{short description of image}

Crecimiento poblacional: México ha incrementado su población de 81,249,000 habitantes en 1990 a 97,361,711 habitantes en 2000, con una tasa de crecimiento del 1.60% (INEGI, 2000). El crecimiento poblacional ha producido una rápida expansión urbana, requiriendo un mayor uso de agua extraída de las cuencas de los ríos como fuentes de agua dulce para las ciudades. Los grandes ríos de México están siendo o ya son afectados en el futuro cercano debido a que las aguas freáticas están siendo acabadas o han tenido que ser mejor administradas para no extenuarlas. Junto con el rápido crecimiento de la población urbana vienen las grandes cantidades de aguas de desecho de ciudades y pueblos, cargadas de materia orgánica, contaminantes y basura.
Incremento en el uso del agua para irrigación de los campos de cultivo. Cualquier río de tamaño medio está siendo utilizado para la irrigación de los cultivos. Esta agua se regresa al medio ambiente cargada con desechos agrícolas (insecticidas y fertilizantes).
Destrucción a gran escala como resultado de los métodos tradicionales de cultivo de tumba roza y quema de las selvas , bosques y vegetación riparia. También afecta la apertura de nuevas tierras para la ganadería. La irrigación de los campos que se encuentran en zonas con mucha pendiente, crea un gran problema de erosión y azolve en las cuencas de los ríos, lo cual destruye las áreas idóneas para nutrias de río.
La utilización de tierras para la extracción de petróleo, el rellenado de humedales con el mismo propósito y la destrucción de manglares y marismas para la acuacultura de camarón tambié está destruyendo los hábitats de las nutrias.
La contaminación de los ríos con desechos industrials, agrícolas y municipals, amenazan la cadena alimenticia de la cual las nutrias dependen. El desarrollo industrial en México es vital para el gobierno ya que se crean trabajos para la creciente población; también es una amenaza para los hábitats de las nutrias de río, debido a que las grandes cantidades de agua necesarias para la industria de la transformación (i.e. limpieza de equipos electrónicos para la computación). El desarrollo industrial tiene un gran impacto en zonas urbanas pequeñas, convirtiendo los ríos en drenajes cargados de contaminación.
La tenencia de la tierra es un problema que crea dificultades civiles y ecológicas, cuando la gente invade zonas aún en buen estado de conservación para abrirlas para la agricultura mediante la tumba, roza y quema, y no vienen del mismo estado o región, ellos están prácticamente devastando todo para obtener el mayor beneficio en el menor tiempo para incrementar el rendimiento. Una vez que la tierra está estéril, es abandonada dejando detrás tierras erosionadas e improductivas.
Los métodos de pesca tales como el uso de venenos extraídos de plantas tóxicas, pequeñas cantidades de TNT (que están prohibidas), cal viva y electrocución (con dínamos) están causando el desequilibrio de ecosistemas completos.
La creación de nuevos campos pesqueros y su incremento de poder de pesca a lo largo de la Península de Baja California va a hacer muy difícil que las nutrias marinas se puedan reestablecer en México. El gran uso de redes de trasmallo y agalleras a lo largo de la costa del Pacífico de Baja California han producido el enmalle de las nutrias marinas (Gallo-Reynoso y Rathbun, 1997). Existe la necesidad urgente de establecer regulaciones sobre el uso de estas redes alrededor de áreas específicas en donde las nutrias marinas han sido observadas de una menera regular. Solamente hay una Reserva de la Biosfera con suficiente área costera que pudiera proteger una población pequeña pero viable de nutrias marinas (por ejemplo La Reserva de la Biosfera El Vizcaíno). Aún así las reglas deben de ser bien aplicadas.
Existe también la necesidad urgente de establecer campañas para establecer "una nueva cultura del agua", en la cual los usos del agua produzcan un mínimo efecto en el medio ambiente ripario.
Existe muy poco conocimiento sobre la influencia que tienen los contaminantes. A la fecha no hay estudios sobre las excretas o inclusive sobre los cursos de agua que puedan indicar la cantidad de carga de contaminantes en áreas en donde las poblaciones de nutrias son estables y en aquellas en que la población está disminuyendo.
Las nutrias aún son cazadas por su piel para ayudar en la economía familiar en las áreas más pobres. Las nutrias También son obtenidas cuando son cachorritos para ser utilizados como mascotas en algunas zonas costeras de México. No existe la captura a gran escala y tampoco hay mercado negro para comercializar sus pieles. Aún así se han encontrado pieles de nutria en la industria de las artesanías y en las tiendas para turistas (billeteras, chamarras y bolsos manufacturados con piel de nutria).
Hoja de identificación
El logo Origen del logo