Notas

 

Más de 8 mil lobos marinos que habitan en el Golfo de California, en edad de cría y adulto, podrían morir este año a causa de la presencia de “El Niño”, reveló el doctor Juan Pablo Gallo Reynoso.

 

El titular de Laboratorio de Ecofisiología del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), informó que a lo largo del Golfo habitan cerca de treinta mil lobos marinos, distribuidos en trece islas.

 

Adelantó que este año se prevé un mayor varamiento de los animales por la falta de disponibilidad de los peces como sardina huachinango y otros de talla pequeña, que sirven de alimento para las hembras.

 

El CIAD y la Conanp (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas), informó, están a la espera de que se autoricen recursos para investigar los efectos del cambio climático en los lobos marinos.

 

"Queremos ver que está pasando, se está viendo un cambio de especies, el agua está cambiando de temperatura, pero como ya tienen ‘loberas’ más al Sur no creemos que les haga mucho daño a menos que la sardina desapareciera, se fuera al Pacífico”, consideró.

 

EN EL SUR DEL ESTADO

 

Las islas del sur de Sonora, indicó, son más afectadas con estos fenómenos porque están más limitadas de recursos, mientras que en el Alto Golfo gozan de más especies marinas.

 

Gallo Reynoso recordó que en 1983 y 1992 los efectos de “El Niño” provocaron estragos en la población de lobos marinos, pero poco a poco se ha ido recuperando, sin mostrar crecimiento desde los años ochenta

 

"Aunque hasta el momento ‘El Niño’ se ha presentado de mediana intensidad, por ser el segundo año consecutivo se prevé que el efecto en esta especie sea fuerte, por ejemplo en la isla San Pedro Nolasco hay una población que fluctúa en 790 y con ‘Niños’ se refleja una disminución de 100 animales”, externó.

 

La competencia con el hombre por la pesca de especies marinas, indicó, es otro efecto negativo para las áreas de ‘loberas’ porque, al igual que con un “Niño”, las hembras deben viajar más lejos para alimentarse y así darle leche a las crías.


“El viajar más lejos les cuesta energía a las mamás, lo que indica que tendrán menos leche y eso se traduce en mortandad”, subrayó.

 

Antes de 1979, expuso, los lobos marinos eran explotados industrialmente para la caza de tiburones, elaboración de alimento para perros y la fabricación de bandas de piel para maquinaria, y en 1994 se reconoció como especie protegida en la NOM 059, al detectarse una reducción considerable en su población.

 

Colaboración de Yesicka Ojeda, reportera del periódico El Imparcial

http://bit.ly/1F2biZU

 

Hace casi 12 años se creó Hélix, un suplemento de la revista Ciencia y Desarrollo, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), con la misión de comunicar de manera clara, sencilla y precisa los avances científicos y tecnológicos a los niños.

 

Dicho objetivo ha implicado un gran esfuerzo, ya que si la divulgación científica es compleja, hacerla enfocada a niños es un reto doble, manifestó la coordinadora editorial de Hélix, Pilar Martínez, en el marco del Día del Niño.

 

Reiteró que todos los ejemplares de este suplemento se realizan con la asesoría de un investigador experto en el tema que se aborda, de tal manera que toda la información que se difunde en la revista es confiable y de primera mano, solo que con un lenguaje dirigido al público infantil.

 

Por sus páginas han pasado las plumas y conocimientos de diversos investigadores mexicanos expertos en divulgación científica como Julia Tagüeña, Laura Edna Aragón y Luis Javier Platas, entre muchos otros.

 

El reto de escribir para niños

 

“Elaborar un ejemplar de Hélix es muy difícil, porque no solamente tienes que hacer la ‘traducción’ propia de la divulgación, es decir, interpretar los tecnicismos de las disciplinas a un leguaje más entendible para público no experto, sino que se tiene que hablar en el lenguaje de los niños”, manifestó.

 

Para lograr esto “hay que adentrarse al mundo de los niños; si no lo haces, te pierdes y terminas escribiendo para adultos. Cuando trabajo en Hélix me convierto en un niño y trato de imaginar qué y cómo le gustaría leer un tema científico”, añadió.

 

Detalló que hace un par de meses se publicó el número La ciencia en los cuentos, en el cual se explicó cuál es la justificación científica para algunas de las situaciones o hechos que en estos se describe; por ejemplo, es posible que el cabello de Rapunzel soporte el peso de un hombre. Asimismo, en este número se explicó desde la física por qué los tazones del cuento de Ricitos de oro pueden estar unos más calientes que otros.

 

Con este tipo de trabajos se busca abordar, desde una perspectiva científica, temas que están presentes en la vida cotidiana de los niños, con el objetivo de informar y despertar su curiosidad por explorar y conocer el mundo que los rodea, indicó.

 

Aprender de manera interactiva

 

Pilar Martínez señaló que los niños son muy creativos, y por ello para realizar un texto que les atraiga debe ser muy dinámico: “No puedes darles secciones solamente para leer, los tienes que poner a hacer cosas, porque a ellos les gusta jugar, crear y comprobar lo que se les dice”.

 

Destacó que la publicación cuenta con cuatro secciones: 10 ideas, Inténtalo y/o Descubre, Juego y Cómic, a través de las cuales se invita al lector a aprender mientras juega y experimenta.

 

Asimismo, la publicación es muy dinámica en cuanto a su diseño, “constantemente se renuevan las ilustraciones, ya que estas son uno de los elementos que más atrapa a los pequeños. Hay que estar a la vanguardia en el diseño porque los niños son un público muy exigente y cambiante”, subrayó.

 

Añadió que en los últimos 12 años los gustos y preferencias de las generaciones infantiles de México han cambiado radicalmente: “Ahora están más involucrados en la tecnología”.

 

Por tal razón, desde que nació el suplemento cuenta con su propia página web en la que los niños pueden consultar en línea el número vigente y versiones anteriores de la publicación. Asimismo, pueden jugar e interactuar con Hélix, el niño que le dio vida a esta revista.

 

 

Colaboración de Verenise Sánchez / Agencia Informativa Conacyt

http://bit.ly/1OJ2PRO

 

A fin de renovar su compromiso con la comunidad científica y tecnológica, a través de incentivos que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida de los mexicanos, Coca-Cola de México invita a profesionales y estudiantes que, entre 2013 y 2015, hayan realizado investigaciones y estudios en el país sobre ciencia y tecnología de alimentos y bebidas –exclusivamente para consumo humano– para que presenten sus trabajos y concursen por el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos 2015.

 

Los participantes podrán concursar en las categorías “Estudiantil en ciencia y tecnología de alimentos” y “Profesional”; a su vez, esta última se divide en tres: “Ciencia de alimentos”, “Tecnología de alimentos” y “Ciencia y tecnología de bebidas”.

 

Para efectos de esta convocatoria se define Ciencia y Tecnología de Alimentos y Bebidas al área del conocimiento que estudia aspectos biotecnológicos, nanotecnológicos, funcionales, biofísicos, nutrimentales y nutrigenómicos, tecnológicos, tradicionales o emergentes, sensoriales, termodinámicos, físicos y de transporte, de inocuidad, de trazabilidad, así como de simulación y análisis de procesos.

 

Este certamen se creó desde hace 39 años con la finalidad de incentivar las aportaciones científicas y tecnológicas de profesionales y estudiantes en el campo de los alimentos en México. Constituye una fuente de estímulos para premiar la calidad de los trabajos de quienes se dedican a la investigación de la Ciencia y la Tecnología de Alimentos y Bebidas en México.

 

Este Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos lo preside el director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza. Como parte del jurado participan miembros de instituciones educativas, de investigación, asociaciones profesionales y empresas del área.

 

Para elegir a los ganadores se tiene en cuenta la calidad del contenido y la presentación, el impacto del trabajo en el desarrollo de los conocimientos científicos y tecnológicos en el campo de alimentos y bebidas, así como la contribución a la mejora nutricional, social y económica, además del uso racional del agua en México. Los trabajos pueden ser individuales o colectivos, por autores mexicanos o extranjeros residentes en México durante al menos los últimos cinco años.

 

Las investigaciones deberán haberse realizado mayoritariamente en territorio nacional y ser avaladas por la(s) institución(es) en donde se llevó a cabo y, en su caso, por la institución nacional en la cual se obtuvo el grado académico.

 

Es requisito que los estudios se hayan concluido entre enero de 2013 y el 3 de julio de 2015.

 

Mayor información sobre las características del trabajo, estructura, contenido, documentos para participar, así como premios para cada categoría, aquí. Consulta también el formato de inscripción.

 

La fecha límite de inscripción, entrega de trabajos y registro de candidatos será el 3 de julio de 2015 a las 18:00 horas en las oficinas de la Coordinación Ejecutiva del Premio, ubicadas en Rubén Darío No. 115, colonia Bosque de Chapultepec, C.P. 11580, México, DF.

 

Mayor información sobre las características del trabajo, estructura, contenido, documentos para participar, así como premios para cada categoría, aquí.  Consulta también el formato de inscripción.

 

 

El Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica será sede del Primer Congreso de la Asociación Mexicana del Carbono (AMEXCarb 2015) del 10 al 13 de noviembre, con los objetivos de incentivar la colaboración industria-academia y entre investigadores, así como de difundir los avances científicos relacionados a la síntesis, estructura, propiedades y aplicaciones de los materiales a base de carbono.

 

El AMEXCarb 2015 reunirá especialistas en las siguientes líneas de investigación: adsorción, aplicaciones médicas y ambientales, catálisis, capacitores, carbonizados, compositos, electroquímica, grafito, materiales magnéticos, nanoestructuras de carbono, síntesis de carbones activados, surfactantes, entre otras.

 

La Asociación Mexicana del Carbono nace el 12 de noviembre de 2014 y se encuentra constituida por un grupo de investigadores afiliados a instituciones públicas de toda la República Mexicana, vinculadas con la ciencia y la tecnología, con el fin de contribuir a la difusión e intercambio de conocimientos en investigación, desarrollo e innovación derivados del desarrollo y uso de materiales de carbono.

 

El Congreso abrirá con la Conferencia Magistral del profesor Robert Hurt de la Universidad Brown, de Estados Unidos, quien es el editor en jefe de la revista Carbon. La investigación del profesor Hurt se centra en la aplicación de nanomateriales y en las implicaciones que estos tienen en la salud humana y en el medio ambiente.

 

Sus investigaciones actuales incluyen la respuesta biológica a nano-grafeno, mecanismos de captación de nanotubos de carbono y toxicidad, transformaciones de nano-plata y nano-cobre en el entorno natural, diseño de materiales seguros, y el ensamble y plegamiento de grafeno para crear arquitecturas tridimensionales para las tecnologías de barreras y encapsulación, y como electrodos y soporte de catalizadores.

 

La asociación civil Comunidad Indígena Mayo-Yaqui (Comaya) impulsa un proyecto productivo sustentable en apicultura para la generación de empleo entre sus integrantes, el cual cuenta con el apoyo de investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

A petición de Comaya, Carlos Borbón Morales y Jesús Laborín Álvarez, científicos del CIAD, han brindado asesoría a dicha organización sobre el análisis de mercado de la miel de abeja. Mediante este proyecto, la asociación buscará el respaldo de los recursos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) para su ejecución.

 

El presidente de la agrupación, Josué Figueroa Hermosillo, manifestó que con el apoyo del CIAD esperan conseguir quinientos cajones para desarrollar la apicultura en la ciudad fronteriza de Nogales, municipio donde está establecida Comaya.

 

Con la gestión de estos recursos materiales, Figueroa Hermosillo indicó que a través de esta iniciativa se pretender crear fuentes de empleo para alrededor de cien familias que integran dicha comunidad.

 

Gabriel Borbón Morales, investigador del CIAD, quien además pertenece a la etnia indígena mayo, comentó que el trabajo que realizan se concentra en el diseño de un proyecto para la profesionalización de dicha organización étnica y que se prevé someter ante la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL).

 

El plan consiste en la capacitación e instrucción para el manejo de la apicultura, así como la comercialización de los productos generados en las colmenas.

 

Comaya se fundó en junio del 2014 y, según versa su misión, “es una organización que busca combatir la desigualdad social y conseguir apoyos tangibles a familias que, además de que sufren pobreza, están en el olvido de sus raíces, cultura, dialecto y costumbres alimenticias”.

 

 

 

El tiempo y las actividades humanas que han buscado impulsar el desarrollo económico regionalen el último siglo de la historia de Sonora, han hecho que algunas tradiciones agrícolas ancestrales se hayan olvidado o hayan perdido el significado que alguna vez tuvieron como prácticassustantivas para las comunidades nativas de este estado.

 

Una de estas prácticas es la plantación de “cercas vivas”, una costumbre que pareciera ser más un elemento cultural que una tecnología agrícola-silvícola, rescatada y estudiada en nuestra región por investigadores de la Universidad de Arizona desde la década de los setenta.

 

De acuerdo a Blanca Rebeca Noriega Orozco, profesora investigadora de la Coordinación deDesarrollo Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), una cercaviva es una valla o barrera elaborada con árboles plantados en hilera, usadas entodo el mundo para proteger sembradíos, zonas agrícolas, delimitar terrenos, labrar los cajones de los lechos de los ríos con sus raíces, e incluso, en la cuenca del río San Miguel de Horcasitas se usan  para generar agua superficial con la escorrentía producida por jornaleros agrícolas para alimentar los veneros en el lecho del río. 

 

“Las cercas vivas generan agua superficial permanentemente porque las raíces de los árbolestrabajan para “jalar” el agua del subsuelo y con su copa arbórea también atraen la humedadatmosférica para producir un micro clima, para producir incluso lluvia”, comentó la científica socio-ambiental.

 

En Sonora, específicamente en el río San Miguel, se construyen estas “cercas vivas de sauce” o cercas deSau, como se les denomina en la cuenca baja  a esta importante tradición. Son ejemplo de una práctica ancestral que, al parecer, se heredó de los indios Pueblo, grupos asentados a lo largo del gran río Colorado, el segundo más grande de América, después del Amazonas.

 

En el río San Miguel, el cual es el mayor afluente del Río Sonora, aún se mantiene viva esta tradición de tecnología indígena heredada, tal vez un legado de la etnia ópata, pues ellos estaban asentados en esazona, y junto con los Yaquis, son de los pueblos autóctonos con larga tradición agrícola. 

 

Según Noriega Orozco, existen indicios que hacen suponer que estas cercas fueron implementadaspor los ópatas para “producir” agua de río. “Ponían y ponen actualmente en la cuenca alta del río San Miguel, una cerca viva de palitos de sauce a su vera, como conteniendo su cauce y las entretejen con seis o siete especies del desierto, como el palo verde, mezquite, palo fierro, álamo, bagote y otras especies ripárias, es decir naturales del río. De tal manera que se produce una pequeña foresta o bosque junto al río” explicó la antropóloga-historiadora.

 

Esta técnica, con su manejo de foresta generado, provee sustentabilidad al rio en el robustecimiento de la estructura natural del lecho o cajón, y evita también el impacto de las crecidas o inundaciones, pues atrapa lo mejor de estas, que son los nutrientes para el suelo.

 

EL PRESENTE

 

Esta práctica era generalizada a lo largo del Río San Miguel, pero a partir de 1940, cuandoempezaron a extenderse los pozos de extracción profunda para la siembra, industrias ynecesidades domésticas, comenzó a desestabilizarse ese sistema.

 

En la década de los 70 se tiene registrado que se secaron las últimas cercas de sauce en Opodepe,Sonora. Aunque la gente plantara ya no podían funcionar porque las extracciones habíanimpactado la recarga del acuífero y subsuelo en la región.

 

Actualmente, en Cucurpe, Sonora todavía se acostumbran estas plantaciones para crear terrenofértil para el cultivo. “Ellos (los habitantes) saben que va a venir la crecida del río en determinadaépoca y ponen las cerquitas haciendo más angosto el río para tener más tierra cultivable, rica enlos nutrientes y minerales que trae una crecida del rio”, según la especialista, esto se hacerutinaria y cíclicamente como una tradición, muchas veces sin ser conscientes de ser portadores de una rica tradición tecno-agrícola para producir agua y trabajar por el equilibrio ecosistémico de la cuenca.

 

UNA ESPERANZA

 

Noriega Orozco sostiene que en el cultivo de las cercas vivas de sauce existe una parte de la solución a la escasez de agua, y mencionaque en el mundo existen casos de éxito en el manejo ancestral del sauce en la hidrología y formas de usos del agua antiguos, como es el caso de Holanda, país que basa su herencia cultural en la construcción de drenes hidráulicos con tecnologías asociadas al cultivo del sauce, o el caso de Tenochtitlán, ciudad también construida sobre chinampas ancladas por sauces del géneroSalix. … “¿Por qué no habremos de estudiarlos?” concluyó la investigadora.

ESPECIAL DEL DÍA DE LA MADRE TIERRA

 

La Organización de las Naciones Unidas celebra anualmente el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra. Esta conmemoración promueve una visión del planeta como la entidad que sustenta a todos los seres vivos de la naturaleza. Rinde homenaje específicamente a la Tierra en su conjunto y al lugar que ocupamos en ella.

 

Para el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) la sustentabilidad ha significado siempre una política institucional con la que ha desempeñado su labor científica en servicio de la comunidad.

 

Muestra de ello ha sido que en 33 años de existencia, el CIAD ha ampliado su infraestructura buscando respetar la vegetación nativa de la zona y promoviendo la reforestación de especies endémicas para ilustrar la relevancia de la biodiversidad y la importancia del cuidado del medio ambiente.

 

Una expresión de esto es el proyecto “Veta Verde”, iniciativa que tiene como objetivo promover la sustentabilidad ambiental en la vida cotidiana de la institución, incluyendo el ámbito académico y administrativo de las distintas coordinaciones que actualmente constituyen al Centro.

 

En el marco de esta fecha que nos convoca a elevar nuestra conciencia y sensibilidad hacia la naturaleza, le presentamos un artículo respaldado con la orientación académica del ecólogo de la Coordinación de Desarrollo Regional, Moisés Rivera, quien nos explica algunas peculiaridades de la vegetación que existe en las instalaciones del CIAD en Hermosillo:

 

Biznaga (Ferrocactus wislizenii)

Tiempo estimado de vida: 80-100 años

 

Esta especie de la familia de las cactáceas es popularmente conocida por ser la fuente para la elaboración del dulce de biznaga, un alimento típico de México, cuyo alto consumo puso en peligro la sobrevivencia de la planta al extremo de ser protegida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) bajo la norma NOM-059. La flor amarilla que produce tiene forma de piña y en ella se contienen las semillas para su reproducción.

 

 

 

 

Brea (Parkinsonia praecox)

Tiempo estimado de vida: 50-80 años

 

De la familia de las leguminosas, la brea es un árbol que sólo existe en el estado de Sonora. Esta especie no tiene ningún uso económico; sólo se utiliza como ornato).

 

 

 

 

Bagote (Parkinsonia aculeata)

Tiempo estimado de vida: 50-80 años

 

Aunque existe en otros estados del noroeste de México, la mayor población de este árbol se encuentra en el estado de Sonora. En la región sur es conocido como guacaporo. Se tienen registros de que los mayos consumen sus vainas y de que elaboran un té con su corteza, pues se cree que  tiene propiedades que contrarrestan los malestares ocasionados por la menstruación. Se calcula que pueden llegar a crecer hasta diez metros de altura.

 

 

 

 

Mezquite (Prosopis velutina)

Tiempo estimado de vida: 80-100 años

 

Históricamente, en la región noroeste del país, el mezquite se ha utilizado para la producción de carbón. Sin embargo, por la tala inmoderada que se hizo de esta especie, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) lo protegió bajo la norma NOM-059. Se sabe que los seris usaban la vaina de este árbol para producir atole, harina, café, aguas frescas, etc. En las instalaciones del CIAD en Hermosillo existen dos tipos de mezquite, el “nativo”, que tiene espinas, y el “chileno”, que es de tallo liso.

 

 

 

 

Agave del bacanora (Agave angustifolia)

Tiempo estimado de vida: 10-15 años

 

Es una planta emblemática de la sierra sonorense que ha sido utilizada para la producción de la bebida alcohólica denominada bacanora desde hace más de cuatro siglos. La palabra bacanora desciende del ópata y significa “ladera de carrizo”, lo cual hace referencia a la ubicación geográfica del pueblo en mención donde se empezó a elaborar dicha bebida. Se tienen registros de que la fibra de este agave se utilizó para fabricar materiales textiles para cuerdas de trabajo y vestimenta personal. Las investigaciones desarrolladas en el CIAD han impulsado la industrialización sustentable del Bacanora.

 

 

 

 

Palo fierro (Olneya tesota)

Tiempo estimado de vida: 800-900 años

 

Este árbol “milenario” propicia el nodrizismo, lo que significa que alberga la existencia de otras formas de vida vegetal y animal. Es popularmente conocido como fuente de materia prima para la artesanía regional, una práctica que comenzó con los seris.

 

Tras el éxito de esta expresión artística y artesanal comenzó una tala furtiva de esta árbol, lo que obligó a las autoridades forestales a prohibir su explotación. Sin embargo, aún se comercializan sus artesanías, ya que la madera de palo fierro tiene que secarse por lo menos durante cinco años para poder trabajarla, y aún se cuenta con material almacenado.

 

 

 

 

Ocotillo (Fouquieria splendens)

Tiempo estimado de vida: 50-80 años

 

Esta planta fue utilizada para la fabricación de chozas por los seris durante sus exploraciones nómadas. Se encuentra en toda la planicie costera y central del estado de Sonora y sirve de corredor para la migración del colibrí proveniente de Canadá, lo que significa que en su ruta migratoria esta ave se alimenta de la flor del ocotillo.

 

A raíz de que las personas han hecho un consumo inmoderado de su tallo para la fabricación de cercos domésticos, la Semarnat ha protegido al ocotillo bajo la norma NOM-059.

 

 

 

 

Pitahaya (Stenocereus thurberi)

Tiempo estimado de vida: 150-200 años

 

Aunque se parece mucho al sahuaro, la clave para diferenciarlos es su estructura. La pitahaya se ramifica desde la base y el sahuaro crece en un solo tronco que se ramifica en su parte superior.  La pitahaya florece anualmente y su fruto, que es conocido con el mismo, es comúnmente consumido por los sonorenses.

 

Históricamente, yaquis y mayos han utilizado su madera para la construcción de casas.

 

 

 

 

Sahuaro (Carnigea gigantea)

Tiempo estimado de vida: 100-200 años

 

Estos gigantes del desierto pueden llegar a crecer hasta quince metros. Al igual que la pitahaya también produce un fruto que se conoce popularmente como pitahaya de sahuaro, el cual es agridulce y tiene más semillas. La creencia de que una persona perdida en el desierto puede alimentarse del tronco de un sahuaro para evitar la deshidratación y la inanición está basado en un hecho científico, pues esta cactácea contiene gran cantidad de agua y azúcares.

 

 

 

 

Torote prieto (Bursera laxiflora)

Tiempo estimado de vida: 50-80 años

 

Este arbusto recibe su nombre por el grosor y el color de su tallo. En la medicina tradicional regional, el torote prieto es conocido por sus beneficios para combatir la diabetes y favorecer la regeneración de plaquetas. Para los seris, esta es una planta sagrada que es cuidada y venerada por los integrantes de su comunidad.

 

 

 

El próximo jueves 23 de abril, Luis Huesca Reynoso, profesor investigador de la Coordinación de Desarrollo Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), impartirá la conferencia magistral “La progresividad y el impacto del Impuesto al Valor Agregado en México y su frontera norte”.

 

El encuentro tiene como propósito abordar los efectos que ha tenido en nuestro país la reforma fiscal y conocer si es posible que esta innovación legislativa favorezca a la economía de los hogares y de las empresas nacionales.

 

Además, se buscará dar respuesta a las principales preguntas que se plantean en torno a esta medida: su capacidad para mejorar los ingresos del gobierno y reducir la desigualdad de los ingresos de la población, así como el grado de afectación que se percibe en las familias de la frontera norte con respecto al resto de México.

 

El plan recaudatorio federal aprobado en el 2014 contempló el incremento del IVA del 11 al 16% en la franja fronteriza del país y un paquete de impuestos que llamaron la atención de investigadores y analistas financieros, y a los que unos calificaron como progresivos y otros como regresivos.

 

La cita es este jueves 23 de abril a las 19:00 horas en el Auditorio de la Maestría en Administración de la Universidad de Sonora.

 

Con el propósito de darle un valor agregado a la cáscara de la nuez, la Coordinación Regional Delicias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), cuyo titular es Esteban Sánchez Chávez, desarrolla actualmente una investigación con la cual pretende conocer sus propiedades para la prevención de enfermedades y las potencialidades de su utilización como abono orgánico.

 

Lo anterior lo dio a conocer María Antonia Flores Córdova, investigadora del CIAD en Delicias, quien agregó que con este proyecto se pretende conocer los beneficios que se pueden obtener al reutilizar la cáscara de la nuez, gracias a las diversas propiedades que contiene.

 

La especialista indicó que una vez utilizada la nuez, se deja una gran cantidad de desechos que contaminan el medio ambiente; por tal motivo, se pretende reutilizar el producto. Añadió que uno de los objetivos es determinar los beneficios antifúngicos, para aprovecharlos como abono orgánico en los cultivos, lo que permitiría la reducción de los costos de producción de la nuez.

 

En lo que respecta a los beneficios a la salud humana, al analizar determinados elementos de la cáscara se podrían obtener compuestos para la industria farmacéutica y agroalimentaria que podrían procesarse para producir fenoles como el ácido elágico o gálico, que se usan en la prevención de cáncer y enproblemas cardiovasculares, entre otros.

 

El proceso de investigación comenzó hace ocho meses aproximadamente y en cuatro más se pretende obtener los resultados de este trabajo, concluyó Flores Córdova.

 

El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial ya que ese día en 1616 fallecieron Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. La fecha también coincide con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K.Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

 

Fue natural que la Conferencia General de la UNESCO, celebrada en París en 1995, decidiera rendir un homenaje universal a los libros y autores en esta fecha, alentando a todos, y en particular a los jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y a valorar las irremplazables contribuciones de aquellos quienes han impulsado el progreso social y cultural de la humanidad. Respecto a este tema, la UNESCO creó el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, así como el Premio UNESCO de Literatura Infantil y Juvenil Pro de la Tolerancia.

 

En el 2012, el «Index Translationum» celebró su 80° aniversario. El Index Translationum es un repertorio de obras traducidas en todo el mundo, una bibliografía internacional de traducciones. Fue creado en 1932. Instrumento irremplazable que permite inventariar las traducciones publicadas a nivel mundial. Para celebrar dicho acontecimiento, la UNESCO tiene previsto organizar un debate sobre la utilidad y el porvenir de esta herramienta.

 

Cada año, la UNESCO y las tres organizaciones profesionales internacionales del mundo del libro (la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) eligen una capital mundial del libro cuyo mandato empieza cada 23 de abril. Así, la iniciativa se añade a las celebraciones del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor y pone de manifiesto la colaboración entre los principales actores del sector del libro y el compromiso de las ciudades para promover el libro y la lectura.

 

La ciudad de Incheon (República de Corea) fue elegida para este año en reconocimiento de su programa encaminado a promover la lectura entre los jóvenes y los sectores desfavorecidos de la población, de acuerdo con el Comité de Selección.

 

Fuente: ONU  http://bit.ly/1nELisM

Mobile Menu