Notas

Viernes, 15 Enero 2021 11:17

ELIGIENDO EL PRODUCTO PROBIÓTICO ADECUADO PARA TI

Escrito por
Valora este artículo
(5 votos)

Si estás pensando en consumir un producto probiótico para mejorar tu salud, es importante que te asegurares de elegir el adecuado para obtener los resultados deseados, ya que el mercado ofrece una gran cantidad de opciones. Por tal razón, investigadores(as) del Laboratorio de Química y Bitecnología de Productos Lácteos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) te brindan algunos consejos.

Marca

Busca una marca de probióticos que esté respaldada por investigaciones científicas. Existen algunos sitios de internet donde podrás encontrar algunos productos que cuentan con evidencia de investigación científica y que han sido clínicamente probados.

Unidades formadoras de colonias

Un producto probiótico debe contener miles de millones o billones de unidades formadoras de colonias, también llamadas UFC. Expertos en el campo de los probióticos sugieren que estos deben tener una concentración mínima de 106 (un millón) UFC por mililitro o gramo de producto.1

Dosis

La dosis es la indicación que explicará cuánto tomar para obtener resultados. Es necesario verificar que las UFC en cada dosis o porción del producto estén alineadas con lo que la investigación dice que se necesita para observar el beneficio o efecto deseado. Los expertos recomiendan consumir al menos de 108 a 109 (cien millones a un billón) de UFC diariamente.2

Diversidad

Los productos probióticos pueden clasificarse de acuerdo a la diversidad de microorganismos probióticos que lo componen,3 como se desglosa a continuación:

  • Monocepa

Contienen una cepa de una determinada especie de probiótico. Ejemplo: Lactobacillus acidophilus A1.

  • Multicepa

Contienen más de una cepa de la misma especie o especies de probióticos que pueden estar muy relacionadas. Ejemplo: Lactobacillus acidophilus A1, Lactobacillus fermentum B1 y Lactobacillus casei C1.

  • Multiespecie

Contienen cepas de diferentes especies de probióticos y que pertenecen a uno o a más géneros. Ejemplo: Lactobacillus acidophilus A1, Bifidobacterium longum G1, Enterococcus faecium T1 y Saccharomyces boulardii H1.

Aunque no necesariamente un producto con multiespecies es más efectivo que un producto con monocepa, diferentes cepas con diferentes características tienen una mayor probabilidad de colonizar el sistema digestivo. Además, el efecto probiótico podría mejorar debido al sinergismo entre los efectos específicos aportados por cada una de las cepas probióticas.

Probióticos con beneficios específicos

Los probióticos que han demostrado proporcionar beneficios para la salud incluyen varias especies o cepas; como ya se mencionó, los productos probióticos pueden contener una combinación de éstas.

Investigaciones recientes han demostrado que algunas cepas son más efectivas que otras para tratar ciertas afecciones. De hecho, hay una consideración particularmente importante para los probióticos: no todos son iguales, por lo que los efectos son cepa-dependiente. De tal manera, bacterias estrechamente relacionadas, incluso de la misma especie, pueden tener diferentes efectos benéficos.

Por lo tanto, es posible obtener mejores resultados al consumir probióticos que ya han demostrado tener efectos específicos contra ciertas enfermedades, tales como:

Función del probiótico

Cepas probióticas específicas

Salud digestiva en general

Bifidobacterium lactis CNCM I-2494 Bifidobacterium longum 35624

Lactobacillus acidophilus CL1285

Lactobacillus casei LBC80R

Lactobacillus rhamnosus CLR2

Lactobacillus reuteri DSM 17938

Lactobacillus helveticus R0052

Streptococcus salivarius K12

Saccharomyces boulardii CNCM I-745

Estimulación del sistema inmunológico

Bifidobacterium lactis BB-12

Bifidobacterium lactis Bi-07

Lactobacillus acidophilus NCFM

Lactobacillus rhamnosus GG

Lactobacillus rhamnosus Lcr35

Lactobacillus reuteri RC-14

Lactobacillus acidophilus Lafti L10

Lactobacillus casei CRL-431

Lactobacillus casei sp. paracasei CNCM I-1518

Saccharomyces cerevisiae CNCM I-3856

Alivio para el estreñimiento

Bifidobacterium longum BL03

Bifidobacterium longum BB536

Bifidobacterium lactis BB-12

Bifidobacterium lactis HN019

Bifidobacterium lactis DN-173 010

Lactobacillus casei Shirota

Lactobacillus bulgaricus PXN 39

Lactobacillus reuteri DSM 17938

Lactobacillus rhamnosus GG

Lactobacillus casei PXN 37

Escherichia coli Nissle 1917

Streptococcus thermophilus PXN 66

Eficacia contra la diarrea

Bifidobacterium lactis BB-12

Lactobacillus casei sp. paracasei CNCM I-1518

Lactobacillus plantarum 299v

Lactobacillus reuteri DSM 17938

 Lactobacillus acidophilus SD5212

Lactobacillus acidophilus La5

Lactobacillus helveticus R52

Lactobacillus rhamnosus GG

Enterococcus faecium SF 68

Saccharomyces boulardii CNCM I-745

Aumentar la resistencia contra infecciones o alergias

Bifidobacterium lactis UABLa-12

Bifidobacterium lactis BB-12

Lactobacillus acidophilus A-212

Lactobacillus rhamnosus A119

Lactobacillus acidophilus CUL-60

Lactobacillus acidophilus DDS-1

Lactobacillus acidophilus L-92

Lactobacillus johnsonii EM1

Lactobacillus gasseri TMC0356

Lactobacillus rhamnosus Lcr35

Lactobacillus gasseri EN153471

Streptococcus thermophilus A-336

 

Colaboración de Adrián Hernández Mendoza, Cecilia Castro López, Lourdes Santiago López, Aarón F. González Córdova y Belinda Vallejo Galland, investigadores del Laboratorio de Productos Lácteos del CIAD

 

Fuentes

1 Terpou y colaboradores (2019). Probiotics in food systems: Significance and emerging strategies towards improved viability and delivery of enhanced beneficial value. Nutrients, 11(7), 1591.

2 Sniffen y colaboradores (2019). Choosing an appropriate probiotic product for your patient: An evidence-based practical guide. PLoS ONE, 13(12): e0209205.

3 Timmerman y colaboradores (2004). Monostrain, multistrain and multispecies probiotics-A comparison of functionality and efficacy. International Journal of Food Microbiology, 96(3), 219-233.

Visto 441 veces

Mobile Menu