Notas

La cuarta edición del Congreso Internacional de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos ya tiene fecha y sede: se llevará a cabo del 10 al 12 de junio de 2020 en el Centro de Convenciones ubicado dentro del Parque Tecnológico del Tecnológico de Monterrey, Campus Puebla.

El lema de la próxima edición será “Innovación y tecnología: piezas clave para la producción de alimentos saludables”, y su realización representa la suma de esfuerzos de casi veinte instituciones, con el respaldo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y con la coordinación de la Red de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en Alimentos Funcionales y Nutracéuticos (AlFaNutra). Este año también suman su apoyo al congreso la Red Iberoamericana de Aprovechamiento de Alimentos Autóctonos Subutilizados (ALSUB-CYTED) y el Consorcio de Investigación, Innovación y Desarrollo para la Zonas Áridas (CIIDZA).

En el marco de este evento también se realizará la primera edición del Simposio “Tecnologías para la revalorización del sorgo como alimento funcional”.

El comité organizador del cuarto congreso está integrado por los profesores Janet Alejandra Gutiérrez Uribe (Tecnológico de Monterrey), Gustavo González Aguilar y Aarón González Córdova, ambos académicos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

Los investigadores señalaron que las pasadas tres ediciones de este evento han significado el nacimiento de vínculos de colaboración interinstitucional a nivel internacional, así como la creación de un espacio que propicia el intercambio de los más recientes hallazgos científicos en el tema del desarrollo de alimentos funcionales y nutraceúticos.

Asimismo, anticiparon que el programa de actividades comprenderá conferencias, ponencias orales, exposiciones de carteles científicos y espacios similares para que profesionales y estudiantes de este campo tengan la oportunidad de enriquecer sus conocimientos con temas de vanguardia.

Los temas que se abordarán serán “Caracterización y validación de componentes bioactivos en alimentos funcionales”, “Farmacocinética, nutrigenómica, proteómica y metabolómica”, “Alimentos fermentados funcionales”, “Lípidos, péptidos y carbohidratos funcionales”, “Nanotecnologías, pro y prebióticos”, “Microbiota humana”, “Sistemas de liberación”, “Aprovechamiento de subproductos”, “Tecnologías emergentes” y “Conservación y procesamiento de alimentos y bebidas funcionales”.

Por último, indicaron que la información sobre el encuentro será actualizada a través de los canales de comunicación oficiales del CIAD, así como del micrositio www.ciad.mx/alfanutra. Quienes deseen más detalles pueden escribir un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

El ascenso global de China como un actor perfilado a convertirse en la primera potencia del siglo motivó a Diego Avilés Quintanar a investigar más sobre cuál es y será la relación del gigante asiático con la economía mexicana, específicamente con el sector agroalimentario.

Avilés Quintanar presentó esta semana su defensa de grado como doctor en desarrollo regional, con la tesis “Efectos de la expansión global de China en el sector agroalimentario en México”, bajo la dirección de Pablo Wong González, investigador y actual director general del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

Durante su presentación explicó que, si bien China es un país que exporta muchos productos, también importa una cantidad significativa de insumos para producir, lo que ha ocasionado que países de América Latina como Brasil, Argentina y Bolivia hayan sufrido un efecto de “reprimarización”, es decir, que sus sectores económicos primarios hayan crecido en las últimas tres décadas, lo cual puede ocasionar perjuicios medioambientales por la explotación de recursos naturales.

Subrayó que México no ha tenido tal efecto, por lo que su investigación se enfocó en describir cómo funciona la dinámica comercial en el sector agroalimentario con el país oriental.

En su trabajo retoma a autores que señalan que México se encuentra amenazado en el sector industrial por China, que cuenta con mejores capacidades para desplazar a nuestro país como proveedor de más del 90% de las manufacturas. Sin embargo, en el segmento agroalimentario, la república asiática se ve en desventaja, pues México le supera en más del 60% (calidad y precio) de los productos que ambos comercializan entre sí y proveen al mundo.

Esta es una oportunidad para México, indicó, pues hace décadas que se ha puntualizado la urgente necesidad de que nuestro país diversifique sus relaciones comerciales intercontinentales para dejar de tener una dependencia económica con Estados Unidos.

Por último, agregó que es necesario que el gobierno mexicano incentive la creación de cadenas productivas y comerciales, como las que existen con Norteamérica, para que la iniciativa privada pequeña, mediana y grande encuentre nuevos mercados donde colocar alimentos y bebidas mexicanos que cada vez gozan de mayor popularidad en la gastronomía oriental.

 

La alianza entre instituciones públicas que promueven la divulgación científica en beneficio de la niñez hermosillense y sonorense, a través del programa Sábados en la Ciencia, se ha fortalecido este 2020 con la adhesión de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La Estación Regional Noroeste (ERNO) del Instituto de Geología de la UNAM es el nuevo aliado que se suma al esfuerzo del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), la Universidad de Sonora (Unison), “La Burbuja” Museo del Niño y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt).

La primera participación de la ERNO en Sábados en la Ciencia tuvo lugar el pasado 30 de noviembre de 2019, cuando fue sede y organizadora de la Feria de Ciencias de la Tierra, un evento sobre geología y paleontología que disfrutaron decenas de familias hermosillenses.

Thierry Calmus, jefe de la ERNO, comentó que participar en Sábados en la Ciencia representa una oportunidad para impulsar la vinculación con la sociedad y cumplir con el objetivo institucional de promover la ciencia en la población infantil y juvenil.

Por su parte, Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del CIAD y Coordinador de Sábados en la Ciencia, manifestó que contar con este nuevo aliado significa añadir a la oferta de Sábados de la Ciencia nuevos campos del conocimiento científico en Ciencias de la Tierra, como los sismos, el volcanismo o la evolución de la vida, entre otros. 

Sábados en la Ciencia es un programa fundado en 2015 que se realiza por lo menos una vez al mes en diferentes sedes, donde se llevan a cabo talleres y exposiciones gratuitas para que niños(as) y sus familias aprendan temas científicos de manera lúdica.

Puede obtener mayor información en la página de Facebook “Sábados en la Ciencia Noroeste”.

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), a través de la Coordinación de Programas Académicos (CPA), ha lanzado la convocatoria 2020-I para estudiar su Maestría en Ciencias, Doctorado en Ciencias, así como la Maestría en Desarrollo Regional.

A partir del 4 de febrero y hasta el 12 de mayo de 2020, las personas interesadas podrán realizar su pre-registro en línea y cubrir los diferentes requisitos establecidos para dichos posgrados, los cuales se encuentran adscritos al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La Maestría en Ciencias y el Doctorado en Ciencias están clasificados como de Competencia Internacional dentro del PNPC, reconocimiento que los acredita como una opción que tiene la calidad equivalente a la que ofrecen instituciones en otros países, por tener colaboraciones en el ámbito internacional a través de convenios que incluyen la movilidad de estudiantes y profesores, la codirección de tesis y proyectos de investigación conjuntos.

Estos programas se imparten en Hermosillo y Guaymas (Sonora), Culiacán y Mazatlán (Sinaloa) y Ciudad Cuauhtémoc y Delicias (Chihuahua).

Ambos posgrados comparten las mismas líneas de investigación: Acuicultura, Biopolímeros, Biotecnología, Bioquímica, Ciencia y Tecnología de Alimentos, Ecología y Medio Ambiente, Horticultura, Microbiología, Nutrición y Toxicología.

Por otro lado, la Maestría en Desarrollo Regional, con nivel Consolidado en el PNPC, se ofrece únicamente en Hermosillo, Sonora, y comprende las líneas de generación y aplicación del conocimiento en Economía y Desarrollo Regional, Estudios Sociales sobre Alimentación y Desarrollo, Estudios Ambientales y Socioculturales del Desarrollo y Estudios de Desarrollo Humano y Vulnerabilidad Social.

Los y las estudiantes aceptado(a)s en los programas académicos del CIAD que no tengan otro ingreso económico cuentan con la posibilidad de acceder a una beca de manutención que otorga el CONACYT.

Además de demostrar interés por la investigación, así como dedicación de tiempo completo a los posgrados, quienes deseen ingresar deben acreditar un grado académico anterior afín al que concursan, además de comprobar su dominio del inglés mediante el examen TOEFL, así como aprobar distintos niveles de puntaje en la Prueba de Admisión a Estudios de Posgrado (PAEP), según el programa de interés.

Todos los requisitos y procedimientos de esta convocatoria se encuentran disponibles en www.ciad.mx/posgrados, donde también podrá descargar los distintos formatos de solicitud de ingreso para cada programa. Asimismo, puede solicitar información a la línea telefónica (662) 289 2400, extensiones 807 y 808.

Aracely y Noelia, provenientes de la Escuela Agrícola Panamericana Zamorano, de Honduras, aunque de nacionalidad ecuatoriana y boliviana, respectivamente, han llegado al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) en Hermosillo, Sonora, para realizar sus prácticas profesionales y tesis de licenciatura.

Como parte de la última etapa de su formación académica como ingenieras en agroindustria, ambas realizan una estadía en el Laboratorio de Investigación en Carne y Productos Cárnicos bajo la tutela de la profesora Armida Sánchez Escalante en la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal del CIAD.

Durante esta experiencia aprenderán técnicas de investigación de vanguardia, así como el uso de diferentes equipos de laboratorio, mismos que no están disponibles en su universidad de origen.

Las jóvenes comentaron estar muy satisfechas con su aprendizaje sobre innovación en alimentos funcionales. Aracely, por ejemplo, desarrollará salchichas con harina proveniente del árbol del mezquite, que sustituirá a los extensores que tradicionalmente son utilizados en la formulación de salchichas.

Sánchez Escalante señaló que el conocimiento más importante que las alumnas se llevarán de vuelta a casa será la ejecución práctica de los conocimientos teóricos que han aprendido en la carrera.

En el contexto personal, Aracely y Noelia manifestaron estar muy contentas en México; comenaron que se han encontrado con muy buenas personas en la capital sonorense y que se sienten maravilladas con la cultura y la gastronomía regional.

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) participará en la Expo Agro Sinaloa, Foro de Innovación y Negocios, 2020, uno de los encuentros más importantes en México sobre tecnología agrícola, que se celebrará del 5 al 7 de febrero del presente en Culiacán, Sinaloa.

El evento tiene el propósito impulsar la innovación agrícola mediante la exposición de insumos agrícolas, investigación y transferencia tecnológica y considera la exhibición de lotes demostrativos de cultivos, con el propósito de mejorar la calidad de los cultivos, formar relaciones empresariales, crear y desarrollar oportunidades de negocio, compartir información y buscar clientes potenciales.  

La participación del CIAD, que está a cargo de Libia Limón Castro, enlace de vinculación, consistirá en un módulo informativo donde se presentarán las líneas de investigación y los servicios que contribuyen al desarrollo y competitividad del sector agrícola, además de que se promoverán los programas académicos para la formación de capital humano altamente especializado. Como parte del programa de exposiciones, Raymundo García Estrada, académico de este centro, ofrecerá la conferencia “Manejo del virus del café rugoso”, el viernes 7 de febrero a las 12:20 horas.

Asimismo, el grupo de investigación de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Biotecnología dará a conocer los desarrollos tecnológicos en la producción de alimentos nutritivos y funcionales, desarrollo de cadenas de valor sostenibles para la elaboración de productos con fines alimenticios, medicinales y agrícolas, así como el uso de la biotecnología para el estudio de bacteriófagos como agentes de control biológico y fagoterapia. También, se presentará un paquete tecnológico sobre el bonete, fruto regional, como oportunidad para el desarrollo económico y social de comunidades ubicadas al pie de la sierra.

Por su parte, el grupo de Horticultura compartirá su experiencia en los sistemas de la productividad agrícola bajo técnicas de cultivo tradicional y en agricultura protegida; esto, con el apoyo de estudios en fertirrigación, manejo agronómico, uso de biorreguladores, fenología de cultivos, manejo postcosecha y manejo orgánico o tradicional de fitosanidad. Además, se promoverán los diagnósticos moleculares (PCR y RTPCR) para detección de fitopatógenos (hongos, bacterias, virus, nematodos y fitoplasmas), entre otros servicios.

 

El Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria (LANIIA), el cual trabaja de forma interdisciplinaria en los temas de investigación, desarrollo e innovación sobre inocuidad de alimentos, sustratos y agua, además de ofrecer servicios analíticos para evaluar los puntos críticos de contaminación en la cadena productiva, también tendrá participación en el evento, en representación del grupo de Inocuidad Alimentaria.

 

Aspectos relacionados con la importancia de la nutrición del recién nacido, así como en madres adolescentes y problemas de salud asociados a la desnutrición en el embarazo, son algunos de los temas que se abordaron durante el III Simposio Bienal en Ciencias Nutricionales, que en esta ocasión se enfocó en los primeros mil días de vida. La ceremonia inaugural del evento estuvo a cargo de la vicerrectora de la Unidad Regional Centro de la Universidad de Sonora (Unison), María Rita Plancarte Martínez, quien felicitó al comité organizador por la realización de este espacio de divulgación científica, pues, dijo, han logrado generar equipos de trabajo afines entre la Unison y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), instituciones convocantes. Plancarte Martínez aprovechó la ocasión para destacar la participación de los alumnos de la licenciatura en ciencias nutricionales, ya que en este tipo de eventos se comparten conocimientos que complementan la formación que los jóvenes reciben y se convierte en una forma de aprendizaje alternativo a las sesiones de aula, y así pueden adquirir más conocimiento del estado del arte de la profesión que cursan. Agregó que, además, se trata de un evento que refleja parte de los objetivos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible: hambre cero, salud y bienestar e invitó a los estudiantes a aprovechar los conocimientos que se expondrán los próximos dos días. Por su parte, la presidenta de la Academia de Nutrición del Departamento de Ciencias Químico Biológicas, Reyna Isabel Sánchez Maríñez, destacó que se eligió el tema de los primeros mil días de vida porque se trata de la etapa más importante del desarrollo y la que mayor impacto tiene en el resto de la vida; no cuidar este aspecto, puntualizó, conlleva diversos problemas que se reflejan a nivel mundial en que 155 millones de niños presentan retraso de crecimiento, 52 millones más tienen peso bajo, de acuerdo con su talla, y 41 millones tienen sobrepeso u obesidad, solo por citar algunas cifras. A fin de enfrentar estas y otras problemática de salud, es fundamental brindar mejor atención a la salud alimentaria de la madre y su hijo, y para ello, la comunidad académica y científica y el personal de salud requieren de mayor preparación y de la actualización de sus conocimientos, de ahí que la Universidad de Sonora y el CIAD hayan preparado este simposio con este propósito. En tanto, la coordinadora del área de nutrición del CIAD, Graciela Caire Juvera, en representación de Pablo Wong González, director general, expresó su beneplácito por la concurrida participación de estudiantes de nivel licenciatura, a quienes invitó a acercarse a este centro de investigación y conocer los proyectos de investigación que han desarrollado sobre enfermedad celiaca y lactancia materna, entre otros temas. La jornada que se realizó los días 30 y 31 de enero, en el marco del Día del Nutriólogo, incluyó conferencias relacionadas con tendencias de la alimentación complementaria, el apetito en lactantes, factores de riesgo para daño neurológico, nutrición en lactantes con discapacidad, nutrición en infantes con síndrome de Down y deficiencia de micronutrientes en los primeros mil días  

 

Con el propósito de que la niñez hermosillense conozca la importancia de cuidar el medioambiente, principalmente los humedales, se celebrará el taller “Un tesoro acuático en Hermosillo”, en el marco del programa Sábados en la Ciencia.

Será el próximo sábado 1 de febrero en el marco del Día Mundial de los Humedales, que se celebra cada 2 de febrero, cuando se realice la feria científica en “La Burbuja” Museo del Niño.

Junto al museo se encuentra el humedal natural llamado popularmente “Laguna La Sauceda”, un espacio natural único en la ciudad, donde conviven más de cien especies diferentes, entre vegetación, roedores, reptiles, aves y peces.

Charlas de especialistas en ecosistema de humedales que invitarán a las y los niños a participar, así como diferentes exposiciones de la Red de Clubes de Ciencias de la Universidad de Sonora (Unison), es parte de lo que las familias podrán disfrutar en esta mañana de sábado.

Alf Meling López, investigador de la Unison y un comprometido promotor de la divulgación científica infantil, es el responsable de la coordinación de este evento.

Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), invitó a la sociedad hermosillense a asistir a este encuentro, que tiene el objetivo de incentivar la vocación científica en las nuevas generaciones.

Para reservar su lugar es necesario completar un formulario electrónico disponible en la página de Facebook “Sábados en la Ciencia Noroeste”.

Sábados en la Ciencia es un programa de divulgación científica dirigido al público infantil que mensualmente realizan el CIAD, la Unison, “La Burbuja” Museo del Niño, el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a través de la Estación Regional Noroeste de su Instituto de Geología.

 

 

Comer es un placer y, en un mundo con tantas desigualdades, es un privilegio. La mayoría de las personas disfrutamos los beneficios de los nutrientes en los alimentos, mismos que para algunas otras son dañinos, les causan malestares e incluso, pueden ser fatales.

Ana María Calderón de la Barca, investigadora de la Coordinación de Nutrición del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), nos explica las diferencias entre intolerancia y alergia, sus implicaciones y posibles soluciones.

Una persona es intolerante a cierto componente de un alimento cuando, manifiesta, unos veinte o treinta minutos después de ingerirlo, reacciones de malestar gastrointestinal, por la formación de gases. Por eso siente desde inflamación, dolor abdominal, flatulencias y hasta diarrea.

Lo anterior se debe a que no lo puede digerir y por tanto absorber, por lo que se va al intestino grueso, en donde las bacterias lo fermentan, produciendo gases. Estas intolerancias pueden ser de por vida o pasajeras, debido a una infección gastrointestinal o colitis; son molestas, pero no fatales.

Por su parte, las alergias se producen inmediatamente después del consumo del alimento que contiene el componente que desata la respuesta del sistema inmunitario. Los síntomas pueden manifestarse como urticaria, rinitis, dermatitis o dificultad para respirar; en los niños pequeños pueden darse diarreas e incluso inducir un shock anafiláctico, con desenlace fatal, si no se atiende de inmediato.

Así, por ejemplo, los componentes del trigo en los deliciosos productos de panificación o tortillas pueden inducir alergia o intolerancia en algunas personas. Mientras diversas proteínas del trigo, y no solo las de la fracción llamada gluten, pueden provocar alergias e intolerancias en algunas personas, sus carbohidratos de cadena corta podrían inducir intolerancia. De esta forma, quienes padecen hipersensibilidad a las proteínas del trigo, no pueden ni probar sus productos, mientras que, quienes son intolerantes a sus carbohidratos de cadena corta, lo pueden consumir con moderación.

Calderón de la Barca explicó que no se deben autodiagnosticar e imponerse dietas restrictivas. Lo más recomendable cuando se sospecha de alergia o intolerancia a un alimento, es consultar a un especialista en gastroenterología o alergología, quien instruirá sobre los análisis para el diagnóstico, así como el tratamiento.

Por último, ofreció los servicios de su laboratorio en el CIAD, donde se realizan análisis con un bajo costo (cuota de recuperación) para identificar alergias e intolerancias a algunos alimentos. También se ofrece orientación nutricional en los casos diagnosticados.

Si requiere más información, puede escribir un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamar al teléfono (662) 289 2400, ext. 306.

Cada vez son más populares los métodos “desintoxicantes”, incluyendo la dieta. La adopción de ciertas estrategias dietarias se hace con el fin de mejorar el estado de salud de las personas que adoptan estos métodos. Heliodoro Alemán Mateo, investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), devela algunos mitos y verdades de la dieta détox.

Comentó que actualmente es posible encontrar en los supermercados botellas de jugos, infusiones herbales, así como bolsas de mezcla de frutas y verduras congeladas para la preparación de jugos y licuados desintoxicantes, cuyo fin es servir como únicos alimentos durante determinado número de días para llevar a cabo la dieta détox.

Primeramente, aclaró, la palabra toxina, o la eliminación de toxinas o productos tóxicos, no es apropiada y no se puede generalizar. En el campo de la microbiología, una toxina pueden ser pequeñas moléculas, péptidos, o proteínas capaces de causar enfermedades, sobre todo por bacterias. Por otra parte, la palabra “tóxico” en medicina y nutrición se refiere a los productos derivados del metabolismo.

Por ejemplo, el amoniaco derivado del metabolismo de los aminoácidos es altamente tóxico, pero el cuerpo tiene sistemas de eliminación naturales, de tal manera que, en sujetos sanos y enfermos, se elimina diariamente como urea a través de la orina. Bajo ciertas condiciones patológicas no se elimina, se acumula y puede provocar encefalopatía hepática, en casos muy particulares.

Contextualizando lo anterior, puntualizó el académico, las llamadas dietas destoxificantes se deberían de considerar como dietas para ayudar a eliminar o disminuir la producción de desechos metabólicos. Es importante señalar que dichos desechos son muy necesarios para conservar la homeostasis o buen funcionamiento del organismo.

La dieta détox ha sido utilizada históricamente por naturistas y ciertas ramas de la medicina alternativa, y si bien es cierto que tiene beneficios en el corto plazo, no se trata de ningún método mágico, y mucho menos es un plan nutricional que se aconseje mantener durante tiempo prolongado.

Alemán Mateo explicó que durante los días en los que se consume únicamente agua, frutas, verduras, infusiones o agua con limón, es natural que se baje de peso, ya que se reduce la ingesta calórica a menos de la mitad del consumo promedio regular. Subrayó que hay estudios en donde estas dietas brindan alrededor de 500 kcal/día. Es ese mismo déficit el causante de la reducción de peso, y con ello la posible disminución de grasa y como consecuencia bajan el azúcar, colesterol, triglicéridos e incluso se ha documentado que bajan algunos marcadores de inflamación.

En el caso de los jugos de frutas o vegetales con contenidos moderados de fructosa, es probable que la persona manifieste sentirse “más ligera y con más energía”, esto puede ser porque el sistema digestivo estaría trabajando con un menor esfuerzo, a la par de que los altos niveles de glucosa que ingiere a través de las frutas le harán sentir revitalizado.

No obstante, el nutriólogo del CIAD señaló que el ser humano necesita de otros nutrientes como proteínas, lípidos o grasas y carbohidratos, que no se obtienen en el plan de la dieta détox. Lo anterior, indicó, puede llevar a una persona a caer en un estado de malnutrición, si se hace sin supervisión de un profesional de la salud y por un largo periodo de tiempo.

En ese sentido, añadió que si, después de hacer este tipo de dieta la persona vuelve a llevar una dieta desbalanceada, es decir, alta en grasas y productos ultraprocesados, se perdería cualquier beneficio que hubiera ganado con el método détox.

Algunas modalidades de la dieta détox ya han sido probadas clínica y científicamente para acompañar el tratamiento de diferentes enfermedades, pero deben hacerse bajo supervisión médica, enfatizó el académico.

Por tal razón, Alemán Mateo explicó que la mejor recomendación siempre será esforzarse en llevar o adoptar un estilo de vida saludable mediante el consumo de dieta balanceada y variada. De manera general, recomendó moderar el consumo, sin llegar a la restricción o eliminación de alimentos e incluir la actividad física.  

 

Mobile Menu