Notas

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) recibió la visita de Jorge Ramos, responsable de extensión internacional de la Universidad Estatal de Nuevo México, en aras de sentar alianzas para el beneficio de ambas comunidades académicas.

 

En el encuentro, presidido por Pablo Wong González, director general del CIAD, donde también estuvieron presentes coordinadores de este Centro, se habló sobre formalizar un convenio de colaboración que incentive la movilidad entre estudiantes y profesores de ambas instituciones.

 

Asimismo, se hizo hincapié en fomentar la cooperación creativa, donde se realicen proyectos de investigación o desarrollos tecnológicos, con la financiación de fondos internacionales y la cofinanciación con la iniciativa privada para proyectos que generen un beneficio social.

 

El emisario de la universidad de Nuevo México señaló que su institución tiene especial interés en la innovación, desarrollo de patentes y transferencia de tecnologías, por lo que consideran al CIAD un excelente aliado.

 

Por su parte, el Coordinador de Vinculación del CIAD, Aarón González Córdova, agregó que se examinó la posibilidad de colaborar en temas de nutrición, de tecnología de alimentos, política pública y emprendimiento.

 

Los asistentes coincidieron en que es necesario que la generación de conocimiento científico y desarrollo tecnológico de ambas instituciones influya en el diseño de políticas públicas que beneficien a esta región de la frontera norte de México con el sur de Estados Unidos.

 

 

 

Alumnos de la escuela secundaria Círculo Cultural Papalotl, A.C., visitaron las instalaciones de la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

El pasado 30 de abril arribó un grupo de casi setenta alumnos(as) de secundaria, con el objetivo de conocer sobre la historia, filosofía y valores de esta institución, así como los procesos científicos y tecnológicos que en ella se desarrollan.

 

Como parte del programa se les brindó una inducción sobre el quehacer del Centro, por parte de Libia Limón Castro, enlace de Vinculación, quien también guio al grupo a través de los laboratorios de Toxicología y Calidad Poscosecha.

 

En dichas áreas, de voz de Edith Salazar y Rosalba Contreras, respectivamente, las y los estudiantes conocieron algunos de los servicios y proyectos que ahí se realizan.

 

Como parte del compromiso del CIAD con la sociedad, este tipo de actividades permite vincular y enriquecer lo aprendido en las aulas con el entorno del sector científico-tecnológico.

 

Asimismo, el acercamiento con la comunidad académica de niños y jóvenes, contribuye al desarrollo de habilidades cognitivas relacionadas con la observación, relación, identificación, análisis, reflexión y comunicación.

 

Colaboración de Libia Limón Castro, enlace de vinculación del CIAD Culiacán.

 

El Consorcio de Investigación, Innovación y Desarrollo para las Zonas Áridas (Ciidza) editó el Catálogo de Plantas Útiles de Zonas Áridas Mexicanas, documento que pretende compartir el conocimiento ancestral de más de noventa especies y sus aplicaciones medicinales, cosméticas y alimentarias en México.

 

El catálogo estará disponible en los próximos días en la página electrónica del Ciidza (https://ciidza.ipicyt.edu.mx/) y presentará una visión de los grupos étnicos que han utilizado las especies, información de su distribución geográfica, fotografías y los principales grupos de compuestos químicos que contienen.

 

Muchas de estas plantas han sido estudiadas por los centros públicos de investigación que integran el Ciidza: Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej), Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), El Colegio de San Luis (Colsan) e Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (Ipicyt); estas últimas dos instituciones coordinan el CIIDZA y la edición del catálogo.

 

Apropiación social del conocimiento

 

A nivel mundial las tierras áridas ocupan el 41% de la superficie terrestre del planeta y son el hogar de más de dos mil millones de personas; es decir, un tercio de la población humana. En México, el altiplano árido abarca el 49% del territorio nacional, ocupando ciento un millones de hectáreas, las cuales se distribuyen en diecinueve estados de la república e incluyen a seiscientos noventa municipios; en este se encuentra el treinta por ciento de la población mexicana.

 

Las zonas áridas se caracterizan por una gran escasez de agua, con una distribución de la precipitación pluvial altamente errática y de tipo torrencial. Si bien esta situación limita, sustancialmente, el desarrollo de las actividades agropecuarias, estas tienen una gran riqueza biótica.

 

El Catálogo es parte de uno de los objetivos estratégicos del Ciidza: “Desarrollar proyectos transdisciplinarios de investigación científica y tecnológica, orientados a la conservación, aprovechamiento y desarrollo sostenible de las zonas áridas con la participación de las instituciones que conforman el Consorcio”.

 

Con la herramienta montada en internet, la sociedad en general podrá realizar búsquedas de especies de plantas con un interés en particular. Este catálogo es un compendio bibliográfico de otras bases de datos existentes, libros y artículos previamente publicados, por lo que provee de una mayor facilidad de búsqueda para unir conocimientos ancestrales con los conocimientos científicos y hallazgos de actividad farmacológica y toxicidad, sin dejar de lado las características taxonómicas y botánicas de cada especie.

 

La presentación se realizará a las 10:00 horas del viernes 3 de mayo en el auditorio de posgrado y administración del Ipicyt en San Luis Potosí, San Luis Potosí.

 

Como parte del evento también se impartirá la conferencia magistral “Metabolitos

secundarios de origen vegetal para el tratamiento de las diarreas causadas por

Entamoeba histolytica y Giardia lamblia”, a cargo de Fernando Calzada Bermejo,

de la Unidad de Investigación en Farmacología de Productos Naturales del Centro

Médico Nacional Siglo XXI (Instituto Mexicano del Seguro Social).

 

Posteriormente, con la participación de representantes de la iniciativa privada y de

los sectores académico y gubernamental, se realizará el foro “El aprovechamiento

sustentable de las especies de plantas de las zonas áridas como herramientas de

desarrollo social e industrial”.

Con el objetivo de contribuir a la formación y actualización de profesionales especialistas en producción acuícola, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofrecerá un curso de capacitación sobre enfermedades de la tilapia.

El curso-taller “Principales enfermedades parasitarias y bacterianas de la tilapia, bioseguridad y control” se llevará a cabo el 8 y 9 de mayo de 2019 en Acapulco, Guerrero, y se celebra en el marco de la Alianza Estratégica para el Desarrollo Sustentable de la Región Pacifico Sur (Adesur).

El primer día de capacitación está dirigido a productores(as), y en él se abordarán temas como el estado actual y las potencialidades del cultivo de tilapia en México, las principales enfermedades que impactan negativamente a este pez, la entrada y dispersión de patógenos en el cultivo, así como los resultados relevantes de los muestreos realizados en la primera etapa de este proyecto referente a sanidad acuícola.

La segunda parte de la jornada está enfocada en oficiales de campo, veterinarios y profesionales relacionados con la sanidad acuícola y tratará sobre las enfermedades infecciosas y no infecciosas de la tilapia, además de los diferentes procedimientos de toma de muestras para la detección de microorganismos y daños histológicos, así como los distintos tratamientos para combatirlos.

También se examinarán conceptos relevantes para una óptima bioseguridad, inocuidad y buenas prácticas de manejo en granjas de cultivo acuícola. Quienes participen recibirán un reconocimiento oficial avalado por el CIAD.

Las responsables de impartir este curso serán las doctoras Emma J. Fajer Ávila, Sonia A. Soto Rodríguez y María Cristina Chávez Sánchez, todas académicas de la Coordinación Regional Mazatlán del CIAD.

Este curso es completamente gratuito y se impartirá en el campus Adesur, ubicado en la calle Bora-Bora 10 B, fraccionamiento Puerto Márquez. Para inscribirse es necesario llamar al teléfono (669) 989 8700, ext. 250, o escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

 

Con el fin de brindar apoyo para que productores mexicanos de tomate puedan comercializar dicho alimento en el mercado estadounidense, Cristóbal Chaidez Quiroz, investigador del CIAD, acompaña a un grupo de legisladores en la búsqueda de condiciones que garanticen certidumbre en dicha actividad agrícola.

El académico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) explicó que por más de cuarenta años ha existido un conflicto comercial entre productores estadounidenses y mexicanos de tomate, popularmente conocido como dumping.

Los tomateros anglosajones, principalmente del estado de Florida (EE.UU.), argumentan que los comercializadores mexicanos afectan su actividad al exportar dicho producto a precios muy inferiores que los suyos, lo que, dicen, provoca una competencia desleal.

A pesar de que a lo largo de cuatro décadas se han hecho esfuerzos para pactar precios que satisfagan a ambas partes, la polémica aún no se ha resuelto, explicó Chaidez Quiroz.

Agregó que, recientemente, como experto científico, acompañó a los senadores Imelda Castro Castro y Rubén Rocha Moya, a la diputada federal Yadira Santiago Marcos y a la diputada local por Sinaloa Graciela Domínguez Nava, a una reunión con la subsecretaria de comercio exterior, Luz María de la Mora, en una reunión en la Ciudad de México.

Los puntos de vista

Por el lado estadounidense, señaló, el Departamento de Comercio ha anunciado el plan de reanudar una investigación antidumping. Además, un grupo de más de cincuenta legisladores han urgido al titular de Comercio de ese país, Wilbur Ross, a tomar medidas rápidas que protejan a los cultivadores norteamericanos.

Entre sus argumentos destacan que la participación de México en el mercado de tomate en Estados Unidos ha aumentado de un 32% a un 54%, mientras que la de los productores estadounidense ha bajado del 65% al 40%, lo que ha provocado que un sector de ese país abandone el negocio.

Lo que busca el grupo de legisladores mexicanos, así como los productores de tomate, es negociar el precio de referencia que rige las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos, para no afectar a los más de cuatrocientos mil empleos agrícolas y un millón de empleos indirectos asociados a esta industria.

Para finalizar, el investigador recalcó que la exportación mexicana de tomate hacia Estados Unidos fue de más de dos mil millones de dólares de enero a noviembre de 2018. Además, dijo, el estado de Sinaloa es quien provee más del 95% de esta producción, entidad en la que el CIAD tiene presencia física y colabora cercanamente con este sector productivo.

 

 

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) convoca a las personas que se dediquan a la gestión de calidad e inocuidad en la cadena productiva de pescados y mariscos a participar en el curso de HACCP básico, diseñado especialmente para esta industria.

El sector procesador de pescados y productos marinos requiere contar con un sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control para Pescados y Mariscos (HACCP, por sus siglas en inglés), implementado para poder exportar a Estados Unidos y otros países.

Además, es requisito que el responsable de desarrollar e implementar dicho sistema cuente con la capacitación adecuada para poder fungir como signatario reconocido por la autoridad sanitaria norteamericana.

Este curso cuenta con el reconocimiento de la AFDO/Seafood HACCP Alliance (Asociación de Oficiales de Alimentos y Medicamentos/Alianza Nacional de HACCP para Pescados y Mariscos).

Quienes completen el curso contarán con un certificado válido ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), que acredita que han cubierto los requisitos de capacitación y pueden fungir como responsable de un Plan HACCP de pescados y mariscos.

Curso con certificación oficial

En esta capacitación se tomará como base la última edición del manual HACCP (versión en español, julio de 2018) y se cubrirán los puntos descritos en la regulación HACCP para productos pesqueros (21 CFR 123) y la Guía de Peligros y Controles de la FDA, así como los de la normatividad nacional.

La profesora investigadora Lorena Noriega Orozco, académica del CIAD e instructora reconocida por la AFDO, es quien organiza el presente curso, que se celebrará en las instalaciones del Centro en Hermosillo, Sonora, del 20 al 22 de mayo de 2019.

El costo de inversión al taller es de $8,640 (más IVA) en inscripción individual. Se ofrece un 15% de descuento si se registran tres o cuatro personas de una misma empresa y 20% de descuento en caso de que lo soliciten cinco individuos o más.

Dicho monto incluye la entrega de una constancia emitida por la AFDO/Seafood HACCP Alliance (a quien complete satisfactoriamente el 100% del curso) y otra avalada por el CIAD.

Asimismo, como material didáctico, al participante se le otorgará el Manual del Programa de Capacitación (6ta. edición, julio de 2018, traducción oficial reconocida por AFDO) y una guía de peligros y puntos críticos de control para productos marinos y pesqueros.

Para solicitar mayor información puede enviar un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y si desea reservar su lugar puede hacerlo a través del siguiente enlace electrónico: http://bit.ly/2ZoGDEG.

 

Con el fin de intercambiar experiencias sobre los avances tecnológicos en el área de desarrollo de alimentos funcionales y nutracéuticos, expertos en el tema visitaron la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

Una de las invitadas fue Pilar Cano Dolado, líder del Grupo de Fitoquímica y Funcionalidad de Productos Vegetales (Bioveg) del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL), de Madrid, España.

 

También se contó con la presencia de Tomás García Cayuela, profesor de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Campus Guadalajara del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

 

El objetivo de la visita fue dar a conocer las actividades y proyectos que se llevan a cabo por los colaboradores del Grupo de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos, que coordina José Basilio Heredia, investigador del CIAD Culiacán.

 

En el encuentro, académicos del CIAD expusieron las líneas de investigación de esta coordinación y las generalidades de los actuales proyectos en los que trabajan. Asimismo, estudiantes del posgrado en ciencias presentaron parte de los avances y resultados de sus respectivas tesis.

 

Por su parte, Cano Dolado y García Cayuela dieron a conocer parte de los proyectos y líneas de investigación que ambos desarrollan en el Grupo Bioveg en España. 

 

Acto seguido, se realizó un recorrido por las instalaciones del Centro, con énfasis en el área de interés de los invitados: el laboratorio de alimentos funcionales y nutracéuticos.

 

Derivado de este encuentro, se tienen planes de estancias académicas, tanto de estudiantes como de investigadores, para el fortalecimiento de las actividades sustantivas de los grupos participantes.

 

 

Al presentarse este jueves 11 de abril en Ensenada, California, el Consorcio para el Desarrollo del Sector y las Regiones Vitivinícolas (Convid), en el que participan el Conacyt y tres de sus centros de investigación adscritos, quedó de manifiesto que sus actividades no solamente estarán concentradas en este producto, el vino, sino en plantear una visión alternativa de desarrollo que abarque su territorio y su gente.

“La visión va más allá de la industria vitivinícola. Es una visión de desarrollo regional más integrada. Eso es lo que nos proponemos. Creemos que con base en la colaboración y conjunción de esfuerzos, este tipo de proyectos pueden contribuir a resolver los grandes problemas regionales y nacionales del país, no solo para potenciar el desarrollo económico, sino el desarrollo sustentable de, por ejemplo, el manejo del agua y los recursos, y de contribuir al bienestar de la gente”, estableció el Dr. Pablo Wong González, director general del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), institución que junto con El Colegio de la Frontera Norte (Colef) y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese), integran el Convid.

Este consorcio tiene como objetivo desarrollar investigación que permita incrementar la competitividad y la productividad de la industria vitivinícola, “pero también beneficiar a las zonas; esto es, que haya un beneficio social y un impacto importante para los pobladores de las comunidades aledañas”, explicó la Dra. Norma Borrego, gerente del Convid.

Informó que el convenio que protocolizó el arranque de operaciones del consorcio se firmó en febrero de 2018, así como que el presupuesto aprobado para la primera de tres etapas (de 2018 a 2021) asciende a treinta millones de pesos y que actualmente tiene dos proyectos aprobados: uno para operación (actividades de investigación, de vinculación y desarrollo de proyectos) y el otro para construcción de instalaciones.

“Para estos proyectos tuvimos cartas de respaldo y reuniones con líderes de varios de los sectores vitivinícolas. Tenemos el respaldo formal de alrededor de cien productores de todo México y contamos con la donación de un terreno de cuatro hectáreas en el corazón del Valle de Guadalupe, en el rancho El Mogor, de la señora Natalia Badán. Y ya todo está formalizado”, señaló la doctora Borrego.

Dijo también que los equipos de investigación se están conformando. “Serán entre veinte y veinticinco investigadores de las tres instituciones, inicialmente, porque tenemos la capacidad de firmar convenios y de hacer proyectos como investigadores asociados, que de hecho ya están ingresando”. Este cuerpo académico estará trabajando en todos los valles de vinícolas de Baja California y con los productores de uva de Sonora. Asimismo, trabajarán con las áreas vitivinícolas de Querétaro y Coahuila.

Las líneas estratégicas definidas son tres: desarrollo regional y desarrollo económico; calidad, innovación y desarrollo tecnológico, y sustentabilidad y cambio climático. “Las tres instituciones tienen perfiles muy altos de investigadores relacionados con estos temas y han estado trabajando con el sector vitivinícola desde hace quince años, no solo en Baja California, sino también en otras entidades de México”.

Indicó que las principales funciones del Convid son impulsar la competitividad y productividad del sector vitivinícola a nivel nacional e internacional, fortalecer esquemas de planeación para el desarrollo integral sustentable en las regiones vitivinícolas, impulsar el desarrollo regional mediante encadenamientos productivos con otros sectores como turismo, gastronomía y actividades recreativas, entre otros.

Otras funciones son promover el establecimiento de buenas prácticas y el manejo integral de los recursos naturales, fortalecer las capacidades de las comunidades localizadas en las zonas de producción vitivinícola, expedir certificaciones y ser un proveedor de servicios especializados de aplicación transversal al sector primario y agroalimentario en Baja California.

Además, el consorcio ya cuenta con tres proyectos asociados. Uno es del Global Environment Facility (GEF), al que le canaliza fondos el Banco Mundial y tiene relación con la implementación del protocolo de Nagoya en México. El segundo es el Ecoparque que está ligado a El Colef. Se pretende abrir un jardín botánico regional en las instalaciones del Convid en El Mogor, y el Ecoparque es el único jardín botánico registrado para la zona metropolitana de Tijuana; en él se pueden reproducir plantas nativas con todos los certificados que demanda la Semarnat.

El tercer proyecto asociado se denomina “Confluencia de proyectos en la cuenca Guadalupe, Ensenada, Baja California”, cuya responsable es la Dra. Ileana Espejel, investigadora de la UABC. Este proyecto está contemplado realizarse en 2019 y 2020.

Respecto a su participación en el consorcio, el Dr. Guido Marinone, director del Cicese, reconoció estar complacido por ser parte de este. “Las instituciones que participamos trabajamos con una visión conjunta, global, pero cada centro aporta sus conocimientos desde distintas áreas de trabajo y conocimiento. Por ejemplo, en el desarrollo de tecnologías, impulso a procesos de producción, promoción de un mejor aprovechamiento del agua y formación de especialistas de alto nivel.

“Por parte del Cicese tenemos la oportunidad de apoyar sectores que tienen impacto en la industria; por ejemplo, especialistas en hidrología, en sanidad vegetal, cambio climático, además de la infraestructura con varios laboratorios que pueden determinar diferentes variables”.

Por su parte, el Dr. Alberto Hernández, presidente de El Colef (institución que lidera el Convid), dijo que la idea original que ligó a las instituciones participantes “era atender al sector productor de vino desde una mirada sobre el tema ambiental, ligar al sector productor en todas sus capacidades, a los ejidatarios, a los pequeños productores que a veces no son tan visibles, y a partir de esto brindar apoyo a todas sus necesidades. Es una mirada de perspectiva de mediano y largo plazo, porque son justamente los retos que va a enfrentar el sector productivo vinícola en ese escenario”.

En la presentación del consorcio participaron también el Dr. Guillermo Arámbula, recién nombrado director Regional noroeste del Conacyt, quien reiteró el apoyo institucional para contribuir con el desarrollo del proyecto, y el maestro Alejandro Callejas, oficial del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien posteriormente impartió el taller “Liderazgo para el desarrollo sustentable” a un grupo de jóvenes estudiantes de El Colegio de Bachilleres del Valle de Guadalupe y organizaciones de la sociedad civil, para afinar sus capacidades y experiencia orientadas a la actividad vinícola en esa región.

 

Estudiante del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) es reconocida en evento nacional por su investigación sobre los efectos de la educación en el ingreso y la pobreza de las mujeres en la frontera norte de México.

Diana Irais Cuamea Piña obtuvo el primer lugar en la modalidad Ponencia-Estudiante en el Coloquio Nacional de Investigación en las Ciencias Económicas y Administrativas (CAACSX) 2019 realizado los días 3 y 4 de abril en Hermosillo, Sonora.

La alumna del doctorado en desarrollo regional Diana Irais Cuamea Piña, quien realiza su tesis de investigación bajo la dirección del Dr. Mario Camberos Castro, encontró que la creciente participación de la mujer en el mercado laboral crea una “feminización de la fuerza de trabajo”, lo cual es una característica del nuevo siglo.

La investigación se enfoca solo en mujeres de los estados de la frontera norte de México, para lo cual utiliza una ecuación de Mincer (1974) ampliada del ingreso de la tasa de retorno de la educación, datos de corte transversal del año 2018 y el método econométrico de Mínimos Cuadrados Ordinarios (MCO).

Entre sus hallazgos más relevantes destaca el salario más alto que perciben las mujeres que laboran en el sector servicios que tienen un mayor grado de educación, junto a la evidencia de que, entre mayor es el número de hijos en una familia con jefatura femenina, aumenta la probabilidad de incremento de la pobreza en dichos hogares.

En este coloquio también participaron Mario Camberos Castro y Valeria Fernández Valencia, con la ponencia “Pobreza y rezago social municipal de Sonora: una evaluación de programas para combatirlos”; Christian René Millán León, quien expuso el tema “Crecimiento económico, desigualdad y pobreza en México y sus regiones en la primera década del siglo XXI”; Carlos Roberto López Zambrano, con la presentación “El Bitcoin y las criptomonedas ¿Impacto en la economía?”, y María Juliana Olivas Palma, quien compartió sus hallazgos sobre “El índice de pobreza hídrica para México: una comparación con países de la OCDE”. Todos ellos son estudiantes del doctorado en desarrollo regional del CIAD dirigidos por el Dr. Mario Camberos Castro.

En el CAACSX se difunden avances y resultados de proyectos de investigación desarrollados en distintas áreas del conocimiento, con el fin de impulsar el desarrollo regional a través de estrategias que resulten de proyectos académicos.

 

 

Abril, el mes del niño(a), se llenará de diversión, ya que las vacaciones de primavera cerrarán con broche de oro al celebrar la nueva edición de Sábados en la Ciencia “Actívate con ciencia”.

Será el próximo sábado 27 de abril de 10:00 a 12:00 horas cuando el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) abra sus puertas en Hermosillo, Sonora, para recibir a decenas de familias hermosillenses que quieran aprender cómo vivir más saludablemente.

Los invitados(as) aprenderán a leer las etiquetas nutrimentales y a calcular las porciones de los alimentos con base en las guías llamadas “El plato del buen comer” y la “Jarra del buen beber”.

Asimismo, las y los pequeños, acompañados de sus padres o tutores, realizarán sesiones de actividad aeróbica y anaeróbica, con el fin de aprender a tener una mejor condición física, reducir grasa corporal, mejorar fuerza y aumentar masa muscular.

Será una mañana de mucha actividad física, por lo que se recomienda vestir con ropa deportiva y traer consigo una toalla y agua para beber.

Los académicos del CIAD responsables de impartir este taller son María Isabel Grijalva Haro, Amparo Nieblas Almada y Luis Enrique González Siqueiros, quienes contarán con el apoyo de Donaldo Maytorena Salazar y Angélica Castellanos Espinosa, ambos estudiantes de la licenciatura en nutrición.

Para asistir solamente es necesario anotarse en el formulario electrónico que estará disponible en la página de Facebook “Sábados en la Ciencia Noroeste” a partir del lunes 15 de abril.

Sábados en la Ciencia es un programa de divulgación científica dirigido al público infantil que mensualmente realizan el CIAD, la Universidad de Sonora, “La Burbuja” Museo del Niño y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt).

Mobile Menu