Notas

 

 

En nuestro país la prevalencia de discapacidad funcional en el adulto mayor es alrededor del 23 % y se asocia, principalmente, con la pérdida de masa muscular. Esta condición es potencialmente reversible, de acuerdo al doctor Heliodoro Alemán Mateo, investigador titular y profesor del programa de posgrado del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

De acuerdo al académico, lo anterior es posible si se suministran a las personas de la tercera edad cantidades de proteínas superiores a las recomendadas por los organismos internacionales e instituciones nacionales.

 

Por condición natural, el adulto mayor pierde en promedio entre 200 a 300 gramos de masa muscular anualmente. Sin embargo, en el paciente con diabetes que no lleva un control adecuado de su glucosa en sangre la pérdida puede ser mayor, afectando su funcionalidad y calidad de vida.

 

Por otra parte, desde hace décadas los especialistas en nutrición basados en las recomendaciones de organismos internacionales han sugerido que un adulto mayor debe comer por día 0.8 gramos de proteínas por kilo de peso corporal.

 

No obstante, conforme a resultados de estudios de cohorte por investigadores de Estados Unidos y Australia, así como los resultados de un estudio de investigación realizado por un grupo de trabajo del CIAD, el consumo debe llegar a 1.2 gramos por kilo de peso de la persona de la tercera edad, pues de esta manera se evita la pérdida de masa muscular y mejora la funcionalidad.

 

“Un adulto mayor requiere proteína, sobre todo de origen animal (carne de res, pollo o pescado) y los derivados (huevo, leche, queso, requesón y otros). Entonces, si se toma como promedio de peso en una persona de la tercera edad de 70 kilogramos y una ingestión de 1.2 gramos, estaremos hablando que el consumo diario debe ser entre 80 a 90 gramos de proteínas”, detalló Alemán Mateo.

 

Ejemplificó que un huevo entero contiene siete gramos de proteína, misma cantidad que hay en dos claras. Asimismo, con una porción de 150 gramos de pechuga de pollo, carne, pescado, en la comida se garantizan aproximadamente de 25 a 35 gramos.

 

“La industria alimentaria ofrece lácteos de grandes beneficios por ser bajos en grasa y deslactosados, pero además contienen casi el doble de proteína que otros productos. Existen productos comerciales que brindan hasta 13.5 gramos de proteínas por vaso de 240 mililitros, de manera que una porción en el desayuno y otra en la cena puede complementar muy bien la cantidad requerida diariamente”.

 

El investigador del CIAD advirtió que el adulto mayor con diabetes también puede seguir sin problema los señalamientos indicados anteriormente, a menos de que haya indicios de daño renal; en este caso el médico con conocimientos en nutrición geriátrica deberá ser quien prescriba las cantidades de proteína diaria.

 

Colaboración de Raúl Serrano, reportero de la revista Investigación y Desarrollo.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) fue sede del encuentro de Consejos Técnicos del programa EnCausa, una iniciativa del Ayuntamiento de Hermosillo, que integra los diferentes programas de desarrollo social: atención a la salud, educación, desarrollo económico y combate a la pobreza, entre otros, que existen a nivel municipal, estatal y federal.

 

Como anfitrión del evento, Pablo Wong González, Director General del CIAD, manifestó que EnCausa es un proyecto que el CIAD ha abrazado desde su inicio, pues aborda desde una perspectiva compleja, multifactorial y multidisciplinaria problemáticas que aquejan a la población hermosillense más vulnerable.

 

Asimismo, reconoció la labor del gobierno municipal y de todos las instituciones públicas y privadas involucradas, principalmente de los académicos del CIAD que comparten su experiencia profesional en beneficio de las familias participantes.

 

Por su parte, Carlos Rodríguez Freaner, Director de Desarrollo Social Municipal, subrayó que EnCausa busca crear oportunidades a las familias para que obtengan una vida con mayor bienestar.

 

Los representantes de los ocho consejos técnicos que integran EnCausa expusieron ante Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, alcalde de Hermosillo, sus experiencias y avances registrados en dos generaciones que, actualmente, suman más de quinientas familias que han mejorado su calidad de vida a través de este proyecto.

 

En cada una de las intervenciones, los expositores expresaron su beneplácito por los logros del proyecto y presentaron los retos en Educación, Desarrollo Humano, Salud, Vivienda, Alimentación, Ingresos, Evaluación y Seguimiento.

 

Para cerrar la jornada, el Presidente Municipal externó su interés por que este programa trascienda el trienio y sea fortalecido a través de la vía legislativa, para que se dé continuidad al esfuerzo de todas las instituciones, académicos, empresarios y asociaciones que se han identificado con la propuesta.

 

En la edición de noviembre de Sábados en la Ciencia la niñez hermosillense podrá disfrutar de una divertida charla en la que conocerán las curiosidades que tiene el mundo “De los átomos a los microbios”, en un viaje por el universo que llegará hasta el interior de nuestro organismo.

 

El evento contará con la participación del programa Pauta, una asociación civil que promueve actividades educativas extraescolares para fomentar la vocación científica en los jóvenes de nuestro país y que se ha implementado en los estados de Morelos, Ciudad de México, Michoacán y Chiapas.

 

La charla interactiva será impartida por el especialista en física nuclear y molecular Dr. Alejandro Frank, quien es creador y director de Pauta y del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente es miembro del Colegio Nacional y ha sido reconocido con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en 2004.

 

La cita es el 25 de noviembre de 10:00 a 12:00 horas. En los próximos días se confirmará la sede del taller a través de la página de Facebook “Sábados en la Ciencia Noroeste”.

 

En esta ocasión, el Comité Organizador, encabezado por la Dra. Mayra de la Torre, investigadora del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), celebrará el tercer aniversario de Sábados en la Ciencia, por lo que la invitación se extiende a unirse a este festejo en el que habrá sorpresas para los asistentes.

 

Para participar en este evento, los interesados solamente necesitan reservar su lugar en el registro electrónico disponible en el siguiente enlace bit.ly/2zwoRCM. Con el propósito de tener mayor seguridad en el evento, los niños y niñas deben asistir acompañados de un adulto.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) celebró la Semana Nacional de Ciencia y Tecnología 2017 (SNCyT) con diferentes actividades que se realizaron del 6 al 10 de noviembre en Hermosillo, Sonora.

 

Como es tradición anual para el CIAD, en un acercamiento con la comunidad hermosillense, personal de investigación del CIAD impartió diferentes talleres y charlas para alumnos de educación primaria y media superior.

 

La Semana inició el lunes 6 con la participación del Centro en el Tianguis de la Ciencia, realizado en el Instituto Tecnológico de Hermosillo, donde la química bióloga Rosa Idalia Armenta Corral impartió una charla sobre encapsulado.

 

Al día siguiente, estudiantes de la escuela primaria Independencia escucharon atentos la plática “El ABC de las frutas” en el Laboratorio de Tecnologías Emergentes del CIAD. Simultáneamente, niños y niñas que reciben educación en casa, asistieron a la práctica “Elaboración de pastas” en el Laboratorio de Cereales.

 

El miércoles 8 comenzó con la conferencia “Consecuencias de la contaminación del agua e ideas para remediarla”, dictada por la Dra. Gabriela Ramos Clamont Monfort, de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos, ante alumnos del primer semestre del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Sonora (CECYTES), unidad San Pedro.

 

Esa misma mañana, jóvenes de la preparatoria Unilíder tuvieron la oportunidad de elaborar embutidos en el Laboratorio de la Planta Piloto de Carnes de la Coordinación de Alimentos de Origen Animal.

 

De igual forma, estudiantes del Colegio de Bachilleres del Estado de Sonora, Puerta Norte, también visitaron el CIAD para una práctica de elaboración de mermelada en el Laboratorio de Ingeniería de Alimentos, que fue ofrecido por el personal que coordina la investigadora Luz del Carmen Montoya Bermúdez.

 

La jornada concluyó el viernes 10 con la conferencia "Los alimentos y el cambio climático", que impartió Margarita Peralta Quiñones ante un grupo de jóvenes del CECYTES, San Pedro.

 

La SNCyT es una iniciativa promovida por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a la que cada año se suma el CIAD, con el fin de despertar el interés de niños y adultos en la ciencia y la tecnología, por medio de exposiciones, talleres y conferencias.

 

 

La Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) celebrará el próximo 10 de noviembre la ceremonia conmemorativa del 23° Aniversario de su fundación.

 

En un evento que será presidido por Pablo Wong González, Director General del CIAD, y María Dolores Muy Rangel, titular del CIAD Culiacán, la institución celebrará un año más de ser “el brazo científico-tecnológico del desarrollo industrial de alimentos de Sinaloa”, como versa su lema.

 

En el marco de la jornada de actividades se realizará la graduación de estudiantes de la maestría y el doctorado en ciencias que se ofrecen en la institución, especializados en tecnología de productos agrícolas de zonas tropicales y subtropicales, específicamente en horticultura, ciencia y tecnología de los alimentos, inocuidad alimentaria y biorrecursos.

 

La jornada será también la oportunidad de inaugurar formalmente el área de la Planta Piloto para la Extracción de Aceite, infraestructura que forma parte del proyecto Clúster Bioturbusina, en el que se generará biomasa a partir de plantas de la especie Jatropha.

 

Asimismo, se hará el corte de listón del laboratorio de Biología Molecular y Genómica Funcional (BIMOGEN), el cual se enfoca en estudios Moleculares de Organismos de Importancia Agroalimentaria para México.

 

Las actividades iniciarán a partir de las 12:00 horas en el auditorio “Jorge Siller Cepeda”, que se encuentra ubicado dentro de las instalaciones del CIAD, ubicado en Carretera a Eldorado, km 5.5, Col. Campo El Diez.

 

La bienal del Simposio de Espectrometría de Masas, encuentro que reúne a expertos y expertas en ciencias ómicas de nivel internacional, y que tiene como propósito integrar a la comunidad científica usuaria de la espectrometría de masas en México, se realizará del 6 al 9 de noviembre.

 

Con sede en el en el Hotel Presidente Intercontinental de Guadalajara, Jalisco, en la séptima edición de este evento participarán ponentes nacionales y extranjeros con amplia experiencia en diversas áreas de investigación como la proteómica, metabolómica, foodómica y glicómica.

 

El Simposio es el resultado del esfuerzo de la Sociedad Mexicana de Proteómica, A.C. (SMP), de la cual es miembro José Ángel Huerta Ocampo, investigador del Programa Cátedras Conacyt, adscrito al Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), quien, además, forma parte del comité científico y organizador de este evento.

 

La reunión permitirá promover el intercambio, la cooperación y la colaboración entre grupos de instituciones nacionales e internacionales, ya que en ella se contempla la impartición de conferencias magistrales, presentación de trabajos libres y un curso presimposio teórico-práctico sobre herramientas de libre acceso para el análisis de datos de proteómica y metabolómica, que se llevarán a cabo los días 5 y 6 de noviembre.

 

El curso tratará sobre el uso de dos herramientas computacionales para el análisis de datos de espectrometría de masas en proteómica (MaxQuant) y metabolómica (XCMS).

 

La primera parte del curso se centrará en el análisis computacional de datos proteómicos generados por espectrometría de masas de alta resolución. Esta tecnología de gran alcance se aplica cada vez más a la investigación en las ciencias biológicas, como el software MaxQuant, el cual es de fácil uso y acceso.

 

Dicho programa está disponible públicamente y permite a usuarios de la espectrometría de masas realizar sofisticados análisis de datos cuantitativos (técnicas de etiquetado como SILAC, Di-metil, TMT e iTRAQ, así como la cuantificación libre de etiquetas). Además, permite procesar datos obtenidos en equipos de diferentes vendedores (Thermo Fisher Scientific, Bruker Daltonics, AB Sciex y Agilent Technologies).

 

La segunda parte del curso de enfocará en el software XCMS (xcmsonline.scripps.edu), que es un sistema informático basado en la nube y diseñado para procesar y visualizar datos metabolómicos basados en espectrometría de masas, el cual permite a los usuarios realizar comparaciones de dos grupos, meta-análisis y comparaciones multigrupo, con herramientas estadísticas integrales, así como de visualización interactiva de los datos.

 

Ciencia con aplicaciones en la vida cotidiana

La espectrometría de masas permite, además de identificar y cuantificar, obtener información estructural de péptidos, proteínas, carbohidratos, ácidos nucleicos, lípidos, drogas, medicamentos y contaminantes, de tal manera que sus aplicaciones en la vida cotidiana permiten, entre muchas otras, detectar la adulteración y presencia de toxinas, medicamentos y compuestos alergénicos en alimentos.

 

Lo anterior facilita el aseguramiento de calidad en productos farmacéuticos, así como la búsqueda de biomarcadores y el diagnóstico de enfermedades, entre un sinfín de aplicaciones prácticas. Es, además, una poderosa herramienta de investigación en química, ciencias ambientales, ciencias de la vida y biomedicina.

 

De acuerdo a Huerta Ocampo, en el contexto internacional, la investigación que de esta disciplina se desarrolla en México es cada vez de mejor calidad; sin embargo, son relativamente pocos los grupos de trabajo dedicados únicamente a este campo, no obstante que el número de usuarios de la espectrometría de masas sigue en aumento, por lo que se requiere la formación de profesionales con sólida experiencia teórica y práctica en algunas de sus múltiples aplicaciones.

 

Por tal razón, el investigador señaló que esfuerzos como la creación de la SMP, que tiene ya más de una década de existencia, así como la realización frecuente de eventos como el que se llevara a cabo en los próximos días pretenden contribuir al desarrollo de este campo en nuestro país.

 

Si desea asistir al Simposio o requiere información sobre las unidades de proteómica que brindan servicios analíticos en el país o información sobre otros eventos relacionados con la proteómica y la espectrometría de masas puede ingresar al sitio electrónico www.smp.org.mx.

 

 

 

 

Una estudiante del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo fue distinguida por su participación en el 2° Congreso Internacional sobre Inocuidad y Calidad Alimentaria, por su investigación sobre cultivos de tomate y chile en el Valle de Culiacán, Sinaloa.

 

Ana María López López es una joven de 26 años originaria de Guasave, Sinaloa, quien, tras licenciarse como química farmacéutica bióloga por la Universidad Autónoma de Sinaloa, actualmente estudia el Doctorado en Ciencias en el área de fitopatología de la Coordinación Regional Culiacán del CIAD.

 

Como parte de sus estudios de posgrado, Ana María trata de identificar de todas las formas posibles al fitopatógeno Phytophthora, que causa marchitez en los cultivos de tomate y chile en el Valle de Culiacán, y analiza el daño potencial que podría causar a dichos productos.

 

Asimismo, evalúa el alcance de un agroquímico comúnmente utilizado por los agricultores (Metalaxyl), con el propósito de cerciorarse si realmente tiene la capacidad de controlar al fitopatógeno.

 

Debido a que los principales cultivos hortícolas en México son tomate y chile, esta investigación aportará información novedosa sobre una de las especies que actualmente causan problemas en el campo de Culiacán y respecto a si las medidas de control que actualmente usan los productores de esta zona agrícola son útiles o no.

 

Investigación de contribución nacional

 

Al explicar los resultados de su análisis en el 2° Congreso Internacional sobre Inocuidad y Calidad Alimentaria, los cuales forman parte de su investigación como maestra en ciencias en el CIAD, y con los que ahora continua su preparación como doctora, fue que Ana obtuvo el primer lugar en la presentación de trabajos libres, que le fue otorgado por la Asociación Nacional para la Inocuidad y Calidad Alimentaria en México.

 

“Ha sido un gran honor para mí y para todo el equipo de trabajo que participamos en este proyecto: los investigadores Raymundo García Estrada, Josefina León Félix, Armando Carrillo Fasio y Raúl Allende Molar”, comentó la joven, quien mostró su agradecimiento con los evaluadores del Congreso por valorar la importancia e impacto de estos estudios.

 

Una opción para el futuro

 

Ana recomendó a las personas interesadas en estudiar un posgrado en ciencias, considerar al CIAD como su mejor opción, pues el doctorado en ciencias ya es de competencia internacional y ofrece la posibilidad de profesionalizarse con dominio pleno en diferentes áreas de especialidades.

 

“En el CIAD una persona puede desarrollar la capacidad de innovar, crear, transmitir y alcanzar la frontera del conocimiento y sus aplicaciones. Un estudiante puede realizar investigaciones originales que podrán solucionar problemas de relevancia nacional e internacional”, concluyó la joven.

 

 

A lo largo de los dos últimos siglos, diversos autores e investigadores se han preguntado cómo se ha construido la identidad de los hombres en México (y en otras partes del planeta), a fin de comprender el porqué de su comportamiento y manera de observar y vivir el mundo. Las respuestas a sus interrogantes sobre esa “hombría” encontrada en muchos pasajes de la vida cotidiana mexicana –como los actos de violencia, el consumo de alcohol, la construcción de las relaciones de pareja–, de diferentes maneras y en distintos sectores –como los indígenas, los “de la plebe”, los mestizos, los afeminados, los delincuentes, entre otros grupos–, han sido objeto de estudio y de reflexión de la literatura, las ciencias sociales, la filosofía, el arte y las ciencias de la salud, entre muchas otras disciplinas.

 

¿Cuándo comenzó el interés por diseccionar las construcciones simbólicas generadoras de la identidad masculina? Es la pregunta que puede derivarse del más reciente trabajo académico del antropólogo Guillermo Núñez Noriega, quien se dio a la tarea, durante dos años, de revisar toda la producción académica sobre el tema publicado en libros y revistas académicas arbitradas. Sin embargo, en esta revisión se plantean otras dudas, como ¿qué son los estudios de género de los hombres y las masculinidades?, ¿cuál es su utilidad y cómo han evolucionado?

 

Partiendo del interés por conocer las características y el volumen de la producción de los estudios de género de los hombres y las mujeres en México, y poniendo énfasis en los primeros, el autor de Sexo entre varones describe cómo a partir de la necesidad de definir “lo mexicano” se comenzaron a describir diferentes aspectos conductuales que se consideraban “propios de los mexicanos”, en aras de hallar una identidad y de definir una cultura, la mexicana.

 

Producto de este viaje epistemológico y ontológico, en el sentido de intentar hallar la razón y esencia del surgimiento de lo que el propio investigador ha considerado un subcampo de los estudios de género, surge Abriendo brecha: los estudios de género de los hombres y las masculinidades en México (1990-2014), un texto que conjunta las reflexiones del titular de la línea de investigación de género, diversidad sexual y etnicidad del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), sobre la posibilidad de la existencia de un área de estudio que se ha solidificado al paso de los años y comienza a ser una realidad en diferentes entidades académicas, al grado de consolidar al país como un referente en el tema, junto con Brasil.

 

Vasta producción

Para abrir el debate, Núñez Noriega argumenta que el artículo de Teresita de Barbieri “Sobre géneros, prácticas y valores: notas acerca de posibles erosiones del machismo en México”, publicado en 1990, inaugura la manera en que se elaboran actualmente este tipo de ejercicios académicos, pero no significa que antes no hubiera reflexiones académicas cuyo objeto de análisis fueran los hombres, sino, por el contrario, hay una tradición de la reflexión para explicar los diferentes tipos de varones que habitaban y habitan en nuestro país a fin de entender la construcción de la nación, aunque alejados de la teoría de género pero con el interés de comprender aspectos sociales tan arraigados como el machismo.

 

Hay temas que requieren de un análisis desde esta perspectiva de género, como la violencia. Partiendo de esa premisa, Guillermo Núñez Noriega sugiere el estudio
del crimen organizado y la narcocultura, cuyo eje ideológico central son los valores de hipervirilidad.

 

Desde el comienzo de la última década del siglo XX y hasta 2014, encontró que se han elaborado 557 productos académicos sobre el tema en México. De éstos, la mayoría se centra en el erotismo, la sexualidad, la diversidad sexual y el VIH/sida; también aparecen los análisis sobre identidad, subjetividad y machismo, y la paternidad, pareja o familia. En contraparte, el cuerpo, el deporte y el juego, así como el trabajo, el empleo, el desempleo y la clase son temas con escasas investigaciones.

 

La plataforma donde más se han difundido es el artículo académico (243), seguido de los capítulos de libro (219), los libros (66) y las tesis (49). La mayoría de ellos fue elaborada por un hombre (267), 167 son de autoría de una mujer y 65 tienen autoría mixta.

 

Nuevas realidades, nuevos estudios

Entrevistado durante las jornadas de debate del IX Congreso Nacional de la Asociación Mexicana de Estudios de Género de los Hombres, celebradas en la Universidad Autónoma de Querétaro del 27 al 29 de septiembre, el doctor en antropología cultural comentó que los estudios sobre masculinidades aún tienen muchas brechas por abrir, como el incorporar a otras disciplinas sociales la comunicación o el análisis de producción cultural.

 

Además, dijo, es necesario incluir otros temas que requieren de un análisis desde esta perspectiva de género, como la violencia, en el sentido de su legitimación como parte fundamental de la construcción como hombres. Partiendo de esa premisa, el investigador sugiere el estudio del crimen organizado y la narcocultura, cuyo eje ideológico central son los valores de hipervirilidad, los cuales son sumamente atractivos para el reclutamiento de nuevos miembros de los grupos organizados, pues garantizan vivir una masculinidad exaltada que cautiva. Al respecto, el autor de ¿Qué es la diversidad sexual? Reflexiones desde la academia y el movimiento ciudadano, refirió que las investigaciones han arrojado que los hombres con experiencias en estos grupos describen la experiencia como una alucinación, pues deseaban ser como los personajes de los corridos, tener mujeres, armas, dinero y subsistir con actitud de macho.

 

Fenómenos recientes como el sismo del pasado 19 de septiembre también requieren de un análisis similar en el sentido de preguntarnos cómo estas catástrofes naturales interpelan a los varones, de qué manera incentivan la masculinidad, por ejemplo, en la asignación de tareas como vigilar, cuidar y hacerse responsable de la familia o del grupo con el que cohabita, viéndolo como aspectos positivos. Sin embargo, el también sociólogo consideró que el reto es observar cómo esto se va a traducir más allá de la ayuda, de la solidaridad, de quitar escombro y sacar gente, tomando en cuenta que ese mandato de la masculinidad puede tener continuidades positivas, pero también negativas, como exigencias, posiciones de autoridad y reivindicaciones de algunos valores asociados al machismo y la hegemonía.

 

De igual manera, advirtió, la situación es un momento de crisis que permite la reflexión sobre “quién soy y quién he venido siendo”, para, de esta manera, diseccionar qué valor le da cada hombre a la vida, a la paz, a los afectos y a la vida emocional. A manera de ejemplo, recordó que algunas de las imágenes que circularon en diferentes espacios de comunicación mostraban jóvenes punk o banda, tradicionalmente estereotipados como violentos, consolando ancianas, haciendo tortas y ayudando a otras personas.

 

Esas imágenes “nos revelan una cara más humana de los hombres que a lo mejor tienen que ver con estos momentos de crisis y, por tanto, abren una posibilidad de transformación de su manera de ser hombre”, aseveró.

 

Simplemente masculinidades

En torno al surgimiento de términos como nuevas masculinidades o masculinidades alternativas, Núñez indicó que en la actualidad se vive una trasformación de significados, de identidades, de prácticas y de formas de relación entre hombre y mujeres. “En ese proceso, muchos hombres se han transformado a lo largo de varias generaciones en cuanto a lo que significa ser hombre, paternidad, relación de pareja, reproducción, sexualidad, entre otros aspectos”. Por esa razón, consideró que el cambio no comenzó hace poco sino desde hace tiempo, impulsado por procesos de modernización y la creciente participación de las mujeres en la vida económica, política y pública.

 

Esto ha derivado, aseguró, en una reflexión sobre esas transformaciones, pero también sobre las exigencias de los grupos de mujeres, y de algunos sectores de hombres, para transformar una diversidad de prácticas. Algo, insistió, “que no se reflexionaba porque se asumía como natural”, y de ahí deriva la novedad.

 

Artículo de Leonardo Bastida Aguilar, colaborador de Letra Ese, suplemento del periódico La Jornada.

Fuente: bit.ly/2hBG0mn.

 

El Centro de Investigación y Desarrollo (CIAD) recibió la visita de la académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Silvia Inés Molina y Vedia del Castillo, experta en comunicación política y migración, quien ofreció una serie de charlas los días jueves 26 y viernes 27 de octubre.

 

La jornada, organizada por la Coordinación en Desarrollo Regional y la Coordinación de Programas Académicos del CIAD, contó con la asistencia de académicos y estudiantes del Centro, así como de instituciones educativas locales, e inició con el seminario “La metodología transdisciplinaria”.

 

Esta primera sesión consistió en una contextualización sobre las distinciones entre la disciplina, interdisciplina y la transdisciplina, por medio de una descripción de sus modalidades y procedimientos de investigación como métodos de aproximación a una realidad, y tuvo el objetivo de mostrar los rasgos distintivos de la investigación transdisciplinaria, así como su aplicación al estudio de ciertos fenómenos y sus posibles consecuencias.

 

Las actividades culminaron con la conferencia “La resistencia al cambio desde una perspectiva transdisciplinaria”, en la que se planteó la necesidad de reconocer la coexistencia de distintos paradigmas para impulsar la generación de conocimiento científico que contemple distintas perspectivas y permita abordar el funcionamiento de los cambios desde un modelo integral.

 

La Dra. Molina y Vedia del Castillo es licenciada en sociología por la Universidad del Salvador (Argentina), maestría en comunicación y doctora en sociología por la UNAM. Es miembro fundador de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación, así como de la International Association for Media Communication Research, y recientemente publicó junto con Alejandro Méndez Rodríguez su obra Crisis y migración. Estrategias de los migrantes ante la crisis global (2016).

 

 

En el marco de la XXIV Semana Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCyT), que se realiza a nivel nacional del 23 al 27 de octubre, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), en el marco de su 35° Aniversario, y como parte de sus acciones de acercamiento con la comunidad estudiantil de Hermosillo, Sonora, recibió la visita de alumnos de educación primaria y superior.

 

Entre las actividades de la SNCyT, que este año aborda el tema “La crisis del agua: problemas y soluciones”, el pasado 25 de octubre niños y niñas de la primaria Mariano Azuela recorrieron las instalaciones del Laboratorio de Cereales de la Coordinación de Alimentos de Origen Vegetal del CIAD, en donde tuvieron la oportunidad de aprender sobre la preparación de panes y pastas saludables.

 

La jornada continuó el 26 de octubre con una práctica llevada a cabo por niños de familias hermosillenses que reciben educación en casa, en la que aprendieron el proceso de elaboración de salchichas de puerco en el Laboratorio de la Planta Piloto de Carnes de la Coordinación de Alimentos de Origen Animal (CTAOA).

 

Más tarde, alumnos de la licenciatura en gastronomía de la Universidad del Valle de México visitaron el Laboratorio de Lácteos, la Planta Piloto de Lácteos y el Laboratorio de Microbiología Lactológica de la CTAOA, en donde recibieron charlas sobre las investigaciones que se desarrollan en el CIAD y cómo estas se traducen en aportaciones al campo de la alimentación.

 

La SNCyT es un evento organizado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología con el objetivo de despertar el interés de niños y adultos en la ciencia y la tecnología, a través de charlas, exhibiciones, talleres, ferias y recorridos, el cual convoca anualmente a instituciones educativas, asociaciones científicas, secretarías de estado, empresas, centros de investigación, museos de ciencia y gobiernos estatales.

 

El CIAD continuará las actividades de vinculación con la sociedad durante el mes de noviembre, cuando se celebrará la Semana Estatal de Ciencia y Tecnología 2017, con prácticas y exposiciones ofrecidas por investigadores que abordarán los temas de nutrición y hábitos alimenticios saludables, contaminación del agua y elaboración de alimentos.

Mobile Menu