Notas

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) firmó un convenio con la asociación civil Amor y Convicción a través del cual se estableció el compromiso de evaluar el impacto que el programa Advertencia ha tenido en jóvenes sonorenses que han recibido capacitación sobre prevención de drogas.

 

En un evento en el que estuvieron presentes los dirigentes de ambas instituciones, el investigador del CIAD responsable del proyecto, Jesús Laborín Álvarez, explicó que se examinarán más de ocho mil cuestionarios que han sido respondidos por jóvenes de entre 13 y 18 años de edad.

 

Asimismo, el profesor de la Coordinación de Desarrollo Regional, señaló que como parte del proyecto se analizarán las estadísticas de consumo y los motivos que los han acercado a diferentes sustancias tóxicas, así como la forma y el lugar donde las han conseguido, entre otros puntos.

 

Por su parte, Pablo Wong González, Director General, celebró este acercamiento y reconoció la iniciativa de la organización social para autoevaluarse. Además, mencionó, espera que esta iniciativa sea un punto de inflexión para que otras asociaciones profesionalicen el trabajo que realizan con grupos vulnerables, a través del acercamiento con instituciones académicas y gubernamentales.

 

Omar Balderrama Figueroa, Director de Amor y Convicción, agradeció la apertura del CIAD y dijo sentirse afortunado de que el sueño de ver, algún día, la formalización de una materia sobre prevención de drogas en escuelas públicas de Sonora, sea cada vez más real gracias a este tipo de colaboraciones.

 

Este proyecto cumple con uno de los objetivos del CIAD, al poner la ciencia al servicio de la sociedad, por lo que el Coordinador de Vinculación del Centro, Aarón González Córdova, destacó la contribución que este tendrá para el diseño de políticas públicas estatales.

 

Como testigo de honor, Guillermo Noriega Esparza, exdirector de la organización Sonora Ciudadana, reconoció la importancia de este proyecto, pues, dijo, estas asociaciones son necesarias para cubrir vacíos de atención institucionales. Además, agregó, confía en el éxito de esta colaboración, con base en el prestigio académico que le brinda el CIAD.

 

Los primeros resultados de este proyecto se presentarán dentro de tres meses, aproximadamente, y en una etapa posterior se examinarán las estrategias y líneas de acción de Advertencia, con el propósito de reforzar su modelo, manifestó Laborín Álvarez.

 

 

La bienal del Simposio de Espectrometría de Masas, organizado por la Sociedad Mexicana de Proteómica, A.C., encuentro que reúne a expertos y expertas en ciencias ómicas de nivel internacional, y que tiene como propósito integrar a la comunidad científica usuaria de la espectrometría de masas en México, ya tiene fecha y lugar.

 

La séptima edición de este evento se celebrará del 6 al 9 de noviembre en el Hotel Presidente Intercontinental de Guadalajara, Jalisco, y en ella participarán ponentes nacionales y extranjeros con amplia experiencia en diversas áreas de investigación como la proteómica, metabolómica, foodómica y glicómica.

 

El Simposio es el resultado del esfuerzo de la Sociedad Mexicana de Proteómica, A.C. (SMP), de la cual es miembro José Ángel Huerta Ocampo, investigador del Programa Cátedras Conacyt, adscrito al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), quien además forma parte del comité científico y organizador de este evento.

 

La reunión, de acuerdo a Huerta Ocampo, permitirá promover el intercambio, la cooperación y la colaboración entre grupos de instituciones nacionales e internacionales, ya que en ella se contempla la impartición de conferencias magistrales, presentación de trabajos libres y dos cursos pre-simposio teóricos-prácticos sobre herramientas de libre acceso para el análisis de datos de proteómica y metabolómica que se llevarán a cabo los días 5 y 6 de noviembre.

 

Ciencia con aplicaciones en la vida cotidiana

 

La espectrometría de masas permite, además de identificar y cuantificar, obtener información estructural de péptidos, proteínas, carbohidratos, ácidos nucleicos, lípidos, drogas, medicamentos y contaminantes, de tal manera que sus aplicaciones en la vida cotidiana permiten, entre muchos otras, detectar la adulteración y presencia de toxinas, medicamentos y compuestos alergénicos en alimentos.

 

Lo anterior facilita el aseguramiento de calidad en productos farmacéuticos, así como la búsqueda de biomarcadores y el diagnóstico de enfermedades. Es una importante herramienta de investigación en química, ciencias ambientales, ciencias de la vida y biomedicina.

 

Según Huerta Ocampo, en el contexto internacional, la investigación que de esta disciplina se desarrolla en México es cada vez de mejor calidad; sin embargo, son relativamente pocos los grupos de trabajo dedicados únicamente a este campo, no obstante que el número de usuarios de la espectrometría de masas sigue en aumento, por lo que se requiere la formación de profesionales con sólida experiencia teórica y práctica en algunas de sus múltiples aplicaciones.

 

Por tal razón, el investigador, que cuenta con experiencia en la aplicación de algunas de las múltiples herramientas proteómicas, señaló que esfuerzos como la creación de la SMP, que tiene ya más de una década de existencia, pretenden contribuir al desarrollo de este campo en nuestro país.

 

Si desea conocer sobre las y los ponentes del simposio, los cursos presimposio, y cómo asociarse a la Sociedad Mexicana de Proteómica, o si requiere información sobre las Unidades de Proteómica que brindan servicios analíticos en el país o información sobre otros eventos relacionados con la proteómica y la espectrometría de masas puede ingresar al sitio electrónico www.smp.org.mx.

 

 

 

Como parte de la difusión del conocimiento científico que genera el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Luis Huesca Reynoso, investigador de la Coordinación de Desarrollo Regional, compartió su experiencia con la comunidad académica del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (IISUABJO)

 

La jornada inició el pasado 24 de abril, cuando Huesca Reynoso impartió la conferencia “PROSPERA y la experiencia de su evaluación como política social”, en la que el economista expuso ante el cuerpo docente y los estudiantes de posgrado de su Maestría en Sociología, parte de su investigación en programas gubernamentales que tienen como objetivo el combate a la pobreza en México.

 

Posteriormente, ante dicha comunidad académica, el experto en investigación sobre distribución del ingreso, capital humano y mercado de trabajo, ofreció un taller sobre evaluación de políticas públicas, con un enfoque de comprensión de los principales efectos de programas de corte social en sus evaluaciones y los resultados que derivan de ello.

 

El taller consistió en una revisión de tres técnicas que complementan la teoría y práctica en el uso de bases de datos en software y permitió discutir las razones básicas por las que el Estado a menudo es (in)eficiente en el diseño de políticas públicas específicas y en qué sentido su participación es necesaria para buscar la mejora y diseño de las mismas.

 

Asimismo, el profesor fue invitado por el Cuerpo Académico de Estudios Políticos y el Cuerpo Académico de Estudios sobre la Sociedad Rural del IISUABJO para participar en el diseño de un plan de colaboración con el posgrado en Desarrollo Regional del CIAD.

 

Actualmente Huesca Reynoso colabora con el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), en el que representa a la academia mexicana en un análisis comparativo de las políticas fiscales de algunos países de esta región del continente.

 

Sus más recientes publicaciones son “Las Limitaciones del Sistema Fiscal Mexicano en la Reducción de la Pobreza: Una medición Pro-Pobre” en Acta Sociológica y “Comparison of the tax system progressivity overtime: Theory and application in Mexico” en Estudios Económicos, donde se aborda el impacto de los sistemas fiscales en la posible reducción de la pobreza en el país.

 

Puede descargar la presentación del evento en el siguiente enlace:

Conferencia UABJO 

 

 

 

La idea de desarrollar un nuevo producto, o mejorar uno existente, que llegue a satisfacer el gusto de los consumidores parecería algo imposible, si no fuera porque la ciencia realmente nos brinda las herramientas para lograrlo.

 

Aunque dicen que “en gusto se rompen géneros”, es posible medir la reacción de cada uno de los cinco sentidos del ser humano a través de herramientas que sirven para que, durante el desarrollo de un producto, se llegue a un punto en el que se cumplan las expectativas del mercado meta.

 

Por tal razón, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofrecerá el curso teórico-práctico “Análisis sensorial de alimentos: de la teoría a la práctica”, donde se instruirá sobre distintas herramientas para el diseño y desarrollo de pruebas sensoriales con aplicaciones para la industria de alimentos y bebidas, enfocadas al desarrollo de nuevos productos y a la mejora de su calidad.

 

El Coordinador de Vinculación, y organizador de este evento, Aarón Fernando González Córdova, explicó que este curso también puede ser útil para otras industrias como la cosmética y la de productos de limpieza, así como para toda empresa que tenga interés en especializarse en cómo, a través de los sentidos, se pueden establecer parámetros para el control de calidad, desarrollo de nuevos productos, investigación y desarrollo mercadológico, entre otras habilidades.

 

El curso se llevará a cabo los días 8 y 9 de junio del presente en las instalaciones del CIAD en Hermosillo, Sonora, y será impartido por reconocidos expertos en el análisis sensorial en alimentos. La capacitación, que tendrá una cuota de recuperación por participante, se integra por quince horas curriculares y estará avalada por el Programa de Educación Continua (PEC) del CIAD.

 

De acuerdo a González Córdova, el curso representa una excelente oportunidad para que la industria de alimentos de la región se capacite en el uso y aplicación de las diferentes técnicas de la evaluación sensorial.

 

Si desea más información, puede comunicarse al teléfono (662) 289 2400, ext. 213, escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o visitar la página de Facebook “Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo”.

 

 

Investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) han hecho una contribución de gran trascendencia para la comunidad científica internacional al crear una base de datos genómicos del mango para su uso a nivel mundial.

 

Se espera que dicha aportación apoye futuros experimentos en mango, ya que actualmente no se conoce el genoma ni tampoco existen bases de datos genómicas.

 

Este logro fue resultado de un trabajo en colaboración entre académicos del CIAD, el Instituto Nacional de Ecología (Inecol) y las instituciones estadounidenses Skidmore College y la Universidad Cornell.

 

El análisis transcriptómico de mango (Mangifera indica L.), es resultado de la tesis doctoral de Julio César Tafolla Arellano, dirigida por Martín Ernesto Tiznado Hernández, profesor de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal del CIAD, y fue publicado en la revista Scientific Report del grupo Nature, una publicación científica de gran prestigio a nivel global.

 

“Existen otros transcriptomas de mango, sin embargo, nuestro trabajo de investigación titulado “Transcriptome Analysis of Mango (Mangifera indica L.) Fruit Epidermal Peel to Identify Putative Cuticle-Associated Genes” tuvo como objetivo conocer el fenómeno de biosíntesis de cutícula, identificando los genes que participan en este proceso”, comentó Tafolla Arellano.

 

El análisis bioinformático, agregó, arrojó como resultado más de ciento siete mil unigenes con un N50 de 2,235 y una longitud promedio de 1,717 pares de bases, los cuales se encuentran entre los valores más altos, comparado con transcriptomas de mango anteriormente reportados.

 

Con esta información se creó la base datos de mango llamada “Mango RNA-Seq Database”, la cual se encuentra disponible en el enlace electrónico http://bioinfo.bti.cornell.edu/cgi-bin/mango/index.cgi

 

Una contribución para la economía nacional

 

De acuerdo a los investigadores del CIAD, el mango tiene limitada vida de anaquel, principalmente por la pérdida de peso y textura que ocurre mediante la transpiración, aunado al ataque de patógenos, lo cual limita considerablemente su comercialización en el mercado nacional e internacional.

 

Análisis realizados en tomate (Solanum lycopersicum) sugieren que su cutícula controla la transpiración y actúa como barrera al ataque de patógenos. Sin embargo, en el caso del mango los estudios moleculares de estos fenómenos se ven limitados por la falta de información de su genoma, por lo que la contribución del CIAD hará posible investigar diversos mecanismos de esta fruta a nivel molecular.

 

Los genes analizados en este estudio mediante la técnica de secuenciación de ARN de la segunda generación (RNA-Seq) son la primer evidencia molecular que apoyará en la elucidación de la biosíntesis de cutícula de mango, lo cual permitirá el diseño de estrategias para prolongar su vida postcosecha, así como de otras frutas tropicales para los que pueda ser útil esta base de datos.

 

Actualmente el grupo de investigación realiza un proyecto similar con guanábana (Annona muricata L.) y tiene intenciones de continuar con papaya (Carica papaya L.) y pitaya (Stenocereus thurberi L.), con el propósito de impulsar la calidad de frutos tropicales que México exporta.

 

La versión original y en extenso del artículo puede ser consultada en el siguiente enlace electrónico: www.nature.com/articles/srep46163.

 

 

Como parte de los festejos del Día Mundial de la Tierra y del Día del Niño, la edición de abril de Sábados en la Ciencia se unirá a la celebración del 2º Festival Sonorense de Plantas, que realizará el Centro Ecológico de Sonora el próximo 29 de abril.

 

Dentro de las actividades de este evento, con la orientación de expertos en biología y ecología del CIAD, la Universidad de Sonora y la Universidad Estatal de Sonora, se realizará un recorrido guiado por las instalaciones del Centro Ecológico para conocer un poco sobre la flora regional.

 

Además, se contará con veinte mesas de exhibición donde se expondrán temas como polinización, plantas cactáceas, plantas carnívoras, la flora que México le aporta al mundo y los secretos del suelo.

 

Las actividades del 2º Festival Sonorense de Plantas continuarán el domingo 30 de abril con charlas donde se abordarán temas como la producción de café, cómo se forman los frutos, la arborización de zonas urbanas y el aprovechamiento del agave, este último expuesto por Aldo Gutiérrez Saldaña, académico del CIAD.

 

Para asistir a la sesión de Sábados en la Ciencia, que se desarrollará de 9:30 a 12:00 horas, es necesario registrase en un formulario electrónico que se encuentra disponible en la página de Facebook “Sábados en la Ciencia Noroeste”.

 

Sábados en la Ciencia es un programa de divulgación científica dirigido al público infantil de Hermosillo, Sonora, que mensualmente organizan el CIAD, la Universidad de Sonora y “La Burbuja”, Museo del Niño.

 

El doctorado en ciencias que ofrece el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) acaba de recibir el reconocimiento que lo acredita con clasificación de Competencia Internacional por el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

Dicho posgrado, que el pasado 2016 celebró veinte años desde que la Secretaría de Educación Pública (SEP) le otorgó el reconocimiento de validez oficial, ha visto egresar a doscientos veinticinco doctores en ciencias que en su gran mayoría contribuyen a la consolidación de instituciones de educación superior y del sector público.

 

Respecto a esta recategorización, Herlinda Soto Valdez, Coordinadora de Programas Académicos del CIAD, felicitó a toda la planta de investigadores que han hecho posible este logro, especialmente a Gloria Yépiz Plascencia y Ana María Calderón de la Barca Cota, sus antecesoras en el cargo, quienes durante sus respectivas gestiones implementaron acciones a largo plazo que coadyuvaron a esta meta.

 

Con la nueva clasificación del doctorado dentro del PNPC del Conacyt, agregó, se reconoce al posgrado como un programa que tiene la calidad equivalente a la que ofrecen instituciones en otros países, por tener colaboraciones en el ámbito internacional a través de convenios que incluyen la movilidad de estudiantes y profesores, la codirección de tesis y proyectos de investigación conjuntos.

 

Por su parte, Pablo Wong González, Director General del CIAD, celebró esta distinción y extendió un reconocimiento a todas las personas que han contribuido a mantener la excelencia de este programa y han hecho crecer su alcance.

 

Actualmente el CIAD tiene abierta la convocatoria para la maestría y doctorado en ciencias, que entre sus líneas de investigación permite a los estudiantes especializarse en Acuacultura, Biopolímeros, Horticultura, Biotecnología, Bioquímica, Ecología y Medio Ambiente, Microbiología, Nutrición, Ciencia y Tecnología de Alimentos y Toxicología. Este posgrado se imparte en Hermosillo (Sonora), Culiacán y Mazatlán (Sinaloa) y Cuauhtémoc (Chihuahua).

 

Los estudiantes aceptados en los programas académicos del CIAD que no tengan otro ingreso económico cuentan con la posibilidad de acceder a una beca de manutención que otorga el Conacyt. Los interesados pueden encontrar mayor información sobre la convocatoria vigente en www.ciad.mx/posgrados.

 

 

Con el propósito de enriquecer la formación académica de las y los estudiantes de posgrado del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), se realizará la jornada “Uso de metodologías mixtas en Ciencias Sociales”.

 

El próximo martes 25 de abril la Dra. Marisol Pérez Ramos, investigadora del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, visitará las instalaciones del CIAD en Hermosillo, Sonora, para ofrecer un taller y una conferencia sobre técnicas de análisis en diferentes disciplinas de las ciencias sociales.

 

La jornada iniciará a las 9:30 horas con la conferencia "Uso de la metodología mixta en el análisis de datos recolectados durante la intervención psicosocial", que se realizará en la Sala de Usos Múltiples (SUM) de la Coordinación de Programas Académicos.

 

Posteriormente, de 12:00 a 14:00 y de 15:00 a 17:00, se impartirá el taller "Técnicas de análisis de datos mixtos en Ciencias Sociales", el cual requiere que los interesados en tomarlo se inscriban previamente, para lo cual deben enviar un correo electrónico a las cuentas Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

Pérez-Ramos tiene un doctorado en psicología social por la Universidad Nacional Autónoma de México y se ha dedicado por más de diez años a la investigación cuantitativa en el área psicosocial, con enfoque especial en temas como familia, adolescencia y conducta de riesgo en jóvenes.

 

Esta jornada académica es de libre acceso para el público en general y es organizada por María del Carmen Hernández Moreno y Beatriz Olivia Camarena Gómez, investigadoras del CIAD, responsables del seminario de investigación VII, como parte de las actividades del posgrado en Desarrollo Regional.

 

Las aflatoxinas son las sustancias más asociadas a la inducción de cáncer de hígado y cervico-uterino por el consumo de alimentos contaminados,; pero ¿qué son, de dónde vienen, cómo podemos evitarlas?. Expertos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) responden estas interrogantes.

 

Las aflatoxinas son toxinas producidas por hongos presentes en cultivos agrícolas como el maíz, cacahuate, sorgo, tomates y chiles deshidratados. Estas son provocadas, principalmente, por los microrganismos Aspergillus flavus y A. parasíticus, abundantes en zonas cálidas y húmedas como en Sinaloa y Sonora, los cuales contaminan los cultivos en campo durante la cosecha o en el almacenamiento.

 

Las personas también pueden estar expuestas a las aflatoxinas cuando se consumen productos como tortillas, leche, quesos, carnes y huevos contaminados. El mismo riesgo corren quienes se dedican a la manipulación de piensos o alimentos para consumo animal, debido al polvo generado por estos.

 

La exposición a las aflatoxinas se puede reducir si se consumen productos de marcas conocidas de cremas, mantequillas, leches, quesos, cacahuates, salsas, carnes y huevos que tienen, como parte de su sistema de control de calidad, el análisis de aflatoxinas, específicamente la denominad B1 en cereales y M1 en productos lácteos.

 

El consumidor puede estar seguro que adquiere productos inocuos si las empresas de alimentos tienen los permisos de la Secretaría de Salud para su producción, ya que cumplen con la NOM-188-SSA1-2002, donde se establece que el límite máximo de las aflatoxinas en maíz para consumo humano es de 20 µg Kg-1 y animal de 21 a 300 µg Kg-1 .

 

Los síntomas de una intoxicación aguda con elevadas cantidades de aflatoxinas pueden ser: alteración mental, dolor abdominal, vómitos, edemas y hemorragias. Las intoxicaciones crónicas generadas por el consumo de alimentos con bajas cantidades de aflatoxinas son asintomáticas, pero con el tiempo pueden promover el desarrollo de cáncer, debido a su capacidad de afectar componentes de las células.

 

En los países desarrollados, como en Estados Unidos, no se han presentado brotes de enfermedades en seres humanos ocasionados por aflatoxinas, pero en países en vías de desarrollo han ocurrido algunos casos.

 

Estudios recientes sobre presencia de aflatoxinas en leche materna, productos lácteos y huevos en México reportan la existencia de estos carcinógenos, por lo que es necesario realizar estudios epidemiológicos que nos permitan evidenciar un problema de salud relacionado con las aflatoxinas.

 

En el Laboratorio de Biorecursos de la Coordinación Regional Culiacán del CIAD se tienen implementadas las metodologías analíticas para identificar y cuantificar las aflatoxinas M1, B1, B2, G1 y G2 por cromatografía de capa fina de alta resolución en los productos mencionados.

 

Colaboración de Miguel Ángel Angulo Escalante y Manuel Alejandro Vargas Ortiz, investigadores del CIAD Culiacán.

 

 

El Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Sonora (Coecyt) y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) presentaron el Programa de Estímulo Fiscal a la Investigación y Desarrollo de Tecnología, una iniciativa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para promover la inversión en ciencia y tecnología.

 

A través de una charla impartida por Francisco Armando Aldama Nalda, Subdirector de Difusión y Publicaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), se expusieron las bases de la convocatoria y los beneficios que se obtienen al participar en esta.

 

El Programa ofrece un estímulo en la forma de un crédito fiscal de treinta por ciento de los gastos e inversiones realizados en Investigación y Desarrollo Tecnológico, acreditable contra el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de las empresas, de acuerdo a las reglas de operación del programa.

 

Al evento asistieron representantes de diferentes empresas que históricamente se han vinculado con el CIAD, gracias a los servicios analíticos y a la asesoría científica que ofrece el centro a través de su planta de investigadores.

 

Pablo Wong González, Director General del CIAD, celebró el lanzamiento de este programa, pues el tránsito hacia la Sociedad del Conocimiento requiere mayor inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) por parte de la iniciativa privada.

 

En ese sentido, explicó que actualmente en México la inversión del sector empresarial en CTI es alrededor del 20%, mientras que en los países que han logrado mayor desarrollo en construir una Economía del Conocimiento, el aporte del sector privado llega a ser hasta del 75%.

 

Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del CIAD, reconoció la participación de la iniciativa privada sonorense en este evento y precisó que la institución estará lista para atender a las empresas que requieran apoyo del CIAD en sus proyectos de investigación y desarrollo de tecnología.

 

Asimismo, comentó que quienes no pudieron asistir a la presentación, pueden obtener mayor información a los teléfonos 662) 289 2400, ext. 213 (CIAD), y al (662) 259 6169 (Coecyt).

Mobile Menu