Notas

El Laboratorio de Residuos Tóxicos (LRT), del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD),  que inició con el  programa de inocuidad de Sagarpa, está actualmente aprobado y acreditado por esta Secretaria y la Entidad Mexicana de Acreditación (ema),  para identificar los residuos correspondientes a metales pesados, antibióticos, antiparasitarios entre otros, que contempla la Norma 004 de Sagarpa. 

Con el paso del tiempo se introdujeron para su análisis los promotores de crecimiento como el clembuterol y se fue incursionando en el análisis de otro tipo de alimentos, como vegetales, productos de panificación, los desayunos escolares y hoy en día las pruebas son diversas. 

Luego de un largo proceso de supervisión y vigilancia para que se mantenga implantado y funcionando  adecuadamente el sistema de Gestión de Calidad, este Laboratorio acaba de recibir la renovación de su acreditación, manteniendo su compromiso  de garantizar la calidad de los análisis y la homologación de los resultados a nivel internacional y para ello cuenta con una moderna infraestructura y personal especializado. 

Con más de 20 años de experiencia y el soporte científico, el laboratorio trabaja en apoyo a la industria agropecuaria, específicamente a las empresas productoras exportadoras e importadoras de carne y sus derivados, plantas TIF,  exportadores de alimentos, entre otros.

Actualmente el personal del Laboratorio de Residuos Tóxicos analiza todo lo que es de requerimiento normativo por parte de la Secretaria o de algún organismo internacional, dependiendo de si el producto es de importación o exportación  y los requerimientos del país de origen al que va el producto. Le corresponde también realizar análisis de antibióticos en carne de cerdo que es la que se  exporta a Japón, Corea, etc. 

A solicitud de USDA, y después del proceso de implementación, recientemente la Sagarpa autorizó que el LRT hiciera análisis de líquidos de los baños garrapaticidas que le dan  al ganado que entra al país o que va a exportación en pie, siendo estos de amitraz, cumafós, pH y polución. 

Para hacer los exámenes el LRT cuenta con  equipos especializados, tales como espectrofotómetro de absorción atómica, detector de centelleo CHARM II, fluorómetro, cromatografía de gases, cromatografía de líquidos y espectometría de masas, por citar algunos de los equipos que conforman el laboratorio con los que básicamente se  hacen análisis de residuos tóxicos en cárnicos y alimentos en general.

Quienes acuden regularmente a solicitar los servicios son los productores que van a exportar algún producto, calabaza, manzana, nuez, los comités de sanidad acuícola, las plantas TIF,   los puntos de verificación de la frontera conocidos como Oficinas de Inspección de Sanidad Agropecuaria (OISA), que es por donde entran los productos de importación al país. 

Una vez recibida la muestra en el laboratorio, y después de su procesamiento, los análisis pueden estar listos en 48 horas y otros que requieren más tratamiento toman hasta 5 o 7 días, más completar la logística del informe, la supervisión de datos hasta emitir el documento final ya con la autorización de firmas. 

Entre los análisis que se realizan se citan los siguientes: antibióticos, metales pesados, plaguicidas organoclorados, bifenilos policlorados, plaguicidas organofosforados, ivermectinas, bencimidazoles, identificación de especie animal, clenbuterol, aflatoxinas totales, antibióticos por HPLC, certificados, muestras de importación y líquidos garrapaticidas.

Cerca del 30 por ciento del total de los investigadores de Sonora que pertenecen a la comunidad científica de más alto nivel en México, trabajan en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), lo que habla de la calidad del trabajo que se realiza. 

El Dr. Pablo Wong González, director general de la institución enfatizó que a la fecha en Sonora hay 424 investigadores dentro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), de ellos 118 pertenecen al CIAD “El avance es sostenido ya que en el 2012 eran  113 de nuestra institución; para este 2013 la suma se incrementó a 118” dijo. 

Wong González agregó que el SNI identifica cuatro niveles: Nivel Candidato, integrado por investigadores jóvenes de  poca productividad porque van empezando en el quehacer científico y los niveles 1, 2 y  3, este último donde se ubican los miembros más reconocidos, los de mayor productividad, con más alta experiencia y que están en los niveles más altos de vinculación y productividad, no solo en foros nacionales, sino en los foros internacionales y CIAD cuenta con 5 de ellos, asentó. 

El objetivo del SNI es promover no solo la calidad de investigación de frontera, sino también  poder estrechar los lazos de vinculación, de investigación  y desarrollo tecnológico con los sectores social y productivo para aumentar el desarrollo de la población y en el caso de las empresas, incrementar su   competitividad en el país, “Tiene dos vertientes, la cuestión de la calidad académica, pero también el impacto con el sector social, productivo y gubernamental del país”, reiteró el director general del CIAD. 

“CIAD tiene 27 investigadores en los  niveles 2 y 3 y eso es importante porque son los que tienen acceso  a las mayores bolsas de recursos para hacer investigación de alta calidad, pero también eso nos ayudará para alcanzar una nueva meta: obtener el reconocimiento  en los programas académicos con calificación internacional” mencionó. 

Otro elemento que habla de la calidad de la investigación del CIAD,   es que el 90 por ciento de la planta académica y de investigación con doctorado, forman parte del SNI, manifestó. 

Finalmente citó que el 23 por ciento de los investigadores del CIAD se ubican en los Niveles 2 y 3 del SNI (la media nacional es del 20 por ciento), pero si las cifras se mantienen alcanzarán en el 2014 el 30 por ciento, lo que lo mantendrá  compitiendo  con las instituciones educativas y de investigación más grandes del país que cuentan con personal  del más alto nivel.

Un grupo de investigadores, técnicos y estudiantes del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), Coordinación Regional de Culiacán, participó en el XV Congreso Nacional de la Sociedad Mexicana de Ciencias Hortícolas (SOMECH), en la ciudad de Puebla, dónde participaron con un cartel que obtuvo el primer lugar.

El trabajo “Residuos agroplásticos generados por la agricultura protegida y su contaminación por plaguicidas” resultó ganador en el concurso de la categoría de carteles.

El Q.F.B. Pedro Bastidas Bastidas y a todo su equipo de colaboradores fueron reconocidos por su dedicación y esfuerzo, al realizar investigación en favor del sector agrícola estatal y nacional.

La SOMECH es un importante foro de divulgación científica que año con año se lleva a cabo con la participación de diferentes ponencias y carteles, derivados de los trabajos de investigación en laboratorio y campo, principalmente en las áreas de horticultura, fitopatología, ciencia y tecnología de alimentos.

Otros miembros del CIAD Culiacán también participaron en este evento, encabezados por el Dr. Tomás Osuna Enciso, quienes pusieron muy en alto el nombre de esta institución.

“Selección de levaduras nativas de la fermentación natural del Bacanora”, es el trabajo seleccionado por un jurado calificador, como uno de los 10 mejores, por dar a conocer el tipo de levaduras presentes durante la fermentación de los azúcares del agave para la producción del Bacanora, durante las IV Jornadas Sudamericana de Biología y Biotecnología de Levaduras.

La Dra. Evelia Acedo Félix, precisó que éste trabajo forma parte de la tesis Doctoral de la estudiante egresada del Doctorado en Ciencias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), Maritza L. Álvarez Ainza. El grupo de colaboradores del trabajo está integrado además por: Karina Alejandra Zamora Quiñonez, Humberto González Ríos y Mayra de la Torre Martínez.

Explicó que en el trabajo se resalta la importancia del uso de las levaduras nativas seleccionadas para la obtención de mayores rendimientos de fermentación, entre otros beneficios.

Este reconocimiento es de gran relevancia para el grupo de trabajo, ya que tambien está por firmarse un Convenio de Colaboración con la Universidad de Santiago de Chile para seguir trabajando con estas levaduras. Dicho Convenio también permitirá la interacción con especialistas en levaduras vínicas, quienes se han mostrado interesados y han volteado a ver el trabajo que se realiza en el CIAD, se ha empezado a ver el interés por el trabajo en levaduras mexicanas, dijo.

“Ambas instituciones trabajaremos de manera coordinada, estaremos intercambiando conocimiento, estudiantes e investigadores”, finalizó.

El Laboratorio de Tecnologías Emergentes del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), trabajó en la aplicación de un aceite esencial de orégano en frutos, logrando que el agente actuara como antifúngico y antioxidante en los frutos tratados, en este caso el tomate.

El Dr. Jesús Fernando Ayala Zavala, explicó que el proyecto nace de la necesidad de buscar compuestos naturales para evitar el deterioro de los productos por hongos, por ello se concentraron en formular recubrimientos de pectina adicionada con el extracto de orégano que además poseen propiedades que favorecen la salud.

La pectina es una sustancia que se puede encontrar en todas las frutas y en un gran número de vegetales, y se halla dentro de la fibra que aporta al cuerpo grandes beneficios.

El aceite esencial de orégano ha sido reportado como un muy buen antifúngico, antibateriano y con capacidad antioxidante e inhibe radicales libres, indicó el investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV).

Agregó que se optó por combinar esta especia (orégano) con el tomate porque es una mezcla muy común de olor y sabor para el consumidor y se planteó poder utilizar el orégano para disminuir el deterioro por hongos, y al momento de hacer los experimentos en el laboratorio, se obtuvo como resultado que el hongo dejó de crecer, agregándose los antioxidantes del orégano al tomate.

“La forma de agregar esos compuestos con capacidad antioxidante y pasárselos al tomate, dándole un sabor agradable, era el reto y una manera para lograrlo eran los recubrimientos comestibles que brindan protección al fruto”, dijo.

El proyecto titulado “Aceite esencial de orégano adicionado a recubrimientos de pectina como tratamiento antifúngico, antioxidante y saborizante en frutos de tomate”, fue desarrollado en la tesis de la ahora Maestra en Ciencias Isela Rodríguez García cuyos resultados comprueban el potencial que tiene el aceite esencial de orégano, como agente antifúngico, además de incrementar el contenido y capacidad antioxidantes en los frutos tratados.

Luego de 4.6 años de seguimiento a un grupo de estudio, integrado por  adultos mayores, un científico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), ha demostrado que la resistencia a la insulina es un factor que contribuye a la pérdida de masa muscular en los adultos mayores. 

 

El Dr. Heliodoro Alemán Mateo, investigador de la Coordinación de Nutrición, explicó que  la resistencia a la insulina generalmente está asociada a la Diabetes. Sin embargo, estudios recientes sugieren que la resistencia a la insulina también podría estar asociada con la pérdida de la masa muscular en adultos mayores. De hecho nuestros resultados confirman esta aseveración.

 

La pérdida de la masa muscular está muy asociada con dificultad para moverse o puede afectar la capacidad para realizar las actividades de la vida cotidiana como cambiarse, comer e ir al baño. “Desafortunadamente, dijo el Doctor que la discapacidad física no se cura, no hay medicamento, tenemos algunas opciones como la rehabilitación. Afortunadamente, hay una gran cantidad de estudios que nos están señalando que la nutrición puede jugar un papel muy importante para prevenir o revertir la discapacidad física”. 

 

El investigador precisó que en el estudio que CIAD inició hace más de cuatro  años, los adultos mayores no tenían Sarcopenia (pérdida de la masa muscular), tenían una masa muscular adecuada, conforme pasó el tiempo fueron perdiendo músculo y se encontró que de la muestra total 148 adultos mayores, el 13 por ciento perdió masa muscular en las extremidades. La resistencia a la insulina fue la principal determinante de la pérdida de masa muscular.

También lo que se observó es que adultos con valores elevados de insulina desarrollaron justo la Sarcopenia. Como comente anteriormente, el resultado más importante es que encontramos una asociación significativa entre la resistencia a la insulina con la pérdida de masa muscular. Con en este estudio estamos evidenciando que la resistencia a la insulina es un factor de riesgo para  perder músculo”, manifestó el investigador. 

 

“Si se pierde la masa muscular, el adulto pierde la funcionalidad, y una vez que el viejo deja de  valerse por sí mismo, pierde calidad de vida y entonces eso en el fondo es lo que estamos tratando de evitar al conocer las causas para dar posibilidad de intervención”, destacó Alemán Mateo. 

 

Señaló que la pérdida de la funcionalidad, la discapacidad  forma parte de algo más grande que es muy común en  los viejos: Síndrome de Fragilidad, y los costos por atención en salud de estas complicaciones son muy elevados. 

Los resultados de nuestro estudio, señalan que posiblemente previendo y tratando la resistencia a la insulina de manera temprana se podría evitar la pérdida de la masa muscular y al mismo tiempo prevenir la discapacidad física asociada con la perdida de la masa muscular.  

Las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), fueron la sede para dar promoción a las convocatorias del   Fondo de Innovación Tecnológica 2013 (FIT) y el  Programa de Estímulos a la Innovación 2014, que tienen la finalidad de impulsar el desarrollo tecnológico en México.

 

El Dr. Pablo Wong González, director general del Centro de Investigación, dijo que se espera que este anuncio, hecho también por la Secretaría de Economía Federal, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt), tengan un impacto real en la competitividad e innovación en las empresas sonorenses.

 

“Estos fondos son la oportunidad para subsanar las limitaciones de recursos que en ocasiones tienen las empresas para incorporar conocimiento innovador a sus procesos. En CIAD ponemos a disposición del sector productivo los resultados de múltiples y diversas investigaciones que se generan con la firme convicción de contribuir al desarrollo social y económico de Sonora a través de proyectos que incorporan la visión de las ciencias exactas y naturales con la de científicos expertos en el desarrollo social”, reiteró.

 

El Dr. Luis Núñez Noriega, delegado de la Secretaría de Economía en Sonora, mencionó que este ejercicio de promoción debe traducirse en números que demuestren que más empresarios sonorenses, utilizan estas herramientas, recursos y programas que públicos que hacen más efectiva la política de ciencia, tecnología e innovación a favor de los grandes emprendedores mexicanos.

 

Citó que del Fondo de Innovación Tecnológica 2013 (FIT), el año pasado se aprobaron 69 proyectos a nivel nacional, se cancelaron cinco y se le dio seguimiento a 64 de los cuales 23 fueron en Sistemas de Manufactura Avanzada, 13 proyectos en el área Agroalimentaria, 2 de Biotecnología, 10 en Multimedia y Tecnologías Móviles, 4 en Nanotecnología, 10 en Tecnologías de Salud y 7 en Tecnologías Limpias y energías Renovables, “siendo sólo tres los proyectos aprobados para Sonora, pero se busca que sean más los que se queden en la entidad”, dijo.

 

Por su parte el Ing. Francisco Ceballos Rojas, delegado regional del Conacyt, explicó que el Fondo de Innovación Tecnológica 2013 (FIT), tiene como objetivo principal impulsar proyectos de innovación tecnológica de las micro, pequeñas y medianas empresarios y de personas físicas con actividad empresarial “la convocatoria se ha abrió el 19 de agosto y cierra el 4 de octubre y espera poder cubrir las necesidades de distintos sectores, específicamente para emprender nuevos negocios, generar prospectos que validen la viabilidad comercial y tecnológica de una empresa nueva, y para que las empresas o grupos que ya cuentan con actividad de innovación puedan reforzar sus recurso humano o infraestructura física”, especificó.

 

La MC Martha Campa Gadea, directora general del Coecyt, anunció que a partir del 9 de septiembre se abre la convocatoria del Programa de Estímulos a la Innovación 2014, por lo que se invita a los interesados al taller que se impartirá de manera gratuita el día jueves 12 de septiembre a las 9:30 horas en un conocido hotel de la ciudad.

 

La idea comentó es brindar capacitación a quienes están interesados en presentar una propuesta, ya que el año pasado fueron 84 proyectos los que se recibieron, pero lamentablemente 23 quedaron fuera por imprecisiones.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), dio la bienvenida a los estudiantes de nuevo ingreso a los programas de posgrado que han iniciado sus actividades académicas.

 

El Dr. Pablo Wong González, director general dijo a los jóvenes que el Programa de Posgrado es uno de los tres pilares sustantivos de la institución y “sabemos que la apuesta del futuro del país son ustedes, queremos ser parte de poder ir cambiando paradigmas, de la nueva cara que debe tener la ciencia y la investigación y por supuesto la formación de recurso humano".

 

La flexibilidad, la heterogeneidad, la diversidad, la calidad y la competitividad, son algunos de los elementos que deben estar muy presentes en los estudiantes de posgrado mencionó “y aquí en CIAD se combinan para que los estudiantes tengan una formación integral”, reiteró el director general.

 

Por su parte la Da. Gloria Yepiz Plascencia, coordinadora de Programas Académicos, puso a disposición de los 61 jóvenes de Maestría en Ciencias y los 16 de Doctorado en Ciencias, de nuevo ingreso, cada uno de los elementos que integran la Coordinación, quienes podrán apoyarles en el área escolar, administrativa, técnica y psicológica.

 

El entusiasta grupo de estudiantes que cursan el semestre que comprende de agosto 2013 a enero 2014, estarán de tiempo completo en contacto con científicos y técnicos que los guiarán durante su estancia en los Programas de Maestría y Doctorado en Ciencias.

 

Como parte del programa la Dra. Verónica Mata Haro, investigadora de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos, hizo la presentación de los Lineamientos y Medidas de Seguridad, mismas que se implementan en todas las instalaciones del CIAD, pero específicamente en los laboratorios.

 

En tanto la Comisión de Seguridad e Higiene (CSH), representada por Griselda Noriega Valenzuela, explicó a los jóvenes de forma sencilla sobre el manejo de situaciones de riesgo y un grupo de empleados hizo una demostración.

 

En la bienvenida estuvieron también la Dra. Cristina Taddei Bringas, Coordinadora de Investigación, la Dra. Alma Rosa Islas Rubio, Coordinadora de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal, la Dra. Gabriela Ramos Clamont Montfort, Coordinadora de Ciencia de los Alimentos, la Dra. Mayra de la Torre Martínez, responsable de la Unidad de Alianzas y Programas Estratégicos y el Dr. Humberto Astiazarán García, Coordinador de Nutrición.

 

Al finalizar este primer acercamiento que facilitará la estancia de los estudiantes de posgrado en CIAD, se ofreció un refrigerio para que aprovecharan la oportunidad de conversar con los coordinadores y docentes presentes.

En el laboratorio de Fisiología Vegetal – Molecular de la Coordinación de Tecnología de Alimentos del Origen Vegetal del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), se ha desarrollado una tecnología para mejorar el color rojo de las uva de mesa, problema que por años han enfrentado los productores y que reduce la calidad del fruto.

 

El Dr. Miguel Ángel Martínez Téllez, investigador titular, explicó que este desarrollo tecnológico está listo para validarse a nivel semi comercial, ya que por espacio de seis años ha realizado trabajos de investigación, probando el producto en parcelas experimentales y ahora corresponde hacerlo a nivel semi comercial. Los resultados in vivo señalan que supera el color de las bayas a las que se aplicaron tratamientos con liberadores de etileno, con la ventaja de no alterar la firmeza del fruto.

 

El investigador dijo que al participar en la convocatoria de Fundación Produce Sonora, A.C., el proyecto fue aprobado, y el compromiso es hacer una aplicación en cuatro hectáreas de uva de mesa en las zonas de la Costa de Hermosillo y Pesqueira en la próxima temporada (2014).

 

Nosotros estamos utilizando productos que son derivados de paredes celularesde los mismos productos vegetales. Son oligosacáridos, carbohidratos complejos que tienen efectos biológico en la planta, que al aplicarlos, esta los reconoce y genera una respuesta. Entre esas respuestas está la de inducir la síntesis de antocianinas y generar color en la piel de los frutos, como ocurre para el caso de las variedades rojas de uva de mesa.

 

Agregó que la aplicación se hace asperjando la sustancia directamente al racimo y como es un producto orgánico, no tiene ningún efecto para la salud de los consumidores “y esa es una de las ventajas, que es un producto natural que tienen un proceso biotecnológico pero no se han agregado compuestos que puedan ser tóxicos para los consumidores, de hecho reúne las características de un producto orgánico” reiteró.

 

Martínez Téllez sentenció que el problema del color en las uvas de mesa siempre ha existido, sobre todo en las zonas más calurosas. El producto dijo, también se está evaluando en otros frutos rojos como manzanas y fresas, y aunque todavía no hay resultados en cuanto a dosis, fechas o índices de aplicación, se continúa trabajando en esa parte. Por lo pronto en uva roja de mesa los avances son notorios.

 

Las variedades principales de uva de mesa son Perlet, Flane, Sugraone y Red Globe, produciéndose un volumen anual de 166 mil 600 toneladas a nivel nacional, de las cuales 122 mil toneladas se producen de Sonora, es decir, el 69.2 por ciento de la producción nacional de uva de mesa.

 

Por último mencionó que este desarrollo tecnológico está en proceso de patente “y es un desarrollo tecnológico generado en el CIAD, por lo pronoto ya se autorizó el PCT (tratado internacional de cooperación en materia de patentes), para registrarla en otros países, y estamos con el trámite de registro en Europa y Estados Unidos”.

Por segunda ocasión, la Unidad Especializada de Inocuidad Alimentaria (UNEDIA), mantuvo la acreditación por parte de la Entidad Mexicana de Acreditación (ema), al confirmar, luego de dos días de evaluación, que trabaja con apego a las normas nacionales e internacionales y al reconocer la competencia técnica y confiabilidad de los resultados en los análisis que emite.

 

Luego de conocer el resultado el Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz, Coordinador Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD),  en Culiacán, felicitó al joven pero muy profesional equipo de la UNEDIA, reiterándoles la confianza en ellos para continuar cosechando éxitos y posicionen los servicios que se ofrecen en el mercado nacional e internacional.

 

Durante el proceso, el personal de UNEADIA atendió la visita de los valuadores, el Biólogo Ergelio Vargas Pérez (valuador líder) y la Ing. Alejandrina Ruiz Bello (experta técnica), quienes procedieron a revisar las evidencias documentales de la implementación y mantenimiento del Sistema de Gestión de Calidad, así como los registros técnicos correspondientes a los métodos vigilados, a la ampliación de asignatarios y al nuevo método.

 

Luego de la detallada y minuciosa revisión del proceso el resultado fue “Cero No Conformidades”, resultado que el equipo UNEDIA obtiene por segunda ocasión.

 

Cabe destacar que la revisión se realizó de manera profesional, lo que permitió al personal identificar oportunidades de mejora invaluable y reforzar sus conocimientos acerca de las políticas y criterios que es necesario cumplir.

Mobile Menu