Notas

 

Con el propósito de emprender acciones que conecten el quehacer científico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) con las actividades del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), en una reunión celebrada la última semana de abril se sentaron las bases de colaboración entre ambas instituciones.

 

Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del CIAD, explicó que en una sesión de trabajo con el presidente del IMEF Sonora, Demetrio Moreno Malagamba, se expusieron las diferentes capacidades del CIAD y el trabajo que la institución realiza en sus actividades sustantivas: investigación, docencia y vinculación.

 

La reunión, mencionó, es de vital importancia para la vinculación productiva del CIAD, pues el IMEF es una asociación con más de mil seiscientos socios, entre los que se encuentran presidentes de empresas, directores generales, financieros, ejecutivos profesionales independientes y titulares de instituciones de educación superior.

 

El sentido del encuentro fue dialogar sobre la construcción de un proyecto de gestión ejecutiva que pueda tener impacto con el gremio empresarial, a través de la propuesta de esquemas de investigación y financiamiento para inversionistas y nuevos emprendedores, que aproveche los recursos de ambas instituciones para, en conjunto, llegar a la iniciativa privada con más fuerza, indicó el Coordinador de Vinculación.

 

González Córdova enfatizó la importancia que tiene para el desarrollo de México la inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación por parte de la iniciativa privada, pues, como ha sucedido en países europeos, esta vinculación detona el crecimiento económico; por tal razón, cobra especial relevancia este acercamiento con el IMEF.

 

Por último, manifestó que a través de sus 35 años el CIAD ha concretado importantes convenios de colaboración con instituciones civiles, empresariales, públicas y académicas, lo que es una muestra de la confianza que el Centro genera en sus distintas zonas de influencia.

 

 

El ingreso mensual de la mitad de los sonorenses es de hasta tres salarios mínimos, es decir seis mil pesos, dijo en una entrevista radiofónica, Luis Huesca Reynoso, profesor del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El investigador, que actualmente representa a México en un proyecto internacional de estudios fiscales en Latinoamérica, explicó que, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el 51% de los sonorenses recibe este ingreso como remuneración de puestos en los sectores de servicios, manufactura y comercio, principalmente.

 

Agregó que 40% de los sonorenses percibe hasta dos salarios mínimos, equivalente a mil pesos semanales, situación que, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), no es suficiente para sobrepasar el umbral de pobreza, el cual debe ser de tres salarios mínimos.

 

Promover la productividad y competitividad

 

Huesca Reynoso señaló que el promedio nacional de trabajadores que ingresan algo más de seis mil pesos mensuales es de 63%, por lo que en Sonora está debajo de la media con un 48%, cifra que el especialista no considera necesariamente positiva, aun cuando estos ingresos son los que mayormente perciben los trabajadores con hasta nivel de bachillerato en las líneas de producción de manufactura (1,200 a 1,300 pesos semanales, aproximadamente).

 

Enfatizó que en la manufactura, actividad elemental en el mercado laboral sonorense, la jornada de trabajo promedio es de 6.1 días (2,542 horas anuales), cifra que para un obrero alemán sería de 1,390 horas al año, pues su jornada es de siete horas y trabaja cuatro días semanalmente, con una mejor remuneración.

 

Asimismo, comentó que en estados mexicanos fronterizos como Baja California, Coahuila y Nuevo León, solamente 40% del sector asalariado gana menos de seis mil pesos al mes; además, los obreros regiomontanos perciben hasta un 30% más en ingresos que los sonorenses (8,500 pesos al mes, aproximadamente).

 

El economista, especialista en desarrollo regional, considera necesario un acuerdo nacional entre los sectores público y privado, que con un control estricto de los precios, aumente los salarios en México y en sus estados, estrategia que resultaría beneficiosa para todos y que, a la vez, sería un incentivo para promover la productividad, la formalidad de los trabajadores, la recaudación fiscal del Gobierno y un aliciente para la competitividad de la economía nacional.

 

“Esta sencilla medida fortalecería el mercado interno y pondría a Sonora y al país, como punta de lanza en materia de crecimiento económico y fortaleza laboral”, concluyó el investigador. 

 

Gracias a la excelente respuesta que en el pasado mes de abril recibió la convocatoria del curso virtual sobre HACCP en inocuidad agroalimentaria, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofrecerá una segunda edición de esta capacitación en octubre del presente año.

 

En ella se instruirá sobre los principios básicos del Sistema de Análisis de Peligros y de Puntos Críticos de Control (HACCP, por sus siglas en inglés), dirigido a personal de plantas productoras y procesadoras de alimentos.

 

Miguel Ángel Martínez Téllez, Gerente Técnico del Organismo de Certificación (OC-CIAD: Sonora Alimentos) e investigador de esta institución, explicó que la capacitación será en línea y podrán participar empresas que trabajan principalmente en la producción, empacado y procesamiento de frutas y hortalizas. Sin embargo, este sistema es aplicable a todo tipo de alimentos.

 

Entre los puntos que contempla esta capacitación está brindar información de los requisitos que se deben tener para establecer el sistema HACCP, tales como buenas prácticas agrícolas en el campo, buenas prácticas de manufactura para plantas de empaque y procesamiento de alimentos, entre otros.

 

En ese sentido, señaló que el curso HACCP permite identificar peligros significativos de contaminación y establecer medidas para su control, con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos. Además, instruye temas sobre las nuevas disposiciones sanitarias como la Nueva Ley de Modernización (FSMA) de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA).

 

Asimismo, capacita sobre los lineamientos establecidos por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) en los Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación y para el cumplimiento con requerimientos de certificación en HACCP para los diferentes esquemas nacionales e internacionales.

 

El curso, que dará inicio el 2 de octubre del presente, está conformado por seis módulos, con duración de una semana cada uno, y tiene un costo de $2,900 más IVA. Actualmente hay una promoción de 20% de descuento al inscribirse antes del 11 de septiembre.

 

La plataforma tecnológica donde se imparte permite que los participantes en todo momento accedan a los materiales y aclaren sus dudas a través de un correo electrónico o por videoconferencia previamente agendada.

 

Para conocer el temario completo puede acceder al enlace http://bit.ly/2p66WNl. También puede llamar al (662) 289 2400, ext. 213, o escribir un correo electrónico a la Q.B. Olivia Briceño Torres, a la cuenta Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., para recibir mayor información.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) refrenda su invitación a mujeres pacientes y sobrevivientes de cáncer de mama para que se acerquen a conocer los estudios clínicos gratuitos que la institución ofrece.

 

Desde 2016 inició el proyecto Lazos de Vida, el cual tiene como fin mejorar el estado de salud de pacientes y sobrevivientes de cáncer de mama mediante la adopción de hábitos alimenticios y de actividad física diseñados por expertos de esta institución.

 

Quienes han participado han recibido el beneficio de monitorear su estado de salud al tener acceso a estudios clínicos completamente gratuitos, con los que, de acuerdo a cada caso particular, se evalúa su composición corporal, estado nutricional e inflamatorio, perfil de lípidos, riesgo de osteoporosis y presión arterial; también, en algunos casos, se realizan mamografías.

 

Los investigadores responsables de esta iniciativa son Graciela Caire Juvera y Humberto Astiazarán García, quienes manifestaron que esta es una oportunidad que puede cambiar muchas vidas, por lo que invitan a los hermosillenses a compartir esta información como una forma de solidarizarse con las mujeres que actualmente luchan contra el cáncer de mama.

 

Asimismo, indicaron que toda la información sobre este proyecto se encuentra albergada en el sitio electrónico www.ciad.mx/lazosdevida. Además, es posible recibir información personalizada en el teléfono (662) 289 2400, ext. 291, en el celular (662) 430 5595 o en la página de Facebook “Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo”.

 

Un motivo más de orgullo para el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha sumado el joven Pablo Alejandro Rendón del Cid, ganador del primer lugar en la categoría de posgrado del área de Biomedicina y Química “Dr. Gastón Madrid Sánchez”, en los Premios de Investigación en Salud 2016.

 

El egresado de la maestría en ciencias del CIAD obtuvo dicho reconocimiento gracias a su tesis “Presencia del SNP RS8050136 de FTO en población sonorense: un importante factor de riesgo genético para la obesidad”, trabajo dirigido por el investigador Humberto Astiazarán García, Coordinador de Nutrición del CIAD.

 

En su investigación, Rendón del Cid logró detectar la presencia de una variante del gen FTO (gen asociado a masa grasa y obesidad) en la población de adultos jóvenes sonorenses.

 

El gen FTO es también conocido de manera incorrecta como “el gen de la obesidad”, ya que cuando este presenta variaciones en su estructura, llamadas polimorfismos, se ve afectada la capacidad del cuerpo para mantener un índice de masa corporal saludable; la alteración de este es uno de los factores que pueden relacionarse con la presencia de obesidad.

 

La combinación del polimorfismo en el gen FTO con un ambiente obesogénico, es decir, cuando se realiza poca actividad física y además se lleva una dieta hipercalórica, representa un factor de riesgo para desarrollar problemas de sobrepeso en las personas que lo manifiestan, en comparación con los individuos que no muestran dicha variación en el gen.

 

Más allá de la descripción del comportamiento de este gen, se espera que el hallazgo contribuya a entender el papel de la genética en el desarrollo de enfermedades, coadyuve en la mejora de estrategias de prevención para la obesidad y destaque el papel de la nutrición para que, en un futuro, las dietas se diseñen de acuerdo a las necesidades de cada organismo, expresó Rendón del Cid.

 

Fue en el marco de la XXIV Reunión de Investigación en Salud de la Comisión Estatal Interinstitucional para la Formación y la Capacitación de Recursos Humanos e Investigación en Salud, que se celebró en Ciudad Obregón, Sonora, donde Rendón del Cid recibió un estímulo económico, una medalla de oro y un diploma, en reconocimiento a su aportación científica.

 

Su tutor en este trabajo, Astiazarán García, destacó la contribución de Rendón del Cid, ya que este tipo de trabajos, explicó, permite responder a preguntas básicas, como por ejemplo, por qué un grupo de niños bajo un mismo programa de dieta y actividad física responde de manera diferente, a pesar de, incluso, ser hermanos. Asimismo, agregó, demuestra la importancia de la ciencia básica como parte de la formación del profesional de la nutrición.

 

Por último, comentó que la participación de los estudiantes e investigadores del CIAD en este certamen es siempre destacable, y subrayó que representa un estímulo para las nuevas generaciones de científicos que ven como su trabajo es reconocido por la sociedad.

 

“Faltaría que los tomadores de decisión adoptaran la información científica y, en conjunto con la comunidad académica, se diseñaran políticas públicas basadas en evidencia. Esto es, empoderar a la comunidad y construir una sociedad basada en el conocimiento”, concluyó Astiazarán García.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) firmó un convenio con la asociación civil Amor y Convicción a través del cual se estableció el compromiso de evaluar el impacto que el programa Advertencia ha tenido en jóvenes sonorenses que han recibido capacitación sobre prevención de drogas.

 

En un evento en el que estuvieron presentes los dirigentes de ambas instituciones, el investigador del CIAD responsable del proyecto, Jesús Laborín Álvarez, explicó que se examinarán más de ocho mil cuestionarios que han sido respondidos por jóvenes de entre 13 y 18 años de edad.

 

Asimismo, el profesor de la Coordinación de Desarrollo Regional, señaló que como parte del proyecto se analizarán las estadísticas de consumo y los motivos que los han acercado a diferentes sustancias tóxicas, así como la forma y el lugar donde las han conseguido, entre otros puntos.

 

Por su parte, Pablo Wong González, Director General, celebró este acercamiento y reconoció la iniciativa de la organización social para autoevaluarse. Además, mencionó, espera que esta iniciativa sea un punto de inflexión para que otras asociaciones profesionalicen el trabajo que realizan con grupos vulnerables, a través del acercamiento con instituciones académicas y gubernamentales.

 

Omar Balderrama Figueroa, Director de Amor y Convicción, agradeció la apertura del CIAD y dijo sentirse afortunado de que el sueño de ver, algún día, la formalización de una materia sobre prevención de drogas en escuelas públicas de Sonora, sea cada vez más real gracias a este tipo de colaboraciones.

 

Este proyecto cumple con uno de los objetivos del CIAD, al poner la ciencia al servicio de la sociedad, por lo que el Coordinador de Vinculación del Centro, Aarón González Córdova, destacó la contribución que este tendrá para el diseño de políticas públicas estatales.

 

Como testigo de honor, Guillermo Noriega Esparza, exdirector de la organización Sonora Ciudadana, reconoció la importancia de este proyecto, pues, dijo, estas asociaciones son necesarias para cubrir vacíos de atención institucionales. Además, agregó, confía en el éxito de esta colaboración, con base en el prestigio académico que le brinda el CIAD.

 

Los primeros resultados de este proyecto se presentarán dentro de tres meses, aproximadamente, y en una etapa posterior se examinarán las estrategias y líneas de acción de Advertencia, con el propósito de reforzar su modelo, manifestó Laborín Álvarez.

 

 

La bienal del Simposio de Espectrometría de Masas, organizado por la Sociedad Mexicana de Proteómica, A.C., encuentro que reúne a expertos y expertas en ciencias ómicas de nivel internacional, y que tiene como propósito integrar a la comunidad científica usuaria de la espectrometría de masas en México, ya tiene fecha y lugar.

 

La séptima edición de este evento se celebrará del 6 al 9 de noviembre en el Hotel Presidente Intercontinental de Guadalajara, Jalisco, y en ella participarán ponentes nacionales y extranjeros con amplia experiencia en diversas áreas de investigación como la proteómica, metabolómica, foodómica y glicómica.

 

El Simposio es el resultado del esfuerzo de la Sociedad Mexicana de Proteómica, A.C. (SMP), de la cual es miembro José Ángel Huerta Ocampo, investigador del Programa Cátedras Conacyt, adscrito al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), quien además forma parte del comité científico y organizador de este evento.

 

La reunión, de acuerdo a Huerta Ocampo, permitirá promover el intercambio, la cooperación y la colaboración entre grupos de instituciones nacionales e internacionales, ya que en ella se contempla la impartición de conferencias magistrales, presentación de trabajos libres y dos cursos pre-simposio teóricos-prácticos sobre herramientas de libre acceso para el análisis de datos de proteómica y metabolómica que se llevarán a cabo los días 5 y 6 de noviembre.

 

Ciencia con aplicaciones en la vida cotidiana

 

La espectrometría de masas permite, además de identificar y cuantificar, obtener información estructural de péptidos, proteínas, carbohidratos, ácidos nucleicos, lípidos, drogas, medicamentos y contaminantes, de tal manera que sus aplicaciones en la vida cotidiana permiten, entre muchos otras, detectar la adulteración y presencia de toxinas, medicamentos y compuestos alergénicos en alimentos.

 

Lo anterior facilita el aseguramiento de calidad en productos farmacéuticos, así como la búsqueda de biomarcadores y el diagnóstico de enfermedades. Es una importante herramienta de investigación en química, ciencias ambientales, ciencias de la vida y biomedicina.

 

Según Huerta Ocampo, en el contexto internacional, la investigación que de esta disciplina se desarrolla en México es cada vez de mejor calidad; sin embargo, son relativamente pocos los grupos de trabajo dedicados únicamente a este campo, no obstante que el número de usuarios de la espectrometría de masas sigue en aumento, por lo que se requiere la formación de profesionales con sólida experiencia teórica y práctica en algunas de sus múltiples aplicaciones.

 

Por tal razón, el investigador, que cuenta con experiencia en la aplicación de algunas de las múltiples herramientas proteómicas, señaló que esfuerzos como la creación de la SMP, que tiene ya más de una década de existencia, pretenden contribuir al desarrollo de este campo en nuestro país.

 

Si desea conocer sobre las y los ponentes del simposio, los cursos presimposio, y cómo asociarse a la Sociedad Mexicana de Proteómica, o si requiere información sobre las Unidades de Proteómica que brindan servicios analíticos en el país o información sobre otros eventos relacionados con la proteómica y la espectrometría de masas puede ingresar al sitio electrónico www.smp.org.mx.

 

 

 

Como parte de la difusión del conocimiento científico que genera el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Luis Huesca Reynoso, investigador de la Coordinación de Desarrollo Regional, compartió su experiencia con la comunidad académica del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (IISUABJO)

 

La jornada inició el pasado 24 de abril, cuando Huesca Reynoso impartió la conferencia “PROSPERA y la experiencia de su evaluación como política social”, en la que el economista expuso ante el cuerpo docente y los estudiantes de posgrado de su Maestría en Sociología, parte de su investigación en programas gubernamentales que tienen como objetivo el combate a la pobreza en México.

 

Posteriormente, ante dicha comunidad académica, el experto en investigación sobre distribución del ingreso, capital humano y mercado de trabajo, ofreció un taller sobre evaluación de políticas públicas, con un enfoque de comprensión de los principales efectos de programas de corte social en sus evaluaciones y los resultados que derivan de ello.

 

El taller consistió en una revisión de tres técnicas que complementan la teoría y práctica en el uso de bases de datos en software y permitió discutir las razones básicas por las que el Estado a menudo es (in)eficiente en el diseño de políticas públicas específicas y en qué sentido su participación es necesaria para buscar la mejora y diseño de las mismas.

 

Asimismo, el profesor fue invitado por el Cuerpo Académico de Estudios Políticos y el Cuerpo Académico de Estudios sobre la Sociedad Rural del IISUABJO para participar en el diseño de un plan de colaboración con el posgrado en Desarrollo Regional del CIAD.

 

Actualmente Huesca Reynoso colabora con el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), en el que representa a la academia mexicana en un análisis comparativo de las políticas fiscales de algunos países de esta región del continente.

 

Sus más recientes publicaciones son “Las Limitaciones del Sistema Fiscal Mexicano en la Reducción de la Pobreza: Una medición Pro-Pobre” en Acta Sociológica y “Comparison of the tax system progressivity overtime: Theory and application in Mexico” en Estudios Económicos, donde se aborda el impacto de los sistemas fiscales en la posible reducción de la pobreza en el país.

 

Puede descargar la presentación del evento en el siguiente enlace:

Conferencia UABJO 

 

 

 

La idea de desarrollar un nuevo producto, o mejorar uno existente, que llegue a satisfacer el gusto de los consumidores parecería algo imposible, si no fuera porque la ciencia realmente nos brinda las herramientas para lograrlo.

 

Aunque dicen que “en gusto se rompen géneros”, es posible medir la reacción de cada uno de los cinco sentidos del ser humano a través de herramientas que sirven para que, durante el desarrollo de un producto, se llegue a un punto en el que se cumplan las expectativas del mercado meta.

 

Por tal razón, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofrecerá el curso teórico-práctico “Análisis sensorial de alimentos: de la teoría a la práctica”, donde se instruirá sobre distintas herramientas para el diseño y desarrollo de pruebas sensoriales con aplicaciones para la industria de alimentos y bebidas, enfocadas al desarrollo de nuevos productos y a la mejora de su calidad.

 

El Coordinador de Vinculación, y organizador de este evento, Aarón Fernando González Córdova, explicó que este curso también puede ser útil para otras industrias como la cosmética y la de productos de limpieza, así como para toda empresa que tenga interés en especializarse en cómo, a través de los sentidos, se pueden establecer parámetros para el control de calidad, desarrollo de nuevos productos, investigación y desarrollo mercadológico, entre otras habilidades.

 

El curso se llevará a cabo los días 8 y 9 de junio del presente en las instalaciones del CIAD en Hermosillo, Sonora, y será impartido por reconocidos expertos en el análisis sensorial en alimentos. La capacitación, que tendrá una cuota de recuperación por participante, se integra por quince horas curriculares y estará avalada por el Programa de Educación Continua (PEC) del CIAD.

 

De acuerdo a González Córdova, el curso representa una excelente oportunidad para que la industria de alimentos de la región se capacite en el uso y aplicación de las diferentes técnicas de la evaluación sensorial.

 

Si desea más información, puede comunicarse al teléfono (662) 289 2400, ext. 213, escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o visitar la página de Facebook “Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo”.

 

 

Investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) han hecho una contribución de gran trascendencia para la comunidad científica internacional al crear una base de datos genómicos del mango para su uso a nivel mundial.

 

Se espera que dicha aportación apoye futuros experimentos en mango, ya que actualmente no se conoce el genoma ni tampoco existen bases de datos genómicas.

 

Este logro fue resultado de un trabajo en colaboración entre académicos del CIAD, el Instituto Nacional de Ecología (Inecol) y las instituciones estadounidenses Skidmore College y la Universidad Cornell.

 

El análisis transcriptómico de mango (Mangifera indica L.), es resultado de la tesis doctoral de Julio César Tafolla Arellano, dirigida por Martín Ernesto Tiznado Hernández, profesor de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal del CIAD, y fue publicado en la revista Scientific Report del grupo Nature, una publicación científica de gran prestigio a nivel global.

 

“Existen otros transcriptomas de mango, sin embargo, nuestro trabajo de investigación titulado “Transcriptome Analysis of Mango (Mangifera indica L.) Fruit Epidermal Peel to Identify Putative Cuticle-Associated Genes” tuvo como objetivo conocer el fenómeno de biosíntesis de cutícula, identificando los genes que participan en este proceso”, comentó Tafolla Arellano.

 

El análisis bioinformático, agregó, arrojó como resultado más de ciento siete mil unigenes con un N50 de 2,235 y una longitud promedio de 1,717 pares de bases, los cuales se encuentran entre los valores más altos, comparado con transcriptomas de mango anteriormente reportados.

 

Con esta información se creó la base datos de mango llamada “Mango RNA-Seq Database”, la cual se encuentra disponible en el enlace electrónico http://bioinfo.bti.cornell.edu/cgi-bin/mango/index.cgi

 

Una contribución para la economía nacional

 

De acuerdo a los investigadores del CIAD, el mango tiene limitada vida de anaquel, principalmente por la pérdida de peso y textura que ocurre mediante la transpiración, aunado al ataque de patógenos, lo cual limita considerablemente su comercialización en el mercado nacional e internacional.

 

Análisis realizados en tomate (Solanum lycopersicum) sugieren que su cutícula controla la transpiración y actúa como barrera al ataque de patógenos. Sin embargo, en el caso del mango los estudios moleculares de estos fenómenos se ven limitados por la falta de información de su genoma, por lo que la contribución del CIAD hará posible investigar diversos mecanismos de esta fruta a nivel molecular.

 

Los genes analizados en este estudio mediante la técnica de secuenciación de ARN de la segunda generación (RNA-Seq) son la primer evidencia molecular que apoyará en la elucidación de la biosíntesis de cutícula de mango, lo cual permitirá el diseño de estrategias para prolongar su vida postcosecha, así como de otras frutas tropicales para los que pueda ser útil esta base de datos.

 

Actualmente el grupo de investigación realiza un proyecto similar con guanábana (Annona muricata L.) y tiene intenciones de continuar con papaya (Carica papaya L.) y pitaya (Stenocereus thurberi L.), con el propósito de impulsar la calidad de frutos tropicales que México exporta.

 

La versión original y en extenso del artículo puede ser consultada en el siguiente enlace electrónico: www.nature.com/articles/srep46163.

Mobile Menu