Notas

Con el fin de sentar las bases de formalización de un convenio general de colaboración interinstitucional, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), capítulo Culiacán, visitó las instalaciones de la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

En aras de conocer la infraestructura y capacidad tecnológica con la que cuenta el CIAD para atender las necesidades del sector restaurantero de Culiacán, así como fortalecer los lazos entre ambas instituciones, en esta visita Miguel Taniyama Ceballos, presidente de la Canirac Culiacán, pudo conocer la labor de distintos investigadores(as) del Centro.

Libia Limón Castro, responsable de la Oficina de Vinculación del CIAD Culiacán, expuso parte de la labor institucional del Centro y guio a Taniyama Ceballos por los laboratorios de Tecnología de Alimentos, Microbiología y Alimentos Funcionales y Nutracéuticos.

Por su parte, Verónica Pérez Rubio responsable del Laboratorio de Tecnología de Alimentos, presentó los servicios que dicha área puede ofrecer y compartió casos de vinculación empresarial en los que su equipo ha trabajado para el desarrollo de productos.

Mencionando algunos ejemplos de productos que se han desarrollado en el Laboratorio de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos, así como el beneficio del consumo de estos para el consumidor, Erick Paúl Gutiérrez Grijalva también conversó con Taniyama Ceballos.

Miriam Vega Rodríguez, atendió la visita al Laboratorio de Microbiología y explicó los servicios que se ofrecen para garantizar la inocuidad de los alimentos que se producen en Sinaloa.

Actualmente la Canirac Culiacán busca mejorar la administración y los procesos que se realizan en los restaurantes de sus agremiados, a través de capacitación y acceso a desarrollos tecnológicos que les permitan optimizar recursos e incrementar sus ventas.

El CIAD Culiacán tiene el compromiso de impulsar positivamente el desarrollo del sector productivo a través de la aplicación de Investigación, Capacitación y Tecnología para el Desarrollo.

Colaboración de Libia Limón Castro, Oficina de Vinculación del CIAD.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) participó en el Primer Foro Nacional sobre Inocuidad y Calidad Alimentaria, realizado en Mazatlán, Sinaloa, por la Asociación Nacional para la Inocuidad Alimentaria en México.

El encuentro fue organizado para conmemorar el Día internacional de la Inocuidad Alimentaria, que se celebra cada 7 de junio por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en ingles).

El investigador Cristóbal Chaidez Quiroz, académico del CIAD Culiacán, representó al Centro en este evento, donde participó en la mesa de análisis “La investigación en la inocuidad alimentaria”.

Chaidez Quiroz, quien es director del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria (LANIIA), comentó que el Foro reunió a más de quinientas personas entre empresarios(as), académicos(as) y estudiantes.

Asimismo, indicó que este espacio tuvo el objetivo de escuchar las voces de expertos(as) en la materia y analizar el papel fundamental que tiene la inocuidad en cada etapa de la cadena alimentaria para garantizar alimentos seguros.

Durante su participación, titulada “Se acaba el tiempo de los antibióticos… y ahora es Phage time”, compartió su experiencia de investigación, donde habló sobre el problema que representa la creciente resistencia a antibióticos de ciertos organismos y de la alternativa que se encuentra en los bacteriófagos, virus capaces de controlar bacterias y lograr la inocuidad de los alimentos.

Como parte de su intervención, el doctor Chaidez mencionó que las malas prácticas higiénicas durante el manejo de los alimentos generan que anualmente más de 600 millones de personas desarrollen cuadros diarreicos y que, de esas, alrededor de 400 mil mueran. Por tal motivo, la conmemoración de este día, dijo, es de gran importancia en la búsqueda de la culturización de la inocuidad de los alimentos.

 

 

El pepino es un alimento básico en la gastronomía mexicana sobre el que existen varios mitos; por ello, Gustavo González Aguilar, investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), nos contará qué dice la ciencia al respecto.

 

¿Cortar las orillas y frotar?

 

Una de las creencias más arraigadas respecto al consumo de pepino es que, para evitar que este tenga un sabor amargo, hay que cortar ambos extremos y frotarlas contra las orillas del fruto.

 

El profesor del CIAD explicó que las plantas pertenecientes a la familia de las cucurbitáceas, como el melón, calabacita, sandía, calabaza y pepino, sintetizan metabolitos llamados cucurbitacinas (los responsables del sabor amargo). Estos funcionan como defensa contra plagas.

 

Al madurar los frutos, disminuye la concentración de cucurbitacinas; por tal razón, mientras se escoja un fruto maduro, la posibilidad de que este tenga un sabor amargo es menor. Por lo tanto, no afecta el que se froten o no los extremos cortados del pepino para quitarle ese sabor amargo, explicó.

 

¿Las orillas no se comen?

 

La concentración de la cucurbitacina C varía dependiendo del tejido de la planta; es decir, si son hojas, tallo o fruto. La mayor cantidad de dicho metabolito se concentra en el extremo del tallo del pepino y en las orillas del fruto, por eso tienen un sabor más amargo, lo que explica la práctica común de cortarle dichos bordes.

 

Sin embargo, a pesar de que el sabor pueda resultar un poco desagradable, su consumo no representa ningún riesgo para la salud, ya que, incluso, algunos estudios han demostrado que tienen potencial antitumoral.

 

¿Qué hacer con las cáscaras?

 

González Aguilar comentó que existe la creencia de que se debe evitar consumir la cáscara del pepino, pero indicó que su ingesta es segura, siempre y cuando se lave bien para eliminar la presencia de bacterias patógenas, o que exista el caso de que una autoridad sanitaria hubiera emitido una alerta de brote de Salmonella o E. coli; en esta situación, manifestó, es mejor no comerla hasta que las dependencias pertinentes indiquen que el lote afectado ha sido retirado de los supermercados

 

De tal manera, recomendó procurar consumir su cáscara, ya sea de pepinos frescos o fermentados (pickles), pues esta es una rica fuente de clorofila y otros compuestos antioxidantes como flavonoides y fibra.  

 

¿Comer las semillas es dañino?

 

Al igual que en el caso de la cáscara, no existe ningún riesgo a la salud ocasionado por la ingesta de las semillas de pepino. Pudiera suceder que estas tengan un sabor amargo cuando el fruto no está en su máximo estado de madurez.

 

El académico del CIAD compartió que las semillas de pepino son comúnmente utilizadas en la medicina popular de la India y China como antidiarreicas y diuréticas. Además, algunos estudios han demostrado que poseen compuestos bioactivos con actividad antioxidante y anticancerígena. Las semillas se pueden usar también para la fabricación de ungüentos para la piel.

 

¿Es un alimento “vacío”?

 

Popularmente se cree que el pepino “es pura agua” y nada nutritivo, y aunque es cierto que tiene una alta cantidad de esta, es precisamente esta condición la que lo convierte en una excelente opción para integrarse en la dieta, con el fin de mantenerse bien hidratado; además, su bajo aporte calórico y el reducido contenido de carbohidratos ayuda al control del peso corporal.

 

Asimismo, su consumo aporta minerales como el potasio, además de algunas vitaminas en pequeñas cantidades, como vitamina K, C, A, E y algunas del grupo B. También se ha asociado, principalmente, con grandes beneficios en el cuidado de la piel, cabello, huesos y sistema inmune.

 

Con la colaboración de Gustavo González Aguilar, investigador del CIAD, y Ramón Pacheco Ordaz y Alejandra Preciado Saldaña, estudiantes del Doctorado en Ciencias del CIAD.

Una oportunidad para que las y los jóvenes conozcan la oferta académica disponible en instituciones académicas que se encuentran establecidas en Guaymas, Sonora, se ofrecerá en la séptima edición de la Semana de Posgrado Guaymas.

En esta ocasión, el evento se desarrollará el 6 y 7 de junio del presente y tendrá lugar en las instalaciones del Centro de Visitantes del estero “El Soldado”, de dicho municipio.

El evento es organizado por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), el Instituto Tecnológico de Sonora (Itson) y el Tecnológico Nacional de México, Campus Guaymas (ITG-TNM).

Como parte de las actividades se presentarán resultados y avances de proyectos de investigación de los alumnos de posgrado de estas instituciones y se contará con información para que los interesados(as) conozcan cómo cursar alguno de los posgrados que ofrecen las instituciones participantes.

Los asistentes podrán conocer opciones para estudiar maestrías y doctorados en áreas como acuacultura, biología, ecología, biotecnología, ciencias sociales y administrativas y sistemas de información, entre otras.

Jaqueline García Hernández, titular de la Coordinación Regional Guaymas del CIAD, destacó la importancia de la realización de este evento, pues, dijo, es una oportunidad para que los estudiantes de posgrado de Guaymas se conozcan interactúen con compañeros de otras instituciones, ya que pueden surgir colaboraciones para mejorar sus investigaciones. 

Añadió que en el evento se realizarán exposiciones orales y de carteles científicos, además de que el 6 de junio se realizará una mesa redonda titulada “Servicios ecosistémicos del estero El Soldado: retos y oportunidades”, donde participarán expertos de las instituciones organizadoras, así como especialistas en medio ambiente y turismo.

Asimismo, señaló que el 7 de junio se impartirá la conferencia magistral “Los mamíferos de la sierra El Aguaje”, a cargo del profesor investigador Juan Pablo Gallo Reynoso, del CIAD.

Por último, agregó que, aunado a lo anterior, esta es una gran oportunidad también para los estudiantes de licenciatura, e incluso preparatoria, para conocer lo que se hace en las entidades académicas de esta región, así como para los sectores productivo, de gobierno y académico, quienes, eventualmente, se pueden ver beneficiados tanto por los resultados de las investigaciones como por el recurso humano altamente calificado que los egresados de los posgrados representan.

Puede encontrar el programa general de actividades en la página oficial de Facebook “Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo”.

 

La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca ha inaugurado la Unidad Genética de Selección Masal Biosegura de Genética Acuícola Mexicana (Genamex), proyecto en el que participará el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

Se trata del primer centro de innovación e investigación para el mejoramiento genético del camarón, único por su alcance a nivel nacional, el cual es una alianza estratégica de seis empresas productoras de larvas y dos centros públicos de investigación adscritos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt): el CIAD y el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor).

En este proyecto participarán, en un inicio, 34 investigadores(as), 26 de ellos(as) con doctorado y reconocimiento por parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Conacyt, quienes buscarán sumar experiencias, procesos productivos y capacidad a fin de mejorar los reproductores de camarón.

Contribución científica

Se pretende que Genamex obtenga reproductores de camarones certificados, saludables y de alta variedad genética y provea a los laboratorios de larvas a nivel nacional para mejorar el rendimiento en la producción.

 

En el acto inaugural, que fue encabezado por Rafael Ruiz Valdez, Presidente del Consejo de Administración, y donde también participó Miguel Betancourt Lozano, Coordinador e investigador del CIAD Mazatlán, se dijo que Genamex estará conformada por tres unidades de investigación e innovación, ubicadas en los municipios de Mazatlán y El Rosario y que contará con una inversión de 250 millones de pesos.

 

Como parte de las innovaciones en las que se trabajará, se encuentran la aplicación de tecnología de diagnóstico molecular multiplex mediante sistema de lotes, la clarificación de los organismos del virus de la mancha blanca mediante un biofármaco molecular, la depuración de los organismos de bacterias patógenas mediante terapia de fagos que eviten el uso de antibióticos y la marginación de bacterias patógenas en procesos de mantenimiento de reproductores mediante tecnología de bioflóculos, entre otras; en total serán doce los proyectos de innovación que se desarrollarán.

 

Innovación tecnológica

 

En el mediano plazo se espera que arranque la Unidad Genética de Biomarcadores y Bioensayos, la cual se especializará en la selección genética asistida por biomarcadores moleculares, el desarrollo de biomarcadores moleculares SNP y QTL, la genotipificación por NGS de los patógenos ya existentes y detección de mutaciones y la innovación de bioensayos de resistencia con cepas de patógenos genotipificados y variedades genéticas de camarón.

 

Asimismo, se trabaja en el desarrollo de la Unidad Genética Biodiversa de Selección Familiar, la cual generará investigación e innovación sobre biodiversidad genética de poblaciones naturales de Litopenaeus vannamei, entre otros temas.

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha sido invitado por la Secretaría de Economía de Sinaloa (SE) a formar parte de la Red de Mentores del Ecosistema de Emprendimiento.

Esta asociación está integrada por especialistas en las áreas de emprendimiento e innovación, quienes contribuirán con el gobierno estatal en la creación y fortalecimiento de MiPyMes más competitivas y generadoras de empleo.

Con este propósito, se contará con la representación de Libia Limón Castro, enlace de vinculación del CIAD Culiacán, quien fungirá como “mentora oficial” tras haber sido certificada por la SE mediante el diplomado “Formadores Emprende en México LEAN MX”.

Limón Castro comentó que se trata de una red de incubadoras que tiene el fin de orientar a personas que deseen iniciar un negocio o impulsar el crecimiento de los que ya se encuentren operando.

La primera generación de la Red está conformada por treinta mentores con amplio reconocimiento y experiencia en el tema, respaldados por un proceso de selección que incluyó validación profesional y conocimientos técnicos, experiencia en atención a emprendedores y vinculación institucional pública y privada.

Las y los mentores participarán proactivamente con la Secretaría de Economía del Gobierno de Sinaloa en programas de fomento al emprendimiento, incubación y aceleración de empresas y MiPyMes, exposiciones y ferias para emprendedores, desarrollo comercial, programas de financiamientos y equipamiento productivo, entre otros.

La especialista en negocios internacionales señaló que en el CIAD Culiacán se cuenta con una Incubadora de Alto Impacto, de la cual es responsable José Basilio Heredia, área desde la que se promueve el emprendimiento con base científico tecnológica, desde el campo de especialización del Centro.

Por su parte, Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del CIAD, explicó que la institución cuenta con diversas áreas para el impulso del emprendimiento, como la Unidad de Transferencia de la Innovación, que alberga el Centro de Patentamiento (Cepat), así como la Oficina de Transferencia de Tecnología (OTT).

Con los esfuerzos realizados por el equipo responsable de las acciones de vinculación y gestión tecnológica de la Coordinación Regional de Culiacán, se complementan las estrategias institucionales para incidir de forma directa en el apoyo científico y tecnológico para el fortalecimiento para las MiPyMes en el noroeste de México.

Colaboración de Libia Limón Castro y Basilio Heredia, del CIAD Culiacán.

En su permanente esfuerzo por llevar la ciencia a la sociedad, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha capacitado a más de un centenar de personas sobre la alimentación de la tilapia en cultivo.

Fue durante los meses de abril y mayo del presente que la doctora Crisantema Hernández González, investigadora del CIAD Mazatlán, brindó el curso taller “Nutrición y alimentación de tilapia en cultivo” en los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Los beneficiados de esta capacitación fueron más de cien personas, quienes se dedican a la producción de tilapia, así como estudiantes e investigadores de universidades locales de dichas entidades. También asistieron al taller autoridades del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

Los temas que se abordaron durante el curso fueron conceptos básicos sobre nutrición de tilapia, buenas prácticas de cultivo relacionadas con la inocuidad durante el manejo del alimento, así como el uso de ingredientes regionales alternativos para el desarrollo de nuevas formulaciones de bajo costo.

Además de la capacitación teórica, también se realizó una visita a granjas locales productoras de tilapia para que los asistentes pudieran poner en práctica lo aprendido. 

Esta capacitación se impartió gratuitamente es sus tres sedes y se realizó con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de la Alianza Estratégica Sustentable de la Región Pacífico Sur (Adesur), consorcio agroalimentario, así como de los comités de sanidad acuícola de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Esta iniciativa fue realizada en el marco de las actividades del proyecto Fordecyt “Estrategias multidisciplinarias para incrementar el valor agregado de las cadenas productivas del café, frijol, mango, agave mezcalero y productos acuícolas (tilapia) en la región Pacifico Sur a través de la ciencia, la tecnología y la innovación”.

Académicos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), en conjunto con otras instituciones de educación superior, impartirán un taller en Teconapa, Guerrero, sobre las propiedades de la jamaica, y participarán en una jornada sobre propiedades funcionales de alimentos mexicanos, que se celebrará en Acapulco, Guerrero.

 

Ambos eventos son organizados por la Red Iberoamericana de Alimentos Autóctonos Subutilzados (Alsub-Cyted), con el apoyo de más de diez instituciones, entre las cuales se encuentra el CIAD, así como dependencias gubernamentales.

 

El taller “La jamaica: sus bondades y grandes retos” se realizará el próximo 12 de junio. Con este evento se busca un acercamiento con los productores(as) para darles a conocer el gran potencial con el que cuenta este cultivo a nivel internacional y promover en este sector el interés de reactivar su plantación de manera sustancial y sustentable en el estado de Guerrero.

 

Aarón González Córdova, coordinador de Vinculación del CIAD, comentó que eventos como los que se realizarán la próxima semana en Guerrero, se suman a los esfuerzos que el CIAD realiza constantemente en el país para acercarse a los productores de alimentos tradicionales y contribuir con ellos a mejorar sus prácticas y procesos.

 

De igual manera, el 13 de junio se llevará a cabo en el puerto de Acapulco la Jornada sobre Propiedades Funcionales de Alimentos Tradicionales Mexicanos.

 

Sonia G. Sáyago Ayerdi, coordinadora de la Red Alsub, explicó que Mexico cuenta con gran potencial en alimentos tradicionales, los cuales presentan una riqueza nutricional y funcional, pero que, desafortunadamente, poco a poco han ido perdiendose debido a la culturización de muchos habitos alimenticios.

 

Por ello, agregó, es de relevancia poder compartir con la comunidad estudiantil de carreras como ingeniería bioquímica, nutrición y gastronomía, así como con profesores y público en general, los grandes atributos y beneficios a la salud que estos alimentos tradicionales pueden brindar.

 

Además, se aprovechará este evento para reconocer a un investigador acapulqueño egresado del Instituto Tecnológico de Acapulco, el Dr. Luis Arturo Bello Pérez, por la gran trayectoria como formador de generaciones de investigadores nacionales e internacionales que han contribuído y contribuyen al desarrollo de nuestro país y de ese estado.

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) participa en un estudio que tiene el objeto de ampliar el conocimiento sobre las políticas fiscales relacionadas con el tabaco en México, con el fin de reducir su consumo y generar nuevas propuestas orientadas a la acción basadas en evidencia científica.

Con el título “Análisis de impuestos y simulaciones de tabaco en México”, el estudio se inserta en el proyecto global Accelerating Progress on Tobacco Taxes in Low and Middle Income Countries, coordinado por la Universidad de Illinois (UIC) en su Instituto de Investigación y Política de Salud, ubicado en Chicago (EE.UU.).

Por parte del CIAD, el investigador Luis Huesca Reynoso, quien lidera esta iniciativa, recientemente sostuvo una reunión en el Banco Mundial, con sede en Washington D.C. (EE.UU.), con la intención de presentar metodologías que, a su vez, fueran retroalimentadas por economistas del banco y del equipo de investigación de la UIC bajo el liderazgo del doctor Frank Chaloupka.

Huesca Reynoso explicó que los países que se eligieron para este estudio (Argentina, Brasil y México) muestran repuntes en la prevalencia del tabaquismo en jóvenes y en mujeres por una mayor asequibilidad de los cigarrillos, así como problemas de financiamiento del sistema público de salud en los costos vinculados a enfermedades asociadas con su consumo.

La reunión fue encabezada por Alan Fuchs, economista senior del Banco Mundial, y en ella se presentaron resultados de proyectos previos relacionados con el tema, además de que se examinaron las propuestas de trabajos de los distintos países participantes en la actual investigación.

El economista del CIAD señaló que para octubre del presente se difundirán los primeros resultados de este estudio y que espera que estos puedan ser considerados por los legisladores federales con el propósito de que se reformen las políticas fiscales que tengan una relación directa con el impacto del tabaco en la salud de los mexicanos y su sostenible financiamiento.

Por último, mencionó que la nueva investigación del CIAD ampliará los hallazgos previos que simulen la nueva distribución del ingreso para los diferentes escenarios impositivos y de transferencias por asignar, a fin de analizar el impacto del aumento de impuestos para diferentes grupos vulnerables de hogares fumadores, como en situación de pobreza, con hijos o adultos mayores y liderados por madres solteras o por jubilados.

El objetivo de la ciencia en México es contribuir al desarrollo y bienestar de la sociedad, y el Centro de Innovación y Desarrollo Agroalimentario de Michoacán (Cidam), consorcio en el que participa el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), ha superado sus metas en ese sentido.

Miguel Ángel Martínez Téllez, investigador del CIAD comisionado ante el Cidam, comentó que a mediados del mes de mayo del presente se logró superar la cantidad de servicios analíticos profesionales brindados durante el pasado 2018, período en el que se atendieron 104 órdenes de servicio (140 se han atendido a la fecha de esta publicación en 2019), esto sin contar los análisis comprometidos en proyectos financiados, superando el millón doscientos mil pesos.  

Explicó que este mérito es una manifestación de la suma de esfuerzos de un grupo de investigadores altamente comprometidos con los valores de las instituciones que representan: el CIAD, El Colegio de Michoacán y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, quienes conforman el Cidam.

Agregó que también es una muestra del reconocimiento que el Cidam ha logrado ante los sectores público y privado por su aporte al desarrollo regional de Michoacán.

Martínez Téllez indicó que se han brindado servicios de análisis microbiológicos, fitopatológicos y de suelo, identificación de plaguicidas, composición de alimentos y estudios poscosecha de frutas y hortalizas, entre otros.

Asimismo, señaló que ha tenido la oportunidad de colaborar con pequeños y medianos productores de cultivos de mango, aguacate, limón, guayaba, fresa, maíz y frijol, principalmente.

El Cidam, dijo, está avalado ante la Entidad Mexicana de Acreditación como organismo certificador para bebidas alcohólicas, por lo cual también ha apoyado a productores de mezcal de la región, además del apoyo con los laboratorios de inocuidad química y microbiológica, que cuentan con la acreditación de la NMX-EC-17025-IMNC-2006. 

A través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), añadió, se ha establecido vinculación con productores y comercializadores michoacanos, para dar a conocer las oportunidades que la ciencia y la tecnología les puede ofrecer en su actividad económica.

Por último, mencionó que el Cidam también ha ofrecido, y lo hace periódicamente, cursos de capacitación sobre manejo de alimentos, fertilizantes, plaguicidas, etcétera, lo cual le ha llevado a incrementar el reconocimiento social en la entidad.

Actualmente en el Cidam laboran 29 investigadores y 5 técnicos de apoyo y se forman 35 estudiantes de licenciaturas en áreas afines a los temas del Cidam.

Mobile Menu