Notas

Miércoles, 15 Julio 2015 10:55

LOS MICROBIOS DEL CAMPO A LA MESA

 

Una gran variedad de factores contribuye a la contaminación de frutas y hortalizas por microorganismos causantes de enfermedades.

 

Algunos de los factores que pudieran considerarse de riesgo en la calidad microbiológica de los productos frescos incluyen el uso de agua de riego contaminada con heces fecales de personas y animales, procesos inadecuados en los campos de cultivo, prácticas deficientes de desinfección, condiciones inapropiadas durante el empaque, higiene deficiente de los trabajadores y el mal manejo durante almacenamiento y transporte. 

 

Aunado a esto, una vez que ocurre la contaminación, muchos microorganismos patógenos poseen la capacidad de sobrevivir y multiplicarse por largos períodos de tiempo en frutas y hortalizas frescas. 

 

Microorganismos en productos frescos

 

Como parte de los microorganismos que pueden contaminar los productos frescos y causar enfermedades en los seres humanos se pueden mencionar algunos protozoarios, virus y bacterias. Los protozoarios como Cryptosporidium parvum, Giardia lamblia y Cyclospora cayetanesis producen quistes, los que constituyen la fase resistente, y que es responsable de la transmisión del microorganismo. Los quistes pueden permanecer en el medio ambiente por períodos de tiempo prolongados y permanecer viables o en condiciones óptimas para causar enfermedad.

 

Cryptosporidium parvum causa gastroenteritis severa no tratable y en individuos inmunodeficientes la infección puede provocar una tasa de mortalidad de hasta cincuenta por ciento. Un brote masivo en 1993 en Milwaukee, Wisconsin, EE. UU., el cual afectó a más de cuatrocientos mil personas, es considerado el brote de enfermedad asociado al consumo de agua más extenso en la historia de ese país. 

 

El potencial de contaminación de alimentos por Cryptosporidium parvum fue demostrado cuando la expansión de estiércol de ganado en un cultivo de manzana ocasionó un brote de criptosporidiosis durante el consumo de jugo de manzana no pasteurizado. 

 

Giardia lamblia también se ha reportado como la causa de varios brotes de gastroenteritis causados por consumo de hortalizas frescas en los Estados Unidos de América. El rápido incremento de brotes de criptosporidiosis relacionados con agua de consumo humano y pasados brotes de giardiasis, provocaron que se realizara una extensa monitorización de detección de estos microorganismos en agua superficial en los Estados Unidos de América. 

 

Estos estudios han indicado que es común detectar estos parásitos en aguas superficiales y que se espera se encuentren presentes en casi todas las aguas superficiales, dado que los animales domésticos y salvajes son una fuente de contaminación.

 

En los últimos años, Cyclospora cayetanesis, otro parásito causante de casos de emergencia de salud, también ha sido asociado con varios brotes de enfermedades originados por el consumo de alimentos en EE.UU.

 

Al igual que los parásitos protozoarios, los virus no se multiplican en el ambiente. Sin embargo, pueden sobrevivir el tiempo suficiente para causar enfermedades. Dentro de los virus entéricos que pueden ser transmitidos mediante agua y alimentos contaminados se encuentran el virus hepatitis A, enterovirus (polio, eco y Norwalk), adenovirus, rotavirus y astrovirus, entre otros. 

 

De 1988 a 1992, el Centro para la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) reportó un total de 45 brotes de enfermedades virales, 18 de los cuales fueron causados por consumo de frutas o verduras contaminadas. Estudios realizados con virus entéricos sembrados o adicionados en aguas de desecho utilizadas como agua de riego han demostrado que estos virus pueden permanecer viables hasta por cinco semanas en hortalizas irrigadas con este tipo de agua. También se ha encontrado que los enterovirus y rotavirus pueden sobrevivir de uno a cuatro meses en hortalizas durante almacenamiento en refrigeración. 

 

Entre las bacterias patógenas que han sido asociadas con el consumo de hortalizas frescas se pueden mencionar Escherichia coli enterotoxigénica, E. coli enterohemorrágica, especies de Shigella, Salmonella, Listeria, Campilobacter, Clostridium y Staphylococcus, entre otras. Un brote de gastroenteritis causado por E. coli O157:H7 fue asociado con el consumo de melón contaminado con la bacteria. Algunos otros brotes de enfermedades bacterianas han sido atribuidos a la contaminación de tomate y melón contaminados con Salmonella y cebolla contaminada con Shigella

 

En alerta

 

Todos estos casos de brotes de enfermedades han puesto en entredicho la inocuidad de las frutas y hortalizas. Esto ha ocasionado que instituciones de salud mundial estén en alerta para vigilar más de cerca la calidad microbiológica del producto de exportación y tomar medidas para reducir riesgos de contaminación por microorganismos causantes de enfermedades en la población humana. 

 

En 1997, la “Food and Drug Administration” (FDA) y el “Center for Food Safety and Applied Nutrition” (CFSAN) publicaron la Guía para Reducir al Mínimo el Riesgo Microbiano en los Alimentos, también conocida como “Ley de Inocuidad”. Hoy día, esta Ley ha sufrido una modernización que la hace aún más estricta. Por lo tanto, el sector agrícola, un pilar importante en la economía de México, pudiera verse afectado de no tomarse medidas adecuadas para el aseguramiento de la inocuidad de los productos hortofrutícolas. 

 

Esto amerita el establecimiento de sistemas de monitorización para analizar que las frutas y hortalizas no contengan microorganismos que pudieran representar un riesgo para el consumidor. 

 

El estado de Sinaloa es el principal productor de hortalizas en México. Por su gran participación como exportador se requiere proporcionar asesoramiento al sector productivo en cuanto a cuáles factores son importantes controlar para disminuir el riesgo de contaminación microbiana en sus productos vegetales frescos. 

 

El manejo sanitario de frutas y hortalizas en estos lugares mejorará conforme se adquieran conocimientos acerca de la existencia de los microorganismos patógenos presentes en los vegetales y se determinen medidas de prevención o de control para reducir el riesgo de contaminación.

 

Conclusión

 

Las principales innovaciones en un futuro inmediato para la producción, cosecha, almacenamiento y distribución de frutas y hortalizas frescas mínimamente procesadas deberán estar dirigidas a la implementación objetiva y clara de “Buenas Prácticas Agrícolas”. 

 

Estas permiten minimizar al máximo el riesgo de deterioro en la calidad durante las diferentes etapas de siembra, cosecha, manejo, empaque, transporte y distribución. También es de gran importancia reducir los problemas de contaminación por microorganismos que puedan dañar tanto a los productos hortofrutícolas cosechados como a la salud de los consumidores.

 

La aplicación de los lineamientos presentados en la reciente modernización de la Ley de Inocuidad para minimizar el riesgo microbiano en frutas y hortalizas representa un serio reto, tanto para los productores como para las instituciones responsables del sector agroindustrial y para las universidades y centros de investigación, ya que deberán aportar conocimientos y esfuerzos que permitan la asesoría necesaria a los sectores productivos. 

 

Auspiciar el control en los productos vegetales frescos, aplicando las “Buenas Prácticas Agrícolas”, repercutirá en la salud de la población y en la economía de las regiones productoras y las consumidoras.

 

Referencias

1.Beuchat, L.R., “Pathogenic microorganisms associated with fresh produce,” Journal Food Protection, 59: 204-216, 1995.

2.Bitton, G., En Wastewater Microbiology, Wiley- Liss, New York, pp. 102-107, 1994.

3.CDC, “Update: Outbreaks of Cyclospora cayetanensis infection–United States and Canada, 1996,” Morbidity & Mortality Weekly Report (MMWR), 45: 611-612, 1996.

4.Cliver, D.O., “Other foodborne viral diseases,” En: Foodborne Disease Handbook, Hui, Y.H., et al. 2nd Ed, Vol. 2, pp. 137-144, 1994.

5.FDA/CFSAN. “Guide to minimizing microbial food safety hazards for fresh fruits and vegetables,” 1997: www.foodsafety.gov/~dms/ prodguid.html

 

Colaboración del Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz

Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria

Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD)

Carretera a Eldorado km. 5.5, Culiacán, Sinaloa, Mexico, 80110. Tel. (667) 760-5536

www.ciad.mx

www.ciad.edu.mx

blog.ciad.edu.mx/cms/index.php

 

En la más reciente edición del encuentro “UK-Mexico Biorefinery workshop”, Alí Jesús Asaff Torres, profesor investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) recibió el reconocimiento del segundo lugar a la mejor ponencia del evento, con el tema “Aprovechamiento integral de las aguas residuales de la industria de la tortilla: hacia la integración de una biorefinería”.

 

El seminario, el cual fue celebrado en el Instituto Mexicano del Petróleo en la Ciudad de México, contó con la participación de distinguidos investigadores del Reino Unido y de México en el área de biorrefinerías, quienes se reunieron con el propósito de promover la colaboración internacional para encontrar soluciones innovadoras y sustentables a través de la investigación en este campo.

 

En su exposición, Asaff Torres explicó el desarrollo de diferentes tecnologías para el tratamiento eficiente de los efluentes líquidos de la industria de la tortilla, los cuales son considerados contaminantes, pero que integrados en una biorrefinería permiten la obtención de una serie de productos como el bioetanol. La factibilidad técnica y económica de esta tecnología transforma un problema ambiental, económico y legal en una oportunidad de negocio, detalló el investigador.

 

De acuerdo al experto, gran parte del contenido de esta ponencia se desprende de su proyecto "Transformando riesgos en oportunidades: producción de bioetanol a partir de los efluentes del nixtamal"

 

“En general, en México se están buscando fuentes para la provisión de bioetanol para su mezcla con gasolina, primeramente, para reducir el consumo de combustibles de origen fósil y también como reemplazo de otros aditivos que permiten incrementar el octanaje de las gasolinas”, señaló Asaff Torres.

 

El científico del CIAD, quien además ha sido distinguido con el Premio Nacional a la Innovación en Salud y Alimentación en 2006, comentó que el siguiente paso en su investigación es continuar con algunos estudios que hacen falta para elevar los rendimientos en la producción de etanol.

 

Incluso sin el componente energético, los desarrollos brindan una solución integral al tratamiento de los efluentes de la industria de la tortilla, tecnología que espera ser exportada a Estados Unidos de América, donde esta industria tiene un gran crecimiento”, concluyó el especialista en biotecnología.

 

 

Frente a los cuatro asesinatos que han sido tipificados como feminicidios en Cajeme, Sonora, además de los reportes de agresión física y verbal hacia mujeres denunciados ante el ministerio público en el transcurso del año en ese municipio, se ha constituido un grupo de investigación conformado por académicas locales y nacionales, quienes evaluarán la solicitud de declaratoria de Alerta de Género para este municipio.

 

Dicha solicitud fue interpuesta por la asociación civil Alternativa Cultural para la Equidad de Género (ACEG), la cual busca que se dé cumplimiento a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

 

El procedimiento de declaratoria de Alerta de Género inició con la petición formulada ante la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) de que se integrara el grupo conformado por investigadoras locales y nacionales para la realización de una indagatoria de campo cuya finalidad es identificar, constatar y evaluar las condiciones de violencia que viven las mujeres, en específico en la zona de Cajeme.

 

El grupo está constituido por investigadoras e investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), El Colegio de Sonora (Colson) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de una representante de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), un representante del Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres) y la directora del Instituto Sonorense de la Mujer (ISM), Eloísa Flores García.

 

En representación del CIAD dentro de este grupo, Gilda Salazar Antúnez, profesora investigadora de este Centro, comentó: “es preciso subrayar que como resultado de dicha investigación se determinarán las conclusiones para que, con base en estas, las autoridades del estado ejecuten acciones que impacten en la disminución de los índices de violencia contra las mujeres y niñas en el municipio de Cajeme, Sonora”.

 

Salazar Antúnez enfatizó que el trabajo del grupo de investigación es de carácter autónomo en sus decisiones y funcionamiento, y dentro de sus obligaciones está el dar seguimiento puntual al cumplimiento de las observaciones que en su momento se emitan.

 

Las y los especialistas ya han terminado la investigación de campo y se espera que los expertos integren el informe final la semana del 21 al 24 de julio de 2015 y entreguen sus conclusiones a más tardar el día 30 del mismo mes y año.

 

Con el inicio de la temporada vacacional de verano, cada año los turistas visitan las playas de Sinaloa en grandes grupos; es por ello que para brindar confianza a los visitantes, la semana pasada se realizó el izamiento del banderín que acredita a Playa Gaviotas, Mazatlán, como “Playa Limpia Certificada.”

 

La certificación consiste en la acreditación de la playa en la modalidad de Uso Recreativo establecido en la norma mexicana NMX-AA-120-SCFI-2006, la cual dicta que se debe dar cumplimiento a medidas ambientales en materia de calidad de agua, manejo de residuos sólidos y protección a la biodiversidad. Además, se tienen que cumplir lineamientos de infraestructura costera, adecuación de seguridad y servicios, promoción de educación ambiental y disposiciones para evitar la contaminación por ruido.

 

La Coordinación Regional Mazatlán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) forma parte del Comité de Playas Limpias del Municipio de Mazatlán, órgano encargado de brindar dicha certificación y que, además, está integrado por dependencias públicas de los tres órdenes de gobierno y de asociaciones de la iniciativa privada que tienen relación con el turismo.

 

En la representación académica del CIAD, participan Omar Calvario Martínez, María Carolina Ceballos Bernal y Miguel Ángel Sánchez Rodríguez. Este último señaló que el Centro desempeña un papel importante en este comité porque es el responsable de generar el programa de gestión para el saneamiento integral del municipio de Mazatlán.

 

Sánchez Rodríguez explicó que dicho programa es un instrumento de planeación de acciones necesarias para la preservación del medio ambiente y la mejora de la calidad de vida a los habitantes de las zonas costeras de Mazatlán a través de la participación de la sociedad y organismos gubernamentales.

 

Según el investigador, las playas sinaloenses se caracterizan por ser zonas limpias y de excelente calidad en sus aguas; sin embargo, las actividades humanas hacen que, en ciertas zonas, la acumulación de desechos o contaminación por drenes se acentúe a niveles que no dan opción a la certificación de las mismas.

 

Por lo anterior, el Comité de Playas Limpias y las empresas turísticas ubicadas en las zonas certificadas se han dado a la tarea de realizar importantes trabajos de mantenimiento y preservación de las playas a través de la disposición de botes de basura, adquisición de barredoras y, fundamentalmente, mediante campañas de concientización; con ello se ha logrado la recertificación de playas en el sur de Sinaloa.

 

La gran mayoría de la población utiliza diariamente medios de transporte públicos como, autobuses y aviones.Todos con prisa por llegar a su destino. Sin embargo, nunca nos detenemos a preguntarnos quién fue la última persona que ocupó ese asiento o quién se agarró de aquella barra. No obstante, cuando nos enteramos que, según varios estudios, una persona se toca la boca, nariz, ojos y oídos unas tres veces cada cinco minutos y que los niños lo hacen diez veces cada cinco minutos, entendemos que es importante saberlo, ya que el riesgo de adquirir microorganismos potencialmente patógenos es muy alto. 

 

Además, si consideramos que cuando una persona estornuda expulsa las gotas de saliva a aproximadamente ciento veinte kilómetros por hora, a una distancia de un metro, nos damos cuenta que resulta difícil escaparnos de inhalar algunas gotas de saliva llenas de microorganismos que en cuestión de horas o días nos pueden provocar una infección respiratoria.

 

De acuerdo con estudios científicos, los medios de transportes públicos son espacios que concentran una alta cantidad de bacterias y hongos que pueden provocar infecciones diarreicas, respiratorias e, inclusive, cuadros alérgicos. Según estos estudios, los baños en las estaciones de autobuses contienen millones de bacterias coliformes, principalmente Escherichia coli, la cual podría generar cuadros diarreicos. 

 

En lo que respecta a las superficies de contacto (mesas reclinables, asientos y barras de seguridad), se ha reportado la presencia de Staphylococcus aureus, bacteria que puede causar infecciones en la piel. 

 

Los virus respiratorios que se han identificado en medios de transporte son el de la gripe y el de la influenza, ademásdel coronavirus; estos sobreviven más de 24 horas en superficies de contacto (barras, asientos y mesas reclinables). 

 

Los hongos producen esporas que se encuentran comúnmente suspendidas en el aire y que inhalamos cuando entramos al medio de transporte. Estas nos provocan cuadros alérgicos. 

 

El mayor riesgo de contagio se produce cuando las personas utilizan equipos portátiles (teléfonos móviles, tabletas y computadoras), los cuales son colocados en espacios posiblemente contaminados o que fueron tocados por nosotros. 

 

Estas son algunas recomendaciones para minimizar el riesgo de infección en el transporte público:

 

  • Llevar consigo gel a base de alcohol
  • Frotar las superficies con las cuales tendrás contacto. Las toallitas impregnadas con desinfectantes funcionan bien
  • Frotar las manos con gel a base de alcohol antes de utilizar cualquier equipo personal
  • Alejarse de personas con síntomas parecidos a la gripe (estornudo, flujo nasal, entre otros)
  • Evitar tocarse la cara, boca, nariz, ojos y oídos

 

Mantener a los microorganismos alejados de nuestro entorno previene enfermedades. Limpiar y desinfectar las superficies de contacto es una medida adecuada para minimizar el riesgo,¿o usted qué opina?

 

Colaboración del Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz

Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria

Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD)

Carretera a Eldorado km. 5.5, Culiacán, Sinaloa, Mexico, 80110. Tel. (667) 760-5536

www.ciad.mx

www.ciad.edu.mx

blog.ciad.edu.mx/cms/index.php

 

Con el propósito de conjuntar esfuerzos y recursos para realizar proyectos de investigación científica y tecnológica en las materias agropecuaria y forestal, así como brindar mutuo apoyo en actividades de investigación, docencia y desarrollo profesional y tecnológico, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias Noroeste (Inifap) firmaron un convenio de colaboración para emprender acciones que coadyuven a alcanzar estos objetivos.

 

En una reunión sostenida el pasado martes en las instalaciones del CIAD, en la que participó personal académico y directivo de ambas instituciones, se examinaron áreas de oportunidad para la cooperación futura y se reafirmó el compromiso de poner la ciencia al servicio de la búsqueda de soluciones que impulsen el desarrollo del campo mexicano.

 

Pablo Wong González, Director General del CIAD, recordó que, históricamente, la relación con el Inifap ha sido constante y fructífera; muestra de ello es que el Centro forma parte de la Junta de Gobierno del Inifap a nivel nacional. Además, mencionó que espera que esta alianza potencie las fortalezas de ambas instituciones.

 

Por su parte, Jorge Sáenz Félix, Director del Centro de Investigaciones del Noroeste (Cirno) del Inifap reconoció el aporte que el CIAD ha hecho al desarrollo económico nacional y enfatizó su agrado por retornar esta relación de trabajo.

 

 “No podemos dejar solos a nuestros gobiernos. Debemos conjuntar el talento humano, los medios de investigación y una mística de servicio a la sociedad para complementar las acciones gubernamentales, agregó Sáenz Félix.

 

En ese sentido, añadió que actualmente el Inifap realiza innovaciones importantes en el sur de Sonora a través de la experimentación con nuevas semillas que buscan brindar una mayor rentabilidad al sector productivo que diariamente se enfrenta ante dificultades económicas y tecnológicas. Asimismo, señaló que se trabaja en un proyecto que plantea constituir las bases para el nombramiento de “pueblos mágicos” de algunas localidades de esta región.

 

El director del Cirno-Inifap destacó la participación del CIAD, el Colegio de Sonora y la Universidad de Sonora en el comité de entrega-recepción del gobierno estatal de Sonora, ya que esto integra a las instituciones de investigación en el plan de gobierno de la próxima administración pública y crea un espacio para la aportación de proyectos con bases científicas sólidas.

 

Por su parte, Ramón Antonio Armenta Cejudo, Director de Planeación del Cirno-Inifap subrayó que este organismo es el principal generador de variedades de trigo, frijol, garbanzo, soya y ajonjolí, de acuerdo al Catálogo Nacional de Variedades Vegetales (CNVV), y recalcó la necesidad de acelerar los procesos de innovación en alianza con los centros de investigación.

 

Por último, quienes participaron acordaron sostener pronto una reunión de trabajo donde se concreten proyectos específicos y, además, colaborar en la celebración del trigésimo aniversario de fundación del Inifap, la cual se realizará en el próximo mes de agosto y llevará por lema “Inifap, líder en tecnología para el campo mexicano”.

 

Las administraciones estatales de nuestro país deberán elaborar su paquete de egresos del próximo año bajo una novedosa planeación del gasto público conocida comúnmente como Presupuesto Base Cero. Al respecto, en entrevista radiofónica, Luis Huesca Reynoso, profesor investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), explicó en qué consiste dicha modificación presupuestaria.

 

El experto en economía pública comentó que este es un tema nuevo para México, pero a nivel internacional, especialmente en los países nórdicos, el Presupuesto Base Cero se ha aplicado desde finales de los años 1960 y estas naciones han demostrado tener una alta eficiencia en recaudación, ejercicio del gasto público y en calidad de vida. 

 

 “Esta modalidad presupuestaria significa un borrón y cuenta nueva: lo que se hizo el año previo presupuestalmente, si bien sirve como un antecedente, no va a implicar la base para elaborar el presupuesto nuevo. La diferencia es que con el presupuesto tradicional no se examinan las formas de operar como una parte integral del ejercicio presupuestal, con sus costos y beneficios. En esta nueva forma de hacer las cosas, la idea es facilitar el análisis trimestre tras trimestre, año con año, y esto favorecerá la transparencia, así como la rendición y medición de los impactos del presupuesto”. 

 

El investigador señaló que en este esquema se suprimen actividades de baja prioridad que no afectan los resultados esperados de desarrollo económico, y que es la parte relevante en lo expuesto en semanas previas por el economista y titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso. 

 

Además, incluye una re-evaluación periódica de todos los programas, sin considerar las variaciones del ejercicio anterior. Por lo tanto, esto exige justificar detalladamente la totalidad de peticiones presupuestarias y fijar metas y objetivos para tomar decisiones, de acuerdo a la estructura programática.

 

¿Cómo afecta esto a Sonora?

 

Huesca Reynoso considera que esta transformación significa un área de oportunidad para la entidad sonorense, sobre todo en el contexto del relevo de la administración pública que asumirá la gobernadora electa, Claudia Pavlovich Arellano.

 

 “En el caso de Sonora, un poco más de la mitad del presupuesto anual de egresos (48 mil millones de pesos) es de partidas federales; es decir, poco más del doble de lo que el estado genera (un 108%). Si los ajustes en los programas presupuestarios se focalizan, se espera que los resultados sean mejores, sobre todo los provenientes por la partida del Ramo 33 en Desarrollo e Infraestructura Social, en el que se observan aplicaciones con dispersión en este sexenio que concluye”, subrayó el investigador.

 

Por último, Huesca Reynoso añadió que en la actual administración estatal se crearon oficinas y áreas que han demandado más gasto público y con un reducido impacto en bienestar social. “Con el Presupuesto Base Cero, vendrá una redimensión en ese sentido, un aglutinamiento, volver a lo que existía en los gobiernos anteriores pero con una mejor monitorización, transparencia y seguimiento continuo de los impactos; no porque sea malo, sino porque así lo demanda este esquema”, concluyó el especialista.

 

 

Como parte de sus acciones para contribuir al desarrollo de los sectores productivos y sociales del estado de Sinaloa, la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) participó en la Expo Maíz 2015, la cual se celebró del 26 al 28 de junio en la ciudad de Culiacán, capital de ese estado.

 

La Expo Maíz es una exposición enfocada a los sectores productivo y campesino, así como a las compañías de granos, de comercialización de insumos y pequeñas empresas de comercialización de productos a base de maíz (tortilla, pan, coricos, agua y harina, entre otros). 

 

En esta ocasión, la Coordinación Regional Culiacán del CIAD contó con un módulo informativo donde se compartieron detalles acerca de los servicios especializados relacionados con el maíz y sus derivados que el Centro ofrece. Además, como parte de la contribución académica de la institución, María Dolores Muy Rangel, profesora investigadora y Coordinadora de dicha unidad regional, impartió la conferencia “¿Y después qué? Valor agregado en origen”.

 

Muy Rangel comentó que la participación del CIAD en este tipo de eventos es importante porque la Expo Maíz forma parte de los acciones para la promoción de la agricultura que se generan en Sinaloa y por ello el Centro debe estar presente en apoyo de los productores para atender sus necesidades y demanda de proyectos y servicios.

 

Con el propósito de difundir la investigación y la oferta de posgrado del Centro, la comunidad académica y estudiantil del CIAD brindó asesoría personalizada a los asistentes y realizó una demostración in vivo de descontaminación de semillas y semillas contaminadas previa a su cosecha.

 

Por último, Muy Rangel comentó que con este tipo de actividades se espera fortalecer la vinculación con el sector productivo, casas comerciales de grano y pequeñas empresas de producción y comercialización. “Este es un vínculo para el desarrollo de proyectos de investigación y venta de servicios analíticos. Además, es importante impulsar la presencia del CIAD como centro de investigación en apoyo a la agricultura sinaloense”, finalizó.

 

 

Motivo de orgullo para el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha sido el reconocimiento recibido por una alumna del Centro durante su participación en el XVI Congreso Nacional de Biotecnología y Bioingeniería.

 

Deynalí Patricia González Silva, quien es estudiante del cuarto semestre de la Maestría en Ciencias del CIAD, fue acreedora del segundo lugar en la presentación de carteles científicos con el tema “Efecto del encapsulamiento en doble capa sobre la viabilidad y actividad antagónica de L. reuteri contra E. coli K88 y Salmonella entérica serovar Choleraesuis”.

 

La exposición se celebró en el marco del congreso en mención, el cual se realizó del 21 al 26 de junio en Guadalajara, Jalisco. En este encuentro, González Silva tuvo la oportunidad de dar a conocer los avances del proyecto de su tesis y estar al tanto de investigaciones afines que pudieran enriquecer su trabajo académico.

 

 “Fue muy enriquecedor porque recibí recomendaciones de expertos en el tema de mi investigación y, a la vez, pude constatar lo valioso del conocimiento que aquí he adquirido y cómo vale la pena el esfuerzo que el estudiante hace. Además, logré identificar nuevos alcances de mi proyecto”, comentó Deynalí Patricia.

 

Añadió que es importante que los alumnos de posgrado participen en este tipo de eventos porque es una oportunidad para consolidar los proyectos de investigación que realiza en su estadía en el CIAD.

 

Actualmente Deynalí Patricia se encuentra en el desarrollo de su tesis “Influencia del encapsulamiento con alginato y recubrimiento proteico en la actividad antagónica y viabilidad de Lactobacillus reuteri durante la vida de anaquel de un alimento para lechón y en condiciones gastrointestinales simuladas”, estudio con el cual pretende contribuir al entendimiento de la mortalidad de lechones relacionada con distintos agentes patógenos que causan diarreas.

 

 

Jueves, 02 Julio 2015 09:28

CIENCIA PARA LA EQUIDAD

 

Las resoluciones recientes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos de América, con relación a la declaración de inconstitucionalidad de los códigos civiles o familiares de entidades federativas de ambos países que prohíben los matrimonios entre personas del mismo sexo, ha tomado por sorpresa a muchas personas, no así a investigadores y activistas en temas de diversidad sexual y de género.

 

Las resoluciones judiciales llegaron después de una batalla jurídica emprendida en los últimos años por uno de los movimientos sociales más activos y organizados en ambas sociedades y en el mundo occidental: el movimiento lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual o LGBTTI, y luego de que en diversos países de Europa y en diversas entidades federativas en México y Estados Unidos se reconociera el derecho al matrimonio a parejas del mismo sexo. Se trató pues, de una estrategia jurídica, luego de una serie de logros en el terreno legislativo. 

 

En 1989, Dinamarca fue el primer país del mundo en legalizar las uniones civiles entre personas del mismo sexo; en 2001, Holanda fue el primer país en extender el derecho al matrimonio a personas del mismo sexo. Desde entonces a la fecha, numerosos países europeos y tres americanos habían aprobado legislaciones similares. 

 

A partir del 12 de junio de 2015, por jurisprudencia de la SCJN, se declara inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario en México, así como los códigos civiles o familiares que definan el matrimonio como “unión entre un hombre y una mujer” o que “su finalidad es la procreación”. México se convirtió a partir de ese momento en el país 20 en el mundo en reconocer dicho derecho. Estados Unidos en el país número 21.

 

La batalla legislativa y jurídica no es sino la fase más reciente de una larga lucha sociocultural que ya cumple ciento cincuenta años. Existe un acuerdo académico por considerar que si bien la resistencia a las ideologías y prácticas heterosexistas (aquellas que jerarquizan las preferencias sexuales y consideran que la heterosexualidad es la única moralmente “válida”, “natural”, “normal”, “saludable” y “superior” a las otras) son tan antiguas como la tecnología de poder homofóbica, es a partir de la década de 1860 que se inicia en Alemania el movimiento homosexual en el mundo. 

 

El objetivo era resistir tanto las afirmaciones de la emergente ciencia médica, que sin evidencia alguna convirtió el “pecado” de la sodomía en la “enfermedad de la homosexualidad”, como derogar los códigos penales que empezaron a considerar a los homosexuales como “delincuentes”. Este movimiento intelectual y político se expandió, no sin sufrimientos y dificultades (como la persecución Nazi en Alemania) por otros países y dio pie a numerosas obras literarias, ensayísticas, investigaciones científicas y organizaciones políticas durante el siglo XX.

 

La rebelión en el bar Stonewall de Nueva York en la noche del 27 de junio de 1969, contra una redada policiaca, inspiró un salto cualitativo en esta historia social y dio paso al contemporáneo movimiento LGBTTI en el mundo occidental. 

 

La elección del término “gay” en lugar de “homosexual” (un término con una fuerte carga médica), es un cambio semántico que registra esta transformación política que hace de la salida del clóset y la visibilidad, así como el análisis y la organización social, las estrategias fundamentales para la consecución de un objetivo central: la igualdad de derechos y la creación de una sociedad no heteronormativa (que hace de la heterosexualidad la norma y la quiere imponer sobre todas las personas) y plenamente incluyente y equitativa. 

 

En 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría dejó de considerar a la homosexualidad como enfermedad y en 1990 hizo lo propio la Organización Mundial de la Salud.

 

México no ha estado al margen de estas luchas. En 1971, apenas dos años después del levantamiento de Stonewall, se formó en la Ciudad de México (convocado por Carlos Monsiváis y Nancy Cárdenas y líderes estudiantiles del 68) el Movimiento de Liberación Homosexual. 

 

El colectivo LGBTTI mexicano ha visto crecer desde entonces sus producciones culturales, así como sus redes de apoyo mutuo, sus espacios de encuentro y convivencia, así como sus mecanismos de representación y acción sociopolítica, hasta convertirse en uno de los movimientos sociales con presencia en todas las entidades federativas más efectivos del México contemporáneo.

 

 

El mundo científico ha sido un actor fundamental de estos procesos sociales. En México y en el mundo, como producto del impacto del movimiento feminista, se han ido abriendo camino las investigaciones que analizan desde una perspectiva sociocultural las identidades, comportamientos y relaciones sexuales y de género. 

 

Los estudios sobre la diversidad sexual y de género (uno de los subcampos de los estudios de género, al lado de los estudios feministas y de los estudios de las masculinidades) realizados desde distintas tradiciones disciplinarias (sociología, antropología, psicología, salud pública, historia, trabajo social, ciencia política, entre las más importantes) han contribuido a este proceso a través de la producción de evidencia y reflexión teórica sobre: 

 

1) la cultura sexual y de género en México (incluyendo los pueblos indígenas, aunque falta mucho en este sentido),

 2) los mecanismos ideológicos e institucionales que sostienen y apoyan la violencia homofóbica y heteronormativa,

3) las consecuencias personales, familiares y comunitarias de la violencia homofóbica y la discriminación,

4) las estrategias de resistencias personales y colectivas que las personas LGBTTI han elaborado a lo largo de la historia. 

 

Asimismo, las y los profesionales en el campo de estudios de la diversidad sexual y de género han jugado un papel decisivo en la transferencia de los conocimientos y en la difusión de los debates teóricos y conceptuales contemporáneos sobre el tema a un público amplio de profesionistas, funcionarios públicos, comunicadores y activistas. 

 

El inicio de los estudios de la diversidad sexual y de género y su institucionalización no fue fácil en términos académicos y personales. Las y los académicos pioneros se tuvieron que enfrentar a los prejuicios de sus colegas y a la incomprensión de sus instituciones que no lograban entender la relevancia de estos temas en términos teóricos o empíricos para avanzar en los problemas sociales y de desarrollo del país. 

 

 

Con el transcurrir de los años, estos estudios se han abierto camino en las universidades y centros de investigación y han dado paso a la creación de líneas de investigación y a la oferta de cursos de licenciatura y postgrado, especialidades, diplomados, seminarios, congresos, etc. 

 

Sin lugar a dudas aún quedan muchos temas por cubrir, muchos mecanismos de poder por dilucidar y muchas demandas sociales por cumplir; sin embargo, a la luz de los acontecimientos recientes, queda claro que la ciencia de la diversidad sexual y de género está contribuyendo a crear un país y un mundo más incluyente, equitativo y justo. ¿A qué más podemos aspirar desde la investigación social?

 

Colaboración del Dr. Guillermo Núñez Noriega

Investigador titular D, en la línea de Género, Diversidad Sexual y Etnicidad de la Coordinación de Desarrollo Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo; SNI II

Mobile Menu