Notas

Los resultados de la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y sus efectos en la franja fronteriza de México, a partir del incremento del once al 16 por ciento, incluido en el paquete de la Reforma Fiscal 2014, presentará el Dr. Luis Huesca Reynoso, investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), durante su participación en el ciclo de conferencias del “Seminario Permanente de Ias Ideas”, que lleva a cabo el Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, en su séptima edición.

 

El cuerpo académico de Estudios Regionales en Economía, Población y Desarrollo de esta institución presenta cada mes un invitado externo y en esta ocasión, la conferencia “Progressivity and decomposition of Value Added Tax in the Mexican border 2014”, será impartida el día 14 de noviembre en la institución superior.

 

Durante su participación, el economista mostrará cómo los rubros de pagos por IVA de los gastos de servicios y mantenimiento de la casa (como la luz y gas), los de salud así como los de telecomunicaciones y de ropa y calzado son los más regresivos en la reforma; mientras que por otro lado, los de transporte, hospedaje, entretenimiento y restaurantes, resultaron ser progresivos; es decir, que se aplican de forma más correcta en la población.

 

Estos últimos conceptos de servicios, permiten a su vez un mayor margen de maniobra para aplicar la tasa general del 16% en IVA sin generar problemas serios en el bienestar de la gente y en sus bolsillos, debido a que se detectó que una gran parte de ellos son realizados por capas de ingresos medios y altos, en tanto que los primeros que resultaron regresivos, representan un mayor esfuerzo de parte de los grupos de hogares de menores recursos, de clase media baja e incluso de la media. Los efectos del IVA en la franja fronteriza son de mayor nivel de regresividad que en el resto del país, al haber pasado del once  al 16 por ciento.

 

En el caso del IVA que se aplica en los alimentos azucarados, los refrescos, así como los de alimentos para animales se observa un efecto regresivo, no así en el pago del IVA para el alcohol y tabaco, que presentó una incidencia neutral en los hogares. Finalmente, los resultados del estudio indican también los efectos en la recaudación, que se estima representarán un incremento por el orden del uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en recursos adicionales para el Gobierno Mexicano. El estudio permitirá delinear estrategias para conocer los efectos anticipados de la reforma fiscal, pero sobre todo, si ésta ha sido bien planeada y sólida como para poder lograr recaudar más con los menores costos en sacrificio del bienestar de la población.

 

Los datos obtenidos forman parte de la tesis doctoral del estudiante Arturo Robles Valencia, del programa de Doctorado en Ciencias del CIAD, misma que es dirigida por el Dr. Huesca Reynoso, miembro de la Coordinación de Desarrollo Regional del CIAD.

 

Para conocer más acerca de loss detalles del evento se puede consultar:

http://www.estudiosregionales.org/actividades/seminario-permanente-de-las-ideas-econom%C3%ADa-poblaci%C3%B3n-y-desarrollo/sesi%C3%B3n-7-2014/.

Entre los componentes claves en el manejo de la diabetes se encuentran la inclusión de una alimentación saludable, la práctica de actividad física de manera regular y la terapia farmacológica (uso de medicamentos), precisó el Dr. Julián Esparza Romero, Doctor en Epidemiología por la Universidad de Arizona e investigador en Diabetes del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), en el marco del Día Mundial de la Diabetes a celebrarse el 14 de noviembre.

 

Estos tres componentes dijo,  deben ser explicados al paciente diabético  por parte de un grupo integral de expertos, bajo el concepto de que el paciente tiene un papel fundamental en su auto cuidado. Es importante mencionar que el integrar una alimentación saludable como parte de un tratamiento integral en las personas con diabetes es una tarea que requiere mucha atención. Existen distintas estrategias y técnicas para lograr que quienes tengan diabetes, conozcan los aspectos relacionados con la enfermedad y las habilidades que les permitan enfrentar los problemas asociados al auto cuidado del padecimiento.  

 

Señaló que según la opinión de organizaciones de expertos en el tema, no existe un patrón de alimentación único para el paciente diabético debido a que distintas combinaciones de alimentos o grupos de alimentos  han resultado benéficos en el manejo de la diabetes.  La ventaja de tener una variedad de opciones de patrones de alimentación permite elaborar una combinación de alimentos acorde a las preferencias personales (tradición, cultura, religión, creencias en salud, objetivos, capacidad de compra) y metas de control en relación con la glucosa.

 

Eligiendo  qué  comer

La selección del patrón de alimentación debe ser individualizada, tomando en cuenta las necesidades del paciente para lograr el objetivo planteado. Por ejemplo, para aquellas personas con diabetes y problemas de obesidad se recomienda una reducción de la energía total consumida, manteniendo un patrón de alimentos saludable, con el objetivo de reducir el peso corporal. Se sabe que las personas con diabetes que logran perder peso de forma gradual (moderada) obtienen importantes beneficios en su salud, incluyendo disminución en los niveles de glucosa, presión arterial y/o lípidos, especialmente en aquellos pacientes diagnosticados recientemente con esta enfermedad, dijo el investigador de la Coordinación de Nutrición.


En el proceso de selección de un patrón de alimentación apropiado es necesario conocer los beneficios y recomendaciones del consumo de algunos nutrimentos en relación con el control metabólico del paciente diabético. Para el caso del porcentaje de energía consumida por carbohidratos, proteínas y grasas, no existe una recomendación generalizada para el paciente diabético. La cantidad y distribución recomendada de energía para un paciente con diabetes se hace basándose en una evaluación individual de la alimentación del paciente y la meta de control metabólico.

 

Los carbohidratos

En la selección de los carbohidratos, se toma en cuenta tanto el contenido, como la calidad de los mismos.  Se ha comprobado que una estrategia clave para el logro de un control de la glucosa es mediante el monitoreo de la ingesta de carbohidratos, contabilizando la cantidad de carbohidratos consumidos o a través de una estimación basada en experiencia. Los grupos de alimentos reconocidos como fuentes saludables de carbohidratos son los vegetales, frutas, granos enteros, legumbres  y productos lácteos (bajos en grasa), de preferencia aquellos que tienen una carga glicémica baja. No son recomendables los alimentos o grupos de alimentos con grasa, azucares y sodio añadidos.

 

En relación con el consumo de fibra, no existe una recomendación especial para el paciente diabético, manteniéndose la cantidad recomendada para la población en general que es el consumo de al menos 14 gr de fibra/1000 kilocalorías consumidas al día. Por otro lado, se recomienda limitar o evitar el consumo de bebidas azucaradas con el fin de reducir la ganancia en peso y disminuir el riesgo cardiovascular en el paciente diabético.

 

La grasa

Al igual que para los carbohidratos, no se ha establecido claramente la cantidad ideal de grasa recomendada para un paciente diabético, precisó, por lo que debe establecerse de manera individualizada. Es importante mencionar que en este caso, la calidad es más importante que la cantidad.  Por ejemplo, una dieta tipo mediterránea, caracterizada por el consumo de frutas y vegetales frescos, granos enteros y leguminosas, aceite de oliva, pescado, pollo y lácteos bajos en grasa contribuye al control de la glucosa y la disminución de factores de riesgo cardiovasculares. Al igual que para una persona sin diabetes,  se recomienda consumir alimentos con ácidos grasos de cadena larga (omega-3), contenidos en algunos pescados. Su consumo tiene un efecto benéfico en los niveles de lipoproteínas y en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

 

En relación con el consumo de grasas saturadas (menor de 10% de las calorías consumidas), colesterol (menor de 300 mg por día)   y ácidos grasos trans (evitar en lo posible el consumo de este tipo de grasas),  la recomendación es la misma que para aquellas personas sin diabetes. Por otro lado, no existe evidencia clara de beneficio alguno por consumir suplementos de vitaminas o minerales en personas con diabetes, si no existen deficiencias de las mismas, comentó.

 

Otros nutrimentos o suplementos

Con respecto a la suplementación con antioxidantes como vitamina E, C o carotenos no se recomienda su utilización debido a la falta de estudios que demuestren algún efecto benéfico en el manejo de la diabetes y la incertidumbre por su consumo a largo plazo. De igual manera, no existe suficiente evidencia para recomendar la suplementación con ácidos de cadena larga en personas con diabetes, en relación con la prevención y tratamiento de eventos cardiovasculares, puntualizó el Dr. Esparza Romero.

 

De igual forma, no  existen evidencias suficientes para recomendar el uso rutinario de cromo, magnesio  y vitamina D con la finalidad de mejorar el control de glucosa en el paciente diabético. En relación  al consumo de sodio, no existe una recomendación propia para el paciente diabético, por lo que se hace la misma recomendación que para la población en general, es decir un consumo menor de 2300 mg/día.

 

La actividad física y diabetes

El componente de actividad física es parte importante dentro del programa integral de manejo de la diabetes. Es recomendable realizar al menos 150 minutos por semana de actividad física aeróbica moderada (ejemplo: caminar) mínimamente tres días por semana, sin dejar de hacer actividad física en dos días consecutivos. Los beneficios obtenidos por la práctica de actividad física se ven reflejados en un mejor control de la glucosa, reducción en los factores de riesgo cardiovasculares, reducción del peso y mejora del estado emocional. 

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), Unidad Regional Cuauhtémoc recibió recientemente a cerca de 300 niños y jóvenes de diferentes escuelas de la región quienes participaron en las actividades de fomento a las vocaciones científicas y tecnológicas que se organizan cada año como parte del  compromiso social de esta institución, mencionó el Dr. David Sepúlveda Ahumada, coordinador de la institución. 

 

El departamento de Vinculación representado por Martha Verónica González Vigil y Rita María de la Peña Saucedo, fue el encargado de coordinar los esfuerzos, logrando la participación de los seis laboratorios, que para hacer más atractivo el encuentro con los visitantes utilizaron disfraces alusivos a cada especialidad y colocaron un stand. 

 

En el  Laboratorio de Preservación y Procesamiento de Alimentos de Origen Animal, utilizaron el disfraz de queso, ya que su trabajo es prioritariamente con lácteos; el Laboratorio de Preservación y Procesamiento de Alimentos de Origen Vegetal, utilizaron una botarga de Manzana, porque sus proyectos están mayormente relacionados con ese fruto. 

 

En tanto los integrantes del Laboratorio de Fisiología de Poscosecha y Patología Vegetal, se vistieron de oruga y catarina, haciendo alusión al desarrollo de investigación relacionada con control biológico; en el Laboratorio de Fitoquímicos y nutrientes, el disfraz fue de uvas verdes y moradas. 

 

El Laboratorio de Carbohidratos, Empaques y Alimentos Funcionales, por hacer investigación relacionada con campos agrícolas, granjas y empacadoras, utilizaron vestimenta de vaqueros; y los integrantes del Laboratorio de Microbiología y Biología Molecular, utilizaron al abejorro y la abejita para representar el trabajo que realizan. 

 

Cada uno de los laboratorios presentó experimentos y actividades con el objetivo de despertar la curiosidad en el quehacer científicos en cada uno de los asistentes, además de la importancia de la química. 

 

Es importante mencionar que en los preparativos y desarrollo del evento, se contó con la valiosa participación de estudiantes, además del personal que labora en el Centro de Investigación haciendo que el evento fuera todo un éxito, en el marco de la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología. 

Indican que la ciencia ofrece la alternativa de cambiar los insecticidas de uso actual por un manejo integral de plagas o por el cultivo orgánico, en donde el resultado es que de manera natural las plagas se aniquilan.

 

La presencia de plaguicidas compuestos por organoclorados (artificiales)  y endosulfan (insecticida altamente tóxico), localizó el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), en peces y aves que habitan en la Bahía del Tóbari, donde pescan decenas de ribereños.

 

La titular de Laboratorios en Ciencias Ambientales del CIAD con sede en Guaymas, Jaqueline García Hernández, precisó que entre las especies de peces afectadas están las lisas y mojarras, mientras que en aves se estudió a las clasificadas como de colonia, entre ellas el garzón gris, espátula rosada y pedrete corona clara, en donde el estudio realizado en esa zona demostró la presencia de insecticidas utilizados desde los años 60¨s y 80¨s.

 

Señaló que a pesar de que en la actualidad (2014),  los agricultores usan otros pesticidas llamados organofosforados (compuesto orgánico),   los cuales no son tan persistentes en el medio ambiente como los utilizados desde décadas pasadas, , los organofosforados tienen un mayor índice de toxicidad en el ecosistema y en la salud humana.

 

El impacto

 “Hay plaguicidas que se usaron entre los años sesenta y ochenta, y aún siguen persistentes en el medio ambiente y están acumulados en la cadena alimenticia, es decir, pasan de bivalvos ( almeja, mejillón, ostras, etc.) a peces y de ahí a las aves”, explicó.

 

El daño de estos químicos apuntó, no sólo causa efecto en la vida o desorientación de una especie, sino también provoca cáncer en las personas, porque al ser rociados vía aérea viajan kilómetros alrededor de los campos y comunidades agrícolas.

 

Plaguicidas altamente tóxicos solo hasta 2013

En los valles del Yaqui, en Sonora, así como en Mexicali, Baja California, y en Culiacán, Sinaloa, se ha detectado la presencia de plaguicidas de organoclorados y endosulfan, estos últimos usados hasta el 2013. En Sonora se encontraron en los peces y aves de Bahía de Tóbari, ubicada al suroeste de Ciudad Obregón.

 

“Hasta el año pasado fue prohibida la utilización del endosulfan, pero antes de que pasara esto, el producto bajó mucho de precio y eso causó que los agricultores compraran en demasía, y eso lo demuestra la concentración que hay en peces y aves”, resaltó.

 

La doctora consideró que es necesario cambiar los insecticidas que se emplean en los campos agrícolas en la actualidad por un manejo integral de plagas o el cultivo orgánico, para que de manera natural se aniquilen las plagas. En ese sentido, CIAD Guaymas está por iniciar un proyecto para la elaboración de un listado o patrón de uso de plaguicidas para identificar los más tóxicos.

 

Enseguida se hará contacto con los vendedores, distribuidores y productores para proponerles productos menos tóxicos, sin embargo, el trabajo en esa etapa apenas inicia, concluyó.

El pasado fin de semana dio inicio el programa nacional “Sábados en la Ciencia de Hermosillo”, promovido por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Sección Noroeste, en coordinación con el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD) y la Universidad de Sonora (UNISON).

 

La Dra. Mayra de la Torre Martínez, en su calidad de presidenta de la AMC, destacó que el objetivo es el de difundir la ciencia de una manera atractiva, divertida y amena tanto a la niñez como a la juventud, con actividades el primer sábado disponible de cada mes.

 

En la primera charla, titulada “El Facebook de la naturaleza”, los niños asistentes tuvieron la oportunidad de entender cómo el medio ambiente también es una red social en la que todos los seres vivos se comunican entre sí.

 

La Dra. de la Torre Martínez, también investigadora del CIAD, fue la responsable de ofrecer la plática a los asistentes, explicando a los pequeños, de manera muy sencilla y con videos, cómo es que una planta puede avisar a otras que hay insectos cerca, o la abeja en que una abeja comunica a sus compañeras que ha encontrado el alimento.

 

“Muchas veces en la escuela, desde la primaria, nos hacen la ciencia muy aburrida, pero no lo es, es divertida, en el quehacer diario siempre estamos en contacto con cosas que vienen de la ciencia, pero no nos damos cuenta”, dijo la investigadora.

 

La actividad está programada para llevarse a cabo el primer sábado de cada mes de 10:00 a 11:00 horas y la próxima cita es el 6 de diciembre en las instalaciones del CIAD, donde la Veta Verde sacará a los niños al campo a observar, buscar aves del desierto.

 

Para el mes de enero se ha programado un taller de física que será impartido en la Unison y para febrero la idea es abordar Geología, en donde los niños podrán conocer los fósiles, finalizó.

 

Es importante destacar que “Los Sábados en la Ciencia de Hermosillo” serán itinerantes, por lo que se invita a los interesados a estar pendientes del programa y más información en www.amcnoroeste.org y www.ciad.mx.

Cualquier tipo de alimento debe ser seguro para el consumo humano, es decir, no causarle enfermedades, es por ello que el Dr. Fernando Ayala Zavala, enlista diferentes pasos para reducir los riesgos de contaminación bacteriana.

 

El investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV), del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), manifestó que el consumo de alimentos saludables es una consigna para la población mundial, alimentos ricos es vitaminas, minerales, fibras, antioxidantes, bajos en sodio, y colesterol, entre otros, son los más recomendados.

 

Una acción importante dijo, es separar los alimentos crudos de los ya cocinados o listos para comer; es decir, pescados, carnes y pollo deben ser separados de ensaladas, frutas y verduras que serán consumidos sin cocinarlos. De esta manera, las bacterias que vienen en los alimentos crudos no pasarán a los alimentos que se consumirán de forma inmediata.

 

Destaca que el primer paso para reducir riesgos, es hacer una selección adecuada de los alimentos basándose en su calidad y frescura, y sobre todo alimentos almacenados en condiciones higiénicas.

 

“El comprar un alimento limpio que tenga color, olor, sabor y textura característicos, puede indicar que un menor número de bacterias puedan estar presentes”, indicó. Lo anterior lo menciona considerando que existen bacterias que causan que los alimentos pierdan su frescura cuando crecen.

 

Sin embargo dijo, que es importante resaltar que las bacterias que causan enfermedades normalmente no causan cambios en la frescura del alimento, es decir, pueden estar presentes. Por lo que además de una selección adecuada, es necesario llevar a cabo otros pasos para seguir reduciendo el riesgo de infecciones.

 

Como segundo paso se recomienda hacer un transporte y almacenamiento adecuado de los alimentos desde la tienda hasta el refrigerador en casa, es decir, se deben evitar transportes prolongados y tener mayor cuidado con alimentos que se almacenan en refrigeración. La sugerencia es que no se deje un alimento por más de dos horas a temperatura de 25°C, lo que es más crítico para regiones como Sonora donde las temperaturas son más altas.


Cuando no es posible viajar del súper directo a la casa, el Dr. Ayala Zavala recomendó utilizar hieleras que son efectivas en viajes prolongados y así solucionar el problema.

 

Como tercer paso, el investigador de CIAD cita que para la preparación y cocinado adecuado de los alimentos para su consumo, se requiere además, el tener una cocina y utensilios limpios y que el responsable de prepararlos atienda las medidas de higiene, además de evitar contaminarlos durante su elaboración.

 

“Lo recomendable es iniciar con un lavado de manos con agua y jabón, antes de la manipulación de alimentos. El lavado debe ser por no menos de 20 segundos antes y después de tener contacto con los alimentos, además de considerar los desinfectantes a utilizar en los utensilios para su elaboración.

 

Por su parte Melvin Roberto Tapia Rodríguez, colaborador del Laboratorio de Tecnologías Emergentes, precisó que en los alimentos cocinados como asados, guisados y rostizados, es necesario utilizar una temperatura apropiada (˃72°C) para reducir la carga de microoganismos del alimento. En esta parte se recomienda utilizar un termómetro durante el cocinado y asegurar que se alcance la temperatura adecuada.

 

El doctor recordó que una vez que el alimento esté cocinado, no debe pasar mucho tiempo sin refrigerar en caso de que no se vaya a consumir de inmediato, por lo que se recomienda enfriarlo lo antes posible y cuando se decida su consumo, recalentarlo a la temperatura recomendada.

 

Como último paso, el investigador recomienda limpiar y desinfectar las superficies de cocina y utensilios para evitar que crezcan bacterias en los residuos y que contaminen nuestros alimentos en futuras preparaciones.

 

Comentó que siguiendo estas recomendaciones se puede reducir el riesgo de enfermar por el consumo de alimentos contaminados con bacterias y obtener todos los beneficios nutritivos que estos nos proporcionan.

 

Entre las enfermedades más comunes asociadas al consumo de alimentos mencionó, se encuentran las gastrointestinales, causadas por la presencia de bacterias dañinas, siendo los alimentos, por su alto contenido de nutrientes, un medio apropiado para promover el crecimiento bacteriano.

 

Además existen otros factores que pueden promover su crecimiento como: temperaturas altas, un cocinado inadecuado y lo más común, la falta de higiene durante su preparación y consumo, finalizó.

Con una base científica, se busca contribuir a que se conozca de origen el problema, contribuir a la solución del mismo a corto y largo plazo y aprovechar la coyuntura para el desarrollo de la región, declaró el Dr. Pablo Wong González en relación al trabajo que el Centro de Investigación ha venido haciendo a partir de la contingencia declarada en la zona del Río Sonora.

 

El director general del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), precisó que se ha abordado el tema con mucha responsabilidad para evitar desinformación, porque la hay, “nuestro enfoque a este serio y lamentable problema, es tratarlo con mucha responsabilidad y con toda la información que se tiene con base científica no con especulaciones”.

 

En tanto la Dra. Mayra de la Torre Martínez, vocera del grupo conformado por 35 investigadores aproximadamente, del CIAD, destacó que se ha estado muestreando toda la zona y trabajando directamente con los pobladores de esa región.

 

Se ha analizado dijo, el agua de pozos y de las Norias, la leche para la fabricación de queso, los sedimentos y las plantas entre otros, “estos datos se les han entregado a los pobladores, insistiendo en que estos resultados son válidos para el momento en que se muestreó por lo que es indispensable continuar muestreando la zona y continuar con los análisis incluyendo los de metales pesados. El efecto de estos últimos contaminantes en los humanos se presenta a largo plazo, y esa es la preocupación”.

 

Lo que se encontró hace dos meses, es que el agua de Norias y pozos estaba dentro de la norma en cuanto a metales pesados y en el caso de las leches, se muestrearon las de la zona del Río Sonora, las de otras zonas y las que se venden en centros comerciales, de todas las marcas, y el resultado fue que no había problema con ellas, es decir, los resultados salieron igual para todas.

 

CIAD comentó, está planteando hacer un seguimiento con estudios durante diez años para poder seguir los efectos y la evolución de la contaminación en el ecosistema y en la población. En estos momentos en que se ha comunicado oficialmente que ya puede consumir el agua de los pozos de la zona, los pobladores piden que una institución en la que a partir de los resultados, se genere la confianza para consumir agua.

 

De la Torre Martínez, señaló que es importante continuar analizando la zona y en base a los resultados tomar decisiones, sin dejar de monitorear constantemente la salud de quienes habitan la zona del Río Sonora e ir midiendo si hay niveles altos de metales tóxicos o la población presenta síntomas de algún padecimiento relacionado con estos tóxicos.

 

“Lo importante es dar seguimiento al problema de contaminación pero hacerlo de manera integral, seguir monitoreando la zona, la salud de los pobladores y apoyar a la población para el que el desarrollo económico regional no se detenga”, finalizó.

 

El sistema inmune es fundamental en nuestra vida, su función es mantener el cuerpo del ser humano saludable y para lograrlo, día a día tiene que activar todos sus componentes y organizarlos en lo que se llama una “respuesta inmune”.

 

El Dr. Jesús Hernández López, investigador de la Coordinación de Nutrición del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), explicó que esta respuesta debe estar finamente regulada para que durante el control y eliminación de los “patógenos”, no se provoquen daños colaterales al cuerpo.

 

Pero cuando la respuesta inmune no logra controlar y eliminar los patógenos en su totalidad, el cuerpo enfermará; Por el contrario, si la respuesta inmune es exagerada y está fuera de control atacará las células del cuerpo y provocará un padecimiento autoinmune, como por ejemplo: el lupus, dijo.

 

“La respuesta inmune se puede dividir en: innata y adquirida. La primera incluye componentes que todos tenemos al nacer, de allí el término “innata” y la segunda por el contrario, se adquiere desde el nacimiento y se va “adquiriendo” a través de nuestra vida”, continuó.

 

Para entender mejor el investigador cita el siguiente ejemplo: los niños nacidos en México tienen el mismo sistema inmune innato que los niños nacidos en Francia. Pero si se compara el sistema inmune adquirido de los adultos de México con los de Francia, habrá diferencias significativas.

 

La respuesta inmune innata abundó, es la primera línea de defensa del cuerpo, el primer contacto que el sistema inmune tiene con los patógenos. Las barreras naturales del cuerpo como la piel, la saliva, el sudor, entre otros, pertenecen al sistema innato.

 

Además, de estas barreras naturales, hay células muy importantes que se encargan de eliminar a los patógenos: las células fagocíticas. Como su nombre lo indica, estás células son encargadas de “comer y eliminar” a los patógenos que invaden el cuerpo.

 

El investigador precisó que cuando un invasor supera las barreras naturales, las células fagocíticas serán las encargadas de controlarlo y evitar que se disemine a otras partes del cuerpo.

 

Otro grupo importante del sistema innato son los llamados “receptores que reconocen patógenos”. Su función es censar cualquier agente extraño que ingresa al cuerpo y decidir cuál representa un riesgo la salud y cuál no.

 

Hernández López agregó que estos son solo algunos de los componentes del sistema inmune innato, los cuales, como se mencionó anteriormente, serán en términos generales iguales en niños que han nacido en México o Francia. Sus características y respuesta será la misma frente al mismo patógeno invasor. Sin embargo, es importante destacar que el sistema innato se puede deteriorar a través del tiempo o si no existe una alimentación adecuada. En este sentido, en una persona mal alimentada, la respuesta innata será limitada independiente del lugar de nacimiento.

Manifestó que la respuesta inmune adquirida es más sencilla en términos de componentes, pero más compleja en la forma en que se organiza y desarrolla. Sus componentes son: linfocitos T y linfocitos B. Pero lo interesante es que en el cuerpo existen millones de cada uno de ellos. Como previamente se comentó, la principal característica de la respuesta adaptativa es que se adquiere a través del tiempo. En consecuencia, los adultos tendrán mayor inmunidad adaptativa que los niños.

 

Esta respuesta dijo, depende totalmente del tipo y frecuencia de patógenos que cada persona enfrenta durante su vida. Por lo tanto, la inmunidad adquirida será diferente si se compara a personas de México y Francia. Los estilos de vida, alimentación y sobre todo la salubridad son diferentes en ambas ciudades, y en consecuencia, el sistema inmune adaptativo tendrá una adaptación diferente.

 

La memoria inmunológica se adquiere de forma natural a través de los diferentes contactos que hay con los patógenos y a través del uso de vacunas. Las vacunas contienen diferentes formas de los patógenos, lo que asegura aumentar la inmunidad adaptativa sin necesidad de enfrentar directamente a los patógenos. La vacunación es la mejor forma de prevenir enfermedades, reiteró.

 

La evolución ha sido maravillosa recalcó, lo que permite que las madres además de dar la vida, ofrezcan protección a sus hijos desde que están en el vientre. Cuando el bebe nace, y si es alimentado con leche materna, la inmunidad de la madre pasará al bebe mientras su sistema inmune madura y es capaz de desarrollar sus propia inmunidad adaptativa.

 

En medio del la respuesta innata y adaptativa, se encuentran las células dendríticas. Estas células se encargan de comunicar el sistema innato con el adaptativo, modular la respuesta adaptativa, y son las encargadas de definir el destino de cada linfocito. Estas células se localizan en todo el cuerpo, especialmente aquellos por los cuales los patógenos ingresan al organismo: piel, sistema respiratorio, digestivo y genitourinario.

 

Por último destacó que el sistema inmune es fundamental para la vida. Un mal funcionamiento puede poner en riesgo la salud de una persona. Una alimentación adecuada y un estilo de vida saludable es la base para un buen funcionamiento.

Da a conocer el Dr. Pablo Wong González, director general del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), el cambio de coordinación de la Unidades Regionales en Culiacán, Sinaloa y Guaymas, Sonora.

 

Las solicitudes fueron aprobadas en Sesión Ordinaria de órgano de Gobierno, y es como a partir del 1 de octubre, la Dra. Jaqueline García Hernández tomó protesta como coordinadora de CIAD-Guaymas, en sustitución del Dr. Waldo Argüelles Monal.

 

Asimismo desde el 1 de noviembre, la Dra. María Dolores Muy Rangel, está al frente de la coordinación en CIAD-Culiacán, ocupando el lugar que desempeñaba el Dr. Cristóbal Cháidez Quiroz..

 

A través de un comunicado, el Dr. Wong González desea a las Muy Rangel y García Hernández, el mayor de los éxitos en su gestión, esperando sean pilares para el avance de las actividades sustantivas y el crecimiento individual y colectivo del personal.

 

Reconoce a demás a los doctores Argϋelles Monal y Cháidez Quiroz, por el excelente trabajo académico y administrativo desarrollado en sus áreas, así como por el alto nivel de institucionalidad mostrado en cada una de sus acciones.

 

Cabe mencionar que la Dra. Jaqueline García Hernández realiza investigación en temas relacionados con Ecotoxicología, Restauración de ecosistemas y Estudios con aves, mientras que la Dra. María Dolores Muy Rangel trabaja en el área de Ciencia y tecnología de los alimentos, trabajando específicamente en Fisiología y tecnología poscosecha de frutas, hortalizas y granos; con énfasis a biología de la maduración de frutas y hortalizas frescas durante poscosecha y búsqueda del valor agregado de los alimentos; Elaboración de nuevos productos procesados, vida de anaquel y etiquetado nutrimental.

 

En la búsqueda de la vinculación entre el conocimiento y los sectores productivos de Sinaloa y en el marco de la VII Expo Empresarial que organiza la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Delegación Sinaloa (CANACINTRA), denominada “Expoalimentech Innova 2014”, se entregó el Premio Sinaloa de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013, en donde fue galardonado el Dr. Cristóbal Cháidez Quiroz en la modalidad de Ciencias Naturales y Exactas.

 

El Premio Sinaloa de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013 se entregó en dos modalidades: Ciencia, que se otorga a investigadores y tecnólogos, adscritos a alguna institución del Estado de Sinaloa, de manera individual o en equipo, que hayan realizado investigación científica o tecnológica, cuyos resultados tengan impacto sustancial y relevante en la entidad y que contribuyan a la solución de problemas locales o regionales y en esta ocasión el investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), Coordinación Regional Culiacán, obtuvo el galardón.

 

La otra modalidad fue la de Tecnología e Innovación: que se otorga a las organizaciones o asociaciones con actividad empresarial legalmente establecidas en territorio sinaloense, cuyas contribuciones involucren el desarrollo de nuevos productos, materiales, procesos o sistemas de manufactura, incluyendo mejoras a los ya existentes, que promuevan la aplicación de conocimientos y avances tecnológicos preferentemente en colaboración con instituciones de educación superior, centros de investigación y organizaciones no gubernamentales dedicadas al desarrollo e innovación tecnológica.

 

Al evento asistió el Director General del Instituto de Apoyo a la Investigación e Innovación (INAPI), Dr. Carlos Karam Quiñones, quien dio a conocer los fundamentos del Premio Sinaloa de CTI 2013 y explicó la trascendencia del mismo. Así mismo informó que el Foro Consultivo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Estado de Sinaloa, en su sesión extraordinaria del 10 de octubre de 2014, acordó en forma unánime que el Premio Sinaloa de Ciencia, Tecnología e Innovación, el reconocimiento del Dr. Cristóbal Cháidez Quiroz con el premio en Ciencias Naturales y Exactas y al Dr. Ambrocio Mojardin Heráldez con el premio de Ciencias Sociales y Humanidades.

 

La evaluación de los expedientes y de los méritos de los participantes estuvo a cargo de investigadores de reconocida trayectoria en sus respectivas especialidades, coordinados por un Secretario Técnico, nombrado por el Director General del INAPI. Se integraron dos Comités Evaluadores, uno para cada modalidad. Las resoluciones correspondientes fueron remitidas a la Comisión del Foro Consultivo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Estado de Sinaloa. 

 

Los premios fueron entreegados en la  Expo Alimentech Innova 2014, donde José Luis Vega López, presidente de Canacintra Culiacán, inauguro el evento y expuso que la Expo Alimentech busca incentivar el consumo de los productos sinaloenses.

 

Cabe mencionar que Expo Alimentech Innova 2014, apoya incentivar y fomentar las micro, pequeñas y medianas industrias y empresas encontrarán soluciones en desarrollo de nuevos productos, nuevos procesos, comercialización, asesorías, consultorías, financiamiento, así como corredores de embalaje y logística.

 

En el evento también estuvieron presentes el Secretario de Desarrollo Económico del Estado de Sinaloa, Lic. Aarón Rivas Loaiza, quien hizo entrega de los premios a los galardonados, contándose con la presencia de los anfitriones del evento los  Presidentes nacional y local de CANACINTRA, el Ing. Rodrigo Alpizar Vallejo, y el Lic. José Luis Vega López, además, también se hizo presente el H. Congreso del Estado con la Diputada, Presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología, Laura Galván Uzeta, el Secretario de Innovación Gubernamental, Lic. Karim Pechir Espinoza de los Monteros, entre otras personalidades.

Mobile Menu