Notas

Viernes, 15 Enero 2016 10:00

EL CIAD EN LA FRONTERA DE LA CIENCIA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) logró la aprobación del financiamiento para tres proyectos de investigación en el marco de la convocatoria Fronteras de la Ciencia 2015, que auspicia el Consejo Nacional del Ciencia y Tecnología (Conacyt). Con esto, el CIAD se convirtió en la única institución sonorense en recibir este apoyo.

 

Uno de los proyectos que fueron reconocidos con este fondo es el dirigido por Elizabeth Carvajal Millán, quien, junto a su equipo de investigación, trabaja en el desarrollo de micro y nano partículas de arabinoxilanos con alta densidad de entrecruzamiento para la administración oral de insulina, como alternativa al suministro por vía subcutánea. 

 

Este grupo de investigación es el único a nivel mundial enfocado al estudio de dichas partículas para el suministro de insulina oral, y sus resultados previos han demostrado que estas partículas liberadoras de insulina pueden regular los niveles de glucosa en ratas diabéticas. 

 

Este nuevo proyecto permitirá contribuir al avance de conocimiento científico acerca de los mecanismos involucrados en la formación de estas partículas y en la liberación controlada de la hormona. Con el fondo que se ha recibido, Carvajal Millán espera generar conocimiento científico transformador con propiedades emergentes que permita avanzar hacia pruebas futuras de estas partículas en seres humanos. 

 

La fuente de la eterna juventud

Asimismo, otra iniciativa de investigación que resultó favorecida es la que encabeza Martín Ernesto Tiznado Hernández, en la que estudiará la forma como las frutas crean una capa protectora conocida como cutícula. Los análisis se realizarán en frutos de guanábana, papaya y pitaya. 

 

Esto, según comenta el investigador, permitirá conocer “la fuente de la eterna juventud de los productos hortofrutícolas”, pues con esta investigación, de la cual ya existen antecedentes que respaldan su viabilidad, se podría lograr extender por mucho más el tiempo en que una fruta tiene calidad para ser consumida desde que es cosechada. Se espera que, en un futuro, esta investigación apoye la entrada de divisas al país mediante la exportación de productos hortofrutícolas a los mercados internacionales. 

 

Las bondades del mango

El proyecto de farmacocinética de polifenoles de mango “Ataulfo” a cargo de Gustavo González Aguilar, líder de la Red Nacional de Alimentos Funcionales y Nutracéuticos (Alfanutra), es otro de los aprobados. El objetivo de este proyecto es conocer los efectos benéficos del consumo de frutas tropicales, cómo se absorben sus principales antioxidantes y el efecto de la fibra que contienen. 

 

De acuerdo a González Aguilar, es importante dar a conocer a la sociedad que la ingesta moderada en la dieta de frutos nativos de México, como el mango ataulfo, pueden tener efectos muy importantes para reducir distintas enfermedades crónico degenerativas causadas por una mala dieta. Esta investigación revelará la forma más conveniente para consumirlo (jugos, pulpas, aguas, mermeladas) para un mayor aprovechamiento de sus nutrientes.

 

Por su parte, Cristina Taddei Bringas, Coordinadora de Investigación del CIAD, comentó que, institucionalmente, este logro demuestra que la investigación que se realiza en este Centro es de frontera y responde a la misión y a la visión compartida con el Conacyt de generar conocimiento y formar recursos humanos que estén a la vanguardia de la ciencia y la tecnología.

 

A nivel nacional, fueron ochenta y cinco los proyectos que fueron beneficiados con este apoyo; todos ellos adscritos a instituciones educativas y de investigación. Las propuestas autorizadas fueron reconocidas por ser propositivas en temas emergentes y de innovación.

Visto 1822 veces Modificado por última vez en Viernes, 15 Enero 2016 10:01

Mobile Menu