Notas

Redes_sociales.jpg

 

El dinero no lo es todo en la vida, ni siquiera cuando se trata específicamente de realizar un trabajo para tener una remuneración; ¿no está de acuerdo?, continúe leyendo. 

 

A pesar de que pudiera presumirse que el salario es el principal incentivo que motiva el rendimiento laboral, existen factores que son igual de importantes para el análisis de la productividad. Según los resultados de un estudio que se presentará en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) el próximo jueves, las relaciones sociales que sostenemos en el trabajo son determinantes para el desempeño individual.

 

De acuerdo a los resultados de una investigación que presentará el Dr. Guy Lacroix, investigador de la Université Laval (Canadá), saber lo que nuestros pares hacen diariamente, así como conocer los resultados de su desempeño, son factores que influyen directamente en la productividad personal, derivado de lo que podría entenderse como una manifestación de competencia laboral.

 

Este análisis sostiene también que los hombres y las mujeres reaccionamos de manera distinta frente a los incentivos y la competencia profesional. En los varones, los estímulos financieros y las prestaciones laborales tienen un mayor significado en comparación con las mujeres, quienes revelan ser menos sensibles a estos factores en su desempeño.

 

Esto, según Lacroix, es apreciable en las diferentes estrategias que realizan algunos empleadores. “En las empresas donde los trabajadores masculinos son más frecuentes, es preferible dejar que el desempeño de los demás se conozca, o ser observable, ya que estimula aún más a la productividad entre sus pares", explica el investigador.

 

Los detalles de esta investigación se examinaron en el seminario Social Networks and Peer Effects at Work (Las redes sociales y efectos de pares en el trabajo), el cual se realizó el jueves 8 de octubre en el Aula 1 de la Coordinación de Desarrollo Regional del CIAD.

 

Este encuentro fue organizado por el Dr. Luis Huesca Reynoso, profesor investigador del CIAD, y por el Dr. Joaquín Bracamontes Nevárez, Jefe del Departamento de Economía Regional e Integración Internacional de esta misma institución.

 

Si desea saber más sobre el Dr. Guy Lacroix, consulte este enlace:http://bit.ly/1VzrUSE

 

Hay quienes diariamente se sumergen en las ocupaciones de su labor como algo rutinario hasta el punto del ahogamiento, pero hay también quien tiene la oportunidad de sumergirse en las azules aguas del golfo de California para contemplar su biodiversidad marina y tener la dicha de, al final del día, llamarle “un buen día de trabajo”.

 

Silvia Gómez Jiménez es investigadora especialista en oceanografía química y fisiología animal del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y, además de cumplir con las responsabilidades académicas que conlleva pertenecer a esta institución y ser titular responsable del Laboratorio de Fisiología de Invertebrados Marinos, es una apasionada entusiasta de la fotografía científica.

 

Aunque a ella le cuesta admitirlo abiertamente, en su labor de investigación ha encontrado que la fotografía no es sólo una herramienta para quienes se dedican a documentar evidencias científicas, sino también es una forma de capturar el arte manifiesto de la naturaleza.

 

Una unión de ciencia y arte

 

A lo largo de seis años, miles de millas náuticas recorridas y decenas de buceos diurnos y nocturnos, Silvia ha tenido la oportunidad de capturar la belleza natural de los ecosistemas y la biodiversidad marina del golfo de California, obteniendo como resultado un banco de imágenes que se ha convertido en una exposición fotográfica muy peculiar.

 

Azul profundo es una colección de treinta y cuatro imágenes de peces, invertebrados y ecosistemas del golfo de California, que, bajo la curaduría y diseño museográfico del artista hermosillense Héctor Maldonado, se presentará el próximo jueves 1 de octubre en el Instituto Tecnológico de Sonora (Itson), en el marco de las celebraciones por su sexagésimo aniversario.

 

De acuerdo a la autora, el objetivo de esta exposición es difundir la biodiversidad que existe en esta zona marina para que el público tome conciencia de la belleza de este ecosistema y tome conciencia y las medidas necesarias para preservarlo y heredarlo a las siguientes generaciones.

 

Fortuitamente itinerante

 

La realización de esta exposición fue una solicitud personal del rector del Itson, Isidro Roberto Cruz Medina, quien, después de conocer la obra, emprendió las acciones necesarias para que el público cajemense tuviera la oportunidad de conocer esta galería fotográfica que será inaugurada en esta casa de estudios a partir de las 19:00 horas.

 

Esta será la tercera vez que Azul profundo se exhiba para el público en general, ya que anteriormente el Museo de Artes de Sonora (Musas) y el Instituto del Arte del Museo del Desierto de Arizona-Sonora, lo han albergado por iniciativa propia, con un éxito rotundo.

 

El montaje de esta galería no es cosa menor, ya que la museografía de esta exposición está diseñada para invitar al público a que haga un buceo y se enamore de la biodiversidad del Golfo; y esto se logra mediante una iluminación, estructura y ambientación que han sido cuidadas a detalle.

 

 “En este Azul profundo, el caos no existe, porque, en el mar, cada especie representa un eslabón en la cadena de la vida: las formas se entrelazan entre sí, creando una funcional sincronía de color, resistencia, diseño y movimiento, que revelan el espectáculo mismo del universo ante nuestros ojos”, narra Héctor Maldonado, en la descripción introductoria de la obra.

 

¿Quiere conocer la galería? Haga clic aquí.

 

La Coordinación de Programas Académicos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) publicó la semana pasada las convocatorias para estudios de Doctorado en Ciencias y Doctorado en Desarrollo Regional, dirigidas a personas con grado de maestría en ciencias que deseen superarse y especializarse en las siguientes áreas:

 

Ciencia y Tecnología

  • Acuacultura
  • Manejo ambiental
  • Nutrición
  • Microbiología
  • Bioquímica
  • Toxicología
  • Biopolímeros
  • Biotecnología
  • Tecnología de los alimentos
  • Agricultura protegida

 

Desarrollo Regional

  • Economía y desarrollo regional
  • Estudios sobre alimentación y desarrollo
  • Estudios ambientales y socioculturales del desarrollo
  • Estudios de desarrollo humano y vulnerabilidad social

Ambas convocatorias son para iniciar estudios en enero de 2016 y la recepción de solicitudes cierra el día 4 de diciembre de 2015.

 

Tanto el Doctorado en Ciencias como en Desarrollo Regional están registrados en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), lo que asegura el nivel de los programas académicos y permite obtener una beca para manutención cuando no se tiene otro ingreso.

 

Para el Doctorado en Ciencias, el CIAD cuenta con cinco coordinaciones regionales, dos en Sonora; Hermosillo y Guaymas; dos en Sinaloa: Culiacán y Mazatlán; y dos en Chihuahua: Cuauhtémoc y Delicias. Los estudios de Doctorado en Desarrollo Regional se realizan en el campus Hermosillo.

 

El CIAD pertenece al Sistema Nacional de Centros Públicos de Investigación, segunda fuerza a nivel nacional productora de doctores y maestros que se incorporan a los sectores productivo, académico y social del país. En el CIAD, a la fecha se tiene un total de 186 egresados del programa de Doctorado en Ciencias.

 

El CIAD cuenta con más de 220 profesores(as) investigadores(as) que participan en la impartición de clases y en la dirección de tesis de posgrado. Más del 80% pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Este personal se encarga de dirigir las tesis de los 350 estudiantes de posgrado actualmente activos en los programas de doctorado y maestría.

 

La próxima oferta para estudios de Maestría en Ciencias y Maestría en Desarrollo Regional, que inician estudios en agosto de 2016, estará abierta a partir de abril de 2016. También en abril de 2016 el Doctorado en Ciencias abrirá nueva convocatoria.

 

 

En el marco del convenio de colaboración que desde este año mantienen el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), se impartió el taller “La Propiedad Industrial como herramienta indispensable en el desarrollo de proyectos de investigación e innovadores”, un encuentro en el que participaron estudiantes y personal de ciencia y tecnología del CIAD.

 

El objetivo de este seminario fue promover entre las personas participantes la importancia de la protección de la propiedad industrial, particularmente del conocimiento de las invenciones y patentes, como una herramienta para proponer y desarrollar proyectos innovadores con fines comerciales.

 

La responsable de impartir este curso fue Paulina Rodríguez Rivera, especialista A en propiedad industrial del IMPI, quien brindó instrucción sobre definiciones y conceptos relacionados con la innovación y el desarrollo de proyectos de investigación.

 

Asimismo, se examinaron a detalle los requisitos de patentabilidad de una invención, las figuras jurídicas en torno a este tema y la importancia de la divulgación en los proyectos de investigación, como una vía para allanar el camino hacia un emprendimiento comercial.

 

Juan Pedro Camou Arriola, Coordinador de Vinculación del CIAD y promotor de este evento, comentó que este tipo de iniciativas brindan la oportunidad de valorar un camino que no es familiar en el quehacer científico: ampliar la perspectiva del alcance de la investigación con base en un proyecto que persiga fines empresariales desde su diseño.

 

En ese sentido, Camou Arriola señaló que este seminario significó un espacio para reflexionar sobre cómo equilibrar los intereses académicos del investigador con las necesidades de la sociedad que necesitan ser cubiertas.

 

El Coordinador de Vinculación del CIAD subrayó que las siete patentes y las doce solicitudes de registro que se han hecho por parte de investigadores e investigadoras del CIAD son muestra de que en esta institución hay voluntad por lograr que su investigación trascienda del papel y beneficie a los sectores productivo, social y público.

 

Por último, Camou Arriola exhortó a dar el paso hacia las posibilidades que ofrece la Ley de Ciencia y Tecnología respecto al emprendimiento de proyectos empresariales sin perder de vista la responsabilidad de resolver problemas de la sociedad. 

 

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) invita a personas mayores de Hermosillo, Sonora, a participar en una evaluación personalizada de su estado de salud a través del estudio de la composición corporal y varios exámenes de laboratorio.

 

Dicha valoración consiste en una serie de exámenes en los que se analizarán niveles de glucosa, lípidos y hemoglobina, entre otros. Además, se estudiará la composición corporal en función de la medición de la cantidad de grasa y músculo, con el fin de conocer sus porcentajes y, de esta forma, detectar tempranamente el síndrome de la sarcopenia. Este síndrome, si no se detecta a tiempo, puede llevar al paciente a una situación vulnerable de riesgo para perder su independencia física.

 

Para estos estudios, y por criterios de investigación, se invita, en una primera instancia, a todos los hombres y mujeres mayores de sesenta años de edad que residan en la zona urbana de Hermosillo a que se acerquen al CIAD para brindarles más detalles del estudio, sin importar su condición de salud, estado de seguridad social o servicio médico.

 

El Dr. Heliodoro Alemán Mateo, investigador del CIAD y coordinador general de este proyecto, explicó que con la información que se recabe en este estudio, el equipo de investigación busca desarrollar ecuaciones sencillas que los profesionales de la salud puedan utilizar para valorar los porcentajes de grasa y masa muscular de sus pacientes, con el propósito de brindar un tratamiento de alta confiabilidad y que no resulte perjudicial para estos. Con estos proyectos también se detectará el síndrome de la sarcopenia.

 

En ese sentido, el experto en nutrición geriátrica subrayó que se cuenta con evidencia científica de que la obesidad en la senectud es un tema que, históricamente, ha sido incomprendido, pues, frecuentemente, cuando el adulto mayor es diagnosticado con un padecimiento relacionado con el sobrepeso o la obesidad, se le recomiendan dietas que le hacen perder masa muscular en lugar de grasa, lo que resulta dañino para su salud. Con las ecuaciones se pretende vigilar, precisamente, qué o cuáles componentes de la composición corporal son los que se pierden con los mencionados tratamientos.

 

El investigador señaló que quienes se interesen en participar recibirán, gratuitamente, una valoración de su estado de salud con equipo tecnológico y técnicas de vanguardia que, incluso, algunas de ellas no existen en instituciones públicas del sector salud.

 

Para quienes participen se elaborará un expediente personal con recomendaciones para mejorar su estado de salud, después de haberse analizados los resultados de la investigación y, a aquellas personas a las que se les detecte algún padecimiento en particular, se les orientará a acercarse con su médico tratante, ya que el CIAD, como centro de investigación no tiene la facultad de intervenir con tratamientos médico farmacológicos como una institución de salud. 

 

Si desea recibir mayor información de esta convocatoria, puede comunicarse al teléfono (662) 289 2400, extensiones 200 y 290. Para todas aquellas personas que no tengan la facilidad para llegar al CIAD, se facilitará transporte para que las y los interesados puedan acudir a las instalaciones de esta institución.

 

Investigadores de la Universidad de Sonora (Unison) y del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) realizarán el Primer Simposio de Antioxidantes y Estrés Oxidativo: un Enfoque Multidisciplinario, el cual se celebrará en Hermosillo, Sonora, los días 11 y 12 de febrero de 2016.

 

El objetivo de este simposio es reunir a grupos multidisciplinarios que trabajan en el área de antioxidantes y estrés oxidativo en México, con el fin de impulsar la difusión de la investigación generada en los últimos años en torno a estos temas, y, de ese modo, lograr que los sectores académico y productivo conozcan el quehacer diario y cómo es posible abordar y resolver los principales desafíos en este campo. 

 

El Dr. Gustavo González Aguilar, investigador del CIAD y Presidente del Comité Organizador de este encuentro, en conjunto con la Dra. Hisila Santacruz Ortega, explicó que este evento es una oportunidad para elaborar estrategias, proyectos y redes de investigación que busquen elevar el aprovechamiento de la infraestructura disponible y el conocimiento generado para su aplicación en áreas prioritarias como la salud, química, medio ambiente, tecnología de alimentos, nutrición, medicina, nanotecnología y biotecnología, entre otras.

 

El programa de actividades comprende la participación de conferencistas nacionales e internacionales que abordarán temas como el estrés oxidativo y daño celular, antioxidantes, nutrición y salud, antioxidantes y deporte, antioxidantes en la industria de los alimentos, terapia con antioxidantes naturales, nanotecnología, química de los antioxidantes, antioxidantes y envejecimiento y psicología y papel de los antioxidantes.

 

Entre los investigadores de relevancia internacional se pueden mencionar al Dr. Oliver Chen (Universidad Tufts), Dr. Luis Cisneros (Universidad de Texas A&M), Dr. Elhadi Yahia (Universidad Autónoma de Querétaro) y Dr. Ángel Licea (Instituto Tecnológico de Tijuana). Por parte de la Universidad de Sonora participarán el Dr. Martín Pedroza, Dr. Carlos Velázquez y Dra. Mónica Castillo, entre otros. 

 

En representación del CIAD, el investigador y titular de la Coordinación de Nutrición, Humberto Astiazarán García, dictará la conferencia “Antioxidantes en terapia de cáncer”. Por su parte, el científico de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal, Aarón Fernando González Córdova, presentará el tema “Péptidos inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) derivados de las proteínas de la leche y su papel antihipertensor”.

 

Además, se extiende la invitación al público en general para participar en una exposición de carteles, donde los y las interesadas tienen la oportunidad de presentar trabajos científicos relacionados con los temas anteriormente mencionados.

 

Si desea conocer todos los detalles de esta convención, puede consultar el sitio www.simposioantioxidante.uson.mx

 

Sonora tiene potencial para explotar a mayor escala la actividad vitivinícola, y es por ello que Fundación Sonora, en coordinación con el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), buscan ejecutar proyectos para impulsar esta industria en la entidad.

 

Durante un tiempo en Sonora se desarrolló la producción de uvas para vino en la Costa de Hermosillo, pero, finalmente, las empresas abandonaron esta actividad.  Sin embargo, actualmente los ingenieros Carlos Moreno Falcón (Fundación Produce) y Gustavo Sussarrey Galaviz (Uvas de Altura) realizan esfuerzos para convertir a Sonora en el principal productor vitivinícola del país.

 

Con el apoyo del Inifap, desde 2008 los emprendedores buscaron terrenos idóneos en Sonora para la producción de uva de vino, y encontraron que en el municipio de Cananea existen las condiciones propicias de clima, suelo y altura para cultivar esta semilla, muy similares a las del Valle de Calafia, Baja California, de tal suerte que en esta localidad han logrado sembrar con éxito alrededor de doce variedades de uva, entre las que destacan Malbec, Chardonay, Cariñan, Garnacha, Syrah y Camermere, entre otras.

 

Asimismo, a través del Programa de Estímulos a la Innovación, en 2014, el CIAD asistió a los productores con estudios analíticos para identificar levaduras específicas en la piel de la uva, con el propósito de lograr una fermentación que le brindara características únicas de sabor al vino que se buscaba producir.

 

Hacia un nuevo mercado

En días pasados, Gabriela Ramos Clamont Montfort, titular de la Coordinación de Ciencias de los Alimentos del CIAD, encabezó una reunión en la que un grupo de investigación de esta institución, junto con representantes de Fundación Sonora y Uvas de Altura, se analizó la posibilidad de ampliar el alcance de la actividad vitivinícola a través de la explotación de sus subproductos y de la promoción turística de esta región de la entidad sonorense.

 

Ramos Clamont Montfort explicó que de la vinificación se desprenden compuestos que, actualmente, son objeto de investigación a nivel mundial por los beneficios que brindan a la salud humana; destacan antioxidantes como las antocianinas y el resveratrol, conocidos popularmente por sus virtudes “antienvejecimiento”.  Respecto a estos, la investigadora del CIAD, Irasema Vargas Arispuru, colaborará junto con Fundación Sonora en un proyecto a través del cual se busca determinar la capacidad antioxidante de los subproductos de la elaboración del vino.

 

Nuevos horizontes

Por su parte, el profesor investigador del CIAD, Alfonso García Galaz, adoptó el compromiso de iniciar el aislamiento de bacterias lácticas en los subproductos del vino, las cuales pudieran tener efectos probióticos o contribuir a las características del producto.

 

Con base en su experiencia en el análisis de los compuestos aromáticos del bacanora, la profesora Ana Isabel Valenzuela Quintanar planteó la propuesta de realizar estos estudios en los vinos para detectar los elementos que le brindan las características de sabor a sus bebidas.

 

Por último, las investigadoras de la Coordinación de Desarrollo Regional del CIAD, Patricia Salido Araiza y Migdelina López Reyes, expertas en el estudio de la promoción turística como motor del desarrollo económico, atendieron la invitación de la Fundación Sonora, quien tiene interés de promover estrategias que destaquen la faceta del turismo que está ligada naturalmente a la actividad vitivinícola, con el objetivo, a mediano y largo plazo, de diseñar una ruta del vino Arizona-Sonora.

 

Se estima que, con la cosecha del presente año, Fundación Sonora produzca noventa mil botellas de vino de diferentes variedades de uva. El próximo 18 de octubre la empresa presentará  la propuesta formal de colaboración con el CIAD ante el Programa de Estímulos a la Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología  (Conacyt) para buscar consolidar, en una primera fase, la propuesta desarrollada por la científica Irasema Vargas Arispuru.

 

Cursos y talleres de buenas prácticas de manejo para lograr la inocuidad de diversos productos se ofrecen en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), a través de su Laboratorio de Microbiología y Biología Molecular, ubicado en la Coordinación Regional de Delicias, Chihuahua.

 

La inocuidad es una característica que los mercados nacionales e internacionales exigen en los productos, pues esto es una garantía de que las bebidas y alimentos que se comercializan no ocasionarán daños en la salud de los consumidores, dijo la titular de este laboratorio del CIAD Delicias, Sandra Mónica Alvarado González.

 

La especialista en nanotecnología y química computacional comentó que es común brindar el servicio de análisis de inocuidad a queserías y guarderías, principalmente, pues forman parte de un sector que, permanentemente, busca avalar que los productos y servicios que se ofrecen lleven este distintivo de calidad y estén libres de microorganismos nocivos para el ser humano.

 

Alvarado González explicó que el trabajo del CIAD está a disposición de la comunidad; en este caso particular, de los negocios, instituciones y establecimientos que usan alimentos y los ofrecen al público. “Buscamos que con este método de trabajo se erradiquen microorganismos dañinos como la Salmonella y la E. coli, bacterias que ocasionan diarreas, y que pueden ser eliminados con tan solo lavarse bien las manos después de ir al baño, desinfectar perfectamente frutas, verduras y tomar medidas de higiene en el manejo de alimentos que necesitan ser procesados”.

 

También se trata de eliminar la presencia de Staphylococcus aureus, bacteria relacionada con los padecimientos del sistema respiratorio, y que puede transmitirse a los alimentos y bebidas si no se usa correctamente el cubreboca. Asimismo, los y las especialistas del CIAD trabajan para anular en los productos la presencia de hongos y levaduras perniciosos.

 

“Nosotros podemos identificar en qué punto del proceso de elaboración se presenta un determinado problema y, de tal manera, emitir la recomendación correspondiente que le brinde solución para que se logre elaborar un producto inocuo, libre de patógenos”, concluyó Alvarado González.

 

Como parte de las acciones de la Coordinación de Vinculación para promover la cultura del emprendimiento en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), se impartió el curso-taller “Desarrollo de ideas de negocio”, en el marco de las actividades que se realizan en conjunto con el consorcio IDi4Biz, que integra a nueve centros públicos de Investigación que pertenecen al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

El evento tuvo la finalidad de promover la cultura empresarial entre los investigadores e investigadoras, así como entre estudiantes de los programas de posgrado del CIAD, para que aquellos proyectos de investigación con el potencial para constituirse como una iniciativa comercial puedan trascender y generen empleos de alto valor que se traduzcan en beneficios económicos en las comunidades donde se establezcan.

 

Los contenidos del taller estuvieron distribuidos en cuatro sesiones que se realizaron los días 26 de agosto, 1, 2 y 9 de septiembre, en las instalaciones de la Unidad de Transferencia e Innovación del CIAD, y contó con la participación de los representantes de cinco proyectos de investigación que cuentan con un prototipo de producto para su comercialización.

 

La impartición de este curso estuvo a cargo de Edith Encinas Ramírez, quien es especialista en temas de emprendimiento y consultora de la  firma CREATO (Creatividad Aplicada para la Transformación Organizacional). En las sesiones se abordaron temas enfocados a la construcción de una propuesta de valor comercial de los proyectos participantes, al análisis de su industria y al desarrollo del modelo de negocios utilizando para ello el Business Model  Canvas de Osterwalder.

 

Dicho modelo se compone de nueve elementos: cliente, propuesta de valor, canales de distribución, relaciones con los clientes, fuentes de ingresos, recursos claves, actividades clave, alianzas clave y estructuras de costos.

 

 “Este tipo de iniciativas representan una opción para que las instituciones académicas contribuyan a atacar las dificultades ocasionadas por la falta de empleos, mediante la transferencia del conocimiento obtenido a través del quehacer científico aplicado a los sectores que más lo necesitan”, comentó Juan Pedro Camou Arriola, Coordinador de Vinculación del CIAD.

 

La siguiente etapa del proyecto contará con la participación de integrantes del sector empresarial, quienes, a partir de su experiencia, revisarán los productos prototipo desarrollados en el CIAD y podrán asesorar a los y las autoras de dichos proyectos, además de detectar aquellos que tengan el potencial para convertirse en empresas, con la posibilidad de impulsarlos e incorporarse activamente como inversionistas. 

 

Julia Tagüeña Parga, Directora Adjunta de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en compañía de Margarita Ontiveros Sánchez, Coordinadora General del Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica (Conricyt), y otros representantes del sector académico y gubernamental, anunciaron la realización del Cuarto Seminario “Entre Pares”, que se llevará a cabo el 5 y 6 de octubre en el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, para promover la producción de artículos científicos entre la comunidad académica.

 

El seminario “Entre Pares” es organizado desde 2012 por el Conricyt en conjunto con instituciones de educación superior y centros de investigación; en esta edición 2015, la colaboración será con el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), uno de los Centros Públicos de Investigación Conacyt.  

 

Este evento reúne en un espacio común a las principales editoriales científicas internacionales y a los estudiantes de posgrado, académicos, bibliotecarios e investigadores del país, con el objetivo de  ampliar y fortalecer el acceso a la información científica universal en formatos digitales.

 

 “Estamos muy entusiasmados con este evento. Lo impresionante es el interés que despierta en los jóvenes, pues adquieren información para saber cómo publicar artículos científicos y acceder a información científica de manera digital”, apuntó Tagüeña Parga. Además, recordó que el acceso a este tipo de información ya ocurre en universidades públicas estatales, institutos tecnológicos, instituciones gubernamentales y del sector salud, entre otros.   

 

 “Otro de los mayores logros del Conricyt ha sido su constante crecimiento, pues todas las instituciones que participamos hemos logrado que el acceso a la información científica sea a través de mejores condiciones y precios”, añadió.  

 

Esta convención contará con la presencia de Ferid Murad, Premio Nobel en Medicina y Fisiología 1998; Mattehew Jozwiak, Editor Senior en Oxford University Press; Camero Ross, Vicepresidente de Scopus; Felix de Moya Anegón, Scimago Research Group; Solange María Santos, Scielo Brasil, y Joris van Rossum, Director de Innovación Editorial, por mencionar solo algunos.  

 

Asimismo, a través de talleres, el seminario abordará temas como los hábitos de publicación de la comunidad científica, tendencias de uso de la información científica en multiformatos y multipantallas, los megajournals como nuevo modelo de publicación, el impacto internacional de las revistas mexicanas de investigación científica y tecnológica, las buenas prácticas para la capacitación de usuarios y procesos para publicar en una revista científica.  

 

Adicional a las actividades académicas, el seminario “Entre Pares” contempla también una visita a la zona arqueológica de Uxmal, con el objetivo de impulsar el turismo en el estado de Yucatán. Por otro lado, las y los asistentes podrán ayudar al incremento del acervo de libros de la Red de Bibliotecas Públicas del Estado, pues podrán donar libros infantiles, durante ambos días de la jornada, para las comunidades bilingües (maya-español).   

 

El seminario será transmitido vía streaming y quienes estén interesados en acudir pueden consultar mayor información en http://entrepares.conricyt.mx/.

Mobile Menu