Notas

 

En el marco de la ceremonia de inauguración de la XXIII Reunión de Investigación en Salud “Autocuidado de la Salud: retomando los orígenes”, se realizó la entrega de reconocimientos para el Premio Anual para la Investigación en Salud 2015, donde por primera vez se incorporó el mérito para la labor científica de estudiantes que han desempeñado estudios de pregrado.

 

En la categoría de posgrado destacó el honor otorgado a Josefina Aguayo Armendáriz, egresada de la maestría en ciencias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), quien fue galardonada con el primer lugar del premio “Dr. José Miró Abella”, en la categoría de Salud Pública.

 

Dicho reconocimiento fue gracias a la investigación “Polimorfismo PRO12ALA del gen PPARG y su asociación con la obesidad en adultos de Sonora: Influencia del consumo de ácidos grasos saturados y trans”, la cual Aguayo Armendáriz realizó para obtener el grado de Maestría en Ciencias del CIAD, bajo la dirección de la Dra. Silvia Yolanda Moya Camarena, investigadora de la Coordinación de Nutrición.

 

En esta investigación se utilizó el enfoque de la nutrigenética para determinar la interacción de la genética, específicamente del polimorfismo Pro12Ala del gen PPARG, con el consumo de grasas saturadas y trans con la presencia de obesidad en adultos.

 

El proyecto fue apoyado por el Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social (SSA/IMSS/ISSSTE-CONACyT, convocatoria 2013) y colaboraron la Dra. Maricela Montalvo Corral, Dra. Graciela Caire Juvera, Dra. Martha Nydia Ballesteros, M. en C. Isabel Grijalva, M. en C. Karla González y Q. B. Elizabeth Artalejo, también de la Coordinación de Nutrición.

 

Contribuirán en dar respuestas y propuestas

 

Los reconocimientos otorgados se clasifican en cuatro áreas: asistencia social, educación en salud, biomedicina y bioquímica, y medicina clínica y salud pública; por lo que estas investigaciones y su impacto contribuirán en dar respuestas y propuestas a los problemas que atañen a este sector, y permitirán la mejora de los aspectos importantes de salud de la población sonorense, comentó María Amelia Patricia Fraijo Navarro, Directora Nacional de Ciencias de la Salud de la Universidad para el Desarrollo Profesional (Unidep), en su participación durante la premiación.

 

Además de Fraijo Navarro, el presídium estuvo integrado por el titular de la Secretaría de Salud en el estado, Gilberto Ungson Beltrán; el rector de la Unidep, René Llamas Rembao; la diputada presidenta de la Comisión de Salud de la LXI Legislatura, Kitty Gutiérrez Mazón; el rector de la Universidad de Sonora, Heriberto Grijalva Monteverde; y el director de Ciencias de la Salud de la Universidad del Valle de México, Víctor Burgos Fuentes.

 

Con este tipo de galardones se busca mejorar y estimular la formación de los recursos humanos en salud, y favorecer el desarrollo estatal y nacional por medio de la educación de posgrado en éste ámbito, expuso Ungson Beltrán, ya que así, dijo, se logrará la integración de la generación del conocimiento en el quehacer de la vida diaria, para que este sea aplicable en el beneficio de la salud de la ciudadanía.

 

La jornada de actividades se realizará del 21 al 23 de abril en las instalaciones de la Unidep, en Hermosillo, Sonora, y consistirá en conferencias magistrales, talleres, exposición de investigaciones en modalidad oral y en cartel, en los cuales participarán los investigadores del CIAD: Iván Anduro Corona, Gloria María Cáñez de la Fuente, María del Socorro Saucedo Tamayo, Ana Teresa Limón Miró, María Isabel Ortega Vélez y Julián Esparza Romero.

 

 

 

 

Como una muestra de la nueva generación de científicos que se han formado en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), el joven investigador Julio César Tafolla Arellano presentó la conferencia “Análisis transcriptómico de exocarpo de mango (Mangifera indica L): hacia la comprensión de la biosíntesis de cutícula” en el Primer Foro Innovation Match MX 2016.

 

La charla ofrecida por Tafolla Arellano consistió en la presentación de los resultados de un estudio encabezado por el profesor investigador Martín Tiznado Hernández, el cual fue realizado en el Laboratorio de Fisiología y Biología Molecular de Plantas del CIAD, con la colaboración de Jocelyn Rose, investigador del Departamento de Biología de Plantas de la Universidad Cornell (EE. UU.). Ambos científicos han unido sus esfuerzos anteriormente en proyectos de investigación sobre la cutícula de tomate.

 

La investigación en la que se respaldó la conferencia consistió en un análisis de la cáscara de mango, específicamente de la cutícula, que es la capa de cera que protege a los frutos de diferentes tipos de estrés, pero que principalmente reduce la pérdida de agua.

 

Dicho estudio permitió generar información para la comprensión del mecanismo molecular de biosíntesis de cutícula mediante la identificación y análisis de la expresión de genes que están involucrados en este fenómeno. Otra de las grandes aportaciones de este trabajo ha sido la generación de información genómica del mango, considerando que aún no se conoce su genoma, comentó Tafolla Arellano.

 

México es uno de los principales exportadores de esta fruta en el mundo, por lo que el joven investigador considera pertinente dar seguimiento a la investigación con la finalidad de desarrollar estrategias para prolongar su vida de anaquel.

 

El evento fue realizado en Guadalajara, Jalisco, del 6 al 8 de abril del presente año, y estuvo dirigido a la comunidad científica y académica nacional e internacional, al sector empresarial y gubernamental, así como al público en general. Su finalidad fue la apertura de un espacio para el impulso de la vinculación del sector industrial con estudiantes e investigadores del área científica.

 

Con este tipo de participaciones se logra ubicar el contexto en que se encuentra la institución con respecto al trabajo de otras instituciones, ya que el principal objetivo es divulgar el conocimiento generado en el Centro, para que la sociedad pueda beneficiarse de la labor que se realiza, comentó Julio César Tafolla Arellano.

 

 

El 4 de septiembre de 2008 la Junta de Gobierno del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) aprobó los lineamientos para la formación y consolidación del programa Redes Temáticas Conacyt.

 

El objetivo de la Dirección de Redes Temáticas de Investigación, a través de los programas Laboratorios Nacionales y Redes Temáticas de Investigación, es incentivar la conectividad entre investigadores con intereses comunes para formar o fortalecer grupos que aborden —desde una perspectiva interinstitucional y articulada— problemas complejos y prioritarios del país, con el propósito de contribuir al desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación, así como a la consolidación del capital humano calificado. 

 

Se considera Red Temática Conacyt a la asociación voluntaria de investigadores o personas con un interés común y la disposición para colaborar y aportar conocimientos y habilidades, coordinadas de manera colegiada por un Comité Técnico Académico (CTA), para impulsar sinérgicamente el tema de su interés. Mientras que por temática se entiende las diferentes problemáticas que pueden ser atendidas por las redes de manera disciplinaria, multi, inter o transdisciplinaria.

 

La creación y apoyo para la operación de las Redes Temáticas Conacyt se lleva a cabo mediante convocatorias que emite el consejo, a través de la Dirección Adjunta de Desarrollo Científico (DADC), bajo los criterios académicos y de calidad establecidos.

 

A continuación se describen, en voz de sus miembros, tres ejemplos de redes y de un laboratorio nacional.

 

RED TEMÁTICA DE TOXICOLOGÍA DE PLAGUICIDAS

Con el propósito de disminuir el impacto toxicológico de plaguicidas o pesticidas en la salud y el ambiente, la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), con apoyo del Conacyt, creó la Red Temática de Toxicología de Plaguicidas.

 

La coordinadora del Laboratorio de Contaminación y Toxicología Ambiental de la UAN, Aurora Elizabeth Rojas García, quien es miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y miembro de la red, dijo que esta nació en 2015. “Hemos tenido la oportunidad de encontrarnos gracias al Conacyt y generar un grupo multidisciplinario, interinstitucional, que pueda encontrar puntos de convergencia para dar respuesta a problemas relacionados con la problemática de toxicología de plaguicidas”.

 

La red cuenta con la participación de instituciones de educación superior como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro), Universidad de Colima (Ucol), Universidad de Sonora (Unison) y Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), así como del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), sedes en Culiacán, Guaymas y Mazatlán, y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), señaló Rojas García.

 

La especialista en toxicología ambiental explicó que los plaguicidas no solo son utilizados en el campo, sino también en la ciudad, en los hogares, solo que se les conoce como insecticidas (productos con una importante difusión publicitaria), que también dañan la salud de plantas, animales y personas.

 

Los efectos de los plaguicidas a la salud dependen de su tipo, por ejemplo: organofosforados y carbamatos dañan el sistema nervioso, mientras que otros irritan piel u ojos; algunos pueden ser cancerígenos y otros pueden afectar el sistema hormonal y endocrino.

 

Incluso Rojas García destacó la importancia de preferir y hasta aprender a hacer insecticidas naturales no invasivos con el medio ambiente. Ejemplificó con uno que se puede elaborar en casa con una manzana y clavos de olor, mismo que ahuyenta moscas y mosquitos.

 

RED TEMÁTICA EN FÍSICA MÉDICA

Para estrechar relaciones entre físicos y médicos, así como para generar un vínculo entre la investigación y la medicina, fue creada a mediados de 2015 la Red Temática en Física Médica, financiada por el Conacyt.

 

La red es una asociación voluntaria de investigadores y profesionales que trabajan en clínicas y estudiantes de posgrado, todos enfocados en el tema de la física médica. 

 

Eugenio Torres García, doctor en ciencias con especialidad en física médica por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y miembro de la red, dijo que aunque existía colaboración entre pequeños grupos de investigadores para desarrollar proyectos en común, ahora la red permite un desarrollo más rápido y eficiente gracias a un mayor número de equipos de trabajo, con más integrantes cada uno, y más fortalecidos.

 

La física médica es la aplicación de principios, técnicas y herramientas de la física en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del ser humano; es un área multidisciplinar que requiere conocimientos de matemáticos, biólogos, químicos, físicos, ingenieros en sistemas, ingenieros electrónicos, etcétera. “Por ejemplo, para conocer cómo son los efectos biológicos en el tejido, están los biólogos, y para la cuantificación de la energía que se deposita en los tejidos, estamos los físicos”, afirmó Torres García.

 

La página de la red tiene un apartado específico para divulgar el conocimiento que se genera, con el objetivo de que sea aprovechado por cualquier persona. “Incluso el lenguaje con el que se va a divulgar esta información no será técnico ni científico, sino entendible para toda la población”, señaló Torres García, adscrito a la Facultad de Medicina de la UAEM y miembro nivel I del SNI.

 

La red tiene seis áreas de investigación, 30 miembros investigadores, 30 miembros externos y 20 miembros estudiantes y cuenta con el respaldo de más de 25 instituciones y dependencias de investigación.

 

LABORATORIO NACIONAL DE MICROSCOPÍA AVANZADA

El proyecto del Laboratorio Nacional de Microscopía Avanzada (LNMA) empezó en 2010 con la respuesta a una convocatoria del Conacyt para establecer laboratorios nacionales, pero fue hasta 2013, después de adquirir equipos, construir el espacio en el estado de Morelos y darse de alta, que abrió sus puertas.

 

El laboratorio cuenta con más de 250 usuarios registrados de nueve estados de México y tiene también colaboradores internacionales. Además, ha otorgado más de 15 mil horas de servicio de microscopía, afirmó el doctor Christopher Wood, investigador y responsable del LNMA, quien es investigador y académico del Instituto de Biotecnología de la UNAM y miembro nivel I del SNI.

 

Lo que desarrolla el LNMA es limitado, advirtió el doctor Wood. Por una parte, el microscopio no es un equipo que se pueda mover de un lugar a otro, tiene que estar preferiblemente fijo; por otra, investigadores de estados lejanos a Morelos se enfrentan a la dificultad de no poder trasladarse al laboratorio, pese a que tienen que estar presentes al momento de hacer uso del microscopio porque son quienes mejor conocen sus muestras y lo que buscan en ellas.

 

 “Para solucionar ese problema nosotros tenemos que ir con ellos, por lo que estamos trabajando con otras instituciones, formando redes y sedes del laboratorio nacional, en los que podemos asegurar que los investigadores van a recibir los mejores consejos, adiestramiento en el uso del microscopio y que pueden obtener sus resultados lo más rápido posible”, aseguró Christopher Wood.

 

 “Me encanta explicar las novedades y la maravilla del mundo que uno puede descubrir a través del microscopio óptico; es una de las cosas que más me gusta de ser microscopista: que se trata de una disciplina inherentemente visual. También recibimos grupos escolares, hacemos demostraciones, hemos llevado microscopios a la calle, al zócalo de Cuernavaca; trabajamos con el público para entusiasmarlo, porque México necesita más microscopistas y más niños que estén entusiasmados para la ciencia”, destacó Wood.

 

De acuerdo con el doctor Wood, en la página del LNMA se encuentra información de equipos, personal del laboratorio, procedimientos de registros, etcétera, mientras que la página en Facebook contiene anuncios sobre cursos, capacitación, eventos, noticias, artículos de interés, ofertas de empleo. “Porque hay muchos de estos centros en el mundo que buscan técnicos e investigadores, tratamos de difundir toda la información sobre microscopía óptica que consideramos importante”.

 

RED TEMÁTICA EN TECNOLOGÍAS DEL LENGUAJE

La Red Temática en Tecnologías del Lenguaje (RTTL), financiada por el Conacyt, es una asociación que se creó para desarrollar tecnologías del lenguaje (TL), mismas que abrirán posibilidades para la creación de productos y servicios en sectores como comercio, administración, educación, salud, entretenimiento o turismo, entre otros.

 

El doctor Iván Vladimir Meza Ruiz, técnico del Departamento de Ciencias de la Computación del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM y miembro de la red, señaló que esta ha servido como un catalizador entre los investigadores interesados en el tema, con la idea de poner el lenguaje y la computadora juntos.

 

 “Nos conocemos entre colegas, hemos colaborado, estamos al pendiente de lo que hace uno y otro, pero la red, ya en su forma oficial a través del Conacyt, nos ha permitido integrarnos mejor, comunicar mejor el avance que tiene cada grupo y, un poco, fomentar la colaboración entre grupos”, destacó Meza Ruiz.

 

La red fomenta la idea de que a través de replicar la habilidad del lenguaje se aprende sobre el ser humano, mencionó el doctor. “Hay beneficios prácticos como organizar información, ahora que estamos saturados de ella. También hay un motivo económico: estas tecnologías que pueden manipular el lenguaje, ya sea para ayudarnos, aprender a conocernos o crear aplicaciones futurísticas, van a significar oportunidades económicas para empresas o desarrollos. Es parte de esta conjunción que se da entre el conocimiento y la industria. Para México es importante tener un lugar relevante en el uso y desarrollo de estas tecnologías”.

 

La red tiene apertura para estudiantes y recién egresados, indicó Meza Ruiz; en las reuniones, el número de estudiantes de diferentes carreras duplica el de investigadores, cada grupo involucrado tiene sus procesos y métodos para incorporar alumnos. “Están interesados en estos temas y, desde mi punto de vista, lo más importante es que posean esa actitud científica de ir hacia lo desconocido y hacia un problema complejo que es el lenguaje humano”.

 

Colaboración de Nistela Villaseñor, reportera de la Agencia Informativa Conacyt

 

 

El Ayuntamiento de Caborca, en coordinación con el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), inició un curso de capacitación a comerciantes locales sobre la información requerida en el etiquetado de alimentos en concordancia a la Norma Oficial Mexicana y a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés).

 

Al dar la bienvenida a los empresarios, la presidenta municipal, Karina García Gutiérrez, recordó que su gobierno ha sido insistente en solicitar a las nuevas empresas, como Oxxo y otras firmas comerciales, que incluyan en su inventario productos elaborados por empresas locales.

 

 “Se trata de que nuestras empresas y nuestras familias participen de los beneficios de la derrama económica, que procede de la diversificación de la oferta comercial, y para ello también hemos venido organizando foros y espacios de capacitación con el fin de elevar el nivel de competitividad de nuestros emprendedores”, indicó.

 

Asimismo, expresó: quiero decirles que no tengan miedo a la competencia y que se atrevan a explorar nuevas áreas de oportunidades con la seguridad de que nosotros, como gobierno, estamos con ustedes, pues queremos ver nuestros comercios y empresas con más vida.

 

La alcaldesa hizo también un reconocimiento a los empresarios por el esfuerzo realizado hasta ahora para mantener funcionando sus negocios, y los invitó a aprovechar que “Caborca está sonando”, para que sus empresas crezcan, con base en la proyección en el exterior que como gobierno se viene dando a la ciudad.

 

La capacitación fue dirigida por la maestra en ciencias María Isabel Grijalva Haro y la química bióloga Amparo Nieblas Almada, investigadoras del CIAD, dependiente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

En la reunión se dieron a conocer los cambios en las normatividades relativas al etiquetado de productos alimentarios y sus contenidos como fibras, azúcares, grasas, vitaminas, minerales, aminoácidos y cafeínas, así como las cantidades de consumo diarios recomendadas.

 

Explicaron que las normas establecidas tienen la finalidad de ofrecer de manera completa y orientadora la información nutricional precisa y evitar confusión, para que el consumidor pueda elegir los alimentos más saludables, y al mismo tiempo que las compañías de alimentos mejoren la calidad de sus productos.

 

Cabe hacer mención que este curso de capacitación fue convocado por la Dirección de Fomento Económico del Ayuntamiento que encabeza Roberto Morineau Quihuis.

 

Colaboración de David Pulido Atondo, reportero de caborcadigital.mx

 

Aunque investigadores del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (unidad Sinaloa) del Instituto Politécnico Nacional (CIIDIR-IPN) y la Coordinación Regional Mazatlán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ven en la acuacultura de estanques y jaulas flotantes de la costa o mar abierto una opción sustentable para la pesquería en Sinaloa, la realidad es que el proyecto presenta dificultades por falta de alevines suficientes.

 

En la bahía de Guasave se pretende tener cuatro jaulas, con una proyección de producción de una tonelada; sin embargo, esto no es posible concretarlo por falta de alevines.

 

Dadas las condiciones de explotación de la pesca en costas y altamar y lo irredituable que resulta para el sector pesquero tratar de sostener esta actividad, investigadores han desarrollado diversos proyectos para determinar la viabilidad de llevar a cabo esta opción de pesca.

 

NUEVA OPCIÓN

 

Recientemente, Apolinar Santamaría Miranda, investigadora de esta institución, comentó que las opciones son trabajar con jaulas específicas para mar abierto o en la costa, donde podrían cultivarse estas especies.

 

En la zona de Guasave existen antecedentes de proyectos pesqueros que han fracasado porque existen juveniles que son alimentados con el mismo medio, explicó la investigadora del CIIDIR-IPN.

 

“Para que tú tengas dominada una tecnología tienes que utilizar una fórmula específica para todos. Sabemos que hay depredación entre ellos mismos, entonces es en lo que tienes que trabajar, en una fórmula o un alimento balanceado”, indicó.

 

“Cuando a una especie le das un alimento balanceado, ya brincaste un montón en tu tecnología; si tú nada más lo extraes del medio y lo encierras, eso no es acuacultura como tal”.     

 

INVESTIGACIÓN

 

En conjunto con el CIAD Mazatlán se ha trabajado en proyectos de ciencia básica con la producción de alevines que pueden hacerse llegar al pescador que lo requiera, a un bajo costo.

 

De esta manera se pueden iniciar con los cultivos una vez que se busquen los apoyos ante la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) u otras dependencias.

 

“Lo único que hay que hacer es trabajar en conjunto. Si hay posibles inversionistas que quieran emprender un proyecto, nosotros lo asesoramos”, expuso.

 

“Por ejemplo, un proyecto Conacyt te da apoyo siempre y cuando estés asociado con un centro de investigación, y los apoyos son muy buenos; te dan el recurso siempre y cuando vayas de la mano con un investigador”.

 

TECNOLOGÍA

 

Leonardo Ibarra Castro, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo de Mazatlán, explicó que del 2011 al 2013 lograron desarrollar una tecnología de cultivo masivo de pargos.

 

El inicio fue con una supervivencia del 1% y terminaron con un promedio del 32%. Es decir, que de producir cien mil se avanzó hasta quinientos mil juveniles.

 

RIESGOS

 

Debido a que no se ha llevado a cabo el proyecto a escala comercial, no se conocen los problemas que se pudieran tener en cuanto a enfermedades.
“De que va a haber problemas, va a haber, pero como no lo hemos hecho con una continuidad y a gran escala, no sabemos exactamente cuáles”, expuso.

 

Aunque se cuenta con esta tecnología ha sido complicado llevarlo a cabo porque es necesario que se coordinen científicos, el gobierno, las dependencias que van a direccionar recursos como Semarnat, Conapesca, Inapesca, y el sector privado.


Aunque no se atrevió a afirmar que se trata de la opción más rentable, porque se requieren estudios específicos, y sobre todo un análisis financiero para definir si podría ser rentable o no, sí son opciones viables para la pesca en Sinaloa.

“De ahí viene la siembra, que puede ser en estanques o en jaula, la engorda, cosecha y comercialización; cuando nosotros manejemos todo eso diremos que tenemos una comercialización o una tecnología de producción”.

 

En el CIAD se tienen los estanques donde se realiza todo este proceso, llegando a obtener cultivos de rotíferos entre mil y mil 500 por mililitro y cosechando 250 millones de rotíferos por día para alimentar cuatro tanques de larva.

 

Ese proyecto tendrá que esperar para próxima temporada.

Fuente: http://www.debate.com.mx/guasave/Acuacultura-en-estanques-y-jaulas-puede-tener-crecimiento-20160415-0141.html.

 

La tercera etapa del Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora-Arizona 2015-2016 (SDHT) celebrará la sesión del eje temático “Economía regional y desarrollo humano: creciendo con equidad en la región Sonora-Arizona” el próximo 21 de abril en las instalaciones de El Colegio de Sonora (Colson), en Hermosillo, Sonora.

 

Con el objetivo de analizar, discutir y elaborar propuestas alternativas relacionadas con las tendencias, dinámicas e impactos de los procesos de desarrollo e integración transfronterizos sobre el desarrollo humano en la región Sonora-Arizona, el comité organizador convoca a académicos, profesionistas, líderes comunitarios y a toda persona que esté interesada a compartir experiencias desde la perspectiva de la vulnerabilidad y la resiliencia en el desarrollo humano, específicamente en dicha región.

 

Los temas que se abordarán en este encuentro son: “Integración e interdependencia económica”, “Cooperación transfronteriza y gobernabilidad”, “Integración y asimetrías inter e intrarregionales”, “Crecimiento económico” y “Empleo, pobreza, bienestar y calidad de vida”.

Quienes organizan y convocan a esta sesión son Lorenia Vázquez y Liz Ileana Rodríguez (Colson), Francisco Lara, de la Universidad Estatal de Arizona (ASU), y Pablo Wong González, Director General del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El SDHT continuará su cuarta etapa con la realización del eje temático “Oportunidades para el desarrollo humano: el rol de la salud y la nutrición”, donde se analizarán temas como “Enfermedades crónicas no transmisibles (hipertensión, dislipidemias, obesidad, diabetes, cáncer)”, “Acciones de educación, fomento y promoción de estilos de vida saludables”, “Embarazo adolescente, “Infecciones reemergentes, fiebre de las Montañas Rocosas, dengue y chikungunya”.

 

La cuarta etapa se realizará el 19 de mayo en la Universidad Estatal de Sonora, en Hermosillo, Sonora, y es organizada por Ana Isabel Montoya Ballesteros y Eduardo Gómez Infante, académicos de esta institución, en coordinación con Humberto Astiazarán García, titular de la Coordinación de Nutrición del CIAD.

 

Si desea consultar mayor información sobre este seminario, puede consultar su sitio oficial www.ues.mx/Seminario2015/.

 

Con el objetivo de compartir experiencias sobre la correcta planeación estratégica que impulse el desarrollo de proyectos de transferencia tecnológica, la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) recibirá a integrantes de la academia y del sector industrial de Sinaloa para la impartición de un par de talleres de orientación.

 

A través de la suma de los esfuerzos coordinados entre el CIAD, el Centro de Competitividad e Innovación de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (Caname) y el Instituto de Apoyo a la Investigación e Innovación (Inapi) se celebrará un encuentro en el que se brindarán las herramientas apropiadas para identificar, planear, estructurar y concretar proyectos que vinculen el quehacer científico con las necesidades de la iniciativa privada.

 

Simón Rosen Rabinovich será el responsable de impartir el primer taller, “Comercialización de la tecnología y evaluación de intangibles”, los días 15 y 16 de abril; en este se abordarán temas como los fundamentos de los activos intangibles; los intangibles y la estrategia comercial; método y herramientas de valuación de intangibles; la transferencia y la comercialización de la tecnología; el paquete tecnológico; technologypush vs technologytpull; el mercado potencial y segmentación por nichos; las alianzas estratégicas para la comercialización, y la definición y entrega de la propuesta de valor.

 

Por su parte, José Luis Solleiro Rebolledo compartirá su conocimiento a través del curso “Puesta en marcha de una Oficina de Transferencia de Tecnología (OTT), los días 22 y 23 de abril. En su participación expondrá conceptos como la definición de una OTT y sus antecedentes en México, así como los modelos de operación y las características de sus servicios, políticas y procesos, entre otros.

 

Los cursos tendrán lugar en el auditorio Dr. Jorge Siller, del CIAD en Culiacán, Sinaloa, y tiene un costo de acceso de mil pesos por participante. Si desea más información puede contactar a Libia Limón Castro, responsable de vinculación, al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamar al teléfono (667) 760 5536 ext 260.

 

 

 

El próximo 18 de mayo en las instalaciones del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) sede Aguascalientes se celebrará un encuentro en el que se compartirán experiencias sobre las diferentes aplicaciones del software Stata, una herramienta para el análisis estadístico que puede ser utilizado en todas las disciplinas científicas.

 

Dentro de las actividades del 6° Encuentro Internacional de Usuarios de Stata en México (Eusmex 2016) se impartirá una serie de ponencias de talla internacional (consulte el programa aquí) seleccionadas por un grupo de investigadores que componen el comité científico del encuentro de este año, integrado por Alfonso Miranda, profesor del CIDE; Luis Huesca Reynoso, académico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), y Benjamín Sexto, especialista de MultiON Consulting, experto en el programa Stata.

 

La conferencia magistral del evento, “Nuevos métodos de interpretación que utilizan efectos marginales para modelos no lineales”, será dictada por el Dr. J. Scott Long, profesor del Departamento de Sociología y Estadística de la Universidad de Indiana (EE. UU.), quien actualmente trabaja sobre la programación de útiles comandos en archivos ado para aplicar en otros campos de estudios, como la salud y el envejecimiento, el estigma y la salud mental, así como la sexualidad humana.

 

El Eusmex 2016 está dirigido a todos los usuarios e interesados de Stata que toman decisiones: empresarios, directores y jefes de departamento dedicados al mundo de los números y la estadística, así como también a la comunidad estudiantil interesada en conocer herramientas novedosas y tecnológicas que fomenten su desarrollo profesional y laboral.

 

Si desea conocer más información acerca de este encuentro, puede consultar su sitio oficial www.stata.com/meeting/mexico16/ o puede ir directamente a su página de registro www.multion.com/eusmex2016/inicio.html.

 

Con el objetivo de establecer un espacio de análisis y propuesta a nutriólogos, médicos, químicos tecnólogos y profesionales en el área de alimentos, entidades gubernamentales y público en general, la Red Nacional de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en Alimentos Funcionales y Nutracéuticos (Red Alfanutra) llevará a cabo el 2° Congreso Internacional de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos los días 22, 23 y 24 de junio en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

 

La miembro del comité científico y directora de Investigación y Posgrado de la UAQ, María Guadalupe Flavia Loarca Piña, informó que la Red Alfanutra es una plataforma interinstitucional conformada en el 2014 por investigadores, académicos y especialistas del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) de Hermosillo, Sonora, las universidades autónomas de Querétaro, Coahuila, Ciudad Juárez y Sinaloa, los institutos tecnológicos de Tepic, Durango y Veracruz, el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ), el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Monterrey y Querétaro, el Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (Ceprobi) y la Universidad de Sonora, bajo el auspicio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de la Red de Centros Públicos de Investigación.

 

“Existe una tendencia mundial respecto a este tema. Los alimentos funcionales y nutracéuticos son aquellos que toda la vida hemos consumido que, además de darnos el aporte nutricional, tienen compuestos reactivos que nos ayudan a protegernos del estrés oxidativo, con lo que se reducen los riesgos de padecer enfermedades no transmisibles, como la diabetes tipo 2, obesidad, así como cardiopatías o síndromes metabólicos, en el perfil de lípidos, que nos pueden llevar a infartos o arterioesclerosis, e incluso al cáncer”, alertó Loarca Piña.

 

Dieta tradicional saludable

Todos estos padecimientos, aseguró la especialista, se deben al estrés oxidativo que se ha generado en la población principalmente por la dieta influenciada por otros países, lo que ha provocado que a través del tiempo se hayan hecho a un lado alimentos saludables, con numerosas propiedades, que anteriormente eran parte de la dieta mexicana tradicional.

 

“Nosotros estamos promoviendo el consumo de alimentos nutracéuticos que con el paso del tiempo se han ido dejando de lado de la dieta mexicana, como el frijol, el maíz, los nopales, la flor de Jamaica (Hibiscus sabdariffa), los quelites (Amaranthus hybridus), la verdolaga (Portulaca oleracea) y las calabacitas, que crecían en las cabeceras de las milpas, entre muchos otros, en lugar de suplementos, concentrados y demás compuestos que se encuentran en el mercado que pueden llegar a ser tóxicos", advirtió.

 

Recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que para tener una alimentación controlada, a pesar de las influencias externas, se deben consumir cinco raciones de frutas y verduras al día.

 

"Eso es algo que poca gente tiene la conciencia de hacer. Aunado a esto, hay otros factores como la dinámica de la vida laboral; de ahí la importancia de hablar sobre esto", puntualizó Loarca Piña.

 

La miembro del comité científico de la Red Alfanutra destacó que, a pesar de que es un foro de carácter científico, el 2° Congreso Internacional de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos abrirá espacios con pláticas dirigidas al público en general interesado en el tema.

 

"Hay que dar a conocer las bondades que tiene el consumo de estas cinco raciones de frutas y verduras que, según sabemos, próximamente se incrementarán a siete. Con esta iniciativa queremos brindar información para que los investigadores desarrollen proyectos y el público en general voltee a ver alimentos más sanos, sobre todo para los niños, dado el índice tan alto de obesidad infantil que hay en el país".

 

En el congreso participarán conferencistas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la UAQ, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y el Ceprobi, en el caso de México, así como pláticas de especialistas de instituciones internacionales como el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) y la Universidad de Lérida, en España, así como la Yale School of Public Health, la Texas A&M University y la Tufts University, de los Estados Unidos.

 

Colaboración de Israel Pérez, reportero de la Agencia Informativa Conacyt

 

 

 

La temporada de calor ya está a la vuelta de la esquina, y es común que durante este periodo nuestro organismo se encuentre propenso a sufrir malestares a causa de las altas temperaturas ambientales. Para evitar contratiempos de salud se deben reponer los líquidos corporales que se pierden a lo largo del día a través del sudor, la orina y la respiración, y una estrategia que es útil para mantenerse bien hidratado, considerando una buena nutrición, es conocer la jarra del buen beber.

 

Esta consiste en una guía que indica las cantidades adecuadas de bebidas que es conveniente ingerir en la dieta para el correcto desempeño de nuestras funciones metabólicas. La jarra del buen beber establece que el agua es primordial y ocupa el primer nivel, ya que el ser humano se compone de dos tercios de este elemento; es por ello que una porción de seis a ocho vasos entre comidas es suficiente para garantizar la correcta transportación de nutrientes y oxígeno a las células.

 

Un consejo para aumentar la fuente de líquidos en la dieta es integrar de manera habitual alimentos que tienen alto contenido de agua, como sopas y caldos, frutas y verduras. Además, se debe evitar tomar agua solo cuando se tiene sed; lo recomendable es llevar siempre consigo una botella de agua y dar pequeños tragos constantemente.

 

¿Qué hay con los lácteos y el café?

En el segundo nivel se encuentra la leche semidescremada y descremada, así como las bebidas de soya sin azúcar adicionada, pues son alimentos ricos en proteína y con bajo contenido de grasa, que pueden disminuir el riesgo de osteoporosis, hipertensión y cáncer de colon. De estos se debe consumir un máximo de dos vasos por día, debido a que aunque todavía no se cuenta con suficientes evidencias científicas, existen estudios que indican que su abuso podría incrementar el riesgo de padecer cáncer de próstata o de ovario.

 

Una alternativa saludable para beber entre comidas son el té y el café (sin cantidades excesivas de azúcar, edulcorantes o crema),puesto que sus altos contenidos de polifenoles tienen una acción antioxidante que fortalece el sistema inmune, previene el envejecimiento, mejora la memoria y reduce el riesgo de padecer Alzheimer. En el tercer nivel de la jarra del buen beber se sugiere tomar cuatro tazas de té como límite, debido a que pudiera afectar a personas que padecen de hipertensión.

 

Los mitos de los edulcorantes

En el cuarto nivel de la jarra se colocan las bebidas no calóricas con edulcorantes artificiales, como el aspartamo, sucralosa, acesulfamo K, sacarina y neotamo, que por ser bajos en calorías pueden resultar de utilidad para conservar un peso adecuado y para mantener niveles de glucosa moderados, sin embargo, en comparación con el azúcar natural, proporcionan menos energía al cuerpo, por lo que se establece una porción máxima de dos vasos diarios. Dichos edulcorantes pueden identificarse porque se enlistan en la información nutrimental que aparece en el etiquetado de los envases.

 

Existe la creencia popular de que los jugos elaborados con base en extractos de frutas son un alimento saludable; no obstante, a pesar de que algunos de ellos están enriquecidos con vitaminas y minerales, además de fibra que contribuye al buen funcionamiento del sistema digestivo, la realidad es que estos contienen mucha azúcar añadida. Por lo tanto, medio vaso de este tipo de bebidas al día es la mejor opción para satisfacer el antojo. 

 

Cuidado con el exceso de azúcares 

Otra elección de bebidas saludables con una gran diversidad de sabores son los smoothies y los licuados caseros, que permiten combinar leche o yogur con diferentes frutas e ingredientes naturales como avena, germen de trigo, amaranto, chía, nueces, almendras, canela, cocoa, etcétera; siempre y cuando las cantidades de azúcar o jarabe sean moderadas para evitar exceder su carga de calorías. De estos se aconseja no rebasar medio vaso diario.

 

Cuando se trata de integrar alimentos nutritivos que tengan un efecto favorable en nuestro organismo, debemos descartar el consumo de refrescos. Diversos estudios han comprobado que carecen de aportaciones benéficas al organismo, y que contrario a esto, incrementan el riesgo de desarrollar enfermedades como diabetes mellitus tipo 2, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, triglicéridos elevados y síndrome metabólico.

 

Una porción de 600 ml de refresco contiene más de sesenta gramos de azúcar, lo que rebasa en un 20% la cantidad máxima tolerable de este ingrediente para un solo día fijada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, su alto contenido de fósforo ocasiona una menor asimilación de calcio, lo que implica un desgaste de los huesos que pudiera provocar osteoporosis;lo cual se suma a una larga lista de motivos por los cuales la “jarra del buen beber” pide evitar su consumo.

 

Mobile Menu