Notas

 

Acercar la ciencia a los niños y jóvenes hermosillenses es el objetivo primordial del programa "Sábados en la Ciencia en Hermosillo", que organizan el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), la Universidad de Sonora y Museo La Burbuja, y que el pasado 13 de febrero inició el ciclo 2016-1.

 

Rosina Cabrera Ruiz, investigadora del CIAD, previo al inicio de las actividades comentó que es la primera actividad del año de Sábados en la Ciencia, y recordó que en noviembre de 2014 "retomamos esta actividad, que ya se habían hecho anteriormente en Hermosillo, porque consideramos que es importante tener este tipo de acciones en la ciudad, con el objetivo de promover lo que se hace en ciencia y tecnología en el estado".

 

Lo que hacemos es invitar a los investigadores, les platicamos lo que es el proyecto, y si están interesados en participar, nos hacen llegar un tema que quieran desarrollar y hacemos toda la logística de organización, tratando de que sea el primer sábado de cada mes. "En esta ocasión será Julio César Saucedo Morales, investigador de la Universidad de Sonora, quien encabezará la sesión", abundó.

 

En la Sala Interactiva de Ciencias del Museo y Biblioteca de la Universidad de Sonora, Saucedo Morales, investigador del Departamento de Investigación en Física, ofreció una ágil charla para conmemorar un siglo de la Relatividad general de Einstein, sustentada en 1916, logro con el que inmortalizó su nombre en la historia de la humanidad.

 

"Hace 100 años que se publicó el artículo ’Fundación de la relatividad general’, que escribió Albert Einstein, y éste es un momento muy oportuno porque hace unos días se publicó la noticia que se habían detectado las famosas ondas gravitacionales, que era lo último que tenía que comprobar de la Relatividad general. Todo lo demás ya se había venido comprobando a través del tiempo", subrayó.

 

El investigador dijo a los asistentes que, según encuestas realizadas en todo el mundo, Einstein ha sido considerado como la persona más importante del siglo XX, pasando sobre personajes tan importantes como Mahatma Gandhi y Martin Luther King, entre otros.

 

Agregó que los físicos consideran a 1905 como el año maravilloso porque fue cuando Einstein revolucionó al mundo. "Fue su mejor año: primero demostró que la luz es partícula, porque ya se había establecido que la luz es una onda, pero él demuestra que también es una partícula; y ese año, por primera vez en la historia, a través de la explicación de lo que se conoce como el movimiento browniano, demuestra que los átomos existen", apuntó.

 

Con la teoría especial de la relatividad cambia el concepto de espacio y el tiempo, pues para Newton y todos los científicos anteriores a Einstein, el tiempo era absoluto, y desde ese momento el concepto cambia: ya no hay separación entre espacio y tiempo porque están unidos para siempre, mencionó. Otro tema valioso de la aportación de Einstein en ese 1905, "es el de que la materia y la energía son una misma cosa, que se pueden intercambiar", añadió.

 

Finalmente, apuntó, las contribuciones de Einstein se podrían resumir en tres grandes ideas: la velocidad de la luz, el destino del universo y la naturaleza del tiempo.

 

Al finalizar la charla, los organizadores invitaron a la siguiente reunión el primer sábado de marzo, donde se abordará el tema del composteo. Los interesados pueden comunicarse al teléfono 289-2400, extensión 505; al correo electrónico sáEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o visitar su página en Facebook. (CDM)

 

Boletín de la Dirección de Comunicación de la Universidad de Sonora

 

Viernes, 12 Febrero 2016 10:05

NUTRIAS, TESORO NATURAL DE SONORA

 

La presencia de las nutrias neotropicales en diferentes tramos del río Bavispe-Yaqui, revelan la pureza del agua y la cantidad de fauna disponible que tienen para alimentarse junto con otros depredadores.

 

En Sonora, desde hace más de quince mil años, existen las nutrias neotropicales también conocidas como “perros del agua”, y aunque no se sabe con exactitud la población exacta que alberga en esta zona, su presencia es un buen indicador de la buena calidad del agua.

 

Por considerarse amenazadas en su entorno natural, desde hace muchos años estas especies se encuentran protegidas, actualmente por la NOM-059 de 2010 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

 

Su dieta diaria se constituye principalmente de peces y crustáceos, pero también incluye a otras presas como ranas, culebras, aves y pequeños mamíferos.

 

El río Bavispe-Yaqui está rodeado de altas montañas y algunos acantilados con pozas profundas donde se localizan cientos de peces como lobina, matalote del yaqui, sardina yaqui, bagres y otros, lo que garantiza su alimentación y son parte del hábitat perfecto para estos animales.

 

Las madrigueras se ubican en riberas rocosas que tienen profundas grietas y áreas de muy densa vegetación a lo largo de pequeños arroyos que desembocan en el cauce principal, es decir, en lugares donde no puedan ser perturbadas.

 

Nuevo estudio El titular de Laboratorio de Ecofisiología del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Juan Pablo Gallo Reynoso, personal de su laboratorio y del Laboratorio de Ecotoxicología, en coordinación con investigadores de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), realizaron un estudio sobre estas especies en la reserva Ajos-Bavispe.

 

Gallo Reynoso informó que en la zona del río Bavispe-Yaqui se llevan a cabo actividades como la agricultura y ganadería, aunque también hay varias minas, de ahí la importancia de preservar el entorno saludable.

 

“Se realiza un estudio que aún no se ha terminado sobre la pureza del agua, para determinar si el PH y el oxígeno están en buenos niveles. Se está haciendo el análisis de metales pesados y de otros contaminantes para conocer los valores del río antes de que pudiera pasar una contaminación por derrame como en el río Sonora; necesitamos saber en qué estado se encuentra”, expresó.

 

Esta información, explicó, les servirá para conocer los niveles básicos del estado del río, porque a futuro podría tener problemas también con el crecimiento de la población, la demanda urbana y agrícola y el drenaje, que en algunos casos va a dar al río, lo que afectaría a miles de habitantes de Hermosillo, Guaymas y Obregón, incluidos los pueblos de la Sierra alta.

 

Desde Bavispe hasta el río Yaqui, expuso, baja el agua de la Sierra Madre Occidental, irrigando todos los valles que se localizan a su paso, además de dotar del servicio del agua a un 30% de la población sonorense, es decir, si se contamina el caudal no sólo se pierden las nutrias.

 

“Una manera de conocer qué tan cuidado está el río es la fauna que tiene, si hay equilibrio, y la nutria es un indicador de la pureza que tiene el agua, pero aún falta terminar los estudios de la calidad del agua para conocerlo”, puntualizó.

 

En esta área, mencionó, también habitan osos negros, pumas, jaguares, castores, venados, jabalíes, guajolotes, entre otros, además de contar con una rica flora.

 

Sin cambios en veinte años

Gallo Reynoso apuntó que en 1995 elaboró otro estudio sobre las nutrias neotropicales y, comparándolo con el actual, se encontró que el río Bavispe-Yaqui continúa igual en flora y fauna, gracias a que la zona no es de fácil acceso.

 

“Según los resultados de los estudios de 1995 con los del año pasado (2015), todo está en el mismo lugar; en estos veinte años no se ha modificado nada, los peces y la vegetación siguen igual, la gente que vive en estas áreas sabe cuidar su río”, aseveró.

 

Hasta el momento, indicó, desconocen la población de "perros del agua" o nutrias de las que dispone Sonora porque las diferencias solo varían en el color, pues cuando es macho le dicen "perro de agua" y nutria si es hembra.

 

“Es difícil saber cuántas existen (nutrias). Podemos hablar de abundancia, pero no de cantidades. Son animales difíciles de ver ya que se alimentan de noche o en la mañana muy temprano, y por lo general no salen de sus madrigueras si escuchan ruidos o ven personas ajenas al lugar”, externó.

 

En esta ocasión, expuso, realizaron encuestas con los habitantes, colocaron cámaras trampa en ríos, sumergieron otra en las pozas y arroyos para conocer la diversidad de peces, recorrieron el río y tomaron nota de las huellas y de las letrinas que fueron visitadas por hembras, machos y crías.

 

Apuntó que estas especies de 195 centímetros de largo y hasta 27 kilos de peso, viven dentro y fuera del agua y pueden comer varios peces durante el día, pero hay ocasiones en que el alimento lo dejan de lado para empezar con el cortejo del macho a la hembra.

 

Dentro de su hábitat natural, detalló, son consideradas especies de tamaño mediano; sin embargo, alcanzan una talla y peso mayor a las que se han detectado en los estados de Oaxaca y Chihuahua.

 

En la historia

En antaño, las pieles de las nutrias se comercializaban hacia el extranjero por el grosor y la calidad del vello interno, el cual evita que el frío y el agua la traspasen; por ello es que en cualquier época del año se ven estos animales, al igual que los lobos marinos.

 

“En Sonora seguramente las usaban los pimas para protegerse del frío, porque las pieles buenas de los ríos son las de las nutrias, castores y mapache; tienen como doble piel, abajo se asemeja como lana; es muy caliente y además protege del agua, es un pelo muy denso que no permite que se moje y enfríe la piel del animal”, señaló.

 

El titular de Laboratorio de Ecofisiología del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), manifestó que en el centro del país, específicamente con los aztecas, hay registros de comercialización con la llegada de los españoles y tras establecer comunicación con Manila, Filipinas.

 

“Se cazaban las nutrias y se embarcaban las pieles para llevarlas a Manila, donde se vendían. Este comercio duró cerca de cuatrocientos años; hay registros sobre esto, porque hay hasta códices y pictogramas con sus imágenes”, subrayó.

 

Reproducción

Las nutrias que habitan en la entidad, resaltó, son animales que viven siete años aproximadamente; se asemejan a los perros, pero su forma es más baja y alargada. Se reproducen sólo una vez al año y llegan a tener de una a tres crías.

 

Reveló que el cortejo lo inician entre octubre y noviembre y las camadas pueden ser de uno a tres cachorros. Su nacimiento es en la primavera para que tengan espacio de aprender a nadar antes de la llegada de las fuertes lluvias.

 

Las nutrias son un tesoro natural del Estado de Sonora.

 

Colaboración de Yesicka Ojeda, reportera del periódico El Imparcial

Viernes, 12 Febrero 2016 09:35

LOS MOSQUITOS AL ACECHO

 

La falta de inversión en ciencia y tecnología y de medidas preventivas eficaces reduce las posibilidades de triunfar ante los endémicos embates del mosquito Aedes aegypti.

 

Los casos de dengue, chikungunya y otras enfermedades hemorrágicas de origen viral, que usan al citado mosquito como vector, se multiplicarán en Sinaloa, causando graves afectaciones a la salud de la población y a la economía de la región.

 

Sinaloa registró el primer caso de dengue en los años ochenta. Han pasado más de treinta años y, como todos los años, en lo que va del 2016, resurgen los casos de dengue clásico y hemorrágico, y recientemente la fiebre chikungunya. A pesar del avance de la enfermedad y la propagación de estos virus por todo el estado, Sinaloa carece de una estrategia efectiva de combate contra el mosquito, pero sobre todo de bases científicas que sustenten formas innovadoras de prevención. Por lo tanto, después de treinta y tres años de dengue, Sinaloa se mantiene al acecho del mosquito, el cual año con año se prolifera de la mano del cambio climático y de las inminentes variedades resistentes que se establecen en la región.

 

Las cifras

Según cifras proporcionadas hace dos años por las autoridades de salud del estado de Sinaloa, para el combate al dengue el gobierno federal destina a Sinaloa poco más de 64 millones anuales, a través de diversos programas. De ese total, 32 millones de pesos se utilizan para la compra del abate, un plaguicida organofosforado prohibido en algunos países, y 16 millones 588 mil se destinan al pago de brigadistas que visitan casa por casa, repartiendo abate y tratando de concientizar a la ciudadanía; el resto de los recursos se emplea en gastos operativos.

 

Aun cuando los programas de descacharrización y la abatización son continuos, han fracasado en detener el avance del mosquito. Prueba de esto es la vigencia de Sinaloa en los primeros lugares a nivel nacional en casos de dengue. Y las preguntas que surge aquí son: ¿qué alternativas, qué soporte de investigación tenemos?

 

Las alternativas existen

Una propuesta sencilla pero de gran impacto en el mediano y largo plazo sería que un quince por ciento anual de ese recurso que Sinaloa recibe para combatir el dengue se destinara para crear un fondo de investigación en enfermedades transmitidas por vectores. Con esto, al cabo de algunos años Sinaloa estaría a la vanguardia nacional e internacional, generando desarrollos innovadores cristalizados en medidas preventivas, vacunas, medicamentos, etc.

 

Un ejemplo tangible es Brasil, uno de los países líderes en casos de dengue. Este país decidió invertir en ciencia y tecnología y actualmente se están generando estrategias innovadoras como la introducción de una especie bacteriana (Wolbachia) en mosquitos Aedes Aegypti, lo cual evita la transmisión del dengue. En África y otras regiones endémicas de Malaria o Fiebre Amarilla se perfeccionó la tecnología de aplicación de un plaguicida mejorado a través de redes o mosquiteros impregnados con este producto para reducir los riesgos de contaminación ambiental y para atacar mosquitos resistentes a los organofosforado (abate).

 

En conclusión, considero que la estrategia local está rebasada. No podemos pasarnos los años con la misma rutina que ha sido ineficiente a todas luces. Es necesario invertir en ciencia, tecnología e innovación como lo hacen otras regiones del mundo, de lo contrario siempre estaremos al acecho de los mosquitos… Bueno, eso es lo que yo opino, ¿y usted?

 

Colaboración del Dr. Cristóbal Cháidez Quiroz

Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria

Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD)

Carretera a Eldorado km. 5.5, Culiacán, Sinaloa, México, 80110. Tel. (667) 760-5536

www.ciad.edu.mx

blog.ciad.edu.mx/cms/index.php

 

Todo es relativo, excepto la divertidísima experiencia que garantiza cada edición del programa “Sábados en la Ciencia”, que en la primera jornada de este nuevo año conmemorará un siglo de la relatividad general de Einstein.

 

En 1916 el científico alemán Albert Einstein publicó la teoría de la relatividad general, logro con el que inmortalizó su nombre en la historia de la humanidad; es por ello que el próximo sábado 13 de febrero, el Dr. Julio César Saucedo Morales, investigador de la Universidad de Sonora, impartirá un taller para niños y niñas de Hermosillo, Sonora, como un homenaje para el físico teutón.

 

El evento se celebrará en el planetario itinerante Explora Unison, que se ha habilitado para el público en general en la Sala Interactiva de Ciencias del Museo y Biblioteca de la máxima casa de estudios de Sonora. 

 

Dentro de las actividades que se tienen consideradas para este encuentro se contemplan dinámicas a través de las cuales las y los pequeños podrán comprender conceptos científicos que explican el funcionamiento del universo.

 

La cita es a las 10:00 horas, y es importante que quien desee acudir al evento reserve su lugar al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., pues el cupo es limitado. La dirección es Blvr. Luis Encinas y Rosales s/n, colonia Centro. Para mayor información puede comunicarse al teléfono (662) 289 2400 extensión 505.

 

Sábados en la Ciencia es un programa dirigido a niños y niñas menores de once años de edad, que se realiza mensualmente a través del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y la Universidad de Sonora, y que no tiene costo de acceso para el público. Si desea obtener más información, consulte su página Facebook.com/sabadosenlaciencianoroeste.

 

 

 

Con el objetivo de contribuir al incremento y fortalecimiento en la generación, aplicación y transferencia de conocimiento en las áreas prioritarias para el país identificadas en el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación (Peciti), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) convoca a jóvenes investigadores a inscribirse en la Convocatoria Cátedras Conacyt para Jóvenes Investigadores 2016.

 

Se convoca a los investigadores con doctorado, grado equivalente o, de preferencia, posdoctorado, a inscribirse en el Padrón de Jóvenes Investigadores del Conacyt, con el propósito de ser posteriormente elegibles a ocupar una Cátedra Conacyt.

 

El objetivo de las Cátedras Conacyt es generar, en colaboración con las instituciones beneficiadas, conocimiento a través de la investigación científica y humanística, desarrollo tecnológico e innovación, en áreas y regiones prioritarias, que podrían desembocar en un mayor bienestar social y económico para el país.

 

Los interesados en inscribirse deberán ser de nacionalidad mexicana o extranjeros residentes legalmente en México y, en este último caso, contar con documento migratorio válido y vigente; tener hasta 40 años cumplidos los hombres y hasta 43 años las mujeres al 1 de enero de 2016; poseer doctorado, preferentemente posdoctorado o una especialidad equivalente, dependiendo de su área de conocimiento, y haber obtenido el grado a más tardar el día 31 de mayo de 2016.

 

El Conacyt podrá contratar a los investigadores, inscritos en el padrón en los términos de la convocatoria respectiva, como personal académico, y los comisionará en aquellas instituciones y entidades cuyos proyectos resulten seleccionados de acuerdo con la Convocatoria para Instituciones 2016, con todos los derechos y obligaciones establecidos en los Lineamientos para la Administración de las Cátedras Conacyt y en el Estatuto del Personal Académico del Conacyt.

 

Los candidatos deberán incorporarse a las instituciones beneficiadas conforme al calendario de contratación y a la fecha que señale el oficio de su comisión, de acuerdo con la normatividad aplicable.

 

En su registro al padrón, los jóvenes investigadores deben elegir máximo tres retos nacionales en los cuales someter su propuesta. Deben también indicar el área del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) que mejor caracteriza su formación académica. Simultáneamente, las instituciones presentarán uno o más proyectos por cada reto señalado en la convocatoria correspondiente.

 

Las temáticas y retos en concordancia con el Peciti que podrán elegir son: ambiente, conocimiento del universo, desarrollo sustentable, energía, salud y sociedad.

 

El registro en el padrón para los nuevos candidatos y para aquellos que requieran actualizar sus datos deberá realizarse de manera electrónica en el siguiente vínculo.

 

El Padrón de Jóvenes Investigadores podrá ser utilizado para otros programas de Conacyt, por lo que se solicitará la aceptación expresa del aspirante para compartir sus datos de contacto.

 

Revisa las bases completas de la convocatoria aquí. También puedes ver los lineamientos y la carta de postulación aquí.

 

En caso de dudas relacionadas con esta convocatoria, puedes dirigirte al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o comunicarte al teléfono 5322 7700 en las extensiones 4711 a 4724 (excepto 4720 y 4721) de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 horas.

 

Los pretextos para consumir alimentos ricos en calorías, como los tamales, menudo y comestibles típicos de fiestas decembrinas o inicio de año, son muchos; a esta temporada le seguirán el Día de la Candelaria, San Valentín y así sucesivamente. De esta forma, las repercusiones que se manifiestan tanto en la ropa ajustada y que no cierra no se hacen esperar. A continuación nos inconformamos y nuestra reacción urgente es preguntarnos: ¿qué haré para bajar de peso?; hacemos un breve análisis de opciones y, como queremos soluciones rápidas y de aparente costo bajo, decidimos consumir pastillas adelgazantes. 

 

En este tema podemos encontrar, por un lado, que la medicina establece que el tratamiento farmacológico –pastillas adelgazantes– para tratar la obesidad debe darse sólo cuando las estrategias basadas en terapias de dieta y de activación física no hayan incidido en la reducción del peso corporal (dato basado en la Norma Oficial Mexicana 088) y, por otro lado, que la Organización Mundial de la Salud reconoce que la población ha emprendido una búsqueda de atención a la salud a través de la medicina alternativa; éste tipo de recurso es utilizado cuando no se encuentran resultados satisfactorios y rápidos en problemas de salud, sobre todo en relación a  las enfermedades crónicas.

 

Las empresas que venden productos naturistas han ido en aumento. Según datos obtenidos por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI, 2014), el estado de Sonora cuenta en su registro con un total de 248 tiendas, ubicadas en 19 municipios, dedicadas a la venta de este tipo de productos. Se trata también de un negocio que reditúa ganancias importantes. 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) publicó en el 2014 un estudio exploratorio de los productos alternativos que se venden en Hermosillo, Sonora, para bajar de peso, en el cual sólo se consideraron aquellos productos industrializados; es decir, los que se venden ya transformados en forma de cápsulas o para infusiones como tés. El estudio respondió a la pregunta: ¿cuál es la oferta de algunos productos alternativos para reducir peso corporal en el comercio formal en Hermosillo, Sonora, México? 

 

Es así que se acudió a dos empresas farmacéuticas, con más de cuatrocientas sucursales, y a dos de medicina alternativa con alta afluencia de compradores y revendedores. En cada empresa se preguntó por los tres productos principales para bajar de peso que se vendían con mayor frecuencia o que se solicitaban más. Se obtuvo información solamente del etiquetado de doce recipientes, que contenían dos algas (espirulina y parda) y veintidós plantas, de las que sobresalen la cocolmeca, la hoja de sen, la lima, el nopal, el tamarindo y la tlachalahua (el tamarindo malabar, Garcinia cambogia, es el fruto más estudiado). Los posibles beneficios señalados por diversas investigaciones sugieren que en su mayoría estos se utilizan como laxantes, para combatir obesidad, hipoglucemiantes, digestivos, diuréticos y aportadores de fibra. Destacan que los productos alternativos que se venden no cuentan con guía u orientación nutricional. 

 

Posteriormente, en 2015 se intentó identificar, por medio de una encuesta, los principales productos alternativos para perder peso que consume la población de adultos en Hermosillo, Sonora (datos aun no publicados). Entre cien participantes en este estudio, los principales resultados muestran que los consumidores de estos productos son en su mayoría mujeres; jóvenes que cuentan con servicio médico y se conciben a sí mismas con buena salud (80%), pero que tienen sobrepeso u obesidad (69%). Estas personas utilizan productos alternativos a base de origen natural, gastando entre doscientos a quinientos pesos mensuales en su intento por bajar de peso, en un tiempo promedio de tres meses. El 53.6% refiere que la familia es la que recomienda estos productos y más de la mitad (56%) mencionó realizar alguna actividad física en combinación con un plan de alimentación.

 

Este estudio encontró que en Hermosillo el 41% de las personas participantes utilizaban productos alternativos para disminución del peso corporal; valor mayor que en Baja California Norte (36%) y muy cercano a los valores registrados en Estados Unidos (de 33% a 42%). 

 

Los productos identificados que los participantes consumen se agrupan en 1) naturistas/plantas, 2) farmacias y 3) tratamientos varios cuyo efecto parece ser, en su mayoría, laxante, diurético, digestivo, hipoglucemiante o para tratar obesidad. Sin embargo, todo apunta a que aún no hay evidencia científica suficiente y de calidad que justifique la utilización de estos productos.

 

Pudimos observar que la población encuestada en el 2015 refiere haber consumido más aquellos productos de origen natural que los industrializados, concordando con algunos datos del estudio en 2014, donde algunas de las principales plantas utilizadas son Garcinia cambogia, alga espirulina y alcachofa. Sin embargo, sobresale la frecuencia de la aplicación de balines y beber té reductivo. 

 

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) desde 2010 sigue retirando del mercado algunos de estos productos que se venden en farmacias y tiendas naturistas, por el riesgo que implica el no tener estudios que respalden su utilización a largo plazo. La tendencia a preferir las alternativas naturales pudiera deberse a la influencia tradicional indígena de la herbolaria, fuertemente arraigada en nuestra sociedad mexicana. Sin embargo, no hay estudios que respalden la utilización y efecto de medicamentos para bajar de peso a largo plazo, sobre todo sin una vigilancia médica y de laboratorio. 

 

¿Entonces qué hago cuando me es urgente bajar de peso?

Las recomendaciones basadas en estudios científicos con buenos resultados en la disminución de peso son los programas integrales de autoayuda que proporcionan algunas instituciones de salud, investigación o universidades. Otras opciones son la consejería de algún nutriólogo(a), con apoyo de la psicología (si se considera necesario); profesionales médicos que tengan un perfil o experiencia en nutrición y trastornos de la alimentación y los grupos de comedores compulsivos anónimos que hay en algunas ciudades o en internet. Sin embargo, en todos los procesos es recomendable la vigilancia médica y de laboratorio.

 

El primer paso es la motivación al cambio; es decir, que como usuarios de un recurso de salud estemos de acuerdo con los procesos que seguiremos. La tarea principal será insistir en nuestro tratamiento las veces que sea necesario hasta que nos sintamos bien con nuestro peso y salud, ya que una consulta o sesión no basta para reaprender y practicar nuevos hábitos sanos respecto a nuestra forma de comer. Este también puede ser considerado como un compromiso que impacte de forma indirecta en la salud familiar y que a largo plazo disminuya la presencia de enfermedades crónico-degenerativas consideradas consecuencia de la obesidad, como la diabetes, hipertensión y cáncer, que en la actualidad asolan a nuestra sociedad.

 

Colaboración de María del Socorro Saucedo Tamayo

Investigadora del CIAD

 

Viernes, 29 Enero 2016 11:03

LA VIDA DESPUÉS DE LAS VACACIONES

 

Para algunas personas regresar a la cotidianeidad después de que termina un periodo vacacional puede llegar a convertirse en un obstáculo sumamente difícil de superar; incluso, se torna en un fenómeno que afecta la salud emocional y física de un individuo. 

 

Víctor Quintana López, psicólogo y estudiante del Doctorado en Ciencias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) nos ayuda a entender mejor este tema.

 

El síndrome posvacacional, también conocido como estrés o depresión posvacacional, hace referencia a la ansiedad que una persona, particularmente aquella que trabaja, puede llegar a experimentar al reincorporarse a sus actividades cotidianas después de disfrutar de un período de asueto. 

 

De acuerdo a Quintana López, este fenómeno se identifica por síntomas como el cansancio excesivo, trastornos del sueño, apatía, tristeza, malestar en general o falta de concentración. No se considera una enfermedad, ya que los síntomas generalmente desaparecen después de diez días. Sin embargo, en algunos casos (la menor parte), los síntomas permanecen más tiempo, por lo que se recomienda acudir con un profesional que ofrezca ayuda para combatir la depresión, ansiedad y estrés. 

 

Las cifras en México

Con base en algunas estimaciones, hay diferentes estudios que calculan que el 40% de profesionistas en México llega a desarrollar dicho síndrome. A diferencia de algunos países de Europa, donde se presenta en personas de 45 a 55 años de edad, en nuestra población se puede observar a partir de los 30 años. 

 

La diferencia puede deberse a que en nuestro país, frecuentemente, vemos el empleo como un sacrificio y no como una oportunidad para desarrollarnos profesionalmente y que nos permite también cubrir nuestras necesidades básicas, explicó Quintana López.

 

Cómo superar este episodio

Existen algunas medidas que se pueden tomar para disminuir la posibilidad de desarrollar este padecimiento; por ejemplo, se recomienda que en caso de salir a otra ciudad durante las vacaciones, el regreso al hogar sea, al menos, dos días antes de reincorporarse al trabajo. 

 

Asimismo, se aconseja que días antes de regresar al trabajo se comience a dormir un poco más temprano y no despertar tan tarde, a diferencia de cómo se acostumbraba en el período vacacional. 

 

Los primeros días en los que se ha reincorporado laboralmente, lo mejor es programar el despertador cinco minutos antes de cómo se ajustaba antes de salir de vacaciones. 

 

No es apropiado intentar resolver todos los pendientes durante los primeros días que se ha retomado la dinámica laboral, ya que eso puede ocasionar mucho estrés. Por el contrario, lo óptimo es iniciar con aquellos asuntos que son más urgentes y que requieren un menor esfuerzo físico y emocional; posteriormente, se debe continuar atendiendo aquellos que requieren una mayor dedicación.

 

En caso de practicar alguna actividad deportiva, retomarla al regresar al trabajo ayudará a experimentar un bienestar físico y emocional. 

 

No obstante, si después de poner en práctica estas recomendaciones, una persona no puede superar este episodio depresivo, lo más recomendable es buscar la ayuda de un profesional, concluyó Quintana López.

 

Como parte de las acciones de la Coordinación de Programas Académicos (CPA) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) para fortalecer la transferencia de conocimiento de esta institución, se impartió el curso-taller “Habilidades didácticas”, en el marco del Programa Anual de Movilidad Nacional de Académicos CIAD-Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) 2016.

 

Durante las sesiones se presentaron contenidos dirigidos a consolidar las capacidades de enseñanza del personal académico del CIAD, donde se abordaron temas sobre las corrientes de aprendizaje asociacionista y cognoscitiva, técnicas de trabajo grupal, diseño de objetivos instruccionales correctos, estrategias centradas en el desempeño del alumnado y de los grupos, empleo de medios informáticos, experiencias de aprendizaje, así como planeación, habilidades y elaboración de recursos didácticos. 

 

El curso-taller fue realizado con la finalidad de facilitar a la planta docente del CIAD la apropiación de los elementos conceptuales, metodológicos y procedimentales, que al sumarlos a su práctica, enriquecen y benefician la práctica pedagógica, comentó la Dra. Herlinda Soto Valdez, titular de la CPA.

 

Las reuniones se llevaron a cabo del 18 al 29 de enero en Hermosillo, Sonora, donde se contó con la asistencia de miembros de las distintas áreas académicas del CIAD, quienes participan en la formación de estudiantes dentro los programas de posgrado. 

 

Las actividades del curso-taller fueron dirigidas por la maestra en pedagogía Perla Georgina López Villagrán, quien es académica del Colegio de Pedagogía y pertenece a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. 

 

Como seguimiento a la capacitación, se planea impartir el módulo en las demás coordinaciones regionales del CIAD durante el intersemestre de verano de 2016, para concluir con una etapa de evaluación.

 

El Laboratorio de Inocuidad Alimentaria (LIA) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) demostró una vez más su capacidad para monitorear la calidad e higiene de productos agropecuarios, al aprobar el Ensayo de Aptitud acreditado por el United Kingdom Accreditation Service (UKAS), el cual se realizó durante el mes de diciembre de 2015.

 

El Dr. Alberto González León, Gerente Técnico del LIA, comentó que en este ensayo participaron laboratorios de distintas partes del mundo, y que éste consistió en el análisis de muestras que fueron enviadas desde el Reino Unido para detectar su carga microbiológica utilizando técnicas y microorganismos indicadores de higiene y seguridad de alimentos.

 

La aprobación obtenida en dicho ensayo, el cual es organizado por LGC Standards, y a su vez acreditado por UKAS, es un requisito que se solicita cada dos años por parte de la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) para conservar la acreditación en la Norma NMX-EC-17025-IMNC-2006. 

 

Con este logro el Laboratorio demostró la habilidad del personal técnico y la capacidad de los equipos y métodos implementados para obtener los resultados analíticos que son exigidos a nivel global.

 

Además, representa para el CIAD una oportunidad de reafirmar su capacidad para satisfacer las necesidades del sector agrícola nacional, tal como lo afirmó González León, quien señaló que “este logro facilitará el reconocimiento nacional por parte de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), ya que las técnicas implementadas en el LIA para monitorear las medidas de higiene de los productores son aptas para competir con estándares internacionales”.

 

Los análisis microbiológicos realizados en los productos hortofrutícolas que se realizan en el LIA benefician a los agricultores locales y nacionales, al otorgar credibilidad en la calidad de inocuidad de sus cosechas, productos frescos y procesados. Además, los ensayos que se realizan pueden abarcar todo el proceso de producción, desde el cultivo de hortalizas y el análisis del agua de riego, hasta la certificación del producto en su empaque final para distribución, lo cual facilita su exportación a mercados internacionales, como Estados Unidos y el continente europeo.

 

El LIA actualmente atiende a un promedio de doscientos empresas nacionales, y trabaja en conjunto con el Comité de Sanidad Fitopecuaria del Estado de Sonora, vinculando así la ciencia y el conocimiento generado en el CIAD con el sector productivo, lo cual nos arroja un resultado útil y tangible que contribuye al desarrollo económico, no solo estatal, sino también nacional, concluyó González León.

 

Como parte del compromiso institucional de transferir el conocimiento científico generado por el personal de ciencia y tecnología hacia los sectores público, privado y social, la Coordinación Regional Culiacán del CIAD participará en la próxima edición de la convención Expo Agro Sinaloa 2016, del 17 al 19 de febrero en Culiacán, Sinaloa.

 

Este evento, organizado por la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (Caades), es el foro agroalimentario con más trayectoria en México y tiene como propósito promover y apoyar el desarrollo de la actividad agrícola nacional, además de impulsar el fortalecimiento del campo mexicano.

 

En su vigesimoquinta edición, Expo Agro Sinaloa presume en su historial de haber marcado tendencias y haber mostrado el desarrollo tecnológico de última generación para la agricultura; esto, gracias a que ha logrado sembrar confianza entre las marcas más reconocidas globalmente dedicadas al desarrollo tecnológico y a la producción de insumos para el campo.

 

Clave para este éxito ha sido la participación de los productores del ramo agrícola y de las instituciones educativas y gubernamentales, las cuales han logrado consolidar este magno evento en Sinaloa, para México y para el mundo.

 

El CIAD: conocimiento que transforma

 

En este encuentro, el CIAD expondrá los servicios de la Incubadora de Alto Impacto y del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria. Además, como parte de las actividades programadas se realizarán experimentos demostrativos y se ofrecerán asesorías y orientación especializada. 

 

Para ello, el Centro ha colaborado con el comité organizador de Expo Agro para construir un espacio donde estén presentes la ciencia y la tecnología y para que las instituciones públicas y privadas participantes promuevan sus servicios y los resultados de sus investigaciones; a este espacio se le ha denominado El Pabellón de la Ciencia.

 

Para quien tenga interés en participar en este pabellón, entre los principales beneficios que obtendrán al hacerlo se encuentra la posibilidad de estrechar lazos con diferentes centros públicos de investigación adscritos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) participantes, así como la oportunidad de proyectar su imagen en un escenario altamente especializado.

 

Asimismo, por tercer año consecutivo el Pabellón de la Ciencia se constituirá en un espacio de convergencia para identificar necesidades y tendencias del mercado de interés, promover servicios de Investigación, capacitación y análisis de laboratorio y acercarse a una amplia gama de profesionales que se dedican a la actividad agrícola.

 

Mobile Menu