Notas

Con la integración de diez Instituciones de Educación Superior y dos Centros de Investigación a nivel nacional, concluye la primera etapa de trabajo de la Red Nacional de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en Alimentos Funcionales y Nutracéuticos (AlFaNutra).

 

EL Dr. Pablo Wong González, Director General del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), destacó que los avances son palpables y el trabajo que viene será aún más relevante porque “este Centro de Investigación aboga por la buena nutrición y cada uno de los participantes que trabajan en la investigación, innovación y desarrollo tecnológico en alimentos funcionales y nutracéuticos aportará su granito de sabiduría a este esfuerzo”.

 

Por su parte el Dr. Gustavo González Aguilar, responsable técnico de la Red e investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV) del CIAD, comentó que vienen dos años de intenso trabajo 2015 y 2016, por lo que pidea los miembros de la red AlFaNutra no bajar la guardia y continuar trabajando con sus aportaciones.

 

Como parte del Comité Técnico Académico, las doctoras Ma. Guadalupe Flavia Loarca Piña, de la Universidad Autónoma de Querétaro y Janet Alejandra Gutiérrez Uribe del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, agradecieron la participación de cada uno de los miembros que nutrieron de información a la Red y los invitaron a continuar con esa energía que han demostrado.

 

El Dr. Aarón González Córdova, miembro del Comité Técnico Académico e investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal (CTAOA), del CIAD, precisó que gracias al trabajo de forma coordinada y ordenada, en una misma temática, se logró la participación activa de cerca de 25 cuerpos académicos y grupos de investigación activos en el país y más de cien participantes integrantes la Red.

 

Como antecedente se tiene un primer acercamiento en Monterrey, Nuevo León el pasado mes de octubre y una segunda reunión en Guadalajara, Jalisco en noviembre, mismos que hicieron que los asistentes se convencieran de compartir las potencialidades y el “saber hacer” que cada uno de los participantes tiene y con esto, fortalecer las acciones de la Red AlfaNutra.

 

La Red Nacional de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en Alimentos Funcionales y Nutracéuticos, es una plataforma interinstitucional creada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, para la interacción entre investigadores de excelencia cuya finalidad es el desarrollo de proyectos de investigación científica y tecnológica, que junto con el sector productivo coadyuven a mejorar el bienestar social y nutricional de la población.

 

Como objetivo general trabaja en conjugar el conocimiento integral, multidisciplinario y las capacidades con las que cuenta la red de centros públicos de investigación del CONACYT, que se requiere para la obtención exitosa de ingredientes funcionales, desarrollo y diseño de AF y nutracéuticos, que generen conocimiento y riqueza. De tal forma, tener como una de las metas la internacionalización de la red, con la inclusión de grupos de otros países y situar a México a la vanguardia en esta temática a nivel mundial.

 

Para conocer más acerca del trabajo que se ha venido realizando se pude consultar www.alfanutra.com.

El pasado fin de semana se llevó a cabo la segunda emisión del programa “Sábados en la Ciencia de Hermosillo”, promovido por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Sección Noroeste, en coordinación con el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD) y la Universidad de Sonora (UNISON).

 

En esta ocasión se ofreció el taller "Conociendo a las aves de nuestra región", el cual fue impartido por investigadores de CIAD que conforman la Veta Verde, encabezada por la Dra. Jaqueline García Hernández, investigadora de la Coordinación Regional de Guaymas, quien se hizo acompañar del MC Germán N. Leyva García y por el Club de aves de la Licenciatura en Biología de la Universidad de Sonora, representado en esta ocasión por el Lic. Carlos González.

 

Más de 50 niños y niñas de entre cinco y 16 años de edad, acompañados de sus papás, mamás o abuelos pudieron participar en las actividades programadas como: observación de aves a distancia con miralejos e identificación de aves en un recorrido por las instalaciones del CIAD, además se les transmitió una presentación para que pudieran conocer un poco más de la información y conocieran las especies que habitan en esta región.

Por su parte la Dra. Mayra de la Torre Martínez, en su calidad de presidenta de la Academia Mexicana de Ciencia (AMC), Sección Noroeste, reiteró que el objetivo de los “Sábados en la ciencia de Hermosillo” es difundir la ciencia de una manera atractiva, divertida y amena tanto a la niñez como a la juventud, con actividades el primer sábado disponible de cada mes.

 

Comenta además estar atentos a la invitación que se haga para la próxima actividad en el mes de enero a través de la Academia Mexicana de Ciencia por redes sociales, correo electrónico o programas de radio y tv. La información también puede ser consultada en amcnoroeste.org.

Con la finalidad de identificar esquemas y proyectos de investigación para atender la industria nacional de cultivo de tilapia,  el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), es sede del “Primer Taller Worldfish-México de Investigación y Vinculación en el Cultivo de Tilapia"  que por espacio de dos días contará con expertos en las áreas de genética, reproducción, socioeconomía, desarrollo regional,  nutrición humana y vinculación con la industria.

El Dr. Pablo Wong. González, director general del CIAD, precisó que “entre este Centro de Investigación  y Worldfish hay una gran afinidad temática, hay una visión integral de lo que se hace en el cultivo de tilapia, específicamente en las acciones de concebir la parte económica y de productividad, vinculándola con aspectos sociales, ambientales y de desarrollo regional, se reconoce la necesidad de una visión interdisciplinaria y transdisciplinaria, sentido en el que podremos avanzar juntos en este camino.

 

Precisó que en este encuentro se busca estudiar la tilapia no sólo como fuente de alimento, sino como una fuente de creación de empleos y de llevar desarrollo al medio rural, por lo que este taller será el inicio de una base fuerte para avanzar en el conocimiento y desarrollo de este sector tan importante para México. 

 

Por su parte Juan Carlos Gómez Nava, representante de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), comentó que esta institución se suma a esta propuesta por ser fundamental escuchar desde la base los hechos y acciones en cuanto a tilapia se refiere. 

 

El Mtro. Raúl Romo Trujillo, titular del Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), destacó que México cuenta con tres millones de kilómetros cuadrados de mares y sólo se están aprovechando el nueve por ciento para pesca, el resto no se sabe cómo se puede aprovechar por lo que esta reunión es una gran oportunidad. Además México tiene 11,500 kilómetros de litorales en lo que se no se practica de manera eficiente la maricultura, es decir no se está aprovechando lo que este país ya tiene. Sin embargo la tilapia es el cultivo más importante en el país. 

 

El Dr.  John  Benz de Worldfish destacó que en dos años que lleva al frente de este organismo ha recibido muchas solicitudes de productores privados de tilapia en México por su variedad genética y el estar en México es para ver de qué forma se puede trabajar en cuanto a investigación se refiere en todas las disciplinas propuestas. 

 

En su intervención el Biol. Rogelio Molina Freaner, Comité Nacional del Sistema Producto Tilapia, comentó que por espacio de doce años se ha estado trabajando en tratar de organizar a los productores de tilapia y poco a poco se han tenido logros en acuacultura y se fortalece la estructura organizacional acompañada de la investigación más reciente que existe y con esta reunión así se quiere continuar, actualizando la forma de trabajo. 

 

Durante dos días, 9 y 10 de diciembre,  se ha convocado a un grupo seleccionado de investigadores internacionales  y nacionales, altamente expertos, muchos de ellos miembros del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) y de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), para que en conjunto se creen sinergias, complementariedades y apoyos, para atender las necesidades principales de la industria de tilapia en el país, con un enfoque que integre los elementos ya mencionados.

En el taller se contará también con la participación del  Comité Nacional Sistema Producto Tilapia (CNSPT), que planteará su perspectiva estratégica de desarrollo y que pretende ser complementada con las visiones y posibilidades del INAPESCA y CONAPESCA, para que puedan ser atendidas mediante la investigación realizada por el grupo de expertos  provenientes de instituciones de todo el país.

Es importante mencionar que como parte del presídium de bienvenida estuvo presente la Dra. Cristina Taddei Bringas, Coordinadora de Investigación del CIAD.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), ha  trabajado por espacio de dos años en el perfeccionamiento de una técnica de autoensamblado molecular para el encapsulamiento de microrganismos probióticos, utilizando proteínas derivadas del suero que se produce en la fabricación del queso y mantequilla, los carbohidratos de las cáscaras de fruta,  algas marinas y los fructanosdel agave. 

 

La Dra. Gabriela Ramos Clamont Montfort, investigadora titular de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos, explicó que esta propuesta  se ha estado realizando a nivel laboratorio para optimizar las condiciones de encapsulamiento con matrices comestibles. 

 

“Una de las líneas de investigación del Laboratorio de Bioquímica de Proteínas y Glicanos (carbohidratos) de CIAD es aislar proteínas de subproductos de la Industria de Alimentos para estudiarlas y encontrarles usos potenciales. Por ello, adaptamos una técnica para purificar diferentes proteínas en un solo paso cromatográfico y escalamos la purificación a nivel laboratorio” dijo.

 

Agregó que se han aprovechado las  propiedades de auto ensamblado de las proteínas purificadas y de algunos carbohidratos a través de interacciones químicas estimulándolas  para formar capas mediante interacciones electrostáticas que sirven para encapsular  a diferentes probióticos (alimentos con microorganismos vivos adicionados que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos), con la finalidad de protegerlos  de las condiciones de almacenamiento de los alimentos para que lleguen vivos hasta el colon, lugar donde se adhieren para  mejorar en este caso la salud intestinal. 

 

En el proyecto también participan docentes e investigadores de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Coahuila, tal es el caso de la Dra. Silvia Guadalupe Fernández Michel, quien asesoró un proyecto en una zona marginada de La Laguna en el cual se elaboró un helado con leche de cabra al cual le adicionaron probióticos encapsulados con componentes obtenidos de los fructanos de agave (carbohidratos que se utilizan para elaborar bebidas como el tequila), mismos que tuvieron una sobrevivencia de hasta 15 días mayor a la de los probióticos no encapsulados y además resistieron mejor, las condiciones simuladas del paso por el estómago y el intestino. Los probióticos encapsulados en la nieve son usados en el tratamiento para diarreas. Actualmente  se buscan nuevas colaboraciones para seguir con este estudio. 

 

La Dra. Fernández Michel se encuentra en CIAD y por espacio de 15 días estará sosteniendo reuniones para revisar avances y planear nuevos experimentos para los estudiantes de maestría y licenciatura asociados al proyecto de la Dra. Ramos Clamont. También está siendo capacitada en otras técnicas de encapsulamiento, para implementar en su Escuela. 

 

Ramos Clamont Montfort agregó que en muchas ocasiones los probióticos pierden viabilidad al ser añadidos a los alimentos y almacenados a diferentes temperaturas, concentraciones de oxígeno, pH y actividades de agua, provocando que disminuya su resistencia al paso por el estómago. Estas condiciones también pueden reducir la capacidad del probiótico para  adherirse al intestino, reduciendo considerablemente la eficacia de la bacteria para mejorar la salud. Por ello es importante buscar diferentes estrategias para protegerlas. 

 

“El proyecto ha estudiado diferentes combinaciones y número de capas de proteínas y carbohidratos, comparando su eficiencia en la protección de lactobacilos y bifidobacterias (bacterias), estudiando además la mejor manera de que puedan ser liberadas en el intestino” comentó. También dijo que se ha estado  comparando la eficacia de esta técnica con las metodologías ya establecidas y en algunos casos, son igualmente efectivas. 

 

Entre los microrganismos encapsulados está el Lactobacilllus rhamnosus GG que es una bacteria utilizada para prevenir diarreas. Algunas de las principales matrices de encapsulamiento utilizadas en CIAD se encuentran: fructanos de agave, lactoferrina, proteínas de suero de mantequilla, alginato de sodio y pectinas derivadas de manzana y naranja, de las cuales se buscan combinaciones perfectas para generar protección a los microorganismos. Algunas de estas matrices también actúan como probióticos, sirviendo de alimento a los microorganismos encapsulados. 

 

Otros microrganismo encapsulados por el  Laboratorio de Bioquímica de Proteínas y Glicanos  han sido los Lactobacillus acidophilus Lactobacillus plantarum y Bifidobacterium bifidum.

 

En este proyecto participan también investigadores del CIBNOR, el Laboratorio Nacional de Nanotecnología de Costa Rica, la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Coahuila y la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Juárez del Estado de Durango.

Para conocer qué genes pueden estar asociados a familias o linajes de camarón menos susceptibles a enfermedades virales o bacterianas, y elevar así la producción y mejoramiento genético del camarón de cultivo, científicos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), con sede en Hermosillo, Sonora, trabajan en el desarrollo de herramientas genómicas.

 

Se le llama camarón de cultivo a aquel crustáceo decápodo (de diez patas) que es producido en estanques artificiales y alimentado de forma controlada y balanceada, a diferencia del camarón capturado en el mar.

 

La importancia de esta especie (Litopenaeus vannamei) radica en la alta demanda de este crustáceo para consumo humano a nivel mundial. Aunado a ello, la acuicultura de camarón se ha convertido en una excelente actividad que ha garantizado calidad y grandes volúmenes de este animal, lo cual también repercute en la generación de nuevos empleos y divisas en México.

 

Recientemente, la acuicultura del camarón se ha visto amenazada por enfermedades que ponen en riesgo esta actividad. Por tanto, el doctor Rogerio Sotelo Mundo, investigador del CIAD y líder del proyecto, ha trabajado en la aplicación de herramientas genómicas, como la transcriptómica, que apoyen este sector.

 

Estas herramientas permiten identificar la secuencia de miles de genes que llevan a cabo las funciones digestivas, de defensa, crecimiento, entre otras. Aun cuando el transcriptoma no es un genoma completo, esta información permite generar de forma dirigida marcadores genéticos y, con ello, ubicar los componentes de la inmunidad innata de este crustáceo, un aspecto que beneficiará directamente a los productores.

 

Para que estas herramientas surtan efectos, se deben realizar estudios donde se correlacionen los marcadores identificados por medio de análisis genómico de las familias del camarón, y con esto lograr el mejoramiento genético de la especie.

 

De acuerdo con el doctor Sotelo Mundo, uno de los resultados obtenidos hasta el momento ha sido la identificación de novedosos componentes de la respuesta innata e inmune del camarón, y también de otros componentes que intervienen en la regulación génica, como la proteína mTOR, involucrada en el crecimiento y diferenciación celular.

 

Con la mayor brevedad, estas secuencias serán liberadas a bases de datos públicos, como el GenBank, para que investigadores puedan aprovechar este recurso y de forma global se encuentren soluciones a la acuicultura del camarón.

 

Actualmente, la atención a enfermedades bacterianas y virales de este tipo de camarón se hace mediante prácticas sanitarias y poner en cuarentena a los crustáceos enfermos. En ese sentido, cabe señalar que para tratar un padecimiento bacteriano, no es recomendable el uso de antibióticos y así evitar la aparición de resistencia a estos fármacos.

 

El doctor Sotelo Mundo afirmó que el conocimiento del transcriptoma permite estudiar la estructura tridimensional de proteínas del camarón mediante cristalografía y con ello entender, a mediano plazo, la inmunidad innata del crustáceo.

 

Agregó que el estudio molecular fue apoyado por el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) y los estudios estructurales fueron financiados mediante un proyecto de Ciencia Básica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

Este trabajo fue realizado mediante el apoyo y colaboración de instituciones nacionales y extranjeras. Destaca la participación de los doctores Adrián Ochoa Leyva, del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen); Enrique Rudiño y Alejandro Sánchez, del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); y de Luis Brieba de Castro, del Laboratorio Nacional de Genómica del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), unidad Irapuato.

 

De igual manera, contó con la participación de otros doctores como Arturo Sánchez, del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor) en Hermosillo; Karina García, del CIAD; Michael Criscitiello y Scott Dindot, de la Universidad de Texas A&M, así como estudiantes de maestría y doctorado del CIAD.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), recibió a directivos y académicos de El Colegio de Frontera Sur que quieren trabajar de la mano en proyectos específicos, generando conocimiento y en busca de contribuir al desarrollo de las regiones.

 

El director general,  Dr. Pablo Wong González, señaló que el CIAD es una institución  que busca ampliar la frontera del conocimiento, así como contribuir a elevar el bienestar social a través de propuestas para abatir los problemas de marginación, desnutrición y deformación en la estructura competitiva en el sistema alimentario mexicano.

 

“El compromiso que hacemos es proporcionar los conocimientos y la tecnología adecuada para mejorar las condiciones de los alimentos y la alimentación en todas sus etapas;  seleccionar aquellos proyectos que tengan una mayor relación beneficio: costo, particularmente para los grupos marginados; y contribuir al aseguramiento de la calidad y la seguridad alimentaria.

 

Por su parte el Dr. Mario González Espinoza, director general  de El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR), destacó que la Misión de este centro público de investigación científica, es contribuir al desarrollo sustentable de la frontera sur de México, Centroamérica y el Caribe a través de la generación de conocimientos, la formación de recursos humanos y la vinculación desde las ciencias sociales y naturales.

 

Las principios que se manejan dijo, es la convicción de que la investigación es esencial para construir las bases del conocimiento y capacidad requeridas para lograr un desarrollo equitativo y sustentable en beneficio de las poblaciones marginadas de la frontera sur, así como la necesidad de enfatizar en el proceso de desarrollo, la conservación de los sistemas culturales, recursos naturales y riqueza biológica con que cuentan las poblaciones de la región. El valor de la diversidad biológica como patrimonio humano y compromiso con las generaciones futuras.

 

Por su parte el encargado de la Dirección Académica, Dr. Juan Francisco Barrera Gaytán, destacó que a través de la excelencia académica, se promueve la calidad y relevancia de las contribuciones de la investigación para la innovación y la formación de recursos humanos.

 

Los doctores  Manuel Roberto Parra Vázquez y Luis Enrique García Barrios, del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente, coincidieron en que  ECOSUR tiene una visión regional de los retos del desarrollo sustentable, comprometido con el desarrollo conjunto de los países vecinos de América Central y el Caribe. Es por ello que se busca  la generación de capacidades técnicas en el ámbito local y regional, buscando fortalecer la educación superior, el desarrollo productivo y social, y los procesos de descentralización para el desarrollo.

 

Por parte de CIAD estuvieron presentes la Dra. Cristina Taddei Bringas, coordinadora de Investigación, la Dra. Gloria Yepiz  Plascencia, coordinadora de Programas Académicos, la Dra. Alma Rosa Islas Osuna, coordinadora de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV) y la Dra. Gabriela Ramos Clamont, coordinadora de Ciencia de los Alimentos, que hablaron del trabajo que se realiza en cada una de las áreas que encabezan.

 

También participaron el Dr. Sergio Sandoval Godoy, coordinador de Desarrollo Regional y el Dr. Juan Pedro Camou Arriola, coordinador de Vinculación, que hablaron de los temas  que se han trabajado en cada departamento, así como de los proyectos  vigentes.

El Estado de Sonora produce el 2.45 por ciento de Tilapia a nivel nacional, aportando  2,374 toneladas, cifra que lo ubica en décima posición en comparación a otras entidades, precisó el Dr. Pablo Wong González, director general del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD).

El valor de este volumen fue de $39’550,170.00 durante el año  2013, comentó al descifrar que por pesquería acuacultural de tilapia fueron 1,426 toneladas y  en sistemas controlados 948 toneladas, cifras que colocan a la entidad en lugares importantes en cuanto a producción de esta especie, destacó.

 

En esta ocasión se ha elegido al Centro de Investigación para que sea sede del “Primer Taller Worldfish-Mexico de Investigación en Tilapia”, que contará con expertos en las áreas de genética, reproducción, socioeconomía, desarrollo regional,  nutrición humana y vinculación con la industria.

La Tilapia dijo, está considerada desde hace unos años, no sólo como una alternativa, una nueva fuente para la alimentación de la población, sino para potenciar el desarrollo en las regiones, sobre todo rurales y este taller reunirá expertos, que entre otros temas, discutirán las potencialidades de inversión para esta especie.

“Este ejercicio tiene la finalidad de identificar esquemas y proyectos de investigación para atender la industria nacional de cultivo de Tilapia y para ello se ha convocado a expertos nacionales en investigación en áreas como genética y reproducción, socioeconomia, nutrición humana y desarrollo regional. La participación del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y el Comité Nacional Sistema Producto Tilapia (CNSPT) permitira conocer la perspectiva estratégica del desarrollo de la industria de tilapia en el país.

Por su parte la Dra. Froukje Kruijssen de World Fish Europa con base en Holanda, comentó que durante esta reunión se tratará de decidir si la variedad genéticamente mejorada de Tilapia, llamada gift, se toma como referencia de los esfuerzos en el desarrollo de investigación en México e incluso realizar trabajo en cadenas de valor para que alcancen al consumidor final, específicamente a comunidades de bajos recursos económicos, que es a donde quiere llegar este proyecto. 

 

Se trabajará también en como continuar trabajando en bancos genéticos de peces en el país y cómo vincular estos esfuerzos y lograr avanzar, asimismo continuar con el mejoramiento genético en Tilapia con enfoque en nutrición humana, entre otros.

 

El Dr. Francisco Javier Martínez Cordero, precisó que  los días, 9 y 10 de diciembre,  se ha convocado a un grupo de investigadores internacionales  y nacionales, altamente expertos, para que en conjunto se creen sinergias, complementariedades y apoyos, que atiendan las necesidades principales de la industria de tilapia en el país, con un enfoque que integre los elementos ya mencionados, dijo.

Como parte del programa, el primer día de actividades harán su presentación los doctores, John Benzie de World Fish Center, Maestro Raúl Romo director del Inapesca, Biol. Juan Carlos Gómez Nava de CONAPESCA, y Francisco Javier Martínez Cordero, coordinador nacional de  World Fish Center en México.

 La Dra. Carmen Paniagua, coordinadora del primer grupo de trabajo, presentará el “Estado actual de la investigación en tilapia nacional en genética y reproducción”; el Dr. Javier Martínez Cordero, coordinador del segundo grupo, abordará “Estado actual de la investigación en tilapia nacional en socio economía”;  el Dr. Sergio Sandoval Godoy, coordinador del grupo tres, expondrá “Estado actual de la investigación nacional de tilapia en desarrollo regional y nutrición humana”; y el Biólogo Edmundo Urcelay, del CNSPT, hablará del “Estado actual de la industria de tilapia en el país y sus objetivos estratégicos de desarrollo”.

Así mismo cada grupo temático sostendrá reuniones por separado para discutir sobre sus líneas de investigación hacer el análisis FODA y evaluar los cinco principales proyectos  o investigaciones de interés nacional, incluyendo requisitos regionales, indicadores de evaluación, fondos, limitaciones, enlaces con otras redes nacionales de investigación o proyectos de investigación individuales.

Durante el segundo día de trabajo cada coordinador de grupo hará presentación final de los temas abordados, se hará un análisis final plenariocon comentarios y perspectivas y las  conclusiones del taller las ofrecerán los doctores Francisco Javier Martínez Cordero de CIAD y John Benzie, de World Fish Center international.

Con el objetivo de capacitar sobre el  Sistema Mexicano de Metrología, Normalización y Evaluación de la Conformidad (SISMENEC) y sus ventajas a través de la acreditación,  el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD),  dio a conocer el seminario “El cumplimiento de la Evaluación de la Conformidad en Sonora” que ofrecerá el Grupo Estratégico Regional (GER) Sonora en coordinación con la entidad mexicana de acreditación, a.c. (ema).

 

La Dra. Gabriela Ramos Clamont, coordinadora de Ciencia de los Alimentos, precisó que CIAD es parte de este Grupo Estratégico, y cuenta con dos laboratorios acreditados ante la ema: el Laboratorio de Aseguramiento de la Calidad Microbiológica de los Alimentos (LACMA) y el Laboratorio de Residuos Tóxicos, que han apoyado a los productores exportadores e importadores de carne, productos agrícolas y alimentos en general, obteniendo además certificaciones importantes que garantizan la calidad de sus productos y que en esta ocasión participan en la organización de esta actividad.

 

Comentó que los Laboratorios de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos en CIAD, están vinculados al sector productivo desde 1992  y desde entonces encuentran aprobados, acreditados o certificados, lo que garantiza la calidad de la información que de ellos se expide.

 

El seminario se llevará a cabo en el Auditorio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Sonora, el día 5 de diciembre, a partir de las 9:00 horas, donde se darán a conocer los beneficios del cumplimiento de las normas en productos y servicios que se ofrecen en Sonora y está dirigido al sector industrial, gubernamental, académico, de investigación y al público en general de todo el Estado de Sonora e incluso de los estados vecinos porque los productos, procesos, métodos, instalaciones, servicios o actividades deben cumplir con las normas oficiales mexicanas, especificó la Q.B. Alejandra Zamora Quinónez, coordinadora de Control de Calidad del LACMA.

 

Por su parte el Ing. Luis Fabián Sánchez Vidales,  Subcoordinador de Unidades de Verificación, entidad mexicana de acreditación, a.c., explicó que esta instancia se dedica  a acreditar el reconocimiento de la competencia técnica de las unidades de verificación, laboratorios de prueba, calibración, clínicos, forenses, etc. de las que es importante que se cumpla con la normatividad.

 

Destacó que México cuenta con aproximadamente 800 normas de seguridad, sanidad animal, sanidad vegetal, protección al consumidor, certificación de los productos que garantizan que son seguros y no hacen daño, entre otras, y solamente se evalúa la conformidad del 35 por ciento de  estas normas  porque no hay quien valore el resto. El compromiso dijo, es que la ema lleve a cabo un proceso de evaluación de estos organismos para verificar que cuentan con las instalaciones, los equipos y el personal para garantizar que un proceso o servicio cumpla con las normas, es por eso que el seminario brindará las herramientas para que los asistentes se informen de los beneficios que les puede dar una certificación.

 

El Ing. Eduardo Ricaud Gamboa, director general del Laboratorio de Calibración de Metrología y Pruebas, S.A. de C.V. y Líder de GER SONORA, dijo que este grupo  difunde quienes son los organismos, laboratorios o negocios que cuentan con la calidad requerida y que además están acreditados y certificados para proveerla al usuario que  solicita su servicio.

 

“Saber que el servicio, producto o alimento solicitado se encuentra acreditado, le da al consumidor la certeza de la seguridad sobre lo que compra o consume”, dijo.

 

Las normas se hacen para usarlas, seguirlas y  tener una vida más segura,  es por eso que el seminario estará enfocado a brindar información, ejemplificando con videos, de los pasos a seguir para lograr una acreditación y los beneficios de la misma.

 

Para mayor información del seminario los interesados pueden hacer contacto con la Q.B. Alejandra Zamora Quiñonez al teléfono (662) 289-24-00 ext. 224 o al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Por vivir en un área desértica es indispensable tener hábitos saludables como consumir agua, mantenerse activo, cuidar la alimentación en cantidad y calidad, vigilar el peso, reducir el estrés, dormir lo suficiente y evitar excesos, precisó el Dr. Humberto Astiazarán García, coordinador Nutrición del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo .C. (CIAD).

 

Comentó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como: Un estado completo de bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedad. Para lograr éste estado de salud con frecuencia se suele afirmar que es muy importante adoptar hábitos saludables, “entendiendo como hábitos saludables a todas aquellas conductas que tenemos asumidas como propias en nuestra vida cotidiana y que inciden positivamente en nuestro bienestar físico, mental y social”.

 

Señaló que adoptar un estilo de vida saludable a lo largo de todo el ciclo de vida, no solamente permite preservar la vida, mantenerse sanos, sino que ayuda a paliar la discapacidad y el dolor en la vejez, así como los entornos adaptados a las necesidades de las personas con capacidades diferentes y/o adultos mayores, la prevención, la detección precoz y el tratamiento de enfermedades que mejoran el bienestar. A continuación se describen algunas de las conductas que contribuyen a formar un patrón de hábitos saludables:

 

Primeramente mantener un buen estado de hidratación (No confundir con beber mucha agua), se deberá tomar la cantidad adecuada para el patrón de actividad física y las condiciones medioambientales. “Una forma muy sencilla de saber si estamos bien hidratados es el color de nuestra orina (ésta deberá ser de un color amarillo paja muy claro, si la tonalidad es oscura es un indicativo de falta de agua) La regla de los 8 vasos de agua es solo una referencia.

 

Mantener una buena actividad física (hacer ejercicio regularmente), no necesariamente implica acudir a un gimnasio o salir a trotar por las mañanas. “Según nuestro patrón de trabajo, seguro podemos utilizar las escaleras en lugar del elevador, estacionar el automóvil alejado del lugar a donde vamos (muy importante sobre todo al ir por los niños al colegio), llevar los documentos al compañero en lugar de esperar que pasen por ellos, etc.”, describió.

Todas estas conductas además de mantener un nivel aceptable de actividad física permiten una mayor interacción humana y un desarrollo social más armónico. Ahora bien, si es posible programar caminatas o alguna actividad deportiva adecuada a la edad siempre será un beneficio adicional, reiteró el Dr. Astiazarán García.

 

Otro punto importante es llevar una dieta saludable de forma muy simple recordando aquel refrán que dice: “Desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo” en alusión a la cantidad de alimento que se debe de consumir, esto es; por las mañanas para romper el ayuno del descanso nocturno y a fin de activar el organismo y proporcionarle la energía suficiente (principalmente en los niños) realizar un buen desayuno. A media mañana una colación o refrigerio pequeño y luego la comida en forma (de ser posible con tiempo y sin prisa, masticando perfectamente el alimento a fin de facilitar su digestión y permitir activar los mecanismos biológicos de la saciedad). Por la tarde un refrigerio ligero y unas dos horas antes de dormir la cena también ligera. Deberá evitarse cenar abundantemente.

 

El investigador mencionó que otro aspecto a considerar en la alimentación es la suficiente ingesta de fibra, contenida en el frijol, maíz, granos enteros y frutas. Así como limitar el consumo de grasas y sal y en lo posible variar el consumo de carnes rojas y blancas (se deberán consumir con moderación), de igual forma es muy importante reducir el consumo de azúcar.

 

Otro buen hábito es mantener un peso saludable, ya que es el principal factor modificable que impacta negativamente en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y otras. Cuidar el peso regularmente pero evitando dietas “mágicas” contribuye a mantener la salud y evitar un gran número de enfermedades. “Es particularmente preocupante conocer que ésta generación de niños será la primera generación que está en riesgo de vivir menos que sus padres producto del sobrepeso y obesidad infantil”, manifestó.

 

Reducir el estrés, el llamado “mal del siglo” es otro punto importante. “Todos estamos expuestos a situaciones de estrés de manera cotidiana, en las grandes ciudades lo vemos hasta cierto punto “normal”. Sin embargo, esto no quiere decir que no afecta la salud mental, emocional inclusive la salud física”, señaló. Para controlarlo siempre ayuda el tener pensamientos positivos, utilizar goma de mascar, cantar, ayudar a alguien, atender a una mascota, trabajar en un ambiente lo más agradable posible, etc.

 

Dormir al menos 7 horas diarias es también un hábito saludable. “Recordemos que nuestro cuerpo es una compleja maquinaria de células que utilizan energía y se desgastan con el uso y abuso. Es necesario permitir que los músculos descansen, que nuestro centro de control y ordenador central (el cerebro) se desconecte y repose, que nuestro sistema de “enfriamiento” la respiración se relaje y que nuestras “tropas de defensa” el sistema inmune se reagrupe para permitirnos sobrevivir en un ambiente lleno de agentes potencialmente dañinos”, enfatizó el investigador.

 

Finalmente el doctor Astiazarán García, hace hincapié en la importancia de eliminar los hábitos negativos, el consumo excesivo de alcohol, la cafeína y evitar fumar para lograr mantener un sistema libre de sustancias tóxicas. Es importante recordar que todos los seres humanos cuentan con diferente fisonomía, “no nos dejemos llevar por modelos o patrones de belleza o de consumo, no es necesario consumir tal o cual producto light, acudir a tal o cual gimnasio o realizar esta o aquella dieta milagrosa”. Tampoco adoptar modas de consumo de productos fuera de lo común (éstos generalmente son más costosos y con frecuencia puede ser sustituidos por algún alimento del país o de la región), reiteró.

 

Una dieta restrictiva, monótona o fuera del patrón cultural terminará por resultar contraproducente. Como un buen hábito se recomienda consumir principalmente los productos de la región (por ser culturalmente más aceptados) cuidando su valor como aportadores de energía, el cual cambia por sexo y edad, pero que se estima en alrededor de 2000 kcal por día, pero para saber su requerimiento de energía es necesario consultar a un especialista.

Con el objetivo de capacitar a los sectores académico-científico, técnico-empresarial y de gobierno en los avances tecnológicos, científicos, normativa nacional e internacional y acreditación de laboratorios de prueba en materia de inocuidad alimentaria, la Coordinación Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), en Culiacán, ha organizado el Seminario “Actualidad de los alimentos en México: Avances tecnológicos, científicos, normativa y acreditación de laboratorios de prueba”.

 

La finalidad de dicho evento, es  garantizar el entendimiento en el tema  de todos los sectores y establecer las mejores estrategias de vinculación entre gobierno-sector productivo-instituciones de investigación. 

 

La actividad se llevará a cabo los días 25 y 26 de noviembre en Culiacán Sinaloa, y es organizada por el Laboratorio  Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria, del que es responsable el Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz investigador del CIAD, y está constituido por la Universidad Tecnológica de Culiacán,  la Universidad Politécnica de Sinaloa, y  este Centro de Investigación.

 

Cabe mencionar que México es un exportador de alimentos a países desarrollados, por lo que debe cumplir con las normativas de inocuidad alimentaria más estrictas. Es por ello la necesidad de que en México,  los avances en tecnología, desarrollo de metodologías y normativas estén en constante evolución para satisfacer los criterios internacionales. 

 

Es así, que por espacio de 17 horas, profesores, investigadores, tesistas, personal técnico-empresarial e instancias de gobierno relacionadas con la producción de alimento con enfoque a la inocuidad, podrán asistir a conferencias matutinas y vespertinas como: Importancia de la inocuidad en el comercio internacional de los alimentos; Alternativas de mercados para productos inocuos; Normatividad nacional y acreditación de laboratorios de prueba; Estrategias para el control de patógenos en alimentos; Valoración del riesgo microbiológico, entre otras. 

 

Es importante hacer notar que cada año mueren más de tres millones de personas por enfermedades intestinales causadas por el consumo de agua o alimentos contaminados con objetos, microorganismos patógenos o sustancias químicas. 

 

Con eventos como este la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), busca promover la inocuidad de los alimentos y evitar enfermedades de origen alimentario, para proteger a los consumidores y promover prácticas justas en el comercio de alimentos mediante la adopción de las normativas del Codex Alimentarius (FAO, 2014). 

 

El seminario se desarrollará en las instalaciones de la Universidad Tecnológica de Culiacán. Para mayor información es importante hacer contacto con la M.N.I. Libia Limón Castro a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o con la Ing. Rosenda Norzagaray Gámez a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Mobile Menu