. Pérez Luzardo, Luis Domínguez Boada y Manuel Zumbado Peña "Fitoestrógenos y cáncer". Biocáncer 2, 2004
"Fitoestrógenos y cáncer de mama".
Fitoestrógenos, en esta página y en esta otra.

* La Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. es investigadora titular C en el Departamento de Nutrición Pública y Salud de la Coordinación de Nutrición del Centro de Investigación en alimentación y Desarrollo (CIAD), ubicado en Hermosillo, Sonora.

El Primer Foro de Innovación Científica–Tecnológica para la Producción Sustentable Acuícola Y Pesquera en el Estado de Sinaloa, se realiza desde ayer en las instalaciones de la Coordinación Regional Mazatlán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD).

 

El evento titulado Tilapia mexicana de calidad, por una producción sustentable”, ha sido convocado por el  Comité Sistema Producto Tilapia  Sinaloa  a través del Programa Integral de Capacitación 2012 y  está dirigido a la comunidad científica, estudiantes, académicos, productores acuícolas, funcionarios y sociedad en general, tiene como objetivo difundir la información científica y/o innovación tecnológica que se realiza en el Estado de Sinaloa, enfocada a los sectores de producción acuícola y pesquera de Tilapia.

 

En el foro participan los principales Centros de Investigación, Universidades  e Institutos Tecnológicos de la entidad, como lo es el CIAD, El Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM (ICMyL-UNAM), El Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional  del IPN (CIIDIR-IPN), EL Centro de Ciencias de Sinaloa (CCS), La Facultad de Ciencias del Mar de la UAS (FACIMAR-UAS) y El Instituto Tecnológico de Mazatlán (ITMAZ). 

       

El programa contempla 20 conferencias enmarcadas en seis temas principales a desarrollar: 1) Tecnología de cultivo; 2) Manejo y Calidad de Agua; 3) Sanidad e Inocuidad; 4)  Alternativas en Alimentación; 5) Comercialización; y  6) Sustentabilidad.

 

Por parte de CIAD Mazatlán participan los doctores Sonia Soto Rodríguez, Crisantema Hernández González, Francisco Javier Martínez Cordero, Arturo Ruiz Luna, Pablo Almazán y Miguel Betancourt.

 

De ICMyL-UNAM los doctores Rosalba Alonso Rodríguez, Federico Páez Osuna y Armando A. Ortega Salas, mientras que del ITMAZ son los doctores. Milton Spanopoulos Hernández, Dr. Miguel A. Franco Nava, el M.I. Alfredo E. Vázquez y el Ing. Jesús Alberto Becerra C.

 

Además la Dra. Martha Zarain Herzberg del CCS, el Dr. Gustavo Rodríguez Montes de la FACIMAR-UAS y el Dr. Hervey Rodríguez González del CIIDIR-IPN.

 

Como parte de las actividades se presentarán casos de éxito: Aqua Grow S.A. de CV, empresa rentable en el cultivo intensivo de tilapia en el sur de Sinaloa; Acuaponia (cultivo de tilapia y camarón) y soluciones nutritivas orgánicas en la producción de tomate bajo invernadero; Sistemas de tratamiento de agua para el cultivo de tilapia; Aplicación de buenas prácticas en la producción de tilapia, acorde con estándares internacionales; Trazabilidad en la cadena productiva, distribución y comercialización de tilapia; y Desarrollo Integral de Bacurato como ejemplo de una Cooperativa Acuícola y Pesquera.

 

Para cerrar actividades se llevará a cabo la Mesa redonda: Problemática en el cultivo de tilapia en Sinaloa: retos y oportunidades.

Con el objetivo de conocer el trabajo científico que realiza el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), la Coordinación Regional Delicias recibió la visita de funcionarios de Fomento Agropecuario de la Secretaria de Desarrollo Rural.

 

Las doctoras Sandra Mónica Alvarado González y Graciela Ávila Quezada, fueron las encargadas de guiar el recorrido por los todos los laboratorios de Análisis de Alimentos, Fisiología y Nutrición Vegetal, Bioquímica y Biología Molecular, Química Computacional y Toxicología en Alimentos.

 

Por su parte el Director de Fomento Agropecuario de la Secretaria de Desarrollo Rural del Estado, Ing. Mario Alberto Ochoa se mostró interesado por los análisis de nutrición vegetal, plaguicidas, metales pesados y los programas de Buenas Prácticas Agrícolas que se ofrecen en el CIAD.

 

El funcionario mostró interés en dar a conocer los servicios y proyectos que se realizan en CIAD ante los Sistema Producto del estado.

México requiere de reformas económicas más de fondo que lleven a la reducción de la desigualdad y el aumento del empleo, fue uno de los planteamientos hechos por investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), al participar en XII International Bussines and Economy Conference, realizada recientemente en Francia.

 

El documento elaborado por los doctores Mario Camberos, Luis Huesca y Joaquín Bracamontes titulado “The Economic Crisis and its Effects on Inequality and Poverty in Mexico”, propone también una reforma tributaria progresiva que grave la riqueza; redefinir la focalización considerando los grupos vulnerables como las niñas, personas con capacidades diferentes, los grupos indígenas, los adultos mayores.

 

Los investigadores de la Coordinación de Desarrollo Regional también hicieron hincapié en la necesidad de fortalecer con mayor financiamiento el programa Oportunidades, del cual se evaluó el impacto por ser el más importante de la política social de México para reducir la pobreza por medio de la microsimulación estática.

 

Durante su participación los doctores Mario Camberos y Joaquín Bracamontes, precisaron que la desigualdad en México aumentó entre 1984 y 2000, observando valores cercanos al 0.6 del índice de Gini (normalmente utilizado para medir la desigualdad en los ingresos), causada por las crisis ocurridas, a la par de las políticas neoliberales implementadas;

 

Señalaron que la desigualdad en nuestro país, decreció en la primera década del presente siglo y aumentó nuevamente con la última crisis. Aunado a ello, la implementación de una política social con errores de exclusión de los grupos más vulnerables y la insuficiencia de recursos, ha generado un saldo cercano al 50% de mexicanos en pobreza en el año 2010.

 

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), Coordinación Regional Delicias, ofrecerá en sus instalaciones el Curso–Taller “Redacción de Artículos Científicos con Estilo Propio”, con el objetivo de que los asistentes desarrollen habilidad y destreza para la escritura de artículos e informes científicos.

 

Su coordinador, el Dr. Esteban Sánchez Chávez, precisó que como instructor se tendrá al Dr. Ricardo Valdez Cepeda, Profesor–Investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel 3.

 

Entre los temas se impartirán los pasos básicos del Método Científico desde el planteamiento del problema, la formulación de hipótesis y su comprobación, y la formulación de leyes, teorías y modelos.

 

Se abordarán comentarios y consejos de redacción como el gerundio peligroso, el buen uso de mayúsculas, ¡Cuidado con el uso de los verbos!, uso correcto de preposiciones, el uso de debe o deber de y sino o si no, palabras innecesarias, cambios de tiempo de los verbos, cambios de primera persona singular a persona plural, tamaño de palabras, oraciones, frases, secciones y capítulos, escritura en negativo, uso de términos vagos, uso de paréntesis, uso de y/o, frases introductorias, voces pasiva y activa, dificultad de lectura, escritura de números, sustantivos y adjetivos, barbarismos, anfibologías, anglicismos, galicismos y tautologías, paralelismo, signos de puntuación, hipérbaton y pleonasmo y estilo.

 

El programa contempla ejercicios de redacción y cálculo de índices que reflejan la dificultad de lectura de escritos, la redacción de materiales y métodos, resultados, discusión/conclusiones, introducción, resumen, título y autores.

 

El Curso-Taller tendrá una duración de 40 horas y se llevará a cabo del 18 al 22 de febrero en un horario de 8:00 a 15:00 horas. El cupo es limitado a 20 personas y tiene un costo de recuperación.

 

Para los interesados en tomarlo, lo recomendable es que cuenten con resultados de algún trabajo de investigación en términos de figuras y cuadros impresos que les serán útiles para escribir un artículo durante el curso-taller.

 

Además es conveniente que los participantes cuenten con al menos 10 artículos científicos impresos, de reciente publicación, cuya temática sea de la disciplina del artículo que se escribirá. Se recomienda que al menos 3 de esos artículos correspondan a la revista en que creen que se puede publicar su contribución, de preferencia de autores que sean miembros del Consejo Editorial de la Revista o árbitros.

 

Se aconseja también leer la guía de autores de la misma revista. El Dr. Sánchez Chávez estará brindando mayor información a través de los correos electrónicos Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o al teléfono (639) 474 84 00 extensiones 102 y 104.

En el vecino condado de Yuma, Arizona, hay unos 114 mil residentes de origen hispano, la mayoría sin cobertura médica, según estima el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) de Sonora.

 

Al ofrecer una conferencia en esta frontera, el director del CIAD de Sonora, Pablo Wong González, indicó que esa situación es una oportunidad para fomentar el turismo de la salud hacia esta región fronteriza.


Detalló que en el condado de Yuma hay alrededor de 200 mil habitantes, de los cuales el 57 por ciento son de origen hispanoamericano, unos 114 mil y en su mayoría carecen de cobertura médica.


"Eso significa que el potencial para el desarrollo del turismo de la salud hacia la frontera de Sonora es bastante alto", estimó al ofrecer una conferencia en la Universidad Estatal de Sonora (UES) campus local.


Destacó que este municipio tiene una posición estratégica ante la demanda de servicios médicos y hospitalarios que significa esa población hispanohablante vecina, lo que representa una oportunidad de crecimiento económico.


Agregó que la calidad en la atención de la salud en las clínicas de esta ciudad, se encuentra en el primer lugar de las fronteras sonorenses, y a un costo menor que en su contraparte de Arizona.


Wong González enfatizó que el turismo de la salud es un campo que se puede desarrollar de manera complementaria con otros sectores afines, como es el turismo de recreación. Expuso que para potenciar esta oportunidad es necesaria la colaboración de los sectores productivos y las autoridades, que primero deben organizar una planificación.

 

Dispuestas a aprender, practicar y experimentar en los laboratorios que forman parte del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), un par de estudiantes centroamericanas con los mejores promedios, eligieron esta institución para hacer su estadía, luego de revisar una larga lista de posibilidades.

 

La Dra. Herlinda Soto Valdez, investigadora de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV) y responsable del Laboratorio de Envases donde las jóvenes realizarán sus prácticas profesionales, explicó que las dos participarán en investigaciones específicas que ya están en marcha, “en el proyecto sobre ácido poliláctico ellas agregarán aditivos y fabricarán películas plásticas para ver el efecto que tienen”.

 

Por espacio de 15 semanas, Aimara de la Cruz Molina de El Salvador y Máxima Alejandra Burgos Hernández de Honduras, trabajarán con materiales con los que nunca han tenido contacto y conocerán el funcionamiento y la importancia de los mismos.

 

“Nos gustó el CIAD como opción porque nosotros no trabajamos con envases en nuestra escuela y entendemos que es importante esa parte para conservar en buen estado los alimentos”, dijo Máxima.

 

“Las dos nos sentimos atraídas por los programas académicos y de investigación que tiene CIAD, hemos sabido que su trabajo de investigación destacan por ser de la mejor calidad y contar con reconocimiento internacional, además estamos dentro del laboratorio que es lo que buscábamos” manifestó Aimara.

 

Ambas son estudiantes de la carrera de Ingeniería en Agroindustria Alimentaria de la Escuela Agrícola Panamericana Zamorano de Honduras universidad internacional que ofrece a jóvenes de diversas latitudes y orígenes la oportunidad de convertirse en profesionales comprometidos con el manejo responsable de los recursos naturales, la transformación rural y la competitividad global.

 

Las estudiantes precisaron que esa institución educativa se estudia bajo el lema de “Aprender Haciendo”, lo que la ha posicionado como la única institución a nivel regional capaz de integrar una formación universitaria que combina la teoría, la práctica, la formación de carácter y el liderazgo y llegar al CIAD es la mejor opción para poner en práctica lo que ya saben y aprender cosas nuevas.

Con el objetivo de lograr que un mayor número de personas de la región diversifiquen sus productos lácteos o emprendan una nueva actividad, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), y Fundación Produce de Chihuahua, trabajan en la organización del curso “Elaboración de quesos (Cheddar y Ricotta) y la importancia de la inocuidad de la leche y de los productos”.

 

Las Doctoras Graciela Ávila y Mónica Alvarado, ambas investigadoras del CIAD, Coordinación Regional Delicias, y el Ing. Héctor Tarango Delgado, presidente de la Fundación Produce Chihuahua, sostuvieron una reunión para definir estrategias a seguir, ya que la capacitación estará dirigida a queseros y productores de leche de vaca y cabra.

 

Parte de los elementos importantes a considerar son que el curso ofrecerá herramientas para Elaborar quesos Cheddar y Ricotta a partir de leches de cabra y vaca (50% y 50%), logrando atributos especiales de sabor y posicionándolos entre los productos lácteos gourmet.

 

Además, como parte de las enseñanzas, se tiene contemplado utilizar el suero (subproducto del queso) para elaborar el queso Ricotta y el subproducto de este último para elaborar una deliciosa y nutritiva bebida de frutas.

 

El instructor del curso será el Dr. Arturo Inda Cunninham, prestigiado profesionista, reconocido a nivel internacional por su conocimiento en el área de lácteos, con estudios en el Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM) y doctorado en el extranjero, Colaborador de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Secretaría de Salud (SSA).

 

El curso se realizará los días 11 y 12 de marzo en las instalaciones del CIAD Delicias. Los interesados pueden comunicarse con las doctoras Graciela Ávila Quezada y/o Mónica Alvarado González al teléfono (01639) 4748400 extensiones 105 y 107.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), a través del Organismo de Certificación de Producto (OC-CIAD, Sonora Alimentos), certificó a cinco empresas camaronícolas para que incluyan la marca oficial “México Calidad Suprema” en sus productos, garantizando que son sanos, de calidad e inocuos.

 

El Dr. Miguel Ángel Martínez Téllez, Gerente Técnico del Organismo de Certificación, precisó que entre las compañías beneficiadas se encuentran cuatro granjas productoras de camarón y una planta procesadora, todas de Sonora, que al aplicar las medidas adecuadas para reducir los riesgos de contaminación, cumplir con la calidad suprema del producto y la sanidad de este, se les entregó un Acta de Certificación por haber cumplido con los requisitos establecidos en el PC-018 Pliego de Condiciones para uso de la marca oficial México Calidad Suprema en Camarón.

 

Las empresas acreditadas como productoras de camarón son: DC Acuícola, S.A de C.V de Bahía de Lobos; Aquacultura Santa Fe, S.A de C.V de la Costa de Hermosillo; Acuícola La Tatahuila, S.A. de C.V de Hermosillo, mientras que la compañía Acuícola La Borbolla, S.A de C.V de Hermosillo, también obtuvo la certificación como productora y procesadora de camarón.

 

El Gerente Técnico precisó que los riesgos de contaminación a los que pueden estar expuestos los productos pueden ser desde peligros bilógicos (bacterias, virus, hongos que dañen la salud del consumidor), físicos (objetos inertes como piedras, vidrios, cabellos, metales, etc.) y químicos (residuos de antibióticos por arriba de los límites máximos permitidos), así como la implementación del Plan HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) y el sistema de trazabilidad.

 

Agregó que el trabajo que se realiza por parte del OC-CIAD, Sonora Alimentos, consiste en revisar todos los procedimientos a detalle y ofrecer la garantía de tener los atributos indicados a través del proceso de certificación, evaluando el nivel de cumplimiento del Sistema de Gestión de Calidad e Inocuidad del Proveedor en embarcaciones, granjas camaronícolas o plantas procesadoras, bajo los requisitos contenidos en el Pliego de Condiciones PC-018 para Camarón, explicó.

 

“Actualmente estamos en evaluación por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de la Sagarpa Federal (SENASICA), para ser acreditados como organismo certificador de esta institución en lo relativo a la revisión de los sistemas de reducción de riesgos para la contaminación”, dijo.

 

Martínez Téllez, destacó que a la par OC-CIAD, Sonora Alimentos, afina detalles para convertirse en organismo de certificación del FDA del Gobierno de Estados Unidos “lo que buscamos es que OC-CIAD, Sonora Alimentos sea un organismo conocido y reconocido a nivel nacional e internacional, para posteriormente lanzar el sello CIAD” concluyó.

Mobile Menu