Notas

Comer es un placer y, en un mundo con tantas desigualdades, es un privilegio. La mayoría de las personas disfrutamos los beneficios de los nutrientes en los alimentos, mismos que para algunas otras son dañinos, les causan malestares e incluso, pueden ser fatales.

Ana María Calderón de la Barca, investigadora de la Coordinación de Nutrición del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), nos explica las diferencias entre intolerancia y alergia, sus implicaciones y posibles soluciones.

Una persona es intolerante a cierto componente de un alimento cuando, manifiesta, unos veinte o treinta minutos después de ingerirlo, reacciones de malestar gastrointestinal, por la formación de gases. Por eso siente desde inflamación, dolor abdominal, flatulencias y hasta diarrea.

Lo anterior se debe a que no lo puede digerir y por tanto absorber, por lo que se va al intestino grueso, en donde las bacterias lo fermentan, produciendo gases. Estas intolerancias pueden ser de por vida o pasajeras, debido a una infección gastrointestinal o colitis; son molestas, pero no fatales.

Por su parte, las alergias se producen inmediatamente después del consumo del alimento que contiene el componente que desata la respuesta del sistema inmunitario. Los síntomas pueden manifestarse como urticaria, rinitis, dermatitis o dificultad para respirar; en los niños pequeños pueden darse diarreas e incluso inducir un shock anafiláctico, con desenlace fatal, si no se atiende de inmediato.

Así, por ejemplo, los componentes del trigo en los deliciosos productos de panificación o tortillas pueden inducir alergia o intolerancia en algunas personas. Mientras diversas proteínas del trigo, y no solo las de la fracción llamada gluten, pueden provocar alergias e intolerancias en algunas personas, sus carbohidratos de cadena corta podrían inducir intolerancia. De esta forma, quienes padecen hipersensibilidad a las proteínas del trigo, no pueden ni probar sus productos, mientras que, quienes son intolerantes a sus carbohidratos de cadena corta, lo pueden consumir con moderación.

Calderón de la Barca explicó que no se deben autodiagnosticar e imponerse dietas restrictivas. Lo más recomendable cuando se sospecha de alergia o intolerancia a un alimento, es consultar a un especialista en gastroenterología o alergología, quien instruirá sobre los análisis para el diagnóstico, así como el tratamiento.

Por último, ofreció los servicios de su laboratorio en el CIAD, donde se realizan análisis con un bajo costo (cuota de recuperación) para identificar alergias e intolerancias a algunos alimentos. También se ofrece orientación nutricional en los casos diagnosticados.

Si requiere más información, puede escribir un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamar al teléfono (662) 289 2400, ext. 306.

Cada vez son más populares los métodos “desintoxicantes”, incluyendo la dieta. La adopción de ciertas estrategias dietarias se hace con el fin de mejorar el estado de salud de las personas que adoptan estos métodos. Heliodoro Alemán Mateo, investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), devela algunos mitos y verdades de la dieta détox.

Comentó que actualmente es posible encontrar en los supermercados botellas de jugos, infusiones herbales, así como bolsas de mezcla de frutas y verduras congeladas para la preparación de jugos y licuados desintoxicantes, cuyo fin es servir como únicos alimentos durante determinado número de días para llevar a cabo la dieta détox.

Primeramente, aclaró, la palabra toxina, o la eliminación de toxinas o productos tóxicos, no es apropiada y no se puede generalizar. En el campo de la microbiología, una toxina pueden ser pequeñas moléculas, péptidos, o proteínas capaces de causar enfermedades, sobre todo por bacterias. Por otra parte, la palabra “tóxico” en medicina y nutrición se refiere a los productos derivados del metabolismo.

Por ejemplo, el amoniaco derivado del metabolismo de los aminoácidos es altamente tóxico, pero el cuerpo tiene sistemas de eliminación naturales, de tal manera que, en sujetos sanos y enfermos, se elimina diariamente como urea a través de la orina. Bajo ciertas condiciones patológicas no se elimina, se acumula y puede provocar encefalopatía hepática, en casos muy particulares.

Contextualizando lo anterior, puntualizó el académico, las llamadas dietas destoxificantes se deberían de considerar como dietas para ayudar a eliminar o disminuir la producción de desechos metabólicos. Es importante señalar que dichos desechos son muy necesarios para conservar la homeostasis o buen funcionamiento del organismo.

La dieta détox ha sido utilizada históricamente por naturistas y ciertas ramas de la medicina alternativa, y si bien es cierto que tiene beneficios en el corto plazo, no se trata de ningún método mágico, y mucho menos es un plan nutricional que se aconseje mantener durante tiempo prolongado.

Alemán Mateo explicó que durante los días en los que se consume únicamente agua, frutas, verduras, infusiones o agua con limón, es natural que se baje de peso, ya que se reduce la ingesta calórica a menos de la mitad del consumo promedio regular. Subrayó que hay estudios en donde estas dietas brindan alrededor de 500 kcal/día. Es ese mismo déficit el causante de la reducción de peso, y con ello la posible disminución de grasa y como consecuencia bajan el azúcar, colesterol, triglicéridos e incluso se ha documentado que bajan algunos marcadores de inflamación.

En el caso de los jugos de frutas o vegetales con contenidos moderados de fructosa, es probable que la persona manifieste sentirse “más ligera y con más energía”, esto puede ser porque el sistema digestivo estaría trabajando con un menor esfuerzo, a la par de que los altos niveles de glucosa que ingiere a través de las frutas le harán sentir revitalizado.

No obstante, el nutriólogo del CIAD señaló que el ser humano necesita de otros nutrientes como proteínas, lípidos o grasas y carbohidratos, que no se obtienen en el plan de la dieta détox. Lo anterior, indicó, puede llevar a una persona a caer en un estado de malnutrición, si se hace sin supervisión de un profesional de la salud y por un largo periodo de tiempo.

En ese sentido, añadió que si, después de hacer este tipo de dieta la persona vuelve a llevar una dieta desbalanceada, es decir, alta en grasas y productos ultraprocesados, se perdería cualquier beneficio que hubiera ganado con el método détox.

Algunas modalidades de la dieta détox ya han sido probadas clínica y científicamente para acompañar el tratamiento de diferentes enfermedades, pero deben hacerse bajo supervisión médica, enfatizó el académico.

Por tal razón, Alemán Mateo explicó que la mejor recomendación siempre será esforzarse en llevar o adoptar un estilo de vida saludable mediante el consumo de dieta balanceada y variada. De manera general, recomendó moderar el consumo, sin llegar a la restricción o eliminación de alimentos e incluir la actividad física.  

 

Con el fin de restablecer el sistema automatizado de estaciones climatológicas en el estado de Sinaloa, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) colaborará con el gobierno estatal mediante el apoyo de su personal científico y el acceso a su infraestructura tecnológica.

La dirección de protección civil pretende incluir nuevas estaciones ubicadas estratégicamente cerca de zonas pobladas para la toma de decisiones ante eventualidades ocasionadas por el clima que pongan en riesgo a la sociedad civil.

Con el mismo propósito, actualmente la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) tiene sensores de temperatura y humedad relativa funcionando en diversos puntos de Sinaloa para la estimación de zonas calóricas, los cuales se pretende enlazar a la red de estaciones climatológicas del CIAD para que envíen la información de manera remota sin necesidad de obtener la información de forma manual.

Mediante este esquema se busca ofrecer información actualizada para la toma de decisiones en diferentes ámbitos como agricultura, sociedad, gobiernos y medio ambiente.

Para analizar esta iniciativa se reunieron, en representación del CIAD, Manuel Báez y Jorge Manjarrez, con el director de protección civil, Francisco Vega, y la subsecretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Sedesu, Isabel Mendoza.

Los representantes acordaron buscar la vía para obtener recursos económicos en diversas instancias estatales, municipales y federales para el restablecimiento del sistema automatizado de estaciones climatológicas con el que cuenta el CIAD.

El compromiso del CIAD será brindar mantenimiento a la red de estaciones metrológicas para que funcionen de manera correcta y proporcionar la información climatológica de cada estación en tiempo real, así como también permitir el acceso a la base de datos con información histórica de cada una de las estaciones que actualmente se tienen para la realización de modelos matemáticos que permitan pronosticar eventos influenciados por el clima, como es el caso del desarrollo de los cultivos y el ataque de plagas, entre otros.

 

 

 

 

 

Con el tema “Los primeros 1,000 días de vida”, se celebrará el III Simposio Bienal en Ciencias Nutricionales, organizado por la Universidad de Sonora (Unison) y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

Del 29 al 31 de enero del presente se ofrecerá un ciclo de conferencias en el Centro de las Artes de la Unison, además de un par de talleres en el Salón de Usos Múltiples del Departamento de Investigación y Posgrado (edificio 7 F), así como en el auditorio “Jesús Rubén Garcilaso” (edificio 5-A).

La inauguración de la jornada iniciará a las 9:00 horas del jueves 30 de enero con la presentación de autoridades académicas de la Unison y el CIAD, para posteriormente dar paso a la conferencia “Nutrición en el embarazo adolescente”, que será impartida por Reyna Griego Nájera, del Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES).

Posteriormente, le sucederá Israel Martínez Zamorano, ginecólogo experto en la biología de la reproducción humana, con la charla “Desnutrición intrauterina: causas, consecuencias y tratamiento nutricional”; para cerrar actividades con la conferencia “Regulación del apetito en la diada madre/lactante” por Édgar Vásquez Garibay. El viernes se tratarán temas de rehabilitación por parte de expertos del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (Sonora), mientras que la conferencia de cierre será impartida por Olga Patricia García Obregón, Investigadora de la Universidad Autónoma de Querétaro.

También del HIES participarán Iliana García Preciado y Jaime Hurtado Valenzuela, quienes compartirán sobre la pasteurización de la leche humana para el recién nacido prematuro y sobre los programas realizados por el hospital para promover la lactancia materna, respectivamente.

El encuentro abordará diversos temas, tales como las tendencias actuales sobre la alimentación contemporánea, factores de riesgo para el daño neurológico, atención nutricional para lactantes con discapacidad y con síndrome de Down, así como la deficiencia de micronutrimentos en los primer mil días de vida.

Asimismo, a partir del miércoles 29 de enero se impartirán los talleres “Estrés oxidativo y antioxidantes: efectos en el embarazo y en el recién nacido”, que será dictado por Carmen Lizeth del Toro Sánchez y “Nutrición infantil y situaciones especiales”, a cargo de Ana Cristina Hernández Cruz y Iliana García Preciado. Los talleres tienen un cupo limitado a cuarenta asistentes.

El programa detallado de actividades puede encontrarlo en la página oficial de Facebook “Simposio Bienal en Ciencias Nutricionales”. Más informes al correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o bien al teléfono (662) 289 3781.

Con el objetivo de compartir las expectativas sobre lo que depara el 2020 en materia económica y social, el investigador de la Coordinación de Desarrollo Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Luis Huesca Reynoso, presentó una conferencia magistral como parte de la primera reunión del año de la junta directiva de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), en su sede de Hermosillo, Sonora.

El pasado jueves 16 de enero, ante los miembros de la organización empresarial, que reúne al gremio de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) de la entidad sonorense, el economista del CIAD explicó las causas por las que el país se estancó el año pasado y cuáles serían las condiciones necesarias para que el 2020 recuperará la senda del crecimiento.

Alrededor de cuarenta empresarios(as) se dieron cita para escuchar al doctor Huesca Reynoso, quien explicó cómo una elevada dependencia hacia el gasto y la inversión pública tienen al país detenido en materia de crecimiento económico; además, subrayó cómo los grandes capitales privados están ausentes y al margen de poder incidir en la necesaria recuperación económica y social que demanda el país.

Expuso que la recaudación de México es la más baja en América Latina, junto a Guatemala, con un 13.3% de su Producto Interno Bruto (PIB), y recalcó la necesidad de empatar la misma carga fiscal impositiva de los impuestos directos, tal como se ha venido haciendo en Brasil, que alcanza hasta un 30% de su PIB.

“La meta sería aplicar este 2020 una reforma fiscal con énfasis solo a los más ricos como condición necesaria, para que de ello resulte contar con recursos frescos y que estos sean utilizados en las grandes obras que le hacen falta al país, así como en consolidar una plataforma de seguridad social que realmente reduzca la vulnerabilidad de las pensiones y de la salud a los mexicanos en condiciones precarias”, manifestó el investigador.

En la conferencia se presentaron y discutieron los resultados oficiales arrojados del documento sobre Criterios Oficiales de la Política Económica para 2020 de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), donde resaltó el crecimiento económico no mayor al 1.5% esperado, de una inflación reducida que no superará el 3.7%, así como de una deuda pública que se mantiene con un bajo déficit primario.

Por su parte, el presidente actual de la Canaco-Servytur, Ario Amadis Bojórquez Egurrola, se mostró interesado en transmitir de forma clara a su gremio que aun en tiempo de crisis y con nulo crecimiento económico del 2019, las Pymes realizaron un gran esfuerzo en un contexto de bajo circulante y que, si bien, con un menor margen de ventas y utilidades, obtuvieron cifras positivas en ese mismo año, sin sacrificar planta laboral o reducir los salarios.

 

En la primera edición de Sábados en la Ciencia de este 2020, la niñez hermosillense aprenderá a elaborar queso fresco y conocerá la importancia de incluir productos lácteos en su dieta.

“El queso se hace con ciencia” es el nombre del taller que se celebrará el próximo 25 de enero en el auditorio de la Unidad de Transferencia de la Innovación del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) en Hermosillo, Sonora.

Los investigadores(as) del Laboratorio de Química y Biotecnología de Productos Lácteos del CIAD, así como profesores(as) invitados de la Universidad Estatal de Sonora, serán los encargados de impartir esta charla y de instruir a los menores en cómo producir queso a pequeña escala.

Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del CIAD, y quien será uno de los ponentes del evento, invitó a las familias hermosillenses a asistir, pues, dijo, es una oportunidad para fomentar la convivencia con los pequeños a la vez que se promueve su interés por la ciencia.

Para reservar su lugar es necesario completar un formulario electrónico disponible en la página de Facebook “Sábados en la Ciencia Noroeste”.

Sábados en la Ciencia es un programa de divulgación científica dirigido al público infantil que mensualmente realizan el CIAD, la Unison, “La Burbuja” Museo del Niño y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt), y que a partir de 2020 suma como institución socia a la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de la Estación Regional Noroeste de su Instituto de Geología.

Ante la noticia de que el gobierno federal apoyará a pescadores ribereños para que puedan comercializar sus productos a través de la red Diconsa, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) invita al sector pesquero y acuícola a asesorarse con su equipo de expertos.

A través de un comunicado, el gobierno señaló que con esta iniciativa se pretende promover una cultura de consumo de alimentos sanos en la niñez mexicana, además de apoyar a la Cooperativa Pesquera (Conacoop) para fortalecer el desarrollo social y económico en el proceso de transición hacia una sociedad equitativa e incluyente.

En ese sentido, Lorena Noriega Orozco, investigadora del CIAD especialista en inocuidad y manejo de pescados y mariscos, reconoció como positiva la intención de la estrategia, a la vez que subrayó que esta debe realizarse cuidando las medidas higiénicas básicas y la cadena de frío para garantizar el buen estado de los productos,

Agregó que, debido a su naturaleza biológica, los productos marinos tienden a descomponerse rápidamente si se rompe la cadena de frío, es decir, si no se mantienen almacenados a bajas temperaturas, por lo que será un reto importante garantizar el buen manejo de estos desde su captura, traslado y resguardo hasta su venta al consumidor final.

En ese sentido, indicó que el CIAD ofrece diferentes capacitaciones sobre el Sistema de Análisis de Peligros y de Puntos Críticos de Control (HACCP, por sus siglas en inglés), herramienta que permite cumplir con las normas mexicanas y estadounidenses para la comercialización y exportación de productos marinos, además de una propuesta para evaluar las condiciones de manejo de pescado en embarcaciones menores y detectar puntos de mejora que ayuden a mantener la calidad e inocuidad de los productos.

Por último, invitó a las personas interesadas en recibir asesoría profesional o que deseen asistir a uno de los cursos grupales que el CIAD ofrecerá durante ese 2020 a escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Los ambientes no son estériles. Las bacterias viven de manera natural en el agua y el suelo. Incluso se mueven junto con las personas. Justamente por ello, el doctor Cristóbal Chaidez Quiroz, junto con la comunidad científica, están abocados en desarrollar barreras para detenerlos y controlarlas, con un solo objetivo: garantizar la inocuidad de los alimentos.

Desde hace más de veinte años, Chaidez Quiroz trabaja para entender la dinámica de los microorganismos, las bacterias, los virus y parásitos, evitando que lleguen a las personas mediante los alimentos y viceversa.

En el caso de Sinaloa, el investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) aseguró que los agricultores sinaloenses comprendieron muy bien las nuevas exigencias y trabajaron fuertemente para lograr altos estándares de inocuidad. “Invierten y han entendido, la mayoría de ellos, que la inocuidad es un atributo que los puede llevar a encontrar mejores mercados en los países a los que exportan”.

El doctor por la Universidad de Arizona subrayó que la inocuidad es importante en la economía, el desarrollo agrícola y la salud en general y que, aunque la agricultura se ha fortalecido en dicho tema, lo siguiente es desarrollar y consolidarse con la industria 4.0.

El experto en biotecnología explicó que su grupo de investigación está trabajando para sustituir el uso de antibióticos que genera resistencia a las bacterias. “Estamos buscando alternativas biológicas para destruir las bacterias y explorando otras tecnologías que tienen que ver con la capacidad de detectar al microorganismo más rápido”.

Hace unos años, poder hacer una muestra en el laboratorio tomaba tres días; ahora, gracias al desarrollo tecnológico, podemos tener resultados en unas cuantas horas. La georreferenciación y la tecnología de identificación en tiempo real son cosas que traerán muchos beneficios a la inocuidad, concluyó Chaidez Quiroz.

Artículo originalmente publicado en www.bieninformado.com.

El precio del cigarro en México se ha incrementado este 2020, derivado de una actualización del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). Luis Huesca Reynoso, profesor del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), comparte su opinión sobre esta medida.

En promedio, una cajetilla de cigarrillos de veinte unidades aumentó su costo en seis pesos, lo cual tiene el propósito de desincentivar su consumo, al impactar directamente el poder adquisitivo de las personas fumadoras; sin embargo, si bien este ajuste le permite al gobierno federal obtener mayores recursos para atender los problemas de salud ocasionados por el tabaquismo, el recurso obtenido no será suficiente, ya que apenas incrementará en poco más del 9%.

El académico del CIAD señaló, además, que lo recaudado fiscalmente no necesariamente se utilizaría para atender esta enfermedad, sino que se gasta discrecionalmente, y no exclusivamente en el sector salud, por lo que indicó que es necesario establecer reglas más claras con las que opere la hacienda pública con respecto del uso del IEPS en el tabaco.

Agregó que las alzas en los precios del tabaco se han realizado en todo el mundo, atendiendo recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien sugiere una carga de impuesto especial del 75% (con la reforma de 2020 en México subió al 58%), poniendo al precio entre cuatro y cinco dólares por cajetilla, lo que en nuestro país hubiera significado un aumento en la recaudación fiscal de hasta un 38.2%, y a su vez representaría una disminución de la población fumadora mexicana en 34%, y no del 5%, como sería con la reforma actual, según proyecciones que ha realizado su equipo de investigación.

Contrario a lo que se piensa, dijo, este gravamen no perjudica a la población más pobre del país, sino que tiene un mayor impacto en el sector de mayores ingresos, el cual es el segmento que más consume este tipo de productos. Por lo tanto, el estudio realizado en el CIAD ofrece una oportunidad para que los formuladores de políticas tomen la decisión de aumentar aún más el impuesto al tabaco en México con base en una segunda reforma, ya que esto reduciría todavía más el consumo y aumentaría los ingresos públicos, de tal manera que los recursos podrían usarse no solo para combatir el consumo de tabaco, sino también la pobreza alimentaria y reducir la desigualdad en el país.

Por último, explicó que, en países como China, donde una cajetilla vale, aproximadamente, cien pesos mexicanos, sí ha sido evidente la reducción de población fumadora, por lo que en México es necesario tomar medidas de mayor envergadura, considerando que en el país 47 mil personas mueren anualmente por enfermedades ocasionadas por el tabaquismo.

El mango es uno de los frutales más sobresalientes a nivel nacional y mundial. En México existen más de doscientos un mil hectáreas con una producción mayor a 1.9 millones de toneladas y un valor de la producción de 4.7 mil millones de pesos.

 

Sinaloa figura como uno de los estados productores y exportadores más importantes de mango en el país, además de ser esta especie el principal frutal en el estado con 30,604 hectárea, y un volumen de producción de 339,530 toneladas.

 

El sur de esta entidad presenta condiciones de clima y suelo favorables para el cultivo del mango; por ello, en los municipios de Rosario y Escuinapa se localiza el 80% de la superficie cultivada en el estado. En esta región destacan las variedades Ataulfo, Tommy Atkins, Kent y Keitt, con un periodo de cosecha que incluye los meses de mayo, junio y julio.

 

Dicha concentración de cosecha en un periodo corto afecta a los productores, debido a que el incremento de la oferta provoca caída del precio, tanto en el mercado nacional como internacional. Este problema, también afecta la economía de las familias en la región, al reducirse el tiempo de actividad en huertos y empaques.

 

Los productores de la región, basándose en observaciones empíricas, señalan que el cambio climático ha provocado que se reduzca el periodo de cosecha del mango, ya que, unos quince años atrás, los mangos se cosechaban en un periodo más amplio que incluía mayo, junio, julio agosto y septiembre.

 

En 2016, con la participación de la Universidad Tecnológica de Escuinapa, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), el campo Santiago Ixcuintla y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), unidad Culiacán, y con la colaboración del Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (Codesin) y el Clúster del Mango Sinaloense, se participó en la convocatoria SIN-2016-01 (Fomix-SIN) con el proyecto titulado “Generación y validación de técnicas que permitan el adelanto y retraso de floración y cosecha del mango en Sinaloa”, con el objetivo de ampliar el periodo de cosecha de mango Ataulfo, Tommy Atkins, Kent y Keitt en el sur de la entidad.

 

El proyecto fue aprobado y se trabajó en el periodo de 2017-2019. Para adelantar la floración se utilizó el biorregulador paclobutrazol (PBZ) y nitrato de potasio (KNO3). El primero aplicado en el tronco del árbol y el segundo asperjado al follaje; con la aplicación de estos productos la cosecha se adelantó 18 días en mango Ataulfo, entre 16 y 29 días en Tommy Atkins, de 18 días en Kent y de 21 días en Keitt.

 

Para el retraso de la floración se usó ácido giberélico (AG3) al follaje, con resultado de retraso de la cosecha entre 28 y 54 días en mango Ataulfo, entre 18 y 29 días en Tommy Atkins, de 14 a 41 días en Kent y de 14 a 31 días en Keitt. Con este mismo propósito se practicó poda manual y poda química (se usó el biorregulador etefón) de la primera floración para promover una segunda floración tardía; con estas técnicas, la cosecha se retrasó entre 29 y 42 días en Ataulfo, 37 días en Tommy Atkins, entre 27 y 32 días en Kent y de 15 a 32 días en Keitt.

 

Tanto en el adelanto como en el retraso de cosecha, se evaluó la calidad del fruto de mango; se analizó firmeza, color externo e interno, sólidos solubles totales y acidez titulable, encontrándose calidad similar entre los frutos de cosechas tempranas o tardías, con los frutos de la cosecha normal.

 

Los productos sobresalientes del proyecto consistieron en el registro de un desarrollo tecnológico para el adelanto de cosecha del mango en el sur de Sinaloa y el avance en las estrategias para el retraso de cosecha. En este último aspecto se continuará trabajando en los próximos años, con el propósito de fortalecer la tecnología de retraso de cosecha del mango en el sur de Sinaloa.

 

 

Tomás Osuna Enciso. CIAD Unidad Culiacán.

María Hilda Pérez Barraza. INIFAP.

Cesar Oscar Martínez Alvarado. Universidad Tecnológica de Escuinapa.

Mobile Menu