Notas

Miércoles, 18 Diciembre 2019 11:37

ALUMNA DEL CIAD INVESTIGA CÓMO PREVENIR ATAQUES DE HONGOS AL TRIGO

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Laura Celina Ochoa Meza, alumna del doctorado en ciencias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), investiga cómo prevenir el ataque de hongos en plantas de trigo.

Estudios preliminares del grupo de trabajo señalan que los oligosacáridos de quitosano promueven una respuesta defensiva a nivel molecular en las plantas, por lo que entender cómo funciona este mecanismo completo podría ser la clave para desarrollar productos amigables con el medioambiente que prevengan el ataque de patógenos en el trigo, cereal de alto consumo a nivel mundial.

Para la realización de su tesis doctoral, Laura Celina desarrolló el proyecto de tesis titulado “Inducción de la resistencia sistémica y tolerancia a Puccinia triticina en plántulas de trigo en respuesta a quitooligosacáridos”. Laura Celina es dirigida por el Dr. Miguel Ángel Martínez Téllez, de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal del CIAD, con la participación en el comité de tesis de la Dra. Irasema Vargas Arispuro, Dr. José Juan Virgen Ortiz, ambos investigadores del CIAD, y el Dr. Alejandro Falcón Rodríguez, del Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas de Cuba.

Martínez Téllez explicó que la colaboración de los investigadores en este proyecto coadyuvará a entender la respuesta metabólica de plántulas de trigo cuando son atacadas por un microorganismo, pues tienen una amplia experiencia en la investigación del quitosano y sus derivados como activadores de respuesta de protección en plantas.

Por su parte, el Dr. Falcón indicó que con la generación de este conocimiento se cimentan las bases para encontrar estrategias que sustituyan la aplicación de pesticidas químicos que repercuten en la salud de las plantas y de los seres humanos.

Dicho patógeno, explicó, se manifiesta en las hojas, en cualquier estado fenológico del cultivo, mediante pústulas alargadas en el haz de la hoja, de 0.5 a 1 mm de longitud, que rompen la cutícula para desprender las esporas. La infección ocasiona la muerte de la hoja, además de que reduce las posibilidades del crecimiento de la planta hasta, incluso, ocasionar su muerte.

Por último, agregó que anteriormente ya se han hecho estudios similares en plantas de tomate, donde han obtenido resultados favorables en la prevención del ataque de patógenos, además de que las plantas han crecido más de lo esperado.

 

 

Visto 777 veces

Mobile Menu