Sábado, Septiembre 23, 2017
   
Texto

Esas pequeñas picaduras: las grandes amenazas para la salud

Desde 1950 cada año el 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud en conmemoración del aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1948. Este día se utiliza como plataforma para crear conciencia con respecto a un problema de salud con repercusiones globales. Así, en el 2012 el tema fue el envejecimiento y el lema “La buena salud añade vida a los años” llamó la atención sobre la salud de los adultos mayores. En el 2013, el punto central fue la hipertensión y para éste 2014, la Organización Mundial de la Salud quiere llamar la atención sobre las enfermedades transmitidas por vector; con el lema “Pequeñas picaduras: grandes amenazas”.


Lo anterior para recordar al mundo que si bien las enfermedades crónico-degenerativas han ido ganado terreno, la realidad es que aún más del 50% de la población mundial está en riesgo de padecer alguna enfermedad transmitida por vector. Un vector biológico es un agente que puede propagar o transmitir una enfermedad. Así, entre los vectores más comunes están los mosquitos, moscas, garrapatas, algunos caracoles y diversos artrópodos, que transmiten enfermedades como el paludismo, dengue, leishmaniasis y fiebre amarilla. Para darnos una idea del problema, basta con considerar que según las estadísticas sanitarias mundiales de la OMS del 2013: el 40% de la población mundial está en riesgo de padecer dengue o bien, entender que se diagnostican 1.3 millones de nuevos casos de leishmaniasis cada año.


En el caso del paludismo enfermedad también conocida como malaria, ésta es causada por un parásito denominado Plasmodium que se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados. Entre los síntomas del paludismo/malaria destacan la fiebre, dolor de cabeza y vómito, que generalmente aparecen 10 a 15 días después de la picadura del mosquito. Para controlar la malaria se encuentran el tratamiento rápido y eficaz con combinaciones de medicamentos basadas en la artemisinina, el uso de mosquiteros impregnados en insecticida por parte de las personas en riesgo y la fumigación de los espacios cerrados con insecticidas de acción residual, a fin de controlar los mosquitos vectores. Desafortunadamente los vectores (mosquitos) han desarrollado resistencia en muchos casos. Otro flagelo es el paludismo; endémico en 91 países. Según el informe mundial sobre paludismo/malaria de la OMS del 2012, en el continente americano el 36% de la población vive en riesgo y México está clasificado como un país con transmisión activa de la enfermedad y resistencia en al menos a un insecticida.

 

Para el caso del dengue, éste se transmite por la picadura de un mosquito infectado. Los síntomas aparecen entre 3 y 14 días tras la picadura infecciosa. La enfermedad se manifiesta como un síndrome febril y afecta a lactantes, niños pequeños y adultos. Los síntomas varían, desde una fiebre moderada hasta una fiebre alta incapacitante con cefaleas intensas, dolor retroobitario, dolor muscular y/o articular, y exantema. No existen fármacos antivíricos específicos contra el dengue. Es importante mantener al paciente hidratado. El dengue hemorrágico (fiebre, dolor abdominal, vómitos, hemorragia) es una complicación potencialmente mortal que afecta principalmente a los niños. El diagnóstico temprano y una buena atención clínica a cargo de médicos y enfermeras con experiencia aumentan la supervivencia de los pacientes.

 

Otra enfermedad transmitida por vector es la leishmaniasis, causada por un parásito del género Leishmania, que cuenta con más de 20 especies diferentes. Se transmite a los humanos por la picadura de flebótomos hembras infectadas (pequeños insectos parecidos a los mosquitos). La enfermedad se presenta en tres formas principales: 1) leishmaniasis visceral (también conocida como kala azar): es mortal si no se trata. Se estima que cada año se producen en el mundo entre 200,000 y 400,000 nuevos casos de leishmaniasis visceral, más del 90% de ellos en seis países: Bangladesh, Brasil, Etiopía, India, Sudán y Sudán del Sur. 2) leishmaniasis cutánea: es la forma más común de leishmaniasis. Provoca úlceras en las zonas expuestas del cuerpo y deja cicatrices permanentes y discapacidades graves. El 95% de los casos de leishmaniasis cutánea se producen en el continente americano, la cuenca del Mediterráneo, Oriente Medio y Asia Central. Más de dos terceras partes de los casos nuevos aparecen en seis países: Afganistán, Argelia, Brasil, Colombia, Irán y Siria. 3) leishmaniasis mucocutánea: conduce a la destrucción parcial o completa de las mucosas de la nariz, la boca y la garganta. El 90% de los casos de leishmaniasis mucocutánea se producen en el Brasil, Bolivia y Perú. Su epidemiología depende de las características de la especie del parásito, las características ecológicas locales de los lugares donde se transmite, la exposición previa y actual de la población humana al parásito y las pautas de comportamiento humano. El kala-azar que se encuentra en nuestro continente es muy similar al observado en la cuenca mediterránea.

 

La epidemiología de la leishmaniasis cutánea es compleja, ya que existen variaciones en cuanto a los ciclos de transmisión, los reservorios animales, los flebótomos vectores, las manifestaciones clínicas y la respuesta al tratamiento, ya que circulan en la misma zona geográfica múltiples especies de Leishmania. Como en la mayoría de las enfermedades transmitidas por vectores, la pobreza aumenta el riesgo de leishmaniasis.

 

Las malas condiciones de vivienda y las deficiencias de saneamiento de los hogares (por ejemplo, carencia de drenaje) pueden promover el desarrollo de los lugares de cría y reposo de los flebótomos vectores y aumentar su acceso a la población humana. El uso de mosquiteros tratados con insecticida reduce el riesgo. Por otra parte, las dietas bajas en proteínas, hierro, vitamina A y cinc aumentan el riesgo de que la infección progrese. Las epidemias de las dos formas principales de leishmaniasis a menudo se asocian con la migración y el desplazamiento de personas no inmunizadas a zonas donde ya existen ciclos de transmisión.

 

El calentamiento de la Tierra y la degradación del suelo afectan en muchos aspectos a la epidemiología de la leishmaniasis: pequeñas fluctuaciones en la temperatura pueden tener un importante efecto en el ciclo de desarrollo de los promastigotes de Leishmania en los flebótomos, y permitir que el parásito se transmita en zonas donde la enfermedad no era previamente endémica. El control de los vectores ayuda a reducir o interrumpir la transmisión de la enfermedad al controlar los flebótomos, especialmente en el contexto doméstico. Entre los métodos de control figuran los insecticidas en aerosol, los mosquiteros tratados con insecticida, la gestión del medio ambiente y la protección personal. La vigilancia eficaz de la enfermedad es importante y la detección y el tratamiento temprano de los casos ayuda a reducir la transmisión y contribuye a vigilar la propagación y la carga de la enfermedad.

 

Así pues, las enfermedades transmitidas por vectores biológicos continúan presentando un muy serio problema de salud que como suele suceder, afecta principalmente a los sectores más desprotegidos de la sociedad. Hagamos conciencia y procuremos no solo eliminar los reservorios de los vectores, trabajemos de manera paralela en la educación para la salud y sobre todo en mejorar la calidad de vida de estos grupos de la sociedad.

 

* Investigador Titular "C". Químico Biólogo. Universidad de Sonora, México. Maestría: (Genética) IIBE, Universidad de Guanajuato. México.Doctorado: (Patología Experimental) CINVESTAV, I.P.N. México. SNI: nivel 1. C. Electrónico:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Convoca CIAD y otras instituciones a participar en el 1er. Foro de Desarrollo Social Colaborativo Sonora 2014

Con el fin de impulsar la participación social comunitaria mediante la creación de alianzas entre la sociedad civil organizada, empresarios, instituciones educativas y ciudadanía en general, se llevará a cabo el 1er. Foro de Desarrollo Social Colaborativo Sonora 2014, convocado por El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), El Colegio de Sonora, La Universidad de Sonora y el Gobierno del Estado de Sonora a través de la Secretaría de Desarrollo Social.

 

Como parte del programa de actividades se ofrecerán tres Conferencias Magistrales: el Dr. Mario Camberos Castro, investigador titular del CIAD, participará con “Economía y Desarrollo Social”; el Lic. Ernesto Nemer Álvarez, Subsecretario de Desarrollo Social y Humano de SEDEESOL, abordará “Desarrollo Social Colaborativo”; y al Mtro. Ricardo César Aparicio Jiménez, director general adjunto de Análisis de la Pobreza del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), le corresponde “Dimensiones de la Pobreza”. La invitación es gratuita para asistir a partir de las 8:00 horas de este martes 8 de abril en el Anfiteatro del Centro de Gobierno.

 

Como parte de la convocatoria se espera la participación de personas interesadas en la creación e implementación de políticas sociales, la focalización en la aplicación de las acciones públicas, y en la formación de redes ciudadanas encaminadas al crecimiento económico y social para la mejora de la calidad de vida de las personas.

 

El programa contempla ponencias con temáticas como: Economía y Desarrollo, Desarrollo Social Colaborativo, Dimensiones de la Pobreza y Tecnología para el Desarrollo Social Colaborativo, además de la organización de Mesas de Trabajo.

 

Para más información, los interesados pueden consultar la dirección www.sedesson.gob.mx o llamar al 108-37-49, Extensión 46205 o al 01800-507-9222 en Hermosillo, Sonora.

Obtiene estudiante de licenciatura asesorada por CIAD, reconocimiento en evento internacional

El tercer lugar en la Competencia Estudiantil de Poster  del evento científico "Pacific Fisheries Technologist Conference (PFT 2014)", ganó una estudiante que es asesorada por una investigadora del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), en su tesis de licenciatura.

 

La Dra. Susana María Scheuren Acevedo, investigadora de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal (CTAOA), indicó que la joven es integrante del grupo de investigación adscrito al departamento de Bioquímica y Calidad de Productos Pesqueros.

 

“Brenda Encinas Valenzuela fue reconocida con un documento y un premio económico en el evento celebrado en Febrero 2014 en Monterey California, reconocimiento que debe servir como un incentivo para que otros estudiantes que están por egresar de su carrera y realizan trabajo de tesis se animen a participar en eventos similares. Es un gran reto, pero vale la pena”, mencionó.

 

El poster con el que participó la joven lleva por título “Shelf-life determination of aquacultured spotted red snapper (Lutjanus guttatus) during ice storage” y hace referencia a la evaluación que se realizó para saber la calidad y la vida útil del Pargo (Lutjanus guttatus) cultivado y almacenado en hielo a 0 ° C.

 

El resultado obtenido durante el análisis sensorial y microbiológico del Pargo determinó que la vida de anaquel de esta especie almacenada en hielo y siguiendo buenas prácticas de manejo es de 17 días, manteniendo un producto de calidad y seguro para consumo humano.

 

Cabe mencionar que el pescado es uno de los alimentos más populares y de alto valor nutricional. Tiene una gran cantidad de proteínas, es bajo en grasa, y se asocia con efectos beneficiosos para la salud.

 

El Pargo representa uno de los recursos de peces de gran importancia del mundo. En este caso en particular, el Pargo (Lutjanus guttatus), es tradicionalmente una especie comercial de captura y en la actualidad es cultivado con éxito en el Pacífico mexicano.

 

En México, el pescado se vende principalmente fresco en hielo, sin embargo, no se ha realizado ninguna investigación para conocer la calidad, manejo y vida útil post-cosechal del pargo de cultivo. De esta forma, el presente trabajo buscó apoyar el futuro comercial de la especie, siguiendo buenas prácticas de manejo y calidad cuando el almacenando en condiciones de refrigeración (hielo).

 

Imparte CIAD Culiacán jornada de capacitación citrícola

El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C., (CIAD), Coordinación Regional Culiacán y Fundación Produce Sinaloa, Zona Centro, organizaron una Jornada de Capacitación Citrícola, con conferencias sobre temas de interés para los productores de cítricos de Sinaloa.

 

El programa estuvo integrado por cuatro conferencias impartidas por investigadores de CIAD en los siguientes temas: El M.C. Armando Carrillo Fasio habló sobre las enfermedades de los cítricos en Sinaloa, en su participación el M.C. Manuel A. Báez Sañudo trató el tema de poscosecha de naranja y otros cítricos.

 

En su turno el Dr. Tomás Osuna Enciso presentó los resultados del proyecto de desverdizado de naranja de maduración temprana producida en el Estado de Sinaloa, y la última conferencia estuvo a cargo del Dr. José Basilio Heredia con el tema sobre industrialización y valor agregado de los frutos cítricos. 

 

La Jornada de Capacitación Citrícola se organizó en el marco del “Día Demostrativo del proyecto: Transferencia del paquete tecnológico de desverdizado con etileno en naranja de maduración temprana producida en el centro de Sinaloa”, a cargo del Dr. Tomás Osuna Enciso, investigador de la Coordinación Regional del CIAD en Culiacán.

 

Al finalizar el programa de conferencias, el Ing. Rogaciano Núñez Pellegrín, Presidente del Consejo Estatal de Productores Citrícolas de Sinaloa, al igual que el Dr. Ariel Castro productor de limón Persa, destacaron la pertinencia de la información proporcionada por los conferencistas y la necesidad de incrementar la vinculación de las instituciones de enseñanza e investigación con los productores de cítricos, ya que es una actividad que está creciendo en el campo sinaloense.

 

Cabe mencionar que al evento asistieron un promedio de 50 productores de cítricos de la Región Centro Norte de Sinaloa.

Recibe CIAD al embajador de Australia, proyectan trabajar en conjunto

Con el objetivo de identificar actividades potenciales de cooperación en el sector agroindustrial, este día el embajador de Australia tuvo el primer acercamiento con científicos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD). 

 

El Dr. Pablo Wong González, director general del Centro de Investigación, expresó que este primer acercamiento permite al CIAD exponer los temas en los que se trabaja actualmente para apoyar el desarrollo en el sector agroalimentario, específicamente en los estados de Chihuahua, Sinaloa, Nayarit y Sonora, sin dejar de apoyar en el resto de la República Mexicana. 

 

Por su parte el Embajador de Australia en México, Tim George, destacó que es importante conectar la investigación con el sector productivo para provocar su desarrollo y  elevar la calidad de vida de la población “la conexión entre investigación,  gobiernos, productores y grupos sociales desde la perspectiva del cuidado del medio ambiente es muy importante para nosotros”, dijo. 

 

Agregó que durante la primera reunión pudo percibir que el Centro de Investigación tiene vínculos estrechos con empresarios, productores y grupos de la sociedad bien organizados lo cual coincide con el  interés que Australia tiene por establecer colaboración con la comunidad científica como la del CIAD; destacó las coincidencias ya que ambos países comparten ciertas características  como la escases de agua, las sequias y medio ambiente propicio para el desarrollo del sector agroalimentario. Reiteró que en estos y otros temas que ha trabajado el CIAD se puede compartir información a  fondo.

 

La Dra. Mayra de la Torre Martínez, responsable de la Unidad de Colaboraciones y Programas Estratégicos del CIAD, explicó a cerca del proyecto “Proyectos productivos en comunidades indígenas para la conservación “in situ” y aprovechamiento de la biodiversidad y el involucramiento de estudiantes hacia la multidisciplina”, donde se trabajó con comunidades de yaquis en Sonora, mayas de la comunidad Xoy de Yucatán y rarámuris de Chihuahua,   mismo que se desarrolló con apoyo de la Organización de los Estados Americanos (OEA). 

 

La comitiva estuvo conformada también por William Blomfield, responsable de la misión  y Christopher Rodwell, responsable de comercio, además de Beatriz Martínez Haro, promotora de inversión del Consejo para la Promoción Económica de Sonora (COPRESON).

 

Por el CIAD estuvieron presentes la Dra. Alma Rosa Islas Rubio, coordinadora de Tecnología de Alimentos de Origen Vegetal, la Dra. Cristina Taddei Bringas, coordinadora de Investigación, la Dra. Gabriela Ramos Clamont, coordinadora de Ciencia de los Alimentos, la Dra. Gloria Yepiz Plascencia, coordinadora de Programas Académicos y el Dr. Juan Pedro Camou Arriola, coordinador de Vinculación.

 

Subcategorías