Notas

El pasado fin de semana dio inicio el programa nacional “Sábados en la Ciencia de Hermosillo”, promovido por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Sección Noroeste, en coordinación con el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD) y la Universidad de Sonora (UNISON).

 

La Dra. Mayra de la Torre Martínez, en su calidad de presidenta de la AMC, destacó que el objetivo es el de difundir la ciencia de una manera atractiva, divertida y amena tanto a la niñez como a la juventud, con actividades el primer sábado disponible de cada mes.

 

En la primera charla, titulada “El Facebook de la naturaleza”, los niños asistentes tuvieron la oportunidad de entender cómo el medio ambiente también es una red social en la que todos los seres vivos se comunican entre sí.

 

La Dra. de la Torre Martínez, también investigadora del CIAD, fue la responsable de ofrecer la plática a los asistentes, explicando a los pequeños, de manera muy sencilla y con videos, cómo es que una planta puede avisar a otras que hay insectos cerca, o la abeja en que una abeja comunica a sus compañeras que ha encontrado el alimento.

 

“Muchas veces en la escuela, desde la primaria, nos hacen la ciencia muy aburrida, pero no lo es, es divertida, en el quehacer diario siempre estamos en contacto con cosas que vienen de la ciencia, pero no nos damos cuenta”, dijo la investigadora.

 

La actividad está programada para llevarse a cabo el primer sábado de cada mes de 10:00 a 11:00 horas y la próxima cita es el 6 de diciembre en las instalaciones del CIAD, donde la Veta Verde sacará a los niños al campo a observar, buscar aves del desierto.

 

Para el mes de enero se ha programado un taller de física que será impartido en la Unison y para febrero la idea es abordar Geología, en donde los niños podrán conocer los fósiles, finalizó.

 

Es importante destacar que “Los Sábados en la Ciencia de Hermosillo” serán itinerantes, por lo que se invita a los interesados a estar pendientes del programa y más información en www.amcnoroeste.org y www.ciad.mx.

Cualquier tipo de alimento debe ser seguro para el consumo humano, es decir, no causarle enfermedades, es por ello que el Dr. Fernando Ayala Zavala, enlista diferentes pasos para reducir los riesgos de contaminación bacteriana.

 

El investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV), del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), manifestó que el consumo de alimentos saludables es una consigna para la población mundial, alimentos ricos es vitaminas, minerales, fibras, antioxidantes, bajos en sodio, y colesterol, entre otros, son los más recomendados.

 

Una acción importante dijo, es separar los alimentos crudos de los ya cocinados o listos para comer; es decir, pescados, carnes y pollo deben ser separados de ensaladas, frutas y verduras que serán consumidos sin cocinarlos. De esta manera, las bacterias que vienen en los alimentos crudos no pasarán a los alimentos que se consumirán de forma inmediata.

 

Destaca que el primer paso para reducir riesgos, es hacer una selección adecuada de los alimentos basándose en su calidad y frescura, y sobre todo alimentos almacenados en condiciones higiénicas.

 

“El comprar un alimento limpio que tenga color, olor, sabor y textura característicos, puede indicar que un menor número de bacterias puedan estar presentes”, indicó. Lo anterior lo menciona considerando que existen bacterias que causan que los alimentos pierdan su frescura cuando crecen.

 

Sin embargo dijo, que es importante resaltar que las bacterias que causan enfermedades normalmente no causan cambios en la frescura del alimento, es decir, pueden estar presentes. Por lo que además de una selección adecuada, es necesario llevar a cabo otros pasos para seguir reduciendo el riesgo de infecciones.

 

Como segundo paso se recomienda hacer un transporte y almacenamiento adecuado de los alimentos desde la tienda hasta el refrigerador en casa, es decir, se deben evitar transportes prolongados y tener mayor cuidado con alimentos que se almacenan en refrigeración. La sugerencia es que no se deje un alimento por más de dos horas a temperatura de 25°C, lo que es más crítico para regiones como Sonora donde las temperaturas son más altas.


Cuando no es posible viajar del súper directo a la casa, el Dr. Ayala Zavala recomendó utilizar hieleras que son efectivas en viajes prolongados y así solucionar el problema.

 

Como tercer paso, el investigador de CIAD cita que para la preparación y cocinado adecuado de los alimentos para su consumo, se requiere además, el tener una cocina y utensilios limpios y que el responsable de prepararlos atienda las medidas de higiene, además de evitar contaminarlos durante su elaboración.

 

“Lo recomendable es iniciar con un lavado de manos con agua y jabón, antes de la manipulación de alimentos. El lavado debe ser por no menos de 20 segundos antes y después de tener contacto con los alimentos, además de considerar los desinfectantes a utilizar en los utensilios para su elaboración.

 

Por su parte Melvin Roberto Tapia Rodríguez, colaborador del Laboratorio de Tecnologías Emergentes, precisó que en los alimentos cocinados como asados, guisados y rostizados, es necesario utilizar una temperatura apropiada (˃72°C) para reducir la carga de microoganismos del alimento. En esta parte se recomienda utilizar un termómetro durante el cocinado y asegurar que se alcance la temperatura adecuada.

 

El doctor recordó que una vez que el alimento esté cocinado, no debe pasar mucho tiempo sin refrigerar en caso de que no se vaya a consumir de inmediato, por lo que se recomienda enfriarlo lo antes posible y cuando se decida su consumo, recalentarlo a la temperatura recomendada.

 

Como último paso, el investigador recomienda limpiar y desinfectar las superficies de cocina y utensilios para evitar que crezcan bacterias en los residuos y que contaminen nuestros alimentos en futuras preparaciones.

 

Comentó que siguiendo estas recomendaciones se puede reducir el riesgo de enfermar por el consumo de alimentos contaminados con bacterias y obtener todos los beneficios nutritivos que estos nos proporcionan.

 

Entre las enfermedades más comunes asociadas al consumo de alimentos mencionó, se encuentran las gastrointestinales, causadas por la presencia de bacterias dañinas, siendo los alimentos, por su alto contenido de nutrientes, un medio apropiado para promover el crecimiento bacteriano.

 

Además existen otros factores que pueden promover su crecimiento como: temperaturas altas, un cocinado inadecuado y lo más común, la falta de higiene durante su preparación y consumo, finalizó.

Con una base científica, se busca contribuir a que se conozca de origen el problema, contribuir a la solución del mismo a corto y largo plazo y aprovechar la coyuntura para el desarrollo de la región, declaró el Dr. Pablo Wong González en relación al trabajo que el Centro de Investigación ha venido haciendo a partir de la contingencia declarada en la zona del Río Sonora.

 

El director general del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), precisó que se ha abordado el tema con mucha responsabilidad para evitar desinformación, porque la hay, “nuestro enfoque a este serio y lamentable problema, es tratarlo con mucha responsabilidad y con toda la información que se tiene con base científica no con especulaciones”.

 

En tanto la Dra. Mayra de la Torre Martínez, vocera del grupo conformado por 35 investigadores aproximadamente, del CIAD, destacó que se ha estado muestreando toda la zona y trabajando directamente con los pobladores de esa región.

 

Se ha analizado dijo, el agua de pozos y de las Norias, la leche para la fabricación de queso, los sedimentos y las plantas entre otros, “estos datos se les han entregado a los pobladores, insistiendo en que estos resultados son válidos para el momento en que se muestreó por lo que es indispensable continuar muestreando la zona y continuar con los análisis incluyendo los de metales pesados. El efecto de estos últimos contaminantes en los humanos se presenta a largo plazo, y esa es la preocupación”.

 

Lo que se encontró hace dos meses, es que el agua de Norias y pozos estaba dentro de la norma en cuanto a metales pesados y en el caso de las leches, se muestrearon las de la zona del Río Sonora, las de otras zonas y las que se venden en centros comerciales, de todas las marcas, y el resultado fue que no había problema con ellas, es decir, los resultados salieron igual para todas.

 

CIAD comentó, está planteando hacer un seguimiento con estudios durante diez años para poder seguir los efectos y la evolución de la contaminación en el ecosistema y en la población. En estos momentos en que se ha comunicado oficialmente que ya puede consumir el agua de los pozos de la zona, los pobladores piden que una institución en la que a partir de los resultados, se genere la confianza para consumir agua.

 

De la Torre Martínez, señaló que es importante continuar analizando la zona y en base a los resultados tomar decisiones, sin dejar de monitorear constantemente la salud de quienes habitan la zona del Río Sonora e ir midiendo si hay niveles altos de metales tóxicos o la población presenta síntomas de algún padecimiento relacionado con estos tóxicos.

 

“Lo importante es dar seguimiento al problema de contaminación pero hacerlo de manera integral, seguir monitoreando la zona, la salud de los pobladores y apoyar a la población para el que el desarrollo económico regional no se detenga”, finalizó.

 

El sistema inmune es fundamental en nuestra vida, su función es mantener el cuerpo del ser humano saludable y para lograrlo, día a día tiene que activar todos sus componentes y organizarlos en lo que se llama una “respuesta inmune”.

 

El Dr. Jesús Hernández López, investigador de la Coordinación de Nutrición del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), explicó que esta respuesta debe estar finamente regulada para que durante el control y eliminación de los “patógenos”, no se provoquen daños colaterales al cuerpo.

 

Pero cuando la respuesta inmune no logra controlar y eliminar los patógenos en su totalidad, el cuerpo enfermará; Por el contrario, si la respuesta inmune es exagerada y está fuera de control atacará las células del cuerpo y provocará un padecimiento autoinmune, como por ejemplo: el lupus, dijo.

 

“La respuesta inmune se puede dividir en: innata y adquirida. La primera incluye componentes que todos tenemos al nacer, de allí el término “innata” y la segunda por el contrario, se adquiere desde el nacimiento y se va “adquiriendo” a través de nuestra vida”, continuó.

 

Para entender mejor el investigador cita el siguiente ejemplo: los niños nacidos en México tienen el mismo sistema inmune innato que los niños nacidos en Francia. Pero si se compara el sistema inmune adquirido de los adultos de México con los de Francia, habrá diferencias significativas.

 

La respuesta inmune innata abundó, es la primera línea de defensa del cuerpo, el primer contacto que el sistema inmune tiene con los patógenos. Las barreras naturales del cuerpo como la piel, la saliva, el sudor, entre otros, pertenecen al sistema innato.

 

Además, de estas barreras naturales, hay células muy importantes que se encargan de eliminar a los patógenos: las células fagocíticas. Como su nombre lo indica, estás células son encargadas de “comer y eliminar” a los patógenos que invaden el cuerpo.

 

El investigador precisó que cuando un invasor supera las barreras naturales, las células fagocíticas serán las encargadas de controlarlo y evitar que se disemine a otras partes del cuerpo.

 

Otro grupo importante del sistema innato son los llamados “receptores que reconocen patógenos”. Su función es censar cualquier agente extraño que ingresa al cuerpo y decidir cuál representa un riesgo la salud y cuál no.

 

Hernández López agregó que estos son solo algunos de los componentes del sistema inmune innato, los cuales, como se mencionó anteriormente, serán en términos generales iguales en niños que han nacido en México o Francia. Sus características y respuesta será la misma frente al mismo patógeno invasor. Sin embargo, es importante destacar que el sistema innato se puede deteriorar a través del tiempo o si no existe una alimentación adecuada. En este sentido, en una persona mal alimentada, la respuesta innata será limitada independiente del lugar de nacimiento.

Manifestó que la respuesta inmune adquirida es más sencilla en términos de componentes, pero más compleja en la forma en que se organiza y desarrolla. Sus componentes son: linfocitos T y linfocitos B. Pero lo interesante es que en el cuerpo existen millones de cada uno de ellos. Como previamente se comentó, la principal característica de la respuesta adaptativa es que se adquiere a través del tiempo. En consecuencia, los adultos tendrán mayor inmunidad adaptativa que los niños.

 

Esta respuesta dijo, depende totalmente del tipo y frecuencia de patógenos que cada persona enfrenta durante su vida. Por lo tanto, la inmunidad adquirida será diferente si se compara a personas de México y Francia. Los estilos de vida, alimentación y sobre todo la salubridad son diferentes en ambas ciudades, y en consecuencia, el sistema inmune adaptativo tendrá una adaptación diferente.

 

La memoria inmunológica se adquiere de forma natural a través de los diferentes contactos que hay con los patógenos y a través del uso de vacunas. Las vacunas contienen diferentes formas de los patógenos, lo que asegura aumentar la inmunidad adaptativa sin necesidad de enfrentar directamente a los patógenos. La vacunación es la mejor forma de prevenir enfermedades, reiteró.

 

La evolución ha sido maravillosa recalcó, lo que permite que las madres además de dar la vida, ofrezcan protección a sus hijos desde que están en el vientre. Cuando el bebe nace, y si es alimentado con leche materna, la inmunidad de la madre pasará al bebe mientras su sistema inmune madura y es capaz de desarrollar sus propia inmunidad adaptativa.

 

En medio del la respuesta innata y adaptativa, se encuentran las células dendríticas. Estas células se encargan de comunicar el sistema innato con el adaptativo, modular la respuesta adaptativa, y son las encargadas de definir el destino de cada linfocito. Estas células se localizan en todo el cuerpo, especialmente aquellos por los cuales los patógenos ingresan al organismo: piel, sistema respiratorio, digestivo y genitourinario.

 

Por último destacó que el sistema inmune es fundamental para la vida. Un mal funcionamiento puede poner en riesgo la salud de una persona. Una alimentación adecuada y un estilo de vida saludable es la base para un buen funcionamiento.

Da a conocer el Dr. Pablo Wong González, director general del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), el cambio de coordinación de la Unidades Regionales en Culiacán, Sinaloa y Guaymas, Sonora.

 

Las solicitudes fueron aprobadas en Sesión Ordinaria de órgano de Gobierno, y es como a partir del 1 de octubre, la Dra. Jaqueline García Hernández tomó protesta como coordinadora de CIAD-Guaymas, en sustitución del Dr. Waldo Argüelles Monal.

 

Asimismo desde el 1 de noviembre, la Dra. María Dolores Muy Rangel, está al frente de la coordinación en CIAD-Culiacán, ocupando el lugar que desempeñaba el Dr. Cristóbal Cháidez Quiroz..

 

A través de un comunicado, el Dr. Wong González desea a las Muy Rangel y García Hernández, el mayor de los éxitos en su gestión, esperando sean pilares para el avance de las actividades sustantivas y el crecimiento individual y colectivo del personal.

 

Reconoce a demás a los doctores Argϋelles Monal y Cháidez Quiroz, por el excelente trabajo académico y administrativo desarrollado en sus áreas, así como por el alto nivel de institucionalidad mostrado en cada una de sus acciones.

 

Cabe mencionar que la Dra. Jaqueline García Hernández realiza investigación en temas relacionados con Ecotoxicología, Restauración de ecosistemas y Estudios con aves, mientras que la Dra. María Dolores Muy Rangel trabaja en el área de Ciencia y tecnología de los alimentos, trabajando específicamente en Fisiología y tecnología poscosecha de frutas, hortalizas y granos; con énfasis a biología de la maduración de frutas y hortalizas frescas durante poscosecha y búsqueda del valor agregado de los alimentos; Elaboración de nuevos productos procesados, vida de anaquel y etiquetado nutrimental.

 

En la búsqueda de la vinculación entre el conocimiento y los sectores productivos de Sinaloa y en el marco de la VII Expo Empresarial que organiza la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Delegación Sinaloa (CANACINTRA), denominada “Expoalimentech Innova 2014”, se entregó el Premio Sinaloa de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013, en donde fue galardonado el Dr. Cristóbal Cháidez Quiroz en la modalidad de Ciencias Naturales y Exactas.

 

El Premio Sinaloa de Ciencia, Tecnología e Innovación 2013 se entregó en dos modalidades: Ciencia, que se otorga a investigadores y tecnólogos, adscritos a alguna institución del Estado de Sinaloa, de manera individual o en equipo, que hayan realizado investigación científica o tecnológica, cuyos resultados tengan impacto sustancial y relevante en la entidad y que contribuyan a la solución de problemas locales o regionales y en esta ocasión el investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), Coordinación Regional Culiacán, obtuvo el galardón.

 

La otra modalidad fue la de Tecnología e Innovación: que se otorga a las organizaciones o asociaciones con actividad empresarial legalmente establecidas en territorio sinaloense, cuyas contribuciones involucren el desarrollo de nuevos productos, materiales, procesos o sistemas de manufactura, incluyendo mejoras a los ya existentes, que promuevan la aplicación de conocimientos y avances tecnológicos preferentemente en colaboración con instituciones de educación superior, centros de investigación y organizaciones no gubernamentales dedicadas al desarrollo e innovación tecnológica.

 

Al evento asistió el Director General del Instituto de Apoyo a la Investigación e Innovación (INAPI), Dr. Carlos Karam Quiñones, quien dio a conocer los fundamentos del Premio Sinaloa de CTI 2013 y explicó la trascendencia del mismo. Así mismo informó que el Foro Consultivo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Estado de Sinaloa, en su sesión extraordinaria del 10 de octubre de 2014, acordó en forma unánime que el Premio Sinaloa de Ciencia, Tecnología e Innovación, el reconocimiento del Dr. Cristóbal Cháidez Quiroz con el premio en Ciencias Naturales y Exactas y al Dr. Ambrocio Mojardin Heráldez con el premio de Ciencias Sociales y Humanidades.

 

La evaluación de los expedientes y de los méritos de los participantes estuvo a cargo de investigadores de reconocida trayectoria en sus respectivas especialidades, coordinados por un Secretario Técnico, nombrado por el Director General del INAPI. Se integraron dos Comités Evaluadores, uno para cada modalidad. Las resoluciones correspondientes fueron remitidas a la Comisión del Foro Consultivo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Estado de Sinaloa. 

 

Los premios fueron entreegados en la  Expo Alimentech Innova 2014, donde José Luis Vega López, presidente de Canacintra Culiacán, inauguro el evento y expuso que la Expo Alimentech busca incentivar el consumo de los productos sinaloenses.

 

Cabe mencionar que Expo Alimentech Innova 2014, apoya incentivar y fomentar las micro, pequeñas y medianas industrias y empresas encontrarán soluciones en desarrollo de nuevos productos, nuevos procesos, comercialización, asesorías, consultorías, financiamiento, así como corredores de embalaje y logística.

 

En el evento también estuvieron presentes el Secretario de Desarrollo Económico del Estado de Sinaloa, Lic. Aarón Rivas Loaiza, quien hizo entrega de los premios a los galardonados, contándose con la presencia de los anfitriones del evento los  Presidentes nacional y local de CANACINTRA, el Ing. Rodrigo Alpizar Vallejo, y el Lic. José Luis Vega López, además, también se hizo presente el H. Congreso del Estado con la Diputada, Presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología, Laura Galván Uzeta, el Secretario de Innovación Gubernamental, Lic. Karim Pechir Espinoza de los Monteros, entre otras personalidades.

Con el objetivo de acercar la ciencia a los niños y jóvenes hermosillenses, este fin de semana dará inicio el programa “Los Sábados en la Ciencia de Hermosillo”, promovido por la Academia Mexicana de Ciencias, Sección Noroeste con apoyo del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD) y la Universidad de Sonora (UNISON).

 

El Dr. Pablo Wong González, director general del CIAD, explicó que apoyar este programa es central para la institución porque “uno de los indicadores internacionales para comparar como estamos en términos de producción científica por país, se mide el porcentaje de graduados de doctorado por cada 10 mil elementos de la población económicamente activa y en ese sentido Corea tiene 4.7 por ciento, España 3.7 por ciento, Canadá 3.9 por ciento, EU 3.3 por ciento y lamentablemente México tiene solo el 0.6 por ciento lo que indica que hay una brecha que podemos cubrir motivando a los niños y jóvenes a interesarse por la investigación científica”, dijo.

 

Por su parte la Dra. Mayra de la Torre Martínez, presidenta de la Sección Noroeste de la Academia Mexicana de Ciencias, destacó que este programa es un esfuerzo de los investigadores (miembros de la AMC en Hermosillo), que trabajan en las distintas instituciones educativas y de investigación en la ciudad.

 

“La idea es llevar la ciencia de una manera atractiva, divertida y amena a la niñez y a la juventud. Elprimer sábado disponible de cada mes organizaremos un evento que dará inicio a las 10:00 de la mañana y terminará a las 11:00”.

 

El arranque de este programa será este sábado 8 de noviembre en el Centro de las Artes de la UNISON con la charla “El Facebook de la naturaleza”, que en esta ocasión impartirá la Dra. de la Torre Martínez, donde se verá como las plantas se comunican entre sí, con los insectos, los animales entre sí, los microbios entre sí y éstos con los humanos como parte de una conversación que no escuchamos.

 

Agregó que se busca que sea un programa constante en el que participen todas las instituciones de enseñanza técnica superior de la región. Hemos recibido con sorpresa mucho interés por parte de los científicos que quieren participar no sólo con conferencias, sino también con actividades lúdicas, talleres, recorridos y más”.

 

Comentó que “Los Sábados en la Ciencia de Hermosillo” serán itinerantes, por lo que invita a los interesados a estar pendientes del programa y más información enwww.amcnoroeste.orgywww.ciad.mx.

 

Es importante destacar que desde 1982, la Academia Mexicana de Ciencias dio inicio al programa “Domingos en la Ciencia” en el Distrito Federal, para alentar el interés y despertar las vocaciones científicas.

La nuez pecanera que se cosecha en la costa de Hermosillo está siendo afectada hasta en un 45 por ciento por viviparidad, es decir, la semilla empieza a germinar prematuramente cuando aún está adherida al árbol, lo que quiere decir que se afecta el mismo porcentaje de la producción anual.

 

El científico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Miguel Ángel Martínez Téllez, advirtió que esto puede significar pérdidas de millones de dólares para los productores de nuez “esto ocurre en regiones de climas cálidos como lo es Sonora, principalmente la zona de Hermosillo donde se produce principalmente los cultivares de nuez “Western” y “Wíchita”, precisó.

 

Aunque no hay una explicación clara de porqué ocurre el problema, se ha detectado que se ha venido agravando con el tiempo, viéndose afectados principalmente los huertos que se encuentran en la Costa de Hermosillo, abundó.

 

Martínez Téllez advirtió que cuando se presenta el problema de nueces germinadas quiere decir que la calidad del producto disminuye y eso se castiga en el precio, es decir, su valor comercial se reduce y se afecta la producción.

 

“Estamos trabajando en la búsqueda de una explicación de qué es lo que está ocurriendo dentro de la nuez, estamos investigando el papel de la síntesis de hormonas vegetales que están relacionadas con los procesos de germinación de las semillas y del letargo de éstas, que es el problema que se tiene”, dijo.

 

Las condiciones de clima, elevada humedad y temperatura no están permitiendo que el período de reposo que necesita la semilla se concluya y eso hace que la nuez se germine, aun cuando el ruezno, o corteza exterior del fruto, no haya liberado el producto, explicó.

 

“El comportamiento normal es que la maduración del ruezno y la nuez sea simultaneo; al pasar esto, el ruezno se seca y libera a la nuez. Sin embargo, esto es lo que no está ocurriendo, el ruezno permanece cerrado presentándose viviparidad hasta en un 45 por ciento de la producción de nuez, lo que quiere decir que la cosecha se afecta en ese mismo porcentaje, sobre todo en la Costa de Hermosillo”.

 

Citó que en estados como Chihuahua, donde las condiciones climáticas son distintas, el problema de viviparidad es apenas del uno por ciento, lo que hasta el momento no representa un problema.

 

Para llegar a estos resultados explicó el investigador, el CIAD realizó un monitoreo en dos zonas productoras: la Costa de Hermosillo y la región de Baviácora, donde las condiciones climáticas son distintas y estos resultados se presentaron en el Simposio Internacional del Nogal Pecanero en el mes de septiembre, reiteró.

 

Con esta información, el grupo de investigación apoyado por la Fundación Produce Sonora, está monitoreando los niveles de hormona, que hacen que las semillas permanezcan en baja actividad metabólica, evitando que se germine de manera anticipada, lo que se le llama viviparidad para buscar una solución definitiva al problema.

 

“También estamos trabajando en la aplicación de tratamientos, para inducir cosechas tempranas que reduzcan este desorden fisiológico y mantener la viabilidad económica del cultivo”, finalizó.

El Gobierno del Estado de Sonora, los Servicios de Salud, La Secretaría de Educación y Cultura y la Comisión Estatal Interinstitucional para la Formación y Capacitación de Recursos Humanos e Investigación en Salud, de la cual forma parte el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), invitan a participar en los Premios de Investigación en Salud.

 

La convocatoria está dirigida a médicos, químicos, psicólogos, enfermeras, trabajadores sociales, Maestros en Salud Pública y estudiantes afines a las Ciencias de la Salud, para que concursen presentando trabajos libres de investigación, videos y carteles.

 

Los premios consisten en estímulos económicos y medalla a los primeros lugares en las categorías de: Asistencia Social y Educación en Salud “Enf. Beatríz López Soto”; Salud Pública “Dr. José Miró Abella”; Biomedicina y Química “Dr. Gastón Madrid Sánchez”; y Medicina Clínica “Dr. Ernesto Ramos Bours”.

 

La fecha límite de recepción de trabajos es el 16 de enero de 2015. Para mayor información consultar la dirección web http://dgec.saludsonora.gob.mx/Investigación.

 

Es importante menciona que el CIAD, ha obtenido un tercer lugar en la categoría de Medicina Clínica “Dr. Ernesto Ramos Bours”, con el proyecto de investigación titulado “Suplemento de hojas de Moringa Oleifera y su impacto en el estado nutricio de vitamina A, hierro y zinc en preescolares: Estudio piloto”, que es de la autoría de la M.C. Isaura Fernández Orozco.

 

Además Karla Melissa Ruiz Dyck y María Esther Mejía León, en su momento estudiantes de la Maestría en Ciencias, obtuvieron el primer lugar al mejor trabajo de Investigación en la categoría de Biomedicina y Química, con “Tipificación de Haplotipos que Predisponen a Diabetes Tipo 1 y Enfermedad Celiaca en Sangre de Cordón Umbilical de Niños Sonorenses”, el cual fue posible gracias a la colaboración del personal en el Hospital de la Mujer dentro del Hospital Infantil del Estado de Sonora.

 

También el grupo de investigación conformado por el Dr. Jesús Hernández López, el M.C. Eli Terán Cabanillas y las doctoras Marisela Montalvo Corral, Graciela Caire Juvera y Silvia Moya Camarena, fue galardonado con el primer lugar del Premio “Dr. Gastón Madrid Sánchez”, en la categoría de Biomedicina y Química por su trabajo “La obesidad promueve una respuesta deficiente de interferones debido a la expresión del supresor de señalización de citosinas 3 (SOCS3)”.

 

Un segundo lugar, en la misma categoría, lo obtuvo el trabajo "Efecto del Zinc dietario sobre los niveles de IgG específica en un modelo experimental murino de giardiasis", que es también de un equipo de investigación de CIAD en colaboración con la Universidad de Sonora, conformado por el Dr. Humberto Astiazarán García, la M.C. Gema Íñigo Figueroa, el Dr. Luis Quihui, la M.C. Rosa Olivia Méndez Estrada y la estudiante de Maestría en Ciencias Gabriela Maldonado Fonllem.

 

CIAD tiene también un primer lugar en el área de Salud Pública con la investigación que lleva por nombre “Patrones dietarios y riesgo de cáncer mamario en mujeres adultas de Sonora”, de la Maestra en Ciencias Ana Elisa Pineda Valenzuela.

 

Los lácteos pueden cubrir necesidades de alimentación tanto de proteínas, lípidos y carbohidratos (macronutrimentos) como en vitaminas y minerales (micronutrimentos), en diferentes etapas del desarrollo del ser humano, lo que los hace funcionales por definición.

 

Así lo expresó el Dr. Aarón González Córdova, investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), al reiterar que el consumo de leche y sus derivados no ocasionan problemas en la salud, por el contrario se les han reconocido propiedades benéficas.

 

Además de lo que ya se sabe de la leche, día a día se  agregan nuevos conocimientos sobre la función de distintos componentes en aspectos específicos para el mantenimiento de un estado saludable, señaló.

 

El aumento en el consumo de productos lácteos explicó el Dr. González Córdova, también se asocia consistentemente con la mejora de la salud de los huesos.

 

Por su parte la Dra. Belinda Vallejo Cordoba, hizo referencia a que no  es lo mismo tomar leche que bebidas de soya, pues aunque las segundas ofrecen beneficios nutricionales y de salud al ser humano, su aporte nutrimental no es comparable con el de la leche, ya que el calcio y vitaminas como la D y B12 entre otros nutrimentos, son menos biodisponibles en bebidas de soya que en leche.

 

La proteína de origen vegetal carece de algunos aminoácidos esenciales; algunos estudios científicos establecen que las proteínas de la leche son superiores a las que provienen de las plantas, abundó.

 

“Además  en la bebida de soya, sólo el 75 por ciento del calcio está biodisponible y por lo tanto no es equivalente a la leche. La biodisponibilidad del calcio en el organismo del ser humano es particularmente relevante en problemas de osteoporosis y control de peso”, dijo.

 

La Dra. Vallejo Cordoba mencionó que entre las recomendaciones para prevenir la osteoporosis es incluir en la dieta calcio, proteína, vitamina D y minerales como potasio, magnesio y zinc, y todos estos nutrientes pueden ser aportados con el consumo de tres porciones diarias de lácteos.

 

Finalmente hizo referencia a desechar algunos mitos sobre el consumo de la leche, entre ellos: que sólo debe ser consumida por niños, que los intolerantes a la lactosa no deben consumir lácteos, que es culpable de todas las alergias, que las bebidas de soya son más nutritivas, que los lácteos se asocian al sobrepeso, obesidad y aumentan el riesgo de padecer hipertensión y enfermedades cardiovasculares, además de que el consumo de leche y lácteos son causa de diabetes o cáncer.

Mobile Menu