Domingo, Diciembre 11, 2016
   
Texto

¿QUÉ ERRORES COMETEMOS AL ALMACENAR LOS ALIMENTOS EN EL HOGAR?

AddThis Social Bookmark Button

 

El solo hecho de guardar la comida en el refrigerador no garantiza su conservación apropiada si no se toman las medidas de almacenamiento adecuado, según afirma Itzamná Baqueiro, investigadora del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

Los alimentos contienen una carga de flora microbiótica por naturaleza que es admisible para el consumo humano; sin embargo, la falta de medidas de conservación aumenta su proliferación, lo que puede causar enfermedades, principalmente de tipo gastrointestinal.

 

La especialista en biotecnología de los alimentos establece recomendaciones básicas el almacenamiento de los alimentos

 

LA TEMPERATURA DEL REFRIGERADOR

 

Si usamos como referencia la estructura del refrigerador, este se divide en niveles donde la parte superior nos permite mantener temperaturas más bajas, las cuales van aumentando conforme se acerca al piso. Las carnes frías y los lácteos deben estar en el nivel más alto, mientras que los productos que sean de consumo a corto plazo pueden acomodarse en la puerta.

 

Un error común es la creencia de que la leche ultrapasteurizada (aquella que se encuentra en anaquel a temperatura ambiente) tiene mayor duración de conservación; no obstante, una vez que se abre el envase, el tiempo para consumirse es el mismo que el de la leche que se vende refrigerada, el cual es, aproximadamente, de dos a tres días, pues se trata de un producto altamente perecedero.

 

ORDEN DE LOS VEGETALES

 

Los vegetales más resistentes, como las papas o pepinos, deben quedar debajo de los que son más delicados, como los tomates o lechugas, ya que pudieran maltratarlos y acelerar su proceso de descomposición. Además, se deben seleccionar los alimentos que realmente requieren refrigeración, ya que cuando aún no ha llegado su tiempo de maduración no es necesario que ocupen espacio dentro de la nevera.

 

Otra recomendación es utilizar empaques resellables en los que se puedan guardar de manera separada los alimentos. Incluso, hay algunos que permiten ponerlos al vacío para evitar su oxigenación y favorecer su conservación.

 

FECHA DE CADUCIDAD

 

La fecha de caducidad se propone con base en el tiempo que puede perdurar un alimento dentro del empaque sin descomponerse, por lo que el tratamiento térmico al cual se somete tiene una garantía que cubre solamente los días de consumo indicados en el envase, de modo que si se ingieren cuando ha vencido su caducidad se corre el riesgo de que haya generado esporas dañinas para la salud.

 

TRANSPORTACIÓN DE ALIMENTOS

 

Lo ideal es planear las actividades del día para que las compras en el supermercado sean hasta el final de la jornada, procurando llevarlas directamente hasta la casa para evitar su descomposición, ya que un error común es comprar los alimentos, guardarlos en la cajuela del carro y llevarlos a la casa horas después.

 

También existen bolsas especiales con cubiertas térmicas para transportar los productos que exigen mantenerse fríos por su rápida descomposición.

 

RIESGOS EN EL SUPERMERCADO

 

Una estrategia recomendable es diseñar una ruta dentro del supermercado que permita seleccionar primero los productos que no son perecederos, siguiendo aquellos que no requieren refrigeración, dejando hasta el final los que necesitan temperaturas bajas, ya que el tiempo que el consumidor toma en elegir los artículos puede interrumpir la “cadena de frío”, en la que el productor, el distribuidor y el vendedor han mantenido el producto al nivel térmico adecuado.

 

Esto implica concientización de todos los involucrados en el proceso comercial, porque como consumidores tenemos la responsabilidad de darle los cuidados necesarios a nuestros alimentos para evitar contraer enfermedades por microorganismos, concluyó la especialista.