Notas

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) oficializó su participación en dos consorcios interinstitucionales, en los que trabajará para desarrollar las potencialidades económicas de entidades de las zonas centro y sur de México.

 

En el marco de la más reciente Sesión Conjunta de Órganos de Gobierno de los Centros Públicos de Investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y teniendo como testigo de honor a Enrique Cabrero Mendoza, Director General de este Consejo, el CIAD formalizó su participación en ADESUR y CIDEA.

 

La Alianza Estratégica para el Desarrollo Sustentable de la Región Pacífico Sur (ADESUR) es un consorcio integrado por el CIAD, el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ), el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) y el Centro de Investigación en Geografía y Geomática Ing. Jorge L. Tamayo (Centro Geo).

 

Esta alianza busca conjuntar experiencia y capacidades de las instituciones involucradas para desarrollar proyectos encaminados al fortalecimiento de sectores estratégicos que impulsen la economía de los estados de Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Chiapas.

 

El Centro de Investigación y Desarrollo en Agrobiotecnología Alimentaria (CIDEA) es un consorcio integrado por el CIAD y el CIATEJ que tiene la finalidad de fortalecer la infraestructura científico-tecnológica del estado de Hidalgo y de su región de influencia, con el propósito de atender las necesidades del sector agroalimentario a través de la investigación y prestación de servicios científicos, de tecnología y de innovación.

 

Pablo Wong González, Director General del CIAD, quien participó en la sesión conjunta de órganos de gobierno, comentó que la formalización de ambos consorcios representa la concreción de esfuerzos que se han emprendido desde 2015 y es una forma en la que el Centro cumple con los objetivos que el país se ha planteado en el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación 2014-2018 (PECITI), con el propósito de reducir el rezago económico en zonas prioritarias.

 

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) impartirá un curso sobre análisis sensorial en la industria de alimentos y bebidas, una técnica de investigación que ofrece herramientas para el desarrollo de nuevos productos, mejoras en el proceso de control de calidad e innovación de estrategias mercadológicas, entre otras.

 

El curso aborda temas como la importancia del análisis sensorial en el desarrollo de un nuevo producto o en la mejora de uno existente a través de la medición de la reacción de cada uno de los cinco sentidos del ser humano, lo cual sirve para que, durante el desarrollo, se llegue a un punto en el que se cumplan las expectativas del mercado meta.

 

Si bien los ejemplos prácticos del taller están enfocados en el sector alimentario, las técnicas del análisis sensorial presentadas, el análisis de los datos obtenidos y la interpretación de los mismos, puede ser aplicada a otro tipo de industrias, como la de artículos de aseo y limpieza, cosmética, farmacéutica y pinturas, entre otras.

 

Con base en los temas que se abordarán, el participante realizará ejercicios teóricos y prácticos con los que aprenderá a realizar diseños experimentales que consideran desde los requerimientos físicos de las instalaciones donde se llevan a cabo los paneles de evaluación hasta los factores que se tienen que controlar durante la preparación y presentación de las muestras.

 

Asimismo, la selección de panelistas, los tipos de pruebas que se pueden usar para su preselección, la motivación e importancia del entrenamiento previo a la evaluación sensorial e, incluso, las consideraciones requeridas cuando se entrena a panelistas para análisis descriptivo, son materias de este taller.

 

La inversión por asistente es de $6,500.00 más IVA. En caso que varias personas de una misma empresa tengan interés en asistir, se considera un descuento de 20% para la segunda y hasta la tercera persona.

 

El curso, compuesto por catorce horas curriculares, está avalado por el Programa de Educación Continua (PEC) del CIAD y se realizará los días 8 y 9 de junio en las instalaciones de la Unidad de Transferencia de la Innovación de la Coordinación de Vinculación del CIAD, en Hermosillo, Sonora.

 

Si desea más información, puede comunicarse al teléfono (662) 289 2400, ext. 213, escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  o visitar la página de Facebook “Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo”.

 

 

Con el objetivo de discutir y analizar cómo el comportamiento de los animales domésticos puede auxiliar al ser humano en aspectos emocionales, cognitivos y sociales, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofrecerá el curso “Especies animales como mediadoras en familia, enseñanza y terapia”.

 

El taller está dirigido a profesionales que briden algún tipo de atención en salud como psicólogos, fisioterapeutas, enfermeros, educadores físicos, etcétera, así como a veterinarios y zootecnistas, quienes trabajan con animales.

 

En esta capacitación los asistentes comprenderán las terapias mediadas por animales y conocerán el estado del arte de las investigaciones que sistematizan las metodologías de trabajo con caballos y perros.

 

La Dra. Heloisa Bruna Grubits Freire, docente de la Universidad Católica Dom Bosco (Brasil), quien actualmente realiza un posdoctorado en el CIAD, será la encargada de impartir el curso, el cual, dijo, tiene el propósito de entender las relaciones interespecies a partir del concepto de familia multiespecie.

 

La ponente es psicóloga especializada en sociopsicomotricidad, cuenta con un doctorado en ciencias biomédicas y tiene vasta experiencia profesional en equinoterapia y tratamientos de esta naturaleza con perros.

 

El Dr. Ángel Vera Noriega, investigador del CIAD y organizador del evento, destacó la importancia del curso, pues explicó que en México las terapias con animales no se han profesionalizado y existe muchas dudas acerca de la calidad de este servicio.

 

En ese sentido, enfatizó la experiencia de la expositora, ya que en Brasil ella es representante ante el Consejo Federal de Psicología y el Ministerio de Educación, en el área de Animales no Humanos y Psicología Ambiental, entre otras responsabilidades relacionadas con el tema.

 

El curso es gratuito y se realizará de las 9:00 a las 15:00 horas de los días 22 y 23 de mayo en la Sala de Juntas de la Unidad de Transferencia e Innovación del CIAD. El cupo es limitado y es necesario registrarse previamente en el siguiente formulario electrónico: bit.ly/2qdzCFN

 

Para mayor información puede marcar en horario de oficina al teléfono (662) 289 2400, ext. 317, o consultar la información disponible en la página de Facebook “Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo”.

 

 

 

Como parte de sus actividades de difusión cultural, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) abrió sus puertas para recibir “El bautizo de Abundito”, obra de teatro que se presentó el pasado 11 de mayo en el auditorio “Dr. Inocencio Higuera Ciapara”.

 

La obra de la autoría de José María Martínez, y puesta en escena por Marcos González, aborda con un toque humorístico y pintoresco la celebración de un bautizo en uno de los pueblos que se vieron afectados por el derrame de tóxicos de una compañía minera en las cuencas de los ríos Sonora y Bacánuchi.

 

La trama se desarrolla en una fiesta llena de folclor regional a la que concurren personajes enmascarados que son una representación de las instituciones gubernamentales que atendieron la contingencia ocasionada por el derrame.

 

La intención es reforzar en los ciudadanos el cuidado del medio ambiente, en especial del agua potable que se utiliza para consumo humano, mencionó Antonio Paz Romo, investigador de la Universidad de Sonora y miembro de la Red Fronteriza de Salud y Ambiente, A. C., que promueve este montaje, junto con foros y conferencias relacionados con esta problemática.

 

La obra se presentará nuevamente en las comunidades de la sierra sonorense, con el propósito de concientizar a la población de una manera lúdica sobre la presencia de un problema ambiental en la cuenca del río, comentó José María Martínez, escritor de la obra.

 

La presentación en el CIAD se realizó a través de la Coordinación de Desarrollo Regional, en conjunto con la licenciatura en Artes Escénicas de la Universidad de Sonora, y contó con la participación de estudiantes de octavo semestre de la especialidad en actuación, quienes expresaron su gusto por formar parte de un proyecto que busca mantener vigente la reflexión sobre esta problemática.

 

El elenco estuvo integrado por Karina Murrieta, Edgar Véjar, Carolina Osuna, Miguel Vargas, Karely Ibarra, Dionicio Castro, Ruth Sanabia, Sarahi Leyva y Yadira Palacios.

 

El derrame de tóxicos fue ocasionado por una compañía minera en agosto de 2014 y, como consecuencia, se han visto afectados más seis mil productores agropecuarios de siete municipios aledaños a la zona de los ríos Bacánuchi y Sonora, según lo señalan cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. 

 

 

 

 

En la próxima edición de Sábados en la Ciencia se impartirá la charla “Desde niña quise ser científica”, una ocasión para conocer historias y anécdotas de mujeres que sobresalieron en la ciencia cuando esta era predominada por los hombres.

 

En el marco del Día de las Madres, la edición de mayo de este programa de divulgación científica dirigida al público infantil busca concientizar a la niñez hermosillense sobre la importancia de que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades en el campo profesional.

 

Con este propósito, María Cabral Porchas, especialista en estudios de género, narrará a las y los pequeños asistentes y a sus familias historias sobre lo difícil que era, décadas atrás, ser una mujer dedicada a la ciencia y cómo estas contribuyeron a cimentar la tecnología que hoy conocemos.

 

La charla será impartida en el local Matatena (enseguida del planetario) del Parque Infantil del Estado de Sonora el sábado 13 de mayo a las 10:00 horas. Para asistir es necesario registrarse en el formulario electrónico que está disponible en la página de Facebook “Sábados en la Ciencia Noroeste”.

 

Sábados en la Ciencia es un programa que mensualmente organizan el CIAD, la Universidad de Sonora y “La Burbuja”, Museo del Niño, además de que en cada edición participan diferentes instituciones invitadas, así como expositores expertos en distintas áreas científicas.

 

Con el propósito de emprender acciones que conecten el quehacer científico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) con las actividades del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), en una reunión celebrada la última semana de abril se sentaron las bases de colaboración entre ambas instituciones.

 

Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del CIAD, explicó que en una sesión de trabajo con el presidente del IMEF Sonora, Demetrio Moreno Malagamba, se expusieron las diferentes capacidades del CIAD y el trabajo que la institución realiza en sus actividades sustantivas: investigación, docencia y vinculación.

 

La reunión, mencionó, es de vital importancia para la vinculación productiva del CIAD, pues el IMEF es una asociación con más de mil seiscientos socios, entre los que se encuentran presidentes de empresas, directores generales, financieros, ejecutivos profesionales independientes y titulares de instituciones de educación superior.

 

El sentido del encuentro fue dialogar sobre la construcción de un proyecto de gestión ejecutiva que pueda tener impacto con el gremio empresarial, a través de la propuesta de esquemas de investigación y financiamiento para inversionistas y nuevos emprendedores, que aproveche los recursos de ambas instituciones para, en conjunto, llegar a la iniciativa privada con más fuerza, indicó el Coordinador de Vinculación.

 

González Córdova enfatizó la importancia que tiene para el desarrollo de México la inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación por parte de la iniciativa privada, pues, como ha sucedido en países europeos, esta vinculación detona el crecimiento económico; por tal razón, cobra especial relevancia este acercamiento con el IMEF.

 

Por último, manifestó que a través de sus 35 años el CIAD ha concretado importantes convenios de colaboración con instituciones civiles, empresariales, públicas y académicas, lo que es una muestra de la confianza que el Centro genera en sus distintas zonas de influencia.

 

 

El ingreso mensual de la mitad de los sonorenses es de hasta tres salarios mínimos, es decir seis mil pesos, dijo en una entrevista radiofónica, Luis Huesca Reynoso, profesor del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El investigador, que actualmente representa a México en un proyecto internacional de estudios fiscales en Latinoamérica, explicó que, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el 51% de los sonorenses recibe este ingreso como remuneración de puestos en los sectores de servicios, manufactura y comercio, principalmente.

 

Agregó que 40% de los sonorenses percibe hasta dos salarios mínimos, equivalente a mil pesos semanales, situación que, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), no es suficiente para sobrepasar el umbral de pobreza, el cual debe ser de tres salarios mínimos.

 

Promover la productividad y competitividad

 

Huesca Reynoso señaló que el promedio nacional de trabajadores que ingresan algo más de seis mil pesos mensuales es de 63%, por lo que en Sonora está debajo de la media con un 48%, cifra que el especialista no considera necesariamente positiva, aun cuando estos ingresos son los que mayormente perciben los trabajadores con hasta nivel de bachillerato en las líneas de producción de manufactura (1,200 a 1,300 pesos semanales, aproximadamente).

 

Enfatizó que en la manufactura, actividad elemental en el mercado laboral sonorense, la jornada de trabajo promedio es de 6.1 días (2,542 horas anuales), cifra que para un obrero alemán sería de 1,390 horas al año, pues su jornada es de siete horas y trabaja cuatro días semanalmente, con una mejor remuneración.

 

Asimismo, comentó que en estados mexicanos fronterizos como Baja California, Coahuila y Nuevo León, solamente 40% del sector asalariado gana menos de seis mil pesos al mes; además, los obreros regiomontanos perciben hasta un 30% más en ingresos que los sonorenses (8,500 pesos al mes, aproximadamente).

 

El economista, especialista en desarrollo regional, considera necesario un acuerdo nacional entre los sectores público y privado, que con un control estricto de los precios, aumente los salarios en México y en sus estados, estrategia que resultaría beneficiosa para todos y que, a la vez, sería un incentivo para promover la productividad, la formalidad de los trabajadores, la recaudación fiscal del Gobierno y un aliciente para la competitividad de la economía nacional.

 

“Esta sencilla medida fortalecería el mercado interno y pondría a Sonora y al país, como punta de lanza en materia de crecimiento económico y fortaleza laboral”, concluyó el investigador. 

 

Gracias a la excelente respuesta que en el pasado mes de abril recibió la convocatoria del curso virtual sobre HACCP en inocuidad agroalimentaria, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofrecerá una segunda edición de esta capacitación en octubre del presente año.

 

En ella se instruirá sobre los principios básicos del Sistema de Análisis de Peligros y de Puntos Críticos de Control (HACCP, por sus siglas en inglés), dirigido a personal de plantas productoras y procesadoras de alimentos.

 

Miguel Ángel Martínez Téllez, Gerente Técnico del Organismo de Certificación (OC-CIAD: Sonora Alimentos) e investigador de esta institución, explicó que la capacitación será en línea y podrán participar empresas que trabajan principalmente en la producción, empacado y procesamiento de frutas y hortalizas. Sin embargo, este sistema es aplicable a todo tipo de alimentos.

 

Entre los puntos que contempla esta capacitación está brindar información de los requisitos que se deben tener para establecer el sistema HACCP, tales como buenas prácticas agrícolas en el campo, buenas prácticas de manufactura para plantas de empaque y procesamiento de alimentos, entre otros.

 

En ese sentido, señaló que el curso HACCP permite identificar peligros significativos de contaminación y establecer medidas para su control, con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos. Además, instruye temas sobre las nuevas disposiciones sanitarias como la Nueva Ley de Modernización (FSMA) de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA).

 

Asimismo, capacita sobre los lineamientos establecidos por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) en los Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación y para el cumplimiento con requerimientos de certificación en HACCP para los diferentes esquemas nacionales e internacionales.

 

El curso, que dará inicio el 2 de octubre del presente, está conformado por seis módulos, con duración de una semana cada uno, y tiene un costo de $2,900 más IVA. Actualmente hay una promoción de 20% de descuento al inscribirse antes del 11 de septiembre.

 

La plataforma tecnológica donde se imparte permite que los participantes en todo momento accedan a los materiales y aclaren sus dudas a través de un correo electrónico o por videoconferencia previamente agendada.

 

Para conocer el temario completo puede acceder al enlace http://bit.ly/2p66WNl. También puede llamar al (662) 289 2400, ext. 213, o escribir un correo electrónico a la Q.B. Olivia Briceño Torres, a la cuenta Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., para recibir mayor información.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) refrenda su invitación a mujeres pacientes y sobrevivientes de cáncer de mama para que se acerquen a conocer los estudios clínicos gratuitos que la institución ofrece.

 

Desde 2016 inició el proyecto Lazos de Vida, el cual tiene como fin mejorar el estado de salud de pacientes y sobrevivientes de cáncer de mama mediante la adopción de hábitos alimenticios y de actividad física diseñados por expertos de esta institución.

 

Quienes han participado han recibido el beneficio de monitorear su estado de salud al tener acceso a estudios clínicos completamente gratuitos, con los que, de acuerdo a cada caso particular, se evalúa su composición corporal, estado nutricional e inflamatorio, perfil de lípidos, riesgo de osteoporosis y presión arterial; también, en algunos casos, se realizan mamografías.

 

Los investigadores responsables de esta iniciativa son Graciela Caire Juvera y Humberto Astiazarán García, quienes manifestaron que esta es una oportunidad que puede cambiar muchas vidas, por lo que invitan a los hermosillenses a compartir esta información como una forma de solidarizarse con las mujeres que actualmente luchan contra el cáncer de mama.

 

Asimismo, indicaron que toda la información sobre este proyecto se encuentra albergada en el sitio electrónico www.ciad.mx/lazosdevida. Además, es posible recibir información personalizada en el teléfono (662) 289 2400, ext. 291, en el celular (662) 430 5595 o en la página de Facebook “Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo”.

 

Un motivo más de orgullo para el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha sumado el joven Pablo Alejandro Rendón del Cid, ganador del primer lugar en la categoría de posgrado del área de Biomedicina y Química “Dr. Gastón Madrid Sánchez”, en los Premios de Investigación en Salud 2016.

 

El egresado de la maestría en ciencias del CIAD obtuvo dicho reconocimiento gracias a su tesis “Presencia del SNP RS8050136 de FTO en población sonorense: un importante factor de riesgo genético para la obesidad”, trabajo dirigido por el investigador Humberto Astiazarán García, Coordinador de Nutrición del CIAD.

 

En su investigación, Rendón del Cid logró detectar la presencia de una variante del gen FTO (gen asociado a masa grasa y obesidad) en la población de adultos jóvenes sonorenses.

 

El gen FTO es también conocido de manera incorrecta como “el gen de la obesidad”, ya que cuando este presenta variaciones en su estructura, llamadas polimorfismos, se ve afectada la capacidad del cuerpo para mantener un índice de masa corporal saludable; la alteración de este es uno de los factores que pueden relacionarse con la presencia de obesidad.

 

La combinación del polimorfismo en el gen FTO con un ambiente obesogénico, es decir, cuando se realiza poca actividad física y además se lleva una dieta hipercalórica, representa un factor de riesgo para desarrollar problemas de sobrepeso en las personas que lo manifiestan, en comparación con los individuos que no muestran dicha variación en el gen.

 

Más allá de la descripción del comportamiento de este gen, se espera que el hallazgo contribuya a entender el papel de la genética en el desarrollo de enfermedades, coadyuve en la mejora de estrategias de prevención para la obesidad y destaque el papel de la nutrición para que, en un futuro, las dietas se diseñen de acuerdo a las necesidades de cada organismo, expresó Rendón del Cid.

 

Fue en el marco de la XXIV Reunión de Investigación en Salud de la Comisión Estatal Interinstitucional para la Formación y la Capacitación de Recursos Humanos e Investigación en Salud, que se celebró en Ciudad Obregón, Sonora, donde Rendón del Cid recibió un estímulo económico, una medalla de oro y un diploma, en reconocimiento a su aportación científica.

 

Su tutor en este trabajo, Astiazarán García, destacó la contribución de Rendón del Cid, ya que este tipo de trabajos, explicó, permite responder a preguntas básicas, como por ejemplo, por qué un grupo de niños bajo un mismo programa de dieta y actividad física responde de manera diferente, a pesar de, incluso, ser hermanos. Asimismo, agregó, demuestra la importancia de la ciencia básica como parte de la formación del profesional de la nutrición.

 

Por último, comentó que la participación de los estudiantes e investigadores del CIAD en este certamen es siempre destacable, y subrayó que representa un estímulo para las nuevas generaciones de científicos que ven como su trabajo es reconocido por la sociedad.

 

“Faltaría que los tomadores de decisión adoptaran la información científica y, en conjunto con la comunidad académica, se diseñaran políticas públicas basadas en evidencia. Esto es, empoderar a la comunidad y construir una sociedad basada en el conocimiento”, concluyó Astiazarán García.

Mobile Menu