Notas

Candelaria Ochoa Ávalos, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), visitó el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) en Hermosillo, Sonora, donde habló sobre las diferentes estrategias que la institución que encabeza planea emprender en el actual sexenio.

Ochoa Ávalos contextualizó que en México se padecen las manifestaciones de una cultura generalizada que violenta y discrimina a la mujer, por lo cual la educación se convierte en una herramienta indispensable para sensibilizar y concientizar a hombres y mujeres de todas las edades sobre esta problemática.

Agregó que es de trascendental importancia que la academia se vincule con la política, ya que el país necesita legisladores(as) con una mejor preparación profesional y, sobre todo, que elaboren leyes con perspectiva de género.

Manifestó que la violencia que sufren las mujeres es un tema que se basa en representaciones sociales de desigualdad, que se promueven en el núcleo familiar y en contextos sociales y que también son reproducidos institucionalmente, por lo cual su prevención es una responsabilidad que deben de compartir todos los organismos públicos federales, estatales y municipales.

En ese sentido, ejemplificó que se trabaja en un convenio con la Secretaría del Trabajo y Prevención Social para que, a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, se emprendan estrategias que reconstruyan el tejido social y se prevenga el acoso y hostigamiento laboral en las áreas de trabajo.

La Comisionada apuntó que a la Conavim se le han invertido mil millones de pesos en diez años, cifra que considera muy inferior a las necesidades reales que la institución requiere cubrir para garantizar que sus diferentes programas puedan ser ejecutados cabalmente.

Puntualizó que la transversalidad interinstitucional continúa siendo uno de los grandes retos que se deben superar, pues ni los resultados de los programas ni los recursos económicos que se les han otorgado han sido evaluados con rigor.

Al referirse a los distintos grupos feministas que existen en el país, dijo que la Conavim necesita aliados(as) que construyan junto con el gobierno todas las soluciones que el país necesita para enfrentar la violencia que sufren las mujeres.

Gilda Salazar Antúnez, investigadora del CIAD y anfitriona del conversatorio, agradeció la presencia de Ochoa Ávalos y señaló que es un gran avance la apertura de su titular por haber participado en este ejercicio de opinión. Finalmente, agradeció el apoyo del CIAD para construir este espacio de reflexión y debate sobre la violencia contra la mujer, un fenómeno que requiere la participación de la academia para hacerle frente.

Con el propósito de acercar la ciencia a la sociedad y contribuir al desarrollo regional, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofreció talleres gratuitos sobre cultivo de tilapia en Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

Durante el presente mes de diciembre, Crisantema Hernández González, investigadora del CIAD en Mazatlán, brindó el curso taller “Calidad de alimentos para tilapia” a productores(as) de dichas entidades del sur de México.

Los beneficiados de esta capacitación fueron más de 150 personas, quienes se dedican a la producción de tilapia, así como estudiantes e investigadores de universidades locales de estas regiones. También asistieron al taller autoridades estatales relacionadas con la vigilancia de esta actividad económica.

Los temas que se abordaron durante el curso fueron versaron sobre la importancia de los lípidos en la alimentación, los efectos de lípidos oxidados en la salud de la tilapia en cultivo y generalidades e implicaciones de aflatoxinas en alimentos para tilapia en cultivo.

El contenido del curso fue replicado en las localidades de Oaxaca de Juárez, Oaxaca; Acapulco, Guerrero, y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Hernández González comentó que entre los temas más recurrentes que los asistentes al curso plantearon como dudas o preocupaciones sobre su actividad, destacan las pruebas piloto para valorar alimentos alternativos con fines de autoconsumo y considerar el desarrollo de alimentos complementarios que aumenten sus ganancias al ser formulados con ingredientes locales.

Dicha capacitación se impartió gratuitamente es sus tres sedes y se realizó con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de la Alianza Estratégica Sustentable de la Región Pacífico Sur (Adesur), consorcio agroalimentario, así como de los comités de sanidad acuícola de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Esta iniciativa fue realizada en el marco de las actividades del proyecto Fordecyt “Estrategias multidisciplinarias para incrementar el valor agregado de las cadenas productivas del café, frijol, mango, agave mezcalero y productos acuícolas (tilapia) en la región Pacifico Sur a través de la ciencia, la tecnología y la innovación”.

 

Con el propósito de compartir con la sociedad y la academia sonorense la contribución de las y los investigadores que conforman el programa de Cátedras Conacyt, se realizó un simposio en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo en Hermosillo, Sonora.

La jornada se desarrolló durante dos días, en los que catedráticos Conacyt comisionados al CIAD, Universidad de Sonora, El Colegio de Sonora, Instituto Tecnológico de Sonora, Estación Regional del Noroeste del Instituto de Geología de la UNAM, Centro de Investigación y Desarrollo en Agrobiotecnología Alimentaria y Centro de Innovación y Desarrollo Agroalimentario de Michoacán, compartieron con el público parte de su quehacer científico.

Durante el encuentro se expusieron avances y resultados de investigación de una docena de catedráticos Conacyt en temas como mecanobiología, biofísica, metabolómica, fitoquímica de plantas mexicanas, agroecosistemas tradicionales de milpas, actinobacterias con potencial biotecnológico, nanomateriales fotoluminiscentes, grupos en condiciones de vulnerabilidad social en Sonora, subproductos de aguacate como fuente de compuestos con bioactividad y desarrollo de las tecnologías ómicas para la investigación en acuacultura, entre otros.

Asimismo, se contó con la participación de más de cuarenta trabajos presentados en la modalidad de cartel en donde estudiantes de posgrado dirigidos por los catedráticos o que colaboran de manera directa con ellos presentaron avances de sus investigaciones.

Diego Axel López Peláez, subdirector de Evaluación y Seguimiento, impartió una charla sobre la evaluación que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) tiene sobre este programa, así como de las perspectivas a corto y mediano plazo. Por su parte, Rosalba Ramírez, del Departamento de Investigaciones Educativas del Cinvestav, experta en políticas e instituciones de educación, ciencia y tecnología, brindó una conferencia sobre el papel de las y los jóvenes investigadores en el mercado global de la profesión científica.

Para hablar sobre el impacto del programa de cátedras Conacyt en las instituciones que reciben a estos jóvenes investigadores, se conformó un panel integrado por Miguel Ángel Martínez Téllez, titular de la Coordinación de Investigación del CIAD; Ramón Enrique Robles Zepeda, titular de la Dirección de Investigación y Posgrado de la Universidad de Sonora, y Rolando Enrique Díaz Caravantes, director general académico de El Colegio de Sonora.

Los panelistas coincidieron en que la presencia de los catedráticos en las instituciones es relevante no sólo en términos cuantitativos (producción científica de alto nivel, formación de recursos humanos, vinculación y divulgación de la ciencia), sino que su presencia ha representado maneras diferentes de impartición de cursos de posgrado, así como la posibilidad de incorporar nuevas líneas de generación y aplicación de conocimiento en las instituciones receptoras.

Lo anterior, sin dejar de resaltar que existen marcos normativos en las diferentes instituciones que deben modificarse para permitir un desarrollo armónico de los proyectos de los catedráticos, en beneficio tanto de las instituciones receptoras como del desarrollo los propios catedráticos, señalaron. Además, destacaron que es necesaria una mejor articulación de la dirección de cátedras Conacyt con los enlaces institucionales.

Ángel Huerta Ocampo, catedrático Conacyt asignado a la Coordinación de Ciencia de los Alimentos del CIAD, a nombre del comité organizador, integrado por los doctores Miguel Ángel Hernández Oñate, Leticia Xóchitl López Martínez, Jesús Abraham Domínguez Ávila y Rey David Vargas Sánchez, comentó que el Simposio cumplió con el objetivo de ser un foro para la comunicación directa y asertiva entre autoridades del Conacyt, enlaces institucionales y jóvenes investigadores, el cual permitió mostrar algunas de las contribuciones del trabajo de los catedráticos en las instituciones que los reciben.

Destacó el valor de la realización de este primer evento como un encuentro que favorece la cooperación y articulación entre los catedráticos de la región e hizo votos para que solo sea el primer evento en su tipo en Hermosillo y que en los próximos años se incorporen otras instituciones participantes.

Finalmente, extendió un agradecimiento a las coordinaciones de Programas Académicos, de Vinculación y de Investigación del CIAD, por las facilidades otorgadas para la realización del evento, cuyas memorias pueden descargarse en www.ciad.mx/simposiocatedras.

 

En el marco del Día Mundial de los Humedales 2020, el 7 de febrero del próximo año se realizará el Segundo Coloquio de Investigación Área Natural Protegida del Estero El Soldado.

Este evento se celebrará con el propósito de conocer los avances y resultados de las investigaciones sobre los recursos y fenómenos naturales del estero El Soldado y sus alrededores.

La Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes) es la institución responsable de la organización del Coloquio, el cual se llevará a cabo en el auditorio del Centro de Visitantes, ubicado en carretera Delfinario, Las Tinajas, kilómetro 1.8, en San Carlos, Nuevo Guaymas. 

Como parte del programa de actividades se realizarán presentaciones de ponencias, exposición de carteles científicos e impartición de conferencias de expertos(as) en temas de ciencias biológicas, además de que se desarrollarán mesas de discusiones científicas. Si requiere información sobre cómo participar, puede acceder al portal electrónico https://cedes.gob.mx/.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) forma parte de la organización del Coloquio, junto a instituciones de educación superior como el Instituto Tecnológico del Valle del Yaqui, el Instituto Tecnológico y el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste.

Jaqueline García Hernández, coordinadora del CIAD en Guaymas y representante de la institución en la organización de este evento, exhortó a la comunidad académica y al público en general a asistir, pues, dijo, es una oportunidad para conocer más sobre la ecología de este ecosistema costero de Sonora, en donde se realiza investigación biológica, ecológica y en temas relacionados con el cambio climático.

Investigadores(as) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) compartieron con las nuevas generaciones de alumnos(as) del Centro lo que ha significado en sus vidas profesionales el haber egresado de esta institución.

El panel estuvo conformado por los doctores(as) Elizabeth Carvajal Millán, Rogerio Rafael Sotelo Mundo, Jesús Fernando Ayala Zavala y Aarón Fernando González Córdova, todos actualmente investigadores(as) del CIAD; también participó Josafat Marina Ezquerra Brauer, profesora de la Universidad de Sonora.

Herlinda Soto Valdez, extitular de la Coordinación de Programas Académicos del CIAD, fungió como moderadora del encuentro. En el acto de apertura, indicó que este evento se realiza como una forma en la que la institución da seguimiento al desempeño de sus egresados.

En su intervención, Soto Valdez indicó que, de la maestría en ciencias que inició en 1983, a la fecha han egresado 1,119 personas. También aprovecho la oportunidad para agradecer a Mauro Valencia Juillerat y Carlos Peña Limón, exdirectores del CIAD, quienes fueron los impulsores de este posgrado.

Los panelistas compartieron con un auditorio abarrotado por estudiantes, profesores y público en general, anécdotas sobre sus vivencias como alumnos(as), subrayando que la voluntad por continuar preparándose académicamente fue el denominador común que los motivó a continuar hasta el doctorado.

Coincidieron en que en sus etapas como alumnos del CIAD, el acompañamiento de los profesores fue clave para concluir sus metas, así como la solidaridad de los alumnos(as) que se apoyaban mutuamente, y que ahora son compañeros de trabajo.

Los investigadores(as) del CIAD recomendaron a los estudiantes que se dieron cita al foro que para sus carreras será determinante buscar constantemente la vinculación con otros grupos de investigación, así como colaboraciones en otras áreas en las que puedan aplicar sus conocimientos y donde, sobre todo, puedan actualizar su bagaje científico.

 

Candelaria Ochoa Ávalos, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), visitará el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) para encabezar el conversatorio “La política pública en la prevención de la violencia feminicida” en Hermosillo, Sonora.

El próximo martes 10 de diciembre a las 10:30 horas se realizará este evento en el Salón de Usos Múltiples del CIAD, con motivo de los dieciséis días de acción conmemorativos al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El conversatorio tiene el propósito de promover la reflexión y sensibilización acerca de los diferentes tipos de violencia que sufren las mujeres en México, así como analizar los esquemas de justicia, prevención, atención, sanción y erradicación.

Gilda Salazar Antúnez, profesora de la Coordinación Regional del CIAD y organizadora del evento, comentó que tener a la titular de la Conavim en Sonora es una oportunidad para abonar al debate académico en torno al diseño de políticas públicas necesarias para prevenir los feminicidios, un fenómeno que amenaza la paz social del país.

Agregó que Ochoa Ávalos es académica de la Universidad de Guadalajara y pionera en América Latina en estudios de género, por lo que será muy interesante conocer cuáles son las estrategias que el gobierno federal tiene planteadas durante el presente sexenio para prevenir y erradicar la violencia hacia a la mujer.

La invitación es abierta al público en general. Puede recibir mayor información a través de las redes sociales del CIAD.

Como parte de las actividades de los dieciséis días de campaña del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y en el marco de su 37° Aniversario, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) realizó el foro “Mapas del feminicidio y políticas públicas”.

En el encuentro, académicas, activistas, representantes de instituciones y miembros de la sociedad civil participaron en un intercambio de conocimientos y propuestas para contribuir a visibilizar, atender y prevenir la problemática de los feminicidios en México desde el enfoque de las políticas públicas.

Gilda Salazar Antúnez, investigadora del CIAD y organizadora de este encuentro, comentó que el foro, realizado en memoria de todas las mujeres que han sido víctimas de feminicidios, fue un espacio para la reflexión sobre las condiciones de desigualdad y de violencia en que convive la sociedad.

El evento inició con la participación de Lucía Damián Bernal, geógrafa investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), especialista en temas de género y espacio, con la conferencia “Alerta ante la violencia: por un espacio libre de violencia para las mujeres”, en la que mostró un conjunto de mapas en los que se registraron con referencias geográficas las zonas del país en las que prevalecen los feminicidios.

En su charla destacó el valor de esta investigación para la creación de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la cual expone cómo las relaciones y conductas sociales en un territorio pueden modificarse por problemas públicos, políticos y jurídicos, ya que para las mujeres el miedo a la violencia se convierte en un obstáculo constante para su movilidad en la vida cotidiana, debido a que la inseguridad interrumpe su libre tránsito por las ciudades y limita su acceso a recursos básicos.

Por su parte, María Salguero, activista en derechos humanos, presentó el “Mapa de Feminicidios en México”, proyecto de su autoría que recopila información estadística con el fin de crear patrones sobre la ubicación, el contexto, perfil parcial de los agresores y motivaciones de los asesinatos a mujeres.

En su exposición comentó que en nuestro país el feminicidio es difícil de cuantificar por las distintas categorías que existen para clasificar un homicidio; sin embargo, en Sonora se ha detectado que la mayor prevalencia de víctimas se encuentra en el rango de 18 a 25 años y que las principales motivaciones para este crimen son la violencia comunitaria, la violencia familiar y el crimen organizado.

Más adelante, se desarrolló la mesa de debate “Los mapas de feminicidios: el impacto de los mecanismos de prevención y erradicación de la violencia”, en la que se intercambiaron puntos de vista sobre el papel de la academia para responder si es posible hablar de la prevención de el feminicidio sin antes atender la violencia estructural generalizada.

En la mesa se reunieron, además de María Salguero, Amelia Iruretagoyena Quiroz, profesora de la Universidad de Sonora e integrante del grupo de trabajo para la solicitud de Alerta de Violencia de Género (AVG) para Sonora (2019); Gilda Salazar Antúnez, consejera consultiva del Instituto Nacional de las Mujeres e investigadora integrante del grupo de trabajo para la atención a la solicitud de la AVG (2015-2017); Patricia Alonso Ramírez, activista por los derechos humanos y representante de la organización civil Federación Cobanaras, así como la académica Adriana Ortiz Ortega, profesora del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset y coordinadora del secretariado técnico para el seguimiento de las peticiones de AVG en Sonora.

En su participación, Gilda Salazar explicó que la violencia estructural se puede entender como la que es ejercida por un orden o estructura social y que afecta la vida personal e impide la satisfacción de necesidades básicas para una vida con dignidad. Puntualizó, además, que es necesario que las investigaciones realizadas por la academia vayan más allá de la estadística y sean vinculantes con las instituciones y con los grupos de activismo.

Amelia Iruretagoyena Quiroz habló sobre las dificultades del mecanismo para solicitar el establecimiento de AVG en Sonora, debido a que implica trasladar el trabajo académico de investigación a un contexto práctico, por lo que sus propuestas son basadas en las categorías de derechos humanos para señalar cuáles son los cumplimientos que el Estado debe asegurar.

María Salguero comentó que el proyecto de los mapas del feminicidio contribuye a construir y entender el contexto de las agresiones para hacer visible que la mayoría de las víctimas son mujeres que viven en una situación de desigualdad, con lo que puede entenderse una incidencia de violencia sistemática que requiere el establecimiento de medidas de protección para su prevención.

Patricia Alonso Ramírez expresó que, como grupo activista, aún esperan la declaratoria de la alerta de género en Sonora, ya que esto permitiría la implementación de acciones que contribuyan a enfrentar las agresiones en contra de las mujeres. Añadió que, para favorecer la atención de esta problemática, el activismo y la academia deben tener la facultad de retroalimentarse para movilizarse de manera coordinada.

Por su parte, Blanca Luz Saldaña López, Coordinadora del Instituto Sonorense de la Mujer, dirigió unas palabras al auditorio, en las que convocó a la ciudadanía a tener presente la perspectiva de género y a tomar conciencia para reconocer qué acciones se pueden adoptar de manera individual para contribuir a la erradicación de la violencia contra la mujer y así abatir un problema que afecta a la sociedad a nivel mundial.

En el foro también estuvo presente Claudia Indira Contreras Córdova, Fiscal de Justicia del Estado de Sonora, quien comentó que actualmente se trabaja en la implementación de nuevas metodologías para que los procesos de procuración de justicia sean más eficientes, y que además se tiene el objetivo de brindar mayor atención a los casos de violencia familiar como medida de prevención para el feminicidio. 

Académicos(as) de la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) encabezarán la presidencia de la Asociación Nacional para la Inocuidad y Calidad Alimentaria (Anica) para el periodo 2020-2021.

Cristóbal Chaidez Quiroz fungirá como presidente, Nohelia Castro del Campo será vicepresidenta, Osvaldo López Cuevas despachará como secretario y Célida Martínez Rodríguez tendrá la responsabilidad de la tesorería de la Anica.

Los nombramientos se realizaron en el marco del Foro Estatal sobre Inocuidad y Calidad Alimentaria, que se celebró el pasado 5 de diciembre en la Casa de la Cultura del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa.

El evento fue presidido por Sergio Mario Arredondo Salas, director general del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa.

Durante el evento estuvieron presentes José Luis López Valle, director general del Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (Codesin); Francisco Álvarez Aguilar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), capítulo Culiacán, y Jorge Montiel Montoya, expresidente de la Anica e investigador del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional, unidad Guasave.

Durante la toma de protesta como presidente, y en representación de la nueva mesa directiva de la Anica, Chaidez Quiroz agradeció la confianza depositada en ellos y señaló que Anica será un espacio de vinculación entre los sectores académico, gubernamental y empresarial para generar un beneficio a la sociedad en general.

Asimismo, explicó que parte de la labor de los investigadores del CIAD en esta nueva encomienda, se enfocará en la divulgación de los temas relacionados con la inocuidad y calidad alimentaria basada en un sustento científico.

La Anica es una asociación civil sin fines de lucro, conformada por un grupo transdiciplinario de personas (investigadores, industriales, académicos y estudiantes) que realizan actividades relacionadas directa e indirectamente con la calidad e inocuidad de los alimentos y de la nutrición, con la finalidad de llevar a cabo acciones en la sociedad mexicana que contribuyan a fortalecer la seguridad alimentaria y, en consecuencia, la calidad de vida de los individuos que la conforman.

En el marco de la Feria Internacional del Libro, que se celebra anualmente en Guadalajara, Jalisco, y se considera el evento literario más importante en Latinoamérica, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) presentó la más reciente de sus publicaciones científicas.

El contenido del libro Aprovechamiento de subproductos de la industria alimentaria para la obtención de compuestos bioactivos, que es coautoría de Gustavo González Aguilar, Jorge Milán Carrillo, Belinda Vallejo Córdoba, Aarón González Córdova y Adrián Hernández Mendoza, fue expuesto a través de dos eventos públicos.

Hernández Mendoza, en representación del grupo de editores, fue quien ofreció la conferencia “Alimentos funcionales: algo más que una simple moda” el martes 2 de diciembre en el estand del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dentro del espacio “La FIL también es ciencia”.

En este encuentro, el profesor de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal del CIAD, habló sobre el diseño y desarrollo de alimentos funcionales y nutracéuticos, sobre los principales tipos de consumidores y las tendencias de consumo más recientes, así como de los retos a corto y largo plazo que enfrentan estos alimentos.

Posteriormente, el jueves 5 de diciembre, Hernández Mendoza presentó el libro en el espacio de la Red Altexto, una red de trabajo formada por los representantes de las instituciones de educación superior afiliadas a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior en México (Anuies).

Durante su participación, el investigador del CIAD habló sobre la importancia del aprovechamiento integral de los subproductos de la industria alimentaria y la aplicación de tecnologías emergentes para la obtención de compuestos bioactivos, lo cual representa una gran oportunidad para abrir nuevas líneas de investigación y para el desarrollo de nuevos productos con un valor agregado.

El libro es producto del trabajo de investigadores e investigadoras de la Red de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en Alimentos Funcionales y Nutracéutocos (AlFaNutra) y aborda la importancia de la sostenibilidad de los sistemas alimentarios y plantea cómo, en un marco basado en los principios de la bioeconomía circular, se deben de aprovechar integralmente los subproductos derivados del procesamiento de alimentos y de los desperdicios agroindustriales, añadiendo valor a partir de la obtención de compuestos bioactivos.

La obra está disponible en la librería del CIAD. Para adquirirlo, puede escribir al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o comunicarse al teléfono (662) 289 2400, ext. 139.

La más reciente edición de Sábados en la Ciencia se realizó en el marco del 45° Aniversario de la Estación Regional del Noroeste (ERNO) del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde los niños(as) aprendieron sobre fósiles, dinosaurios, volcanes y mucho más.

Las familias que asistieron hicieron un recorrido por laboratorios, talleres y exposiciones de la ERNO y de la Asociación de Espeleología, así como de diferentes clubes científicos de la Universidad de Sonora (Unison), quienes presentaron colecciones de minerales y módulos informativos sobre aves, mamíferos, plantas, reptiles, insectos y arácnidos.

Utilizando una lupa digital portátil de gran aumento y distintos especímenes de microfósiles, como dientes de tiburón de más de trecientos cincuenta millones de años de antigüedad, así como restos de algas y pequeños gasterópodos, se les explicó a los pequeños conceptos sobre paleontología.

Las y los infantes tuvieron la oportunidad elaborar manualidades con arcilla y dinosaurios de plástico, con el fin de aprender el proceso de formación de las huellas fósiles.

Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), agradeció a las familias hermosillenses y a las instituciones organizadoras que han sumado esfuerzos para que Sábados en la Ciencia tenga más de cinco años fomentando el interés en la ciencia en la niñez sonorense. Particularmente agradeció el interés mostrado por la UNAM a través de la ERNO para sumarse a las actividades de divulgación científica para niño y niñas a través de su programa de puertas abiertas.

Sábados en la Ciencia es un programa de divulgación científica dirigido al público infantil que mensualmente realizan el CIAD, la Unison, “La Burbuja” Museo del Niño y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt).

Este programa se enmarca en las acciones de divulgación científica y tecnológica y de apropiación social del conocimiento promovidas y apoyadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Mobile Menu