Viernes, Agosto 18, 2017
   
Texto

Analizan en CIAD los “Saldos de la Biotecnología y la Revolución Verde”

Es indispensable que se trabaje de manera interdisciplinaria para influir efectivamente en el sector social, económico y ambiental, coinciden investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), al participar en la mesa redonda del Coloquio del 32 aniversario “Saldos de la Biotecnología y la Revolución Verde”.

 

La Dra. Mayra de la Torre Martínez, investigadora de la Coordinación de Ciencia de los Alimentos y con amplia experiencia en biotecnologías para apoyo a la producción agrícola, abordó “Saldos de la   Biotecnología y la Revolución verde: 10 lustros después”, donde hizo referencia a la importancia de recuperar los saberes ancestrales de la comunidades indígenas y llevar a la práctica el diálogo de saberes y la ciencia y tecnología.

 

“Impacto de la Revolución verde y la biotecnología sobre la seguridad alimentaria” fue el tema que la Dra. Josefina León Félix, doctorada en Patología Experimental por el CINVESTAV e investigadora de la Coordinación Regional de Culiacán en Sinaloa, destacó la aplicación de la agricultura sostenible basada en bajos insumos y citó algunas de las biotecnologías que podrían emplearse según Bruno Sobral: Caracterización y censo de genomas, bioindicadores, mejores técnicas de diagnóstico de enfermedades y plantas de cultivo perennes de alto rendimiento, por citar algunas.

 

La Dra. Luz Vázquez Moreno doctorada en Bioquímica y posdoctorada en Biología Molecular de Plantas e investigadora de Coordinación de Ciencia de los Alimentos del CIAD, expuso “Los saldos de la Biotecnología y la Revolución verde, desde la perspectiva de la Mariposa monarca”, especie que se ha visto afectada en su hábitat y alimento, por lo que propone la implementación urgente de un nuevo modelo de agricultura sustentable con la misma cantidad de tierra cultivable, usando limitadas cantidades de: fertilizante, agua, pesticidas. Lo anterior en un contexto de clima rápidamente cambiante, sin daño a la salud y al medio ambiente, con equidad social y económica y rentabilidad razonable.

 

En su participación el Dr. Rogerio Sotelo Mundo, especialista en la producción de proteínas recombinantes y su caracterización bioquímica y estructural e investigador de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal (CTAOA), habló de “Proteínas recombinantes como fuente de innovación en sanidad acuícola”, donde hizo referencia a la producción animal moderna que presupone una alta o moderada densidad poblacional, favoreciendo a las enfermedades que normalmente no ocurren en condiciones de vida libre y cuando se realiza la selección genética basada en mayor talla, conversión de alimento y productividad, generalmente ocurre una mayor sensibilidad a enfermedades, por lo que se inclina por la búsqueda de nuevas alternativas biotecnológicas sin dañar la producción animal.

 

En su intervención, la Dra. Ana M. Calderón de la Barca, doctorada en Ciencias de la Salud e investigadora de la Coordinación Nutrición, contribuyó con “Evaluación de riesgos de los transgénicos para la nutrición y salud”, haciendo referencia a que los genes se transfieren de un organismo a otro y se crean bacterias, vegetales y animales, que se utilizan o son alimentos, por lo que cuestiona si ¿Son los alimentos Genéticamente Modificados seguros y está protegida la salud?, concluyendo en que continua trabajando en estudios sobre los efectos a largo plazo y evaluándolos uno por uno.

 

La Dra. Maricarmen Hernández, socióloga rural, doctorada en Ciencias Sociales e investigadora de la Coordinación de Desarrollo Regional, abundó en “Perspectivas sociales de las biotecnologías en el ámbito alimentario”, haciendo alusión a la necesidad de una reestructuración de los mercados alimentarios, trabajar en las relaciones de poder: asimetrías y legitimación, la importancia de un cambio tecnológico y/o apropiación de innovaciones, tomar en cuenta los riesgos ambientales y en la salud de seres vivos, tener presentes las controversias éticas, enfocarse en la ciudadanización del consumo y la democratización de la ciencia.

La deficiencia de Zinc está presente en niños y jóvenes sonorenses: CIAD

 

Coinciden investigadores de la Coordinación de Nutrición en que existe una deficiencia en el consumo de Zinc en niños y adolescentes, que les está provocando un retraso en su crecimiento físico, intelectual e incluso la maduración sexual.

 

Al participar en la ponencia “Estado nutricional de Zinc en niños y adolescentes sonorenses”, como parte de las actividades del 32 aniversario del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), la candidata a doctora Rosa Olivia Méndez Estrada, expuso que hay datos que indican que la deficiencia moderada de zinc está presente en la tercera parte de la población a nivel mundial por lo que es necesario atender este problema de salud pública, sobre todo en los niños y adolescentes de los países pobres.

 

“La prevalencia de deficiencia de Zinc, evaluada en base a los niveles séricos, presenta un rango desde el 19 al 34 por ciento entre niños y mujeres en edad fértil, valores bastante elevados que colocan a la población en un alto riesgo de salud”, mencionó.

 

Por su parte el Dr. Luis Quihui Cota, abordó un estudio que se hizo en Guaymas y Hermosillo que llevó por título “Deficiencia de Zinc y Giardiosis en escolares sonorenses”, en donde hace referencia a que la información obtenida con este proyecto de investigación, puede ser útil para el rediseño de programas de suplementación que ya se implementan por parte del Sector Salud.

 

La Giardiosis es una infección intestinal explicó, y lo que se encontró en estos dos municipios fue una prevalencia elevada de esta enfermedad que puede ser un factor de riesgo de deficiencia de zinc en los niños de entre cinco y doce años de edad.

 

En Sonora dijo, el CIAD ha realizado varios estudios, en diferentes etapas, que han evidenciado con frecuencia la presencia del parásito que ocasiona esta infección intestinal en varias regiones de Sonora, particularmente en la población escolar y se estudia la relación que existe entre esta enfermedad con la reducción de la presencia de zinc en el organismo, sobre todo de la población infantil.

 

“Unos de los resultados obtenidos en este estudio es que hay una relación entre la Giardiosis y los bajos niveles de zinc, pero falta reafirmar la información con más investigación”, señaló.

 

Cabe mencionar que participaron en el estudio 114 niños, de los cuales el 30 por ciento está en alto riesgo de presentar deficiencia de zinc, al no consumir la cantidad apropiada en su dieta.

 

Finalmente dijo que la deficiencia de zinc afecta al desarrollo normal de las capacidades físicas, mentales y sus capacidades cognitivas.

 

Presentan libro en CIAD “Hombres sonorenses. Un estudio de género de tres generaciones”

La identidad del género masculino de la Región del Río de Sonora ha sido plasmada por el Dr. Guillermo Núñez Noriega en el libro “Hombres sonorenses. Un estudio de género de tres generaciones”.

 

Presentado por el candidato a doctor José Eduardo Calvario Parra, académico de la Universidad de Sonora, el texto enfatiza de manera especial qué significa ser hombre y cómo estas formulaciones acerca del género están condicionadas por factores como la sexualidad y la reproducción.

 

El resultado de este cruce de elementos es alentador y permite descubrir no sólo cómo han aparecido o desaparecido concepciones, valores, actitudes y prácticas a lo largo de tres generaciones, sino cómo se entrelazan de manera compleja y duradera con aspectos como el trabajo, la organización de la vida familiar, las dinámicas emocionales o el desarrollo regional.

 

La investigación se basó en el análisis de tres generaciones, una nacida en los años posteriores a la Revolución 1917 al 1927, otra generación de 1945 al a 1956 y una última del 1976 a 1979, donde se ven claramente los cambios de una generación a otra.

 

En las tres generaciones, dijo el Dr. Guillermo Núñez, hay cambios importantes como la iniciación sexual, su participación en el cuidado de los hijos, la vida de pareja, la reproducción, la paternidad, entre otros.

 

Este esfuerzo es una investigación cualitativa que permite profundizar en los significados de algunos conceptos y se realizó durante tres años, viviendo en comunidades del Río Sonora, que involucró entrevistas en profundidad, conversaciones informales y la observación de los participantes de manera directa e indirecta en la conformación del libro, explicó.

 

“El libro nos sirve para saber cómo somos, para entendernos mejor como somos como sociedad, en qué hemos cambiado en aspectos fundamentales que tienen que ver con nuestra felicidad y entender cuáles son los retos que tenemos enfrente y generar política pública que permita enfrentarlos”, concluyó.

Celebra CIAD 32 años de su fundación

Durante la ceremonia de bienvenida a los festejos del 32 aniversario del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), el Dr. Pablo Wong González resaltó la contribución de conocimiento e investigación aplicada que el cuerpo de investigadores y técnicos ha hecho en beneficio del desarrollo regional y sustentable.

 

El director general de la institución expuso que son más de tres décadas de generar investigación de frontera, de formar recurso humano de alto nivel, de propiciar la vinculación con los sectores productivo, social y gubernamental, así como de transferir tecnología y apoyar la apropiación social del conocimiento de las áreas de nutrición, salud, ciencia y tecnología de alimentos, recursos naturales, manejo ambiental y desarrollo regional.

 

Desde sus inicios el CIAD tuvo como misión no sólo generar conocimiento científico, sino realizar investigación aplicada tendiente a aprovechar potencialidades o resolver problemas de alta pertinencia a nivel regional y nacional, surgiendo con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), las unidades de Culiacán y Mazatlán en Sinaloa, Cuauhtémoc y Delicias en Chihuahua, Guaymas en Sonora y recientemente la Unidad de Gestión Tecnológica en Tepic, Nayarit, que nacieron por demanda expresa de los sectores productivos, sociales y gubernamentales, dijo.

 

En el evento recordó los inicios de la institución, la cual fue impulsada por el Dr. Carlos Enrique Peña Limón, presente en las instalaciones del CIAD en ese momento.

 

Al tomar la palabra el director adjunto de los Centros Públicos de Investigación del Conacyt y ex director de CIAD, Dr. Inocencio Higuera Ciapara, mencionó que sin duda CIAD está consolidado como una de las instituciones de mayor reconocimiento en nuestro país por sus grandes logros académicos en temas de alta relevancia.

 

“Sus programas de posgrado tienen una excelente record de eficiencia y calidad y sus más recientes logros en materia de innovación y vinculación, se han reflejado en un creciente número de proyectos aprobados en el Programa de Estímulos a la Innovación, un creciente número de solicitudes de patentes y la conformación de diversos elementos para tener cada vez una función más relevante y de mayor impacto social, económico y ambiental”, manifestó.

Por su parte el MC Jorge Luis Ibarra Mendivil, Secretario de Educación y Cultura, destacó que CIAD desde su fundación ha sido una institución sólida, avalada por el esfuerzo de sus investigadores porque “desde su origen CIAD tuvo muy claros sus objetivos estratégicos, sabía muy bien que buscaba y hacia donde quería llegar”.

Panel “El futuro de la investigación en el sector Agroalimentario”, segunda actividad del 32 aniversario del CIAD

Mujeres y niñas se han visto afectadas directamente ante la exposición de los plaguicidas utilizados en la agricultura en todo el mundo, arrojando consecuencias sociales e impactando sus vidas, señaló la PhD Donna Mergler, durante su participación en el Panel “El futuro de la investigación en el sector Agroalimentario”.

 

Como parte de las actividades del 32 aniversario del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), la profesora emérita del Centro de Biología, Salud, Sociedad y Medio Ambiente de la Universidad de Québec en Montreal, Canadá dijo que los plaguicidas afectan a las mujeres y la salud de sus hijos, al estar expuestos a los plaguicidas durante el embarazo y afectar el desarrollo del niño “tenemos estudios que dejan claro los efectos del plaguicida en las capacidades intelectuales de los niños y el impacto en su vida por no poder desarrollar las actividades como ellos desean”.

 

Como parte de los proyectos de investigación en los que ha participado, en países como Canadá, Brasil y Costa Rica, dijo que los plaguicidas afectan las hormonas de las niñas de todo el mundo adelantando su pubertad y sus cambios fisiológicos, dejando consecuencias sociales e impactando en la vida de la gente.

 

Por su parte la Dra. Michelle E. Chauvet, jefa del área Impactos Sociales de la Biotecnología del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana, abordó “Los desafíos de la investigación interdisciplinaria frente al problema alimentario”, destacó que se necesita la conjugación de varias disciplinas para poder dar respuesta a todos los problemas alimentarios, porque si cada quien estudia un mismo problema desde su punto de vista, podemos llegar rápido a las soluciones, precisó.

 

“Sin embargo hay que pasar de la interdisciplina a la transdisciplina, que quiere decir tomar en cuenta a los beneficiarios de los proyectos para que se involucren desde el inicio en la formulación del mismo, participen, haya ese intercambio de conocimientos y saberes.

 

En su intervención la Dra. Natalia Plalacios, integrante del programa global de Maíz-Calidad nutricional del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo CIMMYT, abordó de los retos ambientales, políticos y económicos que existen y las alternativas que ofrecen las tecnologías para tratar de resolverlos.

 

Además comentó que es necesario tomar conciencia de los problemas que se tienen actualmente para que no pasen desapercibidos porque “México actualmente es autosuficiente en la producción de maíz blanco, pero hay deficiencia en la producción de maíz amarillo y por su posición especial en el globo terráqueo es más propenso a un efecto muy dramático del cambio climático en la producción, lo que invita a los productores a invertir en tecnología y nuevas prácticas agrícolas para estar preparados”, manifestó.

 

Como parte de su participación, la Dra. Palacios citó ejemplos del desarrollo de maíces con alto contenido de provitamina A que pueden servir para disminuir la deficiencia de Vitamina A, problema a nivel mundial, trabajo que se realiza en el CIMMYT.

Subcategorías