Notas

 

El próximo jueves 23 de abril, Luis Huesca Reynoso, profesor investigador de la Coordinación de Desarrollo Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), impartirá la conferencia magistral “La progresividad y el impacto del Impuesto al Valor Agregado en México y su frontera norte”.

 

El encuentro tiene como propósito abordar los efectos que ha tenido en nuestro país la reforma fiscal y conocer si es posible que esta innovación legislativa favorezca a la economía de los hogares y de las empresas nacionales.

 

Además, se buscará dar respuesta a las principales preguntas que se plantean en torno a esta medida: su capacidad para mejorar los ingresos del gobierno y reducir la desigualdad de los ingresos de la población, así como el grado de afectación que se percibe en las familias de la frontera norte con respecto al resto de México.

 

El plan recaudatorio federal aprobado en el 2014 contempló el incremento del IVA del 11 al 16% en la franja fronteriza del país y un paquete de impuestos que llamaron la atención de investigadores y analistas financieros, y a los que unos calificaron como progresivos y otros como regresivos.

 

La cita es este jueves 23 de abril a las 19:00 horas en el Auditorio de la Maestría en Administración de la Universidad de Sonora.

 

Con el propósito de darle un valor agregado a la cáscara de la nuez, la Coordinación Regional Delicias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), cuyo titular es Esteban Sánchez Chávez, desarrolla actualmente una investigación con la cual pretende conocer sus propiedades para la prevención de enfermedades y las potencialidades de su utilización como abono orgánico.

 

Lo anterior lo dio a conocer María Antonia Flores Córdova, investigadora del CIAD en Delicias, quien agregó que con este proyecto se pretende conocer los beneficios que se pueden obtener al reutilizar la cáscara de la nuez, gracias a las diversas propiedades que contiene.

 

La especialista indicó que una vez utilizada la nuez, se deja una gran cantidad de desechos que contaminan el medio ambiente; por tal motivo, se pretende reutilizar el producto. Añadió que uno de los objetivos es determinar los beneficios antifúngicos, para aprovecharlos como abono orgánico en los cultivos, lo que permitiría la reducción de los costos de producción de la nuez.

 

En lo que respecta a los beneficios a la salud humana, al analizar determinados elementos de la cáscara se podrían obtener compuestos para la industria farmacéutica y agroalimentaria que podrían procesarse para producir fenoles como el ácido elágico o gálico, que se usan en la prevención de cáncer y enproblemas cardiovasculares, entre otros.

 

El proceso de investigación comenzó hace ocho meses aproximadamente y en cuatro más se pretende obtener los resultados de este trabajo, concluyó Flores Córdova.

 

El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial ya que ese día en 1616 fallecieron Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. La fecha también coincide con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K.Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

 

Fue natural que la Conferencia General de la UNESCO, celebrada en París en 1995, decidiera rendir un homenaje universal a los libros y autores en esta fecha, alentando a todos, y en particular a los jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y a valorar las irremplazables contribuciones de aquellos quienes han impulsado el progreso social y cultural de la humanidad. Respecto a este tema, la UNESCO creó el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, así como el Premio UNESCO de Literatura Infantil y Juvenil Pro de la Tolerancia.

 

En el 2012, el «Index Translationum» celebró su 80° aniversario. El Index Translationum es un repertorio de obras traducidas en todo el mundo, una bibliografía internacional de traducciones. Fue creado en 1932. Instrumento irremplazable que permite inventariar las traducciones publicadas a nivel mundial. Para celebrar dicho acontecimiento, la UNESCO tiene previsto organizar un debate sobre la utilidad y el porvenir de esta herramienta.

 

Cada año, la UNESCO y las tres organizaciones profesionales internacionales del mundo del libro (la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) eligen una capital mundial del libro cuyo mandato empieza cada 23 de abril. Así, la iniciativa se añade a las celebraciones del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor y pone de manifiesto la colaboración entre los principales actores del sector del libro y el compromiso de las ciudades para promover el libro y la lectura.

 

La ciudad de Incheon (República de Corea) fue elegida para este año en reconocimiento de su programa encaminado a promover la lectura entre los jóvenes y los sectores desfavorecidos de la población, de acuerdo con el Comité de Selección.

 

Fuente: ONU  http://bit.ly/1nELisM

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se registran más 15 millones de bebés prematuros en todo el mundo, y el parto pretérmino es la principal causa de mortalidad entre los recién nacidos.

 

Uno de los objetivos del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es coadyuvar en la prevención de partos prematuros en mujeres mexicanas, de acuerdo con Felipe Vadillo Ortega, investigador del Inmegen.

 

Desde hace varios años, ambas instituciones colaboran en proyectos de investigación relacionados con la salud materna y perinatal, que involucran el estudio y seguimiento de mujeres embarazadas de la Ciudad de México.

 

De investigaciones previas, el grupo de especialistas, que forma parte de un consorcio internacional que estudia la susceptibilidad genética para desarrollar nacimiento pretérmino, analiza la información de mujeres embarazadas atendidas en un consultorio del Hospital Materno Infantil Inguarán, ubicado en la delegación Venustiano Carranza.

 

Además, los especialistas mexicanos liderados por Vadillo Ortega, estudian otras condiciones alrededor del embarazo. Entre ellas, las infecciones cervicovaginales, las cuales aumentan el riesgo de desarrollar nacimiento prematuro.

 

Para este análisis, a las pacientes les toman “una muestra de exudado cervicovaginal con el fin de analizar un grupo de citosinas, que nos informan cómo está defendiéndose la madre de una infección local y determinar si es grave o no. Si tenemos una combinación de estas citosinas, eso nos va a permitir identificar a las mujeres que estén en riesgo de desarrollar un parto cercano”, explicó el doctor en Ciencias Biomédicas.

 

En este sentido, los investigadores también estudiaron, a través de secuenciación masiva de ADN y análisis bioinformático, el microbioma cervicovaginal de la mujer embarazada normal y lo contrastaron con diferencias presentadas en mujeres que desarrollaron nacimiento pretérmino. Este análisis confirmó que los métodos tradicionales solo pueden identificar 20 por ciento de las infecciones cervicovaginales.

 

“Estamos muy interesados en poder detectar específicamente el tipo de infección que pone en riesgo el embarazo humano y ahora –de este análisis– podemos detectar el 100 por ciento de los microorganismos que están presentes en una mujer de la que sospechamos podría tener una infección. Esto nos ha permitido tener un panorama totalmente nuevo”, expresó.

 

El objetivo de este proyecto es proponer nuevas metodologías para el diagnóstico de las infecciones cervicovaginales, que podrán contribuir a disminuir la prevalencia de nacimientos prematuros, así como otras complicaciones durante la etapa prenatal.

 

Un problema de salud pública

 

El investigador y también académico de la Facultad de Medicina de la UNAM añadió que se trata de un problema de salud pública, que deja a un gran número de niños prematuros sin acceso a servicios médicos.

 

 

“Tenemos muy pocas camas para atender neonatos pretérminos y la mayor parte de estas se encuentran en instituciones privadas. Hay una discordancia enorme entre la demanda y la capacidad de atención especializada. Quiere decir que la mayor parte de los niños prematuros no tiene acceso a la atención médica”, dijo.

 

Vadillo Ortega, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel III, señaló que el método de atención para un bebé prematuro representa un costo muy elevado para el sistema de salud y las familias. Desafortunadamente, dijo, en muchos de los casos estos tratamientos no previenen todas las complicaciones como el daño neurológico de gravedad variable, debilidad visual, parálisis cerebral, entre otros.

 

“La única estrategia que nosotros podemos plantear son métodos clínicos que permitan identificar los embarazos que podrían complicarse, aunque todavía no tenemos nada a nivel mundial, estamos ensayando. Aprovechando la información que hemos obtenido en este proyecto, podemos empezar a delinear enfoques novedosos y los resultados de estos estudios los vamos a tener este mismo año”, manifestó.

 

México, pionero en la materia

 

A decir del doctor en Ciencias Biomédicas, con estas investigaciones se coloca a México como pionero en el análisis de la genómica del nacimiento pretérmino y en el desarrollo de metodologías de diagnóstico temprano.

 

“Estos estudios son patentables. La intención es protegerlo como propiedad intelectual de las instituciones participantes y eventualmente difundirlo a nivel mundial. Un primer producto será un panel diagnóstico que se patentará con apoyo de la institución”, puntualizó el especialista.

 

 

Adicionalmente, explicó que gracias a estos avances en la materia, el gobierno de Australia invitó al grupo de investigación a integrarse al Consorcio de Genómica del Parto Pretérmino, coordinado por la OMS.

 

El objetivo de este proyecto internacional, que inició en 2014, es integrar un mapa de la arquitectura genómica de nacimiento pretérmino, a través del seguimiento y análisis de mujeres y sus hijos que tuvieron un nacimiento prematuro, en el que participan seis etnias distintas: mexicana, caucásica norteamericana, africana, caucásica europea, china y australiana.

 

“Es una evaluación del genoma humano que resulta en riesgo incrementado para desarrollar parto pretérmino. Lo hacemos con un financiamiento del gobierno de Australia y México. La idea es juntar diferentes poblaciones para encontrar un mapa genético común que explique la susceptibilidad para desarrollar nacimiento pretérmino. Vamos a obtener un resumen de genes que señalan la propensión a desarrollar parto prematuro”, expresó Vadillo Ortega.

 

“El biobanco que hemos desarrollado en el proceso del proyecto es uno de los más completos a nivel mundial y permite abordar diferentes preguntas en torno al nacimiento prematuro”, concluyó.

 

Una colaboración de Carmen Báez de la Agencia Informativa Conacyt

 

El Consejo Regional Noroeste de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) realizó este viernes los trabajos de la primera Sesión Ordinaria 2015, en la que se hizo un llamado a los rectores y representantes institucionales presentes a participar en la elaboración de propuestas de políticas públicas que fortalezcan al sector universitario nacional en los temas de cobertura, financiamiento y calidad académica.

 

La bienvenida al evento estuvo a cargo del presidente del Consejo Regional Noroeste de ANUIES y rector de la Universidad de Sonora, Heriberto Grijalva Monteverde, quien recordó que en la última sesión de 2014 de este consejo, se acordó la realización de la presente reunión en esta ciudad capital y con sede en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), y en este sentido agradeció la anfitrionía del director general del CIAD, Pablo Wong González.

 

Asimismo, en representación del secretario general ejecutivo de ANUIES, Jaime Valls Esponda, se contó con la participación del director general de Planeación y Desarrollo de esta Asociación, José Aguirre Vázquez, quien expresó su beneplácito por participar en la primera reunión del Consejo Regional Noroeste, la cual, reconoció, es una de las más dinámicas de este organismo. 

 

Durante su participación recordó la realización del encuentro “Diálogo sobre la educación superior en México”, convocado el pasado 27 de enero por la Presidencia de la República, un evento que significó la apertura de un canal de comunicación inédito con el sector universitario público del país, y donde, además, se reconoció la contribución de este sector educativo en el desarrollo de México.

 

En seguimiento a dicha reunión, añadió que próximamente se realizará un segundo encuentro con el titular del Poder Ejecutivo, lo que implica la oportunidad de entablar un diálogo más orientado a resultados y, por lo tanto, llevar propuestas de políticas públicas y de atención a los problemas más sentidos por las universidades de México, mismas que se deben realizar a corto plazo.

 

Para ello, dijo, se formarán diversas mesas de trabajo y trabajar en propuestas puntuales, y también convocó a los investigadores y especialistas universitarios a participar con sus conocimientos, pues “se requiere un gran esfuerzo para documentar la problemática --del sector universitario-- en torno a los temas de cobertura, financiamiento y calidad, y dar soluciones factibles que se traduzcan en nuevas políticas públicas que fortalezcan a las instituciones de educación superior”, recalcó.

 

En el tema de cobertura, resaltó la importancia de trabajar arduamente para alcanzar un promedio del 40%, ya que actualmente esta cifra se encuentra en 34.1%, y la necesidad de proponer una estrategia nacional que ayude a alcanzar esa meta.

 

En otros temas, indicó que se requiere la implementación de nuevos esquemas de financiamiento, con estrategias y condiciones más claras, y analizar el modelo vigente de calidad educativa, ver cómo funciona, identificar oportunidades de mejoramiento, así como abordar lo relacionado a la internacionalización.

 

Por otra parte, Grijalva Monteverde dio seguimiento al orden del día de la reunión, que contempló lista de asistencia y verificación de quórum, aprobación del orden del día y del acta de la Sesión Ordinaria 2014, presentación de los planes de actividades de las redes de Vinculación y Seguridad en Cómputo, y la de Planeación.

 

El rector de la Universidad de Sonora también presentó un informe de actividades correspondiente a 2014 y, por su parte, Aguirre Vázquez presentó el Programa de Gestión 2015-2019 de la Secretaría General Ejecutiva de ANUIES.

 

Igualmente, la directora general adjunta de los Exámenes Generales para el Egreso de la Licenciatura (EGEL) de Ceneval, Catalina Betancourt Correa, abordó la importancia de esta evaluación como un mecanismo para conocer indicadores básicos de la evolución y situación actual del sector universitario en el noroeste del país.

 

En esta reunión de trabajo se contó con la participación de la directora general de Asuntos Jurídicos de ANUIES, Yolanda Legorreta Carranza, así como rectores, directores y representantes de universidades de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Sonora.

 

 

En la tercera reunión del Consejo General de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico e Innovación, máximo órgano de toma de decisiones sobre política científica en México, se reconoció la labor académica y científica de jóvenes investigadores con la entrega de Premios de Investigación de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) 2012, 2013 y 2014.

 

En el evento se recordó que México tiene el enorme desafío de convertirse en un país que, además de ser generador de conocimiento, también sea capaz de vincular los avances científicos y tecnológicos con los sectores social y productivo del país para impulsar a la innovación como palanca de crecimiento.

 

El Premio de Investigación fue instituido en 1961 y es considerado el galardón más importante que concede la Academia Mexicana de Ciencias (AMC). Durante la ceremonia de premiación se reconoció a investigadores cuyos trabajos destacaron en las áreas de las ciencias exactas, las ciencias naturales, humanidades, ingeniería y tecnología.

 

Los galardonados fueron:

 

2012

 

Ciencias Exactas: José Gabriel Merino Hernández, Química, Departamento de Física Aplicada, Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, Unidad Mérida, IPN.

Ciencias Naturales: José López Bucio, Biología Molecular, Instituto de Investigaciones Químico-Biológicas, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Ciencias Sociales: Irasema Alcántara Ayala, Geografía de Riesgos, Instituto de Geografía, Universidad Nacional Autónoma de México.

Humanidades: Alexandra Cristina Pita González, Historia, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad de Colima.

Ingeniería y Tecnología: Francisco Javier González Contreras, Óptica, Facultad de Ciencias, Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

 

 

2013

 

Ciencias Exactas: Alfred Barry U’Ren Cortés, Óptica Cuántica, Instituto de Ciencias Nucleares, Universidad Nacional Autónoma de México.

Ciencias Naturales: Óscar Gerardo Arrieta Rodríguez, Medicina y Oncología, Investigación Clínica, Medicina y Oncología, Instituto Nacional de Cancerología.

Ciencias Sociales: José Ramón Gil García, Administración Pública, División de Administración Pública, Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Humanidades: Erik Velásquez García, Historia del Arte y Escritura Jeroglífica Maya, Instituto de Investigaciones Estéticas, Universidad Nacional Autónoma de México.

Ingeniería y Tecnología: Daniel Ulises Campos Delgado, Electrónica, Facultad de Ciencias, Universidad Autónoma de San Luis Potosí

 

 

2014

 

Ciencias Exactas: Luis Arturo Ureña López, Física-Cosmología, División de Ciencias e Ingenierías, Universidad de Guanajuato.

Humanidades: Claudia Paola Peniche Moreno, Historia de la Cultura y Organización Social Maya, Unidad Peninsular, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social.

Ciencias Naturales: José Francisco Muñoz Valle, Medicina-Inmunogenética, Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara.

Ciencias Sociales: Gian Carlo Delgado Ramos, Desarrollo Sustentable, Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, Universidad Nacional Autónoma de México.

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) será sede de la Sesión Ordinaria 1.2015 del Consejo Regional Noroeste de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), la cual se celebrará el viernes 17 de abril del presente.

Representantes de treinta instituciones educativas del noroeste del país se reunirán para establecer acuerdos de colaboración interinstitucional en materia de redes de vinculación, planeación y seguridad en cómputo, actividades vinculatorias que son fundamentales para los integrantes de esta asociación.

 

La sesión dará inicio con el acto de apertura a cargo de Heriberto Grijalva Monteverde, Rector de la Universidad de Sonora y Presidente del Consejo Regional Noroeste de ANUIES, seguido del mensaje de bienvenida por parte de Pablo Wong González, Director General del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo.

En el encuentro, Jaime Valls Esponda, Secretario General Ejecutivo de ANUIES, presentará el Programa de Gestión 2015-2019, periodo durante el que estará al frente de la Asociación, así como las líneas de acción que se emprenderán y los proyectos especiales que se buscan implementar en beneficio del común de los participantes

 

Además, se contará con la participación de Catalina Betancourt Correa, Directora Adjunta de Exámenes Generales para el Egreso de Licenciatura del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (CENEVAL), quien hablará sobre la importancia de los exámenes generales para el egreso de la licenciatura y los indicadores básicos que describen su evolución y situación actual en la instituciones educativas del noroeste del país.

 

 

Con el propósito de promover el uso de recursos de información que faciliten la redacción de artículos de investigación, se impartirá el taller “Taylor & Francis: herramientas y buenas prácticas para la comunicación científica de impacto”.

 

Este curso representa un esfuerzo de la Biblioteca “Dr. Inocencio Higuera Ciapara” del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) para impulsar el uso y dominio de la colección de bases de datos con las que cuenta esta institución y que continuará en posteriores sesiones de instrucción.

 

La ponente de este taller es la Dra. Yaniris Rodríguez Sánchez, investigadora del Instituto de Información Científica y Tecnológica (IDICT) de Cuba, quien desarrollará los temas “Redacción de artículos científicos”, “Gestión editorial y de publicación de artículos científicos” y “Conducta ética para la publicación científica”.

 

Gerardo Reyna Cáñez, responsable de la biblioteca del CIAD y organizador de este encuentro de capacitación, comentó que el objetivo fundamental de este taller es que la comunidad académica domine el manejo de la base de datos Francis & Taylor y contemple la utilización de las herramientas digitales para su investigación, además de los archivos físicos con los que cuenta el Centro.

 

La sesión tendrá lugar el jueves 16 de abril en el aula de videoconferencias de la Coordinación de Programas Académicos de las instalaciones del CIAD en Hermosillo, en punto de las 12:30 p.m., y se transmitirá por videoconferencia a todas las unidades regionales del Centro.

 
Para mayor información: (662) 2-89-24-00 ext 245 y 279

 

Especialistas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) trabajan en la identificación y caracterización de moléculas y estructuras celulares, que participan en la replicación del virus del dengue en células humanas; esto con el propósito de diseñar estrategias para bloquear o reducir su infección.

 

Esta es una enfermedad causada por cualquiera de los cuatro serotipos del virus del dengue y transmitida al hombre por la picadura de mosquitos del género Aedes.

 

Tras 17 años de estudio, el grupo de investigadores, liderado por la doctora Rosa María del Ángel, del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular (DIPM) del Cinvestav, ha detectado algunos de los elementos que el virus necesita para multiplicarse en las células de su huésped. De esta manera, el proyecto de ciencia básica ha evolucionado a la caracterización y diseño de antivirales para el tratamiento de infecciones producidas por el virus del dengue.

 

“Nuestro interés es tratar de ver qué necesita el virus de la célula para poder multiplicarse, de tal manera que si nosotros bloqueamos eso que usa, entonces vamos a lograr que no pueda reproducirse eficientemente en las células. Durante muchos años estuvimos trabajando de esa manera y en esa búsqueda encontramos que algunos de los componentes importantes para el virus son los lípidos y el colesterol”, señaló la doctora en Ciencias.

 

Al respecto, la especialista explicó que “las células infectadas producen más colesterol, porque el virus lo necesita para poder multiplicarse. Además, encontramos que si limitamos la cantidad de colesterol y lípidos que produce la célula, se inhibe la infección del virus”.

 

Por otro lado, dijo, “también hemos profundizado en algunas señales de defensa que se disparan en la interacción huésped-virus. Sin embargo, el éxito de la supervivencia del virus del dengue en su huésped depende en gran medida de que este logre evadir los mecanismos de defensa y, a pesar de ellos o beneficiándose de ellos, logre replicarse”.

 

Para la caracterización y diseño de los antivirales, los especialistas del Cinvestav utilizan compuestos que reducen los niveles de colesterol o lípidos celulares, y de esta forma se disminuye la capacidad del virus de contagiar células humanas como macrófagos y células hepáticas, que son infectadas eficientemente por el virus del dengue.

 

“Para probar el efecto de los antivirales, infectamos las células directamente, colocamos los antivirales en estas y vemos cómo se multiplica el virus en las células tratadas. Esto lo hacemos normalmente en cultivos celulares”, expresó.

 

Probar su eficacia

 

Actualmente, el grupo de investigación de la doctora Rosa María del Ángel ha iniciado un estudio clínico en pacientes afectados con el virus del dengue, con el objetivo de comprobar la eficacia de los antivirales desarrollados por los especialistas del Cinvestav.

 

“Los fármacos (drogas) que probamos in vitro y que tienen un efecto muy bueno en reducir el colesterol y los lípidos, los vamos a usar para el tratamiento de pacientes enfermos del estado de Morelos, con el fin de que al reducir la infección con el virus, se aminoren los síntomas y se reduzca el número de días de evolución de la enfermedad. Si estos antivirales funcionan, se podría tener en corto plazo un tratamiento para el dengue, el cual hasta ahora no existe”, resaltó la entrevistada.

 

Un problema que debe controlarse

 

De acuerdo con la especialista, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel III, 29 de los 32 estados de la República han reportado casos de dengue, por lo que se considera un importante problema de salud pública en México y el mundo.

 

La doctora en Ciencias señaló que la infección puede presentarse de dos formas clínicas: dengue clásico, que es una infección leve que se caracteriza por presentar síntomas como fiebre, dolor intenso en cabeza, ojos y articulaciones, y en ocasiones erupción cutánea leve (esta enfermedad normalmente permanece siete días); y la otra forma clínica se conoce como dengue severo o hemorrágico.

 

En este último, explicó la investigadora, el paciente puede presentar fuga de plasma o sangrado, lo que ocasiona hemoconcentración (aumento de viscosidad en la sangre), que dificulta la circulación sanguínea y puede ocasionar la muerte del paciente.

 

De acuerdo con la doctora Rosa María del Ángel, para hacer frente a este problema de salud es indispensable una protección a través de una vacuna, o bien de un tratamiento antiviral. Sin embargo, reconoce que hasta el momento no hay vacuna disponible que proteja completamente contra los cuatro serotipos del virus del dengue, ni tratamientos antivirales específicos.

 

“Sin estos tratamientos lo único que puede hacerse con los pacientes graves es hospitalizarlos, vigilar su evolución y estar al pendiente de la pérdida de plasma o sangrados con la idea de reponer líquidos sanguíneos. En general, el plasma que se fuga se acumula en los pulmones. Este debe drenarse para evitar problemas respiratorios”, comentó.

 

Ante esta perspectiva, señaló que es necesario contar con un tratamiento específico que permita controlar el virus, y de ahí la relevancia de este desarrollo científico.

 

En el proyecto participan Rubén Soto Acosta, Humberto Ángel Ambrosio, Margot Cervantes Salazar, Humberto Pérez Olais, Liliana Ramírez Hernández, Patricia Bautista, Fernando Medina Ramírez, Jaime Zarco y el doctor Juan Ludert León.

 

Una colaboración de Carmen Báez de la Agencia Informativa Conacyt http://bit.ly/1ODNAq0

 

 

Catalogada como la epidemia del siglo XXI, la obesidad es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares y/o diabetes mellitus tipo 2. A lo anterior, científicos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) suman un deterioro o deficiencia en la respuesta inmune ante infecciones.

“Un ejemplo de ello fue la pasada pandemia de influenza, en la cual observamos que las personas con obesidad presentaron un mayor riesgo a desarrollar complicaciones y fueron uno de los sectores de la población con mayores tasas de mortalidad”, indicó el doctor Jesús Hernández López, uno de los investigadores participantes en el proyecto.

Existen diferentes hipótesis para explicar el fenómeno, dijo el especialista en inmunología,  una de ellas plantea la deposición de tejido graso en la caja torácica que limita el funcionamiento pulmonar, especialmente el ingreso de oxígeno a los alvéolos; y otra sugiere que existe una deficiente respuesta antiviral del sistema inmune, pero no se han estudiado a profundidad los mecanismos responsables de ello.

Para entender cómo la obesidad afecta el sistema inmune, los científicos comenzaron investigando los niveles de producción de interferón. “Dado que uno de los mecanismos antivirales más importantes del sistema inmune son estas proteínas llamadas interferones tipo I, porque son una familia de proteínas que produce el sistema inmune en respuesta a una infección viral, fue importante evaluar su producción en personas con obesidad”, explicó el integrante de la Academia Mexicana de Ciencias.

Se estudió la sangre de 30 personas con obesidad y 30 no obesos. A través de una técnica llamada PCR en tiempo real, se analizó la expresión de interferón a nivel genético; es decir, al gen especial que codifica para la producción de  interferón. Después se observó la producción de interferón en el sobrenadante, una solución donde se estimulan a los glóbulos blancos.

Los glóbulos blancos se estimularon con moléculas que tratan de simular al virus y son ligandos de TLR (proteínas que forman parte del sistema inmune). En estas pruebas los investigadores observaron que había menos producción de interferón en personas obesas y mayor de SOCS 3, aquel que inhibe la acción del interferón.

Jesús Hernández explicó que como parte del equilibrio del sistema inmune, existe una familia de proteínas que regulan la producción de los interferones tipo I para que dejen de producirse cuando ya no son necesarios, y estas se conocen con el nombre SOCS. Dentro de esta familia, el SOCS3 es una de las más estudiadas y relacionada con las infecciones virales  y la obesidad.

“Fue necesario evaluar la expresión del SOCS 3 en la sangre, con la técnica de PCR en tiempo real, se analizó la expresión del gen que activa el SOCS 3 y con la técnica Western Blot, -la cual permite la detección de una sola proteína dentro de una muestra biológica- comprobamos que la célula estuviera expresando la proteína. En estas pruebas nos percatamos de que los niveles de SOCS3 –los reguladores del interferón- son bajos en una persona que no es obesa, mientras que en personas con obesidad los niveles son elevados”.

La investigación demuestra que las  personas con obesidad tienen una deficiencia en la producción de interferones de tipo I asociado a una alta expresión de SOCS3; y esta condición, aseguró el doctor Hernández López, podría ser un factor que contribuye al riesgo que presentan estas personas frente a ciertas infecciones y a desarrollar complicaciones de las mismas.

“Podemos concluir que las personas con obesidad tienen una menor capacidad para producir interferón. Esta menor producción está asociada a una aparente expresión del SOCS 3, esta característica nos hizo proponer la hipótesis de que el hecho de una persona con obesidad tenga menor capacidad para producir interferón cuando se infecta con el virus de influenza estas características la hacen más propensa a desarrollar complicaciones y pueden poner en riesgo su vida”, explicó el doctor en ciencias.

Colaboración de la revista Investigación y Desarrollo

 

Mobile Menu