Notas

En el marco de la celebración de una justa deportiva de la dimensión de un campeonato mundial de futbol o unos juegos olímpicos, emerge una euforia en los padres por alentar a sus hijos a convertirse en grandes atletas.

De tal manera, lo más probable es que este verano 2018, en plena celebración de la Copa Mundial de Futbol, veremos a miles de niños entrenando al aire libre y emulando a sus ídolos; por eso, hoy les daremos cinco recomendaciones para cuidar la nutrición y salud de los niños que inician de manera amateur o para aquellos niños que ya son deportistas.

Los consejos que ahora leerá son ofrecidos por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad).

Hidratación

Tomar agua antes, durante y después de ejercitarse, para prevenir la deshidratación. Recordemos que durante el ejercicio y en época de calor se pierden líquidos a través de la sudoración.

Cuando se practica deporte intenso o al aire libre en época de calor, es necesario tomar electrolitos (suero) o agregarlos a las bebidas para compensar la pérdida (de sodio y potasio, principalmente), evitando así cansancio, fatiga y calambres. Hay que cuidar que estas bebidas con electrolitos no contengan mucha azúcar.

Buena alimentación

Fomentemos una dieta balanceada, que incluya alimentos que brinden carbohidratos (arroz, avena, frijol, tortillas de maíz y de harina, pastas), proteínas (leche, huevos, carne, pollo, jamón, quesos), lípidos (almendras, nueces, cacahuates, aguacates, aceites vegetales) y vitaminas (frutas y verduras) y minerales (frutas y verduras).

Es importante cuidar que en cada uno de los tiempos de comida incluya uno o dos alimentos de cada grupo, y si estos son utilizados para alguna preparación, no se debe abusar en la cantidad de aceite.

Algo también que vale la pena destacar es que si la práctica de algún ejercicio es ocasional o solo se practica uno o dos veces por semana, no se justifica que el niño consuma más alimentos o más calorías de los que habitualmente consume.

Recordemos que el ejercicio y la alimentación son dos de los pilares fundamentales para mantener un peso saludable en nuestros niños.

Protegerse del sol

En estados de México como en Sonora, donde las temperaturas pueden superar los 40 grados centígrados la mayor parte del verano, la radiación ultravioleta se vuelve un factor de riesgo para el cáncer de piel, por lo que los padres deben tomar precauciones.

Por ello, si el niño se ejercita a la intemperie, se recomienda el uso de cremas con bloqueadores solares o usar ropa deportiva apropiada que proteja del sol y no cause mucha sudoración.

Vigilancia de la práctica del ejercicio para evitar lesiones

Aunque esto parezca lógico, los padres deben procurar que la ropa, calzado y accesorios deportivos que usan los pequeños a la hora de entrenar sean los apropiados para la disciplina. Asimismo, fomentar el calentamiento y el descanso son factores que mejorarán el rendimiento y desempeño del niño.

Motivación y apoyo

Es importante saber que, en la práctica de cualquier deporte, es imprescindible el apoyo presencial y las porras de los padres. El ejercicio impacta positivamente la salud mental y el desarrollo de los menores, pues, a través de este, el individuo adopta hábitos saludables. Además, la sana competencia fomenta valores como la disciplina y el trabajo en equipo.

Por tal razón, recomendamos que también los padres se ejerciten y, junto con los ídolos deportivos, sean ejemplo a seguir por parte de los hijos e hijas, para que las nuevas generaciones puedan replicar su ejemplo.

 

Ya todo está listo para la celebración del 3er Congreso Internacional de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos, que se realizará en Mazatlán, Sinaloa, del 20 al 22 de junio del presente.

La Red Nacional de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en Alimentos Funcionales y Nutracéuticos (AlFaNutra) invita a la comunidad académica mexicana e internacional a esta tercera edición del Congreso, que lleva por lema “Diseño y desarrollo de ingredientes y alimentos funcionales y su impacto en la nutrición humana”.

El programa de conferencias considera la participación de ponentes de México, España, Estados Unidos, Canadá, Holanda, Chile, Brasil, Costa Rica y Argentina, quienes hablarán sobre diseño y caracterización de alimentos, tecnologías emergentes e ingredientes funcionales, estructura, bioaccesibilidad y biodisponibilidad de nutrientes, entre muchos temas más.

También se abordarán exposiciones sobre legislación y comercialización de alimentos funcionales, el perfil del consumidor, nanotecnologías y salud, microbioma y obesidad.

Cabe destacar que en el marco de este Congreso se realizará el Primer Simposium de la Red Iberoamericana Alsub-Cyted sobre Propiedades Funcionales de Alimentos Autóctonos Subutilizados, así como el Séptimo Congreso Internacional de Nixtamalización.

El Congreso es organizado por la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad). Por parte de la UAS, el Dr. Jorge Milán Carrillo, Director de la Facultad de Ciencias Químico-Biológicas, será el organizador anfitrión del evento de la Red AlFaNutra, la cual es liderada por los doctores Gustavo Adolfo González Aguilar y Aarón Fernando González Córdova, del CIAD.

El objetivo del encuentro es que los asistentes reciban información sustentada en resultados de investigaciones científicas realizadas por los miembros de la Red, sobre alternativas de alimentos funcionales que pueden ser incluidos en la dieta, bioactividad de moléculas alimentarias, aprovechamiento de subproductos para la obtención de moléculas bioactivas, efecto del procesamiento sobre los compuestos con actividad biológica, entre muchos otros, comentó González Aguilar.

Las ponencias tendrán por sede el Hotel El Cid Castilla, Hotel de Playa. El programa general de actividades se puede consultar en el sitio electrónico www.ciad.mx/alfanutra.

Con el objetivo de promover un espacio para el debate y el intercambio de conocimientos y experiencias sobre la problemática de género, se realizará el VII Congreso de Estudios de Género en el Norte de México, los próximos 25 y 26 de octubre en Hermosillo, Sonora.

En esta edición, el evento que organizan el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad), la Universidad de Sonora (Unison), El Colegio de Sonora (Colson) y la Red de Estudios de Género del Norte de México, lleva por lema “Encrucijada del género: caminos inciertos para la transformación”.

¿Cómo incentivar el cambio en las relaciones entre hombres y mujeres y qué actores colectivos se perfilan decisivos para la formulación de respuestas a los problemas como la discriminación, violencia, desigualdad y exclusión de género? son algunas de las preguntas que se intentarán responder en este encuentro.

Rosario Román Pérez, investigadora del Ciad y coorganizadora del Congreso, destacó la importancia de la realización de esta reunión, ya que es la primera vez que se realiza en Sonora y, por lo mismo, dijo, es una buena oportunidad para acercarse a las diversas realidades, a los cambios que gradualmente han experimentado las relaciones entre hombres y mujeres y a los múltiples rezagos que muestran el camino por recorrer con sus posibles análisis y acciones.

Asimismo, invitó a la comunidad académica, organizaciones civiles e instituciones políticas y gubernamentales a presentar propuestas de ponencias de investigación académica o de experiencias prácticas para formar parte del programa.

Enfatizó que los temas que se abordarán serán los siguientes: estudios feministas y de los géneros, violencia, acción política, derechos, justicia, políticas públicas, masculinidades, desarrollo y cambio tecnológico, salud y trabajo del cuidado del adulto mayor, sexualidad, migración, arte y cultura.

Por último, comentó que las actividades se realizarán en el edificio 7-A del posgrado en administración de la Unison, que estas no tendrán costo y serán abiertas al público en general. Los pormenores del evento se encuentran disponibles en el sitio www.viicongresogeneronortedemexico.wordpress.com.

 

 

El Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria (LANIIA) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad) participó en el Foro Internacional de Alimentos Sanos, que se realizó el 29 y 30 de mayo de 2018 en San Luis Potosí, San Luis Potosí.

 

En el encuentro, donde se reunieron más de mil doscientos técnicos y expertos en inocuidad agroalimentaria de América, el LANIIA fue representado por su director, el Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz, quien dictó la conferencia titulada “Principales peligros asociados en la contaminación de productos de alto valor agregado”.

 

Chaidez Quiróz enfatizó la importancia que tiene la vinculación y la transdisciplina, específicamente en lo que respecta a las ciencias biológicas y computacionales, donde el LANIIA ha consolidado una Unidad de Bioinformática para trabajar en el concepto de la trazabilidad genómica de patógenos, en busca de soluciones integrales relacionadas con el riesgo de contaminación de productos agroalimentarios.

 

Agregó que la participación del LANIIA en este evento se consolida, ya que es la cuarta ocasión en la que el Laboratorio está presente, lo cual brinda una oportunidad de conectarse con productores, profesionistas, investigadores, representantes de los diferentes órdenes de gobierno, centros de investigación, industria agroalimentaria y especialistas de este ramo.

 

Con sede en el Centro Cultural Universitario Bicentenario de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, el Foro representa un espacio para compartir experiencias y casos de éxito entre expertos en inocuidad alimentaria y desarrollo tecnológico de más de quince países, añadió el investigador de la Coordinación Regional Culiacán del Ciad.

 

Por sexto año consecutivo, el evento fue organizado por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

La desertificación representa una enorme pérdida de diversidad biológica, que fortalece el proceso de degradación de la capacidad productiva de la tierra, principalmente en las regiones áridas y semiáridas del mundo.

 

Se estima que setenta por ciento de las tierras secas productivas están actualmente amenazadas por diversas formas de desertificación. Esto afecta directamente el bienestar y el futuro de una sexta parte de la población mundial.

 

La degradación ecológica que proviene de la deforestación, la pérdida de la cubierta vegetativa, la erosión y salinidad de los suelos trae como consecuencia un deterioro socioeconómico que está caracterizado por la desnutrición de las poblaciones, las pérdidas económicas y humanas derivadas de los desastres por sequía, los conflictos por el agua y, principalmente, la pérdida de la capacidad de los suelos para producir los alimentos. 1

 

Con la desertificación, al mismo tiempo que aumenta el empobrecimiento de los suelos, se incrementa la pobreza de los pueblos, obligando a sus pobladores a buscar su sustento en tierras más fértiles. Ante esta realidad, es muy pertinente promover estrategias de producción de alimentos que, a la vez que tengan un impacto favorable en atajar la desertificación, representen un beneficio directo en el mejoramiento de las condiciones de vida en las poblaciones que viven en estas regiones.

 

En el actual paradigma de producción de alimentos en el que nos encontramos, no se trata de buscar solamente el aumento de la producción, sino también de contribuir en la búsqueda del verdadero desarrollo sostenible.

 

A través de un enfoque agroecológico, el alimentar la tierra con la composta proveniente del reciclaje de nutrientes, previene su degradación, regenera su fertilidad, disminuye la erosión y se contribuye a prevenir la desertificación de los suelos.

 

En este enfoque, el huerto familiar es un camino para fortalecer la resiliencia ecológica y la racionalidad ecológica que impulsan a tomar acciones frente a la sequía,2 además de fomentar la otra resiliencia que implica que los pequeños productores agrícolas utilicen sus conocimientos y sus propias capacidades para desarrollar las habilidades en la producción de alimentos.

 

Al mirar hacia la multifuncionalidad que representa la agricultura a pequeña escala sustentada en estas prácticas agrícolas, es posible aportar soluciones a esta problemática.

 

1 Diódoro Granados-Sánchez, Miguel Á. Hernández-García, Antonio Vázquez-Alarcón y Pablo Ruiz-Puga. “Los procesos de desertificación y las regiones áridas”. Revista Chapingo. Serie Ciencias Forestales y del Ambiente, vol. 19, núm. 1, enero-abril 2013, pp. 45-66. Universidad Autónoma Chapingo. Chapingo, México. http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=62926254004.

2 Víctor M. Toledo. “La racionalidad ecológica de la producción campesina”. https://www.researchgate.net/publication/322136859_La_Racionalidad_Ecologica_de_la_Produccion_Campesina_Victor_M_Toledo-Universidad_Nacional_de_Mexico, 2017.

 

Colaboración de Margarita Peralta Quiñonez, de la Coordinación de Desarrollo Regional del Ciad.

Ante la llamada “guerra arancelaria” que se ha desatado entre México y Estados Unidos, Luis Huesca Reynoso, economista e investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad), explica cuáles podrían ser las consecuencias para los consumidores mexicanos.

Después de que el último día de mayo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que impondría aranceles del 25% al acero y 10% al aluminio importado de México, Canadá y la Unión Europea, la Secretaría de Economía mexicana anunció una serie de medidas “espejo”.

Dicha respuesta contempla impuestos en alimentos como embutidos, quesos, manzanas, arándanos, carne de cerdo, etcétera, así como en lámparas de luz, aceros y tubos, que se usan en la industria manufacturera y electrónica, entre otros, con tasas que van desde el 5% hasta el 25%.

En ese sentido, el académico del Ciad prevé un posible ajuste de precios al alza causando que la inflación afecte el bolsillo del mexicano, pues los comercializadores de los productos anteriormente mencionados trasladarán dichos gravámenes al precio final al consumidor.

Cabe decir que México no es totalmente autosuficiente en su demanda de acero y aluminio, ya que las cifras de la balanza comercial en ambos muestran un déficit por el orden del 10%.

Agregó que el peso mexicano ya muestra señales de depreciación ante el dólar estadounidense, manifestación de que existe nerviosismo en los mercados bursátiles frente a la relación económica bilateral que se dé entre ambos países en el futuro inmediato.

“El objetivo de México debe ser fortalecer las políticas internas, tal como lo está haciendo Estados Unidos; esto es, fortaleciendo el mercado interno y los salarios mediante la sustitución de insumos (producirlos internamente) que son necesarios para generar más valor agregado en el país y, con ello, evitar la dependencia con el vecino del norte”, afirmó el investigador.

El costo de la gasolina también podría incrementarse, añadió el experto, ya que México compra a Estados Unidos hasta el 60% de los hidrocarburos que se comercializan en la república, y uno de los factores para establecer su precio en el mercado es el tipo de cambio dólar-peso mexicano.

Huesca Reynoso considera que este escenario ofrece una oportunidad para que México busque relaciones de negocios con América Latina, Asia y Europa, aprovechando tratados con los que ya se cuenta y que están subutilizados, con el fin de diversificar nuestras exportaciones.

Por último, mencionó que lo anterior se vuelve inminente ante la incertidumbre de si se llegará a un acuerdo sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los términos en los que pudiera darse y hasta cuándo podría lograrse.

Investigadores de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad), fueron reconocidos por la revista académica Scientific Reports del grupo Nature.

La distinción fue gracias a que el artículo “Transcriptome Analysis of Mango (Mangifera indica L.) Fruit Epidermal Peel to Identify Putative Cuticle-Associated Genes” fue de los más leídos en 2017.

Los académicos recibieron una carta firmada por los doctores Richard White, editor en jefe, y Suzanne Farley, editora ejecutiva de la revista, en la que fueron notificados que, de los casi setecientos artículos que este medio especializado publicó en dicho año, el suyo aparece en el lugar treinta entre los más consultados.

En la misiva los remitentes destacaron el hecho como un logro extraordinario, al tiempo que agradecieron la contribución académica de los científicos del Ciad y los invitaron a continuar difundiendo su investigación a través de sus páginas.

Contribución de impacto internacional

El artículo en mención trata sobre la creación de una base de datos genómicos del mango (Mangifera indica L.), con el cual se hizo un análisis de la fruta, cuyos resultados se encuentran en la tesis doctoral de Julio César Tafolla Arellano, estudiante del Ciad y alumno del profesor investigador Tiznado Hernández.

De acuerdo a los investigadores del CIAD, el mango tiene limitada vida de anaquel, principalmente por la pérdida de peso y textura que ocurre como resultado de la transpiración, aunado al ataque de patógenos, lo cual limita considerablemente su comercialización en el mercado nacional e internacional.

Los genes analizados en este estudio mediante la técnica de secuenciación de ARN de la segunda generación (RNA-Seq) son la primera evidencia molecular que apoyará en la elucidación de la biosíntesis de cutícula de mango, lo cual permitirá el diseño de estrategias para prolongar su vida postcosecha.

Respecto a esta distinción, Tiznado Hernández comentó que se sentía satisfecho por responder a las demandas de generación de conocimiento científico que atiendan a problemas estratégicos de los sistemas agrícolas, en este caso el mango.

 

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad) y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) celebrarán el II Seminario “Mirada Social, Salud y Alimentación”.

El tema de esta edición será “Obesidad en México: antecedentes, situación actual y perspectivas a futuro” y se realizará en la Facultad de Salud Pública y Nutrición de la UANL, en Monterrey, Nuevo León, el próximo 5 de octubre del presente.

El objetivo de este encuentro es analizar la problemática de la obesidad en México, ubicando sus antecedentes en las políticas de salud, nacionales e internacionales, para hacer un balance de la situación actual y las perspectivas a futuro.

En el encuentro se discutirán las diferentes estrategias de combate al sobrepeso, la obesidad y la diabetes que se han emprendido a nivel internacional y nacional durante el siglo XXI, así como los alcances y resultados de estrategias de la misma índole que han sido implementadas y desarrolladas en entidades de la frontera norte de México.

Asimismo, desde una perspectiva sociocrítica de las políticas de prevención y atención de la obesidad en México, se examinará el papel de los científicos sociales y de la salud, en particular el de los profesionales de la nutrición.

Juana María Meléndez, profesora de la Coordinación de Desarrollo Regional del Ciad y coorganizadora del evento, destacó la importancia del Seminario, pues, dijo, urge atender y discutir los avances que se tienen en materia de prevención y atención de la problemática social y de salud que representa la obesidad en México, cuáles son las perspectivas a futuro y qué se puede hacer desde las políticas públicas.

Agregó que el Seminario también es un espacio para que estudiantes e investigadores de estos temas tengan la oportunidad de presentar sus trabajos de investigación a través de pósteres.

La académica del Ciad mencionó que el programa de conferencias comprende la participación de reconocidos investigadores nacionales e internacionales, y el cual pronto estará disponible a través de los canales de comunicación oficiales del Ciad y la UANL.

Si desea conocer los pormenores del Seminario, así como las bases para participar como ponente, puede escribir un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o ingresar al sitio www.ciad.mx/seminariomiradasocial.

 

 

Aunque el verano todavía no comienza, en México ya llegaron las altas temperaturas y, con ellas, el repunte de infecciones estomacales; por eso, hoy te compartiremos cinco medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de enfermarte esta temporada.

Las recomendaciones que a continuación leerás son consejos de Cristóbal Chaidez Quiroz, investigador de la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad) y titular del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria (LANIIA).

El científico del Ciad explicó que el calor propicia el desarrollo de microorganismos como parásitos, bacterias y virus, que a la vez desencadenan la descomposición de alimentos, cuya ingesta es causa de padecimientos gastrointestinales.

Agregó que los síntomas que una persona puede manifestar si sufre de una enfermedad de esta naturaleza son diarrea, vómito, fiebre, dolor estomacal y cansancio, entre otros, los cuales pueden volverse peligrosos en infantes y adultos mayores.

Refrigere bien los alimentos

Debemos proteger los alimentos del calor, principalmente las carnes, pescados, mariscos, huevos y algunas frutas y verduras que tienden a descomponerse más rápido a temperatura ambiente. Si lo considera necesario, ajuste la temperatura de su refrigerador para que enfríe un poco más.

Evite comer en la calle

Aunque comer en restaurantes o puestos ambulantes es cómodo y, a veces, necesario, la realidad es que no tenemos la certeza de que los alimentos que ingerimos fueron refrigerados apropiadamente ni si han sido preparados con las correctas medidas de higiene. En esta temporada, en la medida de lo posible, mejor coma en casa.

Tome suficiente agua

En el verano, por la exposición al sol, aumenta la transpiración, la cual, si es excesiva, puede ocasionar una deshidratación; por ello, debe tomar agua constantemente, dos litros diarios al menos. Recuerde que esta debe ser purificada, ya que si la fuente está contaminada, también puede enfermarlo.

Almacene apropiadamente la basura

Las moscas no solo son molestas, sino, además, vectores que transportan microorganismos en sus extremidades, los cuales depositan en nuestros alimentos cuando se posan sobre ellos. Procure tapar bien los contenedores de basura en el hogar y evitar el ingreso de estos insectos a su casa.

Higiene en la preparación de alimentos

Por último, pero no menos importante, es el lavarse las manos antes de manipular alimentos. Esto es, desde antes ingresarlos al refrigerador cuando se adquieren en el supermercado hasta en el momento de la preparación y cocción.

Asimismo, los utensilios de cocina deben estar perfectamente limpios, tal como los contenedores en los que se almacenen los restos de los alimentos para guardarlos en la nevera con el propósito de comerlos posteriormente.

 

 

La industria camaronícola se abastece de camarón de captura y cultivado. La producción de camarón cultivado ha crecido exponencialmente a nivel mundial, llegando a 4.18 millones de toneladas anuales; sin embargo, la producción se ve constantemente afectada por enfermedades infecciosas.

Durante 2009, en el continente asiático surgió la enfermedad de la necrosis aguda del hepatopáncreas, conocida como AHPND (por sus siglas en inglés), y definida en un inicio como síndrome de la mortalidad temprana, debido a que producía mortalidades masivas de camarones durante los primeros treinta días de cultivo.

En México, noveno productor de camarón a nivel mundial, la camaronicultura ha sido afectada por diversas enfermedades, siendo las de mayor impacto el virus de la mancha blanca, el síndrome de Taura y vibriosis.

En 2013, los productores de la región noroeste del Pacífico mexicano comenzaron a observar camarones moribundos con una palidez y atrofia en hepatopáncreas, característicos de AHPND. En ese año, la producción total de camarón se redujo hasta en un 60% en el país.

Para comprobar la presencia de AHPND en México, un equipo de investigadores del Ciad1 se dio a la tarea de evaluar, identificar y diagnosticar la enfermedad en las granjas acuícolas del sur de Sinaloa. Para ello, los investigadores obtuvieron muestras de bacterias tanto de agua como de camarones moribundos y lograron identificar a la especie Vibrio parahaemolyticus (Vp).

Cabe señalar que dentro de esta especie hay cepas (grupos de bacterias) patógenas, capaces de causar enfermedades, pero que también hay cepas que no causan enfermedades. Por lo tanto, los investigadores tuvieron que determinar, mediante análisis de ADN, qué cepas de Vp eran patógenas.

Las cepas causantes de AHPND poseen unos genes llamados PirA y PirB, los cuales producen una toxina que provoca la muerte de los camarones.

Una vez encontradas las cepas patógenas, los investigadores realizaron un experimento para confirmar si esas cepas eran capaces de producir AHPND. El experimento consistió en infectar con Vp a camarones juveniles.

Los resultados mostraron que en total cinco cepas diferentes de Vp fueron capaces de provocar AHPND. Además, durante estos bioensayos se identificó la presencia de tres fases patológicas (inicial, aguda y terminal) características de la enfermedad.

A pesar de esta evidencia científica, y de que actualmente AHPND sigue siendo un problema en las granjas y laboratorios acuícolas de México, su presencia en nuestro país aún no se ha reconocido oficialmente.

Artículo de referencia:

 

S. A. Soto-Rodríguez, B., Gómez-Gil, R. Lozano-Olvera, M. Betancourt-Lozano y M. S. Morales-Covarrubias (2015). “Field and experimental evidence of Vibrio parahaemolyticus as the causative agent of acute hepatopancreatic necrosis disease of cultured shrimp (Litopenaeus vannamei) in northwestern Mexico”. Applied & Environmental Microbiology, 81(5): 1689-1699.

https://doi.org/10.1128/AEM.03610-14.

 

La autora de este artículo, Karla Guadalupe Aguilar Rendón, es estudiante de la Maestría en Ciencias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (Ciad), en la Coordinación Regional Mazatlán.

El objetivo principal de su tesis es entender los mecanismos que determinan la virulencia en diferentes cepas de Vibrio parahaemolyticus causantes de AHPND.

El artículo contó con la supervisión de la Dra. Beatriz Yáñez Rivera y del Dr. Francisco Neptalí Morales Serna, profesores del Ciad Mazatlán.

Mobile Menu