Notas

Martes, 29 Noviembre 2016 11:50

EL CIAD COMPARTIRÁ SU CIENCIA EN LA FIL 30

 

Una oportunidad para que las familias que asistan a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2016 (FIL 30) conozcan parte de la investigación que se realiza en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) se ofrecerá en la exposición “Los hongos de las zonas áridas de México”.

 

En una presentación a cargo de Aldo Hiram Gutiérrez Saldaña, especialista del CIAD en micología, se exhibirán diferentes especies de hongos que habitan en nuestro país y se explicará en un lenguaje accesible a todos los miembros de la familia las distintas características científicas y culturales de estos organismos.

 

En el evento se realizará una exposición física de algunas de sus variedades, con el propósito de que los asistentes puedan identificar las diferentes clases de las zonas áridas de México y aprendan cómo evitar las especies tóxicas para el consumo humano, así como los beneficios nutricionales y medicinales de estas.

 

La FIL también es ciencia

 

Durante la charla, que se celebrará el jueves 1 de diciembre a las 17:30 horas, estará disponible a la venta el libro Hongos de reserva de la biósfera El Pinacate y gran Desierto de Altar, una obra en la que participó Gutiérrez Saldaña en colaboración con destacados investigadores de México, y que es una coedición entre el CIAD, la Universidad Estatal de Sonora y la Sociedad Mexicana de Micología.

 

La FIL 30 es considerada como la feria literaria más importante en Latinoamérica y un espacio en el que converge un público compuesto por perfiles muy diversos; por ello, desde el año 2014 se creó el programa “La FIL también es ciencia”, para que, con la íntima colaboración del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la ciencia se coloque en un punto central de la Feria.

 

De tal manera, la exposición del CIAD se realizará en el stand del Conacyt, que está ubicado en la sección zona nacional, entre los pasillos L7 y N4. La FIL 30 se celebrará en el Centro de Exposiciones Expo Guadalajara, que se encuentra en Av. Mariano Otero 1499, Colonia Verde Valle, en Guadalajara, Jalisco.

Martes, 29 Noviembre 2016 11:40

SÁBADOS EN LA CIENCIA: AMIGOS COSMONAUTAS

 

 

No podemos dejar concluir este 2016 sin nuestra tradicional dosis mensual de ciencia, por lo que este diciembre, además de las posadas y clásicos villancicos, le traemos un regalo para toda la familia: el nuevo taller de Sábados en la Ciencia “Amigos Cosmonautas”.

 

En esta edición del programa más popular de divulgación científica dirigido al público infantil en Hermosillo, Sonora, los niños que nos acompañen tendrán la oportunidad de conocer el nuevo planetario del Parque Infantil del Estado de Sonora.

 

Como actividad principal de este taller, los asistentes aprenderán a construir un reloj de sol a partir de las diferentes enseñanzas sobre los movimientos astrales que se proyectarán en este simulador sideral que tiene forma de cúpula y se ha vuelto una de las principales atracciones del Parque.

 

El curso será instruido por Adolfo Cabral Porchas, Director del Centro Ecológico de Sonora y profesor investigador de la Universidad de Sonora. Es importante mencionar que el planetario es un espacio interactivo incluyente, ya que, además de un aforo para cuarenta y siete personas simultáneamente, cuenta con lugares para tres sillas de ruedas.

 

La cita es a las 10:00 horas del próximo 10 de diciembre y el registro es a través de la página Facebook.com/sabadosenlaciencianoroeste. Es imprescindible que los pequeños estén siempre acompañados por un adulto durante el recorrido. Para mayor información puede comunicarse al teléfono (662) 289 2400 extensión 505.

 

Sábados en la Ciencia es un programa dirigido a niños y niñas menores de once años de edad, que se realiza mensualmente a través del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), la Universidad de Sonora y La Burbuja, Museo del Niño, en el que por primera vez se suma el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en el Estado de Sonora (DIF Sonora).

 

 

El maíz es un cereal económicamente importante a nivel mundial. En México se cultiva prácticamente en todos los estados, donde Sinaloa destaca como uno de los principales estados productores. Como consecuencia del cultivo del maíz, anualmente se generan aproximadamente 25.1 millones de toneladas de residuos, es decir, partes de la planta que quedan en el campo como resultado de la separación del grano; a estos residuos también se les llama soca de maíz.

 

La soca de maíz se ha utilizado como alimento para ganado; sin embargo, al ser un material alto en fibra, es difícil que los animales lo degraden completamente y que sea aprovechado en forma correcta. Además, el agricultor, al tener una gran cantidad de soca que muchas veces no se logra vender o sobre la que simplemente no tiene interés, la desecha quemándola, lo cual genera un impacto negativo tanto en el suelo como en el medioambiente.

 

A la fecha, se han buscado maneras de utilizar la soca de maíz y se han encontrado alternativas por diversos grupos de investigación; por ejemplo, se han evaluado formas de extraer compuestos que aún permanecen en la soca y que resultan de interés industrial.

 

El maíz contiene compuestos bioactivos que han mostrado tener actividad antioxidante, por lo que resulta de interés para la industria de alimentos, cosmética y farmacéutica. Entre los compuestos bioactivos encontrados destacan los ácidos fenólicos y lignina. Estos compuestos están presentes en diferentes proporciones en todos los órganos de la planta de maíz, por lo que es necesario evaluar tanto el tipo de compuesto como la actividad antioxidante que presentan para poder considerar su posible aprovechamiento.

 

El aprovechamiento y la generación de una alternativa de uso de la soca de maíz representaría una fuente de ingreso para los agricultores de la región, así como una reducción en el impacto ambiental que se genera debido a su quema.

 

Actualmente, en el CIAD Culiacán se realizan esfuerzos para evaluar los compuestos bioactivos presentes en la soca de maíz y determinar su distribución en cada órgano de la planta, así como la actividad antioxidante in vitro. De esta manera, se busca sentar las bases para un futuro desarrollo de tecnologías que hagan eficiente su extracción y posterior explotación comercial.

 

Colaboración de Gabriela Vázquez Olivo y Basilio Heredia, investigadores de la Coordinación Regional Culiacán.

 

El investigador sonorense Guillermo Núñez Noriega, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), presentará su libro ¿Qué es la diversidad sexual? en el encuentro literario más importante de Latinoamérica, la Feria Internacional del Libro Guadalajara (FIL), que este año celebra su trigésimo aniversario.

  

Esta obra, que acaba de lanzar su segunda edición, es un referente en la investigación de estudios de género en México, y un texto que ha llevado al autor a ser una influencia para los expertos de esta disciplina, así como para los promotores institucionales y sociales del respeto a la diversidad sexual.

  

Como parte de la participación de los Centros Públicos de Investigación adscritos al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Núñez Noriega presentará la más reciente edición de este libro, acompañado de Armando Díaz Camarena, profesor investigador de la Universidad de Guadalajara, estudioso de la educación y la salud sexual.

  

Obra de interés social y político

 

¿Qué es la diversidad sexual? se define como una introducción informada sobre un tema de creciente interés social y político, en la que se discuten los equívocos más comunes en el uso del término y se presenta una propuesta conceptual desde el feminismo y los estudios queer.

  

Esta coedición del CIAD, el Programa Universitario de Estudios de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México y Paidós-Ariel se ha convertido en un recurso valioso para apoyar la formación especializada de estudiantes y miembros de organizaciones civiles con trabajo en el campo de los estudios de género y estudios LGBTTI, así como para personas que desean entender el significado de un término ampliamente utilizado en nuestros días por diferentes actores sociales.

  

La presentación del libro se realizará el próximo 30 de noviembre a las 17:30 horas en el estand del Conacyt, que está ubicado dentro de la FIL en la sección zona nacional, entre los pasillos L7 y N4. La FIL se celebrará en el Centro de Exposiciones Expo Guadalajara, que se encuentra en Av. Mariano Otero 1499, Colonia Verde Valle, Guadalajara, Jalisco.

  

Si desea obtener un ejemplar de ¿Qué es la diversidad sexual?, puede adquirirlo en la Librería CIAD, ubicada en carretera a La Victoria km 0.6, C. P. 83304, en la ciudad de Hermosillo, Sonora, México, llamando al teléfono (662) 289 2400 ext. 533 o escribiendo un correo electrónico a la cuenta Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

El próximo 28 de noviembre concluye la convocatoria para ingresar a los doctorados en Ciencias y en Desarrollo Regional que ofrece el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El CIAD es un centro público multidisciplinario que realiza investigación en ciencias naturales y sociales y que genera conocimiento con impacto en tres ámbitos básicos: la producción, conservación, calidad y comercialización de los alimentos, la salud y el desarrollo biológico del ser humano y la repercusión social y económica de los procesos de desarrollo económico y de integración internacional.

 

Como parte de la misión institucional del CIAD, se encuentra la formación de profesionales altamente capacitados a nivel posgrado, por lo cual actualmente se imparten los programas de Maestría y Doctorado en Ciencias y los mismos posgrados en Desarrollo Regional; todos ellos acreditados en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

Las líneas de investigación que conforman el posgrado en Ciencias son Acuacultura, Biopolímeros, Horticultura, Biotecnología, Bioquímica, Ecología y Medio Ambiente, Microbiología, Nutrición, Tecnología de Alimentos y Toxicología. Este posgrado se imparte en Hermosillo y Guaymas (Sonora), Culiacán y Mazatlán (Sinaloa) y Cuauhtémoc (Chihuahua).

 

El posgrado en Desarrollo Regional cuenta con las líneas de generación y aplicación del conocimiento en Economía y Desarrollo Regional, Estudios Sociales sobre Alimentación y Desarrollo, Estudios Ambientales y Socioculturales del Desarrollo, y Estudios de Desarrollo Humano y Vulnerabilidad Social. Este posgrado se ofrece exclusivamente en Hermosillo, Sonora.

 

Todos los estudiantes aceptados en los programas académicos del CIAD que no tengan otro ingreso económico cuentan con la posibilidad de acceder a una beca de manutención que otorga el Conacyt y a apoyos de movilidad nacional e internacional que contribuyan a la formación de los estudiantes en instituciones ampliamente reconocidas por su calidad en investigación. 

 

Quienes deseen concursar por un lugar en los posgrados para los que se ha abierto la presente convocatoria deben cumplir los requisitos establecidos en el sitio www.ciad.mx/posgrados.

 

Para recibir atención personalizada puede escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamar al teléfono (662) 289 2400 ext. 389.

 

La Red Temática Sistemas Agroalimentarios Localizados (Red-SIAL) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) realizó un encuentro académico en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) en Hermosillo, Sonora, México, el pasado viernes 18 de noviembre.

 

El evento titulado “Perspectiva SIAL. Retos epistemológicos y empíricos” fue organizado por María del Carmen Hernández Moreno, profesora investigadora del CIAD, y Gerardo Torres Salcido, coordinador técnico de la Red y catedrático de la UNAM, con el propósito de presentar y discutir con la comunidad académica de Sonora los planteamientos y experiencias de esta Red.

 

El encuentro se organizó a través de dos conversatorios. En el primero, “Retos epistemológicos del enfoque SIAL”, participaron Angélica María de Jesús Espinoza Ortega (Universidad Autónoma del Estado de México), Mayra de la Torre Martínez (CIAD), Robert Arthur Bye (Instituto de Biología de la UNAM) y Antonio Riveros Cañas (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura), y fue coordinado por María del Carmen Hernández (CIAD).

 

El segundo conversatorio giró en torno al tema “Los SIAL para la gestión de estrategias de intervención y la elaboración de políticas públicas”; también moderado por Hernández Moreno (CIAD), el cual contó con un panel conformado por Fernando Manzo Ramos (Colegio de Posgraduados), Fernando Cervantes Escoto (Universidad Autónoma Chapingo), Esteban Barragán López (El Colegio de Michoacán) y Juan Luis Ochoa Vázquez (Universidad Estatal de Sonora).

 

Respecto a sus impresiones de este evento, la investigadora del CIAD comentó que hubo varios aspectos destacables, como el formato del encuentro, que facilitó una mayor interacción entre los panelistas y el público asistente, constituido en su mayoría por estudiantes de los posgrados de CIAD y de otras instituciones.

 

En la discusión, dijo, se argumentó con experiencias en campo de cada uno de los panelistas la idoneidad de los equipos multi e interdisciplinarios para abordar estos temas en toda su complejidad, así como el papel de los ciudadanos para impulsar políticas públicas que faciliten y fortalezcan procesos de consolidación de Sistemas Agroalimentarios Localizados como estrategias de desarrollo territorial.

 

Asimismo, añadió que los trabajos de esta red continuarán a través encuentros regionales, con la participación de académicos y de los actores de los diversos grupos SIAL a lo largo del país.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y el Instituto de Biotecnología (IBT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) convinieron un programa de intercambio académico con el propósito de realizar estancias de investigación entre investigadores y estudiantes de ambas instituciones.

 

Este acuerdo fue celebrado a través de la Coordinación de la Investigación Científica de la Universidad (UNAM) y la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal (CTAOA) del CIAD, con el apoyo de la Coordinación de Investigación de este Centro.

 

Los promotores y responsables de este convenio son el Dr. Adrián Ochoa Leyva, Líder Académico del Departamento de Microbiología Molecular, y el Dr. Rogerio Sotelo Mundo, profesor investigador de la CTAOA, quienes han fortalecido la vinculación interinstitucional en los últimos dos años.

 

La temática de esta colaboración se ha centrado en la genómica y transcriptómica del camarón y sus patógenos, desde un punto de vista estructural por parte del CIAD y con aspectos de metagenómica por parte del IBT.

 

Compartir conocimientos y vocaciones

 

La colaboración entre grupos nacionales es fundamental para poder generar sinergia, desde el uso eficiente de infraestructura y laboratorios nacionales, hasta la importancia de compartir experiencias, conocimientos, saberes y vocaciones que tiene cada institución, comentó Sotelo Mundo.

 

De acuerdo al investigador del CIAD, los seminarios, reuniones con estudiantes, tutoriales y entrenamiento en técnicas analíticas e informáticas son elementos muy valiosos del trabajo académico que no se pueden sustituir con la comunicación electrónica o con videoconferencias.

 

Por su parte, Ochoa Leyva señaló que este programa constituye una valiosa oportunidad para el intercambio de ideas entre investigadores y técnicos académicos de instituciones nacionales y la UNAM, al fomentar con ello la descentralización del conocimiento en el país.

 

Vinculación para alcanzar el éxito

 

Actualmente un estudiante de maestría del CIAD realiza una estancia en el IBT a través del programa de becas mixtas nacionales del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Se espera continuar con el intercambio de estudiantes, investigadores y técnicos entre ambas instituciones.

 

Se anticipa continuar con este programa de colaboración y que más investigadores se sumen a estas iniciativas que permiten generar sinergias y nuevos casos de éxito que ya existen entre ambas instituciones, como el desarrollo del fungicida para mango “Fungi-Free”, ganador del premio Innovadores de América 2014.

 

 

Estudiantes del Doctorado en Ciencias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) presentaron sus proyectos de investigación en la Reunión Anual de la Asociación Americana de Químicos en Cereales (AACCI, por sus siglas en inglés) el pasado mes de octubre.

 

Acreedores a un incentivo económico que les fue otorgado como reconocimiento a la relevancia de sus tesis de doctorado, fueron cuatro los estudiantes de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV) del CIAD los que tuvieron la oportunidad de viajar a Savannah, Georgia (EE.UU.), para participar en uno de los encuentros de especialistas en investigación de cereales más importantes en el mundo.

 

A través de la modalidad de exposición de póster científico, la joven Nina Gisella Heredia Sandoval presentó su trabajo titulado “Utilización de peptidasa de Aspergillus niger para elaborar pan con menor inmunoreactividad suplementado con una mezcla de amaranto”.

 

Por su parte, Guadalupe Chaquilla Quilca hizo lo propio con los resultados de su investigación que lleva por nombre “Fraccionamiento de albúminas de salvado de trigo mediante cromatografía de exclusión por tamaño”.

 

De la misma forma, Jesús Guadalupe Luna Valdez sometió al análisis de expertos de todo el mundo el proyecto “Albúminas de salvado de trigo como matrices orgánicas para procesos de bio-mineralización artificiales”.

 

Por su parte, la joven Rocío Guadalupe Chávez Pulido tuvo una presentación oral en la Reunión, con la participación titulada “Efecto del ultrasonido y el tiempo de germinación en la actividad de alfa-amilasa en grano de trigo”.

 

Actualmente Rocío Chávez y Nina Heredia son alumnas de la Dra. Alma Rosa Islas Rubio, titular de la CTAOV del CIAD. Asimismo, Guadalupe Chaquilla y Jesús Luna realizan sus tesis bajo la dirección del Dr. René Balandrán Quintana, profesor investigador de la misma coordinación.

 

Dos décadas de contribuir a la generación de conocimiento científico y tecnológico para el desarrollo y transformación de Sonora y del noroeste de México son un motivo de orgullo para celebrar un aniversario más de la Coordinación Regional Guaymas del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El próximo jueves 24 de noviembre se realizará una ceremonia conmemorativa que será presidida por Pablo Wong González, Director General del CIAD, y Jacqueline García Hernández, titular de la Coordinación Regional Guaymas, la cual dará paso a una jornada de conferencias académicas impartidas por investigadores del Centro.

 

Dentro del programa de conferencias se abordarán la importancia de los microorganismos en la industria alimentaria, la inocuidad y trazabilidad en la producción acuícola, los mitos y verdades sobre los plaguicidas, la conservación de vertebrados en mares, islas, ríos, desiertos y montañas y un análisis de la actividad productiva de la quesería artesanal en Sonora.

 

20 años transformando el puerto

El CIAD en Guaymas inició sus labores en septiembre de 1994 con personal de CIAD Hermosillo que llegó a este puerto con toda la intención de instalar un laboratorio de servicios enfocado al aseguramiento de la calidad de la industria pesquera local, ofreciendo principalmente análisis microbiológicos de productos marinos y asesorías para el establecimiento del Sistema de Análisis de Riesgos y Control de Puntos Críticos.

 

Actualmente la Coordinación Guaymas cuenta con tres líneas de investigación: Inocuidad y Aseguramiento de la Calidad para la Industria Alimentaria, Recursos Naturales y Medio Ambiente y Polímeros Naturales, en las cuales, entre otras acciones, se basan los programas académicos de maestría y doctorado para la formación de profesionales altamente especializados, así como la vinculación con el sector productivo.

 

Si desea conocer el programa completo de actividades del 20°Aniversario de la Coordinación Regional Guaymas del CIAD, puede ingresar al sitio electrónico www.ciad.mx/20aniversario o llamar al (622) 225 2828.

 

 

Nitzia Arce Carrillo es una joven investigadora nayarita, nacida en la capital de ese estado; es maestra en ciencias, especialista en tecnología de alimentos, por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

Fue un programa de televisión de ciencia para niños lo que la impulsó para hacer investigación y encaminarse hacia la prolongación de la vida de anaquel de los alimentos.

 

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Arce Carrillo refirió que su acercamiento con la ciencia inició cuando era pequeña y se imaginaba utilizando fórmulas químicas o realizando experimentos, todo gracias a las imágenes de su programa de televisión favorito.

 

«“Desde que era chica me interesó la ciencia, veía el programa que se llamaba El mundo de Beakman, que pasaba en el Canal 11, y ahí me despertó la inquietud, por eso estudié mi bachillerato en el Cetis 100, en el área de alimentos. Después decidí ingresar a la carrera de químico farmacobiólogo en la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), donde abrieron la terminal de química en alimentos, y pensaba: “una persona podrá dejar de comprar medicamentos, pero no dejar de comprar de comer”, y eso me llamó la atención para investigar», declaró.

 

Nitzia Arce realizó sus prácticas profesionales en una empresa local que elabora purés y concentrados de alimentos (Mexifrutas), donde observó la importancia de los envases y su relación con los productos comestibles, por lo que decidió especializarse y optó por ingresar al posgrado en el CIAD en Hermosillo.

 

“Fui de visita al centro y vi diferentes líneas de investigación; me llamó la atención el área de envases, así que ahí cursé mi posgrado. Me interesan los envases porque es una manera de prolongar la vida de anaquel sin necesariamente adicionar componentes en el alimento, y es mejor pensar en diseñar un envase que pueda hacerlo”, anticipó.

 

Los envases inteligentes y la realidad virtual

La maestra en alimentos afirmó que, en la actualidad, el rumbo de las investigaciones sobre los contenedores de productos comestibles se enfoca en la interacción y, sobre todo, que utilice las tecnologías de la comunicación como parte de su función.

 

“Ahora deben decir más de lo que estás viendo o tocando; ahora, por ejemplo, con los teléfonos inteligentes, puedes tener un código QR (por las siglas en inglés de quick response code), tomar una imagen del módulo y obtendrás información sobre las propiedades del producto: si es mejor que otro, si fue manipulado, o saber las condiciones en las que fue manipulado; entonces, así se puede interactuar con el cliente, sin tener en específico un promotor presencial”, puntualizó Arce Carrillo.

 

Envase y salud

Según la especialista, los empaques que utiliza actualmente la industria de alimentos son seguros para la salud humana, aunque existe incertidumbre alrededor de ellos porque no se ha comunicado con suficiencia los avances científicos y tecnológicos a este respecto.

 

“Antes las latas no tenían recubrimiento o barnices que evitaran que se corroyeran y se oxidaran, pero todos los envases son seguros; para que un envase pueda estar en contacto con un alimento, Cofepris tiene una lista y lineamientos respecto a materiales que pueden ser utilizados para estos fines”, precisó.

 

Experiencia y juventud

Para la maestra Nitzia Arce ser joven y ser mujer son las complicaciones más comunes para acceder a espacios de investigación, pero con el paso del tiempo, dijo, esa visión ha ido cambiando y hay mayor oportunidad para el desarrollo de proyectos.

 

«En algunas situaciones puede ser que existan dificultades en cuanto a que sea joven y sea mujer haciendo ciencia o investigaciones; te ven con desconfianza, y te dicen: “qué tanto sabes, qué experiencia tienes”, pero eso está cambiando, y en realidad, cuando estudié, la mayoría de mis compañeras eran mujeres, así que pienso que también estamos rompiendo las barreras de género», señaló.

 

Las repercusiones que, aseguró, ha dejado la ciencia en su vida cotidiana han sido las de convertirse en observadora permanente de los alimentos y recipientes que consume; incluso cuando viaja busca que los productos sean los mejores, además de que el empaque contribuya con ello.

 

“Ya me fijo un poco más en lo que voy a adquirir; por ejemplo, en el súper voy a checar qué cosas nuevas hay o, cuando voy de viaje a otra ciudad, me llaman la atención algunos alimentos y sin querer estoy viendo defectos o buscando mejorarlos”, destacó.

 

El futuro de los contenedores en Nayarit

Actualmente en Nayarit no hay líneas de investigación dirigidas específicamente al área de envases, al diseño de envases inteligentes e interactivos; sin embargo, previó que por la vocación turística y de aprovechamiento de recursos naturales del estado, en un futuro se puedan realizar proyectos sobre ello.

  

“Hay que apoyar más la parte científica y a los grupos de investigación que se dedican a esto para poder estar a la vanguardia en los sectores industriales dedicados al procesamiento de alimentos, sobre todo para pensar en el medio ambiente”, indicó.

 

Respecto a esto último, Arce Carrillo dijo que la tendencia para la fabricación de envases es encontrar alternativas plásticas amigables con el ambiente, minimizar los impactos; se buscan polímeros que sean biodegradables, porque algunos materiales, precisó, van a durar intactos por años.

 

Uno de los materiales que ha incursionado en la industria, refirió, es el ácido poliláctico, un polímero utilizado en la conserva de alimentos porque tiene orígenes vegetales como el maíz, aunque también tiene un ciclo de vida más corto.

 

Finalmente, la doctora en alimentos Nitzia Arce Carrillo dijo que ahora no realiza investigación aplicada, aunque se mantiene en el área de gestión de alimentos como asesora de empresarios y organizaciones de productores y campesinos que se encuentran interesados en incorporar tecnología en sus espacios.

 

“Ahora no estoy haciendo investigación aplicada, estoy en gestión de alimentos, ya que soy asesora de empresarios y organizaciones rurales con respecto de la incorporación de tecnología, y veo que están muy interesados en querer mejorar sus procesos de producción pero desconocen con quién acercarse y lo que requieren”, terminó.

 

Colaboración de Claudia Karina Gómez Cancino, corresponsal de la Agencia Informativa Conacyt.

Fuente: http://bit.ly/2ghjJvE.

 

Mobile Menu