Notas

Con la visita de niños de quinto año de primaria que realizaron prácticas y presenciaron una plática nutricional, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), cerró las actividades de la XXI Semana Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCyT).

 

Como parte de su estancia los estudiantes de la Escuela Primaria Aurora, se conformaron en equipos y se organizaron para colocar diversos alimentos en las secciones de “El plato del buen comer”, lo que les ayudó a identificar los grupos de cereales, verduras y frutas, leguminosas y alimentos de origen animal, orientados por las instructoras de la Coordinación de Nutrición Gloria Elena Portillo Abril, Alma Delia contreras y la estudiante Alejandra Cota León, pasante de la Licenciatura en Ciencias Nutricionales de la Universidad de Sonora.

 

Durante la plática que ofrecieron “Mis manos en acción para una mejor nutrición”, las expositoras se enfocaron al rol que juegan las manos en las porciones de comida que se deben ingerir, tomando siempre en cuenta la distribución de “El plato del buen comer”, gráfico donde se representan y resumen los criterios generales que unifican y dan congruencia a la orientación alimentaria, dirigida a brindar a la población opciones prácticas, con respaldo científico, para la integración de una alimentación correcta que pueda adecuarse a sus necesidades y posibilidades.

 

Los equipos de alumnos tuvieron la oportunidad de aprender que “Mis manos en acción para una mejor nutrición”, aunado a “El plato del buen comer” son una herramienta que tiene como fin brindar orientación y ofrecer opciones prácticas para integrar una dieta correcta, adecuada a cadacultura, a las costumbres, las necesidades y posibilidadesde cada individuo, para aprender a balancear sus alimentos de una manera práctica y sencilla.

 

Acompañados por los profesores Imelda García Cruz, titular del grupo y Germán Enrique Rodríguez, de Educación Física, los niños participaron haciendo preguntas y agrupando los alimentos, además de degustar algunas porciones.

Como parte de las actividades  de la XXI Semana Nacional de  Ciencia y Tecnología, un grupo de 18 estudiantes de la Escuela Primaria Aurora  participaron en la elaboración de salchichas durante la visita que hicieron al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C. (CIAD). 

 

Las salchichas son conservas cárnicas  de gran consumo y popularidad en muchos países del mundo, y comerlos llega a ser parte de la dieta diaria de muchas personas. Actualmente hay un gran número de marcas de estos productos en el mercado y en el CIAD se elaboran diferentes propuestas nutritivas para la industria alimenticia con esta presentación. 

 

Para conocer el proceso de su elaboración,  los visitantes acudieron a la Planta Piloto de Carnes de esta institución, donde la  profesora de sexto grado, Lizeth Ivone Chenoweth Carrillo acompañada del psicólogo escolar, Julio Yescas Duarte,  explicaron que en clase están viendo todo lo relacionado con la elaboración de distintos alimentos  y su importancia en  la nutrición humana.

 

Como parte del proceso de enseñanza los niños fueron recibidos en la Planta piloto por el responsable de esta unidad Germán Cumplido Barbeitia, quien explicó el proceso para elaborar salchichas  e invitó a los estudiantes a elegir los ingredientes que tendría el embutido; los alumnos también participaron en la mezcla de los ingredientes, la elaboración de la salchicha y el amarre de la misma y finalmente fueron testigos del horneado del producto.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), fue sede  de la reunión mensual del Comité Estatal Interinstitucional para la Formación y Capacitación de Recursos Humanos e Investigación  en Salud en el Estado de Sonora.


El Dr.  Humberto Astiazarán García, Coordinador de Nutrición del CIAD, dio la bienvenida a los participantes y los convocó a continuar realizando un trabajo de organización en beneficio del bienestar social.

 

Por su parte el Dr. Ariel Vázquez Gálvez, Director de Enseñanza y Calidad de Secretaría de Salud, arrancó con la agenda de trabajo en la que destacó la necesidad de contar con profesionales de la salud que respondan eficazmente a los requerimientos de la  sociedad.

 

Hay que resaltar que en estas reuniones, entre otras cosas, se reflexiona sobre la capacitación y cómo ésta debe  formar parte de la vida de las instituciones para contar con el capital humano más valioso y de capacidad resolutiva, además de analizar proyectos y planes de estudios del área de medicina.

 

Cabe mencionar que se le da seguimiento a cada uno de los puntos del Orden del Día, así como a los acuerdos que se toman.

 

Este comité lo encabeza la Secretaría de Salud además de estar  conformado por representantes de las instituciones de salud, de la   Secretaría de Educación y Cultura, el CIAD, El Colegio de Sonora, además de instituciones de educación superior entre otros.

 

Emocionados llegaron este día niños de primer año de primaria para conocer parte de las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), y participar en pláticas y prácticas de laboratorio, como parte del programa preparado en el marco de la XXI Semana Nacional de Ciencia y Tecnología.

 

Alumnos del Colegio Larrea, fueron recibidos por los estudiantes de Maestría y Doctorado en Ciencias, Francisco Javier Vázquez Armenta y Melvin Roberto Tapia Rodríguez en el laboratorio de Tecnologías Emergentes de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV), donde expusieron con lenguaje sencillo los pasos para seleccionar, lavar y cocinar frutas y hortalizas para evitar su contaminación.

 

La charla “ABC de las frutas y hortalizas”, provocó interés en los menores demostrándolo con preguntas del tema mientras escucharon la explicación de la forma en que las bacterias se quedan en estos alimentos si no son desinfectados adecuadamente.

 

Entre las recomendaciones que los niños se llevaron a su casa están: no utilizar “trapos” de re uso en la cocina y sustituirlos por toallas desechables; usar diferentes cuchillos y tablas de picar para carnes y verduras, evitando así la contaminación; y lavar y desinfectar perfectamente las frutas y hortalizas antes de empezar a prepararlas, además de lavarse muy bien las manos antes de cocinar.

 

Es importante destacar que con este tipo de actividades, CIAD cumple con el objetivo de promover el conocimiento científico y acercarlo a la población escolar de todas las edades para estimular desde pequeños, el interés por la ciencia.

Por espacio de una semana científicos de doce países auspiciados por el Organismo Internacional de Energía Atómica, están reunidos en las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), para capacitarse específicamente sobre las técnicas utilizadas para la búsqueda o identificación de sarcopenia en el adulto mayor, que es la pérdida de masa y fuerza muscular así como la funcionalidad, asociada al envejecimiento.

 

El Dr. Pablo Wong González, director general, destacó que por tercera ocasión este Centro de Investigación recibe a investigadores de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, interesados en la prevención y atención de la sacrcopenia con el objetivo de mejorar la calidad de vida a quienes se les detecta la enfermedad.

 

Se sabe que la sarcopenia afecta seriamente  a los adultos mayores y en las últimas dos décadas se ha avanzado en su estudio, sin embargo los médicos y enfermeras no cuentan con métodos de diagnóstico adecuados para detectarla de manera temprana, y en esta ocasión el “Curso regional de capacitación sobre la utilización de técnicas de isótopos estables para evaluar la composición corporal y el gasto calórico, así como la aptitud física”, ofrecerá y discutirá sobre las herramientas prácticas para el diagnóstico de la sarcopenia en Latinoamérica y el Caribe.

 

Wong González hizo hincapié en que el CIAD desde hace dos décadas contribuye a la generación de conocimiento sobre tópicos  importantes para la nutrición geriátrica. Actualmente se cuenta con investigadores con amplia experiencia en el tema sobre composición corporal y gasto de requerimiento de energía en adultos mayores, tal es el caso del doctor Helidoro Alemán Mateo, adscrito a la Coordinación de Nutrición quien junto con el doctor Eduardo Ferriolli de Brasil, serán los responsables de transmitir la capacitación con miras de llevar el conocimiento a sus lugares de origen.

 

Entre los temas que se abordarán están:

Composición corporal en adultos mayores: implicaciones clínicas de los cambios y generalidades de los métodos no isotópicos válidos para su evaluación; Principio de las técnicas isotópicas para evaluar la composición corporal y energético: implicaciones prácticas; Antropometría en adultos mayores: importancia como variables predictoras de la composición corporal, entre otros.

 

Además los asistentes harán una visita guiada al Laboratorio de composición corporal de la Coordinación de Nutrición del CIAD y recibirán un taller de aplicación de las técnicas isotópicas para evaluar la composición corporal y el gasto energético total en una sesión práctica.

La importancia del cereal para consumo humano es lo que aprendió un grupo de 32 alumnos que visitaron el Laboratorio de Cereales del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), como parte de las actividades de la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCYT).

 

La Q.B. María del Carmen Granados Nevárez, explicó a los niños el importante papel que tiene el cereal en la alimentación, además de enumerarles algunas de las recetas que se pueden preparar.

 

Desde temprano y con mucho entusiasmo, los estudiantes de segundo grado de primaria del IMARC, abordaron la unidad de transporte que los llevó al CIAD y al llegar tras un simple recorrido por las instalaciones se agruparon en el laboratorio donde pudieron participar pesando los ingredientes, mezclándolos y elaborando el pan.

 

La maestra de inglés, Alejandra Rendón Navarro, comentó que como parte del plan de estudios en estos momentos están abordando el tema de los alimentos, desde su preparación y valor nutricional, razón por la decidieron visitar el CIAD.

 

Como cada año la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología, titulada en esta ocasión “La sociedad del conocimiento”, representa un espacio para que los niños, niñas y jóvenes conozcan diferentes proyectos e ideas y CIAD cada año abre las puertas de sus instalaciones para que se acerquen a conocer los desarrollos científicos de cada una de sus áreas de investigación.

 

De esta forma se cumple con el principal objetivo de la SNCyT: transmitir conocimiento y experiencia de los investigadores a los niños y jóvenes, despertando el interés por las disciplinas científicas y tecnológicas, así como propiciar espacios para el acercamiento de las nuevas generaciones con los hacedores de conocimiento.

 

También acompañaban al grupo de niños el director de primaria, Prof. Joaquín Dávila Dávila y la Profa. Ana Cecilia Lujan, que imparte la materia de español.

Con el objetivo de difundir y promover la ciencia y la tecnología en la sociedad, llegar a la mayor cantidad de niñas, niños y jóvenes a nivel Nacional, en Sonora este día se inauguró la XXI Semana Nacional de Ciencia y Tecnología titulada “La sociedad del conocimiento” y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), compartirá su trabajo científico con los asistentes.

 

Con sede en la Universidad Tecnológica de Hermosillo (UTH), donde se colocaron más de 40 stands con la participación de diferentes instituciones educativas y de investigación, se promoverá el conocimiento público, sensibilizando a la población acerca del rol de la Ciencia y Tecnología en el desarrollo nacional.

 

Las actividades que componen el extenso programa fueron inauguradas por el Mtro. Jorge Luis Ibarra Mendívil, Secretario de Educación y Cultura (SEC), acompañado del Secretario de Economía, Moisés Gómez Reina y el Diputado por Sonora Carlos Navarro López, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología.

 

Es importante mencionar que se espera la visita de cerca de tres mil estudiantes, quienes tendrán la oportunidad de recorrer cada uno de los stands, preguntar, tocar y conocer más acerca del trabajo científico que se hace en Sonora.

 

Durante esta semana, el CIAD en sus instalaciones también ha preparado diversas actividades con sus técnicos e investigadores, quienes durante toda la semana estarán recibiendo grupos de alumnos de distintas escuelas, para mostrarles los diferentes trabajos científicos y compartir su conocimiento con los niños y jóvenes asistentes.

 

Para quienes le interese estudiar una maestría o doctorado científico, en el stand de CIAD se colocó folletería de los programas de posgrado que se ofrecen: Maestría y Doctorado en Ciencias y Maestría y Doctorado en Desarrollo Regional.

 

La miel de abeja puede funcionar muy efectivamente como conservador de la carne, incluso mejor que uno artificial, explicó la investigadora del Centro de Investigación de Alimentación y Desarrollo, A.C. (CIAD), Armida Sánchez Escalante, Doctora en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, por la Universidad de Zaragoza, en España.

 

“La carne es un alimento muy perecedero, esto significa que la carne se descompone con mucha facilidad y muy rápidamente por su misma naturaleza, pero para eso en la industria se usan los aditivos sintéticos, sin embargo, mediante las investigaciones del CIAD, actualmente estamos buscando aditivos naturales que puedan sustituirlos a los sintéticos porque se ha encontrado que pueden ocasionar problemas en la salud de los consumidores”, aclaró la investigadora.

 

Las muestras de miel que se utilizan en esta investigación fueron tomadas de algunas colmenas ubicadas en el municipio de Ures, Sonora, como son Pueblo de Álamos y Rancho Viejo, para estudiar su calidad y su efectividad como conservador al usarla en la carne, señaló.

 

El objetivo, informó Sánchez Escalante, es que la carne tenga una vida de anaquel más prolongada cuando se utiliza en la elaboración de productos cárnicos que no se comercializan rápidamente, y así con ello, retrasar su deterioro.

 

La aplicación de miel de abeja de mezquite en salchichas almacenadas durante 16 días en refrigeración, dio como resultado que éstas se conservaron mejor a las que no les fue aplicado el producto apícola. Las que contenían miel de la producida en Ures, Sonora, conservaron su color rojo, mientras que las otras perdieron su color.

 

“Este tipo de ingredientes, por ser dulces, se tiene que añadir a productos de carne muy específicos, en los que se permita el dulzor que se genera, para que no sea una característica desagradable, tal es el caso de las salchichas de cerdo que se acostumbran por lo regular en el desayuno, particularmente en Estados Unidos”, comentó.

 

Los resultados de esta investigación pueden tener algunos beneficios para diferentes sectores, expuso, tal es el caso de los procesadores de carne, productores apícolas y principalmente los consumidores.

Con el objetivo de formar un grupo articulado de investigadores nacionales que trabajen bajo una identidad y estructura bien organizada, fue aprobada la formación de la “Red  Nacional de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en Alimentos  Funcionales  y Nutracéuticos”, liderada por el Dr. Gustavo Adolfo González Aguilar  y el Dr. Aarón Fernando González Córdova, ambos investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD). 

 

Luego de que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), lanzara la convocatoria 2014 para el registro y estructuración de redes temáticas, en el mes de agosto pasado, se formalizó esta red entre los grupos de científicos de las diferentes áreas de conocimiento en este tema en México. 

 

Este grupo de trabajo hizo el compromiso de alcanzar de manera conjunta objetivos de investigación a corto y mediano plazo en el área de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos.  De la misma forma, buscarán establecer convenios de colaboración científica y tecnológica entre las instituciones de educación superior y los centros públicos de investigación participantes, con actividades científicas, de innovación, de desarrollo tecnológico y de difusión y divulgación académica, cuantificables y con resultados tangibles, acordes a los compromisos convenidos con el CONACYT. 

 

Las actividades de la red se iniciaron en el año 2012 en el CIAD Hermosillo y ha venido trabajando en la conformación de un grupo multidisciplinario con investigadores de otros centros de investigación y universidades, siendo siempre incluyentes y representativos, lo que no hubiera sido posible sin el apoyo  de sus autoridades, quienes siempre mostraron  abiertas en detonar actividades asociadas a la multidisciplinaridad en áreas del conocimiento, en donde este Centro es un referente nacional e internacional. 

 

Para el registro de la red ante el CONACYT, participaron diferentes grupos de investigación de las distintas coordinaciones del CIAD Hermosillo y de sus coordinaciones regionales localizadas en Sinaloa (Culiacán y Mazatlán) y Chihuahua (Cuauhtémoc), además de grupos de investigación y/o cuerpos académicos de las Universidades Autónoma de Ciudad Juárez, de Sonora, Autónoma de Querétaro, Autónoma de Sinaloa y Autónoma de Coahuila; asimismo, los Institutos Tecnológicos de Tepic, Durango y Veracruz, Instituto Politécnico Nacional, el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores, Campus Monterrey (ITESM). 

 

En esta primera etapa de formalización se llevarán a cabo convenios específicos entre las instituciones participantes y el CIAD, institución líder de la red, con el fin de realizar acciones específicas dentro de los objetivos planteados en el proyecto de creación del grupo. Para ello se creará una plataforma nacional con el desarrollo de una página web que describa las principales actividades que realizan los grupos de investigación y cuerpos académicos de las distintas instituciones, donde se informe sobre las líneas de investigación, principales proyectos, publicaciones, programas de posgrado y vinculación con el sector productivo. 

 

Otro objetivo de la red es elaborar una propuesta para un Programa Nacional de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en el área temática de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos, de tal forma que estemos en condición de incidir en las políticas públicas nacionales para lograr el bienestar social de la población, a través de esfuerzos conjuntos y organizados desde la comunidad científica y empresarial. 

 

Adicionalmente, se pretende elaborar un catálogo de investigadores nacionales y de infraestructura disponible en el área temática de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos, el cual deberá de incluir las fortalezas de las instituciones participantes, el expertise de los investigadores que la conforman y la oferta que se tiene para la formación de recursos humanos para la investigación y para la industria; así como el potencial que se tiene de vincularse con el sector productivo en proyectos de desarrollo tecnológico e innovación, así como un programa de movilidad de investigadores y estudiantes de posgrado que conforman la red.

Seis jóvenes investigadores se han incorporado al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), en calidad de Comisionados del Programa Cátedras para jóvenes investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).

 

El Dr. Pablo Wong González, director general enfatizó que la llegada de los jóvenes científicos representa una oportunidad y un honor para esta institución, ya que sin duda fortalecerán el trabajo de los grupos a los cuales ya se han incorporado.

 

Por otra parte reconoció el esfuerzo de los investigadores colegas Responsables Técnicos de las propuestas aprobadas en la convocatoria del Programa Cátedras: Dra. Gabriela Ramos y Dra. Evelia Acedo, investigadoras de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos; Dr. Martín Tiznado, integrante de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal; y Dr. Miguel Betancourt de la Coordinación Regional en Mazatlán, Sinaloa, que permitió la incorporación de estos jóvenes Comisionados al CIAD.

 

Es importante destacar que el Programa Cátedras para jóvenes investigadores es una iniciativa inédita y sin precedentes en la historia del país para incrementar y fortalecer la capacidad de generación, aplicación y transferencia de conocimientos en áreas prioritarias.

 

El programa es impulsado por el Dr. Enrique Cabrero Mendoza, director general del CONACYT y está dirigido principalmente a jóvenes investigadores interesados en incorporarse a proyectos para atender retos nacionales.

 

Los jóvenes beneficiados son: Itzamná Baqueiro Peña, doctora en Biotecología; José Ángel Huerta Ocampo, doctor en Biología Molecular; Miguel Ángel Hernández Oñate, doctor en Biotecnología de Plantas; y Raúl Antonio Llera Herrera; Francisco Neptalí Morales Serna, Juan Manuel Martínez Brown, doctores en Ciencias.

 

Mobile Menu