Notas

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) logró la aprobación del financiamiento para tres proyectos de investigación en el marco de la convocatoria Fronteras de la Ciencia 2015, que auspicia el Consejo Nacional del Ciencia y Tecnología (Conacyt). Con esto, el CIAD se convirtió en la única institución sonorense en recibir este apoyo.

 

Uno de los proyectos que fueron reconocidos con este fondo es el dirigido por Elizabeth Carvajal Millán, quien, junto a su equipo de investigación, trabaja en el desarrollo de micro y nano partículas de arabinoxilanos con alta densidad de entrecruzamiento para la administración oral de insulina, como alternativa al suministro por vía subcutánea. 

 

Este grupo de investigación es el único a nivel mundial enfocado al estudio de dichas partículas para el suministro de insulina oral, y sus resultados previos han demostrado que estas partículas liberadoras de insulina pueden regular los niveles de glucosa en ratas diabéticas. 

 

Este nuevo proyecto permitirá contribuir al avance de conocimiento científico acerca de los mecanismos involucrados en la formación de estas partículas y en la liberación controlada de la hormona. Con el fondo que se ha recibido, Carvajal Millán espera generar conocimiento científico transformador con propiedades emergentes que permita avanzar hacia pruebas futuras de estas partículas en seres humanos. 

 

La fuente de la eterna juventud

Asimismo, otra iniciativa de investigación que resultó favorecida es la que encabeza Martín Ernesto Tiznado Hernández, en la que estudiará la forma como las frutas crean una capa protectora conocida como cutícula. Los análisis se realizarán en frutos de guanábana, papaya y pitaya. 

 

Esto, según comenta el investigador, permitirá conocer “la fuente de la eterna juventud de los productos hortofrutícolas”, pues con esta investigación, de la cual ya existen antecedentes que respaldan su viabilidad, se podría lograr extender por mucho más el tiempo en que una fruta tiene calidad para ser consumida desde que es cosechada. Se espera que, en un futuro, esta investigación apoye la entrada de divisas al país mediante la exportación de productos hortofrutícolas a los mercados internacionales. 

 

Las bondades del mango

El proyecto de farmacocinética de polifenoles de mango “Ataulfo” a cargo de Gustavo González Aguilar, líder de la Red Nacional de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos (Alfanutra), es otro de los aprobados. El objetivo de este proyecto es conocer los efectos benéficos del consumo de frutas tropicales, cómo se absorben sus principales antioxidantes y el efecto de la fibra que contienen. 

 

De acuerdo a González Aguilar, es importante dar a conocer a la sociedad que la ingesta moderada en la dieta de frutos nativos de México, como el mango ataulfo, pueden tener efectos muy importantes para reducir distintas enfermedades crónico degenerativas causadas por una mala dieta. Esta investigación revelará la forma más conveniente para consumirlo (jugos, pulpas, aguas, mermeladas) para un mayor aprovechamiento de sus nutrientes.

 

Por su parte, Cristina Taddei Bringas, Coordinadora de Investigación del CIAD, comentó que, institucionalmente, este logro demuestra que la investigación que se realiza en este Centro es de frontera y responde a la misión y a la visión compartida con el Conacyt de generar conocimiento y formar recursos humanos que estén a la vanguardia de la ciencia y la tecnología.

 

A nivel nacional, fueron ochenta y cinco los proyectos que fueron beneficiados con este apoyo; todos ellos adscritos a instituciones educativas y de investigación. Las propuestas autorizadas fueron reconocidas por ser propositivas en temas emergentes y de innovación.

 

Con el propósito de compartir experiencias y brindar información actualizada sobre la evidencia científica que existe sobre cómo una apropiada alimentación puede convertirse en la mejor forma de prevenir enfermedades y fortalecer el sistema inmune, la Universidad de Sonora (Unison) y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) realizarán el I Simposio Bianual de Ciencias Nutricionales, que este año abordará el tema de la inmunonutrición.

 

Hace más de dos mil años que Hipócrates, el padre de la medicina moderna, dijo “que tu medicina sea tu alimento y el alimento tu medicina”. Hoy la ciencia ha demostrado que, efectivamente, algunos componentes de la dieta como vitaminas, minerales, etcétera, tienen efectos benéficos sobre el sistema inmune; es decir, ayudan a que el cuerpo humano se defienda mejor contra infecciones ocasionadas por bacterias, parásitos y virus.

 

Este campo de la ciencia es conocido como inmunonutrición, y un ejemplo de cómo está presente en la vida diaria es la recomendación popular de consumir frutas cítricas antes de la temporada invernal para evitar contraer enfermedades respiratorias en este periodo o que estas no sean tan agresivas. 

 

Celebrando el Día del Nutriólogo

En el marco de la conmemoración del Día del Nutriólogo, que se celebra el 27 de enero, la Academia de Nutrición de la Licenciatura en Ciencias Nutricionales de la Universidad de Sonora emprendió la iniciativa de realizar este encuentro académico e invitó al CIAD, por ser una institución líder en el campo de la nutrición.

 

En representación de esta institución participarán los investigadores Humberto Astiazarán García, titular de la Coordinación en Nutrición del CIAD, con el tema “Micronutrientes y sistema inmune”, Ana María Calderón de la Barca, con la exposición “Relación entre microbiota y sistema inmune”, Verónica Mata Haro, con el tema “Empleo de probióticos y prebióticos”, y Jesús Hernández, quien hablará sobre “Vitamina E en la inmunonutrición”.

 

Expositores de influencia nacional

Las conferencias magistrales de esta convención serán dictadas por Roxana Valdez Ramos (Universidad Autónoma del Estado de México), quien intervendrá con su investigación sobre “Ácidos grasos Omega 3 ¿moduladores del sistema inmune?”, Olga García Obregón (Universidad Autónoma de Querétaro), especialista en la “Relación entre el sistema inmune, la obesidad y el empleo de micronutrimentos en su tratamiento”, y Edgar Cervantes Trujano (Instituto Politécnico Nacional), quien explicará sus hallazgos sobre “Inmunodeficiencias secundarias y su tratamiento”.

 

El evento se realizará los días 28 y 29 de enero en el auditorio Dr. Alfredo Padilla Barba, del Departamento de Medicina y Ciencias de la Salud de la Unison, en Hermosillo, Sonora, y tiene un costo de $300 para profesionistas y público en general, $200 para estudiantes de posgrado y $150 para estudiantes de licenciatura. 

 

El programa del simposio puede ser consultado en su página de Facebook a través de la búsqueda “Simposio Bianual de Ciencias Nutricionales”, y se puede obtener mayor información escribiendo al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamando al teléfono (662) 289 3781.

 

El combate a la obesidad se ha convertido en unos de los principales desafíos de salud pública en México. La zona norte del país tiene la prevalencia más alta de sobrepeso y obesidad en adultos y, de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut, 2012), el estado de Sonora ocupa el primer lugar con 88.5% de adultos que sufre este padecimiento. 

 

Con el propósito de poner la ciencia al servicio de la sociedad, y en cumplimiento con sus objetivos institucionales, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha emprendido la iniciativa de construir un proyecto que busca brindar una solución integral a esta patología, y para ello se ha conformado un grupo interdisciplinario de investigadores e investigadoras de las diferentes disciplinas científicas del Centro.

 

María Isabel Ortega Vélez, profesora investigadora del CIAD y vocera de este grupo, explicó que la obesidad es un problema complejo y necesita soluciones complejas, por lo que es importante unir los esfuerzos y experiencias en ciencia y tecnología de alimentos, cultura alimentaria, economía, nutrición y salud pública del personal de las distintas áreas del CIAD para el diseño de estrategias que resulten efectivas.

 

La obesidad está ligada a la desnutrición

La investigadora señaló que también es importante que se dé un abordaje intersectorial que refleje la responsabilidad social entre la academia, iniciativa privada y el gobierno, para que las recomendaciones emitidas por el CIAD tengan éxito.

 

En ese sentido, subrayó que para que las estrategias de este proyecto sean útiles, es importante tomar en consideración los patrones dietarios que forman parte la cultura alimentaria en Sonora para ofrecer alternativas más saludables que estén respaldadas por un programa de educación nutricional y el diseño de políticas públicas pertinentes.

 

De acuerdo a Ortega Vélez, el problema de la obesidad está presente en todos los grupos de edad poblacionales, con mayor incidencia en personas adultas, y no excluye estratos sociales, pues los alimentos más baratos suelen ser los más densamente energéticos y sin un aporte nutricional valioso, por lo que además de ocasionar sobrepeso están ligados con la desnutrición.

 

Un proyecto con responsabilidad social

Se espera que para el primer semestre de este año se haya completado la propuesta del proyecto y se pueda ejecutar una prueba piloto en Hermosillo, Sonora.

 

Además de Ortega Vélez, quienes participan en este proyecto son Alma Rosa Islas Rubio, Gabriela Ramos Clamont Monfort. Juan Pedro Camou Arriola, Luz del Carmen Montoya Ballesteros, Juana María Meléndez Torres, Martha Nydia Ballesteros Vásquez, María Isabel Grijalva Haro, Gloria Elena Portillo Abril, Pablo Wong González, Cristina Taddei Bringas y Sergio Sandoval Godoy.

 

La segunda etapa del Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona 2015-2016 (SDHT) celebrará la sesión del eje temático “Economía regional y desarrollo humano: creciendo con equidad en la región Sonora-Arizona” el próximo 11 de febrero en las instalaciones de El Colegio de Sonora (Colson), en Hermosillo, Sonora.

 

Con el objetivo de analizar, discutir y elaborar propuestas alternativas sobre las tendencias, dinámicas e impactos de los procesos de desarrollo e integración transfronterizos sobre el desarrollo humano en la región Sonora-Arizona, el comité organizador convoca a académicos, profesionistas, líderes comunitarios y a toda persona que esté interesada, a compartir experiencias desde la perspectiva de la vulnerabilidad y la resiliencia en el desarrollo humano, específicamente en dicha región.

 

Los temas que se abordarán en este encuentro son: “Integración e interdependencia económica” “Cooperación transfronteriza y gobernabilidad”, “Integración y asimetrías inter e intrarregionales”, “Crecimiento económico” y “Empleo, pobreza, bienestar y calidad de vida”.

 

Quienes organizan y convocan a esta sesión son Lorenia Vázquez y Liz Ileana Rodríguez (Colson), Francisco Lara, de la Universidad Estatal de Arizona (ASU), y Pablo Wong González, Director General del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

Para quien tenga interés en participar como ponente de este seminario, la fecha límite para la recepción de propuestas es el próximo 18 de enero, y puede consultar más información en el sitio electrónico www.ues.mx/seminario2015 o escribiendo al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

El SDHT continuará su tercera etapa con la realización del eje temático “Oportunidades para el desarrollo humano: el rol de la salud y la nutrición”, donde se analizarán temas como “Enfermedades crónicas no transmisibles (hipertensión, dislipidemias, obesidad, diabetes, cáncer)”, “Acciones de educación, fomento y promoción de estilos de vida saludables”, “Embarazo adolescente, “Infecciones reemergentes, fiebre de las Montañas Rocosas, dengue y chikungunya”.

 

Esta sesión se realizará el 10 de marzo en la Universidad Estatal de Sonora, en Hermosillo, Sonora, y es organizada por José Salado Rodríguez y Eduardo Gómez Infante, académicos de esta institución, en coordinación con Humberto Astiazarán García, titular de la Coordinación de Nutrición del CIAD.

 

Con motivo del inicio de actividades del nuevo año, Pablo Wong González, Director General del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), brindó un mensaje de bienvenida a la planta laboral de esta institución, en el que alentó al personal del Centro a redoblar esfuerzos para alcanzar nuevos logros.

 

Wong González destacó los resultados obtenidos por la institución durante el 2015, a pesar de las dificultades que privaron en el entorno tanto nacional como internacional, y anticipó que para el presente año existe la convicción de que se continuarán cumpliendo los objetivos del Centro.

 

Asimismo, el director del CIAD celebró el acercamiento que existe con la nueva administración estatal del Gobierno de Sonora, con quien se considera establecer alianzas que impulsen los compromisos institucionales.

 

Wong González agregó que a nivel federal la gestión de Enrique Cabrero Mendoza, Director General del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), ha sido fundamental para que el Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt pueda hacer frente a los retos que el actual escenario económico nacional ha impuesto a la administración pública, en particular para garantizar la permanencia del personal. En correspondencia a este esfuerzo, el compromiso de los centros públicos de investigación en el presente año es mejorar los indicadores de productividad, afirmó.

 

De igual forma, adelantó que el Conacyt continuará el fomento de consorcios de colaboración entre centros públicos y emprenderá estrategias de reestructuración que ayuden a hacer más eficiente este sistema. 

 

Por último, el director general del CIAD externó sus deseos de prosperidad personal y profesional para los trabajadores y trabajadoras del CIAD asistentes al evento, con quienes compartió la tradicional rosca del Día de Reyes.

 

Investigadores de la Universidad de Sonora (Unison) y del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) realizarán el Primer Simposio de Antioxidantes y Estrés Oxidativo: un Enfoque Multidisciplinario, el cual se celebrará en Hermosillo, Sonora, los días 11 y 12 de febrero de 2016.

 

El objetivo de este simposio es reunir a grupos multidisciplinarios que trabajan en el área de antioxidantes y estrés oxidativo en México, con el fin de impulsar la difusión de la investigación generada en los últimos años en torno a estos temas, y, de ese modo, lograr que los sectores académico y productivo conozcan el quehacer diario y cómo es posible abordar y resolver los principales desafíos en este campo. 

 

El Dr. Gustavo González Aguilar, investigador del CIAD y Presidente del Comité Organizador de este encuentro, en conjunto con la Dra. Hisila Santacruz Ortega, explicó que este evento es una oportunidad para elaborar estrategias, proyectos y redes de investigación que busquen elevar el aprovechamiento de la infraestructura disponible y el conocimiento generado para su aplicación en áreas prioritarias como la salud, química, medio ambiente, tecnología de alimentos, nutrición, medicina, nanotecnología y biotecnología, entre otras.

 

El programa de actividades comprende la participación de conferencistas nacionales e internacionales que abordarán temas como el estrés oxidativo y daño celular, antioxidantes, nutrición y salud, antioxidantes y deporte, antioxidantes en la industria de los alimentos, terapia con antioxidantes naturales, nanotecnología, química de los antioxidantes, antioxidantes y envejecimiento y psicología y papel de los antioxidantes.

 

Entre los investigadores de relevancia internacional se pueden mencionar al Dr. Oliver Chen (Universidad Tufts), Dr. Luis Cisneros (Universidad de Texas A&M), Dr. Elhadi Yahia (Universidad Autónoma de Querétaro) y Dr. Ángel Licea (Instituto Tecnológico de Tijuana). Por parte de la Universidad de Sonora participarán el Dr. Martín Pedroza, Dr. Carlos Velázquez y Dra. Mónica Castillo, entre otros. 

 

En representación del CIAD, el investigador y titular de la Coordinación de Nutrición, Humberto Astiazarán García, dictará la conferencia “Antioxidantes en terapia de cáncer”. Por su parte, el científico de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal, Aarón Fernando González Córdova, presentará el tema “Péptidos inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) derivados de las proteínas de la leche y su papel antihipertensor”.

 

Además, se extiende la invitación al público en general para participar en una exposición de carteles, donde los y las interesadas tienen la oportunidad de presentar trabajos científicos relacionados con los temas anteriormente mencionados.

 

Si desea conocer todos los detalles de esta convención, puede consultar el sitio www.simposioantioxidante.uson.mx

 

 

Con gran éxito y con la participación de más de doscientos cincuenta asistentes, se llevó a cabo el Primer Simposium Internacional de “Nemátodos en Cultivos Hortícolas y su manejo” del 7 al 9 de diciembre del presente año, en Culiacán, Sinaloa. 

 

Armando Carrillo Facio, profesor investigador de la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), participó como conferencista invitado, y en su exposición transmitió la importancia del estudio de los nemátodos en los cultivos agrícolas sinaloenses. 

 

Así mismo, con el fin de evidenciar en vivo la problemática que ocasiona este patógeno, se instaló de forma provisional un laboratorio con las herramientas necesarias para que las y los visitantes lograran identificar  y cuantificar  nemátodos presentes en tierra y raíz. 

El evento fue organizado por la asociación Ingenieros Agrónomos Parasitólogos, en colaboración con el CIAD y otras instituciones públicas y privadas de investigación y producción hortícola.

 

La sede del simposio fue la Torre Académica de la Universidad Autónoma de Sinaloa, donde se contó con la participación de expositores nacionales e internacionales.

 

Le invitamos a leer la entrevista que la Agencia Informativa Conacyt realizó a la Dra. Graciela Caire Juvera, investigadora del CIAD, respecto a los hechos científicos relacionados con el consumo de carnes rojas y procesadas como un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer colorrectal.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió recientemente un dictamen en el que se ubica a las carnes procesadas (embutidos) en el tipo de alimentos "carcinógenos para los humanos" y a la carne roja (cerdo, vacuno, cordero, cabra) como "probablemente carcinógena". 

 

Esta clasificación, elaborada por científicos de diez países de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), generó alarma en todo el mundo pues señala que este tipo de carnes se asocian con una mayor incidencia de cáncer colorrectal y una asociación positiva con el cáncer de estómago.

 

La doctora Graciela Caire Juvera, adscrita al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), señala que esta resolución no debe interpretarse como la prohibición a las carnes roja y procesada, sino como un llamado a la disminución en cantidades y frecuencia de su consumo.

 

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, explica que se sitúa a las carnes procesadas en el Grupo 1 de la clasificación de la IARC, donde se encuentran las sustancias más peligrosas para la salud, por ejemplo el humo del tabaco, el consumo de alcohol, el plutonio, el asbesto y las radiaciones ionizantes.

 

Sin embargo, ello no significa que tengan la misma peligrosidad pues se les ubicó en el Grupo 1 porque es contundente el resultado de que su consumo diario y en cantidades elevadas puede causar riesgo de cáncer de 18 por ciento con respecto a las personas que no los ingieren; un porcentaje menor comparado con el riesgo que causa el cigarro, el alcohol o el plutonio.

 

“La misma OMS ha dado datos de que las muertes anuales atribuibles al tabaco son alrededor de un millón y al consumo de alcohol cerca de 600 mil, mientras que a las carnes procesadas se le atribuyen alrededor de 34 mil defunciones”, destacó.

 

Integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel I, explica que las carnes rojas no procesadas fueron clasificadas en el Grupo 2A porque no hay evidencia contundente de que su consumo sea causa de cáncer; “lo que se ha visto es que pueden aumentar el riesgo en personas que las consumen todos los días y más de 100 gramos”, añade.

 

A ello se suma el hecho de que el cáncer es una enfermedad multifactorial, ya que tiene orígenes como la genética, las radiaciones gama, los pesticidas y el estilo de vida en el que influyen factores como el tipo de alimentación, la inactividad física y la obesidad.

 

No prohibir su consumo

La investigadora que estudia la incidencia de cáncer mamario y su asociación a factores de riesgo ambientales como la dieta, el estado nutricional y la actividad física, detalla que estos anuncios no significan que se prohíban estos alimentos sino incentivar la disminución en cantidades y frecuencia.

 

“Tratemos de no estigmatizar el consumo de carnes rojas y procesadas, menos etiquetarlas como lo peor, porque su riesgo es menor comparado con otros agentes del Grupo 1”, subraya.

 

En ese sentido, la doctora en Nutrición dijo que se recomienda el consumo de embutidos dos días a la semana en cantidades de 50 gramos, equivalentes a una salchicha o dos rebanadas de jamón, mientras que de carne roja debe ser menor a 100 gramos.

 

A ello se suma la recomendación de comer alimentos que de alguna manera minimizan el riesgo, entre ellos los vegetales y las frutas, de preferencia tratar de consumir seis porciones diarias y sobre todo aquellos de temporada; a la vez enriquecer la alimentación con pollo y pescado, e incrementar las raciones de alimentos integrales y semillas como frijol, habas, lentejas y garbanzo.

 

Y es que en el CIAD se han realizado trabajos sobre cómo la alimentación de la población de Sonora podría ser un factor de riesgo para desarrollar cáncer de mama, teniendo como resultados un mayor riesgo entre la población que lleva una dieta muy calórica, con azúcar y grasas saturadas.

 

Desde 1983, este centro público de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) ha evaluado la dieta en esa entidad, donde el cáncer colorrectal y de mama son de las principales causas de muerte por neoplastia. Los datos han mostrado que las carnes rojas y los procesados cárnicos son de los principales alimentos consumidos entre la población, en contraste con un menor consumo de alimentos con fibra, considerados como un factor protector ante compuestos carcinógenos.

 

Colaboración de Ana Luisa Guerrero, corresponsal de la Agencia Informativa Conacyt

Fuente:  http://bit.ly/1QxLc7K

 

La superación académica es una aspiración individual que conlleva a las personas, entre otras cosas, a lograr títulos académicos. En la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) estamos muy orgullosos de que nuestros compañeros Luz del Carmen Montoya Ballesteros y Luis Enrique Robles Ozuna hayan obtenido el grado de doctorado.

 

La nueva Dra. Montoya Ballesteros presentó su examen de grado de Doctor en Ciencias en Alimentos, con el proyecto de investigación titulado “Efecto del método de secado del chiltepín (Capsicum annuum L. var. Glabriusculum) sobre la degradación de compuestos bioactivos”, mismo que defendió exitosamente el pasado 10 de diciembre en la Unidad de Investigación y Desarrollo en Alimentos del Instituto Tecnológico de Veracruz. 

 

Por su parte, Robles Ozuna presentó su examen de grado de Doctor en Ciencias en Ingeniería Bioquímica el pasado 11 de junio, con la tesis titulada “Aplicación de ultrasonido para el uso integral del maíz (Zea mays) para pozole”. Sus estudios doctorales los realizó en el Instituto Tecnológico de Durango. 

 

Ambos investigadores pertenecen al Grupo de Investigación en Ingeniería y Procesamiento de Alimentos de Origen Vegetal de la CTAOV. 

 

Los logros de Luz del Carmen y Luis Enrique coadyuvarán, sin duda, al fortalecimiento de este grupo de investigación y contribuirá a que la CTAOV incremente la productividad académica, la vinculación con los diversos sectores de la sociedad y la formación de profesionales altamente capacitados. 

 

Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal

 

Integrantes de las plantas académica y administrativa que conforman la comunidad del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) en Hermosillo, Sonora, adoptaron hace dos décadas el compromiso de alimentar la esperanza de un futuro con mayores oportunidades para quienes más lo necesitan, a través del patrocinio del desayunador “Padres Unidos” de la escuela primaria Job Honesto Noriega Ruiz.

 

Desde entonces y hasta el día de hoy, cientos de niñas y niños de la colonia Solidaridad que viven en condiciones precarias han sido beneficiados con, por lo menos, una comida al día. Esto, según comenta Martha Nydia Ballesteros Vásquez, investigadora del CIAD, y quien coordina la iniciativa altruista de sus compañeros y compañeras, es un acto de buena voluntad que puede cambiar el destino de una persona.

 

Martha Nydia señaló que la contribución económica que realizan las y los integrantes del CIAD es muy significativa; sin embargo, quienes tienen mayor mérito son las madres de los menores beneficiados. “El éxito de este proyecto es que las madres de familia son quienes están involucradas en el comedor. Ellas compran los alimentos en el Banco de Alimentos de Hermosillo o en donde esté más barato y, además, lo preparan”.

 

Lo más importante, de acuerdo a la investigadora, es que las madres reciben a los niños cada día con mucho amor y se aseguran de que sus hijos y los hijos de otras familias tengan una comida, por lo menos una vez al día.

 

Un esfuerzo interinstitucional

Parte del éxito de esta iniciativa también ha sido el apoyo que ha brindado el Departamento de Recursos Humanos del CIAD, quien realiza los trámites necesarios para hacer llegar los donativos a una cuenta bancaria a nombre de la madre presidenta del comité del comedor, la cual también administra y vigila el director de la primaria. Mensualmente, y con suma transparencia, estos entregan a Vásquez Ballesteros una lista de los gastos que se realizan en el desayunador.

 

La científica destacó la buena voluntad del maestro Leonel Heberto Zamarrón Ramírez y del profesor Juan Mendoza Montaño, director de la primaria, quienes, además de impartir clases y atender asuntos académicos, invierten su tiempo y dedicación en la atención de este desayunador desde hace muchos años. 

 

Ellos son más que el maestro que hace su trabajo transmitiendo los conocimientos a los niños; su compromiso va más allá y, a veces, se convierten en herreros, carpinteros, plomeros, pintores; incluso, ponen parte de su sueldo cuando no alcanza para alguna necesidad inmediata del comedor. El comedor es muy humilde, pero cumple con una función gigante, añadió Martha Nydia.

 

 

Un año especialmente emotivo

Desde su inicio Padres Unidos también ha abierto sus puertas, en la medida que le ha sido posible, para alimentar a familias de escasos recursos que viven cerca del comedor y que acuden a ellos en busca de, por lo menos, una comida caliente al día. 

 

El pasado sábado 12 de diciembre se celebró el encuentro anual donde, tradicionalmente, las y los patrocinadores conviven con los menores de este desayunador y les entregan un pequeño presente. 

 

Algunos de mis colegas son tan bondadosos que llevan de más, por aquello de que no alcancemos a cubrir a todos, afirmó la doctora en ciencias del CIAD.

 

La reunión de este año fue especialmente emotiva, indicó Martha Nydia, ya que en el evento los maestros compartieron la noticia de que uno de los niño beneficiarios, Erick Joel Navarro Meléndez, ganó el primer lugar en la Olimpiada Nacional del Conocimiento 2014-2015, y tuvo la oportunidad de viajar a la Ciudad de México a conocer al presidente de la república, Enrique Peña Nieto.

 

Además, ha habido otros menores destacados, como la alumna Diana Alicia Villa Benítez, quien ganó un concurso de poesía a nivel estatal, y Sandra Xiomara Rocha Delgado, que ha tenido un desempeño sobresaliente en atletismo, entre otros.

 

Entre ellos puede haber un futuro científico, un atleta olímpico, un futuro presidente de la nación o un defensor de los derechos humanos, que tanto necesita este país. Esta labor que ahora cumple veinte años nos llena de mucha alegría porque, desde el punto de vista de la nutrición, sabemos que el desayuno es el alimento más importante del día. Hemos visto cómo este apoyo se ha traducido en el rendimiento académico e, incluso, ha combatido la deserción escolar, compartió la científica.

 

 

La ciencia de la buena voluntad

En Sonora, específicamente en la población infantil de escasos recursos, la desnutrición y la obesidad son problemas que prevalecen, ya que su dieta se compone, mayormente, de alimentos densamente energéticos; es decir, con un alto contenido calórico, pero sin una aportación nutricional. Lo anterior se debe a que, regularmente, estos alimentos son más baratos.

 

Por tal razón, y como parte de su apoyo voluntario, las y los expertos en nutrición del CIAD también han instruido a las madres de familia responsables de este desayunador sobre la importancia de proveer una dieta balanceada en el menú que ahí se ofrece.

 

La investigadora agradeció profundamente a todas las personas del CIAD que año con año han apoyado esta causa y exhortó, a quienes les sea posible, a sumarse al auspicio de este desayunador. 

 

Para quienes deseen mayor información sobre esta iniciativa, pueden comunicarse al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o al teléfono (662) 289 2400 extensión 297.

Mobile Menu