Imprimir esta página
Viernes, 04 Diciembre 2020 12:14

INVESTIGADORA DEL CIAD OBTIENE EL PREMIO JAVIER ROMERO MOLINA DEL INAH

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

La tesis de doctorado de Gloria María Cañez de la Fuente, académica del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), fue distinguida con el galardón Javier Romero Molina, en el marco de los Premios del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) 2020.

La investigación, que fue reconocida en la categoría de Antropología Física, buscó hacer visibles los cambios que se han dado en las últimas décadas en la sociedad hermosillense en cuanto a lo que se cocina y se come en los hogares, en el papel que tiene la mujer en la alimentación familiar y las razones del por qué se han dado estos cambios.

En ese sentido, en este estudio se les preguntó a mujeres de diversas edades y de diferentes colonias de la ciudad sobre sus experiencias, con el fin de observar qué ha cambiado en cuanto a lo que comen, con quién conviven cuando comen, por qué comen de la manera en que lo hacen, quién es la persona que cocina y sobre el tipo de preparaciones más comunes en la familia, entre otros temas.

Son otros tiempos

Tradicionalmente, las mujeres han sido las encargadas de la preparación de los alimentos en el hogar, además de transmitir dichos conocimientos a sus hijas. Sin embargo, esto ha cambiado.

El trabajo de Cañez de la Fuente encontró que las mujeres más jóvenes están perdiendo esa práctica en la actualidad. Además, halló que estos cambios tienen que ver con otros procesos más amplios que han ocurrido en la sociedad, como, por ejemplo, la transformación del ambiente alimentario.

“Ahora tenemos muchos productos industrializados, más tiendas donde adquirirlos a precios más económicos. Y sigue siendo la mujer, aunque no necesariamente la madre, quien enseña cómo cocinar y también la que busca estrategias de subsistencia para comer y compartir con las otras personas cuando hay épocas de escasez”, explicó la investigadora de la Coordinación de Desarrollo Regional del CIAD.

Una experiencia enriquecedora

La antropóloga considera que una de las principales aportaciones al conocimiento científico que se desprende de esta tesis es el abordaje teórico metodológico que se construyó para analizar el objeto de estudio: la relación mujeres-alimentación-cocina en un contexto de cambio social. Para ello, se consideró a la alimentación como un hecho biosociocultural y se trabajó desde una perspectiva histórica, dando visibilidad a diferentes generaciones de mujeres y su relación con la cocina y la alimentación familiar, quienes son agentes de cambio en épocas de escasez.

Agregó que, haber trabajado en este estudio, le resultó una experiencia muy enriquecedora, no solo en cuanto al conocimiento sobre el tema de la tesis, sino también en términos más humanos. “Este acercamiento a la vida y experiencias de estas mujeres me recordó cuán vulnerables somos, pero también el hecho de que, como investigadoras(es), no debemos perder la sensibilidad, la comprensión y el interés por la manera en la que las personas viven, interpretan y perciben los efectos tanto de los grandes procesos globales como de aquellos que se han dado localmente en un contexto histórico y social muy cambiante, además de que, de alguna manera, este proceso de comprensión nos permite incidir en las diversas problemáticas sociales de una manera más apegada a las distintas realidades”, añadió.

Actualmente Cañez de la Fuente trabaja en la publicación de varios de los hallazgos surgidos de esta tesis y tiene claro que continuará con el estudio y comprensión de la alimentación contemporánea desde una visión holística, con el propósito de contribuir a la consolidación y crecimiento de su línea de investigación en la Coordinación de Desarrollo Regional del CIAD.

Aunque el evento protocolario de premiación se realizará hasta el 14 de enero de 2021 en el auditorio “Jaime Torres Bodet” del Museo de Antropología en la Ciudad de México, tras enterarse de que su trabajo Cambios socioculturales en la relación de las mujeres con la cocina, la alimentación familiar y la transmisión culinaria en el ámbito doméstico fue seleccionado ganador, manifestó sentirse muy contenta y agradecida con la distinción, lo que describió como un gran aliciente para su trabajo como investigadora y, en especial, para su trayectoria profesional como antropóloga de la alimentación. Además, externó su agradecimiento hacía las doctoras Florencia Peña Saint Martin y Juana María Meléndez Torres, directoras de esta tesis, con quienes comparte el logro del reconocimiento académico.

 

 

 

Visto 495 veces