Notas

 

Las abejas son básicas para la vida y su contribución inicia al facilitar la alimentación de humanos y animales cuando polinizan las plantas, pero la contaminación ambiental globalizada en menos de diez años ha reducido su población, de tal manera que investigadores zootecnistas del CIAD, como Alejandro Romo Chacón, han logrado técnicas para ubicar y erradicar las enfermedades de estos insectos. 

 

Hay tres tipos de abejas: las obreras, los zánganos y las reinas, en distintas especies, y existen, aproximadamente, sesenta mil individuos por colonia. Las abejas cuentan con uno de los sistemas comunitarios más perfectos en el reino animal, observó Romo Chacón.

 

Sólo las abejas reina pueden reproducir a la especie con la fecundación de los zánganos, y son creadas especialmente y criadas con jalea real, toda vez que su encomienda es poner alrededor de mil huevecillos diarios, describió.

 

La diferencia para detectar que una reina nacerá es que el tamaño de su celda es más grande, pero los apicultores recomiendan reemplazarlas cada año para iniciar una nueva generación, mientras que los zánganos dependen de la floración y por ello las bajas temperaturas del primer trienio anual hacen que estos no existan, apuntó.

 

Una obrera vuela para inspeccionar el área de flores donde puedan realizar la polinización en un radio de dos kilómetros y sus antenas dan coordenadas a manera de instrucciones de vuelo sobre la distancia a recorrer y el flujo de néctar que habrá en ese sitio.

 

“De hecho, la colonia se armoniza, se ordena, por medio de una hormona que libera la reina, quien vive de dos a cuatro años, luego de que la larva de la que nace fue criada durante 16 días, aproximadamente, pero junto con todas las demás que fueron cultivadas”, describió.

 

“Es ahí donde la batalla más cruenta comienza, pues si nacen dos, pelean entre ellas, y la que sobreviva dirigirá la colmena. Pero si una nace antes de tiempo, primero que las demás, va y destruye todas las larvas para existir sólo ella. La jalea y la cera son producidas sólo por ella, mediante la secreción especial de las glándulas de su abdomen”, añadió Romo Chacón, quien ha liderado la investigación para preservar las colmenas de abejas.

 

Las abejas no solo producen la tan cotizada miel, la cera, el propoleo o la jalea real, cuyas propiedades nutritivas son únicas y sirven para decenas de opciones, sino que son básicas en el ciclo alimenticio al polinizar las plantas, resaltó el investigador, quien precisó que la mejor flor para que se alimenten es la de manzano.

 

Cuando ellas recogen el polen del árbol frutal, producen la mejor calidad de miel; aunque su labor va más allá, toda vez que son las polinizadoras del ochenta por ciento de las plantas en el mundo, mientras que el veinte por ciento restante queda a cargo de otros insectos, puntualizó.

 

Por tal motivo, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), en conjunto con productores apícolas como Arnulfo Ordóñez, dueño de la empresa Miel Norteña, y colaboradores estadounidenses, han llevado a cabo investigaciones sobre las enfermedades que dañan la vida de las abejas, así como para producir reinas que incrementen su población.

 

“En las principales localidades dimos asesorías respecto a cómo pueden introducir a sus reinas y cómo inseminarlas; también trabajamos con apicultores de Delicias y Cuauhtémoc, y capacitamos las granjas grandes como en Casas Grandes, Parral, Jiménez”, comentó.

 

En las nueve localidades chihuahuenses que disponen de un Sistema Producto de Apicultores suman alrededor de doscientos los involucrados en la reproducción de reinas para preservar esta especie.

 

Al momento en que una abeja reina pierde la vitalidad, la colonia lo nota cuando en tres días consecutivos no expidió la hormona que controla la colmena, y al igual que si se lastima un ala, una pata o no pone huevos, ya no sirve más y es sacrificada o expulsada del grupo, abundó.

 

En el caso contrario, cuando la colonia sobrepasa el cupo de la colmena, estas migran hacia otro sector; tal estrategia es denominada enjambrazón.

 

Por tal motivo, el procedimiento para revisar la sanidad de un “alza”, que es el cajón donde se concentran los panales y que son elegidos según la temperatura que puedan conservar, es detectar si hay disminución en el número de abejas, y para renovarla debe dejarse huérfana.

 

Para reproducirlas, la colmena se deja huérfana y a los tres días se hace un traslarve, que significa colocar a una obrera en una copa celda artificial hecha de plástico, para depositar un huevecillo en cada una, y así es seleccionada la que tenga en tres días para que sea alimentada con jalea real; si es aceptada inicia el monitoreo, detalló el apicultor.

 

“En las celdas se da una preparación de una semana para que maduren sexualmente; tomamos zánganos para analizar el semen y checamos si está listos para, con una aguja, extraerlo de entre ocho a diez zánganos, y con el que se comienza a inseminar a la reina”.

 

“Con estos proyectos hemos colaborado en la formación de estudiantes de maestría y licenciatura para que desarrollen sus propias colmenas. Una vez que es inseminada entra a un monitoreo y nosotros cruzamos las especies de carniolas con las italianas; para combinarlas se ponen en un bastidor para la cría de zánganos y en veinticuatro horas ya tenemos centenares de ellos”.

 

“Otro proyecto realizado fue el del control del hectoparásito Varroa, que es uno de los ácaros más dañinos. Para ello hemos utilizado aceites esenciales de orégano, principalmente, el cual se coloca encima, y con unos motores el aroma se libera e interrumpe la reproducción de ácaros; es una manera orgánica o biológica de control”, dijo.

 

Refirió que su equipo, de los primeros en hacerlo en el país, concentró una investigación a través de detección de células moleculares, gracias al uso de plantas como la gobernadora y el romero, con lo que se corroboró que el agente patógeno era norteamericano.

 

La calidad de la miel de abeja depende de la zona en la que estén, debido a la floración que tendrá disponible. “La producción se mide por colmena y puede llegar a cinco alzas, en las que cada una da ocho litros de miel por temporada: de septiembre a octubre en Cuauhtémoc, y otras en mayo”, refirió.

 

“Las abejas obreras recolectan el néctar, lo depositan en las celdas y lo cubren con cera. Para que podamos cosechar, debe de haber un sesenta por ciento de operculadas; si la retiramos antes, debido a la humedad se puede fermentar”, observó.

 

Respecto a los mitos alrededor de uno de los alimentos naturales más completos, informó que no hay manera de detectar tan solo con la vista si la miel es natural o artificial, ya que algunas son alteradas con jarabes, fructuosas o almidones, pero su coloración, sabor y consistencia son iguales.

 

“Para diferenciarla tendríamos que hacer pruebas de laboratorio. Hay mieles naturales que son oscuras y tiene un sabor a piloncillo, pues vienen de los gatuños, y la gente piensa que, como detectó otro sabor, ya son artificiales, pero son reales; por ello es muy difícil diferenciarlas”, enfatizó.

 

Determinar características de la miel de Chihuahua es otro de los pendientes que se tienen, afirmó, por lo que analizarán y concentrarán tanto las vitaminas como los minerales y demás propiedades que concentre para hacerla única. 

 

“La miel es su propio alimento como reserva cuando las abejas no tienen con qué abastecerse, y es el hombre el que lo aprovecha. Un apicultor puede obtener de una colmena jalea real, propoleo, polen, miel, cera. Es uno de los alimentos más ricos por sus micronutrientes que nosotros no podríamos sintetizar, concluyó Romo Chacón.

 

Tomado de La Crónica de Chihuahua, con la colaboración de Heidi Rodríguez.

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) participó en la 22° edición de la Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología (SNCYT), la cual se inauguró oficialmente el pasado lunes 9 de noviembre en el Zócalo de la Ciudad de México y es organizada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

En representación del personal de ciencia y tecnología del CIAD, un equipo integrado por Mayra de la Torre Martínez, Graciela Caire Juvera y Aldo Hiram Gutiérrez Saldaña, impartió charlas a personas de todas las edades que se dieron cita en el Pabellón de la Ciencia de la SNCYT para conocer un poco del quehacer científico que se realiza en el país.

 

Los hongos sonorenses

Con el tema “Diversidad y biotecnología de hongos de zonas áridas”, Aldo Hiram Gutiérrez Saldaña fue el encargado de iniciar la participación del CIAD en este evento, en el que compartió información de algunas de las especies de hongos que existen en el estado de Sonora y presentó una exposición física de algunas de sus variedades.

 

Quienes asistieron tuvieron la oportunidad de conocer y tocar los hongos y, además, preguntar al expositor sobre los mitos que rodean a estos organismos. 

 

Esta exposición contó con la distinguida presencia de Evangelina Pérez Silva, investigadora del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México y pionera en el estudio dela micología mexicana, quien, también, compartió su experiencia científica con el público.

 

 

Nuestras aliadas las bacterias

Con el propósito de desmitificar la creencia de que todas las bacterias son dañinas para la salud humana, Mayra de la Torre Martínez brindó una amena plática en la que utilizó gráficos humorísticos para informar al público sobre los diferentes tipos de microorganismos que existen en nuestro cuerpo y la relevancia de conocerlos para conservar un buen estado de salud.

 

Respaldada en su amplia experiencia en la participación de este tipo de actividades de divulgación científica, la investigadora del CIAD logró generar un sobresaliente nivel de interacción con quienes asistieron a este taller

 

.

 

Tips para reducir el riesgo del cáncer de mama

Para concluir las participación del CIAD, que se repitió el domingo 8 y lunes 9 de noviembre, la especialista en nutrición y en epidemiología del cáncer mamario, Graciela Caire Juvera, ofreció la charla “Tips para una alimentación que reduzca el riesgo de cáncer de mama”, en la que hombres y mujeres conocieron datos y cifras basadas en estudios científicos sobre diversos factores y su influencia en el desarrollo de este tipo de neoplasia.

 

Asimismo, la investigadora compartió una serie de recomendaciones emanadas de su reciente investigación, en la cual encontró que una dieta equilibrada acompañada de actividad física es un factor protector que previene la aparición de esta enfermedad.

 

 

A través de estas actividades, el CIAD cumple con uno de sus objetivos institucionales: contribuir a la generación y difusión del conocimiento científico y tecnológico.

Viernes, 06 Noviembre 2015 11:35

CIAD CULIACÁN CELEBRARÁ SU 21° ANIVERSARIO

 

A lo largo de su existencia, la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha enfrentado muchos retos; en estos veintiún años hay una historia de esfuerzo conjunto de su personal directivo, académico y administrativo. 

 

A través de este trabajo, el CIAD Culiacán ha logrado transcendentales avances en los ejes fundamentales de su misión: investigación, desarrollo tecnológico, formación de recursos humanos y una estrecha vinculación con el sector agroalimentario, gubernamental, académico y social, además del componente de innovación y el compromiso de la cultura organizacional entre el personal y las personas que nos visitan.

 

Actualmente el CIAD Culiacán se posiciona como líder en la consolidación de proyectos estratégicos en conjunto con distintas instituciones internacionales, nacionales y estatales, los cuales han sido convertidos en verdaderos logros productivos; esto en sus cuatro grandes áreas: Horticultura, Tecnología de Alimentos y Biotecnología, Inocuidad Alimentaria y Bioestadística.

 

En la búsqueda del conocimiento científico y tecnológico aplicado a la solución de los problemas agroalimentarios de Sinaloa, y totalmente acorde a la visión que el gobierno estatal ha establecido, el CIAD Culiacán ha avanzado enmarcando sus actividades dentro del desarrollo sustentable, por lo que se han unido esfuerzos y se han logrado importantes convenios y alianzas con los organismos agrícolas, empresas privadas, otros centros de investigación, instituciones educativas y con las dependencias gubernamentales. 

 

El CIAD Culiacán, a veintiún años de su creación, ha logrado un importante acercamiento y soporte con el sector productivo, con resultados en la mejora de la competitividad y el desarrollo de competencias de sus empresas, con el propósito de que sus productos logren impactar en los mercados nacionales e internacionales.

 

Además de la actividad de investigación y formación de recursos humanos, en el CIAD Culiacán buscamos atender necesidades del sector productivo a través de nuestros servicios de análisis, capacitación, consultoría y proyectos de investigación aplicada. Contamos con instalaciones en donde los estudiantes pueden realizar trabajos de investigación de primer mundo: laboratorios acreditados, aulas, cubículos y biblioteca con textos, revistas periódicas y acceso a bases de datos electrónicas.

 

En este aniversario, nos es muy grato inaugurar la “Incubadora de Alto Impacto para Empresas del Ramo de Alimentos”, la cual ha sido distinguida por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) en reconocimiento por su contribución a la atención de iniciativas de emprendimiento y por trabajar para el desarrollo y consolidación de empresas mexicanas.

 

Todo esto hace del CIAD Culiacán un espacio donde se fomenta la competitividad y el desarrollo del estado de Sinaloa.

 

Dra. María Dolores Muy Rangel

Titular de la Coordinación Regional Culiacán del CIAD

 

 

La Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) participa en la organización del Primer Simposium Internacional “Nematodos en Cultivos Hortícolas y su Manejo”, el cual se realizará del 7 al 9 de diciembre del presente en Culiacán, Sinaloa.

 

Como parte de las actividades del CIAD en este evento, el investigador José Armando Carrillo Facio presentará una ponencia. Además, se instalará un módulo con un laboratorio móvil para la identificación de nematodos en cultivos hortícolas.

 

El evento, que coordina la asociación Ingenieros Agrónomos Parasitólogos, en colaboración con el CIAD y otras instituciones públicas y privadas de investigación y producción hortícola, comprende la participación de expositores nacionales e internacionales.

 

 

La sede del simposio será la Torre Académica de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Si desea más información de este simposio, puede escribir al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., llamar al teléfono (667) 716 8229 o consultar su página de Facebook “Nematodos Simposium Internacional”.

 

Llegó volando la nueva edición de Sábados en la Ciencia, en la cual, a través una entretenida charla, actividades recreativas y divertidas manualidades, aprenderemos sobre tradiciones y prácticas culturales de la cultura mayo y su profunda relación con el medio ambiente.

 

Los yoreme o mayo son el grupo indígena más numeroso del estado de Sonora y son un pueblo para quienes la naturaleza tiene un significado muy relevante en sus creencias y costumbres. En este taller aprenderemos sobre la influencia de una pequeña habitante del monte: la mariposa “cuatro espejos”.

 

La responsable de impartir esta charla será la Mtra. Noemí Bañuelos Flores, investigadora de la Coordinación de Desarrollo Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), especialista en el uso de plantas medicinales de la comunidad yoreme.

 

Bañuelos Flores comentó que el objetivo de este evento es que las y los niños que asistan al taller cultiven el respeto hacia la conservación de la riqueza biocultural de Sonora.

 

La cita es la mañana del próximo sábado 14 de noviembre a las 10:00 horas. Es importante que quien desee acudir al evento reserve su lugar al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., pues el cupo es limitado. La sede del evento será el Centro de las Artes de la Universidad de Sonora, ubicado en Av. Rosales y Luis Donaldo Colosio.

 

Sábados en la Ciencia es un programa dirigido a niños y niñas menores de once años de edad, que se realiza mensualmente a través del CIAD y la Universidad de Sonora, y que no tiene costo de acceso para el público. Si desea saber más, consulte su página Facebook.com/sabadosenlaciencianoroeste.

 

Con el propósito de beneficiar a quienes se dedican a la producción de uva en Sonora y establecer una relación ecológicamente amigable con dicha planta, el investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Miguel Ángel Martínez Téllez, dio a conocer el análisis de un producto nuevo que permita su brotación temprana.

 

Este proyecto está enfocado a la uva de mesa, pues es el territorio sonorense el principal productor y exportador del país hacia Estados Unidos, Europa y Asia, comentó Martínez Téllez.

 

Estamos trabajando para buscar productos alternativos para inducir la brotación temprana, ya que es muy importante para acceder a los mercados internacionales antes de que salga la producción de Estados Unidos, dijo.

 

Ese par de semanas que sale antes al mercado la uva sonorense, explicó, es lo que le da gran parte de la factibilidad económica en el cultivo: precios más altos. Esto, hablando de finales de abril y principios de mayo, que salen las primeras cajas.

 

Nuestro proyecto está enfocado en estudiar los mecanismos de la liberación de la dormancia de la planta, que en el invierno entra en un estado de latencia y tiene que acumular cierta cantidad de frío para tener una brotación temprana y normal. Por estar Sonora en una zona donde no hay suficiente frío, se tiene que recurrir a la cianamida de hidrógeno, pero este es un producto muy tóxico, tanto para el humano como para la planta, detalló.

 

Dr. Miguel Ángel Martínez Téllez

 

A pesar de lo anterior, la cianamida de hidrógeno es el compuesto que más se ha utilizado a nivel comercial, aseguró el investigador, pero ahora en el CIAD se ha desarrollado una alternativa con productos azufrados derivados del ajo, donde, mediante un proceso biotecnológico, se obtienen ciertos compuestos que se aplican a la planta y que pueden tener el mismo resultado, con la diferencia de que aquí se utilizan compuestos totalmente naturales.

 

Colaboración de Valeria López López, reportera de Media Zoom Hermosillo

Viernes, 30 Octubre 2015 14:22

SU RECUERDO PREVALECE

 

Con el propósito de promover la tradición ancestral del Día de Muertos, la comunidad CIAD montó altares en memoria de compañeras y compañeros que por su dedicación, esfuerzo y amistad dejaron su recuerdo en esta institución.

 

En dicha ofrenda se honró la memoria de Silviano Gastélum (Desarrollo Regional), Shoko Doode Matsumoto (Desarrollo Regional), Francisco "El Güero" Vázquez (Nutrición), Antonio "Don Toño" Santacruz Bacame (Mantenimiento), Marisa Pérez Vidal (Ciencia de los Alimentos) y Evelia Acedo Félix (Ciencia de los Alimentos).

 

Además, quienes participaron en la realización de los altares, también recordaron con cariño a familiares y seres queridos.

 

Les compartimos la galería fotográfica:

http://bit.ly/1HhxMEv

 

 

El Laboratorio de Diagnóstico Molecular (LDM) de la Coordinación Regional Mazatlán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) demostró el cumplimiento de los requisitos de competencia técnica de sus procesos y las capacidades científicas del personal responsable, por lo que obtuvo la acreditación en Sanidad Agropecuaria que emite la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA).

 

Dicha certificación significa un reconocimiento al efectivo control de registros tanto de calidad como técnicos, a la rastreabilidad de la información de los análisis que ahí se realizan, la disponibilidad de instalaciones y condiciones ambientales adecuadas y la apropiada calibración de los equipos tecnológicos.

 

Asimismo, la acreditación es una constancia de que el personal de investigación que integra el LDM cuenta con los conocimientos, experiencia y habilidades necesarias en el desempeño de su labor, así como de las diferentes estrategias y métodos para el aseguramiento y control de la calidad en los ensayos.

 

Calidad y mejoramiento continuo

El LDM es una unidad que ofrece, bajo una política de calidad y mejoramiento continuo en apego a la norma NMX-EC-17025-IMNC-2006, servicios de diagnóstico de enfermedades y de detección de patógenos virales y bacterianos en el camarón, mediante técnicas de biología molecular.

 

Desde su origen ha brindado apoyo al sector productivo y gubernamental para dar cumplimiento a los requisitos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) referidos en la NOM–030-PESC-2000, entre otros acuerdos que en materia de sanidad acuícola se generan.

 

Este laboratorio está encabezado por el M.C. Leobardo Montoya R. (Director Técnico), la Dra. Silvia Alejandra García Gasca (Jefa de Área) y el Coordinador de la Unidad, Dr. Miguel Betancourt L., además de un destacado equipo de personal de apoyo técnico y administrativo.

 

Nuevas posibilidades

Montoya Rodríguez señaló que la acreditación que han recibido “como laboratorio de ensayos de acuerdo a los Requisitos establecidos en la Norma Mexicana NMX-EC-17025-IMNC- 2006 (ISO/IEC 17025:2005) para las actividades de evaluación de la conformidad en la rama: Sanidad Agropecuaria” es una oportunidad para el CIAD de continuar e incrementar su labor de vinculación, aportando resultados confiables y oportunos en beneficio del desarrollo de la acuicultura en México.

 

Esto, indicó, también es una forma de apoyar a las autoridades correspondientes en el cumplimiento de la Ley General de Pesca y Acuicultura Sustentables y de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización. 

 

Por último, el director técnico del LDM manifestó que esta acreditación es una posibilidad para posicionarse como laboratorio de diagnóstico que brinde servicios a los diferentes sectores y eslabones de la cadena de producción y comercialización de la industria acuícola, en particular de la camaronícola. 

 

En el marco del mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) fue sede de la conferencia titulada “La prevención del cáncer de mama”, la cual tuvo lugar el día 27 de octubre en el Salón de Usos Múltiples del edificio de Docencia de la ciudad de Hermosillo.

 

La impartición de esta charla estuvo a cargo de Ana Cristina Molina Moreno y María Teresa Partida Gámez, Presidenta Estatal y Vicepresidenta, respectivamente, de la Agrupación George Papanicolaou, quienes enfatizaron la necesidad de adquirir el hábito de la autoexploración para percibir cualquier indicio de que el tejido mamario se desarrolle de manera anormal.

 

Además, mencionaron que, aunque el cáncer de mama afecta principalmente a las mujeres, es importante que los varones estén alerta y se realicen revisiones periódicas. La detección temprana, agregaron, es la mejor estrategia para combatir a esta enfermedad. La mayoría de los casos de fallecimientos se dan cuando los pacientes no acuden a tiempo a los servicios de salud, enfatizaron.

 

El evento fue organizado por la investigadora del CIAD, Rosario Román Pérez, como parte de las actividades del proyecto “Protocolos de actuación con perspectiva de género para la prevención y atención de la violencia contra las mujeres en instituciones de educación superior”, y contó con la asistencia de personal administrativo, académico y estudiantil.

 

La Agrupación George Papanicolaou se ha destacado durante más de treinta años por su labor de prevención del cáncer mamario y cervicouterino, y recientemente ha introducido el uso de unidades móviles para acercar su labor a las comunidades que carecen de servicios médicos públicos o que tienen dificultad para acceder a ellos. 

 

Las personas que tengan interés en colaborar con la Agrupación George Papanicolaou por medio del voluntariado, pueden comunicarse al teléfono (662) 216-4883 o visitar el sitio http://www.agphermosillo.com/ 

 

 

En el marco de la conmemoración del 45 aniversario del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), fundado el 29 de diciembre de 1970, esta mañana el Dr. Enrique Cabrero Mendoza, director general de la institución; el Dr. René Drucker Colín, Secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal; Lena Milosevic, Directora del Consejo Británico, y Olivier Evans, Ministro Consejero de la Embajada Británica, anunciaron la 22° Semana Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCYT), que se llevará a cabo del 7 al 13 de noviembre en el zócalo de la Ciudad de México. 

 

Durante su intervención, el Dr. Enrique Cabrero afirmó que para el Conacyt es una buena noticia realizar este evento año con año, pues la divulgación de la ciencia impulsa la conformación de la sociedad del conocimiento, gracias al acceso libre y universal a éste. El dominio público de la información y el conocimiento científico, así como su apropiación social, agregó, contribuyen al desarrollo de capital humano, a una mejor educación y al incremento de la productividad de nuestros países.

 

En esta edición de la SNCYT, la temática será el Año Internacional de la Luz y contará con cuatro pabellones: investigación científica, tecnociencia interactiva, la ciencia en los medios y la innovación. El objetivo del evento es comunicar, en conjunto con los gobiernos del Distrito Federal y las demás entidades, el conocimiento científico, tecnológico y su innovación.

 

En su oportunidad, el Dr. René Drucker reiteró que la ciencia es una herramienta muy poderosa para la solución de los problemas actuales y externó que este tipo de eventos anima a niños y jóvenes para acercarse al quehacer científico. A la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal le congratula mucho trabajar con el Conacyt y otros organismos para llevar a cabo esta magna Semana de Ciencia, agregó.

 

Eventos de talla internacional

Asimismo, con motivo del Año Dual, el Reino Unido será el país invitado y presentará un programa de actividades denominado “Inspiring Minds”, el cual contempla un recorrido histórico de la ciencia y la tecnología británica, una exposición de astronomía y una pista de 25 metros con autos a escala que introducen conceptos básicos de física y diseño, además de una muestra de la oferta educativa de instituciones británicas.

 

“Es un gran honor para nosotros ser el país invitado en la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología, porque creemos que la inversión en este rubro es una pasión, algo muy importante para el futuro de nuestros países y el mundo”, manifestó, por su parte, Olivier Evans en su participación, mientras que Lena Milosevic agregó que este evento se suma a la lista de actividades que engalana el Año Dual y refuerza los lazos bilaterales entre México y Reino Unido.

 

A lo largo de la 22° SNCYT habrá tres exhibiciones especiales en las que participan el Consejo Británico, el Centro de Investigaciones en Óptica y la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés). Dentro de las actividades, se prevén talleres y charlas con ingenieros hispanos de la NASA y una muestra de empresas innovadoras nacionales.

 

Además, el evento contará con 7 exhibiciones de museos, 20 talleres y grupos de talentos y vocaciones científicas, 29 redes temáticas de conocimiento, 27 laboratorios nacionales, 15 empresas apoyadas por el Conacyt a través del Programa Estímulos a la Innovación (PEI), 10 revistas de divulgación y 10 medios de comunicación de la ciencia, así como 14 Centros Públicos de Investigación Conacyt. La entrada es gratuita y está dirigida al público en general, en un horario de atención de 9:00 a 17:00 horas.

 

El CIAD estará presente

 

Por parte del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), los investigadores de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal, Martín Esqueda Valle y Aldo Hiram Gutiérrez, impartirán el taller “Diversidad y biotecnología de hongos de zonas áridas”, los días 8 y 9 de noviembre.

 

Asimismo, la Coordinación de Nutrición de esta institución estará representada por la científica Graciela Caire Juvera, quien compartirá, en las mismas fechas, la charla-taller “Tips que pueden ayudarnos a prevenir el cáncer de mama".

 

Por su parte, Mayra de la Torre Martínez, investigadora de la Coordinación de Ciencias de los Alimentos, presentará el taller “Nuestras aliadas las bacterias”, el domingo 8 de noviembre.

 

La Semana Nacional de Ciencia y Tecnología surgió en 1994 de la Alianza Norteamericana para el Entendimiento Público de la Ciencia y la Tecnología. Es un foro por medio del cual millones de niños y jóvenes mexicanos conocen las múltiples posibilidades que ofrecen las áreas de la ciencia en los campos de la actividad productiva, la investigación científica y la docencia.

Mobile Menu