Notas

 

El cáncer de mama en mujeres se ha convertido en un problema de salud pública nacional. En Sonora, esta enfermedad ha ido en aumento y las estadísticas sitúan a este estado dentro de los primeras diez entidades en el país con mayor incidencia y mortalidad por esta causa.

 

Aunque es sabido que la raíz de este padecimiento es multifactorial, Graciela Caire Juvera, profesora investigadora del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) realizó el estudio “Patrones dietarios y riesgo de cáncer mamario en mujeres sonorenses”, con el propósito de analizar la influencia de la alimentación como un factor de riesgo para el desarrollo de este mal.

 

“Sabemos que, en lo general, la dieta del sonorense es alta en grasas totales, grasa saturadas, alta en consumo de azúcares simples y que, además, existe un elevado índice de sedentarismo. El objetivo de este proyecto ha sido analizar estos factores como elementos que pudieran propiciar el desarrollo de cáncer de mama”, comentó la investigadora.

 

LA INVESTIGACIÓN

 

Para realizar este estudio se entrevistó a un total de 222 mujeres sonorenses mayores de 25 años, sesenta de ellas habían sido diagnosticadas con cáncer mamario invasivo en los últimos 48 meses. El resto fueron controles, es decir, mujeres sin cáncer para poder establecer diferencias y asociaciones con la dieta.

 

Con el objetivo de descartar el sesgo en el análisis, se excluyeron a pacientes que tuvieran enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión, para evitar que se incluyeran casos en los que se hubiera cambiado la dieta normal antes de identificar la enfermedad.

 

Las participantes fueron visitadas en sus domicilios y se les aplicaron cuestionarios demográficos, de salud reproductiva y sobre frecuencia de consumo de alimentos para conocer cuál era su régimen alimenticio habitual un año antes de ser diagnosticadas.

 

LOS HALLAZGOS

 

Las respuestas de las entrevistadas indicaron que una dieta hipercalórica y baja en consumo de frutas, vegetales y fibra, como la generalizada en la población sonorense, llega a representar un factor de riesgo tres veces superior de contraer cáncer que mantener un plan alimenticio equilibrado. Por el contrario, las participantes del grupo de control (mujeres sin cáncer) afirmaron consumir un mayor número de frutas y vegetales que el primer grupo.

 

Además, se identificaron otras causas que pueden detonar la aparición de esta enfermedad, tales como el consumo excesivo de alcohol, la obesidad en la posmenopausia, la menstruación antes de los 12 años y un historial clínico familiar con registros de cáncer de diferentes tipos.

 

RECOMENDACIONES

 

Con base en los hallazgos de esta investigación, la especialista en nutrición recomendó cuidar la diversidad y la cantidad de alimentos que se consume e incrementar la actividad física constante como un factor protector para prevenir el cáncer mamario.

 

Caire Juvera exhortó a reducir la ingestión de carnes rojas y procurar el pollo y el pescado, en especial este último, pues contiene Omega 3 y Omega 6, que han demostrado tener beneficios para la salud y ser protectores contra el cáncer.

 

Además, señaló que es importante consumir fibra de granos enteros, fruta y verdura de temporada, vigilar el consumo de bebidas azucaradas y sustituir el consumo de leche entera por leche al 2 por ciento.

 

SEÑALES DE ALERTA

 

Los registros históricos sobre el cáncer mamario señalan que el promedio de aparición de este padecimiento en las mujeres mexicanas es a los cincuenta años de edad, mientras que en las caucásicas es de sesenta años. Sobre esto, hasta el momento no hay investigaciones que den explicaciones contundentes.

 

“No sólo vemos que el cáncer está presentándose en edades muy jóvenes, sino que, además, es mucho más agresivo cuando aparece en mujeres menores de cuarenta años, pues llega a manifestarse cuando ya está en una fase 3 de desarrollo”, agregó la científica.

 

Por último, Caire Juvera añadió que se pretende que la siguiente parte del estudio intervenga con mujeres sobrevivientes de cáncer para analizar su plan alimenticio y régimen de actividad física para prevenir la reincidencia.

 

Los virus son pequeñas partículas infecciosas, normalmente entre 20-200 nanómetros, y consisten en un núcleo de ácido nucleico (de cadena simple o doble, de ARN o ADN) rodeado por una cubierta proteica (cápside) y, en algunos casos, una cubierta de lípidos.

 

Existen en una gran variedad de formas que infectan a prácticamente todas las criaturas vivientes: animales, plantas, insectos y bacterias; los virus que afectan a estas últimas son conocidos también como bacteriófagos o fagos y se consideran las entidades más abundantes de la biósfera. El número total estimado es de 1 030 a 1 032 y en ambientes acuáticos se encuentran desde 104 mL-1 hasta 108 mL-1.

 

A pesar de que los fagos son virus simples a nivel estructural y genético, han resultado muy útiles para el estudio de varios fenómenos moleculares. Los conocimientos alcanzados en las investigaciones realizadas con fagos constituyeron la base del desarrollo de la biología molecular y el número de la progenie liberada puede llegar hasta doscientas nuevas partículas fágicas por bacterias destruidas.

 

El hecho de descubrir virus que pueden infectar y destruir bacterias fue recibido con optimismo para usos terapéuticos. Los fagos son de naturaleza diversa, dentro de sus características se pueden mencionar que estos pueden ser más resistentes que su bacteria huésped a variaciones en el medio ambiente; son parásitos obligados intracelulares, no tienen metabolismo intrínseco y requieren la maquinaria metabólica de su célula huésped para soportar su reproducción, y puede subsistir en ausencia de su huésped. Los fagos más abundantes en la naturaleza pertenecen a los caudovirales que representan el 95% de todos los fagos reportados

 

Dos de los más potentes agentes antimicrobianos conocidos por el hombre –los antibióticos y los bacteriófagos– se producen naturalmente. Los antibióticos, tales como la penicilina, se producen de forma natural por mohos y se convirtió en una poderosa arma contra la infección, una vez que los métodos de fabricación y de formulación del producto se desarrollaron.

 

Las bacterias actualmente son resistentes a antibióticos, y las infecciones por contaminación son la causa de los principales problemas de salud. Los bacteriófagos son igualmente potentes, se producen naturalmente como agentes antimicrobianos. Son virus altamente especializados que reconocen sólo bacterias, su potencial como medios de controlar las enfermedades bacterianas ha sido reconocido desde hace mucho tiempo en la comunidad científica.

 

De hecho, los bacteriófagos han evolucionado de manera que su acción es específica para una bacteria en particular Por ejemplo, ciertos bacteriófagos atacan solamente Staphylococcus aureus y esto es muy útil para contrarrestar los efectos malignos de la multirresistencia antimicrobiana de este microorganismo. Además, los bacteriófagos evolucionan continuamente, frustrando los intentos de sus bacterias objetivo en desarrollar resistencia.

 

La inocuidad alimentaria y del agua son una preocupación mundial y es fácil ver los efectos devastadores de la contaminación de alimentos en las noticias del mercado de casi todas las regiones, pues está en juego el mercado mundial, ya que son cientos de millones de dólares en productos alimenticios que se están retirando y descartando debido a la contaminación, la infección humana, la enfermedad y la muerte.

 

En Sinaloa se han presentado casos de enfermedad por consumo de alimentos contaminados. En el centro educativo Guadalupe Ramírez Aguilar se presentó una intoxicación de 150 niños, presuntamente por el consumo de enchiladas de pollo contaminadas con bacterias. En Jesús María, Sinaloa, se presentó un caso de cólera en una niña de un año ocho meses de edad, el cual fue declarado positivo como Vibrio cholerae toxigénico por el Instituto de Referencia Epidemiológica (InDRE) de México. 

 

Existe evidencia científica de la gran efectividad que los fago tienen para la eliminación de bacterias sobre diversos alimentos. En 2006 se aprobó como GRAS (Generalmente Reconocido como Seguro, por sus siglas en inglés) por la FDA (Food and Drug Administration) y el Departamento de Agricultura, una sustancia natural y orgánica de fagos anti-Listeria (Listex) que se puede usar como ayuda en el procesamiento en todos los productos alimenticios susceptibles a Listeria monocytogenes.

 

En noviembre del 2007, Listex ganó el Premio de Oro como Ingrediente de Alimentos en Europa por ser la mejor innovación en la industria. También se están desarrollando productos de fagos contra Staphylococcus aureus resistente a meticilina (MRSA), Salmonella, E. coli y Campylobacter. En 2007, OmniLytics Inc., recibió la aprobación de la FDA para el lavado de piel anti-E. coli y anti-Salmonella con solución de lavado/vapor/spray en el tratamiento de animales vivos antes de su sacrificio.

 

La FDA concedió la autorización a Intralytics Inc., Baltimore, MD (www.intralytics.com), para LMP 102, una mezcla de seis fagos diferentes que se usan como aditivo contra Listeria monocytogenes durante el empacado de pollo y productos cárnicos listos para consumirse. En 2011 se constituyó una empresa llamada Fixed-Phage Ltd que desarrolla tecnología de fagos para diferentes aplicaciones. 

 

La Coordinación Regional de CIAD Culiacán trabaja en la búsqueda de alternativas para la descontaminación de alimentos. Se han aislado, identificado y caracterizado a nivel biológico, morfológico y genético, bacteriófagos silvestres provenientes de la zona centro de Sinaloa con gran efectividad para destruir cepas de Salmonella y E. coli O157:H7 sobre superficies de hortalizas, piel de pollo y carne de res.

 

Así también, se ha obtenido el genoma completo de dichos bacteriófagos, con lo que se ha podido constatar que estos microorganismos no contienen ningún elemento genético indeseable para el ambiente. Por otro lado, se encuentran en proceso de realización las pruebas de toxicidad oral que nos permitan demostrar que estos microorganismos son inocuos y que pueden ser utilizados con toda seguridad.

 

Todas estas cualidades de estos cinco bacteriófagos los colocan en la posibilidad de obtener patentes de los mismos; es por ello que vale la pena explotar nuevas aplicaciones biotecnológicas no sólo de los microorganismos completos sino de los productos generados por los mismos, tales como enzibióticos, que son actualmente muy utilizados como agentes antimicrobianos de gran utilidad en la industria alimentaria, médica, veterinaria y agrícola.

 

Colaboración del Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz

Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria

Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD)

Carretera a Eldorado km. 5.5

Culiacán, Mexico 80110

(667) 7605536

 

www.ciad.mx

www.ciad.edu.mx

blog.ciad.edu.mx/cms/index.php

 

Chile y España están interesados en hacer un convenio de transferencia de germoplasma de triticale forrajero mexicano, un cereal híbrido procedente de la cruza entre el trigo (Triticum) y el centeno (Secale).

 

Así lo manifestó Alejandro Javier Lozano del Río, doctor en Producción Agrícola por la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), quien explicó que el país sudamericano quiere probarlo en el centro y sur de su territorio –sus zonas productoras–, mientras que en España ya se han hecho cruzas de triticale mexicano, específicamente de la UAAAN, con triticales españoles.

 

Como el mismo término lo indica, el triticale se deriva de los nombres de sus especies progenitoras (Triticum y Secale). Este cereal “fue descubierto de manera espontánea en la Estación Agrícola Experimental de Sarátov, en el sudeste de Rusia, hace más de cien años”, refirió el investigador. Sin embargo, dijo, durante mucho tiempo dicho hallazgo no pasó de ser una curiosidad botánica.

 

Fue hasta 1962 que el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt), con sede en México, empezó a desarrollar experimentos y crear diversas líneas y variedades de triticale con el enfoque de producción de grano. Su objetivo, aseguró el entrevistado, era reemplazar el trigo, pese a que este es insustituible por las propiedades que tiene y la masa que produce.

 

Según lo refiere Lozano del Río, quien es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel I, el interés que se tiene sobre el triticale es porque al tener las aptitudes del trigo y el centeno, ahorra agua, tolera malos suelos y sequías, así como bajas temperaturas que en ocasiones van de los ocho a los diecisiete grados bajo cero, y no requiere de tanto fertilizante.

 

“En el mejoramiento se hace que el cultivo no se enferme, que no se les peguen hongos, chahuistle o royas. Con variedades resistentes a plagas y enfermedades no hay utilización de pesticidas y así contribuimos con la sustentabilidad. A mayor producción y calidad en el forraje o biomasa, mayor rendimiento y mejor relación costo-beneficio para el productor”, abundó el experto.

 

LAS BONDADES DEL TRITICALE

 

Por otra parte, el interés también se focaliza en el triticale porque es un grano que tiene más proteína que el trigo, así como un perfil de aminoácidos superior, lo que lo vuelve un alimento nutritivo tanto para consumo humano como animal, explicó el doctor Lozano del Río.

 

“El asunto es que el triticale no tiene gluten, que es la proteína que hace que las masas del trigo sean extensibles y tengan elasticidad y volumen; es decir que se pueda amasar la harina”, aclaró.

 

Aunque no tiene gluten, el triticale contiene otra proteína que se llama secalina, la cual proviene del centeno, pero tampoco le da esa consistencia a la masa, refirió. Para que la masa del triticale se vuelva elástica, se hacen mezclas con un poco de harina de trigo y con estas se hacen productos alimenticios como panes, tortillas, atole, galletas, añadió el entrevistado.

 

Detalló que el proceso para obtener triticale inicia con la selección de variedades progenitoras. “Una buena selección de progenitores nos garantiza que salgan hijos buenos, superiores, más productivos, más rendidores”, explicó el doctor.

 

“Es un proceso largo y continuo. Si hacemos una cruza original tomamos más o menos una docena de años para llegar a registrar un nuevo material. Cuando empezamos un plan de mejoramiento nos tardamos en sacar las primeras variedades; pero con este proceso cada año hacemos nuevas cruzas, avanzamos esos hijos a través de pruebas en ranchos, en localidades diferentes”, describió el investigador.

 

Como lo plantea Lozano del Río, los productores no compran determinada semilla o cambian de un cultivo a otro fácilmente. No obstante, “obtienen mayor producción de leche y de carne por vaca al día, utilizando triticale en lugar de avena; inclusive sustituyendo en muchos casos la alfalfa que, aunque es considerada la reina de las forrajeras, es más cara porque es un cultivo que gasta bastante agua para producirla. Las ganancias siempre son superiores con el uso del triticale”, aclaró.

 

El triticale, como asegura el investigador, es un gran alimento para vacas, cabras, ovejas, caballos pura sangre, cerdos y aves de corral. Agregó que actualmente se utiliza mucho en granjas del estado de Sonora.

 

Con una experiencia de 35 años en el cultivo, el doctor Alejandro Javier Lozano del Río compartió su labor: “Hacemos genotecnia para formar variedades más productivas que las comerciales”.

 

Al respecto, dijo que “a la fecha hemos registrado y liderado en el comité calificador de variedades de plantas cinco variedades de triticale que están siendo ampliamente usadas en la región norte de México, en la región lagunera –lechera– y en regiones del bajío mexicano como Aguascalientes, Querétaro y otros estados”.

 

El mejoramiento genético tanto de animales como de plantas es continuo, afirmó el investigador. La meta es desarrollar variedades más productivas que las que están actualmente en el mercado, para incrementar el uso por parte de los productores y aumentar la superficie que se utilice para el cultivo en México: zona norte y gran parte del centro del país. Actualmente, Polonia es el país con mayor superficie productora de triticale a nivel mundial.

 

Colaboración de Nistela Villaseñor / Agencia Informativa Conacyt

http://bit.ly/1Ptdtau

 

 

Viernes, 08 Mayo 2015 09:07

BUSCAN GENES QUE CAUSAN LA DEPRESIÓN

 

Actualmente, el diagnóstico para el tratamiento de la gran mayoría de las enfermedades emocionales, tales como la depresión, se realiza a través de las narraciones que brinda el paciente al especialista de la salud, por lo que no hay de por medio una prueba de sangre o una plataforma que permita al médico brindar un análisis certero y personalizado, aseguró el doctor en Ciencias Médicas, José Humberto Nicolini Sánchez.

 

El investigador del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y especialista en enfermedades psiquiátricas señaló que uno de los principales objetivos de la medicina genómica –y por ende de la institución a la que pertenece– es contribuir con información científica al desarrollo de la medicina personalizada, para el beneficio de la población mexicana.

 

Es así que desde hace varios años en el Laboratorio de Adicciones, Enfermedades Neurodegenerativas y Psiquiátricas del Inmegen, el doctor Nicolini Sánchez y un equipo de colaboradores estudian a pacientes con diferentes patologías mentales.

 

De acuerdo con el especialista, el objetivo de estos estudios es tratar de encontrar las variantes genéticas que están detrás de las enfermedades de la mente, principalmente el trastorno bipolar y la depresión, esta última considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el trastorno mental más frecuente.

 

El científico, miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con nivel III, explicó que la depresión es una enfermedad del cerebro que afecta profundamente a la emoción y forma de vida de las personas.

 

El grupo de investigación del Inmegen ha detectado varios genes que pudieran estar asociados con la depresión y el riesgo de suicidio. Entre ellos se encuentran genes del sistema serotoninérgico, por ejemplo los receptores 5HT1a y 5HT2a, así como la enzima limitante de la síntesis de la catecolaminas, la COMT.

 

En el desarrollo de este proyecto, los investigadores liderados por el doctor Nicolini Sánchez utilizaron información genética de una muestra de pacientes de la Ciudad de México y el estado de Tabasco, el cual presenta una tasa alta de suicidios a nivel nacional, informó el especialista.

 

"Una de las complicaciones importantes de la depresión es la conducta suicida, es un rasgo particular de la población que nosotros hemos buscado. Hicimos la colecta con un grupo de pacientes que tienen depresión, pero que aparte los ha llevado a tener conductas suicidas ya sea en intento o suicidio consumado. Con ellos hicimos tamizaje de varios genes pero seguimos trabajando en rutas nuevas, y los genes que nos han dado señal significativa han sido la serotonina –un gen asociado en México con características de la personalidad–, que al parecer están involucrados en riesgos de vulnerabilidad”, explicó.

 

De acuerdo con el investigador, estos estudios han podido confirmar que los sujetos portadores del genotipo de la serotonina, que habían sufrido eventos traumáticos, tenían muchos más episodios depresivos a diferencia de aquellos que no eran portadores de este genotipo.

 

Conocer los genes que puedan estar involucrados en el desarrollo de la depresión, mencionó el doctor, es un dato muy importante en la medicina, porque a partir de esta información, se podrá implementar un diagnóstico oportuno e intervenciones exitosas para el tratamiento de estas patologías desde el punto de vista molecular.

 

NUEVAS FORMAS DE TRATAMIENTO

 

 Para José Humberto Nicolini Sánchez, la medicina genómica juega un papel muy importante en el diagnóstico personalizado de las enfermedades de salud mental, por lo que estas investigaciones y nuevos descubrimientos de las variantes específicas de la población mexicana no solo permitirán un mejor tratamiento, sino que además ayudarán a determinar de qué manera influyen los antidepresivos.

 

 "Con datos genéticos podremos percibir el nivel de respuesta de los antidepresivos. Recientemente exploramos estas líneas de investigación para ver de qué manera las personas reciben tratamiento. Esto da un nivel de predicción personalizada al sujeto y es una enorme aportación a la medicina. Ya tenemos algunas moléculas que nos pueden ayudar al diseño de nuevos medicamentos y nuevas formas de entender la fisiología de la enfermedad”, explicó.

 

 Por otro lado, para el también subdirector de Investigación Básica del Inmegen, en un futuro esta información podrá integrarse a una plataforma de diagnóstico que le permita a las personas con algún componente genético estar alertas. Además, ayudará a implementar programas de atención y desarrollar un tratamiento oportuno para mejorar la calidad de vida del paciente y evitar futuras complicaciones.

 

 “Gracias a los datos que se han acumulado durante el desarrollo de esta investigación se podrá, en un futuro no muy lejano, tener un diagnóstico molecular de estas enfermedades mentales. Sin embargo, es preciso profundizar en el estudio de las variantes específicas en la población mexicana”, concluyó el investigador.

 

Colaboración de Carmen Báez / Agencia Informativa Conacyt

http://bit.ly/1FTSk8G

 

Más de 8 mil lobos marinos que habitan en el Golfo de California, en edad de cría y adulto, podrían morir este año a causa de la presencia de “El Niño”, reveló el doctor Juan Pablo Gallo Reynoso.

 

El titular de Laboratorio de Ecofisiología del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), informó que a lo largo del Golfo habitan cerca de treinta mil lobos marinos, distribuidos en trece islas.

 

Adelantó que este año se prevé un mayor varamiento de los animales por la falta de disponibilidad de los peces como sardina huachinango y otros de talla pequeña, que sirven de alimento para las hembras.

 

El CIAD y la Conanp (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas), informó, están a la espera de que se autoricen recursos para investigar los efectos del cambio climático en los lobos marinos.

 

"Queremos ver que está pasando, se está viendo un cambio de especies, el agua está cambiando de temperatura, pero como ya tienen ‘loberas’ más al Sur no creemos que les haga mucho daño a menos que la sardina desapareciera, se fuera al Pacífico”, consideró.

 

EN EL SUR DEL ESTADO

 

Las islas del sur de Sonora, indicó, son más afectadas con estos fenómenos porque están más limitadas de recursos, mientras que en el Alto Golfo gozan de más especies marinas.

 

Gallo Reynoso recordó que en 1983 y 1992 los efectos de “El Niño” provocaron estragos en la población de lobos marinos, pero poco a poco se ha ido recuperando, sin mostrar crecimiento desde los años ochenta

 

"Aunque hasta el momento ‘El Niño’ se ha presentado de mediana intensidad, por ser el segundo año consecutivo se prevé que el efecto en esta especie sea fuerte, por ejemplo en la isla San Pedro Nolasco hay una población que fluctúa en 790 y con ‘Niños’ se refleja una disminución de 100 animales”, externó.

 

La competencia con el hombre por la pesca de especies marinas, indicó, es otro efecto negativo para las áreas de ‘loberas’ porque, al igual que con un “Niño”, las hembras deben viajar más lejos para alimentarse y así darle leche a las crías.


“El viajar más lejos les cuesta energía a las mamás, lo que indica que tendrán menos leche y eso se traduce en mortandad”, subrayó.

 

Antes de 1979, expuso, los lobos marinos eran explotados industrialmente para la caza de tiburones, elaboración de alimento para perros y la fabricación de bandas de piel para maquinaria, y en 1994 se reconoció como especie protegida en la NOM 059, al detectarse una reducción considerable en su población.

 

Colaboración de Yesicka Ojeda, reportera del periódico El Imparcial

http://bit.ly/1F2biZU

 

Hace casi 12 años se creó Hélix, un suplemento de la revista Ciencia y Desarrollo, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), con la misión de comunicar de manera clara, sencilla y precisa los avances científicos y tecnológicos a los niños.

 

Dicho objetivo ha implicado un gran esfuerzo, ya que si la divulgación científica es compleja, hacerla enfocada a niños es un reto doble, manifestó la coordinadora editorial de Hélix, Pilar Martínez, en el marco del Día del Niño.

 

Reiteró que todos los ejemplares de este suplemento se realizan con la asesoría de un investigador experto en el tema que se aborda, de tal manera que toda la información que se difunde en la revista es confiable y de primera mano, solo que con un lenguaje dirigido al público infantil.

 

Por sus páginas han pasado las plumas y conocimientos de diversos investigadores mexicanos expertos en divulgación científica como Julia Tagüeña, Laura Edna Aragón y Luis Javier Platas, entre muchos otros.

 

El reto de escribir para niños

 

“Elaborar un ejemplar de Hélix es muy difícil, porque no solamente tienes que hacer la ‘traducción’ propia de la divulgación, es decir, interpretar los tecnicismos de las disciplinas a un leguaje más entendible para público no experto, sino que se tiene que hablar en el lenguaje de los niños”, manifestó.

 

Para lograr esto “hay que adentrarse al mundo de los niños; si no lo haces, te pierdes y terminas escribiendo para adultos. Cuando trabajo en Hélix me convierto en un niño y trato de imaginar qué y cómo le gustaría leer un tema científico”, añadió.

 

Detalló que hace un par de meses se publicó el número La ciencia en los cuentos, en el cual se explicó cuál es la justificación científica para algunas de las situaciones o hechos que en estos se describe; por ejemplo, es posible que el cabello de Rapunzel soporte el peso de un hombre. Asimismo, en este número se explicó desde la física por qué los tazones del cuento de Ricitos de oro pueden estar unos más calientes que otros.

 

Con este tipo de trabajos se busca abordar, desde una perspectiva científica, temas que están presentes en la vida cotidiana de los niños, con el objetivo de informar y despertar su curiosidad por explorar y conocer el mundo que los rodea, indicó.

 

Aprender de manera interactiva

 

Pilar Martínez señaló que los niños son muy creativos, y por ello para realizar un texto que les atraiga debe ser muy dinámico: “No puedes darles secciones solamente para leer, los tienes que poner a hacer cosas, porque a ellos les gusta jugar, crear y comprobar lo que se les dice”.

 

Destacó que la publicación cuenta con cuatro secciones: 10 ideas, Inténtalo y/o Descubre, Juego y Cómic, a través de las cuales se invita al lector a aprender mientras juega y experimenta.

 

Asimismo, la publicación es muy dinámica en cuanto a su diseño, “constantemente se renuevan las ilustraciones, ya que estas son uno de los elementos que más atrapa a los pequeños. Hay que estar a la vanguardia en el diseño porque los niños son un público muy exigente y cambiante”, subrayó.

 

Añadió que en los últimos 12 años los gustos y preferencias de las generaciones infantiles de México han cambiado radicalmente: “Ahora están más involucrados en la tecnología”.

 

Por tal razón, desde que nació el suplemento cuenta con su propia página web en la que los niños pueden consultar en línea el número vigente y versiones anteriores de la publicación. Asimismo, pueden jugar e interactuar con Hélix, el niño que le dio vida a esta revista.

 

 

Colaboración de Verenise Sánchez / Agencia Informativa Conacyt

http://bit.ly/1OJ2PRO

 

A fin de renovar su compromiso con la comunidad científica y tecnológica, a través de incentivos que contribuyan al mejoramiento de la calidad de vida de los mexicanos, Coca-Cola de México invita a profesionales y estudiantes que, entre 2013 y 2015, hayan realizado investigaciones y estudios en el país sobre ciencia y tecnología de alimentos y bebidas –exclusivamente para consumo humano– para que presenten sus trabajos y concursen por el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos 2015.

 

Los participantes podrán concursar en las categorías “Estudiantil en ciencia y tecnología de alimentos” y “Profesional”; a su vez, esta última se divide en tres: “Ciencia de alimentos”, “Tecnología de alimentos” y “Ciencia y tecnología de bebidas”.

 

Para efectos de esta convocatoria se define Ciencia y Tecnología de Alimentos y Bebidas al área del conocimiento que estudia aspectos biotecnológicos, nanotecnológicos, funcionales, biofísicos, nutrimentales y nutrigenómicos, tecnológicos, tradicionales o emergentes, sensoriales, termodinámicos, físicos y de transporte, de inocuidad, de trazabilidad, así como de simulación y análisis de procesos.

 

Este certamen se creó desde hace 39 años con la finalidad de incentivar las aportaciones científicas y tecnológicas de profesionales y estudiantes en el campo de los alimentos en México. Constituye una fuente de estímulos para premiar la calidad de los trabajos de quienes se dedican a la investigación de la Ciencia y la Tecnología de Alimentos y Bebidas en México.

 

Este Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos lo preside el director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza. Como parte del jurado participan miembros de instituciones educativas, de investigación, asociaciones profesionales y empresas del área.

 

Para elegir a los ganadores se tiene en cuenta la calidad del contenido y la presentación, el impacto del trabajo en el desarrollo de los conocimientos científicos y tecnológicos en el campo de alimentos y bebidas, así como la contribución a la mejora nutricional, social y económica, además del uso racional del agua en México. Los trabajos pueden ser individuales o colectivos, por autores mexicanos o extranjeros residentes en México durante al menos los últimos cinco años.

 

Las investigaciones deberán haberse realizado mayoritariamente en territorio nacional y ser avaladas por la(s) institución(es) en donde se llevó a cabo y, en su caso, por la institución nacional en la cual se obtuvo el grado académico.

 

Es requisito que los estudios se hayan concluido entre enero de 2013 y el 3 de julio de 2015.

 

Mayor información sobre las características del trabajo, estructura, contenido, documentos para participar, así como premios para cada categoría, aquí. Consulta también el formato de inscripción.

 

La fecha límite de inscripción, entrega de trabajos y registro de candidatos será el 3 de julio de 2015 a las 18:00 horas en las oficinas de la Coordinación Ejecutiva del Premio, ubicadas en Rubén Darío No. 115, colonia Bosque de Chapultepec, C.P. 11580, México, DF.

 

Mayor información sobre las características del trabajo, estructura, contenido, documentos para participar, así como premios para cada categoría, aquí.  Consulta también el formato de inscripción.

 

 

El Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica será sede del Primer Congreso de la Asociación Mexicana del Carbono (AMEXCarb 2015) del 10 al 13 de noviembre, con los objetivos de incentivar la colaboración industria-academia y entre investigadores, así como de difundir los avances científicos relacionados a la síntesis, estructura, propiedades y aplicaciones de los materiales a base de carbono.

 

El AMEXCarb 2015 reunirá especialistas en las siguientes líneas de investigación: adsorción, aplicaciones médicas y ambientales, catálisis, capacitores, carbonizados, compositos, electroquímica, grafito, materiales magnéticos, nanoestructuras de carbono, síntesis de carbones activados, surfactantes, entre otras.

 

La Asociación Mexicana del Carbono nace el 12 de noviembre de 2014 y se encuentra constituida por un grupo de investigadores afiliados a instituciones públicas de toda la República Mexicana, vinculadas con la ciencia y la tecnología, con el fin de contribuir a la difusión e intercambio de conocimientos en investigación, desarrollo e innovación derivados del desarrollo y uso de materiales de carbono.

 

El Congreso abrirá con la Conferencia Magistral del profesor Robert Hurt de la Universidad Brown, de Estados Unidos, quien es el editor en jefe de la revista Carbon. La investigación del profesor Hurt se centra en la aplicación de nanomateriales y en las implicaciones que estos tienen en la salud humana y en el medio ambiente.

 

Sus investigaciones actuales incluyen la respuesta biológica a nano-grafeno, mecanismos de captación de nanotubos de carbono y toxicidad, transformaciones de nano-plata y nano-cobre en el entorno natural, diseño de materiales seguros, y el ensamble y plegamiento de grafeno para crear arquitecturas tridimensionales para las tecnologías de barreras y encapsulación, y como electrodos y soporte de catalizadores.

 

La asociación civil Comunidad Indígena Mayo-Yaqui (Comaya) impulsa un proyecto productivo sustentable en apicultura para la generación de empleo entre sus integrantes, el cual cuenta con el apoyo de investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

A petición de Comaya, Carlos Borbón Morales y Jesús Laborín Álvarez, científicos del CIAD, han brindado asesoría a dicha organización sobre el análisis de mercado de la miel de abeja. Mediante este proyecto, la asociación buscará el respaldo de los recursos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) para su ejecución.

 

El presidente de la agrupación, Josué Figueroa Hermosillo, manifestó que con el apoyo del CIAD esperan conseguir quinientos cajones para desarrollar la apicultura en la ciudad fronteriza de Nogales, municipio donde está establecida Comaya.

 

Con la gestión de estos recursos materiales, Figueroa Hermosillo indicó que a través de esta iniciativa se pretender crear fuentes de empleo para alrededor de cien familias que integran dicha comunidad.

 

Gabriel Borbón Morales, investigador del CIAD, quien además pertenece a la etnia indígena mayo, comentó que el trabajo que realizan se concentra en el diseño de un proyecto para la profesionalización de dicha organización étnica y que se prevé someter ante la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL).

 

El plan consiste en la capacitación e instrucción para el manejo de la apicultura, así como la comercialización de los productos generados en las colmenas.

 

Comaya se fundó en junio del 2014 y, según versa su misión, “es una organización que busca combatir la desigualdad social y conseguir apoyos tangibles a familias que, además de que sufren pobreza, están en el olvido de sus raíces, cultura, dialecto y costumbres alimenticias”.

 

 

 

El tiempo y las actividades humanas que han buscado impulsar el desarrollo económico regionalen el último siglo de la historia de Sonora, han hecho que algunas tradiciones agrícolas ancestrales se hayan olvidado o hayan perdido el significado que alguna vez tuvieron como prácticassustantivas para las comunidades nativas de este estado.

 

Una de estas prácticas es la plantación de “cercas vivas”, una costumbre que pareciera ser más un elemento cultural que una tecnología agrícola-silvícola, rescatada y estudiada en nuestra región por investigadores de la Universidad de Arizona desde la década de los setenta.

 

De acuerdo a Blanca Rebeca Noriega Orozco, profesora investigadora de la Coordinación deDesarrollo Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), una cercaviva es una valla o barrera elaborada con árboles plantados en hilera, usadas entodo el mundo para proteger sembradíos, zonas agrícolas, delimitar terrenos, labrar los cajones de los lechos de los ríos con sus raíces, e incluso, en la cuenca del río San Miguel de Horcasitas se usan  para generar agua superficial con la escorrentía producida por jornaleros agrícolas para alimentar los veneros en el lecho del río. 

 

“Las cercas vivas generan agua superficial permanentemente porque las raíces de los árbolestrabajan para “jalar” el agua del subsuelo y con su copa arbórea también atraen la humedadatmosférica para producir un micro clima, para producir incluso lluvia”, comentó la científica socio-ambiental.

 

En Sonora, específicamente en el río San Miguel, se construyen estas “cercas vivas de sauce” o cercas deSau, como se les denomina en la cuenca baja  a esta importante tradición. Son ejemplo de una práctica ancestral que, al parecer, se heredó de los indios Pueblo, grupos asentados a lo largo del gran río Colorado, el segundo más grande de América, después del Amazonas.

 

En el río San Miguel, el cual es el mayor afluente del Río Sonora, aún se mantiene viva esta tradición de tecnología indígena heredada, tal vez un legado de la etnia ópata, pues ellos estaban asentados en esazona, y junto con los Yaquis, son de los pueblos autóctonos con larga tradición agrícola. 

 

Según Noriega Orozco, existen indicios que hacen suponer que estas cercas fueron implementadaspor los ópatas para “producir” agua de río. “Ponían y ponen actualmente en la cuenca alta del río San Miguel, una cerca viva de palitos de sauce a su vera, como conteniendo su cauce y las entretejen con seis o siete especies del desierto, como el palo verde, mezquite, palo fierro, álamo, bagote y otras especies ripárias, es decir naturales del río. De tal manera que se produce una pequeña foresta o bosque junto al río” explicó la antropóloga-historiadora.

 

Esta técnica, con su manejo de foresta generado, provee sustentabilidad al rio en el robustecimiento de la estructura natural del lecho o cajón, y evita también el impacto de las crecidas o inundaciones, pues atrapa lo mejor de estas, que son los nutrientes para el suelo.

 

EL PRESENTE

 

Esta práctica era generalizada a lo largo del Río San Miguel, pero a partir de 1940, cuandoempezaron a extenderse los pozos de extracción profunda para la siembra, industrias ynecesidades domésticas, comenzó a desestabilizarse ese sistema.

 

En la década de los 70 se tiene registrado que se secaron las últimas cercas de sauce en Opodepe,Sonora. Aunque la gente plantara ya no podían funcionar porque las extracciones habíanimpactado la recarga del acuífero y subsuelo en la región.

 

Actualmente, en Cucurpe, Sonora todavía se acostumbran estas plantaciones para crear terrenofértil para el cultivo. “Ellos (los habitantes) saben que va a venir la crecida del río en determinadaépoca y ponen las cerquitas haciendo más angosto el río para tener más tierra cultivable, rica enlos nutrientes y minerales que trae una crecida del rio”, según la especialista, esto se hacerutinaria y cíclicamente como una tradición, muchas veces sin ser conscientes de ser portadores de una rica tradición tecno-agrícola para producir agua y trabajar por el equilibrio ecosistémico de la cuenca.

 

UNA ESPERANZA

 

Noriega Orozco sostiene que en el cultivo de las cercas vivas de sauce existe una parte de la solución a la escasez de agua, y mencionaque en el mundo existen casos de éxito en el manejo ancestral del sauce en la hidrología y formas de usos del agua antiguos, como es el caso de Holanda, país que basa su herencia cultural en la construcción de drenes hidráulicos con tecnologías asociadas al cultivo del sauce, o el caso de Tenochtitlán, ciudad también construida sobre chinampas ancladas por sauces del géneroSalix. … “¿Por qué no habremos de estudiarlos?” concluyó la investigadora.

Mobile Menu