CONTINÚA PROCESO PARA ACTIVACIÓN DE ALERTA DE GÉNERO EN SONORA

AddThis Social Bookmark Button

 

En seguimiento a la solicitud de declaratoria de alerta de violencia de género en Cajeme, Sonora, que desde junio de 2015 demandó la asociación civil Alternativa Cultural para la Equidad de Género (ACEG), y que actualmente atiende la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), el pasado lunes se llevó a cabo la segunda mesa de trabajo interinstitucional en la que participaron representantes de instituciones públicas estatales y del grupo responsable de la investigación en campo realizada para tal efecto.

 

En la reunión, la directora del Instituto Sonorense de la Mujer (ISM), Esther Salas Reátiga, explicó que Sonora tiene un rezago considerable en los índices de violencia hacia las mujeres. Además, agregó que esta entidad se encuentra en los primeros lugares en este aspecto a nivel nacional.

 

En ese sentido, Salas Reátiga señaló que se sigue la instrucción de Claudia Pavlovich Arellano, Gobernadora de Sonora, para enfrentar la situación e implementar una política de igualdad de género y derechos humanos, establecida en el Plan Estatal de Desarrollo 2016-2021.

 

Existen grandes expectativas

Entre sus impresiones sobre la segunda reunión de la mesa de trabajo, Gilda Salazar Antúnez, profesora investigadora del CIAD, comentó que por parte del equipo que realizó la investigación existen expectativas sobre la importancia y responsabilidad que el Gobierno del Estado tiene para atender las conclusiones del informe que le fue entregado el primero de diciembre por la Conavim.

 

Asimismo, añadió que se esperan acciones concretas y la máxima atención de los titulares de todas las dependencias estatales involucradas en las trece propuestas que el equipo de investigación estableció para combatir la violencia feminicida en el estado.

 

En ese sentido, subrayó que al gobierno estatal le restan tres meses para presentar un plan que contemple acciones preventivas, de seguridad y justicia para abatir los índices que se han presentado, además de las asignaciones de recursos presupuestales necesarios para hacer frente a la contingencia de alerta.