Notas

La más reciente edición de Sábados en la Ciencia se realizó en el marco del 45° Aniversario de la Estación Regional del Noroeste (ERNO) del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde los niños(as) aprendieron sobre fósiles, dinosaurios, volcanes y mucho más.

Las familias que asistieron hicieron un recorrido por laboratorios, talleres y exposiciones de la ERNO y de la Asociación de Espeleología, así como de diferentes clubes científicos de la Universidad de Sonora (Unison), quienes presentaron colecciones de minerales y módulos informativos sobre aves, mamíferos, plantas, reptiles, insectos y arácnidos.

Utilizando una lupa digital portátil de gran aumento y distintos especímenes de microfósiles, como dientes de tiburón de más de trecientos cincuenta millones de años de antigüedad, así como restos de algas y pequeños gasterópodos, se les explicó a los pequeños conceptos sobre paleontología.

Las y los infantes tuvieron la oportunidad elaborar manualidades con arcilla y dinosaurios de plástico, con el fin de aprender el proceso de formación de las huellas fósiles.

Aarón González Córdova, Coordinador de Vinculación del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), agradeció a las familias hermosillenses y a las instituciones organizadoras que han sumado esfuerzos para que Sábados en la Ciencia tenga más de cinco años fomentando el interés en la ciencia en la niñez sonorense. Particularmente agradeció el interés mostrado por la UNAM a través de la ERNO para sumarse a las actividades de divulgación científica para niño y niñas a través de su programa de puertas abiertas.

Sábados en la Ciencia es un programa de divulgación científica dirigido al público infantil que mensualmente realizan el CIAD, la Unison, “La Burbuja” Museo del Niño y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt).

Este programa se enmarca en las acciones de divulgación científica y tecnológica y de apropiación social del conocimiento promovidas y apoyadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

María Soledad Morales Covarrubias, académica del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), fue reconocida con el Premio Impacto a la Industria, que otorga la Sociedad Mundial de Acuacultura, capítulo Latinoamérica-Caribe

El reconocimiento, que le fue entregado en el marco del encuentro anual de dicha Sociedad, se le brindó en virtud de su importante contribución al desarrollo sostenible de la acuicultura en América Latina durante más de veinticinco años, en los que ha impulsado la prevención sanitaria a través de sus investigaciones, capacitaciones, cursos, talleres y asesorías a nivel regional, nacional e internacional en sanidad de camarones.

Sus publicaciones científicas son referencia del estatus sanitario en América Latina, y sus libros son material de apoyo de carreras universitarias como biología e ingeniería acuícola, medicina veterinaria, así como en maestría y doctorado en sanidad de camarones.   

Tras recibir esta distinción, Morales Covarrubias manifestó sentirse emocionada y muy satisfecha, pues, dijo, es un honor que su trabajo sobre sanidad de camarones sea valorado en la comunidad académica.

Desde hace algunos años y hasta la fecha la investigadora de la Coordinación Regional Mazatlán del CIAD se encuentra en la búsqueda de potenciales ingredientes funcionales a partir de matrices naturales, como plantas o algas.

Dentro de esta línea de investigación se enmarca el proyecto en el que trabaja actualmente: “Evaluar la eficacia de macroalgas y mangle de las costas de Sinaloa, contra bacterias en camarón para sustituir a los antibióticos en camaronicultura”.

Como parte de los avances de este proyecto, su equipo de investigación ha encontrado que los extractos acuosos de Gracilaria vermiculophylla y Ulva flexuosa, presentan una notable actividad antibacteriana contra V. parahaemolyticus, ya que en infección experimental por inmersión se obtuvieron sobrevivencias del 67% para los organismos alimentados con G. vermiculophylla, y 60% para los de U. flexuosa, significando el doble de sobrevivencia con respecto al control positivo (30%) 24 horas post infección.

Adrián Hernández Mendoza, académico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), presentará la más reciente obra de su coautoría Aprovechamiento de subproductos de la industria alimentaria para la obtención de compuestos bioactivos, en la Feria Internacional del Libro (FIL) 2019.

El libro, editado por investigadores de las coordinaciones de Tecnología de Alimentos de Origen Animal y Vegetal del CIAD aborda la importancia de la sostenibilidad de los sistemas alimentarios y plantea cómo, en un marco basado en los principios de la bioeconomía circular, se deben de aprovechar integralmente los subproductos derivados del procesamiento de alimentos y de los desperdicios agroindustriales, añadiendo valor a partir de la obtención de compuestos bioactivos.

Además, analiza temas de actualidad, como el mercado para este tipo de productos, las tecnologías emergentes empleadas para el procesamiento, los esquemas generales para realizar estudios in vitro e in vivo para probar su funcionalidad biológica, entre otros. Además, se hace una revisión particular de algunos desperdicios o subproductos, tanto de origen vegetal como animal, potenciales para ser usados como fuente de bioactivos.

Junto a Hernández Mendoza, en el documento comparten créditos como coeditores Gustavo González Aguilar, Jorge Milán Carrillo, Belinda Vallejo Córdoba y Aarón González Córdova. El esfuerzo editorial fue realizado además del CIAD, por la Universidad Autónoma de Sinaloa, y es producto del trabajo de investigadores e investigadoras de la Red de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico en Alimentos Funcionales y Nutracéutocos (AlFaNutra).

En esta ocasión, el libro será presentado en el estand del Conacyt y en el de la Red Altexto, a la cual pertenece el CIAD. La FIL 30 es considerada como la feria literaria más importante en Latinoamérica y un espacio en el que converge un público compuesto por perfiles muy diversos; por ello, desde el año 2014 se creó el programa “La FIL también es ciencia”, para que, con la íntima colaboración del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la ciencia se coloque en un punto central de la Feria.

La presentación tendrá lugar el martes 03 de diciembre a las 18:30 horas en el estand del Conacyt, que está ubicado en la sección zona nacional, en el pasillo L7; mientras que en la Red Altexto se presentará en el stand L19 a las 11:00 horas del jueves 05 de diciembre.

La FIL se celebrará en el Centro de Exposiciones Expo Guadalajara, que se encuentra en avenida Mariano Otero 1499, colonia Verde Valle, en Guadalajara, Jalisco.

La Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) realizó una ceremonia conmemorativa para celebrar el 25° Aniversario de su fundación, más de dos décadas de realizar Ciencia por México e impulsar la actividad agroalimentaria de Sinaloa.

Durante el acto protocolario, encabezado por Pablo Wong González, director general del CIAD, y María Dolores Muy Rangel, coordinadora del CIAD Culiacán, ambos reconocieron la entrega y resiliencia del personal por haber enfrentado favorablemente las problemáticas derivadas por la pasada inundación y mostrar resultados de productividad acorde a las directrices de la institución.

También agradecieron la colaboración de instituciones públicas y privadas en diferentes actividades de impacto para el desarrollo del estado de Sinaloa.

Posteriormente, se procedió a realizar la ceremonia de graduación de los estudiantes de la maestría y el doctorado en ciencias del CIAD, en la que trece profesionales celebraron haber culminado sus estudios en una de las instituciones educativas de mayor prestigio del país.

En representación del Gobierno del Estado de Sinaloa, al evento asistió el secretario de Agricultura y Ganadería, Manuel E. Tarriba Urtuzuástegui, quien hizo un reconocimiento a las actividades que se realizan en el CIAD Culiacán y refrendó el compromiso de impulsar el desarrollo de la agricultura regional y apoyar a instituciones como el CIAD.

Una vez concluida la ceremonia, los invitados, entre quienes también se encontraban autoridades estatales, empresarios, directores de educación superior y actores sociales, presenciaron la demostración de la planta de extracción de aceites, que forma parte del proyecto de Bioturbusina, que es responsabilidad del investigador Migue Ángel Angulo Escalante.

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofreció un curso-taller a profesionales de la cadena productiva de pescados y mariscos, con el fin de capacitarlos sobre las normativas mexicanas y estadounidenses para la exportación de estos productos.

El propósito de la capacitación fue explicar de manera práctica el sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control para Pescados y Mariscos (HACCP, por sus siglas en inglés), para que los asistentes cuenten con las herramientas teóricas y prácticas para implementar los protocolos necesarios en sus empresas, con el objetivo de garantizar calidad e inocuidad en sus procesos.

La investigadora del CIAD, Lorena Noriega, instructora reconocida y avalada por la Asociación de Funcionarios de Alimentos y Medicamentos/Alianza Nacional de HACCP para Pescados y Mariscos (AFDO/Seafood HACCP Alliance, por su nombre en inglés), junto con el maestro en ciencias Alfonso Martínez, se encargaron del desarrollo e impartición del curso titulado “HACCP para pescados y mariscos Segmento 2”.

Nuevas capacitaciones

Los académicos del CIAD invitaron a las personas relacionadas con la industria acuícola a asistir a los diferentes cursos de actualización y capacitación que se realizarán el próximo año: 1) HACCP: Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control para Pescados y Mariscos, 2) HACCP Segmento 2 (sesión práctica), 3) Productos Químicos, Técnicas y Protocolos de Limpieza y Desinfección en la Industria de Alimentos, 4) Curso de HACCP Avanzado Enfocado a Procesos de Verificación y Validación.

Los dos primeros cursos cuentan con certificado y reconocimiento ante la AFDO, Seafood HACCP Alliance, al considerar los cambios recientes en la Guía de Peligros establecida por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Para solicitar más información sobre nuevos cursos puede enviar un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Como parte de las actividades del 37° Aniversario del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), se celebrará el I Simposio de Cátedras Conacyt en Hermosillo, Sonora.

 

Este evento tiene el propósito de compartir con la comunidad académica de Sonora la importancia de la contribución de las y los jóvenes investigadores adscritos al programa Cátedras Conacyt.

 

Dicho programa ha tenido el objetivo de formar una masa crítica de capital humano altamente calificado que incremente y fortalezca la capacidad de generación, aplicación y transferencia de conocimiento en los temas y las áreas prioritarias para el país, mediante la incorporación de investigadores(as) a instituciones públicas de educación superior y de investigación.

 

En Sonora existen poco más de treinta investigadores del Programa Cátedras Conacyt, comisionados, principalmente, al CIAD (Hermosillo), la Universidad de Sonora, El Colegio de Sonora, El Instituto Tecnológico de Sonora y la Estación Regional del Instituto de Geología de la UNAM. Por lo que respecta al CIAD, el Centro cuenta además con veinte investigadores en las diferentes unidades regionales y consorcios de los que forma parte, quienes, además de participar en proyectos científicos, capacitan a nuevas generaciones de estudiantes de maestría y doctorado.

José Ángel Huerta Ocampo, investigador de Cátedras Conacyt asignado a la Coordinación de Ciencia de los Alimentos del CIAD y miembro del comité organizador del evento, invitó a la comunidad académica sonorense a asistir a este encuentro.

Explicó que, como parte de las actividades, se realizará la presentación de los resultados obtenidos por una docena de catedráticos en el desarrollo de sus proyectos y una mesa redonda sobre el impacto de las Cátedras Conacyt en las instituciones receptoras, donde participarán los enlaces institucionales con Cátedras Conacyt del CIAD, la Universidad de Sonora y El Colegio de Sonora.

Rosalba Ramírez, del Departamento de Investigaciones Educativas del Cinvestav-IPN, impartirá la conferencia “La participación de los jóvenes investigadores en el mercado global de la profesión científica”, y Diego Axel López Peláez, Subdirector de Evaluación y Seguimiento de Cátedras Conacyt, brindará una charla sobre el proceso de evaluación y seguimiento del programa, así como sus perspectivas a corto y mediano plazo.        

Huerta Ocampo agregó que para los estudiantes de posgrado existen las opciones de participar a través de la presentación de carteles; el formato de resumen puede descargarse de la misma página donde está albergado el programa de actividades: www.ciad.mx/simposiocatedras.

Las actividades se desarrollarán el 4 y 5 de noviembre en el Salón de Usos Múltilpes del CIAD de 9:00 a 14:00 horas. El acceso es libre y la invitación está abierta al público en general.

Un grupo de productores ganaderos de Álamos, Sonora, visitó el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) para conocer experiencias exitosas que les puedan permitir hacer más productivas y sustentables sus actividades económicas, con el fin de incrementar el bienestar social y natural de sus comunidades.

En la antesala de la reunión, la comitiva viajó en una misión tecnológica encabezada por el investigador del CIAD, Alfonso Gardea Béjar, al municipio de Suaqui Grande, donde visitaron un rancho y conocieron estrategias que permiten hacer un uso más eficiente del agua a través de una red de distribución impulsada por energía fotovoltaica, además de prácticas de pastoreo que promueven el crecimiento de los agostaderos, a la vez que reducen los costos operativos al productor.

Posteriormente se trasladaron a Pueblo de Álamos, Ures, Sonora, para dar testimonio de un proyecto del Laboratorio de Innovación Rural del CIAD, una unidad móvil de producción de quesos artesanales, la cual ha transformado la vida de la familia beneficiada, ya que, a partir de la asesoría, equipamiento y acompañamiento impulsado por el Centro, elaboran un queso inocuo y con indicadores de calidad superiores a marcas comerciales, lo cual ha incrementado el ingreso familiar a través de su comercialización.

Una vez en las instalaciones del CIAD, los invitados presenciaron diferentes exposiciones; entre estas, una técnica utilizada en un rancho de Caborca, Sonora, en donde, debido a la escasa precipitación anual, cuando hay lluvias se canaliza el agua de los arroyos a través de “bolsas” en el terreno, lo que permite que el vital líquido propicie el crecimiento de nueva vegetación en una zona amenazada por la desertificación del suelo.

Asimismo, conocieron acerca de la experiencia de un colectivo de micro y pequeños productores de becerros de Caborca, Sonora, quienes unieron esfuerzos para exportar los animales a Estados Unidos sin utilizar intermediarios, lo cual les ha representado ingresos superiores a nueve millones de dólares desde que iniciaron, contra un millón de dólares en gastos operativos que han tenido al compartir estos costos como un solo grupo.

El doctor Gardea Béjar destacó la importancia de que los productores que habitan dentro del polígono del Área de Protección de Flora y Fauna Sierra de Álamos-Río Cuchujaqui conozcan estrategias sustentables que puedan impulsar sus negocios, pues al estar restringidos de realizar ciertas actividades que impactan negativamente el medioambiente, también deben conocer modelos innovadores de producción que puedan serles atractivos de implementar.

Por último, comentó que otras actividades de este proyecto (Mejora de la Convivencia entre la Ganadería y los Carnívoros Silvestres en la Sierra de Álamos-Río Cuchujaqui), que ha sido financiado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) serán el monitoreo del jaguar y el puma, así como la evaluación de la calidad del agua del río.

 

En el marco de los dieciséis días de acción con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se realizó la Mesa de Trabajo “El estrés en las mujeres sonorenses y el impacto en su calidad de vida”, en donde Rosario Román Pérez, académica del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), expuso los resultados de su investigación social.

El objetivo del evento fue también promover el diálogo entre personal directivo y operativo de instituciones que atienden a mujeres, teniendo como tema los factores asociados al estrés y su impacto en la calidad de vida de las mujeres. Se buscó con ello desarrollar propuestas de acciones de mejora en las políticas y programas que al respecto existen en el estado de Sonora.

El evento se organizó conjuntamente con el Instituto Sonorense de la Mujer y en el marco de la campaña “ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres”, convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a iniciativa de ONU-Mujeres; el lema para el presente año es “Pinta el mundo de naranja: Generación Igualdad se rebela contra la violación”.

El estudio que encabezó Román Pérez se realizó en una muestra de cuatrocientas mujeres de seis municipios: Cajeme, Guaymas, Hermosillo, Navojoa, Nogales y San Luis Río Colorado. Se aplicó un cuestionario sobre estrés percibido, depresión, ansiedad, violencia de pareja y calidad de vida. Entre los resultados destaca que la mayoría de las mujeres de esta muestra percibió su vida con un nivel medio de estrés y sin depresión y se siente preocupada, pero cómoda o a gusto con su vida, y una tercera parte reportó vivir violencia de pareja.

Entre las situaciones que preocupan a las mujeres se encuentran adicciones en alguna persona integrante de su familia, entorno de inseguridad pública, dificultades económicas, enfermedades y migración de la pareja por necesidades de trabajo.

Aunque la mayoría de la población participante se autopercibió sin problemas en los aspectos evaluados, la investigadora del CIAD recomienda en las acciones del Estado considerar esa tercera parte de las mujeres participantes que identificó como problemático algún aspecto de su vida. Para enfrentar de manera proactiva las vicisitudes de sus condiciones de desigualdad, se requiere impulsar acciones que fortalezcan la salud psicosocial de las mujeres y de esa manera promover su mayor bienestar, concluyó.

Organizado por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) y por la Red Iberoamericana de Educadores Ambientales, se celebró exitosamente el IX Congreso Internacional de Educación Ambiental para la Sustentabilidad (Cieas) en Mazatlán, Sinaloa, del 12 al 15 de noviembre.

Bajo el lema “Desde la innovación, la transdisciplinariedad e interculturalidad”, el Congreso reunió a conferencistas de doce países y el programa de actividades consistió en conferencias magistrales, foros, mesas de trabajo, talleres, presentaciones de libro, exposiciones artísticas y una visita al corredor biocultural del jaguar, en el municipio de San Ignacio, Sinaloa.

Más de quinientos asistentes tuvieron la oportunidad de aprender sobre ocho ejes, temas como género, desarrollo regional, educación ambiental, cambio climático, consumo sustentable y protección ambiental.

En el marco de este evento, se firmó el aval de la Carta de la Tierra con el representante internacional de La Carta de la Tierra, acto emblemático en el que autoridades gubernamentales, congresistas y alcaldes de municipios sinaloenses se comprometieron a realizar la toma de decisiones de una manera justa, pacífica y sostenible, así como no aprobar proyectos que afecten los ecosistemas, además de emprender medidas que mitiguen los efectos del cambio climático.

En representación del CIAD, Pablo Wong González, director general, signó esta alianza, comprometiéndose a realizar acciones que busquen ser una institución más justa y sostenible. Como testigo de honor estuvo presente Dolores Barrientos Alemán, representante en México del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

 

Estudiantes del Instituto Tecnológico de Mérida realizaron una estancia en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) para aprender a desarrollar películas comestibles basadas en quitosano y extractos naturales de moringa y tomate.

Los alumnos de la Maestría en Ciencias de los Alimentos y Biotecnología, Kenia C. Canché López y Daniel Iván Chan Matú trabajaron con el investigador del CIAD, Tomás J. Madera Santana, en el Laboratorio de Envases de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal.

Su estadía académica consistió en desarrollar películas comestibles a base de quitosano y determinar sus propiedades mecánicas, ópticas, estructurales y de transporte, así como del contenido fenólico de los extractos de tomate y moringa, además de su actividad antioxidante.

La aportación científica del estudio podría impulsar el desarrollo de nuevas opciones de recubrimientos comestibles para proteger frutas, vegetales y productos cárnicos, y garantizar la inocuidad de dichos alimentos.

Kenia y Daniel aseguran que se van del CIAD satisfechos por el conocimiento que les ha brindado el personal académico del Centro, donde tuvieron la oportunidad de interactuar con un grupo multidisciplinario, lo cual les permitió conocer nuevas filosofías de trabajo, así como metodologías y técnicas.

Por su parte, el doctor Madera Santana comentó que actualmente se encuentra en proceso de formalizar un convenio de colaboración entre ambas instituciones, el cual permitiría de manera más fluida el intercambio de estudiantes, profesores-investigadores y desarrollo de proyectos conjuntos entre ambas instituciones.

 

 

 

Mobile Menu