Martes, Septiembre 26, 2017
   
Texto

Organiza CIAD Foro “Control biológico de plagas y enfermedades en cultivos agrícolas de la región” en Nayarit

 

Con el objetivo de difundir el conocimiento, provocar sinergias e iniciar proyectos en conjunto, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD) y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología del Estado de Nayarit (COCYTEN), invitan al Foro “Control biológico de plagas y enfermedades en cultivos agrícolas de la región”.

 

El viernes 26 de septiembre a partir de las 9:00 de la mañana, las instalaciones de la Unidad de Gestión Tecnológica (UGT), ubicadas en el parque “Unidos por el conocimiento” en ese estado, abrirán sus puertas a empresarios, productores y académicos de la región interesados en conocer los últimos avances científicos para mejorar las cosechas.

 

Como parte del programa el Dr. Claudio Ríos Velasco, profesor-investigador del CIAD Cuauhtémoc en Chihuahua, impartirá “Control biológico de plagas y enfermedades: Énfasis en el uso de hongos entomopatógenos y antagonistas”.

 

De la Universidad Tecnológica de Morelia, Michoacán, el Dr. David García Hernández abordará “Producción de biofertilizantes y su aplicación” y el Ing. Octavio Guzmán Arce, director de CONTMIPEBIO S.P.R de R.L., desarrollará el tema “Usos y potencialidades del Control biológico en la producción de los cultivos de Nayarit”.

 

Académicos, agricultores o productores de guanábanas, mango, aguacate y otros frutos y hortalizas pueden comunicarse al teléfono (311) 133 16 29 para mayor información. La entrada es libre.

 

 

Recibe CIAD a miembros del Club Rotario SunUp de Prescott, Arizona

Integrantes del Club Rotario SunUp de Prescott, Arizona, visitaron las instalaciones del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), con la idea de conocer algunas de las actividades que se realizan en los laboratorios y poderla integrar al trabajo social que cotidianamente realizan.

 

Como parte del recorrido los integrantes de esta organización visitaron el Laboratorio de Proteínas Recombinantes, ubicado en la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal (CTAOA), donde el Dr. Rogerio Sotelo Mundo explicó el trabajo de investigación que se realiza en apoyo a la industria del camarón que se desarrolla principalmente en el Noroeste de México.

 

Los miembros del Club Rotario, también tuvieron la oportunidad de conocer el Laboratorio de Fisiología Vegetal-Molecular a cargo del Dr. Miguel Ángel Martínez Téllez, donde se les describió la labor que realiza el equipo de colaboradores en apoyo a procesos de cultivo y cosecha en el campo, principalmente el sonorense sin dejar de lado el resto de la República Mexicana.

 

Los señores Tony Terassi y John Stewart, que estuvieron en Hermosillo representando al Club Rotario SunUp de Prescott, Arizona, también realizan programas de apoyo social junto con el Club Rotario del Desierto de Hermosillo, en Sonora y en esta ocasión tuvieron la oportunidad de estar en CIAD.

 

Los visitantes buscan integrar lo aprendido al trabajo que realizan con los diferentes sectores de la población para mejorar su calidad de vida, es por ello que durante el recorrido hicieron preguntas que fueron respondidas por los científicos anfitriones.

 

Científicos mexicanos buscan mejorar genética del camarón

Buscan mejorar la genética de este crustáceo, para que sea más nutritivo y resistente a enfermedades.

 

Con el objetivo de contribuir al mejoramiento genético del camarón, así como obtener un producto de alta calidad y mayor valor en el mercado, diversas instituciones trabajan en descifrar los componentes genéticos de la inmunidad del crustáceo.

 

De tal forma, investigadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), en conjunto con el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), trabajan para producir camarón resistente a enfermedades.

 

Dicho proyecto desarrollará herramientas genómicas para contrarrestar la patología que ha afectado al crustáceo en granjas camaronícolas del noroeste del país en los últimos dos años.

 

El investigador del CIAD, Rogerio Sotelo Mundo, señaló que se ha trabajado en la aplicación de herramientas genómicas como la transcriptónica, con el propósito de apoyar a los productores de camarón.

 

Explicó que estas herramientas permiten identificar la secuencia de miles de genes que llevan a cabo las funciones digestivas, de defensa y crecimiento del crustáceo, entre otras.

 

Señaló que a pesar de que el transcriptoma no es un genoma completo, la información obtenida permite establecer marcadores genéticos y con ello ubicar los componentes de la inmunidad innata de este crustáceo.

 

El científico reveló que a la fecha ha sido posible identificar componentes novedosos de la respuesta innata e inmune del camarón; así como elementos que intervienen en la regulación genética, como la proteína mTOR, involucrada en el crecimiento y diferenciación celular.

 

"El conocimiento del transcriptoma ha permitido estudiar la estructura tridimensional de proteínas del camarón mediante cristalografía, para entender en el mediano plazo la inmunidad innata del crustáceo" , recalcó Sotelo Mundo.

Asimismo, adelantó que la información obtenida será integrada en bases de datos públicos como el Gen Bank (banco virtual de acceso público), para que otros investigadores puedan aprovecharla y de forma global se encuentren soluciones al problema de mortandad del camarón.

 

Con la investigación, se reconoce por primera vez el sistema inmuno-modulador del camarón, lo que permitirá conocer a qué ambientes y situaciones puede ser resistente, tolerante, o susceptible.

La información genómica derivada de este proyecto, que se realiza con el apoyo económico de la Dirección General Adjunta de Investigación en Acuacultura del Inapesca, aportará datos que se podrán integrar en el mediano plazo a programas de producción y mejoramiento genético del crustáceo.

 

En el proyecto también participan especialistas del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México, así como del Laboratorio Nacional de Genómica del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), entre otros.

Celebra SIATCIAD, cinco años caminando juntos

 

Con dos conferencias magistrales, la entrega de reconocimientos, música y comida, se llevó a cabo el programa del quinto aniversario del Sindicato Auténtico de Trabajadores del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (SIATCIAD).

 

El Dr. Pablo Wong, director general del Centro de Investigación al tomar la palabra, reconoció al sindicato como una organización auténtica, moderna, proactiva y propositiva, al sentirse identificado con sus ideales fundacionales.

 

Constituido desde hace cinco años, el SIATCIAD, dijo se organizó para promover el mejoramiento de las condiciones de trabajo y desarrollo personal y profesional de sus agremiados, por lo que se comprometió a seguir buscando contribuir desde la responsabilidad que ocupa actualmente y mañana como investigador y docente.

 

“Estoy convencido de que el diálogo es la primera y la última de las herramientas que debemos utilizar para avanzar en la consolidación del CIAD, como de nuestros derechos laborales”, resaltó.

 

Como secretario general del SIATCIAD, Germán Cumplido Barbeitia, tomó la palabra para motivar a los presentes a ser más activos, “ser sindicalizados debe ir más allá de ser personas que se agremian para defender sus derechos laborales y asistir a reuniones cuando se les convoca, debemos ser personas dispuestas a hacer, saber hacer y dar a través de nuestro testimonio de vida”.

 

Destacó cuatro puntos importantes en los que hay que trabajar: la unidad, a través de un programa de reforzamiento; el desarrollo de una conciencia crítica y política, para continuar avanzando; el sentido de pertenencia, identificando de qué forma se sirve al sindicato y a sus agremiados; y el protagonismo de la clase trabajadora, visto como factor de poder y de cambio.

 

Enseguida se ofrecieron dos conferencias magistrales, la primera por la Lic. Patricia Juan Pineda con “La reforma a la Ley Federal del Trabajo y los derechos humanos laborales” y la segunda por el Dr. Jaime Herrera Barrientos del SUTCICESE, “Condiciones de trabajo en los Centros Públicos de Investigación”.

 

Científicos del CIAD forman parte de grupo que manifestó sus opiniones con respecto a las afectaciones de la zona del Río Sonora

Sesenta académicos de ocho instituciones educativas e investigación públicas de Sonora, nacionales e internacionales, de diferentes disciplinas relacionadas con el agua,   hicieron público un documento con seis puntos donde plantean aspectos de responsabilidad de las empresas mineras, procesos de evaluación, monitoreo, remediación de los daños y estrategias de producción económica, haciendo hincapié en que estas propuestas se hagan de manera permanente.

 

Entre los firmantes por parte del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), están las doctoras Evelia Acedo Félix, Martha Nydia Ballesteros, Gisela Carvallo Ruiz, Gabriel Ramos Clamon Montofort, Jaqueline García Hernández, Leticia García Rico, María del Carmen Hernández Moreno, Alma Rosa Islas Rubio, Diana Luque Agraz, Blanca Rebeca Noriega Orozco, Mauricia Pérez Tello, Isabel Cristina Taddei Bringas, Ana Isabel Valenzuela Quintanar, Luz Vazquez Moreno, Gloria Yepiz Plascencia y los doctores Sergio Sandoval Godoy, Martín Jara Marini, , Lloyd T. Findley Lloyd T. y Alfonso Gardea Béjar.

 

El primer punto cita que Grupo México, propietario de la Mina Buena Vista del Cobre está obligada a tomar acciones inmediatas, mediatas y a largo plazo tendientes a contener, tratar y remediar la contaminación en dicha cuenca. Las medidas contemplan la evaluación del riesgo ambiental y la salud, el monitoreo y remediación de las aguas superficiales, profundas y de los suelos y sedimentos, así como la compensación por los daños a la salud y económicos de la población de los municipios afectados. Dada la dimensión del daño, toda la información debe ser pública, transparente y de libre acceso. El documento también hace mención a la conformación de comités de vigilancia ciudadanizados.

 

Como segundo punto, en el documento se asienta que se acepta la actividad minera como un área fundamental para el desarrollo económico de la región, pero el evento contaminante debe ser un parte-aguas del ejercicio de la minería, es por ello que se comprometen a asesorar a grupos parlamentarios locales y nacionales para modificar la legislación mexicana que regulan estas actividades, no sólo en la producción, sino en el ambiente y la salud de los trabajadores o la población expuesta.

 

En una tercera observación se destaca que el Estado mexicano, tanto federal, como estatal o municipal, actuó de manera tardía, desordenada y sin coordinación. Se afectó a la población en el derrame de tóxicos y con el cierre de pozos y la información proporcionada no es transparente ni oportuna por lo que se demanda su libre acceso a los investigadores, comunicadores y a la opinión pública.

 

Como cuarta propuesta se plantea la conformación de una red nacional amplia de investigación en la calidad del agua, medio ambiente y salud, financiada por Grupo México y otras empresas mineras que permitan obtener información fidedigna para la toma de acciones preventivas, de remediación, restauración y compensación a la población y /o el medio. Además es necesario que la investigación que se realice desde este momento y sus resultados sean públicos y de libre acceso.

 

En el quinto punto hacen referencia al compromiso y nuestra responsabilidad social como investigadores, docentes o comunicadores de la ciencia el informar de una manera clara, sencilla y oportuna a la comunidad sonorense, y de todo el país, sobre los riesgos inmediatos o futuros de la exposición a tóxicos. Es esencial contar con datos científicos oportunos de libre acceso, que permitan aclarar dudas, prevenir y actuar ante cualquier riesgo y/o contingencia. No es admisible que la posesión de datos que puedan afectar la salud y el bienestar de la población sea exclusiva de empresas privadas o de la administración pública.

 

Por último, en el documento se considera que las universidades, los centros y academias de investigación, los colegios y agrupaciones de profesionistas deben de pronunciarse también al respecto, en lo que ya es el mayor daño ambiental producido por la minería mexicana. Es la oportunidad histórica de que la voz de este grupo de científicos sea tomada en cuenta para contribuir a mejorar, las actividades de la industria minera, incorporándole un auténtico sentido de respeto, y responsabilidades social y ambiental.

 

Forman parte de este grupo investigadores de El Colegio de Sonora, Universidad de Sonora, Universidad Veracruzana, Universidad Nacional Autónoma de México, Universidad Estatal de Sonora, Hospital Cruz del Norte, Pomona College, Consultores independientes y Profesionistas de Arquitectura, quienes también firmaron este documento.

 

Subcategorías