Lunes, Septiembre 26, 2016
   
Texto

EL CIAD REALIZA EXPERIMENTOS DE FRONTERA EN EL SINCROTRON DE LA UNIVERSIDAD DE STANFORD

 

Con el propósito de fortalecer la vinculación institucional e impulsar el desarrollo de ciencia de frontera, recientemente el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) firmó un convenio de colaboración con el Departamento de Energía de Estados Unidos para contar con acceso al sincrotrón de la Universidad de Stanford (Stanford Synchrotron Radiation Lightsource, SSRL)

 

Un sincrotrón es un acelerador de partículas que se utiliza para analizar la estructura de materiales (entre ellos, las proteínas en estado sólido) y entender a nivel molecular su modo de acción. 

 

En el marco de este convenio, el Dr. Rogerio Sotelo Mundo, investigador titular de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal del CIAD y responsable de esta colaboración, visitó el SSRL para realizar estudios de difracción de cristales de proteínas para determinar su estructura tridimensional a muy alta resolución.

 

Con el apoyo de la Dra. Vivian Stojanoff (Brookhaven National Laboratory), se realizaron experimentos con instrumentación robotizada para el montaje de cristales e infraestructura de la más alta vanguardia. 

 

De acuerdo a Sotelo Mundo, la utilización de estas tecnologías ayudará a impulsar áreas de investigación del CIAD, como el análisis molecular de la evolución del metabolismo de carbohidratos en el camarón, los mecanismos de destoxificación del mango y el metabolismo energético de insectos.

 

Este último se realiza en colaboración con el Dr. Carlos Fernando García, de la Universidad Nacional de La Plata (Argentina), con quien el CIAD tiene un proyecto de intercambio binacional apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, su equivalente en el país sudamericano.

 

El CIAD también forma parte de la Red Temática de Usuarios de Luz Sincrotrón, que permite compartir experiencias entre científicos y estudiantes de posgrado que usan estas tecnologías y, además, promueven la construcción de un sincrotrón mexicano.

 

Estas acciones abren el camino para futuras visitas y estancias de estudiantes de doctorado y otros Investigadores del CIAD, complementando la formación de recursos humanos y potenciando las redes y oportunidades para realizar ciencia de frontera en nuestra institución”, concluyó Sotelo Mundo.

 

 

 

ESTUDIO SOBRE DIABETES Y OBESIDAD EN INDÍGENAS DE SONORA

 

Conocer la prevalencia de diabetes y obesidad en grupos indígenas en Sonora y su asociación con el estilo de vida (dieta y actividad física) ha sido la motivación desde hace 24 años del doctor Julián Esparza Romero, académico del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

En México, la diabetes es la principal causa de muerte; según cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, setenta de cada cien mil personas murieron a causa de diabetes mellitus (tipo 2) en el año 2011.

 

Aunque esta enfermedad es una de las prioridades que atiende el sistema de salud pública, representada en encuestas nacionales, a la fecha no existen datos oficiales en torno a su prevalencia en comunidades indígenas del país.

 

El trabajo del investigador se ha enfocado en grupos de las etnias pima, seri y yaqui del estado de Sonora, motivado por descubrir la interacción entre la predisposición genética y el estilo de vida, hacer un diagnóstico de la magnitud de estas enfermedades y sus principales determinantes, así como un estudio comparativo en un periodo de tiempo determinado.

 

El investigador, adscrito al Departamento de Nutrición Pública y Salud del CIAD, y responsable de la Unidad de Investigación en Diabetes, explica a la Agencia Informativa Conacyt que en el año 1991 realizaron un primer estudio en dos grupos genéticamente relacionados: una comunidad pima que habita en el estado de Sonora y otro grupo pima estadounidense en Arizona.

 

El estudio realizado en 1991, en coordinación con un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, localizado en Phoenix, Arizona, y financiado por el Instituto Nacional de Diabetes, Enfermedades Digestivas y Renales del NIH, evaluó la influencia de la dieta y la actividad física como parte del estilo de vida de ambos grupos indígenas sobre la prevalencia de obesidad y diabetes mellitus.

 

A decir del investigador, en ese tiempo no estaba muy claro qué era más importante, si la genética o el estilo de vida, por lo que esa fue la pregunta de investigación, considerando que ambos grupos tenían el mismo origen, compartían la misma genética y vivían en ambientes muy contrastantes.

 

 

En entrevista, Julián Esparza Romero detalla que tras evaluar la dieta y actividad física de las dos comunidades, se observó que en poblaciones genéticamente predispuestas el desarrollo de enfermedades como la obesidad y la diabetes puede estar determinado por circunstancias relacionadas con el estilo de vida.

 

Observaron que la comunidad pima de Sonora se encontraba en un ambiente protector para muchas enfermedades crónicas; por ejemplo, sus integrantes realizaban mucha actividad física —principalmente en la agricultura— y consumían una dieta baja en grasa y alta en fibra, lo que llaman “una dieta protectora”.

 

En tanto, la prevalencia de diabetes en el grupo de Estados Unidos era mayor, producto del sedentarismo y la alimentación con alto contenido calórico, principalmente de grasas saturadas y bajo consumo de fibra.

 

En este estudio preliminar, los pimas mexicanos se compararon con el grupo de pimas de Arizona pareados por edad y sexo. Se encontró que el índice de masa corporal y el nivel de colesterol en el grupo mexicano era menor que en el grupo de Estados Unidos. Solo dos mujeres (equivalente a 11%) y un hombre (6%) de los mexicanos presentaron diabetes mellitus, mientras que en los estadounidenses la prevalencia fue de 37 y 54% entre mujeres y hombres, respectivamente. Estos resultados fueron publicados en la revista especializada Diabetes Care en 1994.

 

Más investigación

En el año 1995 se realizó un segundo estudio comparativo transversal entre los pimas de Maycoba y los pimas de Arizona, pero también analizando dos grupos no relacionados genéticamente, pimas y no indígenas de la comunidad de Maycoba, en el municipio de Yécora, Sonora, y que vivían en ambientes similares.

 

Los resultados comparativos de diabetes y obesidad fueron publicados en el año 2006 en Diabetes Care, mostrando diferencias en la prevalencia de diabetes mellitus ajustada por edad y sexo de los pimas de Maycoba de 6.9%, en comparación con 38% de los pimas de Arizona y de solo 2.6% en no pimas mexicanos. En tanto que la prevalencia de obesidad para pimas y no indígenas mexicanos fue de 13 y 19%, respectivamente, mientras que para los pimas de Arizona fue de 69%.

 

 “También evaluamos la actividad física y la dieta. Encontramos que en la comunidad pima mexicana el gasto energético era mayor, producto de la intensa actividad física que desarrollan, como labores de agricultura para el autoconsumo, comparado con una actividad muy sedentaria de la comunidad pima de Estados Unidos. En cuanto a la dieta, la de aquí era protectora con alto consumo de fibra y baja en grasas, que son factores importantes que se han asociado con la obesidad y enfermedades crónicas”, detalla.

 

Y es que la mayoría de los pimas de Arizona que estudiaron tenía acceso a vehículos como medio de transporte, usaban máquinas para realizar el trabajo de campo y adquirían sus alimentos en supermercados. Asimismo, su patrón de alimentación se constituía por un consumo alto de grasas y de carbohidratos simples y bajo contenido de fibra.

 

Estudio del caso mexicano

El doctor Esparza Romero, miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), relata que el interés por conocer la evolución de estas enfermedades en las comunidades indígenas mexicanas los llevó a emprender un nuevo estudio quince años después.

 

El propósito era analizar el impacto en la salud que tuvieron los cambios en la comunidad de Maycoba, entre ellos la apertura de una carretera (que se dio cuando iniciaron la investigación de 1995), lo que ha permitido el uso de automóviles; la instalación de infraestructura de electricidad y la red de agua potable, que ha promovido el aumento en el número de tiendas y con ello la oferta de productos industrializados que pueden ocasionar un cambio en los hábitos alimenticios, y la televisión, servicio de telefonía satelital e Internet.

 

 “Consideramos que era importante evaluar el efecto de esos cambios en la prevalencia de diabetes. Así fue que decidimos elaborar una nueva propuesta con el mismo grupo de trabajo para comparar los datos obtenidos en 1995 en Maycoba con las condiciones prevalecientes en el año 2010, para conocer si los cambios que se dieron en la comunidad afectaron la prevalencia de diabetes y obesidad”, enuncia.

 

 “El proyecto Maycoba”, como se le denominó, estudió la importancia de los factores genéticos y ambientales en el desarrollo de la obesidad y la diabetes tipo 2 en los pimas y no indígenas, basándose en la premisa de que los cambios en el ambiente o estilo de vida aumentarían la prevalencia en el grupo indígena debido a su mayor susceptibilidad genética.

 

No obstante, en el estudio se encontró que la prevalencia de diabetes aumentó de forma importante en los hombres no indígenas, y que en los varones pimas no creció. En el caso de las mujeres hubo un aumento de manera similar en ambos grupos, lo cual se atribuye a que comparten las mismas actividades, como el trabajo de hogar.

 

Fue así que la prevalencia de diabetes ajustada por edad y sexo aumentó 1.3 veces en los pimas, en comparación al incremento de 3.8 veces en el grupo de los no indígenas.

 

 “Fue un hallazgo muy importante porque por un lado vemos que quien estaba absorbiendo los cambios no favorables era el grupo no indígena, porque en el estudio de 1995 no encontramos ningún caso de diabetes en los hombres no indígenas y ahora fue el grupo con la prevalencia más alta”, indica.

 

El doctor en epidemiología por la Universidad de Arizona dice que explican dichos cambios a que la comunidad pima sigue trabajando la agricultura de forma tradicional porque no hay industria que les haya permitido cambiar de actividad.

 

Los resultados fueron publicados en 2015 en Diabetes Care y fue seleccionado por la revista para que el doctor George A. Bray, uno de los más importantes estudiosos de la obesidad, escribiera un editorial sobre el estudio. En este resalta que es una de las pocas investigaciones que ha analizado los cambios que se dan en las comunidades y que obtiene conclusiones sobre este tipo de enfermedades.

 

Colaboración de Ana Luisa Guerrero, corresponsal de la Agencia Informativa Conacyt

Ir al artículo original: http://bit.ly/1TXYGe2

PRESENTAN LIBRO "ALZANDO LA VOZ POR AYOTZINAPA"

 

Con las imágenes del documental Marchas por Ayotzinapa. De la indignación a la digna acción, asistentes a la presentación del libro Alzando la voz por Ayotzinapa, recordaron la lucha por exigir justicia para los 43 estudiantes desaparecidos y sus familias.

 

La producción, con duración de 20 minutos, a cargo del doctor Arnulfo Arteaga García y de sus compañeros Edgar Rodrigo Coronel Navarro e Israel Velasco Ramírez, sensibilizó a los presentes que escuchaban con atención la narración de los hechos a 21 meses de ocurridos.

 

Durante la presentación del libro, la doctora Juana Juárez Romero, coordinadora de la obra, señaló que se trata de un esfuerzo colectivo entre académicos e instituciones con el que pretenden aportar elementos indispensables en la manera de pensar a la sociedad después de lo ocurrido el pasado 26 de septiembre de 2014. 

 

 “Dedicamos a ellos esta publicación en espera de que el vacío que dejaron en sus familias y comunidades y en el corazón de nuestra sociedad permanezca en la memoria colectiva e histórica y nos inspire a todos a actuar día con día con honestidad y compromiso para lograr que su desaparición no se convierta en un dolor inútil”, dijo.

 

El doctor Julio César Tafolla Arellano, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, comentarista invitado, compartió experiencias personales, pues, al ser originario de Guerrero, sufrió la pérdida de dos seres queridos en dicho estado.

 

Agregó que este título contribuye a la difusión del mensaje de lucha e impotencia que muchas familias viven a diario frente a situaciones de corrupción, falta de acceso a la educación y la presencia de grupos del crimen organizado.

 

 “Hay un trabajo previo de investigación, de foros de discusión amplios, y llegar a escribir este libro es una responsabilidad muy grande. El libro aborda el contexto en el que se desarrollan la mayoría de las tragedias en el país; en todos hay puntos en común”, sostuvo el investigador del CIAD.

 

Por su parte, el maestro Leopoldo Santos Ramírez, de El Colegio de Sonora, agregó que lo que se incluye en este título pone a pensar a la sociedad y estimula al magisterio en la entidad a continuar en la disputa por el respeto a los derechos humanos y laborales.

 

Arteaga García añadió que la lucha encabezada por madres y padres de los normalistas, además del justo reclamo, ha exhibido al mundo la magnitud de la violencia e impunidad y ha vuelto a poner en la agenda la necesidad de un cambio profundo de la sociedad mexicana.

 

La moderadora, doctora Mercedes Zúñiga Elizalde, del Colson, agradeció la presencia de los asistentes e invitó a adquirir este libro editado por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Itztapalapa, y Ediciones Lirio.

RENUEVAN PRESIDENCIA DE ANUIES NOROESTE

 

El rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), Dr. Juan Eulogio Guerra Liera, asumió la presidencia del Consejo Regional Noroeste de la Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) para el periodo 2016-2020.

 

La toma de protesta estuvo a cargo de José Aguirre Vázquez, director general de Planeación y Desarrollo de la ANUIES, quien asistió con la representación del Secretario General Ejecutivo de la organización, Jaime Valls Esponda.

 

Guerra Liera fue electo por unanimidad por los titulares de las Instituciones de Educación Superior (IES), y suple al Dr. Heriberto Grijalva Monteverde, rector de la Universidad de Sonora (UNISON), quien rindió su informe de labores correspondiente al periodo 2012-2016.

 

En su mensaje, Guerra Liera manifestó que “necesitamos abrir la participación (y) poder recuperar aquellos problemas que impactan a todas las instituciones y trazar una ruta que nos permita mantener la confianza y asumir un papel protagónico en el sentido de llevar las propuestas ante las instancias correspondientes, y en este caso hacer un equipo con quien hoy encabeza ANUIES a nivel nacional, el maestro Jaime Valls Esponda”.

 

 “Tenemos un gran compromiso en trabajar por la educación”, expresó, al lamentar los recortes que se han hecho a los presupuestos.

 

Dijo que “haremos todo lo que esté de nuestra parte para consolidar el gran trabajo que ha hecho el rector de la UNISON, Heriberto Grijalva Monteverde”.

 

El representante de la ANUIES, José Aguirre Vázquez resaltó el trabajo realizado en beneficio de las IES de la Región Noroeste por el Dr. Grijalva Monteverde.

 

Dijo que ha sido preocupación fundamental traducir la respuesta del gobierno a una política de estado el financiamiento de la educación superior, para poder continuar el desarrollo.

 

Durante la sesión, el maestro Arturo Gutiérrez Islas, Subdirector de Evaluación del Posgrado Nacional del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), presentó la situación actual del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) en la Región Noroeste de la ANUIES, quien señaló que se requiere consolidar más los programas para motivar a los estudiantes a venir a esta región.

 

En el marco del evento, se entregaron los premios a las experiencias de vinculación más exitosas de la Red de Vinculación 2015-2016, cuyo primer lugar lo obtuvo José Ramón López Arellano, de la UAS, con el proyecto “Modelo ecológico integral para la sustentabilidad y el Internet de las cosas en complejos urbanos”.

 

El segundo lugar lo obtuvo César Villegas, de la UNISON, con el trabajo “Licenciamiento de tecnologías de UNISON a Grupo SOGO”.

 

Y el tercer lugar correspondió a Roberto Limón, del ITSON, con “Terapias físicas hechas con tecnología de código libre tanto en Software como en Hardware”.

 

Boletín de prensa de la Coordinación de Comunicación de la Anuies

PREPARAN I COLOQUIO INTERNACIONAL DE SUSTENTABILIDAD

 

La sustentabilidad se ha vuelto un término de actualidad en diversos ámbitos. Con el fin de promover su imagen pública, instituciones públicas y privadas ven la conveniencia de “subirse al tren” de la filosofía sustentable, pero realmente son pocos quienes llevan a la práctica acciones que tengan impacto. ¿Quizá esto se deba a que el concepto no ha llegado a ser comprendido correctamente?

 

Con el propósito de crear un espacio para el análisis, la discusión y el intercambio de ideas, experiencias, planes y proyectos de investigación que propicien el desarrollo y fortalecimiento de una masa crítica en torno a la sustentabilidad y su problemática actual, la Universidad de Sonora (Unison), el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Coecyt) y el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) organizan el I Coloquio Internacional de Sustentabilidad.

 

Enmarcado en el lema “Del discurso teórico a la práctica en empresas, gobierno y academia: todos por una acción estratégica colectica”, el evento busca generar y compartir nuevo conocimiento, compromisos y acciones que lleven a mejores prácticas en el ámbito de la educación, la participación social y la labor comunitaria, institucional y gubernamental en la búsqueda de soluciones al impacto negativo que sobre el ambiente trae consigo el desarrollo económico actual.

 

El Coloquio abordará los ejes temáticos “Educación ambiental y sustentabilidad”, “De cara a la sociedad y la cultura: desarrollo humano y calidad de vida”, “Desde lo económico: políticas públicas para el desarrollo sustentable”, “La gestión sociogubernamental frente a los problemas de sustentabilidad” e “Innovación tecnológica para la sustentabilidad”.

 

La Dra. Ana Lilia Banda Castro, coordinadora operativa del coloquio y profesora investigadora de la Unison, explicó que este espacio es resultado de iniciativas surgidas en diferentes foros de la máxima casa de estudios de Sonora y a partir del Plan de Desarrollo Sustentable de la misma institución, el cual tiene la finalidad de atender problemas ambientales que se han convertido en asignaturas pendientes y urgentes en la actualidad.

 

El encuentro se realizará en el Centro de las Artes de la Unison en Hermosillo, Sonora, los días 23 y 24 de noviembre del presente. Para quienes tengan interés en obtener mayor información sobre las diversas formas de participación pueden consultar www.coloquiodesustentabilidad.uson.mx.

Subcategorías