Notas

 

Lograr que las personas tengan un conocimiento de sí mismas, y reconozcan sus áreas de oportunidad en los aspectos esenciales de la vida, tanto en lo emocional, intelectual, profesional, social, espiritual y familiar, buscando identificar todas las  áreas de mejora para realizar proyectos de crecimiento personal, fue el objetivo del  Curso- Taller “Desarrollo integral humano” que se impartió a quienes laboran  en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

Beatriz Adriana, Licenciada en Filosofía y con una  Maestría en  Consultoría y otra en Recursos Humanos, explicó que la idea es que el personal se  conozca y logre activar todo su potencial hasta alcanzar la felicidad  en todas las áreas.

 

La primera parte estuvo conformada por  cuatro módulos de 10 horas, incluyendo teoría  y práctica, tiempo en el que además de CIAD Hermosillo, se atendió a los Centros de Culiacán, Mazatlán, Cuauhtémoc, Delicias y Guaymas a través de los enlaces por videoconferencia”.

 

“Los asistentes pronto verán el resultado dijo, porque serán mejores  personas  y el ambiente de trabajo cambiará para bien  en todos los sentidos, además de que  les servirá mucho en el área familiar y  social, es decir su desarrollo integral será personal e institucional” destacó la instructora  Gálvez Islas.

 

La  Jefa  de Recursos Humanos del CIAD,  MA Luz María Castro Duarte, precisó que en esta etapa inicial se  inició con personal del área administrativa y posteriormente el curso se extenderá  al personal del área académica y de investigación, ya  es vital  importancia trabajar el lado humano de todo el personal de CIAD.

 

 

Responder a las necesidades de los productores de bacanora con un método de producción de plantas de agave (agave angustifolia) in vitro, es el objetivo de un proyecto que se está llevando a cabo en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

La sobre explotación de poblaciones silvestres de agave han provocado que actualmente  en varios municipios sea cada vez más difícil obtener esta materia prima.

 

El Dr. Martín Esqueda Valle, investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV), comentó que “producir estas plantas in vitro, nos permite generar a partir de un  solo individuo la cantidad de agaves que  nosotros deseamos”, y este método permite responder en tiempos cortos a las necesidades de los productores.

 

Es un trabajo de casi nueve años de investigación, en donde se optimizaron los protocolos y actualmente en un año se pueden producir en los laboratorios de CIAD 500 mil plantas de agave in vitro, ya sea para revestir el panorama de un área silvestre o para producir hasta 40 hectáreas, comentó el investigador.
 
Añadió que la desconfianza de parte de los productores a utilizar plantas producidas en laboratorio  por miedo a que al trasplantarlas al campo estas mueran es un problema al que se enfrentan, pero ya cuentan con  24 hectáreas sembradas  en donde “estamos demostrando al productor de una  manera muy objetiva y muy tangible que no es así, que deben de apostarle a la tecnología”.

 

El CIAD se compromete a garantizar un prendimiento  mínimo del 85 por ciento al llevar  estas plantas al campo  bajo condiciones de agostadero, dijo el Dr. Esqueda, por ello invita a los productores a acercarse y que aprovechen  la biotecnología y este protocolo que está disponible para ellos.

Como invitado especial de la delegación mexicana, el  Dr. Humberto Astiazarán García, investigador  del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), asistió al IV Foro de Investigación en Salud Fronteriza.

 

El colaborador de la  Coordinación de Nutrición,  estuvo presente en la ciudad de San Diego California, donde se reunió con expertos  en el área de investigación en salud para intercambiar comentarios de los temas agendados.

 

El Foro dijo el investigador, se llevó a  cabo bajo la coordinación de la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos (United States-Mexico Border Health Commission), donde  el panel de expertos discutió y analizó temas de relevancia para la salud fronteriza, con la finalidad de priorizar enfoques y optimizar los esfuerzos en beneficio de mejorar la calidad de la investigación y la aplicación del conocimiento en beneficio de la comunidad que vive en esa zona  entre ambos países.
 
En la reunión estuvieron presentes  la Secretaría de Salud e instituciones académicas de Sonora,   Chihuahua, Baja California, Nuevo León por parte de México y de los Institutos Nacionales de Salud (NHI), Organización Panamericana de la Salud (OPS), Universidad de California en San Diego y los  Servicios de Salud de California y Arizona.
 
Cabe mencionar que la invitación la recibió el Dr. Astiazarán por parte de la Dra. María  Teresa Zorrilla,  Secretaria Ejecutiva de la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos (CSFMEU), Sección México.

 

La reunión tuvo una duración de dos días de intenso  trabajo  la primera semana de junio.Participa CIAD en IV Foro de Investigación en Salud Fronteriza

 

La formación de recurso humano eficaz en las diferentes áreas de investigación, es el objetivo de los programas de posgrado del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), y para alcanzarlo cuentan con el reconocimiento de Programas Consolidados por el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), que permite a los interesados  acceder a becas de estudio.

 

El Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz, Coordinador de la Unidad Regional de Culiacán, destacó que la fortaleza de la Maestría en Ciencias, el Doctorado en Ciencias y la Maestría en Desarrollo Regional, se reconoce por el desarrollo de sus egresados “cerca de la mitad de los doctores egresados de CIAD pertenecieron  al Sistema Nacional  de Investigadores (SIN), en el 2011”.

 

Además los egresados son reconocidos a nivel nacional e internacional en algunas disciplinas científicas, pero el principal orgullo es que una buena parte de ellos laboran en Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Jalisco, Tabasco, Nuevo León, Baja California, Distrito Federal en territorio nacional, y en países como Argentina, Venezuela y Colombia, dijo.

 

Comentó que la Coordinación de Programas Académicos cuenta con un programa de iniciación científica que persigue como objetivo promover la vocación de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en el Estado de Sinaloa y a la fecha, cuenta con un registro de 11 tesistas de Instituciones de Nivel Superior, siete prestadores de servicio social y 13 estudiantes que realizan estancias académicas.

 
Po otro lado, precisó que la  matrícula actual es de 10 estudiantes de doctorado en Ciencias 21 en la Maestría en Ciencias, todos ellos con acceso a la beca que otorga CONACYT.

 

Entre las líneas de investigación como opción terminal manejan en Ciencia y Tecnología de Alimentos están Tecnologías Poscosecha, Desarrollo de Nuevos Productos, Composición Nutricional y Nutracéuticos.

 

En Inocuidad Alimentaria se realizan investigaciones en Microbiología Ambiental y de Alimentos, Microbiología Molecular, Plaguicidas y Unidad de Servicios especializados (UNEDIA).

 

El área de Biorecursos es para desarrollar investigación sobre Biocombustibles, Sustancias Bioactivas y Toxicología, mientras que en el ramo de Horticultura se trabaja en temas como la Fitopatología, Control Biológico, Fisiología Vegetal, Nutrición Vegetal y Agricultura Protegida.

 

Un grupo de colaboradores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI),  visitó  las instalaciones de Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), con el fin de conocer los laboratorios de cada una de las coordinaciones.

 

El Dr. Ramón Pacheco Aguilar, Director General, dio la bienvenida a los asistentes y los invitó a conocer cada una de las áreas de trabajo del Centro de Investigación: Desarrollo Regional, Nutrición, Ciencia de los Alimentos y las Coordinaciones de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal y Animal.

 

La Lic. Irma Laura Murillo Lozoya, Directora Regional Noroeste de INEGI, invitó a los investigadores y estudiantes de CIAD a  utilizar en cada uno de sus proyectos,  la información estadística  que se genera en el  instituto.

 

La comitiva la conformaba también el Lic. Guillermo Ornelas Romero, Coordinador Estatal Sonora y un grupo de instructores, que semanas atrás, convocados por la Coordinación de Vinculación y la Unidad de Transferencia e Innovación (UTI), impartieron  talleres que proporcionaron a los usuarios herramientas para el uso y manejo de la información estadística y geográfica.
 
Durante la visita se hizo entrega de reconocimientos a los miembros de INEGI por la  capacitación que ofreció un mayor conocimiento y aprovechamiento de la vasta información y gran gama de productos que en su campo laboral se  genera.

 

Los cursos  impartidos fueron:  Manejo de la página de Internet,  Consulta Interactiva de Datos,  Scinse Web, SAIC y Atlas Económico,  Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, El Banco de Información Económica, Índice de Precios y Reloj de Ciclos Económicos,  Mapa Digital de México y  Simulador de Flujos de Agua.

 

Investigador de la Coordinación de Nutrición del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), fue invitado a participar en temas de salud durante la Comisión Sonora, Arizona.

 

El Dr. Humberto Astiazarán García, comentó que la reunión presidida por el Gobernador del Estado de Sonora,  Guillermo Padrés Elías y la Gobernadora de Arizona Janice K. Brewer, se llevó a cabo en Tucson, Arizona los días  7 y 8 de junio pasados.

 

Como parte de las actividades, el investigador estuvo presente en la Reunión Plenaria y en la Sesión de Trabajo  donde se coordinaron esfuerzos en materia de salud, específicamente en   la línea de acción prioritaria que consistió en consolidar el proyecto de vigilancia epidemiológica de Coccidioidomicosis, proyecto de Cuatro Esquinas, en el que se incluyen Arizona, Sonora, Nuevo México y Chihuahua.

 

La Coccidioidomicosis es una infección micótica que se observa con mayor frecuencia en las regiones desérticas del sudeste de los Estados Unidos. La infección comienza en los pulmones y se contrae inhalando partículas de hongos del suelo.

 

Agregó que otros  temas abordados fueron  agronegocios, arte, cultura, desarrollo económico, educación, administración de emergencias, energía, medio ambiente, bienes raíces, seguridad,  y turismo.

 

En Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), recibió este día la visita del Secretario de Economía, quien tuvo la oportunidad de conocer algunos de los  proyectos de investigación  transferibles al sector productivo y que benefician el desarrollo económico de los sectores rurales de Sonora.

 

El Dr. Ramón Pacheco Aguilar, Director General, señaló  a los  invitados que CIAD busca principalmente fortalecer la vinculación con el sector gobierno y productivo “porque tenemos mucha investigación que está esperando ser concretada a favor del crecimiento económico y social de los diferentes sectores del estado”.

 

Agregó que CIAD cuenta con una visión multidisciplinaria y transdisciplinaria que le permite llegar a los diferentes sectores de la sociedad porque el Centro trabaja con Ciencias Exactas, pero también con las Ciencias Sociales y   desarrolla  esquemas para la posible implementación de  cada uno de los proyectos de investigación.

 

Por su parte el Secretario de Economía, Lic. Moisés Gómez Reyna, manifestó un gran interés en trabajar de manera coordinada y para concretar  proyectos en donde la productividad y la competitividad vayan de la mano,  instó a Lorenzo Arturo Galván García,  Subsecretario de Impulso a la Comercialización y a  Karla Iveth Parra Sesma,  Directora de la  Subsecretaría de Desarrollo Económico a ocuparse de las propuesta hechas por  CIAD.
 
En la reunión la Dra. María del Carmen Hernández, presentó el “Laboratorio de innovación para la producción inocua y sustentable de alimentos en comunidades rurales”, en donde expuso el trabajo que se ha realizado en zonas específicas del estado.

 

Los avances y resultados de la Unidad de Transferencia e Innovación (UTI),  fueron puestos sobre la mesa por parte del Dr. Carlos Gabriel Borbón Morales. Los detalles de la utilización integral del agave angustifolia fue explicada por el Dr. Martín Esqueda Valle.

 

En la reunión los investigadores mostraron habilidades, capacidades y algunas áreas potenciales de investigación que pueden impulsarse con el apoyo de la Secretaría de Economía.

 

Cabe destacar que en la reunión estuvieron presentes el Director Administrativo del CIAD, C.P. Francisco Ortiz Encinas, la Dra. Elisa Valenzuela, Coordinadora de Ciencia de los Alimentos, la Dra. Belinda Vallejo Galland, Coordinadora de Tecnología de Alimentos de Origen Animal (CTAOA), el Dr. Miguel Ángel Martínez Téllez, Coordinador de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal (CTAOV), el Dr. Juan Pedro Camou Arriola, Coordinador de Vinculación e investigadores de CIAD.

 

Con el objetivo de compartir estrategias que lleven al Estado de Sonora a  incrementar y fortalecer la cultura de la propiedad intelectual, este día el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), recibió la visita de Theodore Schultz Hoeflich, Titular de la Oficina Regional Occidente del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

 

Al dar la bienvenida a los presentes, el Dr. Ramón Pacheco Aguilar, invitó a los investigadores a cambiar paradigmas y trabajar en  introducir una nueva cultura en la que se contemple el patentamiento de las innovaciones “porque no es nada más  llegar a un  mercado específico, hay que trabajar mucho más para  mantenernos en él”.

 

Agregó que con la recién inaugurada Unidad de Transferencia e Innovación (UTI), el trabajo que se realiza en la Coordinación de Vinculación (CV) y la Oficina de Transferencia Tecnológica (OTT), los investigadores podrán ser orientados para establecer bien las reglas para patentar, los momentos y los productos.

 

Por su parte  Theodore Schultz Hoeflich, compartió algunos indicadores del Estado de la Innovación en México durante el 2011, destacando que de las 14, 055 solicitudes que recibió  el IMPI, tan sólo 1,065  (7.51%) fueron por mexicanos.
 
Destacó que 121 patentes  fueron solicitadas por Centros de Investigación, 21 de ellas para diseños industriales y 7 correspondieron a modelos de utilidad. En el caso de Sonora especificó que durante el año pasado se hicieron 28 solicitudes por mexicanos, entre las que se incluyen dos realizadas por CIAD.

 

Schultz Hoeflich habló de algunos esfuerzos que están haciendo algunas entidades para impulsar la innovación: Publicar una convocatoria ofreciendo apoyos (COECYT Estado de México); Elaborar un programa de incentivos en la Unidad de Gestión  para investigadores y estudiantes (Universidad Autónoma de Nuevo León).

 

En otros estados se ha optado por: Establecer la obligatoriedad en postgrados de ingenierías de presentar una solicitud de patente para poder graduarse (Universidad Autónoma de Baja California) y en el caso de Sonora se trabaja en el Programa “SONORA PATENTA” a través de fondos de FOMIX que pretenden presentar +  40 solicitudes este año. (Dirección de Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de Economía   Estatal).

 

Al respecto Alfredo Gámez, Director General de Sectores Tecnológicos de la Secretaría de Economía, puso a disposición todo tipo de asesoría para que los investigadores de CIAD, tengan las herramientas necesarias para  solicitar el registro de patentes, desde la elaboración del documento hasta obtener la licencia.

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), cuenta con una Unidad Especializada de Inocuidad Alimentaria (UNEDIA), equipada con tecnología analítica de última generación para identificar y cuantificar contaminantes químicos y microbianos, que representan una amenaza a la inocuidad de productos alimenticios que se generan para el consumo local, regional, nacional y para la exportación.

 

El Dr. Cristóbal Chaidez Quiroz, coordinador regional del CIAD en  Culiacán, Sinaloa, relató que el proyecto UNEDIA nace a través de la alianza estratégica entre este Centro de Investigación y la empresa Investigación, Ciencia y Tecnología  Internacional (ICT), ya que le interesaba desarrollar temas de investigación , transferencia de tecnologías e innovación en materia de inocuidad alimentaria.

 

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), apoyó a ICT Internacional con el proyecto que consistía en desarrollar las metodologías analíticas para la detección de agentes no convencionales (ANC) y la evaluación de la inocuidad de alimentos, creándose el laboratorio para este fin.

 

“Un agente no convencional, es aquel que se asocia a una enfermedad emergente transmitida por los alimentos: partículas, microorganismos y/o sus toxinas y agentes químicos que pueden ser conocidos o desconocidos, pero caracterizados con nuevos métodos analíticos”, explicó.

 

Las tecnologías analíticas de última generación utilizadas son: Cromatografía de Líquidos Masas-Masas y de Biología Molecular. En la primara fase del proyecto se montaros los Laboratorios de Inocuidad Química (LIQ), Inocuidad Microbiológica (LIM) y de  Inocuidad de Agentes no Convencionales (LIANC), donde laboran once profesionales, muchos de ellos formados en los programas de maestría y doctorado del CIAD.
 
Recientemente se sometió a la Entidad Mexicana de Acreditación (ema), la solicitud para acreditar los laboratorios arriba mencionados y 20 métodos analíticos ya validados y en el momento que llegue la respuesta afirmativa  se ofrecerán los siguientes servicios en el Laboratorio de Inocuidad Química (LIQ): Determinación de Nitrofuranos en músculo de pollo, bovino, cerdo, camarón y huevo; Determinación de estreptomicina en miel; Determinación de Fenicoles en músculo de pollo y cerdo;  Determinación de  Cloranfenicol en músculo de bovino,   borrego, camarón, leche y miel; Determinación de Beta-Agonistas  en hígado y músculo de bovino; Determinación de Clembuterol en orina y suero de bovino; Determinación de Anticoccidianos en músculo de pollo y huevo.

 

En el Laboratorio de Inocuidad  de Agentes no Convencionales (LIANC): Tamizaje de 20 a 32 sustancias, identificación y confirmación de residuos de plaguicidas  y metabolitos (fungicidas, herbicidas, insecticidas y otros agroquímicos) en alimentos frescos, procesados y agua de riego.

 

Mientras que en el Laboratorio de Inocuidad Microbiológica: la detección de  microorganismos  patógenos de interés veterinario (Influenza y Salmonella aviar y virus de Newcastle).

 

Una serie de herramientas e  información que se debe incorporar en los proyectos y protocolos de investigación desde su fase inicial con orientación de mercado para que generen recursos, tanto para el Centro como para los científicos, expuso el Dr. Víctor Sánchez Trejo, socio fundador y co-director de ACTUM business, strategy & solutions y de PRAGMAT3CH.

 

“El objetivo es que  los  desarrollos tecnológicos no  se quedan a la mitad del camino o no se completen porque les gana  la evolución del mercado o los requerimientos  solicitados ya no son los mismos que se tenían inicialmente previstos”, indicó durante su participación ante investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), con la conferencia “La importancia de la  valuación y comercialización de la tecnología en centros de I+D”.

 

Actualmente tener acervos de patentes es un indicador muy importante de éxito, sin embargo estos indicadores en el mundo están cambiando por regalías obtenidas, es decir,  cuántos  ingresos están generando las patentes desarrolladas al interior de  los centros de investigación, acentuó el expositor.

 

Hay diferentes estrategias para una patente en cuanto a los ingresos que pude generar abundó, “una patente que tenga una orientación hacia el mercado puede ser vendida directamente a una empresa; puede ser licenciada a través de las regalías por ventas o utilidades de la empresa; el investigador  propietario de la  patente puede crear una propia empresa dando regalías al centro de investigación; o se pueden crear nuevas instituciones u organizaciones donde participe el centro  de investigación, el inventor e inversionistas privados,  existen varias formas de darle utilidad a la patente”.

Sin embargo dejó claro que si la patente no tiene una orientación de mercado, ninguna de estas opciones es válida, por ello la importancia de que  todas las investigaciones tengan el enfoque que les permita a los  investigadores obtener recursos extras  producto del  trabajo realizado en los  centro de investigación, reiteró Sánchez Trejo.

 

Haciendo un recuento, mencionó que en México hay indicadores que no son muy favorables, de las 14 mil patentes  que se  publican, sólo el 7 por ciento  son propuestas por investigadores de origen mexicano  y de ese bajo porcentaje no hay estadísticas que indiquen cuánto recurso generan, pero es muy poco “es un esfuerzo que se  debe hacer porque los recursos públicos destinados a los centros de investigación cada vez  son más escasos y eso los  lleva a generar nuevos modelos para obtener  capital que entre otras cosas, les permita seguir haciendo investigación” detalló.

 

El especialista en estudios de inteligencia tecnológica, competitiva, de mercado, gestión de proyectos y transferencia tecnológica,  enfatizó que el licenciamiento de patentes no se logra a corto plazo pero es importante empezar a verlo desde una perspectiva de planeación con las oficinas de transferencia de los Centros de Investigación para identificar proyectos con  mayor validez comercial e ir avanzando hasta lograr los objetivos buscados, no dejando de lado la ciencia básica porque debe seguir  desarrollándose, “es un eslabón que  va de la mano de la ciencia aplicada, pero si recursos no se puede avanzar”.

 

Es importante destacar que el Dr. Víctor Sánchez Trejo, sostiene actualmente una colaboración con  CIAD a través del trabajo conjunto que realiza con el Dr. Ali Jesús Asaff Torres, investigador de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos.

Mobile Menu