Notas

Miércoles, 16 Diciembre 2020 12:11

ESTUDIAN ASOCIACIÓN DE CÁNCER DE MAMA CON CONTAMINANTES AMBIENTALES, CONSIDERANDO LA OBESIDAD Y EL CONSUMO DE ANTIOXIDANTES

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Como parte de su formación académica como maestra en ciencias, Mariel Rodríguez Jiménez estudió en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) la asociación entre la exposición a contaminantes ambientales y el riesgo de cáncer de mama en mujeres de Hermosillo, Sonora. También evaluó si esta asociación pudiera ser mayor cuando las personas presentan obesidad y un bajo consumo de antioxidantes.

La contaminación antropogénica es la introducción de elementos contaminantes en el ambiente que alteran su calidad, causando un efecto negativo, como consecuencia de las actividades desarrolladas por el ser humano.

Bajo la dirección de su tutora académica, la profesora de la Coordinación de Nutrición del CIAD, Dra. Graciela Caire Juvera, la joven investigadora analizó retrospectivamente la relación de la exposición a contaminantes ambientales antropogénicos con el cáncer de mama en mujeres de Hermosillo, Sonora, y analizó los efectos de la obesidad como un factor de riesgo adicional, así como el consumo de antioxidantes como una acción protectora de dicho padecimiento.

Para el estudio se contó con la participación de 205 mujeres que padecían cáncer de mama, así como de 206 mujeres que conformaron el grupo de control. Se realizó evaluación antropométrica (peso, talla, índice de masa corporal) y se estimó el consumo dietario de ambos grupos.

Una vez que se llevó a cabo la validación residencial por código postal de las participantes, se cotejó con la ubicación geográfica de sitios potencialmente riesgosos.

En términos nutricionales, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad en las participantes fue de 77% para mujeres con cáncer y 83% para controles. En ambos grupos el consumo promedio de vitamina C, A y zinc fue superior a las recomendaciones científicas, mientras que el consumo de vitamina E fue inferior. Más del 50% de las participantes, en ambos grupos, tuvo deficiencia de consumo de fitoestrógenos, que son compuestos que se encuentran en los vegetales, similares a los estrógenos humanos, y que pueden tener función como antioxidantes.

Sitios potencialmente riesgosos

El número de mujeres con cáncer de mama que tuvieron residencia cerca de algún sitio potencialmente riesgoso fue mayor que en los controles. En mujeres con sobrepeso y consumo deficiente de zinc y vitamina A se observó una asociación de la exposición a contaminantes industriales con el cáncer de mama.

La estudiante y su directora de tesis hicieron énfasis en que esta investigación no es contundente y que se necesitan más estudios para poder hacer alguna recomendación sanitaria. No obstante, llamaron a que, como lo aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS), todas las mujeres mayores de cuarenta años se realicen una revisión anual para descartar cáncer mama y cervicouterino.

Por último, señalaron que existe suficiente evidencia científica acerca de que una alimentación balanceada y realizar constantemente actividad física son factores que pueden prevenir la aparición del cáncer y otras afecciones como la diabetes, por lo que recordaron la importancia de adoptar hábitos de vida más saludables.

 

Visto 371 veces Modificado por última vez en Viernes, 18 Diciembre 2020 13:16

Mobile Menu