Miércoles, Agosto 16, 2017
   
Texto

AAKI NAWA, MERMELADA ARTESANAL DE PITAYA

 

 

Si en estas vacaciones viaja por las carreteras de Sonora y tiene la oportunidad de transitar por el municipio de Guaymas, procure conseguir un frasco de concentrado de pulpa de pitaya y otros productos elaborados por Aaki Nawa, un grupo de mujeres de la etnia yaqui, que trabaja con orientación del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

Aaki Nawa, “Raíz de pitaya” en lengua yaqui, es el nombre de un grupo de mujeres yaquis, que ha recuperado alimentos tradicionales como los pinoles de maíz y trigo, la harina de péchita y el dulce de pitaya.

 

La pulpa concentrada de la pitaya se elabora utilizando una receta ancestral, a la cual no se le añaden azúcares ni conservadores, y que gracias a la utilización de equipo tecnológico diseñado por un equipo de investigación del CIAD, encabezado por Mayra de la Torre Martínez, tiene características de calidad e inocuidad sobresalientes.

 

Entre las propiedades del concentrado de pulpa de pitaya, destaca el contenido de 2.4%, 0.4%, 3.1%, así como una dulzura natural debido a los azúcares del fruto, además del deleite de consumir un producto con características gourmet, de acuerdo a la investigadora del CIAD.

 

Asimismo, según estudios que el CIAD ha realizado en dicho producto, se ha encontrado que todos sus estándares están dentro de normas sanitarias e, incluso, cumplen los requisitos necesarios para buscar su exportación.

 

Aaki Nawa es un producto completamente orgánico y las características del ecosistema sonorense en el que crecen los frutos con los que está elaborado, le brindan un sabor y propiedades únicas, dijo de la Torre Martínez.

 

La experta enfatizó que la pitaya (Stenocereus thurberi) tiene propiedades antioxidantes, lo cual se atribuye, principalmente, a la presencia de betalaínas que le brindan el color rojo; por ello el fruto representa una alternativa para incrementar y diversificar la ingesta de antioxidantes entre la población de las zonas áridas y semiáridas de México.

 

Mencionó que el producto era capaz de conservarse hasta dos años a temperatura ambiente, lo que hace suponer que la pulpa de pitaya debe contener inhibidores para el crecimiento de microorganismos.

 

Actualmente diez familias de distintos pueblos yaquis, principalmente en la localidad de Vícam, dependen de la labor de esta empresa.

 

El dulce de pitaya está disponible a la venta a un precio de $80.00 pesos en Náinari s/n en Vícam Estación, Guaymas, Sonora (casi frente a la parada de autobuses foráneos). Si desea adquirir este producto puede escribir un correo electrónico a aakinawa@gmail,com, llamar al teléfono celular (644) 233 0075 o a la línea fija del CIAD (662) 289 2400, ext. 543.

¿QUÉ HACER CON LOS NIÑOS EN CASA DURANTE LAS VACACIONES?

 

Para los niños y niñas que asisten a la escuela, las vacaciones de verano significan un período ansiosamente esperado en el que podrán disfrutar de un tiempo de esparcimiento extra al que normalmente no tienen acceso durante el ciclo escolar. Es eso mismo lo que se puede volver una pesadilla para los padres y madres que no saben qué hacer con sus hijos en casa.

 

Como parte de una recopilación de colaboraciones de divulgación científica que académicos y académicas del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) han hecho en el último año, le compartimos algunos consejos que puede poner en práctica en las próximas semanas.

 

Fomentar los talentos

El periodo vacacional puede utilizarse para realizar actividades académicas, culturales y deportivas, que ayuden a los más pequeños a descubrir vocaciones, talentos e intereses. Estas actividades las pueden realizar no solo en este lapso, sino como algo constante a lo largo de su vida. Busque campamentos de verano, talleres o cursos, y decida con sus hijos cuál es el que les resulta más atractivo a ellos.

 

Igual o más importante es aprovechar estos días para compartir sus conocimientos con los pequeños. Con solo tomar un paseo al aire libre puede enseñarles cosas increíbles de nuestro entorno. Además, en internet existe mucho material audiovisual con el que toda la familia puede aprender desde manualidades hasta experimentos científicos caseros.

 

Aliméntese sanamente

“Se vale porque son vacaciones” es el pretexto más socorrido para consumir alimentos con pobre aporte nutricional o alto contenido de azúcar, grasa o sal; sin embargo, es preferible utilizar el tiempo extra con el que se cuenta para preparar alimentos saludables y esforzarse en mostrar a los hijos el significado de tener buenos hábitos alimenticios. Esto es una de los mejores legados que los padres pueden hacer a sus hijos, porque se traduce en salud.

 

Cuide su salud

Las comidas fuera de casa pueden convertirse en pesadillas cuando se contraen enfermedades diarreicas por consumo de alimentos contaminados o malestares ocasionados por una larga exposición al sol. Es importante tomar precauciones que protejan la salud de su familia y evitar contratiempos que se pueden agravar, principalmente si está lejos de casa.

 

Al consumir alimentos en un restaurante o en la vía pública, debemos asegurarnos que se apliquen buenas prácticas higiénicas, tanto en la preparación como en el manejo de alimentos. De lo contrario podemos enfrentarnos a un cuadro severo de salmonelosis, fiebre tifoidea o hepatitis. Cualquiera de estas enfermedades causa como primer síntoma la diarrea, pero en personas susceptibles pueden tener complicaciones graves.

 

Coma en familia

El ritmo de la vida moderna frecuentemente impide a las personas disfrutar momentos elementales para fortalecer los lazos de convivencia y afecto. Comer reunidos en familia es un ritual que promueve el interés mutuo entre los miembros de un hogar. Ponerlo en práctica durante las vacaciones podría hacerle descubrir que se ha estado perdiendo de algo muy valioso.

 

Ejercítese

Por ningún motivo las vacaciones deben representar ocio e inactividad; por el contrario, es un momento propicio para educar a los infantes sobre la importancia del ejercicio regular como uno de los factores relevantes para mantener un buen estado de salud. Salga a caminar, cuidándose del sol, recorra los espacios públicos y conéctese con la naturaleza.

 

Planee sus gastos

Ciertamente las vacaciones son para disfrutarse y nadie nos puede quitar el placer de hacerlo. Sin embargo, es importante prever que los gastos que se realicen se planeen con suficiente anticipación. Lo anterior es para evitar que un consumo desmedido comprometa la estabilidad financiera de un hogar en cuestiones básicas como alimentación, educación, transporte y servicios básicos.

 

Si no se cuenta con los recursos económicos necesarios para realizar un viaje, se pueden idear múltiples actividades que pueden realizarse en familia, al interior del hogar o al aire libre en la ciudad de residencia. En caso de que decida viajar, intente ajustar sus gastos y procure ser "totalero" con las tarjetas, dado que las tasas de interés que se aplican en nuestro país son de las más altas a nivel internacional.

 

 

Con la colaboración de Mayra de la Torre Martínez, Humberto Astiazarán García, Cristóbal Chaidez Quiroz, Juana María Meléndez Torres, José Antonio Ponce Martínez y Luis Huesca Reynoso

 

EDITAN LIBRO DE INVESTIGADOR DEL CIAD EN SISTEMA BRAILLE

 

 

El libro Vidas Vulnerables. Hombres indígenas, diversidad sexual y VIH-Sida, obra de Guillermo Núñez Noriega, académico de la Coordinación de Desarrollo Regional del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), ha sido editado en braille, sistema de escritura para ciegos que consiste en signos dibujados en relieve para poder leer con los dedos.

 

La obra, originalmente publicada por el CIAD y Edamex en el 2009, es el resultado de una investigación socioantropológica, que utiliza un método cualitativo, la historia de vida, para entender la vulnerabilidad frente al VIH de hombres indígenas, pobres, migrantes y con prácticas homoeróticas e identidad transgénero.

 

La iniciativa de trasladarla al braille surgió en el 2013, cuando Juan Carlos Méndez Torres, del Centro de Atención Integral para Ciegos y Débiles Visuales de Tabasco (institución que junto con el DIF de esa entidad sufragó el costo de impresión), contactó a Núñez Noriega para compartirle su interés en este proyecto por considerarlo relevante para la población con discapacidad visual, algunos de los cuales son indígenas o disidentes del sistema sexo-género, y para quienes no existen muchos libros que les permitan entender su condición de vulnerabilidad.

 

El investigador del CIAD explicó que publicar en braille es mucho más caro que hacerlo en libros convencionales, debido a que los materiales son costosos y es necesario utilizar una mayor cantidad de papel; por ejemplo, este libro, que originalmente es un solo volumen, traducido al braille resultó en nueve tomos.

 

Iniciativa que abre brecha

El autor donará un ejemplar a la Biblioteca Central de la Universidad de Sonora (Unison), ya que esta institución es poseedora del fondo más extenso de libros en braille en la entidad.

 

Al respecto, comentó que un profesor de la licenciatura de Trabajo Social de la Unison le comentó que usa su libro, en la versión tradicional, como material de referencia para sus clases, en donde ha tenido un par de alumnos ciegos, por lo que le causó gran agrado la noticia de esta nueva disponibilidad de consulta.

 

“Hay una gran necesidad de que los libros académicos se editen en braille. A veces se nos olvida que existen muchos estudiantes con este tipo de discapacidades en las universidades, quienes ven truncada o afectada su formación porque no existen los libros indicados para hacer las lecturas”, señaló el autor.

 

Núñez Noriega manifestó que publicará su más reciente obra (Abriendo brecha. 25 años de los estudios de género de los hombres y las masculinidades en México 1990-2014), a finales de septiembre de este año, y mostró su apertura para que se den nuevas iniciativas de publicar en braille en las que sus obras puedan ser consideradas. También invitó a otros colegas investigadores a que consideren la oportunidad de editar sus libros de divulgación científica en esta modalidad de lectura.

EL MANGO Y SU POTENCIAL DE VALOR AGREGADO

 

El consumo per cápita de mango en México en el año 2016 fue de 11.6 kilogramos, lo cual evidencia la aceptabilidad de consumo por la sociedad, así como la importancia de su producción para la economía nacional, principalmente en lo que ser refiere a los cultivares Ataulfo, Haden, Kent, Tommy Atkins y Manila, entre otros.

 

De acuerdo a cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (2016), en los últimos diez años México ha logrado sostener una producción de más de un millón de toneladas anuales, lo que ha llevado al país a ocupar la quinta posición a nivel mundial. Esta situación ha generado condiciones de disponibilidad de esta fruta en el mercado mexicano, especialmente entre los meses de abril y agosto.

 

El mango se consume, principalmente, como fruto fresco, por su pulpa, aunque también se obtienen productos de valor agregado como mermeladas, jugos, rebanadas en almíbar, rodajas en enlatados y productos congelados y deshidratados. Además de la pulpa, el aceite de la semilla es utilizado en la industria cosmética.

 

Sin embargo, en los últimos años se han generado líneas de investigación que favorecen la innovación y el desarrollo de tecnología para la obtención de productos de alto valor agregado del mango. Esto debido a la presencia de compuestos bioactivos en diferentes partes del cultivar, como la piel y la semilla del fruto, además de las hojas y la corteza de la planta.

 

Beneficios para la salud

La piel de mango contiene polifenoles, carotenoides, vitaminas, enzimas y fibra dietaria, elementos que han probado beneficios para la salud humana. Asimismo, la semilla es rica en compuestos fenólicos, a los cuales se les atribuyen propiedades antioxidantes, y se ha evaluado como ingrediente de alimento para animales.

 

La corteza del árbol de mango contiene mangiferina, catequina y epicatequina, y de la hoja se puede extraer mangiferina; compuestos cuyas aplicaciones abarcan su uso como suplemento nutricional, cosmético y en fitomedicina.

 

Actualmente se comercializan algunos productos que dan valor agregado al cultivar de mango, como Vimang®, producto natural comercial a base de mango, utilizado para generar condiciones de calidad de vida por personas infectadas con VIH. Asimismo, Salaretin®, producto usado para el tratamiento de diabetes tipo II.

 

En el contexto de las áreas de oportunidad que existen en la investigación y desarrollo de productos a base de mango, actualmente la Coordinación Regional Culiacán del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) realiza el proyecto “Desarrollo tecnológico e innovación de productos a base de mango como alternativa de valor comercial”.

 

A través de la elaboración de productos como mermeladas, piensos, fermentados y extractos con propiedades nutracéuticas, el CIAD Culiacán pretende enriquecer el uso y aplicaciones de mango en México para generar productos de alto valor agregado.

 

Colaboración del Dr. Eber Addí Quintana Obregón, catedrático Conacyt adscrito al CIAD Culiacán.

 

IMPARTEN TALLER SOBRE ENVASES ACTIVOS E INTELIGENTES

 

Como parte de uno de los objetivos institucionales de conectar el quehacer científico y tecnológico con las demandas y oportunidades de los sectores público y privado, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ofreció el taller “Envases Activos e Inteligentes”.

 

En representación del CIAD, la Dra. Herlinda Soto Valdez impartió esta capacitación para pequeñas y medianas empresas de alimentos de los municipios sonorenses de San Luis Río Colorado, Caborca, Nogales, Cananea, Agua Prieta y Hermosillo. Los talleres se realizaron en las instalaciones de la presidencia municipal de Caborca y del DIF de Nogales los días 27 y 28 de junio, respectivamente.

 

La capacitación fue gestionada por la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia (FUMEC) y el Gobierno del Estado de Sonora, y comprendió temas como materiales utilizados en envases para alimentos, envases inteligentes, envases activos absorbedores de oxígeno y envases antioxidantes.

 

Durante la instrucción se presentaron materiales disponibles en el mercado que pueden representar una mejor opción de envasado. Los asistentes aprendieron cómo identificar los diferentes materiales plásticos y cómo combinarlos para solucionar algunos problemas que afectan la calidad de los alimentos que producen.

 

Además, se presentaron casos de envases inteligentes, así como la explicación de su funcionamiento, que pueden dar un valor agregado al producto. Entre los envases activos, se presentaron envases antioxidantes y aquellos que contienen absorbedores de oxígeno, elemento que acelera el deterioro de los alimentos, por lo que se han desarrollado tecnologías para eliminarlo.

 

Soto Valdez destacó la importancia de que la iniciativa privada sonorense se involucre en temas de ciencia y tecnología, no solo en el desarrollo del producto sino en su presentación.

 

“Normalmente el envase separa al alimento del medio ambiente, utilizándose solamente como un contenedor. Existen aditamentos y aditivos que pueden incorporarse al sistema de envasado con el fin de extender la vida de anaquel, uno de los problemas más comunes en alimentos producidos por pequeñas empresas”, comentó la investigadora.

 

Asimismo, señaló que en el mercado estatal existen condiciones para que se exploren nichos de oportunidad en el desarrollo de nuevos e innovadores productos en los que se pueden implementar tecnologías que han tenido éxito en otros sectores, incluyendo el desarrollo de envases.

 

La investigadora del CIAD ha ganado dos veces el Premio Nacional de Tecnología de Alimentos; el primero, en el año 2000, lo obtuvo gracias al desarrollo de una película plástica con capacidad para eliminar etileno para utilizarse en frutos sensibles a este gas, y el segundo, en 2010, lo logró con un proyecto sobre el desarrollo de un envase activo antioxidante a base del biomaterial ácido poliláctico y el antioxidante tocoferol.

 

Además de ser Coordinadora de Programas Académicos del CIAD, la labor de la doctora en el Centro comprende el desarrollo tecnológico de envases con funciones antioxidantes, antimicrobianas, absorbedores de oxígeno, bióxido de carbono, etileno, etcétera, así como el estudio de las interacciones existentes entre envases y alimentos para auxiliar en la extensión de la vida de anaquel de los alimentos envasados.

Subcategorías