Notas

Como parte de un esfuerzo coordinado entre la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), se realizó el Cuarto Taller Anual de Bioinformática en las instalaciones del Parque de Innovación Tecnológica-UAS.

 

Esta capacitación fue brindada por expertos científicos del CIAD (Culiacán), la Facultad de Informática de la UAS, el Centro de Ciencias Genómicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (Guasave) y la Coordinación de Inocuidad del Gobierno del Estado de Sinaloa.

 

Durante las últimas dos semanas de noviembre se impartieron cátedras a científicos, estudiantes y empresarios del ramo informático interesados en aplicar herramientas bioinformáticas para mitigar los riesgos asociados con la presencia de microorganismos patógenos en los alimentos y el ambiente.

 

El taller fue inaugurado por Cristóbal Chaidez Quiroz, director del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria (LANIIA) y por Inés Vega López, director de la unidad de bioinformática LANIIA-UAS.

 

Al término de las actividades, Vega López destacó la relevancia que implica realizar encuentros académicos para capacitar personal especializado en el análisis de datos que permita atender la problemática que representa la pérdida de la inocuidad en alimentos y su afectación en el medioambiente.

 

 

Con el inicio de las fiestas decembrinas también comienza un periodo donde la convivencia puede propiciar que nuestra ingesta de alimentos, aunado muchas veces al consumo de alcohol, se vea incrementada, lo cual puede propiciar algunos problemas a la salud, indica el investigador del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD Humberto Astiazarán García, coordinador de Nutrición del CIAD, quien explicó que consumir alimentos con altas cantidades de calorías, además de ocasionar aumento de peso, puede detonar la aparición de ciertos padecimientos o, bien, agravarlos.

El menú de las tradicionales “posadas”, señaló, no suele caracterizarse por platillos balanceados, ya que, por ejemplo, un solo tamal de carne puede representar una cuarta de la ingesta calórica recomendada por día.

Exponer nuestra salud a altos niveles de azúcar, alcohol o grasas saturadas, dijo, puede conducir al desarrollo de obesidad, diabetes, cardiopatías o enfermedades cerebrovasculares.

Asimismo, beber alcohol en exceso, además del riesgo inmediato que representa en la pérdida de nuestra capacidad de reacción (motilidad, equilibrio, razonamiento, etc.), puede derivar o acentuar cuadros clínicos de gastritis, úlceras, intoxicación o enfermedad hepática.

El experto en patología experimental recomendó vigilar la dieta permanentemente y no descuidar la actividad física, procurando no exponerse a las bajas temperaturas de esta temporada, particularmente infantes y adultos mayores.

Agregó que una estrategia efectiva para no perjudicar nuestra salud durante las fiestas es tratar de que el platillo siempre contenga una buena porción de verduras y consumir una variedad de frutas, y sí se sabe que el banquete no es tan saludable, evitar que las demás comidas del mismo día sean similares.

Respecto a la preparación de alimentos, recomendó evitar la estufa de leña al interior de las casas, sin una adecuada ventilación. Si se utilizan calentadores de gas en zonas con frío extremo (zonas serranas o sitios vacacionales), indicó, es necesario verificar el aislamiento térmico de las líneas de conducción.

El especialista subrayó que es muy importante que, si se padece alguna enfermedad, no se debe descuidar la toma de medicamentos durante esta temporada. Con esta y otras medidas que se han señalado, concluyó, todos pasaremos una feliz navidad y un agradable año nuevo.

 

Las enfermedades en la camaronicultura son causadas muchas veces por microorganismos y cada año los brotes de bacterias y virus causan enormes pérdidas económicas. Existen diversos tratamientos para combatirlos, pero ninguno alcanza la eficacia necesaria, por lo que se buscan alternativas mejores.

Recientemente los científicos han puesto atención en la nanotecnología ­-una herramienta poco aplicada en la acuicultura-, principalmente con uno de los nanomateriales más investigados: las nanopartículas de plata (NPAg), debido a su actividad antimicrobiana, antifúngica y antiviral; sin embargo, se desconoce qué tan seguras son para los camarones en cultivo y su posterior consumo.

Con el propósito de saber si las NPAg son tóxicas para los camarones y eficientes para combatir la infección por el virus del síndrome de mancha blanca (WSSV), Karla Juárez Moreno (Centro de Nanociencias y Nanotecnología, UNAM) y sus colaboradores probaron las NPAg de la marca Argovit, que son esferas de 35 namómetros de diámetro y cuentan con certificado para su uso en aplicaciones veterinarias y humanas.

En los experimentos, los investigadores utilizaron camarones blancos (Penaeus vannamei) de diez gramos y les inyectaron tres concentraciones de NPAg. Los resultados revelaron que las NPAg no afectaron la supervivencia de los camarones y tampoco les causaron estrés.

Los niveles de consumo de oxigeno no aumentaron a lo largo del experimento, lo que significa que la administración de NPAg en los organismos no afectó su tasa metabólica. Asimismo, el número de hemocitos no cambió, lo cual indica que tampoco se inició alguna respuesta de defensa celular.

Las NPAg no afectaron la viabilidad ni el comportamiento de los organismos y se tuvieron altas tasas de supervivencia ante el virus de la mancha blanca. Este tipo de investigaciones prueban el potencial de las NPAg como un posible tratamiento para las infecciones virales presentes en la acuicultura.

Sin embargo, aún faltan experimentos en diferentes organismos y más duraderos para evaluar efectos positivos o negativos a largo plazo y así poder elucidar si en realidad son un tratamiento seguro contra las enfermedades que aquejan la acuicultura.

Además de la evaluación ambiental, faltaría integrar datos económicos, ya que la producción de nanomateriales es bastante costosa y eso mermaría su uso en los sistemas acuícolas.

Actualmente en la Coordinación Regional Mazatlán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) se lleva a cabo un proyecto, bajo la dirección de Cristina Chávez Sánchez, para evaluar de manera integral el uso de las NPAg en la acuicultura.

 

Artículo de referencia

K. Juárez-Moreno, C.H. Mejía-Ruiz, F. Díaz, H. Reyna-Verdugo, A.D. Re, E.F. Vázquez-Felix, E. Sánchez-Castrejón, J.D. Mota-Morales, A. Pestryakov y N. Bogdanchikova. “Effect of silver nanoparticles on the metabolic rate, hematological response, and survival of juvenile white shrimp Litopenaeus vannamei”. Chemosphere, 169: 716-724. 2017.

Esta es una colaboración de Julissa Enciso Ibarra, estudiante del programa de Maestría en Ciencias del CIAD, quién participó en la fase inicial del posible impacto ambiental de las NPAg en sistemas acuáticos. Actualmente su tesis versa sobre la filogenia del género Photobacterium.

Este artículo fue supervisado por Beatriz Yáñez Rivera y Francisco Neptalí Morales Serna, profesores del CIAD Mazatlán.

 

Cumpliendo su misión de formar profesionales altamente especializados, en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) se graduaron diez jóvenes más en sus coordinaciones regionales de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa.

La ceremonia de graduación se celebró en la unidad Mazatlán, en el marco de su 25° Aniversario, evento donde siete estudiantes de maestría y tres del doctorado en ciencias celebraron la culminación de sus estudios. La unidad Culiacán también celebra su 24° Aniversario en el mes de noviembre de cada año.

En el presídium estuvieron presentes Miguel Betancourt Lozano y María Dolores Muy Rangel, coordinadores de Mazatlán y Culiacán, respectivamente, así como los investigadores representantes de los posgrados, Pablo Almazán Rueda y Adriana Sañudo Barajas, además de la titular de la Coordinación de Programas Académicos del CIAD, Herlinda Soto Valdez.

Mercedes Verdugo Perales, egresada del Doctorado en Ciencias, fue la elegida por los estudiantes para dar el discurso de las y los graduados.

Después del acto protocolario, las y los graduados disfrutaron de un convivio en compañía de sus familiares y amistades, quienes, junto a sus profesores(as), son pilares indispensables para la consecución de sus metas académicas.

Soto Valdez compartió que 2018 ha sido un año prolífico para la CPA del CIAD, pues se ha logrado egresar a 44 Maestros(as) en Ciencias y 16 Doctores(as) en Ciencias, de los cuales el 27% pertenecen a las unidades de Culiacán y Mazatlán.

Asimismo, destacó que en las unidades sinaloenses del CIAD cada año se preparan excelentes profesionales que cuentan con los conocimientos necesarios para coadyuvar en la innovación de los sectores económicos estratégicos de la entidad, principalmente en la agricultura y acuacultura.

En ese sentido, agregó, en 2017 y 2018 han egresado 11 Maestros(as) en Ciencias y 4 Doctores(as) en Ciencias de la Coordinación Regional Mazatlán. En el mismo periodo egresaron 12 Maestros(as) en Ciencias y 11 Doctores(as) en Ciencias de la Coordinación Regional Culiacán.

Las principales opciones terminales que ofrece la unidad Mazatlán son Acuicultura, Ecología y medio ambiente y Toxicología. En cuanto a Culiacán, ofrece Horticultura, Bioquímica, Biotecnología, Microbiología y ciencia y Tecnología de los alimentos.

 

Cientos de familias hermosillenses disfrutaron de una divertida convivencia en el “Tianguis” de la ciencia”, evento coorganizado por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), en el marco de la XXV Semana Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCYT), con el apoyo de la Secretaría de Economía de Sonora, a través del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt), y de la Secretaría de Educación y Cultura.

La Plaza Bicentenario de Hermosillo, Sonora, fue testigo de un encuentro en el que investigadores y estudiantes de instituciones científicas sonorenses se reunieron para compartir su quehacer a través de exposiciones y juegos dirigidos, particularmente, para niños(as). Miles de personas se dieron cita para recorrer el Tianguis y disfrutar de las actividades que ahí fueron presentadas.

En el acto inaugural, Pablo Wong González, Director General del CIAD, manifestó su beneplácito por la gran convocatoria que tuvo el Tianguis, a la vez que agradeció a las instituciones participantes. Asimismo, señaló que, a través de la Coordinación de Vinculación del Centro, este año se han realizado diversos eventos que han acercado la ciencia a la sociedad sonorense.

Fueron veinte módulos de exposición sobre insectos, fósiles, astronomía, geología, mecatrónica y nutrición, entre otras, que deleitaron a los asistentes, quienes aprendieron jugando e interactuando con los ponentes.

Como invitado especial sorpresa se contó con la participación de Luis Velasco Velázquez, ingeniero mexicano que trabaja en el Laboratorio de Propulsión de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

A través de su exposición sobre el trabajo que realiza para llevar un robot a Marte en el 2020, despertó un gran entusiasmo entre padres e infantes, al enfatizar que, al estimular tempranamente el interés por la ciencia, propósito que persigue el Tianguis, se brindan oportunidades de desarrollo a los hijos(as).

Un espectáculo de luces y sonidos se vivió cuando, utilizando el relieve del museo como pantalla, se proyectó sobre este un video donde de pronto aparecieron animales marinos que la investigadora del CIAD Silvia Gómez Jiménez ha documentado en su reciente libro México profundo. El mar de Cortés.

Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del CIAD, comentó que el Tianguis de la Ciencia cumplió su objetivo de atraer masivamente a la Plaza Bicentenario a personas que pudieron disfrutar de una agradable tarde y conocer el quehacer de diversas instituciones de educación del estado. Fue una tarde de familia, en donde se disfruto de diferentes espectáculos para “aprender jugando”.

En la organización del “Tianguis de la ciencia” participaron el Gobierno del Estado de Sonora, a través de las secretarías estatales de Economía y de Educación y Cultura, el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología, el Instituto Sonorense de Cultura, la Unison y “La Burbuja”, Museo del Niño.

 

El IV Coloquio Internacional sobre Desarrollo Humano Transfronterizo en América del Norte tendrá como tema “Reestructuración, límites y futuro de la globalización en la encrucijada Trump” y se celebrará el 4 y 5 de abril de 2019 en las instalaciones de la Universidad de Sonora (Unison) en Hermosillo, Sonora

Este evento tiene el objetivo de promover la reflexión sobre el desarrollo humano transfronterizo e identificar los desafíos en el ámbito de la colaboración entre México, Estados Unidos y Canadá, a través del intercambio de experiencias sobre la posibilidad de una reestructuración del capitalismo frente a las posibilidades del límite de la expansión global.

Asimismo, el encuentro pondrá un especial énfasis sobre el contexto estadounidense de “retorno forzado de empresas y cierre de fronteras” impulsado por la política económica de Donald Trump, presidente de EE.UU.

El programa, que será difundido próximamente, contará con conferencias magistrales, ponencias, paneles de discusión, así como exposición de carteles y obras de arte plásticas.

Los ejes temáticos en los que está fundamentado el coloquio son: Educación, Desarrollo Humano, Economía, Medio Ambiente, Migración y Familia Transnacionales, Calidad de Vida, Trabajo Informal, Salud y Nutrición, Derechos Humanos y Seguridad Pública, Políticas Públicas para el Desarrollo de las Fronteras e Intervención Social para el Desarrollo Humano.

Las instituciones que organizan este evento son la Red de Desarrollo Humano en América del Norte, el CIAD, la Oficina de Enlace y Cooperación Internacional del Estado de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de Sonora, la Universidad de Sonora, la Universidad Estatal de Arizona, la Universidad de Arizona, la Universidad Estatal de Sonora y la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

En el sitio electrónico www.redhan.unison.mx se encuentra disponible información sobre las fechas importantes para participar como expositor(a), las cuales se han prorrogado para enero y febrero, según la modalidad de participación. En el portal también se encuentran disponibles los costos del registro como asistente.

 

Noviembre se convirtió en un mes memorable para el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), pues se realizaron diferentes actividades en el marco de la XXV Semana Nacional de Ciencia y Tecnología (SNCYT), mediante de las cuales se llevó la ciencia a la sociedad.

La SNCYT inició el sábado 24 con la celebración de la Expo “Ciencia Loca”, evento al cual se sumaron diferentes instituciones académicas de Sonora, gracias al apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y de la Secetaría de Economía de Sonora, a través del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología, para ofrecer veinte diferentes exposiciones y talleres para cientos de niños(as) y decenas de familias que se reunieron en las instalaciones del CIAD en Hermosillo, Sonora.

Del lunes 26 al viernes 30, en el CIAD, como sede oficial, y en “La Burbuja”, Museo del Niño, la Universidad Tecnológica de Guaymas, el Instituto Tecnológico Superior de Cananea y la Universidad de Sonora, como subsedes, se ofrecieron conferencias, talleres, demostraciones tecnológicas y recorridos guiados para grupos escolares de distintos niveles y para el público en general.

El miércoles 28 se realizó la Primera Jornada Juvenil de Ciencia y Tecnología, iniciativa mediante la que se recibió en el CIAD a estudiantes de escuelas secundarias de Hermosillo, a quienes se les impartieron conferencias y talleres sobre óptica, electrónica, cambio climático, inocuidad alimentaria y emprendimiento social, entre otros.

A esta fiesta de divulgación científica se unieron también la Secretaría de Educación y Cultura y el Instituto Sonorense de Cultura para la celebración del “Tianguis de la ciencia” el jueves 29, en la Plaza Bicentenario de la capital sonorense, donde se presentaron exposiciones sobre astronomía, biología, nutrición, geología, alimentos, física, electrónica, geología, etcétera; para el deleite de las personas que nos acompañarón.

Esa misma noche se proyectó sobre el relieve del museo de dicha plaza un video mapping donde la investigadora del CIAD Silvia Gómez Jiménez compartió parte de su colección fotográfica ante centenares de familias que atestiguaron un majestuoso espectáculo de luz y sonido.

Aarón González Córdova, coordinador de Vinculación del CIAD, agradeció a todas las personas que hicieron posible la SNCYT y manifestó que este esfuerzo representa la suma de voluntades del gobierno federal, estatal y municipal, así como de instituciones de educación y organizaciones de la sociedad civil. Externo en nombre de CIAD, el reconocimiento por el apoyo recibido para la ralización de la SNCYT, la que permitió impactar en miles de niños, niñas y jovenes sonorenses.

 

Con la finalidad de fomentar la investigación en medicina y ciencias de la salud en el estado de Sonora, se convoca a estudiantes y académicos a participar en la XXVI Reunión de Investigación en Salud y en los Premios de Investigación en Salud 2018.

Ambas son iniciativas del Gobierno del Estado de Sonora, a través de la Secretaría de Salud Pública y los Servicios de Salud, y en las que participa el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), entre otras instituciones académicas.

Iván Anduro Corona, investigador de la Coordinación de Nutrición del CIAD y representante de este centro ante la Comisión Estatal Interinstitucional para la Formación y Capacitación de Recursos Humanos e Investigación en Salud, exhortó a la comunidad académica a participar en ambas convocatorias.

Explicó que la vigésimo sexta reunión se realizará del 20 al 22 de marzo de 2019 y tendrá como tema central “Las enfermedades infecciosas. Un nuevo contexto epidemiológico”.

El programa de actividades incluirá conferencias magistrales, talleres, foros de discusión y simposios; además, se darán a conocer los trabajos ganadores de los Premios de Investigación en Salud 2018.

Respecto al certamen, detalló que pueden participar profesionales de la salud de instituciones públicas y privadas, así como investigadores, estudiantes e integrantes de colegios y sociedad afines a esta temática, presentando trabajos de pre y posgrado.

Las categorías para participar son las siguientes:

  • Biomedicina y Química
  • Salud Pública, Salud Ambiental e Investigación Educativa
  • Medicina Clínica
  • Enfermería, Asistencia Social y Trabajo Social

“El evento se realizará en el Hospital General de Zona 14 del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS). En este foro se presentan oportunidades de colaboración en investigación con instituciones de salud como el IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud. También representa un escaparate para el CIAD ante las escuelas de educación superior con carreras afines a ciencias de la salud”, compartió el investigador.

Anduro Corona agregó que, en el caso de la comunidad CIAD, cualquier trabajo con la aprobación del Comité de Ética en Investigación del Centro podrá participar en el concurso.

La fecha límite de recepción de trabajos es el próximo 25 de enero y los documentos deberán ser enviados solo al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

El pago de inscripción ($500 a profesionistas y $250 a estudiantes), que incluye acceso al evento y talleres, debe hacerse al número de cuenta: 021760  064568 162839 (HSBC).

Puede encontrar mayor información sobre los Premios de Investigación en Salud 2018 dando clic aquí y en este otro enlace electrónico sobre la XXVI Reunión de Investigación en Salud.

 

 

 

En reconocimiento a una investigación en la que establecen la urgencia de incrementar el salario mínimo en México, un académico y una estudiante del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) han obtenido el segundo lugar del Premio Nacional de Investigación Social y de Opinión Pública 2018.

Luis Huesca Reynoso, investigador de la Coordinación de Desarrollo Regional (DR) y Linda Llamas Rembao, alumna del doctorado en DR, han sido reconocidos en la octava edición de este certamen que organiza el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (Cesop) de la Cámara de Diputados.

Con el seudónimo “Los asalariados”, los estudiosos presentaron el trabajo “La posibilidad de mejora salarial en México: costos e impactos en pobreza”, el cual fue elegido de entre 416 trabajos que aplicaron al premio nivel nacional. En el estudio realizaron diversas simulaciones para identificar qué sucedería si los salarios en México tuvieran un nivel superior al actual.

Para dicho propósito, analizaron una propuesta de incremento equivalente a dos y tres veces del salario mínimo (SM) actual ($88 pesos); es decir, que la remuneración inferior límite fuera de $176 y $270 pesos, respectivamente, encontrando que esto no ocasionaría un impacto inflacionario en la economía nacional.

Asimismo, señalan que con este aumento se lograría alinear el salario mínimo con el umbral considerado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en el que se indica que quien es retribuido con menos de tres salarios se encuentra en un estado de pobreza laboral.

Incluso, encontraron que los salarios en el sector informal también crecerían, pues en el mercado laboral habría mayor competencia en sueldos, por lo que se deduce que habría más personas interesadas en conseguir trabajos formales o que los patrones tendrían que pagar mejores sueldos, lo que redundaría en una formalización de la economía.

Analizaron, además, cómo dicha medida mejora la recaudación por concepto de Impuesto sobre la Renta (ISR), ya que actualmente 40% de los asalariados reciben apoyo en el pago del impuesto (subsidio al empleo), lo que representa un costo fiscal.

La investigación reveló que un incremento salarial de 2 SM reduciría este subsidio al 16% de los trabajadores; mientras que en el escenario de 3 SM la disminución sería de 8%. Reducir este costo fiscal dotaría al estado mexicano de una mayor capacidad recaudatoria, al mismo tiempo que disminuiría la pobreza laboral del país, hasta un nivel de 9% en las zonas urbanas y rurales.

En otras palabras, las medidas propuestas representarían, en gran amplitud, casi la desaparición del subsidio al empleo y constituirían, además, un costo de vida más realista respecto al que se vive actualmente en México.

El momento oportuno

Los autores del estudio galardonado comentaron que, de acuerdo con cifras del Observatorio Laboral de los Salarios de la Universidad Iberoamericana, siete de cada 10 mexicanos ganan entre 0 y 3 SM. Agregaron que la mayoría de los empleos generados en este sexenio son de uno a dos SM.

El estudio ganador proporciona elementos para justificar que el incremento a los salarios se realice solo a los trabajadores que no ganan un nivel superior a 2 SM y 3 SM, en el corto plazo.

Para ejemplificar la desigualdad con la que es tratado el trabajador mexicano, exponen que la productividad laboral en el sector manufacturero del país ha crecido un 20% en la última década, mientras que los salarios cayeron un 10%. Tras afirmar que estos resultados desmantelan la resistencia para aumentar el salario, manifestaron que la deuda que se tiene con los asalariados de este sector resulta en una pérdida cercana al 30% en diferencias no pagadas.

Los autores de este estudio esperan que estos hallazgos sean considerados como una emergencia por parte de la agenda legislativa federal y sean de las primeras políticas por aplicar, pues consideran que si se retrasa esta decisión, para realizarla gradualmente a lo largo del sexenio por comenzar, podría resultarle costoso al fortalecimiento del mercado interno y, por ende, postergar aún más el crecimiento económico de México por encima del 4% que se ha propuesto generar el nuevo gobierno.

 

Como parte de las actividades conmemorativas del 36° Aniversario del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), y en el marco del Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, el Director Regional Noroeste del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Guillermo Ornelas Romero, visitó el Centro para presentar los indicadores de género de Sonora.

Ornelas Romero detalló que el Sistema Estatal de Indicadores de Género (SEIG) 2017 concentra 13 temas: población, fecundidad, salud, educación, empleo, etnicidad, discapacidad, violencia, pobreza, participación, uso del tiempo, acceso a la tecnología y vivienda, con 247 distintos indicadores.

Destacó que el análisis de la violencia es complejo, pues, entre otros, obedece a factores culturales; incluso, agregó, en algunas regiones de México hay tipos de violencia que no son considerados como tal.

A lo anterior, se suma, dijo, que la perspectiva de género y el desagregar los datos por sexo es un tema relativamente nuevo para algunas instituciones públicas que producen información relacionada con la violencia hacia las mujeres.

Entre los datos más destacables que ofrece el SEIG sobresale que el 40% de las mujeres en Sonora han sido víctimas de violencia emocional y el 35% han sido agredidas sexualmente.

Asimismo, los datos muestran que las mujeres sonorenses sufren violencia en los siguientes contextos: escolar, 24%; laboral, 27%; familiar, 8%, y vida de pareja, 36%.

 

Rosario Román Pérez, investigadora del CIAD especialista en estudios de género y organizadora de este evento, destacó la importancia de esta exposición, ya que ha sido una premisa de su trabajo académico el tomar conciencia de que “es necesario conocer para resolver”.

En ese sentido, dijo, en la medida en que se conozca en qué consiste la problemática de violencia que sufre la mujer, eventualmente es posible diseñar acciones y programas o construir políticas públicas que realmente tengan capacidad de atender las causas.

Mobile Menu