Notas

 

La solución pacífica de conflictos familiares a través del fomento de prácticas democráticas es un elemento fundamental para garantizar el bienestar de las personas. Por ello, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) imparte un diplomado sobre este tema, como parte de su contribución al programa EnCausa que coordina el Ayuntamiento de Hermosillo.

 

Democratización familiar es el concepto que da nombre a este diplomado que trata acerca de las prácticas, identidades y concepciones de género que se dan en las relaciones de todos los integrantes de un hogar.Esto se lograa través de un permanente ejercicio de reflexión y análisisa fin de lograr la sana convivencia familiar con base en el respeto de la libertad de cada uno de sus miembros.

 

Rosario Román Pérez, profesora investigadora del CIAD, es la responsable de impartir esta capacitación a profesionales en psicología y desarrollo humano, así como a personal que realiza el monitoreo de las actividades del proyecto EnCausa en los centros Hábitat. 

 

“El Diplomado permitirá actualizar los conocimientos del personal que tiene bajo su responsabilidad el desarrollo humano de las familias participantes. Asimismo, será útil para identificar estrategias efectivas para el desarrollo integral, solución pacífica de conflictos familiares y toma de decisiones que permitan en el mediano plazo alcanzar una vida de bienestar pleno, meta del modelo de EnCausa”, explicó la investigadora.

 

La especialista en psicología social señaló que otro propósito de este proceso de formación es lograr que quienes operan programas sociales relacionados con el bienestar familiar reflexionen sobre las prácticas autoritarias y evalúen los obstáculos personales para identificar y modificar las relaciones de género que promueven formas violentas de relacionarse entre las parejas.

 

EnCausa es un programa que busca atender la pobreza extrema en Hermosillo, Sonora, y de acuerdo con Román Pérez, el proyectohasta el momento ha logrado unir esfuerzos y capacidades de distintos sectores de la sociedad y, pese a que ha enfrentado retos, estos se han superado y han generado conocimiento que podrá ser utilizado en próximas versiones del mismo.

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) recibió la visita del profesor-investigador José Antonio Amozurrutia, quien impartió la conferencia “La Interdisciplina en la investigación social” el pasado 25 de agosto en las instalaciones de la Coordinación de Desarrollo Regional.

 

El evento, organizado por la Dra. Rosario Román Pérez, contó con la asistencia de miembros de la comunidad académica y estudiantil del Centro y abordó el tema de la investigación interdisciplinaria en la solución de las problemáticas que afectan actualmente a la sociedad, a través de la construcción de una visión integral enfocada al estudio de los fenómenos globales, identificando los puntos de diferenciación e integración de las distintas disciplinas científicas.

 

“La perspectiva del Dr. Amozurrutia se basa en la epistemología genética, que comprende el entendimiento del origen y la construcción del conocimiento y busca modificar el paradigma en el que las disciplinas son percibidas como materias aisladas. Propone encontrar lenguajes comunes entre lasdistintas aproximaciones científicas para su mutuo enriquecimiento, ya que para responder a las necesidades de la sociedad no solo se requiere el análisis de las cifras, sino la comprensión de las causas que las originan”, comentó Román Pérez.

 

Actualmente la Coordinación de Desarrollo Regional del CIAD cuenta con tres egresadas del Doctorado en Interdisciplina para el Desarrollo de las Ciencias y Humanidades: Elba Abril Valdez, María José Cubillas Rodríguez y Sandra Elvia Domínguez Ibáñez, académicas que enriquecen la calidad de las investigaciones que se realizan en el Centro.

 

José Antonio Amozurrutia es ingeniero químico y doctor en sociología y participa en el Programa de Investigación Cibercultura y Desarrollo de Comunidades de Conocimiento, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México. Entre sus publicaciones destaca Complejidad y Ciencias Sociales. Un modelo adaptativo para la investigación interdisciplinaria, editado por CEIICH-UNAM.

 

 

 

Una oportunidad para que las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas desarrollen o mejoren un producto, proceso o servicio a través de proyectos vinculados con el apoyo del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y sus investigadores, se abre con la convocatoria 2017 del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI) que promueve el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

Esta convocatoria tiene el propósito de incentivar, a nivel nacional, la inversión de las empresas en actividades y proyectos relacionados con la investigación, desarrollo tecnológico e innovación a través del otorgamiento de estímulos complementarios, de tal forma que estos apoyos tengan el mayor impacto posible sobre la competitividad de la economía nacional.

 

El PEI 2017 está dirigido a empresas mexicanas inscritas en el Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas (Reniecyt) que realicen actividades de investigación, desarrollo tecnológico e innovación en el país, de manera individual o en vinculación con instituciones de educación superior públicas o privadas nacionales o centros e institutos de investigación públicos nacionales.

 

Conocimiento que transforma

 

En el marco de esta convocatoria, el CIAD cuenta con la capacidad de impulsar la innovación y competitividad de proyectos orientados hacia la producción, manejo y comercialización de alimentos, nutrición, salud, acuicultura, biotecnología y desarrollo regional. 

 

Asimismo, las y los investigadores de esta institución cuentan con las habilidades necesarias para brindar capacitación y asesoría profesional, desarrollar tecnología para el mejoramiento de productos y servicios, realizar análisis altamente especializados y certificar procesos, productos y servicios.

 

Aarón González Córdova, titular de la Coordinación de Vinculación del CIAD, comentó que, en conjunto con el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt), en fechas próximas se realizará en Hermosillo, Sonora, un taller de capacitación para empresas del sector agroalimentario interesadas en presentar propuestas para la edición anual de esta convocatoria.

 

Si usted desea orientación personalizada para desarrollar una propuesta y concursar en la convocatoria del PEI 2017, puede recibir apoyo del personal del CIAD, escribiendo al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamando al teléfono (662) 289 2400 ext 356.

 

 

El próximo 1 de septiembre se abre la convocatoria para ingresar a los doctorados en Ciencias y en Desarrollo Regional que ofrece el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El CIAD es un centro público multidisciplinario que realiza investigación en ciencias naturales y sociales y que genera conocimiento con impacto en tres ámbitos básicos: la producción, conservación, calidad y comercialización de los alimentos, la salud y el desarrollo biológico del ser humano y la repercusión social y económica de los procesos de desarrollo económico y de integración internacional.

 

Como parte de la misión institucional del CIAD, se encuentra la formación de profesionales altamente capacitados a nivel posgrado, por lo cual actualmente se imparten los programas de Maestría y Doctorado en Ciencias y los mismos posgrados en Desarrollo Regional; todos ellos acreditados en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

Las líneas de investigación que conforman el posgrado en Ciencias son Acuacultura, Biopolímeros, Horticultura, Biotecnología, Bioquímica, Ecología y Medio Ambiente, Microbiología, Nutrición, Tecnología de Alimentos y Toxicología. Este posgrado se imparte en Hermosillo y Guaymas (Sonora), Culiacán y Mazatlán (Sinaloa), y Cuauhtémoc (Chihuahua).

 

El posgrado en Desarrollo Regional cuenta con las líneas de generación y aplicación del conocimiento en Economía y Desarrollo Regional, Estudios Sociales sobre Alimentación y Desarrollo, Estudios Ambientales y Socioculturales del Desarrollo, Estudios de Desarrollo Humano y Vulnerabilidad Social. Este posgrado se ofrece exclusivamente en Hermosillo, Sonora.

 

Todos los estudiantes aceptados en los programas académicos del CIAD que no tengan otro ingreso económico cuentan con la posibilidad de acceder a una beca de manutención que otorga el Conacyt y a apoyos de movilidad nacional e internacional que contribuyan a la formación de los estudiantes en instituciones ampliamente reconocidas por su calidad en investigación. 

 

Quienes deseen concursar por un lugar en los posgrados para los que se ha abierto la presente convocatoria deben cumplir los requisitos establecidos en el sitio www.ciad.mx/posgrados.

 

Para recibir atención personalizada puede escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamar al teléfono (662) 289 2400 ext 389.

 

 

Con el propósito de determinar las líneas de acción que se emprenderán en el Subprograma de Meteorología de la Red Temática de Intemperismo de Materiales Plásticos (Redinmaplas) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), especialistas de diferentes instituciones se reunieron en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El evento, organizado por Tomás Madera Santana, investigador del CIAD, y Carlos Benítez Castillo, de la empresa Allegion PLC, fue inaugurado por autoridades académicas del Centro, encabezadas por Pablo Wong González, Director General, quien destacó la contribución que podría generar la Red para el desarrollo de la iniciativa privada del país, como puede ser el caso del sector automotriz, el cual ha visto evolucionar sus materiales de fabricación gracias a la investigación.

 

Juan Guillermo Martínez Colunga, investigador del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) y titular del Comité Técnico Administrativo de la Red, comentó que uno de los propósitos del subprograma es la obtención de los datos meteorológicos de las regiones del país para investigar la vida útil de diferentes materiales plásticos.

 

Martínez Colunga explicó que dentro del trabajo que se realiza en materia de intemperismo en México, la red ha iniciado en este subprograma con la formalización de una “red de sitios de exposición”; es decir, la instalación de estaciones meteorológicas vinculadas estratégicamente, con la infraestructura indispensable para la investigación. 

 

Con esta información, dijo, esperan generar conocimiento para el diseño y desarrollo de materiales plásticos que realmente respondan a las verdaderas condiciones meteorológicas del país.

 

Además de la participación de las personas antes mencionadas, este subprograma está integrado por representantes de instituciones públicas y privadas, como Mayel Cantú (Xperto Integral Systems), Flor Morales y Ramiro Hernández (Instituto de Investigaciones Eléctricas), Francisco González (Polímeros de Ensenada, S.A.), Miriam Sánchez (Universidad Autónoma del Estado de México) y Román Nava (Allegion PLC).

 

El intemperismo es la disciplina científica que estudia los efectos de la exposición de todo material a condiciones del medioambiente. En este campo de investigación se estudia, por ejemplo, la corrosión de los metales, la erosión en la cerámica y la degradación de los plásticos. Además, existe el intemperismo artificial, rama en la que se analiza el deterioro de distintos materiales en condiciones de laboratorio en las que se acelera su desgaste con calor, humedad, presión y viento.

 

 

Con palabras de aliento y un exhorto para aprovechar la oportunidad que el país brinda para formarse profesionalmente a nivel posgrado, autoridades académicas del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) dieron la bienvenida a la generación de jóvenes que ahora forman parte de los programas educativos de esta institución.

 

Como es tradición, la Coordinación de Programas Académicos (CPA) realizó un evento para formalizar el inicio de clases y brindar orientación a los estudiantes de nuevo ingreso sobre el reglamento escolar y las medidas generales de seguridad que deberán seguir durante su estancia en el Centro.

 

En esta generación ingresaron 64 alumnos a la Maestría en Ciencias, 12 a la Maestría en Desarrollo Regional y 15 al Doctorado en Ciencias, quienes se suman a la matrícula de 341 estudiantes activos con los que cuenta la institución en Hermosillo y Guaymas, Sonora; Culiacán y Mazatlán, Sinaloa; y Cuauhtémoc, Chihuahua.

 

Pablo Wong González, Director General del CIAD, aprovechó la ocasión para compartir con los nuevos estudiantes algunos datos sobre la fortaleza académica del Centro y la misión institucional de contribuir al desarrollo sustentable del país.

 

Asimismo, instó al alumnado a tener presente ocho recomendaciones que el presidente de la Universidad Estatal de Arizona, Michael M. Crow, ha propuesto para todo académico: estar orgullosos del lugar, transformar la sociedad, valorar el emprendedurismo, realizar investigación de impacto, posibilitar el éxito estudiantil, fusionar las disciplinas intelectuales, estar vinculados socialmente y, finalmente, estar integrados a la globalidad.

 

Al finalizar el acto, los estudiantes disfrutaron de un convivio con el propósito de brindarles la oportunidad de conocerse mejor entre ellos, celebrar el inicio de esta nueva etapa profesional y fomentar el orgullo de pertenecer a uno de los centros públicos de investigación de más prestigio a nivel nacional e internacional.

 

 

Jóvenes mexicanos, a través de una empresa orientada al uso racional de los recursos naturales, desarrollaron un granulado compuesto a base de ingredientes químicos básicos y orgánicos que tiene la finalidad de alargar la vida de frutas y verduras. 

 

Este es el primer producto de la empresa Zeo Eco, que pretende ayudar a preservar en el refrigerador las frutas y verduras con el objetivo de evitar el desperdicio de este tipo de alimentos, así como también utilizarlo en cajas de exportación agrícola, afirma la creadora del producto, Jessica Moreno Dihort.

 

“Las frutas y verduras comúnmente desprenden gas etileno, que ayuda a que los alimentos se maduren, pero también llega a un punto que contribuye a que se echen a perder”, explicó en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

 

La función del producto innovador es absorber el gas etileno, lo que provoca que las frutas y verduras tengan un proceso más lento de maduración y permite que estas puedan preservarse por más tiempo. Esto contribuiría a la mejora de los procesos de distribución agrícola, comentó Moreno Dihort, quien es ingeniera industrial egresada del Instituto Tecnológico de Hermosillo, escuela dependiente del Tecnológico Nacional de México (Tecnm).

 

“Por ejemplo, el plátano, que es un alimento que entra en un proceso de maduración veloz, nos ha llegado a durar hasta 21 días, cuando antes, sin el granulado, solo duraba siete días”, afirmó. 

 

La idea original, indicó Jessica Moreno Dihort, era fabricar un producto que solo eliminara los malos olores, pero a base de prueba y error pudieron lograr uno más completo con una utilidad de gran impacto social. 

 

Tanto Jessica Moreno Dihort como Mario Enrique Araiza Maldonado, jóvenes emprendedores originarios del estado de Sonora, obtuvieron validación científica del producto con la asesoría de expertos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), que pertenece al Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt.  

 

“Se hicieron pruebas con cromatógrafo de gases y otros equipos para certificar que el producto funcionara como es debido, además de medir el impacto del producto y la cantidad exacta que se necesita para reducir costos”, refirió.

 

La idea de la empresa de reciente creación es colocar el producto en hogares y después hacer pruebas con dos de los grandes productores de vegetales de la región norte del país, con el objetivo de que el próximo año se pueda comenzar a distribuir en todo el país.

 

Ideas innovadoras

 

Los jóvenes fundadores de esta empresa fueron acreedores del Premio Nacional del Emprendedor 2015 (PNE), ganadores en la categoría de mejor idea innovadora.

 

“Este reconocimiento nos ha dado prestigio a nivel nacional para poder trabajar y que la gente empiece a confiar en este producto”, aseguró Moreno Dihort.

 

La empresa acaba de obtener el certificado para formar parte del Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas (Reniecyt), que avala el Conacyt. Con ello esperan empezar a colocar este producto en el mercado e invertir en más innovaciones orientadas al uso racional de los recursos.

 

Según datos de Jessica Moreno Dihort, 37% de la producción agrícola se desperdicia en México, por lo que este dispositivo ayudaría a reducir esta cifra que representa anualmente más de cien mil millones de pesos en pérdidas para la industria.

 

Zeo Eco es un granulado que no tiene una competencia directa, ya que los productores agrícolas pueden tener algunos remedios pero ninguno que cumpla las características de alargar la vida de los vegetales, explicó la joven empresaria.

 

El precio prospectado para la venta al público está en un rango entre cincuenta y sesenta pesos e incluye dos bolsitas que mantienen su funcionalidad alrededor de un mes, dependiendo de cuántas y cuáles frutas y verduras se coloquen alrededor.

 

Colaboración de Hugo Valencia Juliao, corresponsal de la Agencia Informativa Conacyt.

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) se llenó de orgullo al ver a la estudiante Elsa Natalí González González titularse como la centésima egresada de la Maestría en Desarrollo Regional.

 

Con la presentación de la tesis “Caracterización de los alumnos que intervienen en la violencia escolar en secundarias públicas de Sonora”, González González recibió la aprobación por unanimidad por parte de su comité evaluador.

 

La Dra. Martha Olivia Peña Ramos, profesora investigadora adscrita a la Coordinación de Desarrollo Regional del CIAD y directora de tesis de González González, manifestó su satisfacción por el logro de la joven quien, además, es la primera estudiante de su generación en graduarse.

 

González González destacó que esta investigación da a conocer las características individuales de los distintos roles que asumen los estudiantes en situaciones de violencia, con el fin de que, tanto futuras investigaciones como el diseño e intervención de programas estatales dirigidos a atender esta problemática, focalicen sus esfuerzos a las particularidades propias del contexto de Sonora.

 

Por su parte, la Dra. Herlinda Soto Valdez, titular de la Coordinación de Programas Académicos, destacó que la Maestría en Desarrollo Regional inició en 2002 con una convocatoria bianual, por lo que cada dos años egresan entre 15 y 20 estudiantes. Este posgrado, dijo, contribuye directamente a la educación superior en Sonora, ya que más del 60% de los egresados laboran en instituciones como universidades y centros públicos de investigación.

 

Asimismo, agregó que aproximadamente 10% de los graduados trabaja en instituciones de educación media superior, 8% en instituciones gubernamentales, 13.5% en empresas privadas y 5.4% se dedica a dar consultorías. En general, 7 de cada 10 egresados se desempeña profesionalmente en Sonora.

 

La tesis de Elsa también contó con la asesoría del Dr. José Ángel Vera Noriega y la M.C. Ana Isabel Ochoa Manrique (CIAD), además de la guía del M.C. Julio César Carozzo Campos, investigador y presidente del Observatorio Sobre la Violencia y Convivencia en la Escuela de Perú.

 

Linda Llamas Rembao y Luis Huesca Reynoso, estudiante del Doctorado en Desarrollo Regional e Investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), respectivamente, fueron reconocidos con una Mención Honorífica de Excelencia en el marco del Premio Nacional de las Finanzas Públicas 2016, por los avances de investigación doctoral de la estudiante.

 

Dicho certamen es organizado anualmente por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión y tiene el objetivo de promover y estimular la investigación en materia de finanzas públicas y economía en México, así como disponer de un acervo de estudios de calidad que contribuyan al trabajo legislativo.

 

Con el documento titulado “Impacto redistributivo de la reforma fiscal en contribuyentes y las finanzas públicas de México”, Llamas y Huesca compitieron contra más de 120 trabajos que fueron seleccionados para evaluarse en la edición de este año. Con el logro de la mención honorífica también obtuvieron el mérito de que su trabajo sea publicado en la revista Finanzas Públicas del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas del Congreso de la Unión.

 

“Recibir esta mención significa una gran satisfacción y enorme motivación para continuar con dedicación en el desarrollo de la tesis doctoral, así como una oportunidad de difusión de los resultados de la investigación que se realiza en el CIAD. La aportación que hemos realizado nos pone, como estado, a la vanguardia del análisis nacional, por lo que esperamos contribuir a ampliar la perspectiva en estos temas”, declaró la estudiante.

 

Llamas Rembao realiza su tesis doctoral bajo la dirección de Huesca Reynoso, quien reconoció este incentivo como resultado de la investigación, pues significa que la capacitación y desarrollo del talento sonorense da resultados cuando es impulsado y apoyado de manera comprometida, como lo hace atinadamente la Coordinación de Programas Académicos del CIAD (CPA), lo cual se ve reflejado en los indicadores con los que el Centro es evaluado en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

 

Por su parte, la Dra. Herlinda Soto Valdez, titular de la CPA, manifestó su satisfacción por este logro, el cual es una muestra de la calidad y relevancia de los proyectos de investigación en los que se incorporan los estudiantes que ingresan a los programas del posgrado en Desarrollo Regional. 

 

“A dos años de su creación, el Doctorado en Desarrollo Regional cuenta con 34 estudiantes inscritos, y en los próximos días se abrirá la convocatoria para el ingreso en enero de 2017. Se espera que en 2018 se gradúen los primeros doctores egresados de este programa incorporado al PNPC en la categoría de reciente creación”, concluyó Soto Valdez.

 

 

 

Con el fin de estrechar lazos de colaboración entre productores agropecuarios y micro, pequeñas y medianas empresas del sector agroalimentario del estado de Hidalgo, se llevó a cabo un taller para el desarrollo de propuestas de innovación tecnológica que sean candidatas para participar en la convocatoria 2017 del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

Esto taller fue realizado por el Centro de Investigación y Desarrollo en Agrobiotecnología Alimentaria, consorcio conformado por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ).

 

La bienvenida e inauguración al taller fueron responsabilidad de José Alonso Huerta Cruz, Director General del Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación de Hidalgo (Citnova), quien exhortó a los participantes a sacar el mejor provecho para tratar de concretar proyectos de innovación tecnológica en agrobiotecnología alimentaria.

 

En representación del CIAD participaron como ponentes los investigadores Aarón Fernando González Córdova, titular de la Coordinación de Vinculación, y Mayra de la Torre Martínez, quien encabeza la Unidad de Alianzas Estratégicas del Centro.

 

En el evento, que se realizó en las instalaciones de Parque Científico y Tecnológico de Hidalgo, durante los días 10 y 11 de agosto del presente, participaron un nutrido grupo de pequeños productores, agricultores, emprendedores y empresarios, con la intención de desarrollar proyectos de innovación tecnológica en el sector agroindustrial, pecuario, alimentario y biotecnológico del estado de Hidalgo.

 

El PEI tiene el objetivo de incentivar, a nivel nacional, la inversión de las empresas en actividades y proyectos relacionados con la investigación, desarrollo tecnológico e innovación a través del otorgamiento de estímulos complementarios, de tal forma que estos apoyos tengan el mayor impacto posible sobre la competitividad de la economía mexicana.

 

Puede consultar mayor información sobre cómo acceder a este programa llamando al teléfono (662) 289 2400 ext 356 o escribiendo al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mobile Menu