Notas

Como parte de las estrategias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) para promover la apropiación social de las humanidades, ciencia y tecnología, se impartieron conferencias a alumnos(as) de la Universidad Politécnica del Mar y la Sierra en La Cruz, Elota, Sinaloa.

Fueron los académicos Erick Paul Gutiérrez Grijalva y Leticia Xóchitl López Martínez, quienes compartieron los temas “Biodisponibilidad de antioxidantes y su relación con sus propiedades biológicas” y “Péptidos bioactivos de origen vegetal”, respectivamente, a estudiantes de la carrera en ingeniería agroindustrial.

Durante esta experiencia, los pupilos pudieron aprender parte del quehacer científico de los expositores, quienes son jóvenes investigadores adscritos a la Coordinación Regional Culiacán del CIAD, en el marco del programa de Cátedras Conacyt.

Durante su intervención, Gutiérrez Grijalva habló sobre la importancia del consumo de alimentos ricos en moléculas antioxidantes y sobre cómo estas pueden ayudar a prevenir enfermedades que aquejan a los mexicanos.

Se ha reportado ampliamente que el consumo frecuente de alimentos ricos en antioxidantes ayuda a prevenir enfermedades como diabetes y cáncer. Sin embargo, en general, los antioxidantes tienen baja biodisponibilidad y solo una pequeña proporción de ellos es absorbida por el organismo, por lo cual es importante consumir diariamente este tipo de alimentos, explicó el investigador.

Asimismo, compartió con los estudiantes la importancia de investigar nuevas fuentes de antioxidantes y señaló que Sinaloa es un estado con una gran biodiversidad de plantas con alto contenido de estos compuestos, pero que aún han sido poco estudiadas. Además, invitó a los y las estudiantes a realizar sus prácticas profesionales y servicio social en el CIAD Culiacán, en el marco de los programas de iniciación a la ciencia de la institución.

Por su parte, López Martínez expuso sobre la obtención de los péptidos bioactivos de fuentes convencionales (origen animal) como proteínas de productos lácteos, proteínas de productos del mar y de productos cárnicos, así como de sus propiedades funcionales y beneficios a la salud.

La investigadora también platicó a los jóvenes universitarios acerca de la importancia de encontrar fuentes alternativas de origen vegetal para la obtención de péptidos que presenten características benéficas a la salud, como lo son las proteínas obtenidas de árboles propios de Sinaloa (por ejemplo, la moringa), además del uso de semillas, huesos y cáscaras de frutas oriundas de la región, que la mayoría de las veces son desechadas.

Colaboración de Erick Paul Gutiérrez Grijalva y Leticia Xóchitl López, investigadores de Cátedras Conacyt adscritos al CIAD Culiacán

El estado de Guerrero es el principal productor de mango a nivel nacional. En su mayoría, esta actividad económica es generada por campesinos con una capacidad de cosecha a partir de una hectárea. Sin embargo, en las comunidades productoras de mango la marginación socioeconómica es una constante.

Lo anterior se debe, en parte, a la falta de tecnificación en el manejo del cultivo de esta fruta. En este sentido, se ha iniciado el proyecto “Desarrollo tecnológico e innovación de productos a base de mango como alternativa de valor comercial” en el marco del programa de cátedras del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Los catedráticos César San Martín Hernández, Manuel Alejandro Vargas Ortiz y Eber Addí Quintana Obregón, adscritos a la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), así como la investigadora María Dolores Muy Rangel, son quienes están al frente de esta iniciativa.

Las jornadas de trabajo para apoyar la cadena productiva mango en Guerrero iniciaron con visitas a las comunidades de campesinos donde se ha brindado asesoría técnica en nutrición vegetal, aprovechamiento de biomasa y transformación de mango.

Asimismo, se han impartido cursos de capacitación como “Requerimientos nutrimentales y fertilización del cultivo de mango”, “Aprovechamiento de la biomasa de mango para el desarrollo de compostas” y “Oportunidades para el valor agregado de mango en el pacífico mexicano: deshidratados y subproductos”.

Al momento, a través de la capacitación, se ha beneficiado directamente a más de un centenar de campesinos(as) guerrerenses, lo cual contribuye al bienestar familiar y social.

En las siguientes jornadas se incluirán talleres para el desarrollo de productos de valor agregado del mango, así como transferencias tecnológicas acordes a las condiciones de la zona, gestionadas desde las instalaciones de la Adesur (Alianza Estratégica para el Desarrollo Sustentable de la Región Pacífico Sur), ubicadas en Acapulco.

Con las actividades programadas se espera promover la apropiación del conocimiento científico en esta comunidad rural y generar condiciones que permitan el desarrollo socioeconómico de la región.

 

 

Colaboración de Eber Addí Quintana Obregón, César San Martín Hernández y Manuel Alejandro Vargas Ortiz, catedráticos Conacyt adscritos al CIAD.

Un grupo de estudiantes de la licenciatura en Psicología Social de la Universidad Autónoma de Sinaloa realiza una estancia académica en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) en Hermosillo, Sonora.

Antonio Rubio Cuen, Cinthia Yesenia Vega Gastélum, Claudia Edith Acosta Pérez, Guadalupe Ortega Toscano y Luis Enrique Verdugo Valenzuela, son los jóvenes que actualmente se encuentran en la Coordinación de Desarrollo Regional, bajo la dirección del profesor investigador José Ángel Vera Noriega.

Parte de lo que los pupilos aprenden en el CIAD es a recopilar información y datos con fines científicos mediante su levantamiento en trabajo de campo en escuelas de educación básica en Sonora.

Asimismo, los alumnos se capacitan sobre cómo hacer análisis y procesamiento de datos y su captura mediante lector óptico, así como tareas para la redacción de textos científicos.

Vera Noriega destacó la importancia de que las y los jóvenes disfruten de esta experiencia, ya que tienen la oportunidad de desarrollar habilidades relacionadas con la psicología social que son fundamentales para el ejercicio profesional y, además, cuentan con mayor información para decidir estudiar un posgrado.

El académico agregó que el equipo de investigación al que se han sumado los estudiantes realiza actualmente un proyecto sobre socialización escolar en escuelas de educación básica en Sonora, donde el objetivo se centra en conocer las variables personales, familiares, escolares y sociales involucradas en el comportamiento pro y antisocial en interacciones presenciales y digitales.

 

Un proyecto del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) encontró que la temperatura a la que se almacena la toronja influye en su coloración, característica importante para determinar su valor en el mercado.

El equipo integrado por los académicos de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal del CIAD, Emmanuel Aispuro Hernández, Irasema Vargas Arispuro y Miguel Ángel Martínez Téllez, ha estudiado durante varios años el efecto de la temperatura en el almacenamiento de cítricos, especialmente en la costa de Hermosillo, Sonora. A este estudio se unió Araceli Vera Guzmán, del Instituto Politécnico Nacional, unidad Oaxaca.

Su más reciente trabajo se enfocó en la variedad Río Red de toronja, cuya coloración rosácea de la piel es uno de los elementos que los consumidores toman en consideración al momento de elegir dicha fruta en los anaqueles.

Como parte de sus hallazgos, encontraron que la tonalidad que desarrolla su cáscara se debe a los pigmentos que se acumulan o degradan durante su almacenamiento. Esto es relevante, pues antes se pensaba que la síntesis de pigmentos determinantes del color final de los cítricos ocurría exclusivamente mientras aún estaban unidos al árbol.

Los resultados arrojaron que la toronja almacenada a trece grados centígrados hasta los cuarenta y dos días desarrolla la tonalidad óptima rosácea deseada en la variedad mencionada.

Esta temperatura de almacenamiento promueve un aumento en la expresión de genes relacionados con la síntesis de licopeno (molécula que brinda un color rojizo) y la degradación de clorofila en la piel de estos frutos.

Asimismo, descubrieron que es errónea la creencia de que entre más baja es la temperatura mejor se conservan los cítricos, ya que en el proyecto también se almacenó el fruto a dos grados centígrados y se encontró que dichos alimentos pueden ser susceptibles a desórdenes fisiológicos que afectan su calidad.

La práctica de almacenar en frío no es una constante en los productores y comercializadores de esta fruta en Sonora, puesto que incrementa sus costos de distribución; sin embargo, es un factor importante que puede llegar a determinar su valor en el mercado internacional.

Aunque esta entidad no se considera zona citrícola, realiza una actividad económica importante en naranja y toronja; incluso, esta última se ha exportado a Japón.

Por último, los académicos aseveraron que este estudio de ciencia básica abre las puertas para encontrar las condiciones necesarias para el correcto almacenamiento de frutas y hortalizas, lo cual puede ayudar al sector productivo mexicano a expandir sus fronteras de exportación.

El artículo donde fue publicado este estudio se encuentra disponible en el siguiente enlace electrónico: https://authors.elsevier.com/a/1Z1gp15Dynd5dZ.

Con el propósito de que el conocimiento científico contribuya al desarrollo regional, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) brindará capacitación gratuita en Oaxaca y Chiapas sobre enfermedades de la tilapia de cultivo.

El curso taller “Principales enfermedades de la tilapia, bioseguridad y control” se celebrará en Oaxaca, Oaxaca, el 27 y 28 de mayo y abordará algunos de los padecimientos que enfrenta este pez durante su cultivo, así como medidas de prevención y protección para evitarlas.

Con sede en la Cooperativa Pesquera y Prestación de Servicios turísticos de la Presa San Francisco Yosocuta, Huajuapan de León Oaxaca, y en el Comité Oaxaqueño de Sanidad e Inocuidad Acuícola, el primer día de actividades está dirigido a productores y tratará temas como el estado actual y potencialidades del cultivo de tilapia en México, principales enfermedades de la tilapia y cómo evitar la entrada y dispersión de patógenos en el cultivo. Además, se presentarán resultados relevantes de los muestreos de las Unidades de Producción Acuícolas.

La segunda jornada está enfocada para oficiales de campo, veterinarios y profesionales relacionados con la sanidad acuícola y explorará enfermedades por ciliados y flagelados, técnicas de fijación y tinción para la identificación de protozoarios, cestodos y nematodos, así como diagnóstico de micosis por análisis en fresco. Asimismo, se instruirá sobre procedimientos de toma de muestras, bioseguridad y enfermedades bacterianas, nutricionales y de origen toxicológico, entre otros temas.

En beneficio del Pacífico Sur

En el Comité Estatal de Sanidad Acuícola de Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez, durante el 30 y 31 de mayo se realizará el taller “Principales enfermedades parasitarias y bacterianas de la tilapia, bioseguridad y control”, donde, en el primer día de actividades, se estudiarán los mismos temas que en el taller para productores previamente realizado en Oaxaca.

La segunda parte de esta capacitación, que está dirigida para profesionales de la sanidad acuícola, hará énfasis en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades no infecciosas, parasitarias y bacterianas, así como en procedimientos para la detección de ectoparásitos, toma de muestras para histología y técnicas, bioseguridad, inocuidad y buenas prácticas de manejo, entre otros temas.

Ambas capacitaciones se realizarán a través de la Alianza Estratégica para el Desarrollo Sustentable de la Región Pacífico Sur (Adesur), en el marco del proyecto “Estrategias multidisciplinarias para incrementar el valor agregado de las cadenas productivas del café, frijol, mango, agave mezcalero y productos acuícolas (tilapia) en la región Pacifico Sur a través de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación”.

Las facilitadoras de los talleres serán las investigadoras del CIAD Emma J. Fajer Ávila, Sonia A. Soto Rodríguez y María Cristina Chávez Sánchez. Si desea más información o reservar su lugar en cualquiera de los dos talleres, puede escribir un correo electrónico a la cuenta Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., con sus datos generales y señalando el curso al que desea asistir.

 

 

 

Ha llegado una nueva edición de la fiesta de divulgación científica preferida por la niñez hermosillense: Sábados en la Ciencia, que se celebrará el próximo 18 de mayo en La Burbuja, Museo del Niño.

En esta ocasión, el biólogo de la Universidad de Sonora (Unison), Dr. Alf Meling López, compartirá su conocimiento a través del taller “Manglares y cambio climático”, donde hablará sobre el impacto que han sufrido las especies que habitan dichos espacios naturales.

La mañana se llenará de sorpresas, ya que esta charla será sucedida por un encuentro de clubes de ciencia de la Unison, con exposiciones sobre aves, reptiles, mamíferos, marinos, plantas, insectos, hongos, paleontología, astrobiología, etnobiología, biofísica y neurobiología, con la participación de estudiantes de la Unison.

Para asistir solamente es necesario anotarse en el formulario electrónico que está disponible en la página de Facebook “Sábados en la Ciencia Noroeste”

Sábados en la Ciencia es un programa de divulgación científica dirigido al público infantil que mensualmente realizan el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), la Unison, “La Burbuja” Museo del Niño y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt).

Instituciones educativas de nivel superior de Sonora y Arizona han constituido un “fondo semilla” para promover entre sus comunidades académicas la iniciativa de generar conocimiento científico sobre la problemática de esta región fronteriza, así como sobre las oportunidades de desarrollo de dicha zona.

Lo anterior se da en el marco de la Alianza Interuniversitaria Sonora-Arizona, que conforman la Universidad de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), El Colegio de Sonora, el Instituto Tecnológico de Sonora, el Colegio de la Frontera Norte, Arizona State University (ASU), University of Arizona (UA) y Northern Arizona University (NAU).

Con un apoyo de cien mil pesos por proyecto, las instituciones mexicanas convocan a que su personal académico presente propuestas de investigación que profundice en el conocimiento de la región Sonora-Arizona, sus problemas y potencialidades de desarrollo, promueva la formación de redes binacionales de investigación y colaboración entre los académicos de las instituciones convocantes e impulse el análisis interdisciplinario, multidimensional y binacional de la problemática transfronteriza.

Cristina Taddei Bringas, Coordinadora de Investigación del CIAD, explicó que por tercer año consecutivo las instituciones llegan al acuerdo de ofrecer conjuntamente este incentivo económico, que ha permitido fortalecer la colaboración entre investigadores de las instituciones involucradas y, con ello, avanzar en el conocimiento de la región Sonora-Arizona. De los apoyos otorgados han derivado propuestas interdisciplinarias sólidas y claramente orientadas a incidir en el desarrollo transfronterizo, agregó.

Si desea conocer las bases de la convocatoria, criterios de selección, requisitos para la elaboración de propuestas, fechas importantes y módulos de recepción para solicitudes, puede ingresar al siguiente enlace: http://bit.ly/2V7bBOf. También puede recibir atención personalizada en la Coordinación de Investigación del CIAD, en el teléfono (662) 289 2400, ext. 250, o en el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Académico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) es nombrado miembro del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), capítulo Culiacán, para el periodo 2019-2020.

En reconocimiento a su trayectoria científica y a la estrecha vinculación que ha mantenido con el sector productivo de Sinaloa, Cristóbal Chaidez Quiroz, investigador de la Coordinación Regional Culiacán del CIAD, tomó protesta el pasado jueves 2 de mayo del presente en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

En la mesa de presídium estuvieron presentes el presidente nacional de la Canacintra, Enoch Castellanos Férez; el presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro; la senadora Imelda Castro Castro; la subsecretaria de Desarrollo Económico del estado de Sinaloa, Morayma Yaseen Campomanes, así como expresidentes de la Canacintra Culiacán.

El académico, quien también es director del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria, formará parte del Consejo en la sección de alimentos, promoviendo el enlace entre empresarios y centros de investigación y universidades.

En el evento protocolario, Francisco Álvarez Aguilar, quien rindió protesta como nuevo presidente de la Canacintra Culiacán, mencionó que durante su gestión se promoverá la asesoría sobre inocuidad alimentaria, buenas prácticas de higiene, análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP, por sus siglas en inglés), entre otros temas, los cuales forman parte del área de conocimiento en el que se ha especializado Chaidez Quiroz

Al recibir este nombramiento, el investigador del CIAD expresó que, a pesar del pesimismo con que algunos ven el futuro económico del mundo y del país, en el CIAD se asume el reto de convertir estos desafíos en oportunidades para el desarrollo de la ciencia y la tecnología en el estado y el país, de tal manera que la vinculación con los sectores productivos y el gobierno impacte positivamente en el desarrollo social.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) invita a productores(as) de tilapia y autoridades relacionadas con el sector acuícola de los estados de Oaxaca y Chiapas a participar en un taller de capacitación.

El curso “Nutrición y alimentación de tilapia en cultivo” se celebrará el 16 y 17 de mayo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y el 20 y 21 de mayo en Oaxaca de Juárez, Oaxaca.

La capacitación será impartida por Crisantema Hernández González, Nayely Leyva López y Erika Yazmín Sánchez Gutiérrez, todas pertenecientes a la planta científica del CIAD.

Los temas que se abordarán en ambas jornadas serán: definición de conceptos básicos sobre nutrición de este animal marino, buenas prácticas de cultivo de tilapia relacionadas con la inocuidad durante el manejo del alimento e investigaciones de nutrición y alimentación de dicho pez.

En ambas ciudades, durante el primer día de actividades se instruirá sobre los requerimientos nutricionales, características fisicoquímicas de la comida, así como las recomendaciones sobre la alimentación para las diferentes etapas del cultivo.

Asimismo, se hablará sobre el almacenamiento del alimento en las granjas, los criterios para el uso y manejo de alimentos medicados, además del empleo de ingredientes convencionales y alternativos no convencionales en nuevas formulaciones.

Durante el segundo día del taller, las y los participantes harán una visita a granjas productoras de tilapia en la región para conocer de cerca los conceptos aprendidos en esta capacitación.

Este evento es gratuito y se realiza con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de la Alianza Estratégica Sustentable de la Región Pacífico Sur (Adesur), consorcio agroalimentario.

En Chiapas se tendrá como sede la sala de Ucade (Unidad de Capacitación y Desarrollo) de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y en Oaxaca el auditorio de la misma dependencia federal.

Si desea reservar su lugar o solicitar más información sobre el curso en Chiapas, puede escribir al correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; para el de Oaxaca lo puede hace a la cuenta Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

 

Como parte de su contribución al bienestar de la sociedad mediante la generación de conocimiento científico y la apropiación social de este, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) capacitó a productores(as) agrícolas guerrerenses.

Con la impartición del curso-taller “Implementación de programas de inocuidad agroalimentaria con base en HACCP: frutas y hortalizas”, ofrecido en el marco de la Alianza Estratégica Sustentable de la Región Pacífico Sur (Adesur), se celebró la 2da Escuela de Inocuidad Agroalimentaria.

En esta capacitación, que se llevó a cabo en Acapulco, Guerrero, se dieron cita productores(as) de mango, limón, coco, tilapia y albahaca, quienes aprendieron sobre buenas prácticas agrícolas, enfermedades transmitidas por alimentos, así como diferentes conceptos para garantizar la higiene de los alimentos, desde el campo hasta la mesa.

El responsable de dictar este curso fue Miguel Ángel Martínez Téllez, investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal del CIAD-Hermosillo.

Martínez Téllez explicó que este esfuerzo se realizó en el marco del proyecto “Estrategias multidisciplinarias para incrementar el valor agregado de las cadenas productivas del café, frijol, mango, agave mezcalero y productos acuícolas (tilapia) en la región Pacífico Sur a través de la ciencia, tecnología e innovación”.

Asimismo, agregó que el curso contribuyó a formar especialistas en inocuidad alimentaria, que refuercen las cadenas de alimentos seguros. Por último, añadió que, en los estados de Oaxaca y Chiapas, se preparan nuevos cursos de implementación de programas de inocuidad con base en HACCP. 

Mobile Menu